(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Aurora de Chile, periodico ministerial, y politico. Tomo primero ... Año de 1812. [T. 1, no. 1 (13 Feb. 1812)- t. 2, no. 12 (1 abr. 1813)]"





l\o\)\\ (Carta: ftefott 
Cihrarn 

tóvurait Ituüirrsitp 







■m— ■■■gy 



Aurora 



DE 



CUTÍ T? 
xn x jlj X-j 



PERIODIO 

JWIJVISTmUIvllL, Y POLÍTICO 



Tomo Primero....Año de Í8l 







SANTIAGO DE CHILE: 



En la Imprenta de este Superior Gobierno. 



5*- 






\ 



}-0: 



AURORA DE CHILE, 

PERIÓDICO, 

MINISTERIAL, Y POLÍTICO 



S5 



m 



VIVA LA UNION, LA VATRU, Y EL REY. 



PROSPECTO. 



ESTA ya en nuestro poder, el grande, el presioso 
instrumento de la ilustración universal, la Imprenta. 
Los sanos principios el conosimiento de nuestros eter- 
nos derechos, las verdades solidas, y útiles van a difun- 
dirse entre todas las clases del Estado. Todos sus 
Pueblos van á consolarse con la freqüente noticia de 
las pJ íncias paternales, y de las mira, liberales, y 
patrióticas de un Govierno benéfico, próvido, infatiga- 
ble, y regenerador. La pureza, y justicia de sus inten- 
ciones, la imbariable firmeza de su generosa resolu- 
ción llegará, sin desfigurarse por la calumnia hasta las 
estremidades de la tierra. Empezará a desaparecer, 
nuestra nulidad política ; se irá sintiendo nuestra 
existencia civil : se admirarán los esfuersos de una ad- 
ministración, sagaz, y activa, y las marabillas de nuestra 
regeneración. La voz de la razón, y de la verdad se 
oyrán entre nosotros después del triste, ¿ insufrible 
silencio de tres siglos. ¡ Ah ! en aquellos siglos de 
opresión de barbarie, y tropelías Sócrates, Tlaton, 
Tulio, Séneca, hubieran sido arrastrados á las prisiones, 
y los Escritores mas celebres de Inglaterra, de Francia, 
de Alemania hubieran perecido sin misericordia entre 
nosotros ; i Siglos de infamia, y de llanto ! La saviduna 
os recordara con horror, y la humanidad llorará sobre 
vuestra memoria. 



Mas ya por un beneficio déla providencia digno de 

nuestra eterna gratitud, despertamos de aquél letargo 

profundo, y hemos tomado un movimiento grande, é 

inesperado acia la felicidad ; ¿Quien esperaba en efecto, 

i que la opinión, y el sentimiento llegasen c\ estado en 

^que actualmente se hallan entre nosotros? Sin embargo 

interesa consolidar la opinión, dicipar infundados re- 

zelos, y perseguir, combatir los errores hasta en sus 

últimos atrincheramientos. 



Venid pues, 6 sabios deChile, venid, ayudad,so$tene<l 
con vuestras luces, meditaciones, libros, y papeles, 
nuestros débiles esfuersos, y trabajos. La Patria os 
invoca. Toda la America espera algo bueno de nosotros. 
Procuremos honrrar la Patria, que nos ha sostenido. 
Dejemos á la posteridad algún vestigio de nuestra 
existencia. Todo se reúne para excitar vuestro zelo 
patriótico. La sublime idea de la libertad civil, lo* 
esfuerzos de tina administración bien hechora, la 
saviduria de sus miras, la presencia de la Imprenta de 
esta fiel conservadora del pensamiento, quantas circuns- 
tancias nos rodean deben excitarnos al trabajo, 
encender la imaginación, y dar unnuebo tono á núes- 
tra literatura. 



Desapareció en fin este triste período ; pero aun 
sentimos sus funestas influencias. La ignorancia 
«ntraba en el plan de la opresión. La educación fue 
avandonada : la estupidez, la insensibilidad ocuparon 
en los ánimos el lugar, que se debía al sentimiento de ; 
•su dignidad, al conocimiento de sus derechos : se cor-' 
rompieron las constumbres, se adquirieron los vicios, 
y las inclinaciones de los esclavos; y acostumbrados 
4os Pueblos a obedecer maquinalmente, creyeron que 
les era natural su suerte infeliz. Parecía, que se 
hubiese borrado de su frente el carácter de rnagestad, 
y soberanía, que imprimió el Autor de la naturaleza 
^§obre todosjos hombres, 



Se ha notado en efecto, que los grandes acontecimien- 
tos políticos, las revoluciones, la variación de las leyes, 
la gloria de los Estados han comunicado vigor, y eleva- 
ción á los espíritus. 



Quando pues, sin embargo délos pasos inciertos, y 
vacilantes de un systema naciente, se ofrecen á los 
ánimos atónitos tantas, y tan grandes cosas, que no 
nos atrevíamos ni aun á esperar : ¿ Que fantasía no se 
inflama, que corazón no se abre á esperanzas mayores, 
v mas halagüeñas ? 

La fluctuación, y tal vez variedad de opiniones, que 
tenian por principio un sentimiento acendrado de 
lealtad, que se alarmaba con vanos recelos, y no una 
divergencia de intereses, ni antiquados odios, cede ala 



, 



AURORA DE CHILE, 



,. 



concideracion reflecciva de cjue un Pueblo en las actua- 
les circunstancias no compromete su vasallage por 
buscar su conservación, y su seguridad en si mismo ■ 
de que no es inherente á la idea de la Monarquía la 
de la arbitrariedad, y despotismo ; De que los miembros 
de una Monarquía modera.da,^ qual debia ser la Es- 
pañola en fuerza délas antiquísimas, y venerables leyes 
de la Nación, son libres ; y de que en fin no es com- 
patible con la dignidad délos vasallos de un gran Rey 
la degradante servidumbre. 

El monopolio destructor ha cesado ; nuestros puertos 
se abren á todas las naciones. Los libros, las maqui- 
nas, los instrumentos de ciencias, y artes se internan 
sin la antiguas trabas. 

La humanidad no derramará ya lagrimas sin con- 
suelo sobre la suerte de los infelices esclabos, antes com- ! 
prados, y vendidos como bestias, condenados sin crimen 
desde su nacimiento á la mas amarga délas penas, á la 
perpetua servidumbre. Ya son libres quantos nascan 
baxo los auspicios del Govierno regenerador. Y en 
breve por la execucion de los planes en que se medita, 
todo hombre, que alcance á respirar el ayre de la Patria, 
será libre, 

Sensible el Govierno á la miseria de los pobres, de- 
seando prestar algún consuelo á las familias desampara- 
das, teniendo en consideración quanto contribuya á 
promover la pureza de las constumbres, la población, 
y el decoro de la Iglecia, en cuia reputación influyen 
tanto el desinterés, y la misericordia, liberta para 
siempre de todo derecho ecleciastico los óleos, los 
matrimonios, los entierros sin pompa ; sin olvidar la 
manutención regular, y desente de los Párrocos, que va 
á establecerse. 

Los fuertes habitantes de los quartro Utralmapus, los 
Indios nos prometen una cooperación activa para re 
peler los insultos extrangeros, y sostener los derechos 
del desgraciado Fernando. Tal vez no dista el bien 
hadado momento de su convercion, civilización, y cul- 
tura. Talvez serán una de las glorias del Directorio los 
progresos literarios, que hagan en el instituto los feli- 
ces ingenios de estos nuestros compatriotas, y herma- 
nos, en quienes se conservan puros los rasgos de nuestro 
carácter nacional, y primitivo. 

La patria vá á elevarse á un grado inesperado de 

fuerza, de consideración, y de esplendor por la activi- 

'ád, y solicitudes infatigables del Directorio, que no se 

oartaun punto de las miras, y planes adoptados pov el 

sistema justo de la libertad de la America. 



Simplificada la administración recibe un movimiento 
mas enérgico, y vivo. Dies mil Lanzas Francesas, 
treinta y quartro Cañones violentos, seis obuces, veinte 
mil fuciles, estos, y otros aumentos pondrán a. nuestra 
fuerza armada en un pie respetable. 

La Gran Guardia Nacional de Caballería, que con in- 
creíble actibidad se ha erigido, sostendrá el respetó de- 
bido á la primera Magistratura, dará diciplina álos 
demás cuerpos de Milicias, que con gran numero de 
cavallos contiene el Reyno, conforme á la táctica mo- 
derna de los mejores Exercitos de Europa, y ofrecerá 
un destino honrroso á nuestros jóvenes, naturalmente 
bien dispuestos. 

Aumentada la Falange de Granaderos, la Guarnición 
délos puertos de mar, y el cuerpo de AsambleMgjue ha 
de difundirse por las provincias, para diciplini ais nu- 
merosas Milicias, nos harán ver sin rezcio lo futuro. 

El plan de organisacion del Instituto está aprobado, 
y su execucion se confia á la-Municipalidad : De modo 
que no pasará mucho tiempo sin que veamos abrirse 
esta escuela tan deseada, c;io gran fin es dar á la pa- 
tria Magistrados, y Oficiales ilustres, hacerla floreciente, 
y fLxar la opinión publica sobre solidos fundamentos. 

¿Quien puede predecir quanto ha de emprender un 
Govierno infatigable para el bien de la Patria,? Su savi- 
duria, sus miras Filantrópicas van á llenar el vacio im- 
menso, que dejaron la ignorancia, y la dureza de tres 
siglos, tan crueles, é indolentes como tenebrosos. . 

Cred, Comparriotas, que no distan los dias en que se 
abran ¡as fuentes de la abundancia, de la riqueza, y pros- 
peridad publica. Se establecerán, Fabricas, sehará con 
arte el trabajo de las Minas, florecerá la agricultura:— 
¿Vil desperan dum. 

Finó aquella época desgraciada en que no podían 
prosperar las Americas sin detrimento de la Metrop ü. 
Estaba serrado el seno déla Patria para los estrangeros 
útiles, que nos hubieran traído la industria, y las artes. 
Se ha destrozado este muro de separación. Ideas libe- 
rales, un Govierno equitatibo, sabio, y humano, nuestro 
carácter hospital, blando, y justo atraherán nuevos 
brazos á nuestros campos fértiles, y sugeiarán á la indus- 
tria las producciones de los tres Reynos de la naturale- 
za, -aun intactas, aun que tan bellas, y copiosas. Se ha 
oydo con la mayor complacencia el Rescripto del Govi- 
erno en que confiere el derecho dé" ciudadanos de Chile 
á dos extrangeros beneméritos. 



(¡tai. 



PERIÓDICO, MINISTERIAL, Y POLÍTICO. 



Admirándose ya nueva energía en el Directorio, es 
de esperar que se comunique á todos los espíritus, 
y se disipe aquella insensibilidad, y estupor, que no es 
de nuestro carácter, sino que es consecuencia necesaria 
de un systema Colonial y opresor. Siempre han sido 
indolentes los esclavos. ¿ Que havia de prosperar, que 
havia de emprenderse baxo un Govierno, que se oponía 
á todo pensamiento útil ; que perseguia los talentos, y 
las luces; arruinaba los establecimientos provechosos, 
exigidos en un momento de distracción de la tirania ? 
Los Diputados del Perú, de Sante-Fé, y la Puebla han 
hecho resonar en las cortes estas fuertes verdades. 

En medio de tantos bienes, en medio de este aparato 

consolador de grandes cosas, altos designios, y dulses 

esperanzas se hechaba menos un Periódico, que las 

ranciase, y difundiese, que generalisase las ideas 

k es; consolidase la opinión, y comunicase á todas 

ovincias las noticias del día, nunca mas intere 

síotes, que c Bln que el antiguo mundo 

muda de^i Rica recobra su dignidad, se 

ilustra, se eng^ pnera. 



Estas consideraciones prometen el agrado del 
Publico á este Periódico, cuio titulo anuncia frutos mas 
sazonados, y dias mas brillantes, prósperos, y serenos. 

La Subscripción corre acargo de la Renta deCorreos. 

Importará doce pesos, adelantando el semestre. 

Sa venderá en la misma Renta, y en el Almasen de 
Don Roque Allende. 

Se publicará semanalmente los Jueves. 

Los extraordinarios se publicarán según las occur- 
rencias, y orden del Directorio, 

El Editor publicará los papeles, memorias, &c. que 
se le confiaren, y advertencias, que sele hicieren, baxo 
el nombre de sus Autores. 

CAMILO HENRIQUEZ. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN I-A IMFRENTA »E ESTE SUPERIOR GOVIERNO. 



2. 



ü/ a^-zs. *¿' 







Á 



.,,-.-« 



NIST 



A DE CHILE 

PERIÓDICO 

IAL, Y POLÍTICO 






No. 1. 



Jueves* 13 de Febrero, de 1812. 



Temo 1. 



*ateTTi-g--1?m-r.--r.F^!»i i iii<^-..i ¡Mm5m 



NOCIONES FUNDAMENTALES SOBRE LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS. 
TODOS los hombres nacen con un principio de se- lencias de los pueblos vecinos, por las quales obran unos 



ciabiüdad, que tarde b temprano se desembuelve. La 
debilidad, y larga duración de su infancia, la perfecti- 
bilidad de su espíritu, el amor maternal, el agradeci- 
miento y la ternura, que de él nacen, la facultad de la 
palabra, los acontecimientos naturales, que pueden 
acercar, y reunir de mil modos á los hombres errantes 
y libres : todo prueba que el hombre está destinado por 
la naturaleza á la sociedad. 

El fuera infeliz en este-nuebo estado, si viviese sin 
reglas, sin sujeción, y sin leygf, que conservasen el 
orden. ¿ Pero quien podia dar, y establecer estas leyes, 
quando todos eran iguales ? Sin duda el cuerpo de los 
asociados, que formaban un pacto entre si de sujetarse 
á ciertas reglas establecidas por ellos mismos para con- 
servar la tranquilidad interior, y ¡a permanencia del 
nuebo cuerpo, que formaban. Asi pues el instinto, y 
la necesidad, que los conducía al estado social, debia 
dirigir necesariamente todas las leyes morales, y políti- 
cas al resultado del orden, de la seguridad, y de una 
existencia mas larga y mas feliz para cada uno de los 
individuos, y para todo el ' cuerpo social. Iodos los 
hombres, decia Aristóteles, inclinados por su naturaleza 
á desear su comodidad, solicitaron, en conseqiiencia de 
esta inclinación, una situación nueba, un nuebo estado 
de cosas, que pudiese procurarles los mayores bienes 
posibles : tal fué el origen de la sociedad. 

El orden y libertad no pueden conservarse sin un 
govierno : y por esto la misma esperanza de vivir tran- 
quilos, y dichosos, protegidos de la violencia en lo inte- 
rior, y de los insultos hostiles, compelió a los hombres 
ya reunidos á depender, por un consentimiento libre, de 
una autoridad pública. En virtud de este consentimi- 
ento se erigió la Protestad Suprema, y su exercicio se 
confió á uno, ó á muchos individuos del mismo cuerpo 
social. 

En este gran cuerpo hai siempre una fuerza central, 
constituida por la voluntad de la nación para conservar 
la seguridad, la felicidad, y la conservación de todos, y 
prevenir los grandes inconvenientes que nacerían de 
las pasiones : y| se observa también una fuerza centri- 
fuga, que proviene de los esfuersos, injusticias, y vio- 



sobre otros para extenderse, y agrandarse á costa del 
mas débil ; á menos que cada uno se haga respetar por 
la fuerza. Por este principio la historia nos presenta i 
cada paso la esclabitud, los estragos, la atrocidad, la 
miseria, y el exterminio de la espesie humana. De 
aqui es que no se encuentra algún pueblo, que no haya 
sufrido la tiranía, la violencia de otro mas fuerte. 

Este estado de los pueblos es el origen de la monar- 
quía, por que en la guerra necesitaron de un caudillo, 
que los conduxese á la victoria. En los antiguos 
tiempos, dice Aristóteles, el valor, la pericia, y la 
felicidad en los combates elevaron á los capitanes, por 
el reconosimiento, y utilidad pública, á la potestad 
real. 

No tuvo otro origen la monarquia española. Los 
Reyes Godos ¿que fueron en su principio sino Capitanes 
de un pueblo conquistador? ¿Y de qué le huviera servido 
al Infante Don Pelayo decender de los Reyes Godos, si 
los españoles no huviesen conocido en él los talentos, y 
virtudes necesarias para restaurar la nación, y recon- 
quitar su libertad ? 

Establescamos pues como un principio, que la autori- 
dad suprema trabe su origen del libre consentimiento 
de los pueblos, que podemos llamar pacto, ó alianza 
social. 

En todo pacto intervienen condiciones, y las del 
pacto social no se distinguen de los fines de la asocia- 
ción. 

Los contratantes son el pueblo, y la autoridad execu- 
tiva. En la monarquia son el pueblo, y el rey. - 

El rey se obliga á garantir y conservar la seguridad» 
la propiedad, la libertad, y el orden. En esta garantía 
se comprehenden todos los deberes del monarca. 

El pueblo se obliga á la obediencia, y á proporcionar 
al rey todos los medios necesarios para defenderlo, y 
conservar el orden interior. Este es el principio de los 
deberes del pueblo. 

El pacto social exige por su naturaleza que se 
determine el modo con que hade exercerse la au- 
toridad pública: en que casos, y en que tiempos se hade 
oir al pueblo; quando se le hade dar cuenta de las 



2 



♦ 



AURORA DE CHILE, 



operaciones del Govierno ; que medidas han de tomarse 
para evitar la arbitrariedad ; en fin hasta donde se 
extienden las facultades del Principe. 

Se necesita pues un reglamento fundamental ; y este 
reglamento es la constitución del estado. Este regla- 
mento no es mas en el fondo que el modo, y orden con 
que el cuerpo político hade lograr los fines de su aso- 
ciación. 

La constitución del estado no siempre se forma al 
tiempo de erigirse la autoridad publica ; mas como la 
forma el estado, y este no muere, puede en todos 
tiempos formarla, y reformarla según las circunstan- 
cias. 



ó la fuerza, 6 la voluntad de la nación. Pero la fuerza 
no da derecho alguno, por no ser mas que la superiori- 
dad física del mas fuerte ; resta pues que deba su autori- 
dad á la voluntad de la nación. 

El principe es él defensor de la libertad, é indepen- 
dencia del pueblo : siempre pues que no esté en estado 
de exercer sus funciones según las leyes, se arma la 
nación, y se prepara á sostenerse por si misma. 

Diximos que era uno de los derechos del pueblo re- 
formar la constitución del estado. En efecto la cons- 
titución debe acomodarse á las actuales circunstan- 
cias, y necesidades del pueblo; vanándose pues las 
circunstancias, debe variarse la constitución. No hay 



El principe, en virtud de lo demostrado, es el deposi- ley, no hay constumbre, que deba durar, si de ella 



tario de la autoridad executiva ; es el primer magis- 
trado, y el protector de la ley, y del pueblo. 

El reino no es pues un patrimonio del principe ; el 
principe no es un proprietario del reino, que puede á su 
arbitrio vender, legar, y dividir. 

Con todo viles cortesanos persuadieron fácilmente á 
monarcas orgullosos que las naciones se habían hecho 
para ellos, y no ellos para las naciones : desde entonces 
las consideraron como á unos rebaños de bestias: desde 
entonces la autoridad no tubo limites. ¡ Quan infeliz 
fué desde entonces la suerte de la humanidad !.... * 

Vanos sofismas se opusieron á los oráculos de la 
razón á las lecciones de la historia, al elamór de la 
naturaleza. 

La filosofía se vio precisada en una gran parte del 
mundo por el espacio de cerca de dies y ocho siglos, á 
guardar silencio. Triunfó en fin. La verdad eleva sin 
temor su frente luminosa en el siglo presente. 

Sean quales fueren las sutilezas con que se envu- 
elva el error, la doctrina establecida se demuestra 
matemáticamente. Por que si á la nación, o al agre- 
gado de hombres libres por naturaleza, llamamos N y 
suponemos que conste de un numero indeterminado 
de partes, una de las quales sea R, que exprese al 
principe, es claro que nunca puede ser R mayor que 
N, por que el todo es mayor que sus partes. 

Supongamos que R sea mayor que N, y diciendo que 
R, representa al principe, y N, á la nación, preguntemos 
j quien constituyó al principe mayor que la nación ? No 
debió esta ventaja á la naturaleza, no al cielo, que hizo 
iguales á todos los hombres ; luego lo constituyó mayor 



* Los niales en ninguua pártese hisieron sentir mas vivamente 
que en America. Por desgracia la conquista sucedió en tiem- 
pos infelices en que los monarcas de España solo oian adulacio- 
nes ; solo ponderaciones de la grandeza de sus dominios, y no 
se trataba de examinar los verdaderos derechos del ciudadano. 
Nada se les decia á los reyes de lo que se llama ideas liberales. 
Todo era despotismo, y no libertándose los infelices americanos 
se extendía á nu.es ras mismas provincias. El S. Berrull : s. 
del dia U de En. de 1811. Diar de cor. 



puede originarse detrimento, incomodidad, inquietud 
al cuerpo político. La salud del pueblo es la ley su- 
prema. Con el lapso del tiempo vienen los estados á 
hallarse en circunstancias muí diversas de aquellas en 
que se formaron las leyes. Las colonias se multiplican, 
se engrandecen, su felicidad no es desde entonces com- 
patible con el sistema primitivo ; es necesario variarlo. 

La felicidad de las colonias es lo que determina en 
este caso la permanencia de la constitución. El prin- 
cipe, y el sistema se hicieron para la felicidad de toda la 
nación. Siempre debe repetirse : Salus populi suprema 
lex esto. 

Las partes integrantes de la nación como gozan de 
unos mismos derechos, son iguales entre si : ninguna 
puede pretender superioridad sobre otra. 

La verdad de estos principios es tan evidente que es 
suseptible de una expresión y demostración algébrica. 
En efecto llamemos á la monarquia M, si suponemos 
que conste de dos partes integrantes, la una E, y la otra 
A, seráM=E + A. 

Siendo la relación que hay entre E, y A, de agrega- 
ción únicamente, es claro que no puede pretender la 
una sobre la otra mayoría, ni superioridad. 

Si suponemos que E, conste de las partes componen- 
tes c,g,m, es claro que si se destruye c, y g, no puede la 
pequeña parte m pretender alguna superioridad sobro 
A. Por que si el todo E es igual á A : nunca puede 
su parte vi ser mayor que el todo A. 

Del mismo modo, si suponemos en A qualquier nu- 
mero de partes, sera A igual á todas juntas, y ninguna 
de ellas tomada separadamente puede pretender relación 
de superioridad sobre A. 

Pueblos, tales son los principios de que emanan 
vuestros eternos derechos. Ellos ennoblecen vuestro ser: 
los debisteis al soverano Autor de la naturaleza ; apre- 
ciadlos ; no permitáis que os los arrebaten, y obcures- 
canla injusticia, y malignidad de los hombres. La 
suprema mano que os los concedió, os dio corazón, J 



PERIÓDICO MINISTERIAL, Y POLÍTICO. 



3 



tos heroicos, de altos intentos, y ¿e virtud* su ton* ^ J. gug Generales favoritos , unos hcc hos 

es para que conserbeis vuestra dignidad : nada ?Ú¡ JL ot ros Duques, otros Condes, otros Barones, 



se necesitaba para ser esclavos. 

Se han expuesto con toda la rapidez posible, para que 
se fixen en vuestras memorias con mas facilidad 

No lo dudéis: la ignorancia de estos derechos con 
serva las cadenas de la servidumbre. Los países han 
cernido baxo el peso del despotismo, mientras han es- 
fado baxo el imperio de la ignorancia, y la tartana. 
c i • .i_„ ^ ir. l-.QTio-fif.Anp.ia Ü 



Principes, otros Duques, otros Condes, otros Barones, 
y otros Caballeros : esta nueva creación no pudo menos 
que admirar á la multitud, poco acostumbrada á tale» 
vistas, por el explendór de sus vestidos de ceremonia 
unos de purpura, otros de azul otros de seda blanca 
ricamente adornados : capas 6 mantos bordados col- 
eaban de sus espaldas graciosamente : en sus cabezas 

i __ J _ ,,„,-. "Uii ,-.lf r\a oriTtt 



iobaxoelimperiodolaisnomnca.yUbarbane. | ^^ ^ ^^ de oro bueltos acia 

¿Qu e alabanzas pode.sdar a la ben^ - * ^ ^ o(fflun Mm> fl 



;U)ue aiauiiij^j.=> ^y~~ 

GovTerno que se afana por vuestra dustraeion ; que 
ZZ en* ^ os hable de lo que uunea havuus «do, 
funTuet ingesa tanto, por mejor decir e mismo que 
pone ante vuestros ojos la luz, y la verdad ? El con c 

! 1 fortuna de los estados es ¡nsepareble de la de los 

Sosn-v-^- iio5pueb,osfei ' ceses 

r¡S£ que trabajar mucho para ser felice, 
^ íel derecho publico, y de la PohUca^ 
s er el de todos los buenos ingenios El patnohsmo 
debe hacer de el una especie de necesidad : el hade ser 
debe hacer u ^ in3 t,tuc.ones 

J nrínemal blanco a que ucueii^i 

SCT mui raros en un pue o que , ^ ; 

hablaba el .lustre *g»**^ Qh , s¡ , a Aurora 

de Chüe pudiese de maB 

finn de mis Compatriotas ! , sitúese ia 
cion ae mi» c escritores mas favorecí 
copiosas luces, precediendo a esciuoi 
1! de la naturaleza! Ya entonces no vivira m. 
Íombr . Siududacaeraenolhidounaobradehil, que 
Totot ndrá el mérito de haber precedido a otras me - 
pero no olbidará la patria que trabajé par «1U 
res ' ^ . , ,,o tnl vez Drenare de 



arriba por delante con un botón, y pluma. 

Estando puesto todo en orden siguióla ceremonia de 
la consagración del Estandarte nacional, que fué execu- 
tada con gran pompa por el Arzobispo, que dicen, es 
un Alemán, y hombre de alguna erudición: pero el 
gran asunto fué la coronación de S. S. M. M. que se 
verificó el Domingo, 2. de Junio en una gran plaza 
llamada el Campo de Marte, adonde se erigieron 
dozeles, y tiendas para el caso. Como á las siete de la 
mañana partieron S. S. M. M. para el Campo de Marte 
en su carroza de estado tirada por ocho caballos blancos, 
acompañados por Madama Dessalines en su carroza, y 
la demás nobleza en los carruages que pudieron pre- 
papar, aderesados con brillantes. Llegados S. S. M. M. 
se apearon, y subieron a un trono ricamente adornado : 
aqui el rey haviendose puesto en la cabeza una corona 
de oro, con muchas piedras preciosas, se la quitó, y la 
entregó con otra para la reyna en manos del Arzobispo, 
quien coronó a S. S. M. M. Haytianas con toda la 
pompa, y ceremonias usadas en tan grandes ocasiones. 
Li agraciado por la diadema á la que ellos añadían 
gracia, este augusto par se retiró á la tienda real coa 
el Arzobispo, y algunos de los grandes Oficiales del 
Estado, y aqui recibieron los santos sacramentos. Con- 



rn _ B ibidará la patria que trabaje por tau* Estado>y aqm recibieron ios ^t« ^,^~;~ . 

* fc Kffw y « talV " ^^ ^ cluidoesto,seretir a ronáPalacio,adondetubieron besa 

quanto estubo a mis | ^ redb¡eron los eomplimientos de la nobleza, y 

también de los Capitanes Douglas, y O'Grady de la s 



lexos las mejoras de su suerte 

NOTICIAS 

,c ^T PEKIODTCO INGLés, THE TIMES, PUB- 

^^. á 3 D k se^xembee, 

DE 1811. 

CORONACIÓN 

Del Rey negro de Hayli {alias), Lia de Santo Do. 

mingo. 

AIA llegada del Capitán Douglas á Cabo Henrri- 
que halló que se hacían grandes preparativos para la 



naves Británicas que estaban en el puerto. 

Después del besamanos, y como á las 2 de la tarde, 
S S M M y la nobleza fueron á una plaza donde, 
baxo la sombra de ramadas bien dispuestas estaba pre- 
parada una comida que consistía en 600 cuvierto, á la 
qual fueron comvidados todos los mercader** Ingleses. 
y Americanos, y adonde los Capitana Douglas, y 
O'Grady tubieron los primeros lapa» de honor. En 

i„ «1 ™ la costumbre de est?; r subyugada por el despotis- 
m ° S Pe o la AmeSca particularmente ha sido el objeto d« 
™¿ tSñiadeque quizad hay ««opio .No £££££ 
obrada i sufrir este yugo nc ¡se , ha recej udo ^f^Sel 
la ha tenido sin moviminto. El Sr. Lisperguer 
19 de Enero en las Cortes.,, 







ü 



AURORA DE CHILE, 



este convite levantándose el Rey de su asiento hecho 
el siguiente brindis : „ Mi hermano, el Rey de la Gran 
Bretaña, (a cuya salud se havia bebido con tres veces 
tres) á lo qual anadió,, prospere y sea feliz contra 
Bonaparte, y continué siendo la barrera entre aquel 
tirano, y este reyno. „ El segundo brindis fue dado 
por el Arzobispo, diciendo,, El Rey de Hayti,, a cuia 
salud también se había bebido con tres veces tres Des- 
pués de esto regresaron S. S. M. M. en el mismo 'orden 
i Palacio, delante de quienes evoluciono por largo 
tiempo un gran cuerpo de Tropa en numero de diez 
tínl con sus respectivas vandas de músicos : siguió des- 
pués un incesante fuego de artillería, y los repiques de 
campanas, y aclamaciones del pueblo. Siguióse e] 
paseo á caballo por toda la ciudad, en que se tiró 
moneda con gran profusión. Concluyó este gran dia 
con una iluminación, y una bella Opera en el Teatro. 
El Lunes, 3 de Junio se celebró una Misa solemne en 
la Catedral, y se cantó el Te Deum ; después huyo 
besamanos, y á la noche iluminación, y Comedia en el 
Teatro. 



El 4 de Junio cumple anos del Rey de Inglaterra, 
hicieron salva el Reno, y el Sappho, que fue corres pon' 
dida por los fuertes, y naves del Rey de Hayti, quien 
dio un baile en su Palacio en honor de aquel dia, en el 
qual tubieron el honor de danzar los Capitanes Doug- 
las, O'Grady, y M. Morris.O) 



ARTICULO DE LA GAZETA DEL JANEIRO 

DE 20 DE NOVIEMBRE, DE 1811. 

SIENDO objeto que excita la atención general el 
aumento que ha tenido en el mercado, y casa fe mone- 
da de Inglaterra el valor del oro, y la plata, sea que 
proceda de que el Banco no estando obligado mientras 
dura la guerra á pagar las letras de cambio en metales 
preciosos, y que haviendo de hacerse grandes remesas 
de ellos á países extrangeros se hagan mas raros, y 
cresca su valor; sea que estando en el continente de 
Europa sin valor los géneros, y pudiéndose comprar 
con dicüos metales, tiente esta situación á hacer de 
ellos grandes exportaciones para el continente con 
grandes ganancias; sea que las minas de la America 
Española han disminuido las cantidades de metales que 
introducían en la circulación ; lo cierto es que el precio 
y valor del oro, y la plata han subido extraordenaria- 
raeníe en Inglaterra. Después refiere que este aumento 
de la moneda sobre su valor en el mercado, es de cerca 
de un 25 por ciento. 



I S L A N D A 



(a) La revolución de la Isla de Santo Domingo, v su actual 
suceso merecen la consideración de los políticos,' y ofrecen 
exemplos terribles. Este suceso parecía increíble al princ - 
pío le su revolución, j Que podia esperarse de una raza de 
hombres sin educación, sin luces, sin costumbres ? : En una 
raza degradada, y envilecida podian haber honor cons ancia, y 
sentimientos ? { Sosternerse contra el poder y el arte dea 

HfcH* a ef' anCÍa ? P 7° ^ n " u ^e» hizo iguales at t 
sus hijos : el corazón y el animo es capaz de iguales esfuersos, 
de iguales virtudes, y pasiones en toda la especie humana. En 
fin el odio a las cadenas, el deseo de la libertad, una resolución 
firme, e imperturbable vencen todos los obstáculos, dirigidos 
por un caudillo nacido para mandar. S 



EL 29 de Aguosto la nobleza, y habitantes Católicos 
del país de Meath siguieron su demanda en el juagado 
de Navan presidido, por Lord Fingall. Los protestantes 
M. Winter, y M. Barnes dirigieron arengas á favor de 
los católicos manifestando la crueldad conque habían 
sido tratados hasta allí, y la necesidad que habia de 
emancipación, de una tolerancia perfecta en todo su 
sentido, ó de absoluta igualdad de derechos para la se- 
guridad del reino. 

La resolución fué aprobarse la conducta de los 
católicos como constitucional, y moderada,y condenarse 
la de sus enemigos como contra-constitucional ; y se 
nombró una comisión de quince católicos para que co- 
operen con la comisión general en la defensa del reino, 
&c. Noticia sacada del period. Ing. the Times, 5 Sep. 



1 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR G0VIERN0, 

POR SRES. SAMUEL B. JOHNSTON, GüILLELMO H. BüRBIDGE, Y SIMÓN GARRISON, 

BE EOS ESPATOS UNIDOS. 



AURORA DE 



PERIODIO 



MINISTERIAL, Y POLÍTICO 



No. 2, 



Jueves* 20 de Febrero, de 1812, 



Tomo 1. 



El Espíritu de Imitación 

ES MUY DAfíoSO. 

A LOS PUEBLOS. 



Soló ir no dio á los Atenienses las mejores leyes 
posibles, sino las- mejores que podían seguir, ó las que 
mas les convenían por entonces. Esta gran máxima 
han seguido los genios profundos, y criadores, que dieron 
leyes á los pueblos, y que establecieron sus sistemas 
guvernativos. Los pueblos han existido antes que sus 
leyes, y que sus goviernos : sus costumbres, sus usos, 
sus opiniones han sido mas antiguas : asi los Legisla- 
dores se han hallado siempre en diferentes posiciones 
unos respecto de otros, quando establecieron los go- 
viernos. .Esta es ia causa de la diversidad de sistemas 
políticos, que han existido, y existen en el mundo; y 
de que no pueda haber un sistema, que convenga á 
todos los pueblos. Cada nación se presenta á su Le- 
aislador, y Directores baxo diversa forma, conservando 
todos los vicios adquiridos en los goviernos precedentes, 
con mas ó menos luces, fuerzas, energía, é industria. 
Esta diversidad de circunstancias exige una diversidad 
en sus leyes, y administración. 

. El, olvido ele este principio tan ovio y natural ha 
causado muchos desastres á los pueblos en sus crises, y 
revoluciones. Se quiso que fuese como de moda una 
forma de govierno, y la celebridad a que se veia elevada 
'una nación por la sáviduria de sus leyes, adoptadas á 
sus circunstancias; el renombré que habia adquirido 
otra por su valor, y felicidad, hicieron que las tomasen 
por modelos unos pueblos, que se hallaban en circuns- 
tancias diametralmente opuestas. 

La-Francia que tenia una nobleza tan antigua, y tan 
poderosa, un clero opulento, un tan gran numero de 
funcionarios públicos, donde dominaba la religión 
católica desde Clodovéo, y donde los reformados se 
habían sostenido á costa de tanta sangre, y tantos 
sacrificios ; donde estaba el imperio del luxo, la dicipa- 



cion : la corrupción, la ambición, unidas á un carácter 
de ligereza, é inconstancia :: quiso adoptar el sis- 
tema ímvernatibo de los Estados Unidos de America. 
Ilisum teveatis amici? ¡ Paris baxo la misma constitu- 
ción que la frugal, tranquila y filosófica Pensüvaniaí , 

Todo se habia reunido para formar y disponer 
aquellas regiones de nuestra America á la libertad, y á 
sus leyes. La moderación de las fortunas, la igualdad 
en las condiciones, la vida laboriosa, la sencillez de las 
costumbres, la facultad de imponerse las contribuciones, 
y darse leyes aun baxo el govierno británico, el haberse 
poblado por hombres, que huian del despotismo civii,y re- ' 
ligios© de su patria, los exemplos de austeridad,y sencillez 
de Guillermo Pen, y sus sequases. Los Estados Unidos 
podían hacer á, la igualdad el principio de su política, y 
allí podía ser el govierno mas popular que en ninguna 
otra parte, aun que nunca perfectamente democrático. 
Pero sujetar á la Francia! que se hallaba en circuns- 
tancias tan diversas á esta forma de govierno ¿ que era 
sino intentar la confusión, la disolución, 4a ruina del 
Estado, y preparar aquellos desastres horrorosos, que 
no podemos recordar sin estremecernos ? Nt*« las 
alabanzas que habia dado al govierno popular la en- 
cantadora facundia de sus escritores, sus declamaciones, i 
sus éxtasis trasladaron á las cabezas de todos ios Fran- 
ceses el entusiasmo que los agitaba. Algunos de sus 
escritores alcanzaron á sufrir el espectáculo terrible de 
aquellas calamidades : y ¿ quien describirá su confusión 



y su amargura? Lacroix deseaba que fuese posib.c 
revocar d tiempo pasado, y sepultar en olvido eterno 
quanto habia escrito. Rainal confiesa que habia querido. 
dar leyes al mundo desde su gavinete, sin contar con. 
las circunstancias. La carta que escribió á la Conven- 
ción desde la orilla del sepulcro (como él dice), es uno 
de los monumentos mas interesantes de aquel tiempo, 
y un trozo de eloqüencia raro, y precioso, cuia traducion 
daremosá luz. Enfin todos saben que después deonze 
años de desgracias, y agitaciones, en que los goviernos, 
y funcionarios se subcedian con una rapidez admirable, 
después de balancearse el estado entre la anarquía, la 
disolución, y la arbitrariedad, reposo en el govierno, 
I que únicamente podia comportar. 



AURORA DE CHIÉE, 



Semejantes sucesos están en el orden de la natura- 
leza. La libertad, decía un gran filosofo, es un alimento 
de digestión difícil, y conviene que los pueblos se pre- 
paren para ella de antemano. Ella es como la luz que 
debe comunicarse por grados á los ojos débiles. 

Los progresos de las asociasiones políticas en las 
virtudes, y en los vicios, en las luces, y en los errores, 
en las comodidades, y en la pobreza; su incremento en 
fuerza y en debilidad ; y esa especie de genio, que carac- 
teriza a cada nación, llevan una tendencia lenta, pero 
irresistible á una forma de govierno, propia, y particular. 
En las revoluciones es esta tendencia violenta, y rápida, 
obrando entonces en toda su fuerza la acción simulta- 
nea de las causas morales : y solo se restablece la paz, 
y el equilibrio con el establecimiento del sistema guber- 
nativo, adaptado á sus circunstancias, o lo que es lo 
mismo, preparado, é inspirado por la naturaleza. 

Es necesario pues preparar con suavidad, y lentitud 
los hombres á los grandes transtornos, é innovaciones 
políticas : á menos que una revolución repentina en las 
opiniones los condusca por caminos nuebos, é insólitos, 
como sucedió en tiempo de Carlos V. y Felipe Xí. en la 
Holanda, y en el norte de Europa. De otro modo nada 
se logrará estable, útil, y libre de mayores males. 

Formémonos la idea de un pueblo envilecido é igno- 
rante como el de los Turcos, donde la espada es el 
interprete del Alcorán, donde la tiran ia está -.consagrada 
por las ideas religiosas, donde los mas poderosos del 
imperio no conocen algún principio del derecho de las 
naciones. Si la autoridad suprema lleva las violencias 
al extremo, se contentan con asesinar al Gran Señor, ó 
con pedir la cabeza de su Visir: súbcede otro. en la 
soverania, y en la arbitrariedad, y todo se sosiega : 
nadie piensa en su seguridad futura, ni en la de su pos- 
teridad. Seria para los orientales una ocupación roui 
gravosa velar sobre la seguridad pública por medio de 
leyes, que se conciben y conservan con trabajo. 

Supongamos que otro pueblo, todavía de pocas luces, 
indignado de sus largos sufrimientos, se aprob^che de 
alguna ocasión favorable, y entre en Ja posesión de sus 
derechos. Como la libertad es un alimento de diges- 
tión difícil, y el pueblo no está preparado para ella; 
como no tiene principios, miras, ni proyectos, pasará 
tal vez de la esclabitud á la anarquía, ó tomará un mo- 
vimiento incierto, y vacilante en que cada paso sea un 
absurdo. Se pronunciará con entusiasmo la voz de 
libertad, pero ni se conocerá su verdadero sentido, 
ni se sabrá el modo de conservarla. Propondrán 
algunos el que se forme una asamblea general en que se 
oigan los dictámenes de los mas entendidos, pero ya 
la divergencia de intereses personales, ya la escasez de 
luces, no permitirán hacer algo de provecho. Parte de 



estos resultados se vieron en Dinamarca, y en otros 
Poderes del norte. 

Si el pueblo es de costumbres feroces, se verá la anar- 
quía acompañada de atrocidades ; y esto susedib en la 
revolución de la Isla de Santo Domingo; 

El gran objeto de la legislaei'on,- y deia política es 
elevar los pueblos á la mayor felicidad posible ; es- hacer 
venturoso el mayor numero de individuos que esté á 
sus alcalices ; es' llamar la abundancia, la industria, la 
ilustración, la cultura al seno de la patria; es enfin 
fixar ía segundad, y libertad sobre la protección írn- 
parciál, y autoridad suprema de la ley ; sobre el exer- 
cicio libre, y ventajoso de las facultades de los ciuda- 
danos ; y en fin sobre la consideración; y poder de las 
armas. * 

La forma de govierno, 6 los sistemas politices son los 
medios por los quales pueden alcanzarse estos grandes 
bienes', ¿Qual sistema político esí el niejor posible? 
Éste es;un problema insoluble, por que el sistema debe 
acomodarse á las circunstancias actuales délos pueblos, 
y estas son diversas. 

¿Debe un sistema durar para siempre ? Este es un 
absurdo, p .r que las circunstancias son variables. 

¿ Qual govierno comvendrá á las Americas en las 
actúale? circunstancias ? Sin duda el provisorio, por 
que la ineertidumbré es una de sus circunstancias. 

Cegando la ineertidumbré. ¿Qual sistema le com- 
vendrá mas ? La solución de este problema es sobre 
nuestros alcanzes. Los filósofos considerando la 
grande estencion de nuestros* territorios, el infíuxo 
notable de sus diferentes climas, el estado de la opinión, 
sus luces, sus preocupaciones, su industria, su fuerza, 
su genio, y carácter diverso, verán tal vez que es necesa- 
rio que intervenga mucha variedad, aun en la misma 
uniformidad. 

i ,, , ""—^''KíIf'Kíííí-Kí-XrÜf-Síí'ííSílí Wto— — 

Idea del Gran Objeto de la Sociedad r la Jdmikis- 

i ,., f RACIÓN. 

ohí : m ■ 

DEMOSTRAMOS en el numero antecedente que 
las naciones son cuerpos politicos, sociedades de hom- 
bres, congregados para procurar con fuerzas reunidas 
su salud, comodidades y ventajas. A la potestad eje- 
cutiva está confiada la función augusta de dirigir todos 
las cosas al gran fin de la asociación, que es la prosperi- 
dad del cuerpo politico. En conseqüencia, la felicidad 
pública es el blanco de la administración : y á un mismo 
tiempo es el principio fundamental de las obligaciones 
de los ciudadanos. Luego nada debe subsistir en el 







PERIÓDICO MINISTERIAL, Y POLÍTICO. 



estado, nada debe conserbar el govierno, si de ello ó 
se originan males contra el bien público, ó atrasa y 
contraría sus miras benéficas. Es, pues, el interés 
general la única regla de lo que ha de subsistir en el es- 
tado. Si nos elebamos al Origen de las instituciones, 
hallaremos que en su principio fueron admitidas en el 
estado por la libre voluntad del govierno. Luego en 
todos tiempos su permanencia depende de la voluntad 
del govierno. Pero lo que en un tiempo fué útil, suele 
hacerse daíibso después, ó la experiencia descubre in- 
convenientes y conseqüencias funestas, que se ocultar- 
on al principio. 

La noción del objeto de la sociedad incluye la de los; 
deberes del ciudadano. Estos están com pretendidos en 
3a obligación rigorosa, do procurar el bien de la sosiedad. 
Esta obligación excluye al bárbaro egoísmo, peste 
funesta de la especie humana: ella contiene la práctica 
de las virtudes sociales, la justicia, la beneficencia, la 
conmiseración, la amistad, la fidelidad, la sinceridad el 
agradecimiento, el respeto filial, la ternura paternal, to- 
dos los sentimientos en fin, que son como lazos que unen 
entre sil los hombres, y forman el encanto de nuestra 

triste vida. 

El amor del bien público debe ser el idolo de todo 

hombre inteligente, porque su felicidad personal depen- 
de de la felicidad pública. La felicidad se fijara en la 
tierra, si morase en nuestros pechos el espíritu público 
y filantrópico. Por el contrario, ¡ quán triste y, hor- 
roroso fuera el aspecto del mundo, si el duro egoísmo 
llegase á ocupar todos los corazones ! La sociedad sería 
«n a"re°-ado de verdugos y de victimas; el estado se 
perdiera, y todos se perdieran con él. 

NOTICIAS 

■Publicadas en el Periódico The Times del 4 de Sep- 
tiembre de 1811. 



tememos es, que quando la plaza esté reducida á cierto 
grado, el enemigo (como en el caso anterior de Badajoz) 
junte todas sus fuerzas, y obligue al exercito sitiador 
á dexar sus atrincheramientos. Sin embargo el suceso, 
que se deriva probablemente de la repetición de esta 
medida, debe depender déla naturaleza del pais al 
rededor, de la que no estamos exactamente informados ; 
de. la fuerza relativa entre los exercitos aliados y hostil, 
de la que no ténemosnoticia precisa , y de la resolución 
de las tropas gallegas, en quienes no puede el Lord 
Wejlington poner su mas firme confianza. 






J LISBOA. 

LOS partes de Lord Wellington fecha 15 de Agosto 
en Fuente Gomoaldo, y también las cartas, y papeles de 
Lisboa fechas hasta el 19, se recibieron ayer. Las 
fronteras de Portugal se han hecho otra vez la escena 
de una gran actividad ; aun que hasta ahora no ha 
habido acaecimiento decisivo. Nosotros con todo no 
podemos juzgar si el sitio de ciudad Rodrigo debe 
meditarse, o no ; aun que los papeles portugueses hablan 
con certidumbre en la afirmatiba. Lo que nosotros 



CÁDIZ, 3 de Agost». , 

l SESIÓN DE XAS CORTES EL DÍA 2 DE A6OST0, 

Dn. José Valle, miembro de la Junta de Cataluña 
presento el plan de una constitución, que fué transmi- 
tida á la comisión establecida ai asunto. 

El Abogado Dn. José Camino hizo presente la nece- 
eidad de admitir sin distinción nobles, y plebeyos á las 
escuelas militares, y abolir la costumbre perniciosa, que 
había prebalecido hasta ahora, en conseqü encía de la 
qual solo los de alto nacimiento gozaban de este pribj- 
legio; que dando asi sin usólos talentos, y excelentes 
dispoeiciones de muchos jóvenes, que por falta de este 
pribilegio estaban pribados de adelantar, y hacerse 
útiles á su pais. Con referencia á este objeto se ha 
leydo lina relación juiciosa de la comisión' de guerra, 
fundada en dos principios ; que todos ios hombres en 
el orden de la naturaleza son iguales, y que es mas 
digno de respeto el que por si mismo se hace útil a la 
sociedad por sus conocimientos, y virtudes. De aqui 
se ha deducido, que la nobleza hereditaria no "debe ser 
preferida al mérito, y a la aplicación, &c. La comisión 
pues propuso los siguientes puntos para la sanción de 
las Cortes. I o - Que las personas decentes sean admiti- 
das en lo subcesivo á los colegios militares, aun que no 
sean nobles. 2°* Que lo mismo deba tener lugar en la 
Marina, y otros cuerpos, derogando todas las ordenes 
anteriores, opuestas á esta medida. El 5 se señalo 
para la discusión de esta proposición. 

Los comicionados de rentas, y materias eclesiásticas 
hicieron presente la nececidad que existia para aplicar 
á los hospitales militares las sumas destinadas á las 
comunidades religiosas, prebendas, y otros usos piado- 
sos. Con esta mira manifestaron un plan de sus pro- 
ductos ; y para prevenir algunos escrúpulos religiosos 
propusieron que el Cardenal de Eorbon, y aquellas per- 



wnas, que él íubiese á bien nombrar, deliberen en esta 
materia. 

El Padre López ,, Yo me opongo á esta medida ; la 
iglesia solo puede liacer esto: e J < congreso no tiene 
derecho par disponer de este caudal, ni el pueblo, ni 'el 
rey: y como somos representantes del pueblo, lo que 
él no puede hacer, menos podemos nosotros — (general 
murmullo.) Yo deseo ser entendido; nosotros no nos 
hemos juntado para areglar materias ecleeiasticas ; esto 
pertenece á otra autoridad, á saber la espiritual : 
mientras vamos á atacar á la iglesia, es imposible 'fal- 
barnos. Miremos á la Francia en el tiempo, que se 
méselo con él clero, y ....{murmullo de desaprobación?} 
Yo digo que si nosotros hacemos estas cosas, estaremos 
sujetos á excomunión.,, {continuó el murmullo.) Ei 
vi ce- presidente le dixo con mucha afabilidad la circuns- 
pección que debía observar en el congreso ; pero el 
P. Lopes renovó su harenga con gran ferbor.,,) Si 
Señor, lo que yo digo está en los libros, y en el Evan- 
gelio. 

El Señor Torrero le interrumpió preguntando ¿Si en 
el Evangelio se hablaba á cerca de testamentos, y 
'ukimas voluntades ? „Yo sé lo que digo,, continuo el 
orador, y aqui hai algunos que me entiendan. Nos 
debemos acordar, que nuestros reyes en otros tiempos 
actuaron mui cautamente en estas materias ; la cabeza 
visible de la iglesia puebe solamente entender en estas 
materias : estemos entendidos que entodos tiempos 
aquellos, que han puesto manos violentas en las pro- 
piedades de la iglesia han sido castigados por ello.,, 
(El murmullo de desaprobación creció tanto que no 
pudimos oir la conclucion de este largo discurso.) 

El Sr. Obispo de Calahorra sostuvo el plan como 
justo, y necesario baxo las presentes circunstancias ; el 
fué designado para el alibio de la clase mas meritoria de 

f 

la nación, á saber, los defensores de la patria, quienes 
por serbirla están padeciendo en un hospital. 

Después de algunas otras discusiones se puso á vo- 
tación, y fué aprobada con dos correcciones, sugeridas 
por los S. S. Arguelles, y Villanueva. 



EATAVIA. 

Articulo comunicad® en la Gazela del Calo de Buena 
Esperanza en 19 de Octubre de 181 1. 

LAS armas Británicas han tomado la ciudad de Ba- 
tavia, y la mayor parte de la isla de Java, siendo expelido 
el exercito Francés de las reinos úe Bantan, y Jacatra, 
después de sufrir una immensa perdida en muertos, y 
prisioneros, lo que se consiguió después de una breve 
serie de operaciones militares. 

Eí enemigo se havia atrincherado según arte en Cor- 
nelia, .después de retirarse da Bátavia, fué obligado á 
salir por el avance de la tropa á bayoneta calada, man- 
dada por los Coroneles Gillespie, y Gibbs en la mañana 
del 26* de Agosto ultimo. El General en Xefe fué S:r 
Samuel Auchrnuty. La perdida de parte de los Ingleses 
fué mui grande, pero la de los Franceses fué immensa. 
De estos murieron 3 brigadieres, 5 coroneles, 219 i 
oficiales : se tomaron 713 piezas de artillería. El exer- 
cito Británico se componía de 8000. hombres, eí del 
enemigo de mas de ISOQO.* 



Vajfiarciso.—'EX 8 del corriente fondeo la Fragata Americana 
Melantho procedente de Baltimóre, su Capitán Dn. Ricardo R. 
Boughan. Su cargamento oonsisie'en 1209 piezYis entre caxones, 
y tercios, todo lencería, abundando lonas, y alguna pañolería. 



BUENOS-AYRES. 

Pov carta fidedigna que se ha recibido en el presente correo, 
sávemos que el general D.José Artigas ha derrotado una división 
portuguesa de 300 hombres, pasándola á cuchillo, incluso el 
comandante, y su oficialidad. 



* Se conoce fácilmente que la ocupación de Batavia por los 
Ingleses pone al reino de Chile en disposición de hacer un 
comercio ventajoso con aquel establecimiento, abriéndose asi 
un nuebo camino para la exportación de sus produciones. Antes 
se Hebaban alli las harinas de Norte America, y aun de Europa, 
i precios subidos ; pero es cierto que no hay país en el mundo 
en que se vendan los trigos, y harinas mas baratas que en Chile. 
Serán allí de mucho aprecio los cañamos, y xarcias, que ne- 
cesitan para la gran esquadra que allí mantienen siempre, y 
para sus muchos buques de comercio. Tendrán también fácil 
salida los vinos, azeites, carnes saladas, almendras, y otras 
frutas secas, igualmente que los quesos, de que hacen un gran 
consumo ios Holandeses, y también la cerbeza, de la qual se 
podran preparar dentro de poco tiempo grandes porciones* 
Ello es cierto que la agricultura, y la industria de este reino 
no pueden prosperar sin un comercio externo y activo el qual 
le es necesario y de suma utilidad por otras razones que ex- 
pondremos en una memoria sobre las ventajas del comercia 
Asiático. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

POR SRES. SAMUEL B. JOHNSTON, GUILLELMO H. BURBIDGE, Y SIMÓN GARRISON, 

DE LOS ESTADOS UNIDOS. . 



AURORA DE CHILE : • 

PERIÓDICO 

1NISTERIAL-, -Y .POLÍTICO 



No. 3. 



Jueves, 27 de Febrero, de 1812. 



Tomó 1. 



£«BánTrrTirriigCTnaau 



OBSERVACIONES 

Sobre la Poblexion del Reino de Chile. 



LOS pueblos abandonados á la impulsión de la na- 
turaleza, caminan lentamente á su aumento, perfección 
y felicidad. Con el tiempo, una familia se hace una 
nación : la cultura sigue á la barbarie, la opulencia á la 
miseria. La agricultura aumenta las producciones de 
los campos, y á la abundancia.sigue necesariamente el 
comercio, y la industria. Labajúsr 



•T 



ignidad del clima, la 
feracidad de los terreriolfftcelédfc este paso, y desen- 
vuelven mas pronto las- facultades de los hombres. Pero 
; de quantos modos, y por quantas causas fortuitas se 
altera y perturba este orden de la naturaleza! Los 
hombres estudian en contrariar y hacer resistencia á 
las intenciones de esta amorosa madre ; y ademas de 
la guerra, enfermedades nuevas y terribles devastan las 
regiones, que debían serlas mas pobladas. Entre estas 
colocamos justamente á las provincias de Chile, cuyo 
blando temperamento y pasmosa feracidad se conocen 
y celebran en todo el universo. Su clima (dice muy 
bien Roberson) es el mas delicioso del nuebo mundo: 
apenas habrá en toda la superficie de la tierra otra 
región, que le pueda igualar : aun que confina con la 
zona tórrida, jamás siente los extremos del calor, defen- 
diéndole por el oriente los Andes, y refrescándole por 
el poniente los vientesiilos maritimos. A la benignidad 
del clima corresponde la fertilidad de la tierra, maravillo- 
samente adaptada á todas las producciones de Europa. 
Los granos y los aceites acuden en Chile con la propria 
abundancia, que en su terreno nativo. Alli las frutas 
de Europa vienen, y' maduran perfectamente.. ..Ni se 
discurra que la naturaleza ha sido profusa únicamente 
en la superficie de aquellas tierras, pues ha llenado sus 
entrañas de inmensas riquezas. 

De todo esto debiera concluirse, que el reino de Chile 
gozase de una población numerosísima, y correspon- 
diente á su extensión; No podemos afirmar que lo 
fuese alguna vez ; bien si, que fue muy considerable en 



' los tiempos vecinos á la conquista. Afirma el cabildo de 
Santiago en una carta fecha en 26 de Febrero del año 
de 1554-, que en una hora se podían juntar en Arauco 
mas de 200000. hombres de pelea : añadiendo, que no , 
podian estar muy lejos unos de otros, pues estaban á 
pié. Pero, preguntando el Sr. Manso al Sr. Obispo de 
Concepción Bermudes, á quanto acenderian los na- 
turales, comprehendidos desde el 'viovio hasta las tierras 
australes : le responde, que no pasan los hombres de 
arma-s de 25000. y los habitantes de 125000. y ademas, 
por los estados, que hizo de los Vutalmapus el Brigadier 
D. Pedro del Rio, sabemos que contienen 115304 almas, 
y en ellas 19839 lanzas. 

Si ha sido grande la minoración de los Indios, no han 
sido menores las causas que la han originado. Es la 
primera la guerra, en que han muerto centenares de 
miles; pues un solo Gobernador dio muerte á 14000. 
En guerra tan porfiada fueron también considerables 
nuestras perdidas : se computa que nos han muerto 
25000. hombres. Esto no es mucho ; pues se dieron 
en Chile tantas batallas, que solo Dn. Pedro Cortés se 
halló en 119 de ellas, como consta de una real cédula 
de 29 de Marzo de 1 6 1 5. Es la segunda la enfermedad 
de viruelas, que asoló el reino á los 15 años de la 
llegada de los Españoles: en ella, dice 3uiroga, murie- 
ron las tres quartas partes de los Indios. De 12000. 
que tenia en encomienda Pedro Olmos, solo le quedaron 
100 ; y á Hernando de San Martin de 800 solo le que- 
daron 80. Es la tercera las guerras intestinas de los 
Indios, que llaman malocas, en que se destruyen, y 
talan sus tierras. En fin, la superstición, este azote 
horrible del género humano, inmola también entre ello» 
muchas victimas. ¡ Cosa increíble en un pueblo sin 
Dioses y sin templos, sin sacerdotes y sin sacrificios, 
y que admite la existencia del Soberano Autor del Uni- 
verso ! i Quien no creyera, que adorasen en paz, y 
mansedumbre al Autor de la Naturaleza ? Pero es 
entre ellos una preocupación antiquísima que ningún 
hombre de alguna comodidad muere naturalmente. Las 
muertes se atribuyen á los hechizos ; y la muerte de 
uno es seguida de la de los pretendidos hechizeros, y 



10 



AURORA DE CHILE, 



de toda su familia. Añadamos a éstas causas de despo- 
blación la forma de su gobierno, casi feudal, y casi anár- 
quico, y en que no hay leyes penales, abandonándose 
los juicios, y castigos á la venganza de los particulares ; 
y el no vivir reducidos á poblaciones, donde se prestan 
recíprocos auxilios, y donde la policía establece la se- 
guridad. 

La diminución de los habitantes primitivos, la muerte 
de los nuevos pobladores debieron atrasar nuestra 
población. Estas perdidas se vá n repara ndo, y habiendo 
cesado en gran parte las causas de devastación y atraso, 
sucediendo á la guerra una paz profunda, y libres de la 
terrible viruela por el beneficio inestimable de la vacuna, 
es de esperar que la población siga entre nosotros los 
progresos de las luces, de la agricultura, de la industria, 
y de la política. Esta, indagando las causas físicas, y 
morales de la decadencia, las separa, y destruye con 
sabiduría, y llama, y establece la felicidad publica. La 
población es siempre proporcional á, esta felicidad. No 
se trata, decía un político, de multiplicar los hombres 
para que sean felices ; basta hacerlos felices, para que 
se multipliquen. Quanto puede hacer un estado tran- 
quilo, ilustrado, y prospero, produce por si mismo el 
aumento de los ciudadanos. Mas esta grande obra no 
es de un dia, ni de un ano. La política imita á la 
naturaleza, que camina, y llega á sus grandes fines 
con marcha lenta, pero imperturbable. Un obstáculo, 
que se remueve, un abuso, que se destruye, un error, 
que se confunde, una preocupación, que se disipa, una 
fabrica que se establece:: es un gran paso acia el 
aumento de la población, y es' con los tiempos de gran 
' conseqiiencia. ¿ Que aumento recibe la agricultura, 
que método ventajoso adopta, que nuevo ramo de in- 
dustria se introduce, que no prepare medios de subsistir 
á millares de familias ? Las maquinas, que ahorran los 
brazos, y los gastos, facilitan el trabajo, y aceleran el 
auge de la población. 

Quando, pues, se haya logrado alguna parte de las 
benéficas miras de nuestro amable Govierno, lleno de 
proyectos de beneficencia, y de ideas madres, y varoni- 
les para nuestro bien ; quando baxo su actibo influxo 
salgan á luz los tesoros, que yacen desconocidos en 
nuestro territorio; quando por el estudio de la natura- 
leza, por la apertura de un museo de historia natural, y 
por los principios de metalurgia conoscamos los bienes, 
que nos rodean, y que hasta ahora hemos despreciado ; 
quando, comunicándose como un fuego eléctrico el 
desinteresado patriotismo, y amor publico, seaunvin. 
culo de fraternidad firme y eterno, á quien se sacrifi- 
quen todos los sentimientos, y no haya mas voluntad 
que trabajar por el bien de la patria; y se vea que unos 
multiplican los ramos de industria, mejorando los instru- 



mentos de los trabajos útiles, estudianyensenan el mane- 
jo de las maquinas, introducen las artes, que nos faltan, 
y perfeccionan las que conocemos: otros penetran los 
senos de la tierra, y sacan de sus íntimas entrañas los 
bienes, que la Providencia depositó en ellas para nues- 
tro alivio: quando uno enseñe á aprovecharnos de los 
tesoros, que tenemos en el mar ; y otro emprehenda un 
viage á un punto aun no usado, y aumente la circula- 
ción, y exportación de nuestras produciones : enton- 
ces logrará Chile la población, y fuerza física de que es 
capaz. 

Este reyno es capaz de una población de mas de doce 
millones, atendida su extensión, y ventajas naturales, 
según el calculo bien pensado y sensillo del jesuíta D. 
Joaquín de Villarreal en su proyecto de poblaciones 
aprobado por R. ced. de 8. de Feb. de 1755. • - 

Como esta obra es tan rara, agradará al publico ver 
este pasage de su manuscrito a la letra. „ El reino de 
Chile se divide politicamente en dos partes, la boreal, 
„ que ocupan los españoles, y la meridional, que ocu- 



„ pan los Indios. La primeratienenorte sur doscientas, y 
„ quarenta leguas desdólos vieritey cinco hasta los trein- 
, ta y siete grados de latitud austral, de veinte leguas al 
„ grado. De suerte que el ancho de mar á cordillera no 
„ pasa de treinta leguas en los veinte y siete grados, ni 
„ de quarenta en los treinta y siete. Ysiendo el medio 
„ proporcional treinta, y cinco entre treinta y quarenta,* 
„ jusgo que la parte ocupada por los españoles tiene 
„ norte sur doscientas y quarenta leguas, y treintay cinco 
„ de mar á cordillera, que forman el área de ochomilyqua- 
„ trocientas leguas quadradas. La segunda parte ccu- 
„ pada por los indios desde el Viovio á Chiloe tiene cien 
„ leguas norte sur, y quarenta de mar á cordillera, que 
„ hacen el área de quartro mil leguas quadradas; y será 
„ la de todo el Reino desde los confines del Perú hasta 
„ el canal de Chiloe de doce mil y quartrocientas le- 
„ guas quadradas, de veinte al grado. 
„ Este distrito es la mayor parte de él de regadio. De 
„ suerte que aun que no fueran mas que quatro mil 
„ quadras de fácil riego, equivaldrían lo menos á treinta 
„y dos mil quadras eriales : como que es experimen- 
„ tado que una legua de tierra de regadio equivale á 
„ ocho de terreno secano. Siendo pues Chile por sus 
„ muchos rios de mucho riego, y por su fertilidad, y va- 
dnos climas en su largo capaz de producir todos los 
„ frutos, que se hallan repartidos en las quatro partes 
„ del mundo; pues goza de los temperamentos, que re- 
„ quieren para la producción de sus frutos, de los tem- 
peramentos calido, templado, y frío. Por estas pro- 
„ porciones puede llegar á mantener Chile, mejor que 

* Medio proporcional arismetico entre los lados paralelos 
de un trapecio. 



PERIÓDICO MINISTERIAL, Y POLÍTICO. 



11 



„ los reinos de Europa, á mil habitantes en cada legua 
„quadrada; pues España, Francia, é Inglaterra los 
, mantienen, y mas de tres mil la pequeña República 
„ de Luca : y llegar quando menos su población á doze 
„ millones, y quatrocientas mil almas.,, 

Veamos ya que incremento ha tenido esta población 
desde la época en que escribió Villarreal hasta noso- 
tros, y que orden ha seguido en sus incrementos. 
Comparándola con la de los Estados Unidos de Norte 
Amé ica, la hallamos mui atrasada, y que sus incremen- 
tos llevan tina marcha mui lenta. Es un método fácil 
para notar estos incrementos ver al cabo de quantos 
anos se duplica la población : de suerte que se forma 
una progresión geométrica, cuyo primer termino es el 
numero de almas existentes quando se principia el 
calculo, y cuyo exponente, 6 razón es 2. El Dr. 
Benjamín Franklin observo que en algunos estados de 
Norte América la población se duplica cada 15. arios, 
en otros á los 18. en otros como á los 19 anos. Quan- 
do se declaro la independencia de aquellos Estados, 
teniaii como millón y med%de habitantes, los quales 
ahora acienden á 7. millones. f)e modo que ha habido 
un aumento de'cinco millones f medio en 35. anos, y 
llevan ya dos duplicaciones, y una iniciada en tan corto 
tiempo ; y es claro que estas se han verificado cada 15. 
años. Pero comunmente se cree, y asegura que nues- 
tra población actual es de un millón de almas : esta en 
el tiempo en que escribió Villarreal su Proyecto de pobl- 
aciones acendia a 375000..1o que nos manifiesta I o . que 
en el espacio de 58. años solo ha tenido el aumento de 
625000. 2 o - Que siendo 750000. la duplicación del 
numero 375000, y faltándole para el complemento de 
un millón 250000, solo ha habido en 58. años una du- 
plicación, y que la segunda está solamente comenzada. 
3 o . Que siendo la segunda duplicación 1500000, y 
siendo también sexta parte de este numero 250000, solo 
ha adelantado la población una duplicación, y una 
sexta parte de la segunda. En fin por ser 250000. la 
tejcia parte del numero 750000. y ser igualmente el 
numero 19. la tercia parte del numero 58. y siendo tam- 
bién 39. la diferencia entre 58. y 19. es evidente que 
hasta el año en que actualmente entramos, la ^duplica- 
ción de la población se ha verificado cada 39- años. 
La progresión geométrica creciente que proponemos 

és la que sigue : 

¿¿375000: 750000: 1500000: 3000000,: 6000000 : 

12000000. . '< , 

Si colocamos entre sus términos, o encada uno de sus 

intervalos el numero 39, se sabrá que numero de anos 

han de pasar para que llegue-la población á igualar cada 

ur.o de dichos términos. Para esto se sumarán dichos 

intervalos, ó se multiplicará el numero 39- por el nume- 



ro de intervalos, que hai hasta dicho termino, comen- 
zando desde aquél en que se principia el calculo. 

Dividiendo en partes proporcionales, y semejantes el 
numero 39, y el termino, que se quiera, se sabrán los 
incrementos de la población en dichas divisiones de 
años. Procediendo de este modo, es evidente, 1°. que si 
el incremento de nuestra población siguiera en adelante 
con la misma lentitud, que hasta ahora, se necesitan 
101 años para que acienda á 7. millones ; población á 
que han llegado los estados de Norte América en 35 
años : 2 o . que este periodo sé cumplirá el año de 1913, 
y qne en fin nuestra población llegará á los doce millo- 
nes el año de 1949. 

Restaños discurrir sobre el género de causas, que 
-han ocacionado tanta lentitud en él aumento de la pobl- 
ación de Chile, considerándola desde el año de 1753, 
en que escrivio Don Joaquín de Villarreal. 

Desde aquella época la tierra no ha sido menos fe- 
cunda, la subsistencia ha sido siempre mui barata, y 
fácil ; la paz, y la salud han reynado en el blando seno 
de la abundancia : de modo que ni los azotes de la na- 
turaleza, ni los furores délas pasiones han entristecido 
una región, que se hermosea de un modo constante, y 
raro con la frondosa pompa del reino vegetal. 

Es cierto que a veces se dexb ver la viruela; pero no fué 
tan destructora como temida. Ella duro. en Santiago 
todo el año de 1787, pero solo murieron 700, y se curaron 
900:mugeres murieron262,y se curaron 493. ¿Que estra- 
gos son estos si se comparan con los que han causado 
en otras partes la fiebre amarilla, y otras epidemias ? 
Fuera de esto, la inoculación es aqui antigua, y con los 
mismos riesgos, y ventajas, que en otras partes. En 
dicho año dé 1787, y poco después se inocularon 4000, 
y murieron 13. de ellos por defectos en el régimen. 
Todo consta por la Historia M. S. de Dn. José Pérez 
García, que es el único que hasta ahora ha tenido la 
bondad de comunicarnos sus papeles con zelo filantró- 
pico. En fin, si la viruela hubiese trahido algún atraso 
digno de atención, está mui compensado con no haver- 
se padecido aqui las fiebres intermitentes, la raquitis, la 
lepra, el vomito negro, y ser mui raros muchos males 
como el de piedra, el trismo de los infantes y otros. 
Pero aun quando la población hubiera estado á veces 
sujeta al influxo destructor de éstos males, y aun de 
otros mas -devastadores, es cosa segura que otras na- 
ciones que los han sufrido, se han levantado fácil- 
mente de sus ruinas, y gozan de una población nu- 
merosa, y floreciente. No pasaron muchos años según 
los cálculos de Expilly sin que se reparasen las perdidas 
ocasionadas en la Provenza por la famosa peste de 1720. 
Debió padecer mucho la población de Francia con las 
guerras que "sufrió en todo el largo y brillante reinado 



n 



AURORA DE CHILE, 








de Luis XIV. y por la revocación del edicto de Nantes, 
en que perdió seiscientos mil hombres industriosos. 
Con todo desde el reinado de Luis XV. la Francia tubo 
25. millones de habitantes, termino á que no havia 
llegado en los anos en que hicieron sus cálculos Vau- 
ban, y Expilly. 

Podemos pues concluir que no pudiéndose alegar al- 
guna razón física para el atrazo de la población de Chile, 
fes necesario recurrir á las causas políticas y morales que 
influien en el aumento y decremento de la población. 
Desde luego las encontramos en la imperfección de la 
agricultura, en el atraso de la industria, comercio, policía, 
ciencias exactas, y naturales, artes útiles, legislación &c. 
de todo lo qual esperamos tratar separadamente y con 
la estension, é ínteres posibles. 

A LA AURORA DE CHILE. 

CANCIÓN. 

Albricias, Chile : Ya la hermosa Aurora, 

Nuncio feliz del bello y claro dia 

Va saliendo ; y verás dentro de un hora 

Quanto la obscura noche te encubría. 

Saltando de alegría 

Con solo sus crepúsculos te veo. 

Aquieta tu deseo, 

Pues el Sol se apresura 

A descubrir al mundo la hermosura 

De tu fecundo suelo, que ignorada 

Era de muchos, de otros no apreciada» 
Quantos preciosos frutos, quantos dones, 

El sabio Autor de la Naturaleza 

Repartió en varios reynos y naciones, 

A Chile los dio juntos ¡ Qué riqueza ! 

Pero el ocio, y pereza, 

O no los conocía, 6 sin aliento 

Para darles fomento, 

Por los lazos y trabas 

Conque oprimido tanto tiempo estabas, 

Hacia inútil en la mayor parte 

A la naturaleza, al genio, al arte. 
¡ Pobre Chile ! millones de millones 

Tu feraz suelo pudo haber rendido, 

Si te se permitieran extracciones, 

Y libre tu comercio hubiera sido. 



Temporada has tenido 
Que por falta de Azogue abandonabas 
Tus minas, y dexabas 
De sacar plata y oro : 
Con eso te privaste de un tesoro, 
Que dando vueltas á una y otra mano 
Llenara al labrador, y al artesano. 
Tiempos también tubiste, en que comprabas 
Tan caros los efectos del vestido, 
Que no usabas camisa, ó si la usabas 
Quitabas á tu boca el pan debido. 
Fácil hubiera sido, 

Pues tienes lino y lana, echar telares ; 
Pero las auxiliares 
Manos te hacian falta. 
Tu sufrimiento á toda luz resalta, 
Viéndote carecer tres cientos anos 
De finos lienzos, y de hermosos panos. 
Otras manufacturas deseaban 

Tus producciones, y tener debías; 
Pero los profesores te faltaban, 
Y traherlos de fuera no podías. 
Ya llegaron los días 
De qué íe se permita establecerlas : 
Quiera el cielo que á verlas 
Nuestros ojos alcancen ; 
En que muchasfamilias afianzen 
Útil y decorosa subsistencia, 
Saliendo de escasez, y de indolencia. 
La imprenta facilita esos objetos, 
Haciendo difundir buenos escritos, 
Pues en tu suelo hay varios sujetos 
Que á vozes te lo piden, y aun á gritos. 
Se excusarán delitos 
Si tus hijos están bien ocupados : 
El afán y cuidados 
De aumentar sus labores, 
Esforzará á los pobres labradores ; 
Y No habrá un hombre solo que no quiera 

Contribuir al bien que tanto espera. 
El Gobierno ya puso de su parte 
Lo que poner debia : puso imprenta. 
Esto ha sido arbolar el estandarte 
Con que á todos provoca, y nos alienta 
Tomar á nuestra cuenta 
La parte que podamos en tus bienes. 
j Oh Chileno ! si tienes 
Justo amor á tu suelo, 
Alza las manos acia el santo cielo ; 
Y pídele devoto que bendiga 
A quien contal Aurora, asi te obliga. 



Nota..,.Esta Canción fué presentada al Superior Goviemo por un Europeo de clase distinguida. 






CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

POR SRES. SAMUEL B. JOHNSTON, GUILLELMO H. BURBIDGE, Y SIMÓN GARRÍSON, 

BE LOS ESTADOS UNIDOS. 



AURORA BE CHILE 

M X T M A O R DI JV ^LMI *d 



Lunes 9 2 de Marzo, de 1812. 



NOTICIAS 

Publicadas en los dias 20, 93, 24, y 25 de Septiembre 
en los Periódicos de Norte America, the Aurora of 
Philadelphia, the Federal >Gazette and Baltimore 
Daily Advertiser, and theAmerican and Coramercial 
Daily Advertiser. 

Extracto de uva carta fecha en Julio en Taris por un 
sujeto de distinción de Estados Unidos, y que ha resi- 
dido largo tiempo en París con oportunidad para 
observar las cosas. 

NUESTRO goviemo, y la gran masa de nuestro 
pueblo parece que tienen una paciencia tan perfecta 
como Lázaro, en sufrir los males infligidos á nuestro 
comercio por la Francia, y contentarse con el menor 
átomo de promesa del Emperador Francés. El no 
cuida de nosotros, m .de nuestro comercio sino en 
cuanto podemos serbir á sus miras contra Inglaterra. 
Las medidas anticomerciales, que forman una parte 
mui importante del sistema de Napoleón, prueoan: 
plenamente que el está determinado á destruir el co. 
hercio exterior, y hacer á la Francia, hasta donde 
pueda ser practicable, independiente de toda ayuda j 

externa. ¡ 

Expelido del occeano, y enserrado en sus puertos, m 
persuadido que mientras exsista el comercio general,! 
U nación Británica ha de ser benificiada en ello directa, 
ó indirectamente, puede Napoleón -haberse visto pre- 
cisado á adoptar esta medida, que taivéz será temporal, 
pero por ahora está inserta en su sistema, y que realiza] 
entodo el continente, sujeto á su dominación, con una 
enerva y desision extremada. 

' La entera prohibición del articulo del tabaco debe 
contristar á nuestros cosecheros, aunque no se saye s. 
ja prohibición se extenderá é * Holanda y a las 
^ciudades Anseáticas. 

El articulo del algodón há de.padecer mucho, ya pol- 
los crecidos derechos, ya por que uñaban cantidad de 
'¿ está creciendo en los reinos.de Italia, Ñapóles, y se 



introducirán en Francia considerables porciones de 
Levante por Iliria hasta Trieste, donde últimamente se 
ha establecido un almacén. Se há decretado que 
todo el vabr de los cargamentos introducidos en Francia 
deba reportarse en producciones, y manufacturas Fran- 
cesas, siendo la mitad géneros de seda. 

Yoadmirola gran ctmacidad.de Napoleón, y mientras 
estoy notando jas conbinaciones.de su entendimiento 
en sus vastos , planes, no tengo .fe en este hombre, no 
puedo confiar en sus promesas. El conoce bien la 
especie humana ; ninguna persona conoce mejor a los 
Franceses ; el no confia en todos sus ministros ; pero 
uniendo el poder mental i su fuerza .física, está, in- 
cesantemente entretenido.en la dirección de los negocios 
de su estenso imperio, abrazando todos los pormenores. 
El lo'save todo, el entiende en todo. 



Extracto de una carta de un Americano fecha en Bayo- 
na en 13 de Agosto ¿te 1811. 
DESDE mi ultima no há habido alguna declaración 
de este ivierno respecto á los asuntos de America. 
Algunas~envarcaciones detenidas se han puesto en liber- 
tad ; lo que no dudo dependa de nuestra conducta acia 
Ingíaterrra, b si debemos ó no tener abierto el comercio 
del continente á nuestra bandera. Se están haciendo 
vastos preparativos para terminar la guerra de España, 
y Portugal. Tropas, carros, &c. pasan diariamente por 
este lugar; han ¿asado también treinta mil hombres de 
Italia ; se dice que todo el exercito pasará de docientos 
mil hombres. Los OÍTiciales y soldados se presentan en 
buen orden, y parecen confian en que el siguiente 
golpe ha de terminar esta guerra tediosa y sangrienta. 
Es cierto que el " goyieíno,!)* adqptado un nuevo plan 
para avastecer el exercito de víveres, pues ha remitido 
inmensas cantidades de lo" necesario para almacenar 
en las ciudades, que posee, y ahora tiene depositado de 
antemano suficiente nianutengion (P ara un exercito 
inmenso. Se dice que el emperador pasará por aquí 
á España, pero esto es dudoso, pijes, se está, diciendo lo 
mismo todos los .-meses. 



14 



AURORA DE CHILE, 



En contestación á la díbutáeiln ' m'tp *J/**',¿ „j d ~Z 7~T ~T 






Montanos los homenages del cuerpo legislativo, el Conde 
dé Segur ■ dixo á dicho cuerpo : 

„EL Emperador desea Ja paz, y la libertad de los 
mares ; tiene ocho cientos mil hombres sobre las armas • 
los principes de Europa son sus aliados ; todo su imperio 
goza de profunda tranquilidad ; sin prestamos, sin anti- 
cipaciones se colectan fácilmente 954000000 (francos) 
que aseguran la execucion de sus nobles planes ■ S M 
nos comisiona para que os hablemos solamente en el 
lenguage de satisfacción y de esperanza.,, 



ratado de Amiens en 1S02. Se comprehende en este 
tomo toda la guerra de Norte America, y revolución! 
Francia, con la historia particular de todos los estado 
de Europa. En esta obra rara se com prebende uní 

en los asunto,, . intereses del mundo por espacio de 



SE save que Bonaparte hace las mas vivas diligencias 
para colectar marineros, para tripular sus naves de 
guerra, que esta equipando en los puertos de Francia, 
y de Holanda. Las cartas de la costa de 28 del pasado 
afirman, que gran numero de hombres de mar forasteros 
se han conducido recientemente á diferentes depósitos, 
preparados para su recepción. Ellos van convoyados 
por una fuerte escolta. No hallándose bastante pro- 
ductiva esta conscripción naval, se ha mandado á las 
ciudades Anseáticas que á proporción de su población 
provean de un numero de hombres aptos para el mar. 
Se supone que estos hombres están destinados para la 
armada del Escalda. 



NOTICIAS DE INGLATERRA. 

LOS transportes para Portugal, que conducen 4000 
hombres, salieron de Portsmouth escoltados por la 
Mercurio, y la Iaspe. Entre ellos se cuentan los dra- 
gones de la Guardia Real que no habían salido de Ingla- 
terra en los últimos 60 años. 



BRASIL. 

*.. i ■ - 

POR una carta del Brasil fecha en 15 de Mayo apa- 
rece que el Principo Regente há asignado al Lord Wel 
lington una pensión de veinte mil pesos annuales, al 
GeneralBeresford diez mil, y al Coronel Trant cinco mil 



ESTADOS UNIDOS. 

SE há publicado el I o . volumen del Rexistro Ameri- 
cano, ó deposito general de historia, política, y ciencias 

Se acaba de publicar en Filadelfia la historia de la 
Europa moderna. Vol. 6. con una vista de los pro-re- 



ARTICULO DE OFICIO. 

Con esta feckaha puesto la Junta el Decreto del tenor 
siguiente. 

tener un exercito capaz de asegurarla en los momentos 
mas escosque presenta el Estado político del X bo 
si por una mesquina economía abandona en la^situa- 
oon desgraciada de sus dolencias: ni es una c Z , 
pendencia justa al que sacrifica su existencia por la de la 
sociedad n, esta puede lisongearse de conseguirla si 
quando le exige su defensa, no puede contar con la 
misma que ha pagado, y abaten las enfermedades q U 
desa tendidas se eternizan, ó los inutilisan : ya está Til 
puerta la estacaon mas productora de ellas, y el Jfr 
no con el dolor de que la poca «tendón del Lplta de 
San Juan de Dios incapaz aun de subvenir al asilo de 
todos los pobres de solemnidad, que le buscan conforme 
a su instituto, menos podrá dar abasto á los individuol 
de la tropa en circunstancias de estarse aumentando en 
quanto se pueda la guarnición : por todo y cerciorada 
a Junta á virtud del previo reconosimintof que se h ¿ 
hecho de que trasladadas las recogidas y huérfanos de la 
casa en que se hallan á la del Hospicio en patios có- 
modos de seguridad y ventajas correspondientes, puede 
muy bien construirse en las salas de aquella el numero 
posible de cobachasá costa de refaccionar y hacer en 
las murallas qualquier compostura que permita su actu- 
al estado, ha dispuesto se ponga quanto antes en planta 
esta obra bajo la inmediata protección del Se-or 
Vocal Don José Nicolás de la Cerda, quien en el p- 
ticular dictará las providencias, que sean nesesarias y 
exna la prontitud con que debe darse principio- se 
nombra para ella en calidad de comisionado al coronel 
de Milicias Don Manuel Joaquín Valdivieso por los 
conocimientos, que la há proporcionado su asistencia y 
zelo como protector sóbstituto de San Juan de Dios 
reservándose para su debido tiempo la formación del 
reglamento, que deba regir en razón de cargos y méto- 
dos, que se adopten para su mas seguro establesimiento- 
haga se saver este decreto, para que eji el dia se cumpla á 



PERIÓDICO MINISTERIAL, Y POLÍTICO. 



15 



los administradores de ambas casas, y pásese oficio con 
inserción de él al expresado Se ñor Vocal para su inteli- 
gencia, y que disponga la nesesaria presentación del 
calculo ó presupuesto del costo por un facultativo.,, 

Lo trascribe á V. S. para su inteligencia y efectos 
corespoudientes. Dios guarde á V. S. muchos años. 

Santiago y Febrero 25 de 1812. 

lose Miguel Carrera.=Jose Santiago Portales.^ 
Señor Focal D. José Nicolás de la Cerda.= 

ARTÍCULO DE OFICIO. 

Santiago y Febrero %1 de 1812. 
LA profusión, y abuso, en las insignias de honor y 
distinciones de una carrera publica, hacen su desestima- 
ción, su desafecto, y aun su desprecio. En estos prin- 
cioios nadie está tan inmediatamente incluido como el 
militar, cuyos premios consistiendo después de immen- 
sas fatigas y riesgos, en solo el hombro la charretera, 
ó alones de brazo; no le queda satisfacción, si los viste 
la casaca del paysano, ó del extrangero de las^ armas. 
Su apropiación indebida á mas de hacer un matiz inde- 
cente y descolorido por defecto de mérito, es un insulto á 
todas las constituciones políticas y militares. Para evi- 
tarla en Chile donde ya es escandalosa la generalidad 
del uniforme ; haya una junta compuesta de los co- 
mandantes de tas Tropas, que registre, y reconosca los 
títulos, que documenten á cada uno su uso, privando 
de él á los qne no los tengan, 6 no sean legitimes ; y 
por que lleve efecto este decreto, se nombran para su 
execucion los xefes de los cuerpos de granaderos, artil- 
lería, y voluntarios de la patria, siendo del resorte del 
juez mayor de alta policía avisarles sobre los que 
conosca nulos 6 dudosos .Tómese razón en el tribunal 
de cuentas y comisaria de guerra para su cumplimiento, 

Carrera.= Cerda.= Portales.= 

R odrigu es, Secretario. = 

Tomóse razón en el tribunal de cuentas á 28 de 
Febrero de 1812= Díaz de Faldes. 

ARTICULO DE OFICIO. 

Santiago Febrero 28, de 1812. 
SE pierde y es en vano, la mejor disposición militar: el 
éficial y el soldado inútilmente tienen esfuerzo, y la 
táctica jamás llegó á un estado de perfección, si la exe- 
cucion del espiritu resuelto y de la bravura no es dirigida 
en el campo de Marte por buenos principios teóricos no 
toque nuestras armas mano, cuya acción vaya fuera de 
las ordenanzas del exercito ; y por que no se estudie, 
h aprehenda en ellas lo que ha caducado por viejo, im- 
practicable, 6 reformado ; haya en Chile desde hoy una 



Junta compuesta de los señoresComandantes de grana- 
deros, Artillería, Gran guardia nacional, y voluntarios de 
la patria que cuiden de anotar las cartillas militares, 
poriiendo á su margen las ordenes nuevas de su refor- 
ma en el capitulo y lugar que obren, y representando al 
govierno por lo menos conducente y arreglado. A ella 
entran también por comisión especial el coronel Don 
Domingo Diaz de Salcedo, y el secretario de la Junta 
Don Agustín Vial : se reunirán diariamente, y estarán 
en acuerdo una hora quando menos. Páseseles oficio 
para que empiezen la obra y se espera de su zelo, su- 
ficiencia, actividad y patriotismo la mas pronta execu- 
cion cuyo solo efecto falta, para que imprimiéndose las 
referidas ordenanzas, pueda organizarse en las tropas de 
América una sabia teoría de la vida armada. 
Carrera.^ Cerda.= Portales .= 

Rodrigues, Secretario.— 



Santiago 24 de Febrero 

ESTE dia fué dé gran complacencia para los verda- 
deros amantes del pais,.por el solemne recibimiento del 
Señor Coronel Don Joel Roberts Poinsett Cónsul gene- 
ral de los Estados Unidos de la América Septemtrional, 
nombrado por Jaime Madison su actual Presidente cer- 
ca del Gobierno superior de Chile. Asistieron todas 
las corporaciones, cuyo voto unánime habia precedido. 

El Señor Cónsul ocupó su lugar, y dirigiéndole la 
palabra el Señor Presidente, dixo : 

CHILE, Señor Cónsul, por su govierno, y sus cor- 
poraciones reconoce en V. S. el Cónsul general de los 
Estados Unidos de Norte América. Esta potencia se 
lleva todas nuestras atenciones, y nuestra adhesión. 
Puede V. S. protextarla seguramente de nuestros sin- 
ceros sentimientos. Su Comercio será atendido, y no 
saldrán de nosotros sin efecto las representaciones de 
V. S. que se dirijan á su prosperidad. Este es el sen- 
timiento universal de este pueblo por quien hé ablado 
ÁW.S. .■ ■ 

CONTESTACIÓN, 

EL Govierno de los Estados Unidos, me encargó ésta 
comisión cérea del Excelentísimo Govierno de Chile, 
para dar una prueba nada equivoca de su amistad, y 
deseos de establecer con este reino unas relaciones 
comerciales reciprocamente ventajosas. 

Los Americanos del norte miran generalmente con 
sumo interés los sucesos de éstos países, y desean con 
ardor la prosperidad, y felicidad de sus hermanos del 






16 



AURORA DE CHILE, 



Sur. Haré presente al Gobierno de los Estados Uni- 
dos los sentimintos amigables de V-. E. Y me felicito 
de haber sido el primero, que tuvo el cargo honorifico 
de establecer relaciones entre dos naciones generosas, 
que deben mirarse como amigas y aliadas naturales. 

Valparaizó, el 24 de Febrero, dieron fondo las 
fragatas Escorpión, y Begoña, procedentes del Callao. 
Sus capitanes Don Pedro Echezarreta, y Don José 
Goycochéa. Su cargamento consiste en 3012 panes 
de azúcar, 50 botijas de miel, 4000 piedras de sal, 87 
cargas de cacao, 14 caxones, y 21 tercios de efectos del 
pais y de Europa. 

EL 26. del corriente fondeo el bergantín N. S. del | 
Piliar (alias) la Fortuna, procedente de los puertos de' 
Guayaquil, y Paita. Su capitán y maestre D. Francis-j 
co de la Melena, piloto y dueño, Don José María de la 
Melena, y trahe el cargamento siguiente ; 30?. cargas de 
cacao, 46 quintales de árros, y 12 mangles: 

EXTRACTO 

De una memoria presentada al consejo de regencia, y 
leida en la tribuna de las cortes por el ministro interino', 
de hacienda en la sesión del di a 20. de Marzo de 181 1 . \ 

PUNTO I. 

Be la magnitud de la deitda publica de Esfiuí\a. 

1. DESDE que los gobiernos hallaron en el crédito' 
im recurso abundante para satisfacer sus caprichos,! 
dieron suelta á sus planes 'ruinosos al pueblo, aunque! 
lisonjeros, á sus pasiones. España en ios siglos del¡ 
•poder 'militar combinaba la importancia de las empresasj 
con la fuerza física y bursátil de sus moradores, y. der- 
ramaba la carga al compás de las necesidades y de la 
posibilidad efectiva de, satisfacerlos. 

2. Variada la táctica militar, o mejor diré, substituido 
el imperio de la arbitrariedad al de la ley, los reyes sin 
contar con la nación declararon las guerras, ajustaron las 
paces, y sacrificando la sangre y la subsistencia de los 
pueblos al engrandecimiento de sus familias, establecie- 
ron nuebos tributos, recargaron los antiguos, perpetua- 
ron los temporales, pusieron en publica subástalos! 
atributos mas nobles de la soberanía, y fatigados con la 
extensión de sus proyectos, y con la falta de medios^ 
para llevarlos á cabo, vincularon en la posteridad los 
efectos exterminadores de sus medidas. 



3. Los prestamos y las negociaciones de dinero, lo? 
jnros, y los censos, los vales reales, y todos los artículos 
de la deuda pública de España son unos documentos 
que representan caudales cuyo reintegro se estipulo 
para los siglos posteriores á los en que se han consumi- 
do. Sus nombres tan varios como los apuros, y las cir- 
cunstancias, ofrecen la imagen del sacrificio decretado 
á los nietos para satisfacer los proyectos de sus abuelos. 
4 Los gobiernos, lo mismo que los hombres, tímidos al 
principio convierten en arte la costumbre de engañar. 
Yo veo á la reyna católica, la inmortal Isabel, vender 
sus joyas para reintegrar los fondos que á préstamo to- 
maba á sus vasallos y á los negociantes extrangeros : y 
á Carlos V. constituir los juros, y los censos con rédi- 
tos, y a sus hijos y succesores tomar a la fuerza los cau- 
dales de particulares, suspender los pagos, negar el cum- 
plimiento de los contratos mas solemnes ; Felipe V. no- 
pudíendo satisfacer las deudas contraidas por sentarse 
en el trono de los Ataúlfos desdeña su pago : Fernando 
VI. se declara sin obligación de pagar los créditos de sus 
mayores, y Carlos III. y CarlosIV. al mismo tiempo que 
proclaman los principios eternos de la justicia, aumen- 
tan la deuda de la cantidad de 5,933,745,274, reales 4 
mararedices: siendo el resultado de todo hallarse Es- 
paña en el mes de julio de 1808. con la enorme suma de 
7,194,2.66,839, reales 33 mararedices, de deuda, estoes 
359,713,341, pesos fuertes. (Aqui interrumpió el mi- 
nistro la lectura y dixo : „¿ Quiere V. M. una prueba 
,, mas sensible del desconcierto en que hemos vivido, 
„ que el de no saber fixamente á quanto asciende k 
.„ deuda publica ? El año de 1799 se pensó en formar 
,, un estado de ella, pero la política de aquella época se 
„ oponía á su realización. 

„ Solo un hombre immoral, y avenido con las tram- 
„ pas puede vivir sin-sáber á quanto ascienden sus em- 
„ peños ; y el gobierno ha llegado á nosotros sin conoser 
„ la extención de las deudas, al mismo tiempo que la s 
„ aumentaba.,, 

5. Aun que los errores de cálculos de los arbitristas de 
tres siglos descargaban toda su influencia sobre no- 
sotros, en el momento déla santa insurrección, sin arre- 
drarnos con el peso de las deudas, supimos romperlos 
grillos de la esclavitud, hemos buscado fondos, y hemos 
contraido deudas nuebas:: [se coHTiNUítá.] 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

POR SRES. SAMUEL B. JOHNSTON, GUILLELMO H. BURBIDGE, Y SIMÓN GARRÍSON, 

DE J.OS ESTADOS! ¥NIDOS. 



AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

MINISTERIAL, Y POLÍTICO 



¡n i i . u 



No. 4. 



Jueves, 5 de Marzo, de 1812, 



Tomo 1. 



ARTICULO DE OFICIO. 

ÉXCELLENTISIMO Süñoíl, 

Dn Mateo Amoldo Htevel representa á V. E. res- 
petuosamente que en el reglamento de comercio libre 
de 21 de Febrero de 1811, se fixa al articulo 16. el 
termino de aiío y medio contado desde esa fecha para 
que las introducciones de libros, planes, cartas geográ- 
ficas, armas, municiones, imprenta* instrumentos mate- 
máticos, y de física, utencilios, y maquinas para la 
agricultura, V manufactura, sean libres de todo derecho. 
Este plazo apenas ha sido suficiente para que llegase la 
noticia, y i esfuerzos de mi actividad, y amor á este 
precioso suelo, viniese la pequeña exportación que 
puede Servir de una señal segura de los buenos sentimi- 
entos y deseos de nuestros hermanos, y paysanos de 
Norte América, por cooperar al engrandecimiento del 
rey no de Chile. Dentro de breve tiempo recibiremos 
demostraciones mas útiles é importantes. Pero, sa- 
biendo que esta primera ha sido bien aceptada, se em- 
peñarán en repetir con todo exfüerzó, dentro del espado 
que nuevamente sé les conceda. Está es mi solicitud, 
V. E. que conoce á fondo su interesante objeto, se 
dignará prorrogar el articulo 16. por otro tanto termi- 
no de un modo que llegue sin retardación, y auténti- 
camente al Gobierno de los Estados Unidos. Asi en 
obsequio de la patria.- A V. E. lo suplico y espero de 
su generosa dignación.— Mateo Arnaldo Heevel. 



escribanía á Dn. Mateo Arnaldo Haevel los testimonios 
que pida en la forma que solicite, y tómese razón, agre- 
gándose al mismo reglamsento después de publicado en 

bando. 

Carreras Cerda. — Portales. = 

Rodrigues, Secretarios 



ÉXCELLENTISIMO, SEñORj 

Dn. Mateo Arnaldo Heevel con mi may* respecto 
ante V. E. digo : que á petición mia se ha servido V. E. 
prorrogar á otro tanto mas el termino dé año y medio 
que se concede por el articulo 16. del reglamento de 
comercio libre, para introducir libres de todo derecho 
las especies que en él se individualizan • y para qué sé 
sepa dé un modo autentico la"gracia otorgada, y que yo 
he sido el autor de esta solicitud.— A V. E. suplico se 
sirva mandar que Sacándose testimonio de mi pedimi- 
ento y su proveído se imprima. Asi lo espero de la 
justificación de V. E.= Mateo Arnaldo Haevel.= 

Santiago de Chile, Febrero \Ode 1812. 
Imprimase como se solicita.— 

Carrera,— Cerdas Portales.— 

Concuerda con su original que existe en la Secreta- 
ria de Gobierno á que me refiero» 

Pedro José Cansino, Escrivano sostitido de Goviemo. 



DECRETO. 

Santiago de Chile, Febrero 8 de 13 12. 

SE prorroga el termino del articulo 16. delreglamento 
de comercio libre en que se absuelven de derechos los 
«fectos, y útiles de que habla este escrito, á otro tanto 
mas del año y medio de su concesión : en conseqü encía 
hasta su cumplimiento serán libres como hasta aquí: y á 
fin de que este decreto tenga efecto dense por la 



*->;<-;Kf5^«->;c-í:f?;f** 



policía. 



LA policía es del mayor interés para los pueblos pues 
uno de sus grandes objetos esla salud pública. Aun con- 
siderada solo baxo este respecto, es manifiesta su impor- 
tancia, pues sin ella la población és presa de las enfer- 
medades, y la arrebata la muerte. Sin ella, se convi- 
erten en un vasto hospital las ciudades populosas. Pare- 
ce, decía un filosofo, que las grandes ciudades son con- 
trarias al orden de la naturalaza, pues se nota que hace 
exfuerzos para destruirlas, y solo pueden conservarse 



28 



AURORA DE CHILE, 



por los cuidados, y la vigilancia de la policía. Sin ella, 
el ayre se corrompe, se pudren las aguas, y exhalan va- 
pores matadores. Los cadáveres introducen por medio 
del ayre en nuestras venas principios de muerte. De 
aqui es, que en las grandes poblaciones nacen las epi- 
demias. 

Parece que entre las principales causas de las enfer- 
medades, que padecen las poblaciones, deben numer- 
arse las siguientes : desaceo, y miseria de la plebe, im- 
mundicia de las calles, detención de las aguas, corrup- 
ción de los cadáveres dentro de la misma población, re- 
unión de muchas personas en lugares de poca ventila- 
ción, principalmente si hay fuego y luces. 

La experiencia está de acuerdo con el raciocinio para 
probar esta verdad, y se creeria que los maravillosos 
secretos, que ha arrancado á la naturaleza en estos úl- 
timos tiempos la química en la descomposición, y propie- 
dades de las substancias aeriformes, no han tenido otro 
objecto, que hacernos mas cautos, condenar nuestro 
descuido, y muchos de nuestros usos, que solo perma- 
necen o por ser antiguos, 6 por que aun tenemos po- 
cas luces. Consultemos primero á la experiencia. Con- 
sta que la miseria, y desaceo de la plebe há vuelto en 
algunas partes casi generales las enfermedades cutáne- 
as. Asi la lepra era un mal epidémico en Francia en 
tiempo de Luis VIII. Aquel monarca dexo un legado de 
cien sueldos á cada una de las dos mil casas de leprosos, 
que habían en el reyno. Supongamos que en cada hos- 
pital no hubiesen mas que veinte enfermos, resultarán 
quarentainil leprosos en un estado, que no tenia enton- 
ces el tercio de la estencion que tubo después. Esta 
terrible enfermedad fue desapareciendo en Francia con 
ios progresos de la industria y de la policía. Consta 
que la corrupción de cada una de las substancias in> 
inundas, que afean las calles, comunica al ayre tal in- 
fección, que causa enfermedades, y há trahido la muer- 
te á muchos individuos. Los libros de los médicos 
están llenos de este genero de observaciones. Ellos 
han observado que las fiebres pútridas, y el escorbuto le 
deben principalmente su origen : que no era otra la 
causa, que había hecho á veces epidémica la disenteria:: 
Alo menos no puede asignarse otro principio al dolor de 
cabeza, yála naucea, que se experimenta quando se 
respira el ayre de los hospitales en que se descuida el 
aceo. 

La detención y corrupción de las águs se há mirado en 
todos tiempos como una causa principal de fiebres. Se 
sabe que estas reinan en lugares húmedos, y pantano- 
sos : que muchos no lían podido recobrar la salud hasta 
salir de ellos. Ésta observación nos viene desde la an- 
tigüedad : Empédocles se hizo famoso por haver librado 
de las fiebres á una población con Solo secar los panta- 
nos, que la rodeaban. 



La terrible peste no afligió al Egipto mientras se 
conservaban limpios los cauces, que debían dar curso 
á las aguas, que dejaba estancadas el Nilo en sus inun- 
daciones. Pero luego que se introduxo allí el dominio, 
y el desaceo Mahometano, la peste se há hecho periódi- 
ca, repitiendo anualmente. Los sabios, qne acom- 
pañaron en aquellas regiones al auctual Emperador de 
los Franseres, observaron que luego que las tierras hú- 
medas, y charcosas por la inundación del Nilo comien- 
zan á podrise, principia la peste durando hasta que 6 de- 
secadas por el calor del sol, cesan de corromper la at- 
mosfera, ó creciendo de nuebo el Rio cubre de aguas 
frescas los pantanos, y matorrales podridos * Médicos 
mui apresiables de los Estados Unidos juzgan que li 
fiebre amarilla debe su principio y violencia al influxo de 
los miasmas pantanosos. Las situaciones favorables á ' 
la acumulación del lodo, y estancación de aguas podri- 
das fueron, según Seamán el focus de la epidemia, que 
padeció Nueva York el año de 95. Por eso imformados 
los comisionados de la salud del origen de la fiebre pade- 
cida en Massachusset, Virginia, y Nueva York, han 
impedido con la mayor actividad las estancaciones del 
lodo, y délas aguas, 

La naturaleza se horroriza al contemplar la corrup- 
ción de los cadáveres dentro del recinto de las polacio- 
nes. ¡ Lastima ! ¡ En un siglo tan luminoso dura entre 
nosotros esta practica de los tiempos barbaros. El 
clamor de tantos sabios, que se han elevado contra ella, 
no nos há movido. El exemplo de toda la Europa, el de 
Lima, la pragmática de Carlos III. no nos han hecho 
impresión. Los escritos, que se publicaron en el Mer- 
curio Peruano, tan eduritos, como eloqüentes, nada 
han lograpo entre nosotros. Aun se nos puede aplicar 
lo que sobre este mismo asunto dixo de los Limeños el 
docto Unanue: ¡Cosa extraña, que los habitantes de 
un clima tan begnino hayan tenido un modo de pensar 
tan áspero ! Lo raro de aquella preciosa obra no nos 
há permitido aducir aqui alguna parte de su doctrina y 
bellezas, para hermocer asunto tan triste. Esta prac- 
tica, según yo creo, há de ser en los siglos futuros uno 
de los misterios de la historia. La aliarán mui repug- 
nante á la naturaleza, y á la conservación de nuestra 
vida ; y no les parecerá que conviene mucho con nuestra 
piedad.f 

* The Naval Surgeon. 



t Quando se publicó la pragmática de Carlos III. sobre la 
inhumación de los cadáveres en cementerios situados fuera de 
las poblaciones, salió á luz la siguiente Octava, reimpresa tantas 
veces, como consagrada á la immortalidad por el gusto y 1&. 
razón. 

OCTAVA. 
Viva la Providencia saludable, 
Que á Dios da culto, y á los hombres vida: 
Huya la corrupción abominable 
t)e su sagrada casa esclarecida : r 



No creerán qne hirviésemos estado tranquilos sobre 
pavimentos, que ocultaban cadáveres en actual corrup- 
ción, respirando un ayre cargado de partículas hedion- 
das, y podridas ; ni que hubiésemos mesclado con ellas 
el humo de nuestros inciensos : no creerán que hubiése- 
mos olvidado tanto la practica de la bella edad de la 
Iglecia. Muchos exemplos y mui tristes han manifesta- 
do desde la antigüedad la influencia maligna de los 
efluvios cadavéricos. Aníbal para sitiar á Agrigento 
meditó edificar una muralla, que dominase la ciudad : 
para proporcionarse los materiales echó mano de los an- 
tiguos sepulcros, que rodeaban la ciudad. En el mo- 
mento, que los cadáveres, y sus despojos se presentaron 
sobre la superficie de la tierra, accmstio una pestilencia 
terrible, que mató inmenso numero de Cartagineses. 

Una población del Perú se vio precisada á no concur- 
rir á la Iglesia en los dias festivos, por que se cercioraron 
los habitantes que recibían en ella el veneno de la 
fiebre. Limpia la iglesia de cadáveres, cesó aquel mal, 
y se restableció la concurrencia. 

En Quito fue atacado de una fiebre pestilente un 
hombre en el momento que respiró el ayre de la iglesia 
de S. Agustín al abrirse por la mañana. 

Todos lns autores médicos, que han escrito sobre la 
Higiene, ó sobre el modo de preservarse de las enferme- 
dades, han clamado contra el peligro, que resulta de 
reunirse muchas personas en lugares de poca ventila- 
ción, principalmente si hay desaceo, fuego, ó luces. 
En estos casos el ayre respirable se consume, de modo, 
que si la falta de nuevo ayre es completa, se sigue ne- 
sesariamente la muerte. Pero aunque el mal no llegue 
á tal extremo es cierto, que siempre padecen los pulmo- 
nes por la inspiración del ácido carbónico, y por que 
ademas se inspira un ayre caliente, y cargado de las par- 
tículas de la transpiración de todos los concurentes. ¡En 
quantos pulmones, y talvéz enfermos há entrado el 
ayre, que se respira en una concurrencia numerosa y 
enserrada en un estrecho recinto ! 

Los males, que resultan del desaceo, inconsideración, 
y abandono publico, no siempre se hacen sentir de un 
modo pronto y notable; pero minan sordamente la 
salud. Merece insertarse aquí el siguiente rasgo de 
una disertación publicada en Lima por el Señor Pezet. 
„ Aun quando parece que gozan de salud los que habi. 
„ tan lugares inmundos, están sin el debido movimiento 
„ sus pulmones, y enervados los órganos de la digestión. 
„ Asi la vida corporal es débil, y por la unión con el 
„ alma, esta se halla también entorpecida. Parece conde- 

Respirese en el templo el agradable 
Aromático olor, que á orar convida : 
Triunfen ya los inciensos primitivos, 
Y no maten los muertos a los vivos- 



,nada á morar en un retrete melancólico, que solo ofrece 
„ ideas lentas, y moribundas ; y los cuerpos destinados 
„ solo á vegetar sobre la tierra, pasando sus dias opri. 
„ midos del cansancio, y sepultados en el sueño. 

„ Mas donde el ayre es puro, las habitaciones limpias 
,, y alegre el suelo, todo respira aliento, fuerza, y 
„ salud. El cuerpo se vé estimulado al trabajo, y el 
„ alma al pensamiento. Expedito el pulmón en sus 
„ funciones, y el estomago en las suyas, el animo del 
„ hombre está contento, y siempre viendo adonde 
„ estenderla esfera de su actividad.,, 

La masa de ayre, que respiramos, se considera de dos 
modos ; ya como un occeano vasto, é invisible en que 
nadan moléculas de todos los cuerpos terrestres, y con 
mas abundancia de los fluidos convertidos en vapor ; ya 
como un agregado de gazes, ó substancias aeriformes, 
cuya existencia, y qualidades han enriquecido nuestros 
conocimientos en estos últimos siglos. Baxo estos dos 
respectos el ayre adquiere á las veces una propiedad 
matadora. Este es un asunto mui vasto, y digno por 
su importancia de una disertación especial. Bastará 
por ahora indicar brevemente algunos principios. 

Entre las substancias, cuyas moléculas comunican 
al ayre una propiedad deletéria, se distinguen por sus 
estragos las que resultan de la corrupción y descomposi- 
ción de las substancias animales. La experiencia ha 
mostrado, que se pegan á los cuerpos, con especialidad 
á los lienzos, y lanas; son conducidas á regiones dis- 
tantes, y conservan por largo tiempo su actividad y 
virulencia. Introducidas en los cuerpos vivos disponen 
sus humores á la podredumbre. Es savido de todos 
aquel triste caso sucedido en Paris, quando encargado 
un hombre de romper el techo de un calabozo hediondo, 
para darle alguna ventilación, apenas recibió el ayre 
interior quando fue atacado de una fiebre pestilente, 
que se comunicó á su infeliz familia, y pereció toda con 
él en mui pocos dias. 

El ayre atmosférico, presindiendo de los diversos 
vapores que contiene, jamas es un cuerpo simple ; esta 
formado á mas del calórico de la combinación de dos 
fluidos aeriformes, ó gazes, diametralmente opuestos en 
sus qualidades. La proporción que guardan entre si 
los principios constitutivos del ayre, para ser saludable 
es de 73. á 27, pues está demostrado que cien libras de 
buen ayre atmosférico contienen con poca diferencia 
73. partes de gaz azooe venenoso y mortífero, y 27 de 
oxígeno, ó ayre vital. Los químicos modernos, des- 
componiendo el ayre atmosférico, han encentrado el 
modo de separar, y reservar en botellas cada uno de estos 
dos gazes. También han hallado el modo de obtener 
y enserrar puros los gazes, que se elevan de las aguas 
estancadas, de las tierras charcosas, y de la corrupción 



A 



20 



AURORA DE CHILE, 



de las substancias animales. El Sr. Pineda fué el 
primero que dio en Lima el admirable espectáculo de la 
inflamación del gaz hydrógeno, y de la propiedad 
sufocante del gaz ácido carbónico, de que apenas tenía- 
mos una idea vaga, por la sensible falta de un labora- 
torio químico. ¡ Quantas cosas nos faltan ! Quando 
tengamos aparatos quimicos, mediremos con exactitud 
por medio del Eudiómetro los grados de salubridad del 
ayre con respecto al vital, que contiene ; notaremos 
con horror la cantidad de ayre maligno, que se baila en 
muchos lugares por el desaceo y la incultura ; entonces 
descompordremos al agua, la reduciremos á dos gazes, 
substancias aeriformes, ó sean ayres, de que se com- 
pone ; el uno el eminentemente respirable, que acelera 
prodigiosamente la combustión de los cuerpos, el otro 
el hidrógeno, ayre inflamable, con el qual se componen 
ya en Europa, y Norte America fuegos de artificio 
maravillosos. ¡ Quanto nos falta que ver, y que ad- 
mirar! Entonces observaremos la gran cantidad de 
azooe, de gaz hidrógeno sulfurado, y fosforado, todos 
igualmente matadores, que se desprende de las substan- 
cias animales, que están en actual corrupción ; veremos 
como se consume el ayre vital en el ayre atmosférico 
por medio del fuego y las luces ; y se le substituye el 
gaz ácido carbónico, que mata á los animales, que lo 
respiran libre. 

Quando en el ayre, que respiramos, falta la indicada 
proporción de 73 á 27 entre sus principios componentes, 
es atacada nuestra salud. Si sobrepuja insignemente 
(dice uno de nuestros médicos) en el ayre el gaz azooe 
venenoso, resultan males horribles, acompañados de 
funestos simtomas, que encaminándose á la putrefacion 
cadaverosa corrempen nuestros humores, debilitan 
nuestros solidos, y depravan el xugo espirituoso, que 
anima, y vigoriza las funciones vitales. 

MANIFIESTO DE EL GOBIERNO. 

Santiago, 4 de Marzo de 1812. 

Después que elGovierno intimamente convencido de los funes- 
tos resultados de la guerra civil ha empeñado la prudencia 
misma por cortar las infundadas diferencias, que ha querido 
sostener con una arrogancia insultante la provincia de Concep- 
ción : quando las comunicaciones oficiales de aquel Govierno 
se cubren de un aspecto de composición, y que transigidos los 
respectivos intereses, produsga la unión todo su efecto, lo ha 



sorprehendido el mas arrojado papel del comandante, y 
oficiales del batallón de aquella plaza con que se atreven á la 
primera autoridad del reyno hasta desparramarlos sediciosa- 
mente en los partidos de Santiago : no puede haverse dado sin 
anuencia de aquel govierno, ni autorizar este tan temerario 
arrojo, sin decidir sus miras hostiles : este convencimiento nos 
ha arrancado la determinación de cubrir de un modo respeta- 
ble la raya, á cuyo solo efecto marchan la legiones de la patria s 
es desgraciado el ensayo por ser con nuestros hermanos, per© 
es necesario para evitar una anarquía desoladora. Entienda 
aquella provincia que no es contra los principios liberales sos- 
tener á todo trance la unidad, que han quebrado de su parte los 
genios desnaturalizados, que no podrán salvarla en el apuro, y 
conosca el reyno entero, que sostenido de un govierno enér- 
gico, no será en adelante el jugete de los caprichos extrabagan-* 
tes, de las miras ambiciosas, y del disfrazado egoísmo. 

José Miguel Carrera.=Jose Santiago Portales.» 

Augustin Vial, Secretario, 



NOTICIAS. 

Es de creer que al presente las angustias de la madre 
patria hayan crecido al extremo, pues en el periódica 
de Baltimore se hallan las noticias siguientes. 

Baltimore 18 de Septiembre de 1S1 1. 

GUERRA DE ESPAÑA. 

Se nos há favorecido con la lectura de una carta de 
un caballero de mucho respeto, dirigida á sus amigos 
de Baltimore, que autoriza la creencia de que Bonaparte 
estaba próximo á marchar para Epaña con sus mejores 
tropas, y expertos Generales á decidir la guerra con un 
solo golpe. Para efectuar este designio ha diferido su 
viageá Italia. 

Dicho caballero opina haverse suspendido el rompimi- 
ento entre los dos Emperadores Alejandro, y Napoleón. 
Las levas en la confederación del Rhin, ocupación de 
las ciudades Anseáticas, la fuerte guarnición francesa 
en Dantzic, y otras ciudades del Báltico, y muchos lu- 
gares del Norte son otros tantos preparativos, que anun- 
cian un rompimiento, ó á lo menos son precauciones 
contra él. 

Por lo que respecta á la guerra de España, pueden es- 
perar seguramente nuestros comerciantes que loa In- 
gleses bloquearán los puertos de España y Portugal, 
luego que sus exercitos sean expelidos déla península. 

Baltimore 23 de Seplimbre. 

La campaña de España y Portugal debe haberse 
vuelto á abrir á la presente : el Emperador de los Fran- 
ceses há significado que intenta tener á su lado en 
España antes del mes de Octubre á todos los Grandes 
Oficiales de Francia. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EJT LA IMrRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

POR SRES. SAMUEL B. JOHNSTON, GUILLELMO H. BURBIDGE, Y SIMÓN GARRISON, 

DE LOS ESTADOS UKID9S- 



SUPLEMENTO A LA AURORA 
DeiJueveslY de Marzo. 

j GLORIA inmortal a las armas triunfantes de !a Patria ! Los 
deseos que suponemos en los pueblos americanos de acelerar el 
día de su libertad, exigen se les satisfaga anticipando la noticia 
plausible que el Teniente Gobernador de Mendoza acaba de co- 
municar a este Gobierno por oficio de 7 del corriente, acom- 
pañando en copia el parte dirigido por el Sr. Belgrano al Co- 
mandante de Catamarca, y es del tenor siguiente. 

Las armas de la patria se han cubierto de gloria el dia de ayer, 
logrando una completa victoria sobre sus enemigos .* recuperando 
el territorio de Salta, y Jujui hasta Tupisa. 

Hacer nuestras todas <ias armas, y íñüñkiones del exercito ene- 
migo* y todos los caudales públicos: retirarse baxo de juramento 
(que deben hacer sus Xefes y Oficiales, que no se pasen a nues- 
tro exercito, por si y a nombre de los soldados) de no tomar las 
armas contra las Provincias Unidas del Rio de la Plata, en las que 
se comprehenden las Provincias de Potosi, Charcas, Cochabamba; 
y la Paz ; recobrar los prisioneros que existan en el territorio, 
que deben evacuar ; reteniendo nosotros los que hubiésemos 
hecho . 4 ha sido el principal resultado de tan gloriosa acción* Todo 
se debe a la singular protección que visiblemente nos dispensa el 
Dios de los Exercitos i y asi se servirá V. S* disponer se diga en 
esa Ciudad Misa de Gracias con Te Deum en reconocimiento de 
tan distinguido beneficio.— Dios guarde a V. S. muchos anos. — 
Tablada de Salta, Febrero 21 de 1813.— -Manuel Belgrano. — 



S 












i ' '■ 

, . .... . . 

I 

' i 

¡O ■ ■ I 

' i ■ 








■ • 



■' 

- ■ ■ ■ 

- 












I 



AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

MINISTERIAL, Y POJLITI 



CO 



No. 5. 



Jueves, 12 de Marzo, de 1812» 



Tomo 1 



EXTRACTO 



Sti 



Be nn Popel publicado en Londres sobre los efectos de 



la guerra del continente. 



Italianos» y Obispos Franceses, sehá trasladado el Papá 
por orden de Bonaparte del territorio de Genova á una 
plaza fuerte de Piemonte s lo que dá mucho que pensar* 



SI volvemos los ojos acia é\ teatro de nuestras guerras 
en el continente, veremos que todas han sido en vano : 
que los subsidios han sido inútiles ; que el sudor de 
Inglaterra, con que compraba la sangre de sus aliados, 
entodas ocasiones há motivado la destrucción de aque- 
llos mismos aliados ; hasta que al cabo vemos á la 
Francia, aquella Francia aquien halló Mr.Pitt en estado 
de confusión, y debilidad, la dueña absoluta de la 
Europa, teniéndolas llaves de todos los ríos y puertos, 
construyendo armadas en lugares donde desde los topes 
de los buques puede verse la boca del Tftmesís, y al fin 
preguntando entre nosotros quando estará en estado 
de invadirnos, sin haver uno ni aun el Ld. Liverpbl,que 
juzgue a-un fantásticamente que algún dia tendremos 
poder para hacerle otro tanto, sino es por ridiculas 
amenazas. ¿ Negará alguno que esta es nuestra sitúa, 
cion con respecto á la Francia ? ¿ Para que pues se 
han gastado novecientos millones de libras en estas 
guerras del continente ? En verdad, si ellas hubiesen 
tenido buen exíto ; si Pitt, y sus succesores huviesen 
disminuido el poder de la Francia, entonces pudiera 
haver algún lugar para decir que teníamos seguridad de 
lo exterior, y una compensación de los efectos fatales 
de las contribuciones. Ni la Francia se há contenido 
dentro de sus antiguos limites, ni dentro de aquellos 
en que la halló Mr. Pitt. \ Quien será aquel hombre 
que halle consuelo en medio de nuestros padecimientos 
internos ? 

Concluye demostrando que en el dia Hada se adelan- 
taría con la paz. Yendo bien todo (dice) primero en 
casa, podemos hablar de paz en tono atrebido, y sino 
la conseguimos en términos seguros y honrosos, perse- 
veraremos desafiando al enemigo, y diciendo que no 
tememos la guerra perpetua. 



PARÍS) 12 de Agosto. 
MONSERRATE á pocas leguas de Tarragona se 
há rendido á los Franceses. 

PÉTERSBÜRG, i ó* de Agostó. 
EL 26 los comisionados de la Aduana vendieron ejX 
pública subasta á beneficio de la renta una cantidad de 
artículos de hierro, que se han confiscado por seí 
manufactura Inglesa^ 



ac 



EN un papel de Londres de 27 de Julio se dice : al 
loísmo tiempo que se congregan en Paris los Cardenales 



LONDRES, 24 de Agosta 

RUMORES MELANCÓLICOS. 

UNA carta de un caballero en la Isla de Leori^ 
fecha 25 del pasado dá una relación melancólica del 
estado de los negocios en Cádiz, y eñla Isla,, dimanando 
de la total falta de energía de parte de la Regencia y de 
las Cortes, y también de los zelos que manifiestan 
plenamente los constituidos en autoridad, de nuestros 
Oficiales y Tropas. Á mas de esto el Govierno está, 
recargado cOn deudas y el erario exhausto. La carta 
dice, „ La Marina está 18 meses há reclamando su 
paga, y el exercito5 ; siendo pequeñísimas las raciones, 
la tropa pasa quatro ó cinco días sin ninguna.,, ,, Mr. 
Wellesley, se dice, está deseosísimo de volverse, exas- 
perado del infructuoso trabajo.,, „ El General Grabara 
fué separado del mando por la resistencia que hizo á 
cada punto de importancia ; disgustado con los zelos 
infundados que generalmente le mostraban, pidió que 
le relevasen.,, La carta estima toda la fuerza de los 
Franceses delante de Cádiz en 18.000 hombres, la que 
no se concibe sea adequadu jpara executar alguna cosa 
seria. La carta nota que '„ muestra gran seguridad 
depende de nuestra fuerza local, de la gran estension 
de marebas Interceptadas con fosos cada veinte varas, 



<" 



Q2 



AURORA DE CHILE, 



de gran profundidad é igual ancho ; tenemos fuertes 
puestos por todas partes para comandar todos los cami- 
nos y avenidas, de suerte que podemos cortar la cabe- 
za de una columna, que desde allí no podrá avanzar 
sino en trozos. 



PARÍS 29 Agosto 1811 
Mr. THEOTOKI y el Duque de Looz, Presidentes 
déla diputación de las Islas Jonias en el Adriático, (de 
las que Corfú es la principal) felicitaron verbalmente á 
S. M. el Emperador ; quien se digno hacer la siguiente 

RESPUESTA : 

Caballeros diputados, 

„ YO he mandado se completen grandes obras en vu- 
estro pais. Yo he colectado un gran numero de tro- 
pas, y municiones de todas clases. Yo no repugno los 
gastos que Corfú há costado á mi tesoro. Ella es la 
llave del Adriático.,, 

„Yo nunca abandonaré las Islas, que la superioridad del 
enemigo por mar há puesto en su poder. Qualquiera 
cosa que es, ó haya sido Francesa en la India, en Ameri 
ca, en el Mediterráneo, siempre lo será. Lo conquis- 
tado por el enemigo, por las vicisitudes de la guerra, 
volverá al Imperio por otros acontecimientos de la 
guerra, 6 por las estipulaciones de paz. Yo siempre 
consideraré como una eterna mancha en mi reinado, si 
alguna vez sancionase el abandono de un solo Francés.,, 



ESTADOS UNIDOS. 

Se há inventado un nuevo modo de imprimir en que 
por maquina movida por un caballo, por vapor, 6 por 
agua se hace todo, sin mas trabajo, que el indispensable 
de armar, y el de poner y quitar el papel. 

Santiago 9 de Marzo por la tarde. 

Há salido la división del centro del exercito de obser- 
vación de la frontera, compuesta de 900 veteranos, y 
200 caballos, al mando de rv "omandante General el 
Brigadier D. Juan. José de Carrera. Dicho Señor dirige 
al pueblo la siguiente= 

PROCí aMA. 

SI la tiranía, comnatri ; t as, egoísmo, y las pasiones 
se han encrespado, y ermentan por alterar nuestra 
quietud, los geni >s d Chile no doblarán la cerviz, y 
reaniman su exív.ter o por salvaros. Arderán en la 



hoguera del iniqüo las almas negras que meditan nues- 
tra ruina, y aventadas sus cenizas, se despejará nuestro 
horizonte de la niebla sombría, que ha dilatado la aurora 
de nuestra libertad. Descubierto el trono de nuestros 
derechos al medio día de la regeneración Americana, 
todos gozaremos la influencia saludable del clima de la 
paz, independientes de las trabas del despotismo. 

Salen las huestes de la patria á la frente del enemigo; 
y no pueden ser otras las resultas de su resolución, y 
de una lucha tan justa por quien obra la Providencia. 
A ella consagramos el riesgo y los desvelos. El Gene- 
ral de la división del centro, es sjuperior á las privaciones 
de todo genero quando lo reconviene su honor y patrio- 
tismo : si las circunstancias exigen el mayor sacrificio, 
no mesquinará su existencia. Su sangre lavará la 
ignominia de sus hermanos. 

Mientras yo vuelvo á presentaros el laurel de la 
victoria, velad vosotros sobre la infame multitud de 
Maquiabelistas, que os rodean. No consiga el efecto 
de sus planes horrendos la maquinación Catilinaria, que 
queda dentro de vuestras mismas paredes. Los riesgos 
crecen quando es indispensable que el Batallón de 
Granaderos avance en la centinela de vuestra seguridad. 
En medio del mayor peligro ha de redoblarse el exfuerzo. 
No perdáis de la mano lo oliva de paz que tenéis em- 
puñada, y se os intenta arrancar. No omitáis medio 
de conservar el Govierno benéfico, que nos preside, 
objeto de todos mis pensamientos, y de mis desvelos. 
El solo trabaja en levantar el templo de nuestra felici- 
dad : y al paso mismo riega el gran árbol de su fruto 
para que estienda sus ramos atodo el reyno. A él solo 
asestan sus tiros las ingratas facciones de la intriga. 
El es el blanco de las conspiraciones. Fuerza bastante 
os queda para imponer, y sostenerlo. Será victima el 
insensato, que se le atreva. Pero quando la traision 
consiguiese desordenarlo, volveré volando con la mecha 
de la virtud vengadora en la mano ; y no cesará de ar- 
der mientras encuentre oposición en el campo de Marte. 
Empieza entonces la guerra en el emisferio chileno : no 
acabará en mucho tiempo la escena terrible de le muer- 
te : y á derecha é izquierda solo se verá sangre, des- 
trozos, alaridos y clamores, que alagarán mi corazón 
encarnizado justamente. ¡ No llegue esta época feroz ! 
Enmiéndense los malos, y unámonos en la causa. 

Me voy, amados compatriotas. El cielo proteja mis 
acciones. Yo aseguro la fuerza irresistible de la tropa 
respetable, que me acompaña. El fusil y la espada se 
dirigen por manos brabas, que no llevando otras inten- 
ciones que las de la prudencia, de la razón, y del patrio- 
tismo, no pueden hacer funesto el efecto del valor. Y 
si queréis un preciso buen resultado, no olvidéis en 
vuestras preces las legiones de vuestra defensa: y en todas 



PERIÓDICO MINISTERIAL, Y POLÍTICO. 



93 



vuestras oraciones elevad al Altar de la Divinidad los 
ruedos mas interesantes por la tropa, que haveis encar- 
gado á vuestro soldado. 

Juan José de Carrera* 

Continua el extracto de la memoria sobre la deuda pub- 
lica de España. 

> , SECCIÓN I. 

Naturaleza y estension de la deuda conocida. 

ASCIENDE en el dia á 5. 312. 371. 647. reales, 
33 mararedices. 

Reduciendo esta cantidad á pesos fuertes, son 298, 
643. 582 pesos. 

Propone después algunas rebajas, que pueden ha- 
cerse, y cotejándolas con el importe de la deuda constitu- 
ida, se reduce esta en la actualidad á ciento setenta y 
seis millones, quinientos siete mil, trescientos treinta y 
nueve pesos fuertes. 

SECCIÓN IV. 

Intereses anuales, que adeuda la deuda reconocida. 

Hechas las rebaxas correspondientes resulta un 
liquido anual de 6. 956. 736. 

De la deuda pendiente no reconocida. 

Ella se forma de los atrasos de tesorería por sueldos 
de la deuda de consolidación, de los réditos de toda la 
deuda desde el año de 1808 hasta 1811, de los presta- 
mos realizados por la junta central, y la regencia. 

Diráse talvéz que nosotros no debemos satisfacer las 
dilapidaciones de un govierno corrompido ; pero la 
justicia y la razón contestan, que seria crueldad con- 
denar y aniquilar á los hombres, solo porque los minis- 
tros de la autoridad los hubiesen engañado. 

PUNTO II. 

De les medios hasta aqui adoptados para asegurar el 
crédito publico. 

La historia de la hacienda publica de España nos 
presenta en esta parte datos vergonzosos de injusticia y 
de perfidia. Los juros, y censos sufrieron rebaxas arbi- 
tarias en el capital, y en los réditos. 

La memoria de Veredes será la del descrédito. Aco- 
sado este ministro por los acreedores rompe las escritu- 
ras en que se apoyaban los derechos, y declara al rey 
libre de todo empeño para con sus vasallos. 

Cada reynado, mejor diré, cada ministro, atento á 
satisfacer los caprichos de su señor, ofreció reintegros, 
comprometió la santidad de las palabras reales ; y con- 



trayendo deudas, y añadiendo trampas á trampas, se 
convirtieron en mercancía la verdad, y la franqueza. 

PUNTO III. 

Después de apuntar el ministro algunas providencias, 
que podrían tomarse para sostener de algún modo el 
crédito publico, prosigue :„ El mal es grave, y el reme- 
dio mui difícil. La masa de las deudas excede en un 
sexto ala de la riqueza territorial é industrial de toda la 
peninsula : la estrechez del territorio libre unido a la 
cortedad de las rentas señaladas para atender al pago 
de las deudas, á los desembolsos de la guerra, r y á los 
recursos extraordinarios de que debemos valemos, este- 
rilizan los arbitrios, y hacen mirar como quimérico el 
deseo de sostener el crédito público. ¿ En donde hallar 
medios para pagar una deuda, que se aumenta diaria- 
mente ? Con todo V. A. debe proponer á las cortes, 
que se sirvan declarar obligada la nación al pago de las 
deudas antiguas y modernas.:::,, 

Concluida la lectura acordaron las cortes que se im- 
primiese la memoria en grande abundancia para co- 
nocimiento y satisfacción de todos los buenos españoles» 
ingiriendose ademas en el diario.* 



LOS sucesos melancólicos de la Europa, que han de 
estender su influencia á largas distancias, prometen el 
agrado público al siguiente discurso. 

La libertad y la vida de los cuerpos políticos no pue- 
den conservarse sin las armas, formidables instrumen- 
tos de la muerte : 

En el orbe teatro de malicia 
Nada vale sin fuerzas la justicia." 

Mas esta fuerza ¿ deberá colocarse en tropas regladas 
y permanentes, ó en las milicias urbanas y provinci 
ales? La afirmativa de esta question fué conbatida por fi- 
lósofos célebres, pero ella tiene en su apoyo el imperio 
de las circunstancias, y el exemplo de toda la Europa, 
y el poder y gloria de sus exercitos. No hay duda que 
si la opinión, el amor de la patria, y todas las virtudes 
sociales llegasen á tai punto que cada ciudadano fuese 
un soldado, y cado soldado un héroe ; si una educación 
militar huviese formado grandes oficiales, que poseye- 
sen la doctrina terrible y sublime de la guerra ; en fin 
si la opinión, los continuos exercisios, la vida militar y 
la virtud huviesen convertido á todos los ciudadanos en 

* El ministro autor de esta memoria es el Sr. Dn. José Canga 
Arguelles. Un misterio funesto, dice el autor en el cuerpo 
de la memoria, ha cubierto las operaciones de la hacienda. Sin 
duda esta es la razón por que no se alcanza en que se han 
invertido ochenta y cinco millones de pesos con que la America 
ha socorrido á la, madre patria para defenderse en la actual 
guerra. 



■ 



M 



AURORA DE CHILE, 



Lacedemonios, no hay duda que entonces podia reposar 
la seguridad y libertad pública únicamente sobre ellos. 
Pero ¿es este acaso el estado presente de las cosas? 
Mientras las potencias, que pueden atacar, mantienen 
en pie exercitos formidables, que unen la táctica al 
valor, que han sufrido los riesgos, y sentido el furor de 
los convates ¿ será prudencia exponerse á resistirles con 
tropas colecticias y bisonas ? En fin en las circunstan. 
cias actuales estará él estado tan seguro con tropas per. 
manentes, como sin ellas ? Estas preguntas no pueden 
satisfacerse con generalidades, ni declamaciones vagas. 
Deben pesarse los inconvenientes, y declararse por el 
menor numero posible de ellos. 

Como el estado debe aspirar á la ímmortalidad, y el 
gobierno estender sus miras á lo futuro, proporcionará 
á los ciudadanos una educación, no solo civil, sino mi- 
litar. Por esté motivo en el plan de organización del 
instituto nacional de Chile, aprobado por este superior 
gobierno, se previene que se enseñe á los alumnos en 
las horas establecidas el exercicio de infantería, que á 
veses mandarán ellos mismos para que se acostumbren 
á mandar,, y las maniobras de artillería, y evoluciones 
adoptadas para el exercito, y las que se tenga noticia 
estar en uso en otras potencias. Y fuera de desear que 
para que la instrucion fuese mas completa* la adquirie- 
sen los alumnos no solo haciendo el exercicio de fusil 
á fuego, si no también exocutando en los mismos térmi- 
nos el de artillería. Mas esta educación nunca puede 
ser tan perfecta como la que se logra en las escuelas 
peculiares de artillería, cuerpo, que para tener sabios 
oficiales ha de ser permanente. Incluyen la prueba de 
esta aserción y merecen recordarse las siguientes clau- 
sulas de la constitución del colegio de artilleria de Sego- 
via contenida en R. ced. del año de 1804 : 

., El superior proceder de mis tropas en todas las 
„ prevenciones y acciones de la guerra, no consiste sola- 
„ mente en el recto uso del valor y la fuerza : debe exe. 
„ cutarse por una prudente y oportuna aplicación de los 
„ principios de ciencia militar, sin cuya contracción se 
„ malogran é inutilizan las mas veces la misma fuerza 
„ y valor : esta verdad incontestable y general para 



„ todas mis armas, se verifica principalmente en la ár- 
„ tillería : la aplicación de su fuerza, siempre poderosa¿ 
„ y muchas veces decisiva, requiere principalmente dis- 
„ tinguidos elementos de ciencia con que construir f 
„ perfeccionar sus máquinas, proyectar y executar sus 
„ operaciones. La grande obra de constituirse un sabi<* 
„ oficial de artillería, que llene sus funciones mílitaréi 
„ científicamente, necesita para verificarse una con* 
„ stante aplicación en casi todo el tiempo de su vida 
„ militar : debe pues principiarse esta en la primera 
„ edad proporcionándole rai real benignidad y podar 
„ todo3 los grandes auxilios para conseguirla. 

[SE CONTINUAKa.J 



DONATIVOS. 

Él Sr.D. José Nicolás de la D. Borja Várela 
Cerda Vocal de la Exma. Junta, D. Francisco de Obegron 
cede á la patria toda su renta D. José Antonio Rosales 



anual. 

Dr. D. Joaquín Aguirre 

D. Vincente Cruchaga 

D. Salvador de Sanfuentes 

D. Francisco Rodríguez 

D. José Thomas de Asua, 

D. Estevan Cea 

D. Antonio Alcorta 

D. Christobal Valdez 

D. Miguel Guemes 

D. José Maria Antunes 

D. Miguel Morel 

D. Antonio Pérez 

D. Martin Cobo 

D. Manuel de Aransolo 

D. Miguel Daroch 

D. Domingo Martinez 

D. Domingo de Achurra 

O. José de Silva y Laso 

Dr. D^ Andrés Vildosola 

D. Domingo Díaz 

D. Anselmo de la Cruz 

D. José Antonio Rios 

D. Jorge Godoy 

D. Augustin de Arrieta 

D. Mariano de Olibos 

D. Nicolás Villete 

D. Vincente Guzman 

D. Jase Maíambio 

D. Mathias Al vis 

D. Pedro de Quiroga 

D. José Furtunato de Mesías 



La casa de los lfiiguez 

¡0 D. Tomas Urmeneta 25 

15 D. Gerónimo Reynozo 2 

15 D. Domingo Ochoa 25 

25 D. Joaquín Ermida 4 

25 D. Joaquim Benites 13 

20 D. Manuel de Undurraga 50 

15 D. Nicolás de Amez ID 

25 D. José Maria Rosas If 

25 D. Nicolás Matorras 109 

10 D.Pedro Cañas 4 

10 D. José Tadeo Diaz 2 

20 D. Juan Laviña 50 

10 Convento de Sto. Domingo 25 

10 Convento de Sto. Agustín 200 

15 D. Tomas de Ortis 10 

20 Dr. Barra 12 

20 D. Miguel Castillon 10 

2 D. Miguel de Gana 6 

10 D. Francisco del Barría 2 

6 D. Bartolomé Ochea f 6 

25 Sr. Conde de Quinta Alegre 100 

50 D. Pedro Arrue 50 

10 D. Ambrosio Gómez 50 

6 D. Diego Witaker 50 

10 D. Ramón Balero 25 

2 D. José Joaquín Zamudio 10 

4 D. Antonio Sol 100 

2 D. Celedonio Villota 100 

1 D. Pablo Casamova 50 

4 Convento de S. Francisco 408 



r\^SVsy\/*»/^"J 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

POR SRES. SAMUEL B. JOHNSTON, GUILLELMO H. BURBIDGE, Y SIMÓN GARRISON, 

DE LOS ESTADOS UNIDOS. 



AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

NISTERIAL, Y POLÍTICO 



No. 6. 



Jueves, 19 dé Marzo, de 1812. 



Tomo 1. 



THE MORNING CHRONICLE. 



Londres, Martes 5 de Noviembre, 1811. 
POR un conducto secreto fuimos favorecidos ayer 
con los importantes documentos siguintes, que manifies- 
tan los progresos de la revolución de Caracas hasta la 
ultima fecha, y anuncian la rendición de la ciudad de 
Nueva Valencia. 

"CARACAS, Agosto 2. 

" Cuartel principal, delante de Nueva Falencia, 
Julio 23. " 
« SE há propuesto un armisticio para tratar de una 
capitulación. Si continúan las hostilidades, sin respec- 
to á esta propuesta en favor de la humanidad, tan con- 
forme al amor paternal con que el Supremo Govierno 
de Venezuela trata á, todas las comunidades de su con- 
federación, las fatales conseqüencias que pueden resul- 
tar de una obstinación vana é injusta, y toda la respon- 
sabilidad, deben pesarse por sus autores. 

(Firmado.) " Francisco de Miranda. 

« Carlos Soublette." 

* SE les há pasado aviso á los oficiales y gente, que 
ocupan el Morro, y otros puntos militares dentro de las 
lineas de Valencia, que si tiran un solo balazo al exerci- 
to de Venezuela, que está delante de ellos, nosolamente 
serán revocadas del todo las capitulaciones ofrecidas, 
si no que se entrara en la ciudad espada en mano, y 
sus habitantes serán castigados con todo el rigor de la 
guerra. Los gefes serán personalmente responsables 
al exercito por qualquier insulto ó ultrage cometido. 
(Firmado) " Francisco de Miranda. 

" Carlos Soublette." 

(Occmare ss rindió al exercito confederado el 24 de 

Julio) 

" Caracas Agosto 16*. 
REDUCCIÓN DE NUEVA VALENCIA. 
Oficio de su Exelencia el General Miranda. 
"HABIENDO sido llevadas á tal punto nuestras 
disposiciones para el bloqueo y reducción de Valencia, 



que no requerían sino un ataque general para rendirla 
efectivamente, dimos todas las disposiciones para un ím- 
mediato asalto reuniendo las tropas de las diferentes 
partes de la provincia. 

" El ataque comenzó ayer como á las dos de la tarde 
en ocho puntos diferentes á un tiempo, que llamando la 
atención del enemigo á otros tantos puntos, hacia menos 
efectiva su defensa. El ataque continuó hasta que 
que vino la noche, que entonces quedó el enemigo, 
reducido á sus atrincheramientos en la Plaza Mayor; 
nosotros conservamos nuestra posición, esperando el dia 
siguiente para empezar de nuevo, después de permitir á 
nuestras tropas algunas horas de descanso. 

" Al romper el dia renovamos el ataque en la misma 
orden, y con el mismo valor, aun que dirigido mas par- 
ticularmente á ciertos puntos. Como á las diez, el 
enemigo á quien ya le teniamos cortada toda comunica- 
ción con el agua, propuso términos de capitulación : 
esto fueron negados, á no ser que entregasen las armas, 
pues anteriormente habíamos experimentado la infrac- 
ción de una capitulación formal. Por tanto fueron 
obligados á someterse á discreción, confiando en nues- 
tra generosidad y humanidad para su trato ; y á las doce' 
tomó nuestra tropa pocesion del lugar, armas, y 
artillería, y la vandera de Valencia fué quitada. 

" La pequeña armadilla, que consistía en quatro ó 
cinco barquillos mal armados, que infestaban el lago de 
Valencia y sus vecindades, se rindieron también después 
de una corta conferencia. De suerte que de todos los 
pueblos que se juntaron en orden hostil contra Caracas 
en 21 de Julio, ninguno de ellos permanece alborotado, 
ó no subyugado el dia de hoy. 

" En otro oficio haré mención del pequeño numero 
de muertos y heridos, que tubimos en esta acción, que 
cubre á nuestras tropas con todo el honor militar. 

" El coronel D. Salvador Boliver, quien lo mismo que 
sus compañeros, se distinguió en la execucion de 
diferentes funciones en este dia patriótico, y mi Ayu- 
dante de Campo, el capitán D. Francisco Salías, quien 
de una prisión se restaura ahora á su país, informará á 
V. E. de los particulares, que la brevedad del tiempo no 



¿*: 



AURORA DE CHILE, 



me permite hacer á la presente. Dios guarde á V. E. 
muchos años. Quartel General de Valencia, Agosto 23, 

de 1811.' 5 

«f Francisco de Miranda. 

" Al Secretario de Estado." 



Conducía patriótica de la ciudad de San Felipe, 
La sedición promovida en valencia por los enemigos 
de nuestra independencia solicitó infestar la firmeza 
patriótica de San Felipe, pero ella ha sancionado el 
titulo de brava, de que anteriormente gozaba; su cabildo, 
advertido por los representantes de este distrito, reci- 
bió como merecian, las sugestiones de Valencia, é im- 
pidió sus efectos en Nirgua, como aparece de los sigui- 
entes documentos. 

„ San Felipe, Julio 16. 
„ El dia de antes de ayer todos los diputados de Vene- 
zuela firmaron la acta de independencia absoluta, 
determinada desde el cirico'del presente. El jubilo de to- 
dos los habitantes pasa mas allá de todos los limites; ellos 
vén el fin de las competencias entre Europeos y Ameri- 
canos ; cada alma respira fraternidad, y los patriotas 
han corregido los excesos de algunos imprudentes, que 
seatrevianá hablar palabras derogatorias de la intima 
unión, que nos debe unir indisolublemente. 



„ LISBOA Octobre 20. 

Ayer llegó á nuestros manos la siguente carta de un 
Oficial de Dragones Ligeros.,, 

„ Estoy aqui comisionado para convoyar una. partida 
de convalecientes al exercito. Nuestros hospitales, que 
15 dias bace estaban extremamente llenos, están ahora 
exonerados de enfermos. Según las ultimas relaciones 
medicinales que hé visto, no hay mas que 13,500,, 
enfermos en lugar de 18 á 19,000 que habían. La en 
fermedad no há sido muy fatal, y por conseqüencia se 
há llevado solamente unos pocos.,, 

„ Nuestro exercito se ha ido á acantonamientos, mon- 
tan las fuerzas Británicas como á 35,000. Sus posicio, 
nes son las siguen tes. 

1.a División, en las aldeas al rededor de Celorico. 

2.a dicha en Castelo Blanco y Portalepre. 

3.a Alfaj^ates. 

4.a Nave de Aver. 

5.a Guarda. 

6.a Sortello. 

7.a Penamacor. 

Dicha Ligera en fuerte Guinaldo. 
La Caballería, principalmente entre Coa y Águeda. 



„La fuerza Francesa enSalamanca es de mas de 30,000 
hombres. Mi opinión es, que se irán acia el sur otra 
vez en Diciembre, y que el Elvasy Badajoz volverán á 
ser la escena de las operaciones. Nosotros de dia en: 
dia estamos mirando algo distantes refuerzos de Sicilia, 
como que el regimiento, que há llegado, no da razón 
para juzgar que haya de ser seguido por otros.,, 

„ Justamente hemos recibido noticias del estado del 
exercito, que los Franceses comprimieron sobre Abadia* 
y que se há i*etirado. Los enemigos están esperan- 
do refuerzos.,, 



JANEIRO 7 de Enero de 1812. 

POR una carta de un caballero Inglés del mejor 
cencepto, savémos, que Lord Strangford Embaxador de 
Londres cerca de esta corte, ha hecho tres representa- 
ciones mui enérgicas á S. A. el Principe Regente, para 
que se retiren las tropas Portuguesas del territorio 
Español eñ el Rio de la Plata. 

ESTADOS UNIDOS. 

EN Octubre llegaron Monitores Franceses, que con» 
tienen lo siguiente : 

Noticias comunicadas por los espías Franceses én 
España, que aseguran las desconfianzas existentes 
entre Ingleses y Españoles en Cádiz é Isla de León. 

Que se esperaba en Paris al soberano Pontifice, él 
que ya se suponía en camino en Agosto, para reconocer 
la soberanía de Napoleón como Rey de Italia. 



En un Papel de Londres se lee el Articulo siguiente ; 

,, EN Sicilia hay partidarios de los Franceses, que 
„ han difundido el espíritu de insurrección y jacobinis* 
„ mo. Quando los hombres son tan viles que se venden 
„ á si mismos, y á su patria, con freqüencia no logran 
,, mas que la infamia, y ser mas esclavos y mas infelices 
„ que antes.,, 

— ^^«***«-»í:í«t& «**--— 

UNO de los muchos modos con que el comercio pro- 
mueve y favorece la literatura es la introducción de libros 
cientificos, y generalmente útiles ; harán pues un gran 
servicio á la patria los comerciantes, que hagan venir 
tantas obras preciosas, que nos faltan. Por ahora hay 
algunos jóvenes, que desean aprehenner el Ingles, pero 
no se encuentran diccionarios, ni gramáticas Inglesas, 
que se dice haber en Buenos- Ayres, y que se pueden 
encargar á Norte America. 



PERIÓDICO MINISTERIAL, Y POLÍTICO. 



27 



DISCURSO 

Pronunciado en el Aniversario de la libertad de los Es- 
tados Unidos de Norte America, ó de la Declaración 
de su Independencia, en Washington el 4 de Julio de 
1811. 

TRADUCIDO DEL INGLÉS POS, DON N. G.* 

CADA ano 9 que paga* retorna este día mas grato á 
los corazones de los Americanos. Grato por que en éi 
Be hizo un pueblo libre, y es la fianza de su larga per- 
manencia en la libertad* En éste gran dia de nuestro 
nacimiento político nos exoneramos de la sujeción* y 
gozamos de placeres. El hombre es tan propenso á 
darse á la sensibilidad, que no se necesita impelerle á 
participar de la festividad y gozos de este dia. Sola- 
mente es necesario principiar recomendando la tem 
planza y afabilidad, sin las que todos los placeres 
degeneran del fin para que fueron sabiamente designa- 
dos por el autor de nuestro ser. 

Hoy las recreaciones publicas sort igualmente 
agradables é importantes. Ellas principalmente con- 
sisten en deducir inferencias exactas y hacer un justo 
computo, por una revista de los eventos que han 
ocurrido desde la memorable época de setenta y seis.f 

En dicha época nos declaramos nosotros mismos 

libres é independientes : rompimos las cadenas de una 

tiranía inhumana, y uniéndonos entre nosotros mismos 

con lazos, que consideramos indisolubles, afirmamos 

,, nuestra dignidad como una nación soberana. 

Este acto fue, acaso, el mas esplendido que se pre- 
sento al mundo: una nación, anteriormente baxo las 
banderas de treee gobiernos distintos, que diferian unos 
de otros en muchos respectos importantes, con varie- 
dad de intereses, sentimentos y costumbres, perdonando 
las ofensas prometió en el altar de la libertad vivir 
libre, ó morir, Con este solemne designio se levan- 
taron todos en masa, y se opusieron felizmente á una 
nación antigua de diez veces mas poder. ¿ Aquien con- 
quisto ? ¿ Feneció su fuerza física ? No. Fue deteni- 
da por la eficacia de los principios morales. Su triunfo 
fué la victoria de la virtud y unión. Y nunca desde el 
principio del tiempo se há hecho memoorablé la causa 
de la virtud por un suceso mas brillante. 

Los hombres de estado y Soldados de aquellos dias 
fueron patriotas. Su amor al pais, y á la libertad tubieron, 
el primer lugar en sus designios. Una pura exonera- 

* Quanto descubre el grado de prosperidad á que han llegado 
los Estados Unidos, interesa nuestra curiosidad por ser un 
pueblo nuevo, que en nuestros dias se ha hecho célebre en el 
mundo. No interesa menos el saver que motivos los impelie- 
ron á proclamarse independientes. 

t La independencia de los Estados Unidos se declaró el 4 de 
Julio de 1776, 



cion de servidumbre fué satifecha con una honesta fama, 
que era toda la remuneración que el oficio conferia en- 
tonces. Hubo una alegría en nuestros mejores y mas 
grandes hombres al exonerarse de lá mas ardua y peligro- 
sa obediencia ; está fué la certidumbre de que al descar- 
garse de aquella sujeción, que traben los empleos, 
serian coronados con los aplausos de un pueblo vir- 
tuoso. 

Aqui, compañeros ciudadanos, están laá semillas de 
aquella generosa cosecha, que coronó en el glorioso ori- 
gen de la revolución los trabajos del labrador. Ningún 
oficio se pretendía por hombres venales, ó ambiciosos ; 
para estos' no habían atractivos; esto requería sacrificios, 
que ellos ni tenían los medios, ni disposición para hacer- 
los. Por esta razón en aquel tiempo pasaban los emple- 
os como aun se devuelven á las manos de aquellos cuyas 
predominantes intenciones son el bien publico, quienes 
están prontos quando es necesario, á hacer considerables 
sacrificios por la prosperidad publica, y quienes son in- 
capaces deaquellas baxas intrigas, que tienen ¡a felicidad 
de una nación subordinada á su engrandecimento par- 
ticular. 

No podemos engañarnos en afirmar que la virtud y la 
unión son los legítimos fundamentos de un govierno 
ubre. Mientras ellas continuaron, nuestros triunfos 
fueron cie:tosy memorables. Nuestro exemplo fué 
recompensado con la admiración y aplauso del mundo. 
En verdad al terminarse la guerra de la revolución el 
nombre Americano era uno de los respetables, é ilustres. 

I Qual há sido nuestro curso desde aquella era ? Se 
ha variado compara, ti vamente. Las virtudes de la 
revolución se han disminuido y el poder freqüente- 
mente se há conferido á hombres malos. Fl resultado 
constantemente há disminuido el carácter nacional., 
Con todo, hasta ahora se han confiado las riendas del 
gobierno á ciudadanos eminentes y virtuosos, quienes 
han cumplido sus deberes con tanta fidelidad, que 
continuamos siendo la mas feliz y mas libre nación de 
la tierra. Hechos sin numero, que pasan diariamente 
baxo nuestra observación, prueban, que en todos los 
constituyentes esenciales de la felicidad estamos sin 
competidores en ia faz de la tierra. Solamente en el 
suelo Americano es donde el entendimiento del hom- 
bre es libre para hablar lo que piensa. Aqui solo es 
donde la vida, libertad y propiedad, lexos de ser 
invadidas por los governantes, están baxo de una 
especial protección de las leyes. Aqui solo es donde 
los magistrados, que invaden estos derechos, son inme- 
diatamente depuestos con la indignación publica. Aqui 
solo es donde la suerte moral y física del hombre está 
eii un estado de constante mejora, y los recursos y 
poder de la comunidad colectiva creciendo con una 
rapidez y energía, que no tiene exemplar. 



¿"S 



28 



AURORA DE CHILE, 



No obstante que lamentemos la existencia de peque- 
ños males, seriamos destituidos de qualquiera pretensión 
á la verdad ó gratitud, sino conociésemos y tomásemos 
toda ocasión a propositó para declarar, que nuastra 
Suerte es infinitamente preferible á la de qualquiera 
otra nación. 

Este es, companeros ciudadanos, el resultado de 
nuestra virtud, de nuestro espiritu, y sobre todo de 
nuestra unión. Permítasenos, pues, aun que los hom- 
bres malos y engañados prediquen doctrinas contrarias, 
apocando á estas, que son los elementos de nuestra exis- 
tencia política ; permítasenos sostener habitualmente 
un aran respeto por la forma de nuestro govierno, por 
nuestros governantes, y por nosotros mismos. Permita- 
senos continuar nuestros progresos constantemente, 
sin atender á los delirios de las facciones, ó á las censu. 
ras de los enemigos de nuestros derechos. Permitase- 
nos elevar la buena fama de nuestro pais ; permítasenos 
tributarle continuado afecto ; permítasenos defenderle 
con vigor, de qualquiera parte que pueda ser atacado. 



CONTINUACIÓN 

Del Discurso del numero antecedente. 

ES cierto que en las milicias urbanas y provinciales re- 
side como la materia y el origen del exercito : de aqui es 
que por medio de exercicios freqüentes en horas, dias, y 
tiempos, que no perjudiquen al trabajo é industria, 
introduciendo el gusto de las armas, haciendo á 
veses por medio de aparentes convates, que representen 
la imagen de le guerra, que estos espectáculos marcia- 
les sean tan gratos al pueblo como los juegos de la an- 
tigua Grecia y Roma, puede por este camino ponerse el 
govierno en estado de levantar un exercito en la oportu- 
nidad. Pero por el espacio de muchos tiempos, y quien 
save si en todos los casos, parece que no habrá libertad 
solida y durable, y sobre todo, menores incomodidades 
y mayor felicidad, sino por medio de tropas regladas y 
permanentes. 



De facto, la experiencia atestigua que la mayor des- 
gracia, que puede suceder á un pueblo, es la de ser sub- 
yugado : luego debe solicitar con todo esmero hacerse 
respetable, y aun adquirir cierto grado de superioridad. 
Mas no puede llegar á este punto sin una educación 
militar, de modo que para servir talvéz una ocasión sola 
en la vida, cada ciudadano habia de ser soldado desde 
su nacimiento : sus costumbres habían de ser en todo 
tiempo militares. Pero ¿ quien habrá que desee este 
genero de vida ? 

Parece que esta dicíplina solo puede alcanzarse, á 
lo menos por ahora, por medio de las tropas regladas. 
Este orden trahe menos inconvenientes. Los pueblos 
pueden ser dichosos sin debilitarse, por que en los 
regimientos permanentes se conserva la subordinación 
con los principios de honor y entusiasmo militar. Mui 
raros serán los pueblos, raras y mui pequeñas las 
repúblicas donde cada ciudadano pueda desempeñar 
bien é indistintamente todos los cargos públicos ; donde 
ya vista la toga, ya empuñe la es'pada. Les buenos 
magistrados se forman, los soldados se forman en el 
campo de Marte. Non omnia posumus omites. Un 
sistema que llamase indistintamente los hombres á todas 
las funciones, solo produciría políticos inconsiderados, 
jueces incapaces, soldados indóciles : el pueblo viviera 
siempre en inquietud, en la paz victima de las facciones, 
y en. la guerra sufriera todos los estragos ; pero una 
sociedad vasta, reunida baxo unas mismas leyes, halla 
su reposo, y es mas feliz por la juiciosa distribución de 
los cargos públicos : el magistrado no expone su vida 
en las fronteras, ni el militar decide acerca de los 
derechos de los ciudadanos : el labrador cultiva en paz, 
mientras el uno estudia, y el otro convate. En este 
sistema la paz es mas tranquila, y la guerra tenie menos 
horrores. La vasta extensión del territorio del estado, 
las plazas fuertes : : son como una fuerza centrifuga, 
que repele la guerra acia las extremidades. Quando 
al principio de la guerra del Peloponeso quiso Atenas 
oponer á sus enemigos suíiente numero de tropas, todo 
sintió desde los primeros instantes la calamidad de la 
guerra, todo fue turbación, toda edad tomó las armas : : 
al contrario en las guerras mas ruidosas y porfiadas 
de las mayores Potencias de Europa vastas provincias 
han gozado de profunda tranquilidad, y millones de 
labradores apenas han oído nombrar los lugares donde 
estaba el teatro de la guerra. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

POR SRES. SAMUEL B. JOHNSTON, GUILLELMO H. BURBIDGE, Y SIMÓN GARRISON, 

DE LOS ESTADOS FNIDOS. 

. ; ' ' ' 




AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

MINISTERIAL, Y. POLÍTICO 



No. 7. 



Jueves 9 26 de Marzo, de 1812. 



Tomo 1« 




Copia del Periódico de Boston, intitulado the Inde- 
penden Chromcle, del Jueves 12 de Septiembre de 
1811. . - 



Beclar ación de Independencia 

m LAS PROVINCIAS DE VENEZUELA. 
i^**tó¿ii del Todopoderoso, 
NOS los Representantes de las Provincias federadas 
de Caracas, Cumaná, Barinas, Margarita Barcelona, 
Merida, y Trügilíó ; constituyendo la confederaron de 
Venérela en el continente de la Amenca del Sud, en 
Condeso juntos ; considerando, qvc hemos estado en 
la rfena, y entera posesión de nuestros derechos natura- 
les, desde el 9. de Abril de 1811 : los que reasumimos 
en conseqÜfencb de la transacción de Bayona, la abdi- 
cación del trono Español, por la conquista de España, 
y la accesión de una nueva dinastía, establecida sin 
nuestro conocimiento; mientras nos aprovechamos de 
los derechos del hombre, que nos han sido usurpados 
por la fuerza por mas de tres siglos, y a los que 
somos restituidos por las revoluciones políticas, y 
los acontecimientos humanos, creímos necesario de- 
mostrar al mundo las razones por las que somos llama- 
dos al libre ¿xercícto de la autoridad soberana. 

No creemos necesario insistir sobre el questionable 
derecho, que todo pays conquistado tiene para resti- 
tuirse ala libertad, b independencia; pasamos en un 
1 generoso silencio la larga serie de aflicciones, opresiones, 
y privaciones, en que la fatal ley de la conqu.sta ha 
indiscriminadamente emvuelto los descubridores, con- 
quistadores, y establecedores de estos payses ; cuya 
condición se ha hecho desgraciada por los mismos 
medios que debian haver promovido su felicidad, arrojan- 
do un velo sobre los tres siglos de la dominación Españo- 
la en America, nos reducimos á la narración de. hechos 
recientes, y bien sabidos, lo que prueba, quanto hemos 
sido afligidos ; y para que no seamos emvueltos er i las 
commociones, desordenes^ conquistare han dividido 

la España. 



Los desordenes en la Europa havián aumentado los 
males que antes sufríamos, embarazando nuestros 
recursos, y frustrando los medios de reparar otros 
¿ravios; autorizando á los gobernadores Colocados -so- 
bre nosotros por España, para insultarnos, y oprimirnos 
con impunidad, dejándonos sin la protección, o sosten 

de las leyes. 

Es contrario al orden de la naturaleza, impracticable 
en relación al gobierno de España, y há sido mas 
aflictivo á la America, que unos territorios tanto mas 
estensos, y una población incomparablemente mas 
numerosa estubiese sujeta, y dependiente de un rincón 
peninsular del continente Europeo, 

La cesión, y abdicación hecha en Bayona, las transac- 
ciones en el Escorial, y Aránjuez, y las ordenes dadas 
por el Teniente imperial el Mariscal Duque de Berg a 
la America, autorizaron el exereicio de aquellos derechos, 
que hasta aquel periodo los Americanos havian sacrifi- 
cado á la conservación, é integridad de la nación Es- 

pañola. 

El pueblo de Venezuela fué el primero que general- 
ra ente reconoció, y que prefirió aquella mtegndad 
nunea havandonando los intereses de sus hermanos 
Europeos, mientras aun quedaba el menor prospeeto 
de salvación. 

La America havia adquirido una nueva existencia; 
ella era capaz, y estaba obligada á tomar el cargo de 
su propia seguridad, y prosperidad ; ella estaba en 
libertad de reconocer, ó repulsar la autoridad de un rey, 
que no era digno de aquel poder, pues que prefino su 
personal seguridad á la de la nación sobre la qual ei 
havia sido colocado. 

Todos los Borbones, que concurrieron á las despre- 
ciables estipulaciones de Bayona, haviendose retirado 
del terrritorLo Español contra. la voluntad del pueblo, 
abrogaron, deshonraron, y atrepellaron todas las sa- 
gradas obligaciones, que ellos havian contrahido con los 
Españoles de ambos mundos, quienes con su sangre, 
y tesoros los havian colocado en el trono, en oposición 
á los esfuerzos de la casa de Austria; tal conducta los 



so 



AURORA DE CHILE, 



luí hecho incapaces de gobernar un pueblo libre de 
quién ellos disponían como de un grupo de esclavos. 

Los gobiernos intrusos, que se han abrogado asi- 
misnes la autoridad, que pertenece solamente á la re 
presentación nacional, traydoramente se aprobecharon 



representación nacional, quando obligados á reconocer- 
la, euos emprehendieron reducir el numero de nuestra 
población sometiendo las formas de la elección al 
agrado de asembleas que obraban á la disposición de 
gobernantes arbitrarios; de esta suerte insultando 



\ , . ' "'v uu '«"^ü^occipiuueujiaron gooernantes arbitraros- de esta iu^í* ; ; il¿ , 

gHWm buena fe, ,a distancia, y efectos, que ,a nuestra inexperiencia, y tTS^tS^l 
ignoro.,, y opresmr, hamn producido entre los desatendiendo nuestra polifieá ¡rmórtarlt 1 
Amcr.cancs, para dirigir sus pasiones centra la nueva tra felicidad ■n.portanca para nues- 

entre nosotros en favor de Fernando, pero sóbente ¡^^S^SZ^^^f 
pan, fedar nuestra naconal esperanza, y hacemos con la infamia de la horca, ó á coXacion vil 
mayor mrpumad su presa; nos ma.feni.an con las aquellos Americanos, ¡W c7^ Z^vlÍZT' * 
promesas de nber ad, rgualdad, y fraternidad en pon, empleado sus talentos, y ^CíffiSS^ 
posos decursos, los mas aproposito para ocultar la patria ' Micidad de su 

trampa q ue cites estafiañ insidiosamente armándonos Tales fuepon las causas, que al fin „ ha n impelido 



por una insuficiente, y degradante muestra de renre 

sc-ntacion. 

Luego que las varias formas del gobierno Español 

fueron arrojadas, y otras havian sido sucesivamente 

substituidas, y la imperiosa necesidad havia enceñado 
-a Venezuela á mirar por su propia seguridad, para 
sostener al ley, y proporcionar un auxilio á sus her- 
manos Europeos contra las calamidades con que 
estaban amenazados, iodos sus antiguos servicios eran 
descendidos; nuevas medidas se adoptaron contra no- 
sotros, y los mismos pasos tomados para la conservación 
del gobierno Español eran tratados con los titules de 
insurrección, perfidia, é ingratitud, solamente por que 
se hav-.an serrado las puertas contra un monooolió de 
poder, que ellos havian esperado perpetuar en el norm 
bre de un rey cuyo dominio era imaginario 



NA obstante nuestra moderación, nuestra ¿nerii ™T S ^ 
id, y lanuda de „ n „f™. SL.L ' ^ff^ s *lo condic.onaimente 



dad, y la pureza ae nuestras intenciones, en oposición 
a los dejóos de nuestros hermanos de Europa, fuimos 
declarados al mundo en estado de bloqueo; hostilidades 
se comenzaron contra nosotros ; se nos mandaron 
agentes para excitar revoluciones, y armarnos unos 
contra otros; mientras nuestro carácter" nacional era 
acusado^ obscurecido, y las naciones extrajeras ex- 
citadas á hacer guerra sobre nosotros. 

Sordos á nuestros demostraciones, sin someter 
nuestras razones al imparcial juicio del genero humano, 



a mirar por nuestra propia seguridad, y evitar aquellos 
desordenes, y horribles calamidades, que podiamos 
apereibu-eran de otro modo inevitables, y de Jas que 
siempre nos guardaremos. Por su mala política, ellos 
han hecho á nuestros hermanos insensibles á nuestras 
desgracias, y los han armado contra nosotros : ellos 
han hecho borrar de sus corazones la tierna impresión 
de amor, y consanguinidad, y convertido. en enemigos 
muchos miembros de nuestra gran familia. 

Quando, fieles á nuestras promesas, estábamos 
sacrificando nuestra paz, y dignidad para sostener la 
causa de Fernando de Borbon, mirábamos que á ios 
vínculos del poder con que unió su suerte a del 
Emperador de los Franceses, anadio el sacrificio del 
parentesco, y amistad, y que por esta causa los mismos 
governantes Españoles havian ya resuelto reconocerle 



En este doloroso estado de perplejidad, treS.aiíos havian 
pasadoen irresolución poiitica,tan peligrosa, tanmesclada 
de males, que esto solo debia haver autorizado la determi- 
nación, que la fé que haviamos depositado, y otros frater- 
nales motivos nos havian hecho diferir, hasta que la 
imperiosa necesidad nos compelió a proceder mas 
adelante que lo que primero haviamos meditado; pero 
urgidos por la hostil, y desnaturalizada conducta de 
los governantes Españoles, nosotros estamos al fin ■ 
absueltos del juramento condicional, que haviamos 



y privados de todo otro arbitrio, que el Í nue tr » f i ^T^ C ° ndÍCÍOna, > ^ aviamos 

enemigos, fuimos privados de toda comnnt, ? ' 7 ^ tenem ° S Gn nosotro¿ raísmos * 

-e,iros hermanos; f^nÉ^^f^ ^ ***!!§. ^ *» *~ ^ 

Iuinni,, ellos emprehendieron el een^,' , olpo . nr t .% p0R1 ° nuestra gloria consiste en establecer 



ijc loaros, y em nuestro consentimiento, quienes debían 
asistir a sus Cortes ; lo nías aproposito para disponer de 
terronas, y propiedad, y avasallarnos al poder 



de nuestros cnemi eos 



tai destruir las saludables medidos de nuestra 



erigir una parcial felicidad sobre Jas desgracias de los 
mortales nuestros companeros, por tanto proclamamos, 
y declaramos, que miraremos como amigos, y com- 
pañeros en nuestro destino, y participes de nuestra 
felicidad a todos aquellos, que unidos por las relaciones,- 



4 









PERIÓDICO MINISTERIAL, Y POLÍTICO. 



31 



•idioma, y religión» han sufrido opresión baxo de ios 
■antiguos establecimentos; y quienes firmarán su inde- 
pendencia, do qualquier nación exírangera, qualquiera 
que sci ; obligándonos á todos los que cooperasen 'con 
nosotros á disfrutarla vida, fortuna, y opinión ; declar- 
ando, y reconociendo no solamente á estos sino igual- 
mente á los de toda nación en guerra enemigos, en 
paz amigos, hermanos, y conciudadanos. 

En consideración de estos solidos, públicos, 
e incontestables motivos, que nos compelen á la 
necesidad de reasumir nuestros naturales derechos, de 
este modo restituidos á nosotros por la revolución délos 
acontecimientos humanos, y envirtud de los inprescrip- 
tibles derechos de cada pueblo, para disolver todo con- 
trato, comvencion, ó pacto social, que no establece los 
fines para, que solo todos los gobiernos son instituidos? 
estamos comvencidos que ,no podemos ni debemos 
por mas tiempo sufrir las cadenas que nos ligabar al 
gobierno de España: y declaramos como qualquiera otro 
pueblo independiente, que estamos libres, y deter- 
minados á nó mantener dependencia de ninguna po- 
tencia, nación, ó gabierno, sino el que nosotros mismos 
establescamos : y que nosotros ahora tomamos entre las 
naciones soberanas de lá tierra el rango que el Ser 
Supremo, y la naturaleza nos han asignado, y al que 
hemos sido llamados por la subecsion de los eventos 
humanes, y en atención á nuestra propia felicidad. 
• Aunque prevérnoslas dificultades, que pueden acom- 
pañar nuestra nueva situación, y las obligaciones que 
contrallemos por el rango que vamos á ocupar en el 
orden político del mundo ; y sobre todo la poderosa in- 
fluencia de las antiguas formas, y costumbres 
que, (á pesar nuestro) nos han hasta aqui afectado, 
sin embargo también sabemos que una vergonzosa 
sumisión á ellas, quando está en nuestro poder el 
sacudirnos, sería mas ignominioso á nosotros mismos, y 
mas fatal 'a la posteridad, que nuestra larga y penosa 
servidumbre. Se hace por tanto nuestro indispensable 
deber, proveer para nuestra seguridad, libertad, y feli T 
cidad una entera, y esencial subvercion, y reforma 
en nuestros antiguos establecimientos. 

Asi es que creyendo por todas estás razones, que 
hemos cumplido con el respeto que debemos a las 
opiniones del genero humano, y a la dignidad de otras 
naciones con quienes vamos á igualarnos, y de cuya 
amigable comunicación nos aseguramos, NQS LOS 
REPRESENTANTES de las confederadas Provincias 
de Venezuela, imvocando al Todo Poderoso por testigo 
de la justicia de nuestra causa, y de la rectitud de nues- 
tras intenciones, imploramos su Divina asistencia para 
ratificar en la época de nuestro nacimiento político la 
dignidad í que s-u providencia nos ha restituido, y el 



ardiente deseo de vivir, ó morir libres, y en la creeñeiaí 
y defensa de la SANTA, CATÓLICA, Y APOS- 
TÓLICA RELIGIÓN DE JESU CHRISTO, como 
el primero de nuestros deberes. 

NOS por tanto, en el nombre, la voluntad, y 
autoridad, que tenemos del virtuoso pueblo de Ve- 
nezuela* solemnemente declaramos al mundo, quo 
estas Provincias Unidas son, y deben ser desde hoy en 
adelante, en hecho, y de derecho, ESTADOS LIBRES, 
SOBERANOS j¡ INDEPENDIENTES ;■ que ellos 
están absuéltos de toda obediencia, y dependencia de la 
corona de España, y de aquellos que ahora se llaman, 
ó puedan de aqui en adelante llamarse sus representan- 
tes, ó agentes; y que como estados libres, soberanos, é 
independientes, tenemos pleno' poder para adoptar la 
forma de gobierno, que se estime conveniente a la felici- 
dad general de sus habitantes ; para declarar guerra, 
hacer' paz, formar alianzas, establecer tratados de comer- 
cio, definir limites y regular la navegación ; y para propo- 
ner, y execuíar todos los otros actos, usualmente hechos, 
y ejecutados por naciones libres, é independientes ; y 
para el debido cumplimiento, validación; y estabilidad de 
esta nuestra solemne declaración, mutua, y reciproca- 
mente obligamos las Provincias, una ó las otras, nues- 
tras vidas, fortunas, y el sagrado honor de la nación. 

Fecho en el Palacio Federal de Caracas, firmado de 
nuestras- manos, y sellado con el sello de ¡a Confedera- 
ción Provincial, y contra sellado por el Secretario del 
Congreso junto en el dia 5 de Julio del alio de 1811. 
y en el primero de nuestra independencia. 

(FirmacTó- por los Representantes de ¿odas las Pro- 
vincias.) 

Es copia verdadera, (L. S.) ^ < 

Francisco Iznardi, Secretario.-** 



DECRETO 

DEL SUPREMO PODER EXECUTIVO. 
Falacia Federal de Caracas 8 ds Julio delhll. 

POR el Poder Executivo de la confederación de 
Venezuela se ordena que esta Declaración de Inde- 
pendencia se publique, se llevé á efecto, y sea de plena 
autoridad en los Estados, y Territorios de esta confede- 
ración. = 

Cristóbal de Merdosa Precideñte pro lempo fé—Jñan 
de Escalona.^ Baltasar Padrón, = Miguel Jcsé Sanz, 
Secretario de Estado. = Carlos Machado, gran Chanci- 
ller. = José Tomas Santaana, Secretario de negocios 
c.vtrangeros.— 






AURORA DE CHILE, 



REGLAMENTO DE POLICÍA* 



LA experiencia de todos los pueblos lia enseñado 
las ventajas, que les resultan de tener una autoridad, 
que vele sobre su tranquilidad interior, y sobre el buen 
orden de que pende la salud publica. Las circunstan- 
cias actuales exigen imperiosamente la erección de esta 
judicatura; pero embarazan para dictar prolixa y deteni- 
damente sus reglas. Asi reservando él por menor para 
tiempos menos agitados, y para quando la misma practi- 
ca manifieste las medidas, que convenga tomar, debe- 
rán por ahora observarse los articulos siguientes. 

Articulo I o . 
Habrá un jnez mayor de alta policia, y seguridad 
publica, superintendente y director de la policia econó- 
mica, á cuya jurisdicción é inspección estén sujetos 
los funcionarios y subalternos de policia en lo relativo á 
esleramo. 

Articulo 2°. 

Toda persona, fuero, ó cuerpo, y estado están sujetos 
ala jurisdicción económica, y de seguridad publica, que 
corresponde á la policia, y esta depende immediatamente 
del Govierno con exclusión de toda otra autoridad, y 
sujeto á residencia. 

Articulo 3 o . 

El instituto del juez superintendente de policia es la 
dirección y arreglo de todos los ramos, que correspon- 
den al aseo, policia y buen orden de la capital, sus prisi- 
ones, y demás lugares públicos, cuydado de la seguridad 
y tranquilidad civil, domestica y personal : de examinar, 
y precaver todos lo crimines, que se cometan, ó intenten 
contra el gobierno reconocido, 6 que se dirijan á inno- 
varlo, pertuvarlo, desacreditarlo, y de quanto pueda in- 
ducir alteración en el orden publico, asegurando las 
personas de los delinquientes, b gravemente sospecho- 
sos : procede de oficio y propia vigilancia, ó por denun- 
ciaciones-'-legales. Tiene todo la jurisdicción civil, 
económica, directiva, y gubernativa, que sea necesaria 
para el desenpeño de sus funciones : y en la parte crimi- 
nal la tiene igualmente para examinar los procederes, 
asegurar las personas, y sus bienes, conservar la tran- 
quilidad (si las materias son graves) ; pero todo esto 
hasta la formalizacion del sumario, el que concluido, y 
tomadas todas las providencias de precaución y seguridad 

* Los cinco primeros articulos eaé.n insertos en el Bando de 
Buen Gobierno, que se acaba de publicar. • . • 



lo pasará con informe á los respectivos tribunales, á qui- 
enes toca juzgar la persona, ó delito, para que estos pro- 
cedan al curso ulterior de la causa hasta su sentencia, y 
execucion. 

Articulo 4 o . 

La jurisdicción económica del juez superintendente 
se extiende á toda la capital y suburbios ; y la de vigi- 
lancia, y seguridad por todo el reyno en los casos de 
delitos contra la patria; pudiéndose valer ya de las jus- 
ticias ordinarias, ó ya de comisarios aprovados por el 
Gobierno, sin que esta disposición altere la jurisdicción 
ordinaria de las justicias locales, y la exacta vigilancia, 
que les corresponde, quienes previniendo algún delito 
de esta clase, tendrán obligación de dar parte al Gobier- 
no (sin perjuicio de sus procedimientos) para que este, 
si lo halla conveniente, instruya al superintendente de 
policia, y le ordene las medidas que debe tomar. 

• Articulo 5°. 

Todos los funcionarios públicos, sean civiles, ó mili- 
tares, le franquearán todos" los auxilios, instrucciones, j 
documentos, que halle necesarios para el desempeño de 
su ministerio : y si intervienen casos, en que se trate 
del peligro de la patria, y existan graves y prudentes 
presunciones contra personas determinadas, podrá 
(con previo acuerdo del gobierno) valerse aun de los da- 
tos mas inviolables; sirviendo esto para disponer los 
medios de seguridad, y no para darles mas fuerza legal, 
que la que les corresponda, ni para usar de ellos existi- 
endo pruebas suficientes. 

Articulo 60. 

Asi el empleo como estos reglamentos son provision- 
ales hasta la constitución : y si esta se retarda por al- 
gún caso imprevisto, durará dicho empleo por dos anos. 

Articulo I o . 

Sé asigna ál juez superintendente la renta de mil 
docienfos pesos anuales, y tendá también un asesor 
nombrado por el gobierno con el honorario de trecientos 
pesos, cuyo ministerio le proporcionará con preferencia 
los ascensos de su carrera según su mérito y actividad» 
siendo también responsable de sus providencias. 
Articulo 8°. 

El actual empleo de director de obras publicas se 
reduce á la calidad de un subalterno del juez superin- 
tendente, quien le ocupará en este y en los demás ramos 
de su instituto, que halle por convenientes, y obtendrá 
el sueldo de quatro cientos pesos. Todas estas dota- 
ciones deben salir de fondos, y propios de ciudad. 

[SE CONTINUAüá.] 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOEIERNO, 

POR SRES. SAMUEL B. JOHNSTON, GUILLELMO H. BüRBIDGE, Y SIMÓN GARRISON, 

»E LOS ESTADOS UNIDOS. 






AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

MINISTERIAL, Y POLÍTICO 



No. 8. 



Jueves, 2 de Abril, de 1812. 



Tomo 1 



■iwnnr*fciiÉiÉBiMi 



LONDRES, 5 de Noviembre. 

UN caballero de mucho respeto, que está muy ver- 
sado en la politica de- la corte de Rusia» y recién llegado 
de allí, dice, que Alexandro está determinado á imitar 
el sistema de neutralidad de los Estados Unidos, y. no 
mostrar parcialidad á alguna de las potencias belige- 
rantes* 

LÁ armada Británica de Tolón ha sufrido una 
sucesión de tempestades. Sir Pelew se esperaba que 
llegase á carenar á Menorca. Las mas de sus naves 
habían padecido mucho en sus masteleros y Xarcias. 
Unas arrivaron á Menorca otras á Gibraltár. 

El bergantín Fox llegó á Falmouth en 15 clias desde 
Gibraltár, trahe la noticia de que el enemigo há avan- 
zado, y tomado posesión de Algesiras. 

La mayor parte de la artilíeria real, y volante, que 
está en Plymouth está pronta para envarcarse para 
Sicilia : diariamente ha recibido ordenes para partir, y 
para esperar, y detenerse. 

Los regimientos 29, 85, y 97 habiéndose disminuido 
mucho en las ultimas campañas, se han mandado regre- 
sar de Portugal. 

PAPELES DE BOSTON. 

CAÉTA de un caballero de Caracas, que ocupa uno 
délos principales empleos de la república. 

Los siguientes artículos, que hé copiado de la declara- 
ción de la sesión legislativa del I o . de Julio, manifiestan 
los deseos de vuestros amigos republicanos de' que 
vengáis á estableceros entré nosotros í 

Todos los extrangeros, de qualquira nación que sean, 
sorí admitidos, y pueden establecerse en Caracas 1 . 

Las personas, y propiedades de los extrangeros gozarán 
de la misma seguridad que las de los demás ciudadanos, 
®on tal que reconoscas nuestra independencia, y so- 



beranik, y respeten la religión Católica, que es la única 
del Estado. 

Los extrangeros residentes en Caracas, si se naturali- 
zan, y tienen alguna propiedad, gozan de todos les 
privilegios de ciudadanos. 

La vasta extensión del estado de Caracas, la muche- 
dumbre de rios y fuentes que fertilizan su suelo, la 
inmensa variedad, y abundancia de sus frutos, ofrecen 
á la agricultura, é industria las mas lisonjeras espe- 
ranzas. Su posición, la extensión de sus costas, la 
cercanía de las Antillas, y otras islas : los enormes 
consumos, que se hacen en los Estados Unidos de Vené* 
zuela, y en los de Condinamarca, ó Santa Fé, aseguran 
la prosperidad de un comercio fácil, que vendrá 4 
hacerse el mas ventajoso del universo. Las disposi- 
ciones pacificas de los habitantes, la suavidad de sus 
modales, su hospitalidad y bondad para con los foras- 
teros, en fin la salubridad de su clima, que goza de 
una perpetua primavera, convidan á los artesanos, á 
los comerciantes, á los labradores de todas las naciones 
á que sé establescan en Caracas. 

El gobierno dispuesto á prestar á todos aliento y 
protección, repartirá tierras á todos los que conosca 
inclinados á la agricultura : y los que se dediquen al 
comercio, á la industria, y á las artes liberales y 
mecánicas* vivirán aqui en perfecta seguridad. 

Pero todos los turbulentos, y todos los ociosos serás 
perseguidos y desterrados, como pestes del Estado¡, 
autores de malos exemplos y corruptores de las costum- 
bres. Los emigrados sobrios é industriosos encontrarán 
siempre protección en el gobierno, y favor en los ciu- 
dadanos de Venezuela. 

FRANCIA, 

EL ministro de lo interior presentó en últimos de 
Junio al cuerpo legislativo el estado del imperio, y dixo 3 

Guerra. La Francia tiene ochocientos mil honi- 
bres sobre las armas, y quando nuevas fuerzas» nuevos 



AURORA DE CHILE. 



exercitos marchaR á España para combatir con nuestros 
eternos enemigos los Ingleses, quatrocientos mil in- 
fantes, y cincuenta mil caballos permanecen en nuestro 
territorio prontos á marchar á la defensa de nuestros 

dereelíos, donde quiera que ellos estén amenazados 

Nos hallamos en el año 4 o . de la guerra de España, y 
aunque hubiese de durar algunas mas compañas, será 
nuestra la victoria, y los Ingleses serán expelidos de 
ella, i Que son algunos pocos años de guerra, para 
consolidar el gran imperio, y asegurar la tranquilidad 
de nuestros hijos ? 

EL General Suchet, que después de un sitio de dos 
meses destruyó la guarnacion de Tarragona compuesta 
de diez y ocho mil hombres, y envió quinientos oficiales 
prisioneros á Francia, ha sido nombrado Mariscal del 
imperio., 



sentes ignominiosas restricciones' no podemos esperar 
mucho, aun que ciertamente esperamos se abroguen en 
el Consejo las ordenes con respecto á América, y 
nuestros débiles ministros sean separados de sus con- 
sejos ; pero desde que hemos hallado lo contrario,- se 
há esparsido en la ciudad una general tristeza. Esta 
es, Señor, una débil pintura detallada de este lugar; 
aun nos queda la esperanza de que se excite alguna 
cosa que detenga los progresos de estos tiempos cala- 
mitosos. 



EN Prusia se estaban adoptando las medidas mas 
rigorosas para impedir la introducción de las manufac- 
turas Inglesas. La siguente carta, escrita en Notting- 
ham, expresa el atraso, que iban sintiendo las fabricas 
de la Gran Bretaña por el rigor con que se impide su im- 
portación en el continente. . ■■ 

Sir : 

„ Leyendo el excelente papel que V. dio á luz, ob- 
servo en sus noticias á sus correspondientes, una re- 
lativa á carta recibida de esta ciudad sobre la estupidez 
del comercio. Yo me complazco al ver en su papel 
alguna cosa sobre este objeto ; la situación de esta 
ciudad, en otro tiempo muy floreciente, es ciertamente 
deplorable : cada día crecen las quiebras, y comerci- 
antes que detienen los pagos ; de facto, en cada de- 
partamento están los negocios totalmente parados- 
muchos centenares de artesanos industriosos están sin 
empleo, y tal es su miserable situación, que quando 
buscaron socorro, se les ofrecieron escobas para barrer 
las calles por Ushillings á la semana: mas de treinta 
han aceptado : y ello es que con triste dolor de corazón, 
paseando yo las calles, vi hombres, que en otro tiempo 
hacían una figura muy respetable degradados por barrer 
las calles, entre ellos uno á quien conocí poseyendo 
considerables haberes. Esta alteración há producido 
una inundación de obreros del país solicitando sus 
antiguos jornales ¡Peroay! Ellos se contentan con 
encontrar una pequeña obra á qualquier precio; la 
miseria y desesperación están pintadas en cada rostro ; 
nos .parece que nos queda una sola esperanza, y esta 
estriba en nuestro amado principe ; pero baxo las pre- 



PENSAMIENTO POLÍTICO RELIGIOSO, 

Remitido al Editor. 

LA obra maestra de los gobiernos es sacar al error 
de sus atrincheramientos. La educación, el tiempo, 
el fanatismo, todo lucha contra la razón, quando se 
empeña en convencer sus extravíos : los buenos fatal- 
mente prevenidos de ideas serviles, de la vieja costum- 
bre, y del sacrilego abuso, arrastran con toda la sereni- 
dad ie la virtud los empeños del delirio : los malos 
abrigados de prestigios respetables, y conducidos de 'a3 
pasiones mesquinas intrigan con el aspecto mismo de la 
honrradéz : los débiles, ignorantes é incautes son 
arrastrados á ziegas ; y el sabio virtuoso vive aislado 
entre la multitud preocupada, criminal ó débil. Los 
mismos partidarios de la opinión llegan á ser agentes 
desididos de sus contrarios : exaltados sin reflexión se- 
expresan con ligereza, mal poseídos de los principios 
abortan escándalos por censeqüencias, ó ráenos virtu- 
osos empeñan el idioma de la razón para cohonestar ios 
vicios á que vergonzosamente los arrastran sus pasiones ; 
apellidan seguridad á la tiranía, propiedad al despotis- 
mo, y libertad al libertinage. Todos empuñan la 
espada contra la felicidad que buscan, y un falso calculo 
sobre su mismo bien hace el mas enorme mal á la socie- 
dad después de constituir criminal al individuo : conven- 
cerlo es la obra del gobierno, y es justamente para lo 
que há invocado el nuestro á los genios de la patria. 

Nadie debe ser insensible á su llamamiento : es 
preciso hacerse superior asi mismo, sacrificar el amor 
propio en las aras de la patria, y sordo á las reclama- 
ciones individuales, poner cada uno en el fondo social 
el grande p mesquino de sus luces: abandonarse al 
bien es el verdadero patriotismo, corriendo los riesgos 
de tamaña empresa. 

Voy, Señor Editor, á arrostrarlos con solo el objeto 
de empeñar á mis compatriotas . ellos al volver por el 
crédito del pais, dirán cosas,que descubriendo la pobreza 



AURORA DE CHILE. 



5& 



de mis conocimientos enrriquezcan los del público á 
quien consagro mi proposición que es : La libertad civil 
es amiga verdadera de la religión de Jesu-Ckristo, que 
•proscribe el übertimge. Si. La Religión de caridad 
aborrece esencialmente la tiranía: ella iguala por el 
amor reciproco el trono al patíbulo, solo distingue la 
virtudj maldice solo el vicio, establece la propiedad, y 
decide la seguridad en solo el decálogo: todos somos 
iguales delante de esta sagrada ley, todos libres baxo su 
imperio, todos seguros en sus personas y bienes ¡¡ y 
acaso se extiende á mas la libertad civil? Puede 
aspirar mas allá el hombre libre? El corrompido 
libertino, que solo quiere por ley sus antojos, escolla en 
la religión santa que los prohibe : este ni es libre, ni 
en propiedad miembro de la sociedad civil. 

No es libre :' por que solo lo es el hombre baxo la 
potestad de la ley á que no quiere sugetarse ; esta se 
constituye por la voluntad general, sobre que no obra 
el capricho personal, la roesquina pasión, la relaxacion 
de quatro prostituidos, ni el interés particular. No es 
miembro de la sociedad ; por que faltando esencialmente 
al contrato que lo constituye, está legalmente privado 
de sus derechos: el estado social está condiciona- 
do por las leyes, que son otras tantas cargas á cuyo 
costo se compran sus beneficios: el que falta á aquellas, 
no debe reportar estos, y por consiguiente no es un 
verdadero miembro del estado. 

La misma religión de nuestros padres abriga por des- 
gracia mortales corrompidos : nunca han faltado en el 
rebano obejas extraviadas, christianos malos, y aún es- 
candolosos ¿acaso estos desgraciados rebajan la santi- 
dad del dogma ? ¿ Ofenden sus vicios la sanidad de la 
doctrina ? ¿ degradan la infinita justicia de su autor ? 
Como la religión es buena en si misma, lo es esencial- 
mente todo sistema liberal, regulado por los sanos prin- 
cipios de libertad civil. 

Esta como es amiga del altar no es enemiga del tro- 
no, en lo que conviene intimamente con la religión : so- 
lo proscribe el vicio en su orden, lo que es común en am- 
bas, ama la virtud, y detesta al corrompido^ establece 
el bien civil con aquella el eterno, y condena el desor- 
den, la tirania, el despotismo, la injusta servidumbre, 
que há abominado siempre la Iglesia Santa. 

Los Faraones, los Caligulas, Jos Nerones ribalizaron 
desde el trono al mismo cielo, y un Constantino, un 
Luis, un Fernando lo hicieron residir en la tierra : en 
Esparta, en Atenas, en Roma ha residido la virtud co- 
mo en Francia, Inglaterra, y España. Le* imperios y 
las repúblicas han padecido alternativas de probidad y 
corrupción. En todos los gobiernos há sido santa la 
religión, ya adorada, ya perseguida; y en todos há. vivido 



y se há proscripto la libertad civil, á que ha correspon- 
dido la felicidad ó desgracia. No es pues la naturaleza de 
estos enemiga de aquella; lo es solo la corrupción moral, 
que constituyendo el libertinage, aborta monstruos es- 
purios de la religión, y proscriptos por la sociedad. 

Estos son la abominación de la especie, sin que con- 
taminen la libertad civil, que no gozan : á estos proscribe 
la religión santa, no al sistema liberal, que profanan ; á, 
estos detesta el virtuoso, que nunca há sido amigo de 
la tirania; y contra ellos está de acuerdo la religión, la 
sociedad, y los hombres de bien á quienes se dirige.— 

A. V. 



CONTINUACIÓN DEL __^ 

REGLAMENTO DE POLICÍA. 

Articulo 9°. 

TODOS los subalternos destinados a la seguridad, 
aséo,economia y brden público de la capital están baxo de 
sus ordenes superiores, sin perjuicio de la subordinación 
gradual que deban tener á los respectivos empleados. 
Y luego que eí superintendente se haya instalado en 
su ministerio, formará una junta de los empleados de 
policía, y con su acuerdo organizará la distribución in- 
mediata, y aplicación que debe hacerse de ellos para el 
mejor servicio público : presentando el plan al gobierno 
para su aprobación y modificaciones; entendiéndose 
que para la distribución de ordenes, y servicios manm 
ales del ministerio, siempre tendrá el superintendente 
un corchete que le asista. Sin perjuicio de esta distri- 
bución, y para la exécucion de sus ordenes siempre 
tendrá el auxilio de la tropa que pida, y de los vecinos é 
individuos, á quienes requiera. 

Articulo 10°. 

Se dividirá la ciudad con sus deslindantes subvrbios 
en quatro quarteles generales dirigidos por qn.atrq 
inspectores, y cada quartél se subdividirá en ocho, diez, 
ó mas, dirigidos cada uno por su alcalde de barrio sujeto 
al inspector; y todos es tos empleados lo estarán al su- 
perintendente en materias de policia : sus nombramien- 
tos los hará por ahora el gobierno, llamando á su seno al 
cabildo, para que le proponga los que juzgue mas 
idóneos. 

Articulo lio. 

Los inspectores son subalternos, y delegados del 
superintendente, y los alcaldes de barriólo son igaub- 
mente de sus inspectores. Estos alcaldes tienen una 
especie de jurisdicción domestica y familiar en los pe- 
queños negocios de su barrio, cuidan inmediatamente de 
su conducta, costumbres, pelicia, seguridad, y tranquili- 
dad. Cada barrio forma una familia social, donde los 
vecinos observen mutuos deberes de beneficencia, cor- 
dialidad &c. cuidando sus alcaldes de separar todas las 
personas viciosas, vagas, ó sin destino. Los alcaldes 
podrán conocer en demandas civiles hasta doce pesos, 
y en la de pequeños agravios. Los' inspectores (que 



3b 



AURORA DE CHILE. 



también serán alcaldes de su respectivo quaríel) tienen 
en grado m<°? ^mii/C-nte la. jurisdicción de los alcaldes y 
pueden conocer en demandas civiles de cien pesos, 

- Articulo 12°. 

Todo vecino dará noticia al alcalde de qualquier 
liuesped, que nuevamente llegue á su casa, y deba 
mantenerse aili mas de un dia : baxo la pena de dos 
pesos á los habitantes de quarto, y seis á los de casa por 
cada omisión. Los inqui'incs y sirvientes de los hacen- 
dados, que llegan de sus haciendas, no se entienden por 
huespedes. Él que admite en su casa un sirviente sin 
papel, en que el anterior amo, y en defecto de este el 
alcalde de aquel barrio expongan su conducta, es res- 
ponsable á las deudas, que haya contrahido dicho sir- 
vióle con al amo anterioiv 

Articulo 13°. 
Todo alcalde de barrio, que no auxilie á su inspector, 
ó superintendente : todo vecino, que no ocurra al llamado 
de su alcalde para una pronta prisión, ronda, ú otra 
medida extraordinaria de seguridad pública, será penado 
por la primera vez en veinte pesos : por la segunda en 
destierro. Siendo los militares llamados á un mismo 
tiempo por sus xefes, y por la policía, deberán con- 
currir á los ordenes de los primeros. Esta pensión, que 
se impone al vecindario solo es para casos executivos, y 
extraordinarios.. Y los que no se hallasen solventes á 
las penas de este articulo y el anterior, padecerán una 
reclusión, b prisión equivalente. 

Articulo 14°. 
Los delinqüentes, vagos, ociosos, mendigos, asi como 
el aseo, y comodidad, rondas oportunas, alumbrado de 
calles, establecimiento de serenos, y otras muchas dis- 
posi iones benéficas, que deben ser el objeto, y cuidado 
déla policía, se irán practicando ya coa el examén de 
ios anteriores bandos de buen gobierno, y ya con la ex- 
periencia del superintendente, que no dispensará opor- 
tunidad de proponer al; gobierno todos los medios de 
comodidad y seguridad pública: entre ellos ocupará un 
lugar preferente entre sus cuidados el promover aquellas 
diversiones públicas, que tanto contribuyen á civilizar, é 
instruir la juventud, á entretener utilmente, y distraher 
del oeio, y fastidio que trahe la inquietud, y fomenta los 
vicios ; y que por eso en todas partes se protexen pol- 
los gobiernos zelosos de las buenas costumbres. 

Articulo 15°. 

Para los objetos del anterior articulo, y á efecto de 
activar las funciones de cada empleado, y que el gobier- 



no terfga frecuentemente á la vista lo9 interesantes ob- 
jetos de policía, en cada bimestre formará el superin- 
tendente una junta de sus funcionarios, é inspectores : 
en ella se tomará razón de todas las gestiones de aquel 
bimestre, y del estado y progreso de las obras y atencio- 
nes publicas, proponiéndose las reformas, y arbitrios, 
que parezcan convenientes, y sin interrumpir este ne- 
gocio con otras atenciones, acordará todas las providen- 
cias, que juzgue oportunas, llamando á sus sesiones al 
superintendente, para instruirse completamente. Las 
providencas, que resulten del gobierno se harán saber 
ala misma junta de policía congregada segunda vez, para 
sus respectivos desempeños. 

Articulo X6?'. 

La superintendencia de policia no es una magistratura 
de pura dignidad : es la execucion y el brazo actibo del 
gobierno, y su subdelegado inmediato : cuyda por 
si misma de todas sus dependencias, y su mayor respon- 
sabilidad seria un indolente descanso. Tendrá el tribu- 
nal que le señale el gobierno ; pero su casa y todos los 
puntos de sus atenciones lo son competentes para las 
providencias que deba dar. Se declara al superinten- 
dente por un miembro nato del Cabildo de la capital, y 
su colocasion en cuerpo será después del alcalde de 
primer voto. En sus enfermedades sostituira el alcalde- 
de Q°. voto. 

Articulo 17°. 

No hay necesidad, ni razón de preferencia, para que 
un cabildante sea superintendente, aunque puede serlo ; 
pero se prohibe absolutamente que lo sea un miembro del 

gobierno. 



EL EDITOR. 

Se nos acaba de favorecer con el Semanario de Londres, 
de 3 de Noviembre. La estrechez del tiempo no há 
permitido emprehender su traducción, y publicarla en 
la presente Aurora. Contiene noticias mui graves, é 
interesantes en orden á la guerra de España, y Portu- 
gal. Nuestras armas verdaderamente han sido infelices ; 
el General Black ha sido derrotado ; el enemigo ha tri- 
unfado soberbiamente ; pero le hemos disputado la vic- 
toria con honor, y aun tenemos las armas en las 
manos. 



CON SUPERIOR PERMISO, 
IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

POR SRES. SAMUEL B. JOHNSTON, GUILLELMO H. BURBIDGE, Y SIMÓN GARRISON, 

DE I-QS ESTADOS UNIDOS. 



AURORA DE CHILE 



1 : 



PERIÓDICO 

IÍÍIgTEKIlt; Y POL ÍTICO. 

... i I LLá ii ii i i d ! M m ^llllMIIITTTTW 1~^~~ — — ~ ~ ^^" .m.^— ^M 






É MUÍMM .M 



■¿i 




Jueves, 9 rf<? J6n7, d¿ 1812. 



Tomo 1- 



edug ación: ■> 

SI supiéramos- arjrbbécharnr s de la bondad del climas 
déla fertilidad del terreno, de la situación ventajosa,, y 
del ingenio de los' moradores, podríamos fácilmente; 
llegar al maynr ¡grade* dealtura en el poder y la grande- 
za,^ no necesitaríamos sino ayudar al clima, cultivar la 
tierra, y acariciar las artes, para, ser el objeto déla envi- 
dia de todos nuestros vecinos. 

Este estudio y cultura, que todavía w» falta, consis- 
te principalmente en estiraseis causas. Primera, en que 
no se cultivan bien los ingenios, ni se' ilustra la razón 
Secunda, en que las artes primitivas y secundarias se 
-Wi imperfectas, tercera, en qué el trato y ci v.hdad 
iio están en süpütíto. Quárta, en que las leyes debían 
refundirse, y formarse un nuevo código. Quinta, en 
•cae ño sé observan ■ religiosamente las leyes como deben, 
¿éndo ellas las qu- únicamente pueden infundir y ali- 
mentar él verdadero valor dé los pueblos. Sexta,' en 
que no se fomenta y anima el comercio interno y ex- 
terno como conviene, no á los deseos inmoderados de 
enriquecerse, sino al interés y utilidad dé la patria. 

La practica de las ciencias solidas, y el cultivo uti ; 
•dé loa talentos es inseparable de la grandeza y fehedad 
dé los estados. Ño es el numero de los hombres el que 
constituye él poder de la nación, sino sus fuerzas bien 
arregladas, y éstas provienen de la solidez, y profundi- 
dad'de'ífus entendimientos. Quando ellos saben calcu- 
larlas relaciones que tienen las cosas entre si, conocer 
fá naturaleza de los entes, adquirir nuevas fuerzas con 
la mecánica, gobernar las familias y los pueblos con la 
tiólitica, V la economía ; saben también dirigir todas sus 
ík-áS á'un punto cOmun, y servirse de todos modos de 
la naturaleza. La felicidad y grandeza de los estauos 
<[*• también' inseparable de las verdaderas virtudes, y 
éstas- son difíciles de conocerse y practicarse sin previos 
y solidos conócimentos de Dios, del mundo, y de los 
hombrea,- los quales con opiniones ridiculas, y preocu- 
paciones vergonzosas! han degradado á la naturaleza. 
Un pTiéblo de müéhachos ó rhugercillas, por muchas 
íiue seáriVsiempreserá- despreciado y poco temido ; y Si 
Sáanácion sé compone de ignorantes, torpes, viciosos y 
holgazanes*, aunque sea numerosísima, siempre sera 
•anáñáción dé niños y mugeres. Esta teórica se halla 
' comprobada con el exetópló.de muchos países: y 
aquellos á quienes rio Se les híiga perceptible por la luz 
natural, nueden buscar su demostración en la historia 
dé Grecia y laEnropa, en donde un puñado- de gente 
de las repúblicas Griegas, y de la España, supo vencer 
inmensos exercitos y ciudades pobladisimas de la rersia 

y de la América-. . 

Nosotros por nuestra viveza, por nuestro ingenw y 
por !a fuerza de nuestra imaginación, podríamos mejor 
-Jiueptroa pueblos haber llegado i h cultura y l*sabiuu- 



ria á cuya cima lían arribado ellos, mientras que aquí 
nos hallamos á mitad de camino. Y que estamos atra- 
sados e tanta verdad, qué no me costará mucho el de- 
mostrarla. La raíz y tundamento de todas las ciencias ( 
es el leer, escribir y contar, artes necesarias para civilizar 
á los pueblos,- y dirigirlos á su grandeza, y con todo 
i «moradas, ó poco sabidas de lo general de la nación. 
No solamente los noble* y los ricos deberían ser doc- 
trinados- en estos pri ncipios, sino los plebeyos, los arte- 
sanos, los labradores, y mucha parte de las muge- 
res Si estas artes se difundieran de las capitales a las 
villas; y de estas á las aldeas, producirían los admirable» 
efectos- de dar á toda la nación uncig'toayre de civili- 
dad, y unas modales cultas; de introducir en las fami- 
lias el buen orden y la economía ; de corregir la educa- 
ción, que por lo común se entiende mal ; de modificar 
los ingenios de muchos, enseñándoles á hacer el uso 
que deben de los talentos que Dios les ha dado ; y final- 
mente de perfeccionar las artes, haciéndolas mas expedi- 
tas, mas comunes, y mas út¡les._ ; , 
. La rudeza de costumbres é ignorancia de las letras 
no puede remediarse sino interviene el brazo poderoso 
del ivierno y toma á su cargo los primeros fundamen- 
tos de la reforma de las escuelas. Es notorio que son 
las opiniones las que dirigen a los pueblos, y que as 
escuelas son la cuna donde nacen y ee alimentan las 
opiniones, para difundirse después en la plebe. Los 
Sacerdotes, los religiosos, los jurisconsultos,- los médicos 
y los militares se forman en los estudios, y conserva» 
v esparcen las ideas que recibieron de ellos. Far* 
¿rueba de esta verdad, no seria menester mas que fun- 
dar en una ciudad tres 6 quatro Colegios Asiáticos, y 
educar en ellos á los hijos de los nobles y délos ciuda- 
danos ; y en menos de tres edades no se venan reynar 
en dicha ciudad otras opiniones que las del Asia. 
' Sfendo,- pues el soberano moderador supremo del 
cuerpo civil, y siendo tan importante el buen régimen 
de las esculas debe tenerlas baxo su inmediata inspecci- 
ón, como han hecho los principes en la creación de las 
universidades y academias, y debe saber las opm.ones 
dominantes para moderarlas y corregirlas. ¿Es acaso 
buena politica permitir estudios adonde concurra la 
imentud, sin que se sepa el método que se s.gue, los 
Sores por donde se aprende,' las doctrinas que se en- 
¡eñan y las leyes con que se gobiernan ? una junta de 
hombres que sahen pensar, de todas clases, de todos es- 
tados yque se oculta al legislador, es un delito en toda 
buena institución de gobierno 5 y por esto justamente 

las escuelas, tanto en las seculares como en las ^ eclesi- 
asticas; que sentencias se siguenj **¿W*g¡#r* 
defienden; y que ciencias se ensenan, sin dexar taja 



AURORA DE CHILE. 



poco de averiguar que costumbre f que disciplina se ob- ser padressin haber aprendido antesá serlo • A> 1. »*itf 
serva. _ También tiene derecho para prescribir método en resulta el flDfi «p ™ltL; ™ ?J1 , l! !S°' de lo W* 



serva. También tiene derecho para prescribir método en 
las universidades y estudios generales y establecer cá- 
tedras. Me persuado que con dos leyes que hicieran los 
soberanos y ¡as sostubieran'con vigor, se ilustraría in- 
finito la nación. La primera había de ser : que se 
enseñe un buen curso de matemáticas y filosofía en 
todo colegio y escuela pública, y que los catedráticos 
se elijan por oposición á concurso. La segunda : que 
se den libro* impresos y públicos, y no se dicten cursos 
manuscritos y pribados, y que estos libros se manifies- 
ten al gobierno. 

Aunque las ciencias ya se hallan libres de ía barbarie 
dé los siglos precedentes, no han hecho con todo entre 
nosotros aquellos progresos, que podian esperarse* de 
nuestra penetración, y que se ven en otras naciones 

e sin duda nos son muy inferiores en la fuerza 



qu 

del ingenio; y Cri la viveza- de la fantacía; duran 
todavía aquellos estudios barbaros, antiguos, inútiles y 
perjudiciales; y lo peor es, que duran entre aquellos, 
que por su estado debían -tirar á buscar los medios de> 
Li pública utilidad : se conserva en muchos una afición 
increíble á las sutilezas, y vanas investigaciones, y una 
pasión ciega á la pedantería, como si los estudios, que 
deben dirigirse á perfeccionar los conocimientos del hom- 
bre y á corregirlo, se hubieran establecido para disputar 
de voces é imaginaciones abstractas. El hombre es un 
ente real, y necesita de solidos y prácticos conocimien- 
tos para vivir bien, no de ideas fantásticas, ni palabras 
huecas y sin sentido; y por esto se ve que las nacio- 
nes que se versan en la buena física, en la historia 
natural en la geometría, en la mecánica, y en otras 
muchas pertenecientes al hombre físico, y que estudian 
Ja etica, la política y otras ciencias, por lo. que respecta- 
¡ü hombre mo¡al, nos llevan grandes ventajas en la 
ilustración y la sabiduria. 

Otra de las cosas necesarias para la felicidad y gran- 
deza de los Estados, he dicho que es la educación y 
las modales, a fin de que las buenas costumbres, y ¿ 
civilidad y cultura se adquieran por habito y disciplina 
Creo pues que en esta parte tenemos mucho que andar 
para igua.ar a otros pueblos, y que necesitamos des- 
bastarnos y pulirnos mucho para deponerla barbarie y 
rusticidad, que se nota en una gran parte de los pue- 
blos de nuestro reyno. La incivilidad y la aspereza 
es incompatible con la industria, con las ciencias, y con 
el comercio : un hombre tosco y salvage aborrece la 
latea metódica, hace vanidad de la fuerza, y se vana- 
gloria de atrepellar hurtar, inquietar á la sociedad de 
mu maneras. - 

; Esta rusticidad en las modales, ó maneras, proviene 
siempre de una perversa educación. La educación 
se diviue en ñsica y moral, y que aquella se dirige 
a perfeccionar las operaciones del cuerpo, y "esta 
las del alma La moral se gubdivide en económica, 
política y eclesiástica : la primera pertenece á los 
padres; la segunda á las leyes: y la tercera á los 
eclesiásticos. En toda la Europa se hallan ex^ 
célenles tratados de esta meterla, escritos por hom- 
bres doctos y zelosos; pero falta el ponerlos en 
practica por otros tales. •- La basa fundamental de to- 
dos las educaciones es la domestica, que es la que debe 
darse por los padres : la lastima es que muchos ílegiiü á 



resulta el que se multiplique todos los dias una raza de 
hombres torpes, ignorantes, barbaros, sin oficio habili- 
dad y tal vez sin conocimiento alguno de sus obligado 
hes. Por esto Sixto 5." Pontifice de una alma gíande 
y de una vasta com prehensión, hizo una exeiente ley 
para sus Estados por la qual mando, que no pudieran 
contraer matrimonio aquellos que no presentaran just* 
iicacion de su habilidad é industria para poder educar 
y alimentar la prole. Promulgar una ley semejante, es lo 
mismo que decir : ninguno se atreva á ser padre sin ha. 
ber antes aprendido á buscar los medios para saber 
serlo. •■- - l n ' 

t I V-. 

ISE CONTINTJAaá.} 



Noticias publicadas en el periódica de Londres inlitm 
lado BeWs Weekly Meséenger, ó correo semanal' 
de Bell. - ,. 

PAPELES FRANCESES. 
j Partes oficiales en orden á Jos exercitos de España. 
Exercito del Sud,. 
El SO de Agosto el General Godinot atacó enTorbi** 
con la retaguardia de Montijo,y Ja derrotó. El 91 co- 
loco Monüjo una parte de la división en la posición do 
Velez de Benaudella; inmediatamente fué atacado y 
derrotado por nuestra bayoneta : el numero de sus mu- 
ertos fué grande, y la noche favoreció la fuga de unos 
pocos. Montijo escapó acompañado de doce hombre» 
únicamente. 

En el mismo tiempo el Coronel Dulong entró ea 
Motril, y persiguió la otra parte de la división enemiga, 
la que se retiró á Pinos del Rey: el Ayudante Gene- 
ral ivemond, destacado desde Granada para asistir á la» 
operaciones de Godinot, llegó al mismo tiempo con un 
batallón, y dos esquadrones : llegaron también seis 
compañías embmdas por Godinot: al instante el pueblo 
rué ocupado; el enemigo/orzado, por .la bayoneta huyó' 
precipitadamente á las montanas de la cruz. Su perdi- 
da no es calculable ; escaparon mui pocos á favor de la 
obscuridad de la noche. Su división constaba de los 
regimientos de Alpuxarras, Cuenca, Burgos, de un nu- 
mero de paysanosreunidos,y de 300, caballos. 

El Duque de Dalmacia haviendo mandado á Coun* 
de trien a la frente del quinto cuerpo deEstremadura á 
dirigir una expedición acia la boca del Guadiana para 
reconocer el país en que tenía Ballesteros cerca de tres 
milhombres: el General Quiot, y el Ayudante coman- 
dante Forestier se encargó de la expedición. . Balleste- 
ros después de una acción de pequeña importancia hu* 
yo, yse embarcó en Ayamonte para Cádiz. Doscientos 
Españoles perecieron, y quedó prisionero un destaca- 
mento de 78 caballos. Millet Xefe del Esquadron se 
distinguió altamente este día. 

M General Cassagne ocupa á Ronda con coneidera- 
ble fuerza : y sus columnas movibles impiden rigorosa- 
mente^ camino de la sierra. Diariamente se apresam 
bandidos, y se entregan a la Justicia. 
2 Exercito del centro. 

El Duque de Dalmacia está mui satisfecho del espiri- 
tu,-que prevalece en las provincias de Malaga, y Granada 
Ha; regresado á Sevilla, El Duque de Belluno adel- 
anta sus operaciones delante de Cádiz, 



AURORA DE CHILE. 



H 



jEI General Darmagnat há avanzado con sus divisio- 
nes sobreCuenca, siguiendo las operaciones delMariscal 
Sachet contra Valencia. . " ; vj 

El Coronel Re,zet del regimiento 15 de Dragones, 
ha sorprehendidó con un destacamento las milicias de 
Chavo : apresó 120 bandidos con sus caballos. 
Exercito de Portugal. 
Ciudad Rodrigo 30. de Septiembre de 1811. 

Tarte del Mariscal Duque de Ra gusa Coma^dmtepi 
Jefe del Exercito de Portugal, remitido á S. A. el Prin- 
crpe de Wagraii y NeuchateU Mayor general. 

Señor: tengo el honor de participar á V. A. que 
después de haver hecho lebantar el sitio de Badajoz, y 
arrojado á los Ingleses á la otra parte del Guadiana, se 
han colocado entre la posición del Duque de Dalmacia 
y la mia : que debo avanzar acia el Tajo, dejando una 
división en él Guadiana: que South hádejado el regi- 
miento 5 o . en Estremadura : que el Duque de Dal- 
macia con el resto de sus tropas marchará contra las di- 
visiones Españolas, que se han separado de los ingleses, 
y contra los insurgentes* de Murcia, y que mientras 
derroto, y limpio las provincias de Cordova, Granada, 
Malaga, y Murcia, hé de obserbar é inquietar á los In- 
gleses! Hemos tomado nuestras medidas en caso que 
el General enemigo intente hacer una diversión, y 
avanzar segunda vez contra Badajoz; ó que sordo ai 
clamor délos Españoles abandone las tropas de Murcia 
á m propria suerte, y pasando el Tajo, avance hasta 
Coa. Suponemos que sea su plan auxiliar al exercito 

de Galicia. . r > , 

-Luego que el General Dorsenne se informo de estas 
nuebas combinaciones, marcha sobre Astorga, bate a 
los Gallegos, los dispersa lejos de Villafranca, y repara 
las fortificaciones de Astorga. Espejábamos que estos 
movimientos hubieran inducido á los Ingleses á avan- 
zar sobre Salamanca, pero los desconcertaron estos su- 
cesos, y los desastres de las tropas de Murcia. 

Cerca del principio de Septiembre se me informo que 
Varias divisiones Inglesas se havian reunido en Coa ; 
que cercaban á Ciudad Rodrigo; que colectaban fagi- 
na y gabiones en Fuente Guinaldo ; que los trabajos 
para atrincherarse en aquel lugar se adelantaban en 
• o T ?n manera, y que se havia trasportado alli gente con 
5 na parte de mi fuerza, y obligarlos á lebantar el sitio de 
Ciudad Rodrigo. Introduge primeramente provisiones 
para largo tiemno. Reparé la Artillería. Hice quanto 
permitía el terreno, y el plan de operaciones comunicado 
á V. A. Tengo la satisfacción de anunciarle que nues : 
tras armas han tenido el suseso mas feliz. 

Partí con cinco divisiones de mi ejercito : llegue el 
áia'22. y se me unieron quatro divisiones del General 



* El Editor. Tal e» el execrable lenguage de los ofiresoresde la 
tibertad cki genero humano : á su -vista son insurgentes y rebeldes 
los pueblos generosos, que.convaten por su* derechos. Esta nota 
se ha repetido con freqüencia en todos los papeles, que' se han 
publicado en la época presente; pero ¿ pesar de ellos, de los 
oráculos de la Religión, y de Iw eterna justicia, los derechos de las 
pueblos son vanas ilusiones á los ojos de los ambiciosos, de los. 
fatuos, de los indolentes, de los egoístas. M advierten estos 
últimos que todos los particulares son cntueltot en la desgracia 
general ; que el vencedor há de insultar a su cobradla, que ha de 
despreciarlos, después de que sirvan a sus intentóte y que ha de 
•Vivir su decendencia en miseria, y oprobio eterna. 



Dorsenne. Admiré la buena disposición del bagage, y 
provisiones, que se colectaron, y organizaron con una 
actividad, y orden increíble. Los dos exercitos se pu- 
sieron en movimiento ; atrabesó por todos los puestos 
enemigos, y se introdujo todo el comboy en la plaza. 

Luego que percibimos la retaguardia enemiga, el 
General Montbrun Comandante de la vanguardia cargó 
al enemigo con la rapidez, ybrabura que acostumbra, 
y le torno 4. cañones. , 

La perdida del enemigo fué considerable : nuestra 
guardia avanzo hasta el campo de Fuente Guinaldo ; 
nuestras divisiones de infantería marcharon á nuestra 
retaguardia. Esto impidió la total perdida del exercto 
enemigo : tubimos la mortificación de ver á sus divisio- 
nes precipitarse á sus trincheras. Si hubiéramos tenido 
prontos quince mil hombres hubiera quedado prisionero 
todo el exercito. La división del General Inglés Colé 
quedó en Payo, y la división de la caballería ligera del 
General Gawford se situó en Martiago. Nuestra in- 
fantería no llegó hasta la noche;y al amanecer percibimos 
á las tropas enemigas ordenadas dentro de sus trinche- 
rae. El General Dorsenne, y yo dimos las disposicio- 
nes necesarias para el ataque, peroelGeneral ener. igo no 
pensaba en aguardarnos : el abandonó su campo duran- 
te la noche, retirándose acia Alfayates y Sabugal. 
Nosotros entramos entonces á Fuente Guinaldo, y se 
remitieron á Ciudad Rodrigo una gran cantidad de fagi- 
nas y otros materiales, que havian preparado para el 
sitio. Se persiguió al enemigo vigorosamente: sele 
car^ó en la Aldea del Puente. Haviendo llegado á la 
división deSouhan, la acción fué mui gloriosa para la» 
armas de S. M. el enemigo va en fuga con gran perdida 
y confusión. Su retaguardia permanece en Sabugal. 
Apresamos el bagage del Principie de Orange, y el del 
General Crawford. La confusión fué tan grande enel 
enemigo que un Ayudante de campo del General Wel- 
lington se metió dentro de nuestras filas, quando cor- 
ría hacia todas partes por unirse asu General. Hicimos 
200. prisioneros: en el exercito de Portugal hubieron 
120. heridos, fuera de estado de servicio: Los nuestros 
ascienden como á 800. hombres, aseguro á S. A. que los 
insurgentes de España están llenos de indignación por 
verse abandonados enel Norte y enel medio día de la 
Península, y que comparan la conducta de los Ingleses 
con las vanas esperanzas con que los han sostenido, 
alimentando el odio nacional, lo que han conocido muí 

tarde. , . 

Debemos perseguir al enemigo hasta las lineas de 
Lisboa, debemos unirnos con el exercito del sud, cuya 
reunión está impedida únicamente por la división del 
General Flill ; pero ya llega el momento fixado á la- 
teral catástrofe de los Ingleees. 

(Firmado) El Mariscal Duque de Ragusa. 



Cuartel General de Murviedro SO de Scptembre de 

1811. 
Señor : hé dado ya parte á V. A. que entré en la 
provincia de Valencia, y que marchaba sobre Murviedro: 
llecrué alli el 27. y me apoderé de la villa: el 28 doce- 
corrí pañias avanzaron acia las fortalezas, y se apodera- 
ron de todas las obras esteriores. El enemigo tiene en 
la Plaza 3000 hombres y 18. cañones. El 29. pus» 



A 



45 



AURORA DE CHILE. 



Igualmente he acometido á 



trincheras delante de clía 
Oropésa. 

Una reunión cómo de 1000 paysan'osme hicieron 
frente en Valdevxo ; el Coronel Miletlos acometió con 
300. hombres, y 50. córazeros : fueron desbaratados 
completamente, murieron 400. y seles tomaron casi to- 
das las armas. 

(f Viñado) El Mariscal Conde Suchet. 

CIUDAD RODRIGO, 30 dé Septiembre. 
Púrté Sel Conde Dorsenne, Comandante en Xefe de las armas del 
Norte en España, al Principe de IVágram, Ve. 

Señor: Luego que supe que el exercito Inglés habia repasa- 
rlo el Tajo, y que se aproximaba á Coa, resolví marchar contra 
los insurgentes de Galicia con designio de volverá tomará 
Astorga, y perseguir hasta las montañas su mal organizado 
cuerpo. Puse en noticia del Mariscal D. de Ragusa el movi- 
miento que intentaba: que los Ingleses habían de marchar al 
auxilio de Jos Gallegos; pero los Ingleses no tomaron la fatiga 
de auxiliarles : lo que los desconcertó y dispersó. Me he 
apoderado segunda vez de Astorga, la que hé reparado, y 
avastecido. 

El día 22 rae reuní con el Mariscal de Ragusa: el 24 entré 
en ciudad Rodrigo : inmediatamente mudé la guarnición, 
chique los hospitales, y puse en la plaza provisiones para un 
ano. 

El pri -icr objeto de mi marcha se ha logrado felizmente : 
el segundo, que es destruir las trincheras, ó apoderarme del 
campo de Fuente GuinaidO, se ha conseguido con igual felici- 
dad/ 

Mientras el General Watier marchaba coirla caballería del 
exercito del Norte sobre Espeja, el General MbntbruYi tomó 
Ixl izquierda. Nos pusimos en fin delante del enemigo en la 
cuesta de Bodón: la acción fué' gloriosa, el enemigo fué der- 
rotado. 

Luego que llegamos á Fuente Guinaldo, supimos con ádmi- 
ración que el enemigo no habia recogido y puesto en orden la 
tropa. Si hubiésemos podido prever que el General Inglés era 
capaz de cometer una falta semejante, los huvicramos derrotado 
con mas facilidad tomándolos separados ; pero nuestra infan- 
tería no llegó allí hasta la noche. El 27 dispuse el ataque ; lo 
que no pudo ser tm secreto qué el enemigo no observase' los 
íttOí/iyniéhtoi. 

Aquella misma tarde el General enemigo se retiró apresu- 
radamente á Aüayates. El General Watier atacó en la aldea 
del Ponte, su. retaguardia compuesta de quince mil infantes, 
tres mil caballos, y catorce piezas dé cañón. Acomete cen 
audacia á ia caballería, la rompe, y pone en fuga: entre tanto 
él General Thebout avanza rápidamente' sobre el camino de 
Aifayatés, y arroja sobre el enemigo puesto en desorden, un 
íue^o terrible. 



mero de sus muertos aciende á 300 hombres. Se tomó una baa¿ 
dera, 90 caballos, y un gran numero de prisioneros. l 

El Mariscal Conde Sücheíi 



Hasta aquí habia llegado el trabajo de la imprenta, guando reeP- 
bimos noticias mas recientes sobre la guerra de España, que com- 
pre henden todo Noviembre,' y se han publicado en Diciembre en 
Londres. Nuestras armas han tenido muchas acciones, pero todas 
infelices; la guerra dura siempre terrible, y con una constancia, 
asombrosa. 



THE MOÜNING CHRONICLE, 

London, Tuesday, Deccmbér 24, 181 í. 

AYER llegó un correo de Lisboa, y se han recibida- 
partes del Lord Wellington fecha hasta el 4 y aun nó 
había ocurrido cosa de importancia. Por este correa 
recibimos Gazetas hasta el 8, y cartas hasta el 10. 

En orden á las noticias de Valencia, y Cataluña, 
por parte de Lisboa, no puede ponerse la menor con- 
fianza ; con todo es probable, que el Barón de Eróles, 
con los Genérales Lacy, y Sarsfeld han atacado i 
Tarragona. Algunas de estas cartas afirman positiva- 
mente que Blak, en lugar de haber tenido ventaja en 
alguna acción, como se decia, ha sido derrotado baxQ 
las murallas de Valencia.* 



EL día 11 de Noviembre de 1811, se publico en Londres* 
una obra en Español refutando lo que escribió el Español contra 
la Independencia de Caracas : dice en una larga nota : " Los In- 
gleses nada intentan contra las Américas, cuya libertad desea el 
pueblo Británico, y.su Gobierno es demasiado sabio para mez- 
clarse ea una empresa imposible. 

ARTICULO COMUNICADO. 

,^? R 0ficI ° de la Exelei,ti,ima Junta Gubernativa fecha I# 
dé Marzo cíe este ano quedó admitido, ratificado y reconocido 
el nombramiento que hizo el Coronel Poinsett, Cónsul General 
de los Estados Unidos de América, en Don Mateo Arnald» 
Havel al empleo de Cónsul por el Gobierno de dichos Estados 
¡Unidos en la Capital de Chile y sus puertos Valparaíso y Co- 
1 quimbo. * 



Campo de Múrviédró, 1 de Octubre de 18 fl. 
Señor: Informado de que el General Blak habia avanzado 
¿Ola pane de sus iucrzas sobre Liria, y Segorbe, ordené al 
General Palombini que marchase contra la división de Obispo 
establecida en Senéj'a. Defendían el camino cuatrocientos' 
caballos, y tres mil infantes ocupaban las alturas á derecha, é 
izquierda. Palombini dispuso que ün batallón del 1 14 cargase 
al enemigo por la izquierda, mientras el General Roben dirigía 
el ataque por la derecha con ti resto de su brigada. El Co'ró- 
ncl Schiazétti á la frente de los dragones de Napoleón car-ó la 
caballería- enemiga, y la persigio hasta el puente de Massana 
cerón de Segorbe : toda la división de Obispo se. htóia reunido 
é'n aquel punto. ■ Los dragones Se posesionan del ouehte, v se 
mantienen en el a pesar de los fuegos enemigos. Obispo h¡ zo 
todo esluerzo pa.a cercarlos, pero la ¡legada de las compañías 
selectas del 1 14, y del prime. o del Vístula detubieron su movi- 
miento. Un ataque general decidió la derrota del enemigó, y 
feu luga sobre Lina. Los dragones de Napoleón entraron en 
Stgorbé mesclados col, los enemigos, destrozando Con c" 
Bbble cmanlo se Íes oponía. La derrota fui completa. El nu 



* Mik del Editor : Animado el editor de úrv vivo deseo dé 
complacer al publico, y de satisfacer la confianza de la patria, em- 
prehendio el estudio de la lengua inglesa, y en el espacio de meno* 
ule un mes se ha puesto en estado de traducir por si mismo los peri- 
ódicos ingleses. Solo ¿os que conocen esta lengua graduarán la 
grdhdeid de este trabajo, y el mérito de la fatiga. Sin embargo, é¿ 
savt, que hombres tan pt eocvpados como destituidos de conocimi. 
entos útiles, han tenido por falsas muchas de las noticias publicada» 
hasta aqui. Por tanto él juzga oportuno agregar el texto literal 
del periódico inglés, que contiene la ultima noticia, a que acompaña. 
esta nota; y lo mismo se hará siempre que se estime necesario. 

" Upon theaccúunts ffom Falencia and Catalonia, throug'h Lis- 
bon, little reliaríce can be placed; it ii probable, howevcr, that 
Barón Eróles, with Generáis Lacy and Sarsfeld, have invested. 
Faragona. Some ofthe letters positively assert that Blake, in- 
stepd ofbeing successful in a new action, asreprestnted, had been 
defeated under the toalla of Valencia.'* 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ÉSTE SUPERIOR GOBIERNO, 

PorSres. Samuel B. Johnston> Guñklmo H. Burbid^e, 
y Simón Garrison, 

US LOS ESTADOS U^IBOS. 






AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

MíNISTEBIAI., ¥ POJLITIC 



No. 10. 



Jueves, 16í/f Abril, de 1812. 



Tomo 1 



NOTICIAS. 

Gtindinamarca 30 de Julio de 131 1. , 
" LÁ Junta-contextó á Venezuela como se esperaba, 
congratulándose cqn ella de sus progresos en la liber- 
tad : la auxilia con dosejentos .cincuenta mil pesos y 
dice, que confia, que en todas las Américas lleve la van- 
guardia de la libertad en la marcha de la gloria. 
Há enviado un diputado á Estados Unidos,. 
Há restituido.á los venerables Pastores la custodia del 
deposito de la doctrina, que les encarga el Apóstol. " 

ESTADOS UNIDOS DE VENEZUELA.. ■ 
Valencia 6 de Septiembre. 
Parte del Govemador de Valencia al Gentral Miranda. 

" Exelentisimo Señor : informo á V. E. con extre- 
mo dolor que la noche pasada rebentó una conspiración 
en esta ciudad, cuyo objeto era destruir el gobierno, y 
poner de nuevo á Valencia en manos de los enemigos 
de la independencia. 

No es aun bien conocido el numero de las personas 
infatuadas, que habian entrado en el detestable com- 
plot : al presente están presas mas de 200, y las mas de 
ellas eran de nuestra confianza, y de distinción. 

Es de notarse que por medio de sobornos muchos in- 
dividuos de la tropa, que juraron fidelidad al Congreso, 
olvidando los beneficios que han recibido del actual 
gobierno, fueron inducidos á faltar á su juramento y 
obligaciones, y aun la guardia del palacio estaba en la 
conspiración. Sin embargo, los regimientos 13. 22, 23 
de infantería, y el 27 de caballería permanecieron fieles 
á sus oficiales. 

El palacio fué atacado en la media noche ; entonces 
aquella braba tropa corrió á sus armas, y con admirable 
rapidez puso en fuga á los que escalaban la muralla, y 
resistió con la bayoneta é impidió la entrada de algunos 
miles de conjurados que habian forzado las puertas : la 
brillante resistencia duró una hora, y entonces triunfó 
segunda vez la causa de la libertad. Los enemigos 
fueron plenamente derrotados, y la claridad del dia des- 
cubrió á ios capitanes de cerca de 700 victimas. 

Desde la manifestación y aborto deí horrible proyecto 
hé tomado todas las medidas para la seguridad y examen 
de los reos, aunque no pudo evitarse que algunos de 
ellos escapasen a favor de ía confusión. La ciudad 
está en perfecta tranqilidad, los malvados están presos, y 
serán examinados y executados lo mas pronto que per- 
mite la ley." ' 

Caracas 21 de Septiembre. 
" El ciudadano Paz há sido enviado por el gobierno 
4e Venezuela cerca de el de los Estados Unidos. 



Debe informarle que la confederación desea vivamente 
que se establescan tratados comerciales entre ambos 
gobiernos." . 

Caracas 24 de Sepltmbre. 

" El pueblo de Maracaibo ha manifestado la mas viva 
inclinación de unirse al partido de la revolución: esto ha 
sucedido por que las tropas regulares de aquel distrito 
se habian embarcado para formar una expedición contra 
Caracas -y Miranda se íe acercó en el mismo tiempo. 
Solamente tres ó quatró puertos permanecian á la fecha 
baxo el antiguo gobierno en las vastas provincias de 
Venezuela. Ya se dice que se rindió Coro el 24 de 
Septiembre. 



Canarias 20 de Noviembre,, 
La fiebre amarilla hace terribles progresos en la isla de 
Tenerife. Los pueblos de Santa Cruz, y Puerto Oro^ 
tava están atacados de ella: mueren müchoa diariamen- 
te, el comercio se há interrumpido í los buques quedan 
con sus cargamentos á bordo por el triste estado del 
pueblo. La enfermedad hace mayores estragos eñ la 
plebe. Para aumento de estas Calamidades se temen 
violentos tumultos, producidos por eí disgusto é ¡frita- 1 
cion del püebío á causa del gobierno del Duque del 
Parque. 

Hay noticias posteriores de que la epidemia va 
cesando. 



—tíHtOWi 



ESPAÑA, 
Partes oficiales de los exercitos franceses de Éspanái 

PARTE DEL MARISCAL CONDE SüCHET á S. A. EL 
PRINCIPE DE jSTEÜFCHATEL. 

Cuartel general de Murviedro 6 di Noviembre'. 
Señor : Tengo el honor de informar á V. A. que lói 
insurgentes de Cataluña habiendo reunido en -el pe- 
queño pueblo de Balaguer un batallón de 800 hombres 
para inquietar los llanos de Lérida, el General Henriot 
gobernador de aquella plaza, envió contra ellos una par- 
tida de 400 hombres del 14 de linea, y 33 dragones á 
las ordenes del brabo Capitán Lecomte. Él pueblo de 
BeiagUer fue sorprehendido. Al amanecer del 25 de 
Octubre el enemigo huyó precipitadamente por una 
puerta que guardaban nuestros dragones. Ellos lo car- 
garon con furia, una parte cayó en los fosos, y perecie- 
ron ahogados. Sobrevino la infantería y se completó 
la destrucion de aquellos bandidos, que habian rehusa- 
do deponer las armas, 600 murieron en el ataque, el 
resto ó fué apresado ó ahogado. 

El Mariscal Conde Sucket- 



AURORA DE CHILE. 



CATALUÑA. 

'.' EL General Mauricio Matheu, Gobernador de Bar- 
celona, en la noche del 12 de Noviembre hizo una ex- 
cursión sobre Mataro, refugio de los bandidos de Cata- 
luña. A las qaatro de la mañana sorprehendió el pue- 
blo. Se apoderó de muchas armas, provisiones y vesti- 
dos." 

El enemigo recogió todas sus fuerzas para un ataque 
cerca del mecho dia. Un batallón del 18 de infantería 
libera fue bastante para repelerlo : se apresaron un teni- 
ente coronel, y cincuenta hombres; murieron y queda- 
ron heridos muchos. 

„ Durante toda la acción un esquadron inglés hizo 
un fuepo terrible, que no tubo otro efecto que matar 
seis hombres de Mataro.,,— De- Un Monitor. 

Parte del Mariscal Duque de Dalmacia al Principe de 
Neujchatel. 
Cuartel General de Sevilla 26 deOctóbre. 

Señor: pongo en noticia de V. A. el movimiento 
que el General Girard há hecho sobre Caceres, y del 
objeto que se propuso para él: tubo un suceso feliz. 
Su presencia causó la dispersión del cuerpo, que había 
procurado organizar el insurgente General Castaños. 
Mas de la mitad de los oficiales, y soldados de aquel cu- 
erpo ó se dispersó, ó quedó prisionero : parte de él se 
lia restituido' á sus casas. El mismo Castaños se ha 
visto obligado á buscar su seguridad en Portugal* 

Brondel xefe del batallón tubo una escaramusa en las 
montañas fronterizas de Xerez de los Caballeros. En- 
contró alli varios destacamentos portugueses : los dis- 
persó, mató cerca de cien hombres, hirió un gran nu- 
mero de ellos. Ha vuelto con mucho ganado, que tomó 
al enemigo. 

(Firmado) El Mariscal Duque de Dalmacia. 

PARTE SEGUNDO. 

Servilla 2 de Novembre. 

Señor : el acontecimiento que el General Conde 
d'Erlon, Comandante del 5 o . cuerpo, comunica en 
sus partes del 23, 29, y SO de Octubre, es tan indeco- 
roso, que no sé como calificarlo. 

Eli General Girard después de dispersar el cuerpo de 
Castaños, y perseguirlo hasta fuera de Caceres, se man- 
tubo allí hasta el trece.— Tubo ordenes de presentarse 
delante de Mérida el 22. Sin embargo él juzgó mascón- 
veniente permanecer enCaceres hasta el26, desde donde 
envió su tropa á Arroyo de Molinos. Alli estableció su 
quartel juntamente con el Duque d'Aremberg, Coman- 
dante de la caballería ligera : ellos no cuidaron de fortale- 
cer los puestos, ni poner guardias avanzadas, aun queGi- 
rard conocía bien que la división inglesa del General Hill 
maniobraba en la frontera. Varios de nuestros Ofici- 
ales le habían informado que se acercaba el enemigo: 
su ceguera y presunción fué tan grande, que en la tar- 
de del 27 ya el enemigo estaba á media legua sin que 
él lo advirtiese. El 218 la primera brigada mandada 
por el General Remcnd había avanzado legua y media, 
quando Hill llegó con sus tropas hasta la tienda de 

* Castaños himself has been obligcd to seck safety in Portugal. 



i 
Girard, sin que se disparase un fusil. El batallón del 
34, y uno del 40 estaba en el pueblo, con tres piezas de 
artillería volante, y fueron del mismo modo sorprehen- 
didos por la negligencia de sus oficiales. Con todo 
aquella braba tropa tomó las armas, cargó con rapidez, 
v penetró por el medio de los enemigos, y marcho 
acia las montañas, no sin perdida. El Duque de Arem- 
berg, Coronel del 27, 15 oficiales, entre los quales hay ' 
dos xefes de batallón, 400 soldados, y tres cañones^ 
fueron tomados por el enemigo. 

Girard ganó las montañas con la mitad de sus dos 
batallones, 500 caballos, y las Águilas de los dos batallo- 
nes.— El resto de la división, mandada por Remond* 
llegó a Mérida. 

El General Bron á la frente del 20 avanzó rápida- 
mente sobre ej enemigo, y por la viveza de su fuego 
protegió el escape de la tropa, pero habiéndole una bala 
muerto el caballo, quedó prisionero. Girard es culpa- 
ble por su descuido y confianza : yo me preparo para 
dar un severo exemplo. 

Luego que el Conde d'Erlon me informó de este revéz- 
marché sobre Merida : ya habían llegado alli los ingle- 
ses, pero al acercarnos evacuaron la plaza, y se han reti- 
rado á Portugal, perseguidos por el Conde d'Erlon. 
El Mariscal Duque de Dalmacia 

[SE COXTINUAB.á.] 

La Francia há perdido un gran General en la perso- 
na de Godinot, cuya muerte há sido mui trágica, corno 
se verá en la siguiente Aurora. 

Gazela de Lisboa de 8 de Diciembre. 
„E1 exercito de Abadía está no solamente en estado 
de desorganización, sino aun de dispersión, por la falta 
de subsidios, de vestidos, y provisiones ; por tanto na 
se le puede considerar como una fuerza efectiva.,, 

„SE dice en una de las cartas, que se recibieron de 
Lisboa fecha 10 de Diciembre, que era cosa sabida» que 
Lord Wellington se preparaba para comenzar el sitio de 
Ciudad Rodrigo ; pero un oficial, que vino en el buque, 
asegura, que ei pía 3 de operaciones del Lord no es de 
atacar, sino de estar únicamente á la defensiva. Se 
asegura que las armas francesas tienen fuerza suficien- 
te para resistir á los aliados en todos los puntos ; y que 
si el enemigo avanzare, reunirá el Lord sus fuerzas en 
torres Vedras. Se espera que los subsidios y provisio- 
nes sean inpracticables al exercito francés, y que después 
de algunos meses se vea presisado á abandonar el terri- 
torio de Portugal,, 

Por el siguiente articulo de una Gazeta del Norte 
aparece, que el poder é influencia de Bonaparte no 
és tan grande en aquellos gobiernos, como se nos há 
dicho. 

Stockholmo 1 1 de Noviembre. 
Há llegado á nuestra noticia la reciente demanda^ 
que hace el emperador Napoleón, de 8000 hombres de 
nuestras tropas para reforzar los exércitos de España. 
La respuesta de nuestro Gobierno és que no siendo la- 
Suecia miembro de la confederación del Rhin, no esta 






AURORA DE CHILE. 



4$ 



^obligado á contribuir con alguna quota de tropas : ade- 
mas de esto la Suecia solo mantiene las tropas necesa- 
rias para su seguridad. No sabemos si el Encerador 
Ká instado de nuevo. 

— «sk-:;í-«*-í:#***«--^£»»-— 
EL EDITOR. 
EL siguiente Discurso eslá inserto en el Correo de Comercio 
de Liverpool. Se asegura haverse pronunciado en el Par- 
lamento de Londres por el Coronel Patteu, del Condado de 
Lancaster : ti es de la mayor importancia para las Américas. 

„ Algún tiempo hace sayemos por los papeles de Cádiz, que 
el gobierno Ingles habia pedido á las Cortes se abriese a sus 
subditos un comercio libre con la América. Parece que esta 
solicitud elevó los zelos de muchos Españoles ; afirmándose 
por otros ser una prueba de los motivos mercenarios de la 
Inglaterra en ayudarles en la disputa con la Francia ; no ob- 
stante há tenido muy numerosos sostenedores, baxo la idea de 
que en recompensa emplearía la Gran Bretaña sus mayores 
esfuerzos para conservar la unión de las colonias con el estado, 
y para hacer ceder las que están conmovidas. Es muy probable 
que la discusión d^e este asunto tubiese lugar en las Cortes á 
instancia del Ministro Británico de un modo ú otro; pero que 
el estubiese empleado por el gobierno pura promover un con- 
trato con aquel cuerpo', para vender sus buenos oficios por la 
libertad del comercio, y para oponer el carácter, influencia, y 
poder del país, contra los indultos comerciales, es una conclu- 
sión que sobrellebamos con mucha repugnancia, y que no 
nodemos sino concebir sea cieible. 

K Por un decreto de las Cortes de, 19 de Junio aparece que la 
Gran Bretaña habia ofrecido su mediación en la disputa entre 
. las Cortes y las Colonias, y que se -habia aceptado esta media- 
ción. Sea, ó no sea asi ; nosotros hemos hecho lo que debe 
, hacer un aliado en este caso. Se han sucitado diferencias 
entre Españoles y Españoles ; entre dos partes de un mismo 
imperio, con el que estamos en unión y amistad, y procuramos 
como una tercera persona imparcial componerlos y aliarlos. 
También se miró a las Cortes aceptar nuestra mediación poi- 
qué la parte disidente se había irritado mucho contra sus me- 
didas, para venir con moderación á una nogociacion inmediata 
con los autores verdaderos ó supuestos de aquellas calamidades, 
que tubieron que lamentar las provincias de Buenos-Ayres, 
México, y algunas otras. Sin embargo nuestro favor debe 
parar aquí; ía sabiduría y moderación esta reducida al acto 
'iniciatorio, y todo lo demás es infatuación y debilidad. Los 
términos en que se acepta la mediación son tales que al mismo 
tiempo deben ser destructivos de su objeto, y degradantes y 
dañosos á la Gran Bretaña : por tanto esperamos sinceramente 
que nuestra oferta de mediación haya sido desechada, sítales 
son las únicas condiciones con que se acepta. .« La base indis- 
pensable de la negociadon que se há de dirigir por 1» Gran 
Bretaña (dice el decreto) debe ser la sumisión de las provincias 
al reconocimiento y jurar sumisión á las Cortes y al gobierno, 
y durante la negociación se le, permitirá á la Gran Bretaña 
comerciar con las provincias ; pero que al expirar el tiempo 
señalado para concluir la negociación, si no se há concluido 
algún contrato, la Gran Bretaña suspenderá todo comercio con 
las provincias discordes con España, y ayudará á la Patria Ma- 
dre á someterlos á su obediencia. 

Una mediación baxo tales principios quan poco pueda 
efectuar un acomodamiento aparecerá por la correspondencia 
contenida en nuestro ultimo periódico, que la Junta de Buenos- 
Ayres habia desechado la oferta del Lord Strangford de la 
interposición de la Gran Bretaña, a no ser que la mediación 
fuese conducida como entre dos estados independientes. En- 
tonces el asunto se detiene en su nacimiento ; la una parte 
clama sumisión como la base de la negociación, la otra inde- 
pendencia é igualdad. Por tanto no podemos mediar donde la 
misma base está tan mal cimentada ; y como una de las partes 
há declinado formalmente nuestra mediación, quedamos mas 
plenamente exonerados de nuestra misma oferta, y de toda 
otra inteligencia en el negocio. 

Es evidente que este desagradable rompimiento haya arro- 
jado grandes dificultades; pero no cabe duda que si el Min- 
isterio há ofrecido su mediación á las colonias revolucionadas 



en los términos impuestos sobre ellas por las Cortes, elegirian 
ellas un camino el mas áspero y espinoso de los dos que les 
quedan. En prosiguiendo con esta política vendrán sobre no- 
sotros todas las alternativas posibles. No hay esperanza que 
los Españoles transatlánticos se sometan implícitamente a las 
Cortes ; á no ser que les compelamos á ello ; j y podrá hallarse 
algún Ministro Británico tan loco que comprometa al pais en 
una empresa tan Quixotesca como compeler al continente 
revolucionado de la America del Sud? Semejante atentado solo 
seria para enajenar del todo aquel pais de la metrópoli, y para 
destruir la amistad, que ahora subsiste entre los Españoles 
Americanos y nosotros. 

Sería precipitarlos en la desesperación para solicitar socorro 
de la Francia, ó para someterse a los Estados Unidos. En 
verdad seria grave lá responsabilidad del Ministro, que acor- 
dase tal medida; pero si las condiciones en que se concede la 
mediación ofrecida por las Cortes, son aceptadas por el gobier- 
no, desde aquel momento está obligado á la falsa medida, por 
fatal que sea, y declarar la guerra contra toda provincia de 
America que haya rehusado reconocer la Regencia de Cádiz, 
y lamonarquia de las Cortes congregadas alli. 

Podrían los Ministros declinar de actuar como mediadores 
en el contesto en estos términos, y las Cortes, altas de tono acia 
los colonias, probablemente declararán por rebeldes á los 
Americanos disidentes, y prohibirán nuestro comercio con 
ellos. Esto pondría delante de nosotfos una dificultad desagra- 
deble, pero ciertameñto no insuperable. Nosotros no podemos 
prohibir á nuestros comerciantes aquel comercio tan franca- 
mente abierto, sin hacernos á la parte de la Regencia de Cádiz 
contra un cuerpo de compañeros subditos, por que todos ellos 
son subditos de Fernando. Nosotros decimos, que como aliados 
no se nos puede requerir por derecho mesclarnos en la policía 
domestica. Toda la qüestion entre los colonos y las Cortes es 
al presente : de si las Cortes y .la Regencia han sucedido ejj, los 
derechos de Fernando. España reconoce á Fernando, la Ameri- 
ca reconoce a Fernando; pero como este está cautivo, España 
há erigido un gobierno en su nombre, y lo mismo la America. 
El gobierno déla metrópoli clámala superioridad, y el gobier- 
no colonial la igualdad. Ahora ¿quien determina este punto? 
¿Quien buscara entre 'los recuerdos de la constitución de la 
antigua España, ó sacará á luz premisas ó preceptos para el 
caso ? Ciertamente que esta es obra de los Españoles mismos, 
y no nuestra. Debe decírseles de una vez á las Cortes, que 
nosotros no tenemos que hacer con sus disputas domesticas^ ó 
coloniales. Nosotros nos hemos obligado á sostener á España 
contra la Francia ; pero no a España contra España ; nosotros 
.estamos aliados para sostener los derechos de Fernando contra 
un usurpador ; pero no los derechos de una Junta contra otra 
Junta.,, 

De la Religión Católica considerada con respecto á los 
cuerpos políticos. 
TIEMPO há que deseamos rendir en nuestro perió- 
dico, en nombre de la patria, un homenage publico á la 
Religión de nuestros padres. Hombres famosos por 
grandes talentos y grandes abusos, grandes luces y 
grandes errores, la creyeron enemiga de la libertad pu- 
blica. Supusieron un complot sacrilego entre el cielo 
y la tierra, entre el altar y las altas potestades contra la 
libertad del genero humano. Pero astas aserciones 
impías se inventaron para hacer la religión odiosa á las 
naciones. Jamás esta hija luminosa de los cielos aprobó 
el despotismo, ni bendixo las cadenas de la servidumbre ; 
sino es que tomemos los abusos por 'principios, Jamás se 
declaró contra la libertad y dignidad de las naciones. 
Elevada como un juez integerrimo é inflexible eiitre los 
imperios y las repúblicas, miró con igual complacencia 
estas dos formas de gobierno. Colocada entre las su- 
premas magistraturas y los subditos, reprimió _ el abuso 
del poder y la licencia de los pueblos: de aqui és, que 
en las crises peligrosas de los estados fué el ultimo 



44 



AURORA DE CHILE. 



recurso del orden publico en medio de la impotencia 
de las leyes. Ella és esencialmente necesaria para la 
conservación de la economía social : ella conserva en 
Jas familias la harmonía,- que establece en los estados ; 
defiende al débil del poderoso ; su fuerza omnipotente 
está comprobada pnr la experiencia de todos los siglos, y 
por todas las partes de la tierra reconocida por el Cora- 
zón de todos los hombres. Su fuerza inmortal se ha 
conocido é invocado siempre por los mayores políticos 
del mundo. ¿ Evocaremos para probarlo su memoria ? 
Baste por ahora decir que aun en aquella época terrible 
en que la inmoralidad tlel pueblo francés trastornó con 
furor todas las bases del orden, quando la anarquía y la 
impiedad se gloriaban de extinguirla, y de cubrir hasta 
su nombre con ruinas eternas ; Mirabeau, el gran orador 
de la revolución dexó escapar estas notables palabras ; 
" Confesemos á la faz de todas las naciones y de todos 
los siglos, que la religión es tan necesaria como la 
libertad al pueblo francés : coloquemos la señal augusta 
delchristianism'o sobre la cima de todos los departamen- 
tos. No se nos impute el crimen de haber querido 
agotar el ultimo recurso del orden publico, y extinguir 
Ja última esperanza de la virtud infeliz." Baste final- 
mente aducir las pruebas, que alegó en su favor um 
hombre célebre, cuyo testimonio le hace honor, atendi- 
das sus circunstancias. Este es Luciano Bonaparte. 
En la sesión del 18 Germinal pronunció un discurso 
sobre la organización de los cultos á nombre del tribuna- 
do^ Pensarnos insertar algunos trozos de él en este 
periódico. Nos prometemos el agrado del público : el 
está escrito con elegancia, y pensado con profundidad. 



Continua el Discurso sobre la Educación. 

Hernioso campo presenta la educación física y moral 
á un Código sabio. Esta es la -parte mas esencial de la 
legislación, la qual de nada sirve quando se dirige á go- 
bernar unos seres débiles, baladies, desarreglados y sin 
costumbres. Los Lacedemonios, que fueron los mas 
bien diciplinados de los pueblos antiguos, sin duda lo de- 
bieron á la excelencia de las leyes de Licurgo.; y en 
ellas el tratado de la educación, asi física como moral, 
era tan lato que componía las dos terceras partes del 
cuerpo del derecho. También una gran parte de las 
leyes Mosaicas tiene el objeto de procurar á su pueblo una 
culta y sabia educación ; y este mismo ha sido el de mu- 
chos de los Estados de la Europa, en las fundaciones 
de los Colegios, y Seminarios, en donde se eduquen los 
jóvenes, y en los establecimientos de Casas publicas, en 
donde los hijos de la plebe aprenden las artes mecánicas, 
corrijen sus costumbres y cultivan sus modales. 

Creo que la cusa de donde proviene este abuso en los 
estudios, es el poco caso que hacían los Magistrados de 
los que hacian uso de la verdadera Filosofía: entregá- 
banse eternamente á las qüestiones abstractas, y ape- 
nas apreciaban el estudio de la Filosofía civil. En prue- 
ba de esto no encontramos uno de nuestro escritores de 
los siglos pasados, que se dedicara al conocimiento del 
hombre físico y moral, y que procurara hacer análisis de 
la naturaleza y fuerza de las sociedades, del arte de ha- 
cerlas populosas, ricas, y felices. Este era pues, el ca- 
mino que debian haber seguido, especialmente aquel- 



los que se hallaban encargados de la dirección y ense- 
ñanza de' los jóvenes, inspirándoles amor, y afición á 
unos" estudios, que son los que aprovechan para las 
comodidades y para la grandeza de Ios-pueblos. Pero 
todas estas lecciones serán inútiles mientras no se re- 
formen las universidades y las escuelas. -G. E. C. 

MARTINICA 17 de Octubre. 

LOS negros y mulatos habían tramado una insurrec- 
ción, cuyo designio y plan era incendiar la ciudad de 
S. Pedro, que es la capital, apoderarse de los almacenes 
de armas, y hacer una matanza general de todos los 
blancos, menos las mugeres. Si el plan no se lograba 
en el todo, habían pensado tomar por asalto la artillería 
de la batería de Santa Marta, y volver los cañones 
contra el pueblo. El detestable proyecto se descubrió 
dos horas antes de su execucíon. 

El xefe de la conspiración fue un mulato libre, nacido 
en Martinica, pero que había estado muchos años en la 
isla de Santo Domingo, de donde había vuelto con el 
titulo de Vizconde del Emperador de Hay ti. Su nom- 
dre era Molier. Viéndose descubierto se mató á sí 
mismo de un pistoletazo. 

El Ql hubo otro gran movimiento: 500 negros de 
las haciendas, que están en el campo, intentaron sor- 
prehender la ciudad con la esperanza de ser favorecidos 
por los negros de ella. 

El periódico ingles the morning: chronicle dice lo 
siguiente acerca de ¡a victoria del General Hill : 
EN toda la guerra de la Península no há habido una 
acción concebida con mas arte militar, ni conducida con 
mas gallardía, que la del General Hill. Las armas in- 
glesas se cubrieron de gloria. No es menos digno de 
alabanza el valor que desplegaron los españoles en la 
acción : ellos fueron delante de los ingleses, y se vieron 
en los puestos de mayor peligro. Pero es necesario con 
fesar, que este suceso, aunque feliz, no influye esen- 
cialmente en el gran objeto de la guerra. El plan 
del enemigo es manifiesto, y camina á sus intentos sin 
interrupción. El está en posesión de las plazas fuertes 
de España, con lo que se promete la dominación de todo 
el pais. Si ha tomado las plazas fuertes, no es de esper- 
arse que el esfuerzo desunido de las guerrillas pueda 
impedir que ataque á Portugah 

Los papeles Franceses de últimos de Noviembre refie- 
ren, que Bonaparte ha empleado cerca de diez mil 
Españoles prisioneros en la construcción de un arsenal 
de 7 acres de extensión, que se trabaja en Dunkirk. 

Habían llegado á Francia muchos artesanos de Norte 
America con maquinas, y aparatos para establecer las 
Manufacturas de algodón Inglesas. Napoleón los há 
recibido con honor y liberalidad. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EAT SJJVTIJOO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Johnston, Guillclmo II. Burbkht 
y Simón Garrison, 

TtTi LOS EST-áDOÜ UNIDOS. 



i 







AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

MINISTERIAL, Y POLÍTICO. 



No. 11. 



Jueves, 23 de Abril, de 1812. 



Tomo 1 



VACUNA. 

LA Junta, que vela sobre la salud .pública, ha visto 
Con dolor, que las viruelas casi extinguidas los años 
anteriores por el imponderable bien de la vacuna, han 
revivido el pasado de 1811. Para activar con acierto 
bus providencias en un particular de tanta importancia, 
pidió al Ilustre Cabildo el estado de los Vacunados, y 
que le propusiese los medios y arbitrios de propagar y 
perpetuar en las ciudades subalternas, villas, y campos 
este precioso preservativo de la humanidad, y poderoso 
medio de llenar el vacío de nuestra población. 

El Cabildo reproduce el informe del Señor Procura- 
dor General de ciudad, Don Anselmo de la Cruz, quien 
después de referir los medios adoptados antes por esta 
Superioridad, sus efectos, y el estado actual de la 
vacunación, opina que el arbitrio mas útil y eficaz que 
puede adoptarse para su difusión y permanencia, es la 
institución de una Junta compuesta de personas de 
carácter, piadosas, desocupadas y benéficas. 
Dicho Señor la organiza del modo siguiente^ 
Presidente la Exelentisima Junta. 

DELEGADO : 

DON Judas Tadeo Reyes, que como jubilado y con 
sueldo tenga este encargo, y obligación de sacar el 
dinero de las caxas, y pagar á los dos Vacunadores, 
de zelar el buen desempeño de ellos ; de pedir la ra- 
zón mensual, que deben tornar de los vacunados ; de 
pasarla anualmente á la Superioridad : de mantener cor- 
respondencia con todos los comisionados de las villas y 
ciudades del rcyno sobre lo concerniente á la conserva- 
ción y propagación de la vacuna, avisando á la Superi- 
oridad de los remedios que deban aplicarse en los lugar- 
es que se conosca omisión : de nombrar por rueda á 
los dos diputados que mensualmente les corresponda 
asistir: de zelar sobre la asistencia de los respectivos 
diputados; y dequanto sea concerniente al ecónomo 
arreglo de la Junta de conservación. 
DIPUTADOS. 

D. Manuel de Salas, 

D. Roque Jacinto Huici, 

D. Placido Arteta, 

D. Rafael Landa, 

D. Rafael Beltran, 

D. Xavier Xara, 

D. Domingo Achurra, 

D. José Ximenes de Guzman, 

D. Santos Ysquierdo, 

D. José Rufino Pérez, 

D. Pedro Nolasco Valdez, 

D. Miguel Velasco, 

D. Domingo López Hernando? 

D. Manuel Riesco, 



D. Francisco Xavier de Zuazagoitia, 
D. Pedro Solar. 
D. Juan Martinicorena, • 
D. Francisco de Borja Valdez, 
D. Antopio Alcorta, 
D. Francisco Echazarreta, 
D. Manuel Maria Undurraga, 
D. Pedro Nicolás de Chopitea, 
,. ,. D. Mariano Astaburuaga, 
D. Tomas de Urmeneta. 

Se oyó igualmente el Ministerio Fiscal, y en vista dé 
todo há expedido la Exelentisima Junta el decreto 
siguiente— 

CONFORMÁNDOSE ía Junta con la propuesta del 
Procurador General de ciudad recomendada por el 
Cabildo, y Ministerio Fiscal, hágase en todo conforme 
á ella : á conseqüepcia se crea la nueva Junta compues- 
ta de los dignos individuos, que propone : expídasele el 
correspondiente nombramiento de delegado á D. Judas 
Tadeo Reyes, á quien se pasará el archivo y documen- 
tos referentes á esté importante establecimiento, hacién- 
dose asi entender á los Vacunadores, que estarán baxo 
sus ordenes, é inmediata dependencia, y á los diputa- 
dos, á quienes se avisará de oficio su nombramiento j 
encargándoseles á nombre de la patria se presten á. 
estos oficios, que reclama la humanidad de su notorio 
zelo religioso : y á efecto de que reciba todo el influxo 
del gobierno, y se aseguren de sus saludables miras, se 
celebrarán las primeras sesiones en la sala pública de 
la Junta baxo su inmediata presidencia, acordándose en 
ella quanto concierna al mejor establecimiento baxo las 
propuestas del Delegado y Diputados, todo en virtud 
de este decreto, que se hará saver al público y nom- 
brados. Carrera.^ Cerda.= Vial, Secretario. 

A Don Judas Tadeo de Reyes se pasó el nombramiento 
de Delegado de la Junta de vacuna como sigue. 
SE há nombrado á V. Delegado de la Junta de Vacuna 
nuevamente creada, cuyos despachos acompañamos* 
con el expediente original á efecto de que su notorio 
zelo baxo las inmediatas ordenes del Gobierno, con el 
auxilio de los veinte y quatro Diputados nombrados, 
y subalternos asalariados, que estarán á sus ordenes, 
organize de un modo solido y benéfico este estableci- 
miento tan interesante á la humanidad como al Estado, 
cuyo abandono há hecho ya sentir los desoladores es- 
tragos de la viruela. Su encargo no es señido preci- 
samente á esta capital sino á todo el reyno, sin que esté 
enserrado en el circulo de los anteriores reglamentos, 
sino con la mas amplia facultad de proponer quanto 
estime conducente á perpetuar y generalizar este impon- 






46 



AURORA DE CHÍLE. 



i 



derable beneficio, bien por juntas subalternas de cada 
partido, bien por comisionados, ó como sea mas asequi- 
ble y análogo á las circunstancias de cada pais, y estado 
del tesoro público=La patria garante áV. la corres- 
pondencia justa de una confianza en que de acuerdo 
se interesan la riligíon, la humanidad y el Estado. = 
Dios guarde á V. muchos años. Santiago y Marzo 24 
de 1812.== Jbse Miguel Carrera.=Jose Nicolás de la 
Cerda =Jüse Santiago P órlales. == 

Augusün de Vial, Secretario. 

— «♦&>-<. ., 

El Delegado, dando ya principio á su comisión de 
beneficencia, presentó á la Superioridad la siguien- 
te instrucción, que se ha aprobado por decreto de 8 de 
.Abrilde 1812. 

Instrucción para los Diputados de la Junta de vacuna- 
ción virolenta de la Capital de Santiago, con superior 
aprobación. 

A propuesta del ilustre cabildo la Exelentisima Junta 
Superior Gubernativa del Rey no, para facilitar el uso, y 
propagación de la transfusión de la vacuna extintiva de 
la viruela natural, encarga este importante cuidado á la 
nueva Junta, que en lugar de la filantrópica, ya disuelta, 
ha instituido, baxo de su superior protección, y Presi- 
dencia, compuesta de un Delegado, y veintiquatró Dipu- 
tados. 

Estos quando el Delegado les avise turnarán dos en 
cada mes asistiendo los Martes, y Viernes á la opera- 
ción dé la vacuna que -se practica en la sala del ilustre 
Ayuntamiento desde las ocho hasta las diez del dia 
poco mas, ó menos, según la concurrencia de va- 
cunados. 

Repartirán los dos su alternativa por semanas, ó dias 
según mas les acomode, y si alguno en el que le tocare 
estubiere embarazado, se avendrá oportunamente con 
el companero para que le subrrogue, aligerándose de 
este modo la pensión, y evitándose su perjuicio en sus 
negocios urgentes, é incompatibles, que puedan atrave- 
sárseles en aquellas ocaciones. 

Vigilarán la puntual asistencia del facultativo vacu- 
nad or, quien tiene asignación de dinero para los gastos 
menudos, y gratificar á veces á algunos vacunados, 
principalmente á los que subministran el fluido de brazo, 
á brazo. 

Se tratará á todos con suavidad, y agrado para que 
difundan en el público buenas especies de la vacuna- 
ción, y asi se animen los tímidos, y se desimpresionen 
los preocupados, aprovechándose de este beneficio para 
la conservación de la vida. 

Atenderán á que los vacunados vuelvan el dia de la 
siguiente operación, ó quando se les prevenga, obligan- 
dolos en caso necesario con auxilio de los Señores Alcal- 
des, para que se vacunen de nuevo los qUe el facultativo 
reconozca haberles brotado falsa la primera vez. 

Se Helará cada dia en el libro, ó quaderrio que 
habrá para el efecto, lista de las personas que se Vacu- 
nan, con expresión de su edad, calle, y casa de su habi- 
tación, y al fin del mes, la firmará el vacunador, poni- 
endo los Diputados su visto bueno* cuya razón 
se pasará al Delegado para que la dé á la Superioridad, 
y se satisfaga del progreso, y adelantamiento que cada 



uno consiga, según el numero de individuos vacunados 
en sus turnos. 

Exitarán por medio de recados políticos á los xefes 
de los quarteles, y Administradores de los Hospitales 
para que embien á vacunará sus dependientes que lo 
necesiten : féclutárán también entré los vivanderos* 
y concurrentes á la Recoba, y plaza á los que indaguéis 
necesitar este remedio, valiéndose hasta de la fuerza* 
con auxilo de Alguasiles, 6 de las guardias militaren 
próximas, y finalmente se hará la misma diligencia en 
la cárcel, y casa de Recogidas. 

Supuesto que en esto se interesa la caridad cristia- 
na, el bien de la humanidad, y el crédito de la diputa- 
ción en común, y que la dedicación de quince dias al 
año de cada uno, es corta', se extenderá el zelo de todos 
indistintamente á excitar de continuo á las gentes 
que supieren no ser virolentas á que vayan á vacunarse, 
compeliéndolos también si dieren lugar á ello, princi- 
palmente á los grandes que corren mas peligro de la 
viruela natural, y son los mas renitentes, á cuyo efecto- 
averiguarán los que hubieren de esta circunstancia en 
el barrio de su habitación» y en los que mas adelánte- 
se les repartirá en el mapa de la ciudad, para que se 
extienda á toda ella esta requisición. 

Podran asistir á la vacunación los que quieran en qual- 
quier dia, aunque no estén de turno, para fomentar el 
espíritu filantrópico,, saber las ■ocurrencias de esta es- 
peculación, y cooperar al intento, por modo de una 
asosiacion de misericordia. 

El que necesite para los fines indicados algún auxilio, 
ó advierta qualquier obstáculo, que no estuviere en su 
mano allanar, se servirá manifestarlo al Delegado para 
su reparo, 6 que si depende de la Superioridad, lo solicite. 

Asistirán á las Juntas que el Delegado convoque por 
si, ó por orden superior, para los asuntos que por su di* 
ficultad parezca conveniente oir los conocimientos dé 
todos, ó proceder con su acuerdo en lo relativo al pro- 
yecto en general. 

Debiendo tel Delegado cuidar de que el vacuuador del 
campo exercite continuamente la operación, le ayuda- 
rán los diputados de quienes se valga, para que ponién- 
dose antes de acuerdo con los Señores Párrocos rurales 
de este partido de Santiago, y el juez realengo respec- 
tivo, se fixe un dia de fiesta en que concurran, y hagan 
publicar después de misa parroquial en la puerta de la 
iglesia, el Lugar cercano á ella, y el tiempo en que el 
vacunador ha de operar alli, y promuevan todos unifor- 
memente los medios mas executivos para que se 
estimulen á vacunarse quantos lo necesitan,y se obligue 
á los morosos : Santiago 5 de Abril de 1812.= 

Judas Tadeo de Reyes. 

GUERRA DE ESPAÑA. 
Parte del Mariscal Duque de Palmada al Principe de 

Ncufchaiel. 

Sevilla 27 dé Octubre efe 1811. 
Señor : Pongo en noticia de V. A. la desgraciada 
muerte del General de división Godinot. Ayer en la 
tarde llegó á Sevilla con las trqpas, que mandé regre- 
sar de las montañas de Ronda : llegó extremadamente 
fatigado, y adoleciendo de su antigua enfermedad ner 










AURORA DE CHILE. 



47 



iwsa, que con freqúencia ponía eft riesgo su vida, y ío 
abismaba en una melancolía, profunda. En la mañana 
siguiente salió de su quarto, tomó un fusil de un solda- 
do de su guardia, y se retiró sin ser visto, El mismolo 
cargó, y se lo disparó en Ja cabeza. Sus domésticos 
entraron un momento después, y lo hallaron ya muerto 
en el suelo: El suicidio está bien probado por proceso 
verbal. Godinot era amado generalmente. En su 
libro de memoria se halló como un testamento escrito 
en el mes de Mayo* en que dispone de sus caballos, 
asigna legados á sus criftd&s, y prescribe el modo con 
que quiere que se eduquen sus hijos. Todas estas cir- 
cunstancias hacen creer que había resuelto mui de ante- 
mano su muerte por sus continos padecimientos. 

El Mariscal Duque de Dalmaeia, 



Porté' del General Dorsenne', comandante en ííefe del 
exercito del Norte al mismo Principe. 

Cuartel de León $ de Noviembre de 181 1. 

Señor : Tengo el honor de participar á V. A. las 
disposiciones, que he dado para ocupar de nuevo á 
Asturias. Tube motivos para presumir que los insur- 
gentes harían todo esfuerzo para impedir el tránsito por 
Pajares. Tube noticias de que ellos ponian trincheras 
en las posiciones mas ventajosas-. Esto me induxo á 
auxiliar en personada división dé Bonnet, encargado de 
*la expedición. Le remití tres batallones de la división 
de Dumoustier, y una parte de la caballería de la guarni- 
ción. 

El 5 hallamos al enemigo apostado eñ Pajares : le 
atacaron los tres batallones, y herido de terror hizo una 
defensa débil. Todas sus trincheras fueron forzadas en 
un instante: el enemigo se desordenó, y precipitó su 
retirada. Allanado el primer obstáculo, ordené que el 
pasóse ocupase á la fuerza : el General Bonnet avanzó 
acia Puente Fierros* donde el enemigo tenia una dispo- 
sición propia para hacer una vigorosa resistencia : pero 
él general que posee un gran conocimiento topográfico 
de aquellos lugares, le presentó una posición formi- 
dable por medio de sus columna, rmentras elmismolo 
atacaba de frente. El enemigo al punto de ser obligado 
á rendirse, abandonó su atrincheramiento. Perseguido 
vivamente hasta Campo Manes, y Polo de Luna, se 
echaron sobre ellos dragones. La acción estaba ya 
decidida quando llegaron los dos regimientos. El en- 
emigo dexó un gran numero de muertos en el campo de 
batalla, y se le hicieron Í35 prisioneros. 

Nuestro exercito Ocupa á Oviedo, el campo de Grado-, 
y el puerto de Gijon. El General Bonnet, cuyos 
talentos y experiencia se Conocen, está empleado en 
reorganizar la provincia, y en expeler del todo á les 
insurgentes. Há avanzado hasta los desfiladeros- de 
Galizia. Há tomado en Gijon algunos buques carga- 
dos de efectos Ingleses, y &ntre otros uno cargado de 
pólvora, hierro,- y vesíidosv 

El Conde Dorsenne. 

OÍS.Ó PARTE DEL MISMO. 

ValladoUdWi de Octubre. 
Señor : el General Reynaud, Governador de Ciudad 
Rodrigo, salió de las fortalezas con quatro caballos para 



reconocerán persona un lugar aproposito para forragear 
en el camino de Fuente Guinaldo. Fué tan impruden- 
te que avanzó legua y media, hasta que un esquadron 
español del mando de Don Julián, que estaba en las 
inmediaciones, lo atacó. En vano intentó defenderse: 
fué apresado con tres de los que lo acompañaban : el 
quarto escapó y volvió á la plaza. V. A. apenas con- 
cebirá tal imprudencia de parte de Reynaud, principal- 
mente quando lie prohibido que se bagan excursiones 
arriesgadas, y he abastecido la plaza de todo lo necesa- 
rio. Inmediatamente di el mando de Ciudad Rodrigo 
al General de Brigada, Barrie. 

El Conde Dorsenne. 



MONITORES. 

O/ieraciones del Exercito Francés en el JV'orte de Es/iaña. 

MIENTRAS el General Bonnet se internaba en Asturias 
por el paso de Pajares, el General Du Bretón habiendo formado 
uria poderosa columna' en Torre la Vega, marchaba contra 
Cabezón y otros puntos de la provincia de Santander, inquietada 
por el Marquesitn, y Mendizabal. El 6 de Noviembre el ene- 
úúgo abandoiió á" Cabezón, y el General tomó la posición de 
Sadiasi El 7 el enemigo recogió todas sus fuerzas y nos atacó : 
se le resistió vigorosamente, y perdió dos oficiales y un gran 
numero'de soldados. A las quatro de la tarde se puso de nuevo 
en batalla y repitió el ataque : nuestros granaderos y cazadores 
avanzaron con bayoneta calada. El enemigo'enti o en desorden : 
murieron mi Coronel y otros Oficiales, la derrota fué completa. 
El numero de los muertos y heridos aciende á 500, se hizieron 
muchos prisioneros. El Marquesito escapó á la otra parte del 
Deba ; Mendizabal se refugió á las montañas de Potes privado 
de todas ¡as cosas. 

Un transporte cargado con 8 piezas de canon, 500 fusiles, y 
un gran numero de municiones escapó de Gijon en el momento 
que Bonnet entró en Oviedo: pero el mal tiempo obligó ai 
Capitán á entregar el cargamento en Plenchia y fué tomado 
por la tropa. 

La columna movible del exercito persigue incesantemente a 
los bandidos con gran suceso. Solo en el mes de Octubre se 
há dado muerte á mas de 500 de ellos en varios puntos : cerca 
de 200 estatt en las cárceles, y se les han tomado como 300 
caballos. ■ ' I 

EXERCITO DEL CENTRO. 
EL General d'Armagnac está en posesión de Cuenca; las 
guerrillas, que infestaban la provincia se han batido y dispersado 
sucesivamente. Algunas se retiraron á la Mancha: la columna 
movible las há perseguido. El Coronel de Kruse cayó sobre 
ellas en Villa Nueva de la Fuente con una partida, y las atacó 
! en una aspereza ; se servían con utilidad de las ruinas de un 
¡castillo antiguo. La posición fue tomada ; 150 hombres muri- 
eron, el resto hasta el numero de 243 quedaron prisioneros con 
sus armas y bagage. 

El Capitán Morales ala frente de una compañía de cozadores 
Españoles se distinguió en una de estas acciones : el destruyó 
una guerrilla, é hizo 60 prisioneros. 



TAL es el estado de la guerra de España, que presentan los 
papeles Franceses, insertos sin contradicción en los periódicos 
de Londres. 

•Es digno- de admiración el exemplar esfuerzo del pueblo 
magnánimo, que combate por su libertad contra una superiori- 
dad decidida. El esfuerzo, el valor, la constancia son mayores 
que la posibilidad : aunque es cierto que en el teatro de la 
guerra mas patriótica el vil interés ha descubierto muchos 
apóstatas de la mas bella de las causas. En el centro de Es- 
paña Morales pelea contra sus hermanos, al mismo tiempo que 
Don Juan Martin, el Empecinado, desplega tal energía en Si- 
guenza, y Guadalaxara, que causa cuidados á la Corte, y para 
dar providencias contra él se forman dos consejos pribaclos. 
compuestos del rey intruso, de Joardan, y Doultannc 



47 



AURORA DE CHILE. 



En prueba de la constancia, y generosos sentimientos, 
que en lucha tan desigual han desplegado los héroes 
españoles, insertarenos la? siguientes cartas publica 
das en Londres en 9 de Diciembre. 



Caria de Don Francisco Espoz y Mina á Sir Howard 
Donglas. 

Sangüesa 2¡4 de Octubre. 
Exelentisimo Señor: El gran interés que la nación 
Británica ha tomado en la prosperidad de las armas es- 
pañolas, y la particular estimación, que yo y la división 
de mi mando hemos debido á aquella nación magnáni- 
ma, me ponen en la necesidad de comunicar á V'. É. 

los acontecimientos de la guerra en este Reino 

Francisco Espoz y Mina. 

CARTA SEGUNDA. 

Sangüesa 9,6 de Octubre. 
Nuestras armas han tenido en Valencia algunos suce- 
sos felices. El Empecinado, y el General Duran redu- 
jeron el 4 de Octubre la guarnición de Calatayud de 
800 hombres. Se tomaron una gran cantidad de gra- 
nos, y otras cosas necesarias, que se distribuyeron entre 
los habitantes del distrito. Del mismo modo se tomo 
la guarnición de Frasmo compuesta de un oficial, y 
treinta y nueve hombres, y se atacó á una columna Fran- 
cesa que marchaba de Almünia al socorro de Calatayud, 
matamdole quince coraseros, y haciéndole seis prisione- 
ros, siendo uno de ellos su mismo Comandante, el Coro- 
nel Guilíot. El General Duran se ha situado cerca de 
Calatayud ; el Empecinado está en Molina y en los 
caminos de Teruel y Daroca. El General Mahi, y 
Montijo han llegado á Cuenca con seis mil hombres 
del exercito 3 o . Francisco Espoz y Mina. 



Jamaica 16 de Octubre. 
Se han descubierto dos personas vehementemente 
sospechosas de ser agentes de Cristóbal, Emperador de 
Hayti, enea- gadas de revolucionar la isla. Una de ellas 
está presa; la otra huyó , entre cuyos papeles se halló 
el siguiente documento. = 

Instrucción del Emperador de Hayti á Juan María 
PiqUerre, enviado á Jamaica. 

Pasar á Jamaica baxo pretesto de arrivar de Martini- 
ca con asuntos comerciales.— Hacer una inquisición 
prolixa acerca del estado délos esclavos, y descubrir sus 
disposiciones para una revolución.— Cerciorarse de las 
fuerzas militares de la Colonia ; qual sea su numero y dis- 
ciplina, qual es el grado de adhecion de los reximientos 
de negros al servicio de Inglaterra; que armas, muni- 
ciones &c. .hay en la isla.— Prometer protección á los 
que sacudan el yugo de la gran Bretaña, y abrazen la 
causa de la libertad, y del Emperador Henriqúe I.—M. 
Piquerre procederá en todo con la mayor precaución, y 
nos remitirá avisos oportunamente. En caso de aresto, 
sospecha &c. destruirá este ü otro documento.— Se le 
proveía de los papeles necesarios para probar que por 
causa de comercio arrivó á Jamaica. 



Extracto de la Sesión de las Cortes sobre la Esclavatura, 

DISCURSO DEL SR. ARGUELLES. 

EL tráfico, Señor, de esclavos no solo es opuesto alapurez» 
y liberalidad de los sentimientos de la nación Española, sino aí> 
espíritu de su religión. Comerciar son la sangre de nuestro* 
hermanos es horrendo, es atroz, es inhumano : y no puede el 
Congreso nacional vacilar un momento entre comprometer sus 
sublimes principios ó" el interés de algunos particulares. Pero 
todavía se puede asegurar, que ni el de estos será perjudicado. 
Entre varias reflexiones alegadas por los que sostuvieron tan. 
digna y gloriosamente en Inglatierra la abolición de este com- 
ercio, una de ellas era profetizar que los mismos plantadores f 
dueños de esclavos experimentarían un beneficio con la aboli- 
ción, á causa de que no pudiendo introducir en adelante nuevos 
negros, habrían de darles mejor trato, para consevar los indivi- 
duos ; de lo que se seguiría necesariamente, que mejorada la 
condición de aquellos infelices, se multiplicarían entre si con 
ventaja suya y de sus dueños. A pesar de que el tiempo corri- 
do desde la abolición es todavía corto, estoy seguro que la ex- 
periencia ha justificado la profecía. Esto mismo sucederá a 
los dueños de nuestros ingenios y á otros agricultores de la 
Habana, Puerto Rico, costa firme &c.,y aun no puede dudarse, 
que la prohibición seria un medio de inclinarlos á mejorar el 
cultivo por otro método mas análogo al que reclama la agricul- 
tura, y mas digno de los subditos de una nación que pelea por 
su libertad é independencia. Todavía mas. La oposición que 
pueden hacer los interesados, nada conseguiría atendida la liber- 
tad del Congreso respecto de las mejoras de Amériea. Seria 
infructuosa, como lo ha sido la que hicieron en Inglatera los 
opulentos plantadores y transitantes de Liverpool y otras partes, 
que se conjuraron abiertamente por espacio de 2o anos contra 
el digno é infatigable Wilberforce, autor del bilí de abolición. 
Jamas olvidaré, Señor, la memorable noche del 5 de Febrero de 
1807, en que tube la dulce satisfacción de presenciar en la cá- 
mara de los lores el triunfo de las luces y de la filosofía ; en 
que se aprobó el bilí de abolición del comercio de esclavos. 
En conseqúencia de tan filantrópica resolución, se formó en 
Londres una asociación, compuesta de los defensores de aquel 
bilí y vanas otras personas respetables para desagraviar por 
quantos medios fuese posible, é indemnizar á las naciones de 
África del ultrage y vexamen que han sufrido con tan infame 
tranco. Su objeto es formar establecimientos científicos y 
artísticos en los mismos parages que eran antes el mercado de 
la especie humana, llevándoles de esta suerte toda especie de 
cultura y civilización ; y su profunda sabiduría ha eceptuado 
solo la propaganda religiosa, no fuese que socolor de religión, 
se abusase como se ha hecho muchas veces de este santo mini- 
sterio, prefiriendo dexar á los progresos de la ilustración un 
triunfo que solo puede conseguirse con el convencimiento y 
los medios suaves. Convencido el gobierno de Inglaterra de 
que el objeto del bilí no podía conseguirse mientras las naciones 
de Europa y América pudiesen hacer por sí este tráfico ó 
prestar su nombre á los comerciantes ingleses, resolvió inter- 
poner su mediación para con las potencias aimVas, á fin deque 
se adoptase la abolición por sus gobiernos. Creo que aquel 
gabinete había dado pasos con Suecia y Dinamarca antes de la 
actual guerra : y si no ha hecho al de V. M. igual proposición, 
seria porque en aquella época teníamos la desgracia de estar 
separados, y en el dia porque le ocuparán atenciones de mayor 
urgencia. Por tanto, Se,',or, no desperdicie V. M. una coyun- 
tura tan feliz de dar á conocer la elevación y grandeza desús 
miras, anticipándose a seguir el digno exemplo de su aliada, 
para no perder el mérito de conceder espontáneamente á la 
humanidad el desagravio que reclama en la abolición del comer- 
cio de esclavos.,, 

[SE CONTINUARa.] 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EJY SJJVTIAOO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Johnston, Guillelmo H. Burbidge, 
y Simón Garrison,, 

DE LOS ESTADOS UNIDOS. 



AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

MINISTERIAL, Y POLÍTICO 



9 -f 



No. 12. 



Jueves y 30 ¿fe Abril, de 1812. 



Tomo 1. 



sss£ 



NOTICIAS 

Relativas á los Estados Unidos de Norte America. 

EL territorio de los Estados Unidos se extiende ocho 
cientas leguas N. S. Confina al E. con el mar atlánti- 
co, y al O. en algunos lugares con el mar .pacifico : á 
quatro cientas leguas de la costa confina con las tier- 
ras de los indios. Su superficie es* de un millón, y 
docientas mil millas quedradas. En tan vasta esten- 
sion contiene una variedad tan grane de suelos y climas, 
que goza de todas las producciones dql nuevo y antiguo 
mundo. Sus costas abundan en bahias, ensenadas, 
y puertos seguros. Muchos rios caudalosos y navega- 
bles fertilizan, y vivifican lo interior del país, que con- 
tiene también las lagunas mas grandes del mundo cono- 
cido, ventajas inapreciables para la agricultura y el 
comercio. 



Estados. 
Nueva-Hampshire, 
Massachussetts, 
Connecticut, 
Vermont, 
Rhode-Island, 
Nueva-York, 
Nueva-Jersey, 
Pennsylvania, 
Delaware, 
Maryland, 
Virginia, 
Carolina-Norte, 
Carolina-Sud, 
- Georgia, 
Kentucky, 
Tennessee, 
Nueva-Oríeans, 



Capitales. 
Portsmouth. 
Boston. 
Nueva-Haven, 
Bennington. 
Nevvport. 
Nueva-York. 
Trénton. 
Philadilphia. 
Wilrnington. 
Baltimore. 
Richmoñd. 
Newburn. . 
Charleston. 
Augusta. 
Lexingtori. 
Knoxville. 
Nueva-Orleans. 



Añ 



os. 



Extracción. 



Derechos sobre 

la Importación. 
3,í'43,073 
4,255,309 

• - 4,801,065 
5,588,461 
"-- 6,567,987 
7,549,649 
7,196,061 
6,610,449 
. 9,080,932. 

, 10,750,773. 

■ 12,443/235 
30,474,413 
11,095,555 
15,000,000 



ULía población de todos estos Estados, sin incluir á los 
indios, llegaba el ano de 1790 á tres millones, novecien- 
tas treinta y tres mil, seis cientas treinta y tres perso- 
nas : en 1800 á cinco millones, docientas setenta y 
cinco mil, trecientas doce : y el año de 1810 llegaba á 
siete millones, seis cientas treinta y ocho mil, quatro 
cientas quince. 

Las rentas publicas resultan de los derechos Cobra- 
dos sobre la importación, de los portes de correos, y del 
valor de Lis tierras del Estado, que se venden. La 
exportación está libre de todo derecho de contribución : 
los pueblos no pagan tributo, ni alcabala por el comer- 
cio interior al gobierno central. 

La siguiente tabla manifestará el aumento del comer- 
cio de los Estados Unidos, y el caudal del erario 
público. == 



.1792 21,005>5£3. 

93 26,011,788 

94 33,043,725 

95 46,855,556 
i 96 '67,064,097 

97 51,294,710 

98 61,327,411- 

99 78,665^52 
1800 70,971,780, 

í 93,020,515 

2 ■'■ 17,957,144 

3 ' 44, : 800,034 

4 77,699,074 

5 95,566,011- . 

El comercio de los Estados Unidos gira en toda la 
Europa, y se exerce también eri la China, en algunos 
puertos mas del Asia, á qué concurren los traficantes 
europeos, y en la America del Sud. El comercio inte- 
rior de unos Estados con otros es mui útil, y la pesca de 
sus costas y en los bancos de Terra Nova es mui pro- 
ductiva. . ;. ., , 

Después, de la revolucionólas mejoras de los Estados 
Unidos han sido rápidas é importantes : se han edificado 
ciudades, se han abierto caminos, se han construido 
fuentes y otras obras magnificas. Por medio de varios 
canales la navegación interior es la mas extensa que se 
conoce. Terrenos, que eran desiertos al principio de 
la revolución, son en el dia campos fértiles, asilos 
envidiables de hombres industriosos. 

El exércitd consta de la tropa únicamente necesaria 
paralas guarniciones délas plazas fronterizas ; pero las 
milicias, fuerza verdadera de una nación libre, llega á. 
mas de un millón dé hombres bien armados. 

Lá marina está tcklabiá én la infancia, sé compone de 
trece fragatas de guerra de 44 cañones, de veinte 
buques menores y de docientas setenta y<cinco lanchas 
cañoneras, bastante grandes para surcar el occeano. 
■Los materiales para la construcción de ios navíqs están 
en sus arsenales. 

[SE CONTINUARáJ 

ARTÍCULO DE OFICIO. 

Santiago y Abril 22 de 1812. 

Los Juegos de asar y embitetan enemigos déla soci- 
edad como prohibidos por las leyes son penados con 
igual severidad en los códigos civiles y en los milita- 
res: no hay clase exceptuada ; por que en todas cor- 
rompiendo al jugador desmoralizan, prostituyen yarrú- 
inan los miembros del estado con las peores transcenden- 
cias á . sus inocentes familias : no es ya en esta clatfe 



AURORA X>E CHILE. 



una distracción inocente, es un verdadero crimen: por 
tanto serán irremisibles las penas contra los que olvida- 
dos de si mismos, de los deberes sociales, y de los intere- 
ses de la misma sangre sean compre hendidos en tan de 
testable ocupación, los que las permitan en sus casas, 
bien sean particulares ó públicas, y proporcionalmente 
los espectadores voluntarios, que se apellidan mirones : 
y á efecto de que tenga su mas puntual cumplimiento 
se comete álos Alcaldes, que serán responsables al Go- 
bierno por la menor omisión en inquirir de oficio, pro- 
cesar y castigar á los individuos de su dependencia, 
dando inmediatamente cuenta con el sumario de los 
que no lo sean. Publiquese por bando, é imprimase. 
Portales. = Prado. == Vial, Secreario. '== 

— o*o— 

CIVILIZACIÓN DE LOS INDIOS. 

NADA hay mas digno de los deseos de las almas buenas, y 
sensibles, que la conversión, civilización, y cultura de nuestros 
Indios ; pero hasta ahora no ha habido obra más lenta, mas 
costosa, ^i mas difícil. Desde el principio concibieron contra 
nosotros odios eternos ; y un sentimiento de desconfianza los 
lia tenido siempre en un estado de inquietud, división, y 
recelo; pudiendo haver vivido en paz, felicidad, y abundancia 
en las dilatadas regiones que ocupan ; que las mas de ellas son 
las mas fértiles, y bellas del pais ; sin temor, ni incomodidad de 
nuestra parte por la autoridad, y sanción inviolable de nuestro 
Gobierno. El examen de los documentos antiguos nos pone 
en estado de afirmar, que desde el año de 1555. no han sido 
agresoras nuestros armas, a lo menos con abrobacion de las 
Autoridades constituidas. Desde aquella época se há observado 
la Real próvicion de la Audiencia del Perú, llena de humani- 
dad y justicia, en que se ordena := „ Que en Chile no se proce- 
da.» mas descubrimiento, ni población, ni castigo, ni allanami- 
ento de los Naturales, procurando traherlosde paz por las me- 
jores vías, y medios, que pudieren, sin les hacer guerra. Pepo 
si los dichos Naturales la hicieren, queriendo despoblar los 
pueblos poblados, y heéhar de ellos a los ^Españoles ; procu- 
ren conservarse con el menor daño de los Naturales,, que se pu- 
eda. Y que los vecinos de la Concepción pueblen aquella ciu- 
dad : entendiendo para ello que se pueda hacer sin riesgo de 
ellos, ni muerte de los Naturales.,, Asi se hablaba en un tiempo 
-en que estaba tan reciente la destrucción de las ciudades de la 
■Concepción, Imperial, Valdivia, Osorno, y Angol, 'causada por 
los Indios, y en que aun humeaba la sangre de tantos Españoles. 
Desde entonces se procuró con mas eficacia atraberlos por ía 
persuasión, y medios pacíficos, pero con poco, o ningún fruto. 
Es en efecto muy natural, que la paz, y unión sea impracticable 
con.los pueblos que hanooncebido desconfianza; ni que dexe 
.dehayer desconfianza, mientras se perciba aun la sombra de 
superioridad, dominación, é imperio. Esta consideración debia 
haverse tenido muy presente quando se trataba con los Natur- 
ales de Chile, nación tenaz eri sus propósitos, y zelosisima de 
la conservación de • su libertad. Siempre íes ha sido mas 
amable que la vida, y que todos los bienes. Este sentimiento 
heroico les hacia mirar con placer los horrores de la guerra; 
y costó á, nuestros mayores muchas fatigas, y mucha sangre'. 
Sin embargo de la superioridad de nuestras armas, y de nuestra 
táctica, havian perecido mas de veinte y cinco mil Españoles 
en los innumerables encuentros que tubieron con ellos hasta la 
paz de Negrete. Las siguientes clausulas de una carta del 
Cabildo de Santiago al Soberano, dada en 30 de Agosto de 1567, 
expresan las angustias á que los había reducido el esfuerzo, y 
tenacidad de los Indios; « Después (dicen) que a nuestra 
costa con vuestro Gobernador Pedro de Valdivia conquistamos, 
y poblamos esta Ciudad de Santiago, vivimos quatro años en 
continúa guerra con los Indios ; y para su sustenacion teníamos 
en la una mano la lanza, y en la otra el arado : : la costa, y gasto,, 
que en varias ocaciones hemos hecho todos los Vecinos de esta- 
Ciudad, sube de quatrocientos mil pesos, y por ello estamos 
adeudados, y pobres : que no ha quedado casa, ni hacienda que 
no hayamos empeñado, y vendido : : De los conquistadores, que 
en esta Ciudad somos vecinos, no hay tres que puedan tomar 



las armas, por que están todos viejos, mancos, y consumidos en 
todo extremo de pobreza.^, 

El medio mas directo de sujetar los Indios á civilización, y 
policía era reunidos en poblaciones; pero sin duda -el recelo de 
que este medio se encaminaba 4 sujetar estas poblacipnes á 
Magistrados Españoles, -a ocupar, y dividirnos sus campos, y 
aniquilar sus usos, y costumbres, lo hizo impracticable. Este 
gran designio ocupó todo el tiempo de la Presidencia del 
Mariscal de Campo Don Antonio Guill, y Gonzaga ; antes de 
empezarla fundación de las Villas en la Frontera, intentó redu- 
cir á poblaciones los Vutalniapus; para esto los convocó apar- 
lamento; les concedió que fuese en sus mismas tierras, para 
inspirarles mas confianza; celebróse en el campo del Nacimiento 
el 8 de Diciembre de 1 764. Se estableció solemnemente,que todos 
los Indios se reducirian á pueblos en sus mismas tierras en los 
lugares que eligeren. Pero como ellos piensan asegurar sií- 
libertad en su desgreño y dispersión, eludieron cumplir loa 
tratados con vanos pretextos. Notando su frialdad y cono- 
ciendo sus intenciones el S. Gonzaga mandó por ultimo recurso 
que se fundasen tres pueblos con nombre de ciudades por 
medio de la fuerza. Entonces los Indios recurrieron á las ar- 
mas, sitiaron los destacamentos de tropa que havia penetrado á 
sus tierras, mataron á los sobrestantes de las obras comenzadas, 
y precisaron a que se abandonase un designio concebido para 
su felicidad. Conservando aun el año de 1769, el rencor, y 
memoria de esta tentativa, decretaron en su gran Congreso 
renovar, la guerra : confiaron el mando de sus armas al Casique 
D. Agustín de Curinancu, quien reeluto tropas y atacó de im- 
proviso las descuidadas piízas de la Frontera- El suceso no 
correspondió á sus esperanzas, pero la inquietud no ee^o hasta 
el año de 1771, con gasto de un millón. y setecientos mil pesos 
del Real Erario. En el parlamento en que se restableció lá 
paz, se les prometió en nombre del Rey, y de toda la nación 
Española „ que Jamas se alteraría su modo de vivir, ni se les 
obligaría á reducirse á pueblos. Merece notarse en este caso, 
que el Sr. Don Francisco Morales Presidente del Keyno, alega 
por causa principal para concederles la paz que „ que está 
mandado ,por el Rey, que en su Real nombre se les peedone la 
revolución, y que se les trate como á Vasallos con quienes 
gusta exercitar su clemencia:,, pero los Naturales no dieron la- 
menor señal de reconocerse por Vasallos, sino por una nación, 
libree independiante, que entra de nuevo en paz, y amistad con 
un Soverano por medio de sus representantes. Me parece 
augusta la ceremojiia con que se afirmaron las pázes, y se ter- 
minó aquel respetable Congreso, que recuerda la magestad, y 
sensillez de las conferencias, y alianzas de las naciones anti- 
guas. Pusiéronse*. dos piedras, y en medio de ellas se encendió" 
fuego, acercáronse j£ é! ambos partidos. Los Señores Curinancu, 
Guener, Don Juan i^e Cancura, Cheuquelemu, Casiques, y Re- 
presentantes de sus respectivos Estados, ó Vutalmapus romp- 
ieron cada uno una Ianza,~y la- arrojaron al fuego. Don 
Pablo de la Cruz, Sargento mayor de la Frontera, rompió dos 
fusiles por parte de los Españoles, y los arrojó igualmente al 
fuego. Don Miguel Gómez tremoló sobre el fue°go por nues- 
tra parte quatro banderas, los Casiques dieron con las suya» 
de paz tres vueltas al rededor del fuego, el qual apagaron con 
vino en Penal de que quedaba apagado el fuego de la guerra. 
En fin los Casiques recogieron del fuego los hierros de Jas lanzai 
y de los fusiles, y los presentaron al Presidente dándole muchos 
abrazos, y aquel Señor proveyó auto en que manda, que „ estos 
hpnFQsCvSifraementQs' se guarden en la. caxa de deposito de la 
Ciudad de Santiago.,, Lo expuesto hasta aqui nos manifiesta 
que la reducción de Jos Indios á poblaciones, civilización, orden, 
y, policía debe intentarse por medios indirectos, que serán 
seguros si son naturales, y análogos i su carácter, y sentimien- 
tos. Como estos hombres anteponen todos los males posibles 
á la pérdida de sus lierras, y de su libertad, rehusarán cons- 
tantemente con sinceridad prestar oído á todo genero de propo- 
siciones, sino se les hace entender de. antemano, que han de 
permanecer siempre libres, ¿ independientes, governandose 
por sus propios Magistrados, sin disminuir un punto la dignidad 
de sus Casiques : y que solo esperamos de ellos una confedera- 
ción permanente, y una cooperación activa en la necesidad. 

* Ex¡Miente del fiarlamcnto de r.Úo deA.77l, y de la fláz ie~ 
Kegrete. 



Aurora de cüilé. 



él 



Él deseo de la libertad se acompaña siempre con el de la 
igualdad ; conviene pues que se persuadan, que los reconoce- 
mos por iguales á nosotros ; que nada hay en nosotros que nos 
haga superiores á ellos; que la opinión estará en favor suyo, 
serán entre nosotros elevados á todas las dignidades, se estre- 
charan nuestras familias con las, suyas por los vínculos de la 
sangre, siempre que no haya disonancia en la educación, reli- 
gión, modales, y costumbres. La consanguinidad es sin duda 
el lazo mas pronto, y mas fuerte ; ella reduce auna sola fámi- 
Jia los estrangeros, y los naturales del pais: ella es la que en 
todos tiempos há pulido, y civilizado á las naciones barbaras. 
En esta unión intima corhprehendierqn fácilmente que las 
artes, y conocimientos de los pueblo cultos eran muy néscesa- 
rk>s para mejorar su suerte. 

Sobre todo si hay algún medio de que podemos con seguri- 
dad prometernos prontas ventajas es la educación, y el honor. 

Los Indios están en estado de considerarse como una nación 
nueva, y por consiguiente fácil, y dispuesta para ser ilustrada. 
En los pueblos antiguos és muy difícil desarraigar preocupa- 
ciones eiivegecidas. En ellas parece que la luz está reservada 
para las generaciones futuras. Sea lo que fuere, siempre la 
juventud es la esperanza del estado, y bien dirigida viene á ser 
"su gloria. 

El animo sin experiencia y sin partido, antes de la edad de 
la reflexión, recibe con igual docilidad todo genero de opinio- 
ones,' la verdad, y la mentira, lo que es favorable, y lo que es 
funesto á la utilidad pública. Es fácil acostumbrar á los jóvenes 
á estimar su razón o á despreciarla, á temer, ó confiar en sus 
fuerzas. Si los padres defienden con obstinación los dilirios 
que mamaron con la leche, sus hijos tendrán la misma adhesión 
á los buenos principios que reciban. De retorno á su patria 
■llevaran ideas exactas sobre la religión, la moral, la legislación, 
el comercio, J^ industria, la agricultura. Comunicarán sus 
.conocimientos, los adelantarán, enriquezerán, iluminarán su 
pais. Se les confiarán los cargos importantes: de este modo 
^e habrá.dado un gran pasó al grandioso disignio de que todos 
«uestros compatriotas, Indios, y Españoles, formen una sola 
familia, sujeta á unas mismas leyes, y aun solo Gobierno. ¿Y 
que obstáculo puede presentarse quando aquellos naturales 
Rengan hombres instruidos ? Quando vean á sus compatriotas 
unos constituidos Oficiales del Exercito, otros miembros de los 
Tribunales de justicia, otros en la primera Magistratura, otros 
.en la gran Cámara, y Convención en que se traten Jos negocios 
.interesantes .del estado ? Entonces será quando los campos 
.mas hermosos del mundo dexarán de ser desiertos. ¡Quantas 
victimas de los Gobiernos antiguos, duros, y artifisiosos, quan- 
tas familias arruinadas por el atrazo de las artes, quantos 
hombres nacidos para vivir, y pensar como hombres, y que se 
dieron precisados á obedecer, y callar como brutos, quantos 
Artesanos sin travajq, labradores sin terreno, literatos si» 
acomodo, en fin quantos infelices volarán á aquella región con 
las artes, la industria, las luces ! Que perspectiva tan risueña, 
^"consoladora : el Súd, y el Norte del nüebo mundo igualmente 
venturosos ; la paz, las artes, las ciencias de la Pensilyanja 
.trasladadas al suelo Araucano, constituido en asilo de la libertad, 
que huye de la Europa con las virtudes pacificas ; un espacio 
dé quatro, mil leguas quadradas, bello, y prodigiosamente fe- 
cundo poblándose de hombres útiles baxo los auspicios de la 
razón, y de un Gobierno justo, é iluminado, que consuele á la 
especie humana de sus largos martirios, persecuciones y amar- 
guras ! Ay ! perecerán los suspiros de los filósofos, y los dese- 
os, que conciben por la prosperidad de los hombres* mientras 
los votos de sus opresores son tantas yeces oidos por la fatali- 
dad. 

Mas no nos entristescamos antes de tiempo. $Ü desfierandum. 
Algunos pasos hemos dado acia la felicidad. El Estado no 
muere : un Gobierno activo hace en pocos meses lo que^ antes 
no podia hacerse en muchos años. Prestemos una coopera- 
'cion activa a su vigilancia, y buenas intenciones para que no 
desmaye, y se disipará la apatia, el ocio, y el error. . 

Parece quela educación de la juventud Araucana hade tener 
mejor suceso en esta capital ; el aprovechamiento de los 
jóvenes suele proporcionarse a la distancia de su pais: el hom- 
bre aislado espera sus adelantamientos únicamente de su tra- 
bajo, y aplicación. En el Instituto Nacional hallarán unas 
proporciones, quales no pueden tener en otra escuela del 
Reyno, Maestros, libros, un plan de estudios acomodado á 



nuestras necesidades, un cuerpo de sabios, que vele sobre sus 
progresos. El explendor de la ciudad, y de la primera Magis- 
tratura, el trato de hombres instruidos : : todo eleva el animo, 
é inspira emulación. 

No está en el orden de la naturaleza que sean meneases los 
medios propuestos. Todo hombre desea mejorar su condición ; 
y la civilización nace necesariamente de este deseo; contal 
que nó se le violente por la fuerza, ni se le presenten su3 
ventajas por estrangeros, de quienes desconfia. Un pueblo se 
une, é incorpora fácilmente con otro pueblo libre, y feliz, 
quando le brinda con una legislación justa, é imparcial, y coa 
la participación de sus derechos, honores, y ventajas. Las 
opiniones se comunican, y hacen combines con el trato, la amis- 
tad, la persuaden, y la familiaridad, que las acompaña natural- 
mente. La religión tiene tal amabilidad, que se ama, y abraza, 
luego que sé conoce. Las modales se comunican : los pueblos*' 
lo mismo que los individuos, están sugetqs á la influencia dej 
exempío : adquieren costumbres, y decencia con la cercanía^ 
comercio, y trato de los pueblos cultos. 



CONTINUACIÓN DEL 

Extracto de la Sesión de las Cortes sobre la Esclavatura. 

Él Sr. Gracia Herreros : ."Apoyo la proposición del 
Sr. Arguelles, pero quisiera qtie s.e le hiciese una adi- 
ción. Si se cree injurioso á la humanidad el comercio 
de esclavos, ¿ lo es menos el que sea esclava una infeliz 
criatura que nace de madre esclava ? Si no es justo lo 
primero, mucho menos lo es lo segundo. Y asi pido que 
se declare que no sean esclavos los hijos de esclavos, 
porque de lo contrario se perpetúa la esclavitud aunque 
se prohibe este comercio. Horroriza oir ios medios ver- 
gonzosos que se emplean para que estos desgraciados 
procreen. Con este infame objeto se violan todas las 
leyes deí decore? y delpudoroj ' 

Con esta, admitida á discusión la segunda proposi- 
ción del Sr. Arguelles, se mandó que pasase á una 
I comisión particular para que propuesiése su dictamen, 
igualmente que la del Sr. Alcocer, cuyo tenor es el sigui- 
ente, acordándose que todo se insertase puntualmente 
en este periódico. 

„ Contrariándose la esclavitud al derecho natural, es J 
tando ya proscripta aun por las leyes civiles de las naci- 
ones cultas, pugnando con las máximas liberales de nu- 
estro actual Gobierno, siendo impolítica y desastrosa dé 
que tenemos funestos y recientes exemplares, y no pa- 
sando de preocupación su decantada utilidad a} servicio 
de las fincas de algunos hacendados, debe abolirse en- 
teramente. Pero para no perjudicar en sus intereses á 
los actuales dueños de esclavos, sé hará la abolición 
conforme á las proposiciones siguientes. 

Primera. Se prohibe el comercio de esclavos, y 
nadie en adelante podrá vender ni comprar esclavo al- 
guno, baxo la pena de nulidad del acto y pérdida del 
precio exhibido por el esclavo, el que quedará libre. 

Segunda. Los esclavos actuales, para no defraudar 
á sus dueños del dinero que les costaron, permanece- 
rán en su condición servil, bien que aliviada en la forma 
que,se expresa adelante, hasta que consigan su libertad. 

Tercera. Los hijos de los esclavos no nacerán es- 
clavos, lo que se introduce en fovor de la libertad, que 
es preferente al derecho que hasta ahora han tenido 
los amos. 



i 



AURORA DE CHILE. 



Quarta. Los esclavos serán tratados del mismo 
modo que los criados libres, sin mas diferencia entre 
estos y aquellos que la precisión que tendrán los prime- 
ros de servir á sus dueños durante su esclavitud: esto es, 
que no podrán variar de amo. 

Quinta. Los esclavos ganarán salario proporcionado 
á su trabajo y aptitud, bien que menor del que ganarían 
siendo libres, y cuya tasa se dexa al juicio prudente de 
la justicia territorial. 

Sexta. Siempre que el esclavo, ó ya porque ahorre 
de sus salarios, ó bien porque haya quien le dé el dine- 
10, exhiba á su amo lo que le costó, no podra este resis- 
tirse á su libertad. 

Séptima. Si el esclavo vale menos de lo que costó, 
porque se haya inutilizado ó envejecido, esto será lo 
que exhiba para adquirir su libertad ; pero si vale mas 
dé loque costó, por haberse perfeccionado, no exhibirá 
sino lo que costó, lo qual se introduce también en favor 
de la libertad. 

Octava. Si eí esclavo se inutiliza por enfermedad ó 
edad avanzada, dexará de ganar salario ; pero el amo 
estará en obligación de mantenerlo durante la inhabili- 
dad, ora sea perpetua, ora temporal. „ 



El editor acerca de la sesión de las Cortds sobre la 
esclavatura. 

PARECE que apenas respiran los pueblos un átomo 
de libertad, quando se desenyelven y despiertan ios 
sentimientos de beneficencia, y las ideas de equidad 
que estaban en inacción y silencio baxo la dureza de 
las anticuas leyes y costumbres. En los Estados Uni- 
dos de Norte America, en España, en Chile se ha ad- 
vertido qe la esclavitud de la raza infeliz de los negros 
era incompatible con los sentimientos de los pueblos 
libres. ¡Exercicio noble de la autoridad romper cade- 
nas, disminuir infortunios, restituir usurpados derechos 
á una gran parte de la envilecida humanz'dad ! Es cierto 
que en medio del torrente de injusticias causadas por la 
codicia y el egoísmo, no faltaron almas rectas y compa- 
sivas, que se elevaron contra el horror de aquel inhu- 
mano tráfico. Entre nuestros escritores Montengon 
habia desplegado su sensibilidad, y D. Yictorian. de 
Villavahabia dicho en sus Notas al Genovesi.= „Sé 
muy bien que dicen sus defencores, que no hay 
tratado mas legitimo que el que hace un vencido con 
su vencedor, cediéndole la libertad, porque le conceda 
la vida que le podia quitar, y besando la mano, que en 
lugar de exterminarlo lo liberta, solo con la dura con- 
dición de que le sirva : que los desdichados que apenas 
tienen una subsistencia precaria, pueden asegurársela 
enagenando la libertad á favor de quien se la promete : 
que la esclavitud no es una condición, en que la natu- 
raleza colocó á los hombres, sino un estado facticio, sus- 
ceptible de una infinidad de modificaciones. Bien sé 
que añaden á estas especiosas razones autoridades de 
leyes civiles que lo permiten, y de eclesiásticas que lo 
toleran ; pero también sé, que la naturaleza grita de 
-continuo contra un tratado que la deshonra y vilipen- 
dia; que los hombres se sacan á público mercado como 
bestias ; que se reconocen como caballos; que sé mar- 



can como carneros ; que se cargan ,en un Navio como 
cofres ; que se transportan á un clima extraño ; que se 
dedican á un trabajo penoso ; y que finalmente, según 
el cáculo de un moderno escitor, de nueve millones dé 
Negros que han pasado á las colonias Europeas, no ex- 
isten mas que un millón y quatrocientos mil. Si este- 
rnal es preciso para el comercio ¡ desdichada naturaleza!,, 
Pero estas efusiones de las almas sensibles solo ser- 
vían para alimentar el odio de las filósofos contra la, 
opresión, y el ocio de ios lectores. 



SIN enbargo las luces van ganando un horizonte maa 
estenso como se colige del articulo 10 del tratado de 
amistad y alianza entre S. M. Británica, y S. A. R. el 
Principe Regente de Portugal, cuyos mas notables artí- 
culos insertaremos : el articulo mencionado es com^ 
sigue. = 

10. „Estando S. A. R. el principe regente de Portugal 
plenamente convencido de lo injusta y antipolítica que 
es la trata de esclavos, y de los inconvenientes que re- 
sultan de la necesidad de introducir y renovar contíua- 
mente una población extrangera y facticia para sostener 
el trabajo é industria en sus dominios de la Améica me» 
ridional, ha resuelto cooperar con S. M. B. en la causa 
de la humanidad y la justicia, adoptando los medios mas 
eficaces de abolir gradualmente la trata de esclavos en 
todos sus dominios. Y movido por este principio, S. A. 
R. el principe regente de Portugal promete que no se per- 
mitirá á sus vasallos hacer el comercio de esclavos en 
ninguna parte de la costa de África, ni que actualmente 
pertenezca á los dóminos de S. A. R. donde los estados 
y potencias de Europa que antes traficaban allí, hayan 
interrumpido y abandonado semejante tráfico ; reser- 
vando empero á sus vasallos el derecho de comprar y 
traficar en esclavos dentro de los dominios de la corona 
de Portugal en África. Pero se ha de entender clara- 
mente, que las estipulaciones del presente artículo no 
se han de entender como contrarias, ó de manera algu- 
na opuestas á los derechos de la corona de^Portugal á 
los territorios de Cabinda y Molembo (derechos que se 
pusieron anteriormente en' duda por el gobierno de 
Francia) ni como dirigidas á limitar ó astringir el co- 
mercio de Ajuda, y otras puertos de África ( situados en 
la costa llamada comunmente en lengua portuguesa la 
Costa de Mina) que pertenecen, ó están reclamados 
por la corona de Portugal ; por estar retuelto S. A. R. 
el príncipe regente de Portugal á no ceder, ni abando- 
nar sus justas y legítimas pretensiones sobre esto, ni los 
derechos de sus subditos á comerciar en estos puntos en 
la misma manera que lo han hecho hasta ahora. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO £,JV SJNTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Johnston, Guillelma K Burbidge, 
y Simón Garrison, 

BE LOS ESTADOS UNIDOS. 



AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

MINISTERIAL, Y PGJLITI 






No. 1 3. 



Jueves, 7 de Mayo, de 1812. 



omo 1 



Continuación de las noticias relativas á Norte Amirica. 

LA agricultura está en el pie mas' floreciente: 
tres quartas partes desús habitantes tienen esta. ocupa- 
ción tan honorífica como útil a! estado,' y á sus indi- 
viduos. Muchos de los hombres principales, al exem- 
plo del General Washington, se dedican á mejorar este 
ramo- Hay varias sociedades establecidas con el fin de 
adelantar y proteger esta primera ocupación del .hom- 
bre. Se han aprovechado de quanto se ha' escrito y 
descubierto en estos últimos años acerca de este asunto, 
y en el dia la agricultura americana en nada cede á" la 
Europea. 

Las fabricas se han adelantado con rapidez en 
estos últimos tiempos : el cuero, el hierro, la madera se 
trabaja en todos sus ramos: últimamente se han esta- 
blecido fábricas de lana y de algodón, y por la introduc- 
ción de los carneros merinos se van lagrando panos ex- 
elentes. Hay varias fábricas de papel, vidrios, estam- 
pados, obras de cobre i las hay de pólvora, cañ'ones, 
fusiles &c. Apenas hay casa en que no se trabaje el 
lino, cáñamo, y algodón para el consumo domestico. 
Los buques que se construyen én los Estados Unidos se 
reconocen por los mas veleros del mundo. Se imprimen 
libros en todos los idiomas. En fin las manufacturas y las 
artes llevan un adelantamiento progresivo, y algunas de 
las invenciones mas interesantes se deben á aquellos dig- 
nos patriotas. Jamas se olvidará el nombre de Frank- 
lin, la patria le debe una gratitud eterna por sus traba- 
jos, su zelo activo y ardiente en la causa de la libertad,, 
y las ciencias sus brillantes descubrimientos en la solida 
filosofía. Se le deben grandes, y magníficos inventos 
.sobre la electricidad ; el hizo á su arbitrio descender el 
rayo de las nubes, y preservó los edificios y vageles de 
los efectos terribles de este metéoro. Ya se sabía 
imitar en pequeño sus estragos en el celebre experimen- 
to de Leyden, se imitaba el relámpago y el trueno, pero 
estaba reservado á nuestro Americano Franklin robar 
el fuego á los cielos, y hacerlo dócil á sus leyes. 
Eripuit coelofulmen, sceptrumque liranis. 
Quitó el rayo á los cielos,yel cetro á ios tiranos. 
Su beatificación eléctrica es. un experimento mui 
propio para la aptitud de su retrato. 

Las ciencias tienen en Estados Unidos muchos 
nombres celebres ademas. del Doctor Franklin ; -en la 
guerra, en la política, en todas las grandes qualidades y 
virtudes que adornan á los hombres, ha producido aquel 
fecundo suelo sujetos eminentes. Washington se ha 
hecho inmortal por sus talentos, valor, esclarecido patri- 
otismo, desinterés, y beneficencia pública : y Jefferson 
ná añadido al alto crédito del arte de mandar una repu- 
tación ilustre por la ciencia de la legislación, y vastos 



conocimientos : sus Notas sobre la Virginia son una 



obra de política mui célebre en Europa. La famosa 
acta declaratoria de la independencia de los Estados 
Unidos es obra suya. Jaime Madison, acíral Presi- 
dente, reúne á sus altas qualidades una eloqüencia 
concisa y delicada. 

La pintura, y la escultura no han hecho todabia 
grandes progresos : Jos habitantes esparcidos sobre un 
territorio muí vasto siguen generalmente ocupaciones 
mas adaptadas al estado de un país nuevo y de una 
república naciente. No se enquentra allí la opulencia, 
que protege los progresos de las artes de puro luxo, pero 
tampoco se halla la miseria de los estados envegecidos 
Todos los individuos de aquel pueblo participan de las 
comodidades de la vida, ni se ven M ¡as victimas asque- 
roras del vicio y del torpe ocio. 

La educación, este gran principio de la prosperidad 
publica, garante de la libertad y de la constitución, no 
se ha puesto en olvido : todos saben leer y escribir ; en 
casi todos los estados se han establecido escuelas públi- 
cas, de modo que el mas pobre no pasa por el dolor de 
ver á sus hijos criarse en la ignorancia. En todas las 
casas aun las mas pobres, se encuentran libros y a a - 
zetas;* todos leen, todos. piensan, y todos hablan con 
libertad. El hombre industrioso á la vuelta de su tra- 
bajo lee. y se ilustra, y compara su feliz estado con el de 
los pueblos que lloran baxo nn despotismo oriental. 
Asi se conserva en los corazones aquel amor de la 
libertad, aquel zelo por las prerogativas sociales, aquel 
odio inmortal á la servidumbre y opresión, que pobló 
aquellas regiones, y que conduce á ellas diariamente 
tantos emigrados de todos los puntos del universo. Alli 
han encontrado un asilo inviolable grandes almas ; alli 
se han refugiado muchos de nuestros hermanos peninsu- 
lares huyendo del vandalismo francés. ¡ Oh! ¡ floresca, 
viva gloroso á la sombra déla perpetua paz el pueblo 
recomendable por su hospitalidad y caridad: no se 
estienda hasta sus respetables umbrales el torrente de 
injusticias, usurpaciones," y atentados que inundan la 
tierra ; haya en el mundo á lo menos un asilo abierto á 
la libertad, á los talentos, á las virtudes pacificas ! 

Estas y otras grandes ventajas, que expondremos 
después, se deben principalmente auna ilustración casi 
universal, obtenida por una educación patriótica, fruto 
de los desvelos paternales de los ciudadanos acomoda- 
dos, y de la sabiduría del gobierno : todos alcanzan alli á 
conocer los horrendos males que la ambición, y el des- 
potismo han trahidoá la Europa, constituida en morada 
de las pasiones destructoras, y de la miseria, oprimida 
por contribuciones insoportables, y cubierta de cadáveres 



* Semanalmente se expenden ocho mil exemplares de! 
periódico Centinela de Bostón, y nueve mi! quinientos del Avi- 
sador Mercantil de Nueva-Yorck, 



AURORA DE CHILE. 



54 

v lagrimas. Alli todos aman una constitución que ha 
convertido á su patria en asilo de la libertad, y de la hu- 
manidad perseguida; todos aprecian los derechos sagra- 
dos del hombre, asegurados por la ley; instruyen a sus 
hijos en la obligación de defenderla con zelo, aun a costa 
de sus fortunas y vidas. Los hijos de la patria llenos 
de gratitud por los trabajos y peligros de sus padres, 
que mas bien quisieron morir con las armas en las ma- 
nos, que dexarles una esclavitud hereditaria, han procu- 
rado seguir tan nobles exemplos, y siempre se han visto 
preparados á iguales sacrificios. 

Para perpetuar un bien tan grande, y extenderlo roas, 
no satisfecho el zelo patriótico con las numerosas escu- 
elas públicas y libros, se han establecido vanos colegios 
y universidades. Desde antes de la revolución existían 
la uneversidad de Cambridge, el colegio de Yale, el de 
Guillermo y Maria, el de Prinston, de Filadelfia, de Mu- 
eva York, de Rodé Island, Dautenouth, Nueva Hamp- 
shire, y la sociedad filosoficade Filadelfia, y produxeron 
aquellos hombres ilustrados y virtuosos de la revolución. 
Después de aquel memorable acontecimiento se han 
establecido tantas escuelas, hospitales, -sociedades, insti- 
tuciones tan preciosas y benéficas, que el animo se en- 
soberbece, yél corazón se dilata con la consideración de 
que hay un gran pueblo libre y venturoso, que ha sabido 
realizar los proyectos de tantos grandes hombres ; pro- 
yectos que pasaron por delirios. 

Después de la revolución Boston ha establecido una 
Academia de ciencias á imitaeion de las de París y 
Londres : Maryland dos colegios, uno de los quales es 
de Catalices, y se distingue por la exelencia de los estu- 
dios, maestros, y aplicación: la Pensylvama ha esta- 
blecido o:ro : tres se han establecido en las dos Caroli- 
nas : la Georgia, Kentucky, y Tennesse tienen su cole- 
gio, cada Estado el suyo. En todos los Estados se han 
erigido sociedades para promover las artes, y. la agri- 
cultura, y. por motivos y objetos de caridad y misericor- 
dia. La nomenclatura de las que existen en Filadelfia 
dará idea de lo estenso de estos establecimientos salud- 
ables en los otros Estados. Filadelfia pues tiene tres 
hospitales; una sociedad para proteger y libertar á los 
infelices negros, restos del antiguo tráfico de ellos ; esta 
sociedad mantiene dos hospitales más : dos sociedades 
paraadministar socorros y remedios á los pobres en sus 
casas: una sociedad para socorrer á los infelices extran- 
geros, que emigran al país. .... 

Las ciencias han llamado desde el principio la aten- 
ción de Filadelfia. Su Universidad se ha distinguido 
pricipalmente por sus aulas de medicina. Tiene ade- 
mas una sociedad fi/osófiea; unco/egio de médicos, una 
sociedad para el ade/antamieuto de /a agricu/tura, una 
Academia de Pintura, Escu/tura, y Arquitectura, dos 
Bib/iotecas publicas, una de /as qua/es cuenta quince 
mi/ vo/árnenes, y un Museo de historia natura/.* 

[SE <;ONTINUAK.á.] 

* Entre las innumerables cosas útiles de que carecemos, es 
muí sensible, y aun vergonzosa, la falta de un Museo de his- 
toria natural en un pais cuyo suelo oculta la opulencia de la 
naturaleza. ¿ A donde estenderemos la vista que no encontre- 
mos vastas moles cuyas entrañas son depósitos de preciosi- 
dades ?- Para prueba de esta verdad solo diremos, que el 
Mineralógico D. Christiano Heuland, comisionado por la corte 
de Madrid para la colección de producciones minerales, llevó 



Advertencia. 



SE nos olvidó explicar en la Aurora pasada de que 
g rrero de moneda son los millones de que se habla 
tratando déla exportación y renta pública de los Esta- 
dos Unidos : advertimos pues que son pesos fuertes de 
nuestra moneda común. 

Conviene también añadir al artículo de su agricultu- 
ra que esta debe ser mui productiva por la variedad de 
temperamentos de aquellos Estados, y aplicación de 
sus habitantes. Asi es que Nueva-Orleans produce 
mucha azúcar, la Georgia, y la Carolina meridional el 
mejor algodón que se conoce, cuyo producto aciende á 
dos millones, y quatrocientas mil arrobas cada año, de 
las quales se exportan las dos terceras partes para Ingla- 
terra. La exportación del tabaco es de noventa mil 
barricas anualmente. Los Estados septentrionales 
producen trigos, y los demás granos que vienen en los 
climas análogos, y los meridionales cantidad de arroz, 
que se lleba hasta Europa. Unos y otros son los grane- 
ros de las islas de Barlovento y -Sotavento, como Chile 
lo es de Lima y de sus costas. 



EXTRACTÓ 

Del tratado de amistad y alianza entre S. M. Británica, 
y S. A. R. el Principé Regente de Portugal, firmado 
en Rio Janeiro en 19 de Febrera de 1810 por sus 
''respectivos plenipoíenctaribs, á saber, Lord Percy 
Clinton Sidncy, Lord Vizconde y Barón de Strang- 
ford, y D. Rodrigo de Sonsa Continuo, Conde de 
Linares. 

« HABIÉNDOSE establecido en el Brasil el trono 
de la monarquía Portuguesa, S. M. B. promete no re- 
conocer jamas por Rey de Portugal á ningan otro prín- 
cipe que al heredero y representante de la casa de 
Braganza : y S. íví. conservará con la Regencia, que se 
establesca en Portugal, las relaciones de amistad, que 
han unido á las dos coronas." 

"Conservando S. A. ft. una agradecida memoria- del 
servicio que su corona y familia han recibido de la mari- 
na inglesa ; y deseando dar una prueba de confianza á 
su antiguo aliado el rey del reyno unido de la Gran 
Bretaña é Islanda, es gustoso en conceder á S. M. B. 
el privilegio de que pueda mandar comprar, y cortar 
madera parala construcción de navios de guerra en los 
montes, bosques y dehesas del Brasil, y dar permiso 
para que mande S. M. construir, equipar ó reparar 
navios de guerra dentro de los puertos, y radas de 
aquellos dominios. Y declara y promete que e á ningu- 
na potencia se concederá semejante privilegio." 

de este Reino tres colecciones de preciosidades y rarezas ; la 
una constaba de -74 caxones de 8 arrobas cada uno, y era la de 
mas interés y estimación ; las otras dos fueron mas pequeñas, 
y sus destinos eran, el de la una para cambiar con preciosidades 
de los Gabinetes de Europa, y el de la otra para el Principe de 
la Paz. Dicho naturalista dice lo siguiente e:i una carta con- 
fidencial dirigida á D. Marcos Francisco Sien-alta, y escrita en 
Copiapó = „ Ño pensaba detenerme tanto aqui, pero han sido 
tan grandes las ventajas de mis excursiones por los cerros y sus 
minas, que no fue posible de otra manera. Pero estas diligen- 
cias fueron de bastante satisfacción mia, parectendome corto 
el tiempo, en consideración de las bellas y diversas colecciones 
que he juntado ., 



AURORA DE CHILE. 



£5 



" Estaba estipulado por anteriores tratados, que en 
tiempo de paz los navios de guerra ingleses, que hubiesen 
de admitirse á uñ mismo tiempo en los puertos de los 
dominios de Portugal, no pasasen de seis; pero á S.A.R. 
confiando en la fé de su alianza le place abrogar y an- 
ular enteramente esta restricción, y declara que deaqui 
en adelante se admitirán en los puertos portugueses 
qualquier numero de navios pertenecientes á S. M. B. 
y queda además estipulado que este privilegio no se 
concederá jamás por ningún motivo á nación alguna, por 
ser sin exemplo, y únicamente fundado en la amistad de 
tantos siglos.,, 

„ No habiéndose establecido ni reconocido hasta 
ahora la inquisición, ó tribunal del Santo Oficio 
en el 'Brasil, S. A.-R. el principie regente de Portugal, 
guiado por una política mas. liberal é ilustrada, se vale de 
la ocasión que le presenta este tratado, para declarar es- 
pontáneamente, en su nombre, en él de sus herederos y 
sucesores, que la inquisición no se establecerá jamás en 
sus dominios de la America meridional pertenecientes á 
la corona de Portugal „ „ Y S. .M. B en conseqüen- 
cia de esta declaración por parte de S. A. R. se obliga, y 
declara por la suya, que el quinto articulo del tratado 
de 1654, en virtud del qual se concedían ciertas.excepci- 
ones de la autoridad de la inquisición, exclusivamente á 
los subditos británicos, se tendrá por nulo y sin efecto 
en ios dominios de la America meridional pertenecien- 
tes á la corona de Portugal. YS.M. B. consiente en 
que esta abrogación del quinto artículo del tratado de 
1654, se estenderá á Portugal quando se hiciere la-obo- 
Jicion de la inquisición en aquel pais de orden de S. A. 
R. y generalmente á todas las partes de los dominios de 
S. A. R. en que 1 de aquí adelante se aboliere dicho tri- 
bunal.,, Copiado del Semanio patriótico de Cádiz, num.35. 



De la influencia de los escritos luminosos sobre la suerte 
de la humanidad. 

Por el descubrimiento sucesivo de las verdades en; 
todo gene i o salieron. los hombres de la barbarie, y de) | 
inmenso occeano de infortunios que siguen á la igno-' 
rancia y preocupaciones. Este gran resultado presenta 
él examen de la sociedad en las diferentes épocas de la '. 
historia. El estado social es suceptibie de mejorarse y \ 
pefeccionarse.:' los hombres no son siempre los mismos : 
duros) insensibles, tiranos unos de otros en los siglos de \ 
ignorancia, sus leyes, y costumbres respiran opresión y ; 
sangre. Sensibles y humanos en tiempos mas cultos, : 
desechan con horror aquellas leyes y costumbres. No 
es esta una gran ventaja, aunque gímala sociedad baxo 
males de otro género? Apenas hay siglo, apenas hay 
un periodo en la duración de ios cuerpos políticos, en 
que no pueda repetirse la expresión familiar de un filo- 
sofo del siglo pasado : „ todo no está bueno, pero á lo 
menos está mejor que antes,,, Se han conocido- mu- 
chos errores, se há palpado' el absurdo de algunos princi- 
pios políticos, que caracterizaban á algunos gabinetes ; 
pero el primer paso para corregir los yerros es conocer- 
los. Llegará tiempo en que se avergüenzen los hom- 
bres de la insensatez, de los absurdos de sus antepasa- 
dos baxo muchos respectos. 

La verdad es siempre útil, el que la revela á los pue- 
blos les hace un beneficio inapreciable. Las pruebas de 



agua y fuego se usaron antiguamente, se conoció su 
barbaridad, y fueron abolidas. Se les sostituyó la tor- 
tura ; se escribió contra ella, y se abandonó con horror. 
Se hizo uso dé varios apremios ilegales, se usó de las 
■esposas ; pero se han llamado en la sesión de las cortes 
de C J> de Abril,, invención de las mas horribles é infames, 
que han imaginado los hombres.,, 

Jamas pues es perdido lo que escriben los amigos de 
la humanidad. La gran masa de luces esparsidas en 
ambos mundos, lOs clamores de- los sabios no han de 
ser ineficaces. Esparsan'se verdades útiles ; sus semi- 
llas son immortales, vendrá tiempo en que broten. 
! Es cierto que las mejoras de la sociedad no han cor- 
respondido aun al numero de hombres sabios que han 
florecido, ni á la copia de libros luminosos, que se han 
publicado. Pero antes de ellos era mas infeliz la suerte 
de la humanidad. No siempre los que administraban 
los negocios' públicos leyeron aquellos libros; á las veces 
en lugar de seguir aun de lexos los progresos de la razón* 
ellos eran los que estaban mas envueltos en, preocupa- 
ciones. Los hombres,' decia Platón, fueran felices, si 
ios filósofos imperasen, ó fuesen filósofos los emperado- 
res. Este caso fue raro, pero quando llegó á realizar- 
se, los pueblos fueron menos infelices, y los governantes 
fueron el amor y las delicias de! genero humano. 

Las obras sabias neoesitan hallar v en los pueblos una 
disposición feliz. De que sirve escribir, si la barbarie 
es tan grande, que no hay quien lea ? Entonces la 
marcha de las ¡uces se retarda, y el día dista mucho de 
la aurora. La ilustración debe hacerse popular, pero 
las instituciones antiguas fueron bien contrarias á la di- 
fusión de las luces. Las. ciencias tratadas en latín es el 
mayor, obstáculo que puede ofrecerse no solo á su difu- 
sión, sino también á su perfección. De aqui es que la 
ilustración es mas general en. los. países que han destér- 
rate esta practica bárbara. 

El método escolástico, los planes de estudios de las 
escuelas, ios óbices que ha encontrado la vulgarización 
de los libros, útiles, han influido poderosamente en el 
atraso de las letras. Es también cierto que la razón se 
adelanta y desenvuelve. en los pueblos con lentitud: 
que las letras tienen su infancia : que las facultades de 
imaginación se perfeccionan antes que las de pensami- 
ento, observación y calculó; y que la sana política, y 
la buena lagislacion son el ultimo resultado de nuestras 
reflexiones. Feliz el pueblo, que tiene poetas! á los 
poetas seguirán los filósofos ; á los filósofos los-politicos 
profundos. Desventurado el pueblo donde estén en 
un sopor contiriUo,y letárgico la imaginación y el pen- 
samiento! 

La razón se hallaba agobiada haxo el peso enorme 
de preocupaciones antiquísimas t mil pueblos se habían 
extinguido, habían desaparecido generaciones sin núme- 
ro, pero sus preocupaciones habían escapado á los 
extragos del tiempo, y sobrevivían al transtorno de todas 
las cosas. ¿ Q.uanto hubo que trabajar para despejar la 
razón, para disipar aquellas tinieblas que empezaron á 
estenderse desde el siglo V. y que en el X. envolvieron 
al mundo 'en una noche tan densa como melancólica ? 
Apenas quedó en él algún asilo á las Musas : todo fué 
abandonado al ocio de la razón, á la injusticia, á los hor- 
rores de la guerra. Se acogieron á los monasteriossoli- 
tarios; pero si el espíritu belicoso de aquellos siglos 



56 



AURORA DE CHILE. 



atroces trató con algún respeto aquellos venerables 
asilos, se atrevió á invadirlos la filosofía escolástica, obra 
de los comentadores de Aristóteles. Se impuso un nu- 
evo y odioso yugo a la razón ; las sombras se hizieron 
mas densas.* 

Parece que el largo ocio la hubiese debilitado; ella en 
efecto es mas débil, quando se abandona á su natural 
pereza : se fortifica con el uso de sus facultades. Ne- 
cesita de apoyos para sostenerse. Los encontró desde 
luego en el estudio de las ciencias exactas, ciencias que 
acostumbran el enterdimiento al método, á buscar la 
demostraccion, y que le comunican solidez, y profundi- 
dad. Ellas se hizieron el poderoso instrumento de la 
razón humana, y la admiración y delicia de los grandes 
genios. El espíritu humano levantado por estas cien- 
cias, y admitido á los misterios mas recónditos de la 
naturaleza, después de pesar las inmensas aguas del 
occeano, averiguado el tamaño, la distancia, y el movi- 
miento de los planetas, siguiéndolos en sus brillantes 
caminos, calculando sus faces, y aun prediciendo el 
rédito t!e los cometas, se aplicó á la ciencia que tanto 
interesaba á la felicidad pública, emprehendió el estudio 
de la política, y de la legislación. Desde entonces 
volvió á cultivarse la sublime ciencia de hacer felices á 
las naciones. Desde entonces volvió á conocerse,, que 
la fortuna de los Estados es inseparable de la de los 
pueblos, y que para hacer á lospueblo3, felices es pre- 
ciso ilustrarlos. 



OBSERVACIONES 

\ 

Sobre el sistema adoptado por los aliados que hacen la guerra en 

España, discurso traducido del Español al Ingles, y ultamcnte 

de este al Español. 

LOS politicos, que observan la degradación de la dignidad de 
los estados, y del carácter de las naciones, consideraron la 
vigorosa resistencia de la España como un fenómeno de corta 
duración. Con todo ella ha durado por quatro años sin debili- 
tarse. No puede pues el presente estado de la Peninsula dexar 
de ofrecer serías reflexiones á aquellos politicos cuya costumbre 
es aplicar principios generales á todos los acontecimientos 
públicos, si los sucesos logrados con la irregularidad de nuestra 
defensa no los hubiesen ya convencido de su error. Se pre- 
guntará i qual fue el origen de una resistencia tan inesperada? 
¿Qual fue el poderoso motivo de aquella constancia, que ni la 
ruina de tantos millares de familias, ni la expatriación, y muerte 
de tantos ciudadanos, ni la sucesiva destrucción de sus exércitos 
han podido, quebrantar? ¿"Que hombres son estos? Pero si 
examinamos las cosas baxo otro punto de vista, se preguntará 
igualmente ¿qual és la causa de que el poderoso cuerpo y la 
resuelta voluntad de once millones de personas, que destru- 
yeror.p or su unánime perseverancia cerca de quinientos mil 
hombres de las tropas enemigas, no las há hecho arrepentirse 
de una vez de su audacia, y expelido de su'territorio. 

Una nación tan obstinada en su defensa no debe avergonzarse 
de sus infortunios ; cuya causa encontramos en la aplicación, y 
dirección de los medios empleados hasta aqui. Estos medios 
consisten en los que nos ha proporcionado nuestro gran aliado 

* La naturaleza de este papel no permite mas que pasar 
rápidamente sobre estos asuntos, que pueden verse con exten- 
sión en Andrés, Vives.,.. 



el pueblo Británico, y en los que ofrece la misma España. No 
podemos disimular que la Peninsula ha sido á un tiempo asal- 
tada de todos los males, que siguen á una. horrible y poderosa 
invasión, y que la anxiedad,' é incertidumbre son compañeras 
inseparables de las commociones políticas, y que hasta el punto 
en que vuelva á aparecer sobre el trono inspirando temor, y 
reverencia el principe qu3 nos arrebató el usurpador, no podra 
un govierno provisorio contar ni con el cobro y organización de 
las rentas del estado, ni con la universal obediencia de todas las 
partes integrantes. La situación contaría es un resultado de 
la posición varia en que se han hallado alternativamente los in- 
dividuos y las provincias por las vicisitudes de la guerra. Si- 
gúese tanbien que si una nación al momento en que su territo- 
rio está expuesto á las hostilidades, y la devastación, quiere 
armarse en masa, apenas puede recibir subsidios de sus mis- 
mos ciudadanos. Empero la laboriosa inquietud, que atormen* 
ta al enemigo aun en las provincias, que ocupa: su imensa pér- 
dida, que no puede estimarse en menos de 100,000 hombres 
cada año ; las brillantes hazañas de los patriotas y aliados, todo 
prueba que qüanto se ha hecho en España es mas digno de ad- 
miración que de censura. ' 

Hacemos justicia a la gran Bretaña confesando el orden, 
sabiduría, y eficacia de los medios con que noa há auxiliado ; 
ella es tan opulenta como franca, y nada turba la acción de su 
gobierno, nada se opone á la execucíon de sus planes, ni a 
corregirlos quando el suseso los descubre defectuosos. Pero 
todos saben la conducta que há seguido desde la batalla de 
Talabera, época desastrosa para los patriotas españoles; todos 
saben que entonces las armas Britauicas abandonaron este des- 
graciado pa's, limitándose únicamente á la defensa de Portugal, 
que se hizo un teatro de gloria para la Inglaterra, y un campo 
de laureles para Lord Wellington. 

[Se continuará.} 

OBSERVACIONES METEOROLÓGICAS. 
En el centro del otoño en que estamos 
Termom. 12| grad. de Reaumur, y 60 de Farenei. 
Barom. 28 pulg. 11., 9. El 5 de Mayo a las 10 del dia en el 

quarto del curioso dueño de los instrumentos con las puertas 

abiertas. 

D. HENRIQUE ROSS, 
INGENIERO, 

NATURAL DE BALTIMORE, 

. Ofrece sus servicios al público de Chile, adonde acaba 
de llegar : se há ocupado en la construcción de máqui- 
nas de todo genero, particularmente lasque sirven para, 
desaguar las minas. El que quiera ocuparlo ocurra á 
la imprenta. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Johnston, Guillelmo II. Burbidge, 
y Simón Garrison, 

DE LOS ESTADOS UNIDOS. 



AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

MINISTE1IAL, Y POLÍTICO 



No. 14. 



Jueves, 14 de Mayo, de 1312. 



Tomo 1* 



SCEN1S DECORA ALTA FUIU1ÍIS. F. 

ESTADO actual del nuevo mineral de plata descu- 
bierto en el Partido del Guaseo, en el ceno 'nombrado 
de la Agua Amarga, según la ví'sita practicada en 7 de 
Enero, y concluida en 96* de Febrero délSIvüí 

Betas, ..... 86. f; 

Rumbo, . . . . N. S. 

Suma de sus anchos — 22. varas. 

Suma de sus honduras — 202. estados,. - i 

Labores, . . . . 167. 

Ley Varia, de suerte que hay quatro que tienen 

100 de ley, dos de 150, quatro de 200, dos de '400, 10 
•de 60, 3 de 50, 29 de 40, 2 de 35, 1 de 45, 2 de 80, 1 ¡ 
de 35,. 1 de 70, y las restantes son de 30 de ley. 

Suma total de la ley de los metales 5565. 

Desconsuela la comparación del actual estado del 
pais con el poder, opulencia y prosperidad á que lo 
llama la naturaleza. La causa de su atrasó se encuen- 
tra únicamente en la falta de ilustración. Su terreno 
es prodigiosamente fecundo, pero está en la infancia 
su agricultura. Han llegado nuestros vinos al estado 
que pueden llegar? El lino que viene en nuestros 
tiampos en tanta abundancia nos exime de la necesidad 
de comprar los lienzos al estrangero? El numero de 
nuestros buques corresponde á la abundancia de nues- 
tras maderas ? Que ventajas han resultado hasta ahora 
á la patria de los tesoros que encierra en su seno ? Ah! 
estas riquezas están escondidas á la ignorancia v al 
torpe ocio, se descubren al ingenio y á la aplicación 
laboriosa. Permanecerán en gran parte ocultas en las 
cavernas de la tierra hasta que se haga por arte el trabajo 
de las minas. Solo en la parte del Norte hay mas de 
300 minerales abandonados por falta de luces, se dice 
en un expediente de 6 de Septiembre de 1790. La 
ciencia de las minas se estudia en toda la Europa y en 
México; aqui nos es del todo desconocida, siendo tan 
necesaria en un pais compuesto de minerales. Parece, 
dice D. Antonio Ulloa que las tierras del Guaseo se 
hubiesen todas convertido en mineral. „ Admira* que 
en otras partes se erijan escuelas parala extracción del 
carbón, y que en Chile se yerre un socabon en las minas 
mas preciosas por ignorancia, y que el oro se arroje 
entre los desperdicios por incuria : no cabe en cabeza 
el que hasta ahora no se haya intentado la execucion 
de una solo máquina de las muchas que se enseñan para 
el uso ventajoso de las fuerzas, y libertar asi á los 
miseros operarios condenados al duro trabajo de levantar 
y sacar á hombros de las profundas y tortuosas cavernas 
las venas ricas en un tiempo en que en Europa se usa 
para semejantes trabajos de la acción del fuego.,, Quan- 



mica. 



Expediente para que se pidan á Europa maestros de Qui- 



tos fosdes yacen ignorados porque no los conocemos, 
y porque ignoramos el arte do prepararlos? No 
obstante ellos son preciosos por su utilidad para las 
artes, tal és el Cobalto, que sirve á la pintura y,esmaltes, 
el Bismut, el zinc, que tiene tantos usos, y tantas otras 
substancias minerales. Pero nuestro atraso en el arte- 
y trabajo de las minas en nada es mas sensible, que en 
el abandono en que están las minas de azogue y de 
hierro, dos artículos capaces de enriquecer al pais. 
Todo se reserva para lo futuro. Entonces se reunirán 
para la gloria y esplendor de la patria las riquezas de 
¡a naturaleza;,, las empresas de la industria, y Jas pro- 
ducciones del genio. Sceuis decora alta futvris. 



EL siguiente discurso nos manifiesta la actual sitúa* 
cion politica de los Estados Unidos de Norte Amírica. 
Se ha traducido á todas las lenguas', é inserto en todo& 
los periódicos. Además de la importancia délos asun- 
tos que comprehende, es apreciable por el carácter y 
efoqüencia de su autor, que pasa por la mejor pluma de 
aquel pais. Fué remitido de Washington á Philadel- 
phia, distancia de 150 millas, y llegó en nueve horas 
el dia 5 de Noviembre ultimo. El és un cuerpo de 
lecciones para nosotros. 

Razonamiento del Presidente de los Estados Unidos al 

Senado y Cuerpo Representativo. 

CONCIUDADANOS : Há sido preciso convocaros 
antes de lo que convendría á vuestra comodidad : es¡ 
necesario proponer á vuestra consideración el estado de 
nuestras relaciones exteriores, y íixar el tiempo presente 
á la reunión del Congreso para desenvolver la politica 
de las potencias beligerantes respecto á este pais, lo que 
unirá mas los consejos nacionales en las medidas que 
debemos adoptar. 

Al terminarse la sesión pasada del Congreso se espe- 
raba que las confirmaciones sucesivas de la extinecion de 
los decretos franceses, en quanto violaron la neutralidad 
de nuestro comercio, hubiesen inducido al gobierno Bri- 
tanjeo á revocar sus ordenes, y que removiese los obs- 
táculos existentes entre su comercio y el de los Estados 
Unidos. En lugar de este paso tan razonable acia la 
satisfacción y amistad entre las dos naciones, las orde- 
nes existen, y se ponian en mas rigoroía execucion a}, 
momento mismo en que se esperaba se revocasen y se 
comunicó por medio del Enviado Británico recien 
llegado, que mientras, negaban la revocación de los 
edictos franceses (comunicada de oficio al gobierno 
Británico) era una condición indispensable para Ja revo- 
cación délas ordenes Británicas que el comercio fuese 
restituido á un pie tal que admitiría las producciones y 
manufacturas inglesas, siendo de propiedad de neutral- 



58 



AURORA DE CHILE. 



es, en las plazas y mercados serrados para ellas por el 
enemigo, dando á entender á los Estados Unidos que 
entre tanto la continuación de su acta de non-importa- 
cion conduciría á medidas de venganza. 

Pareció que la comunicación ai gobierno Británico de 
la nueva evidencia de la revocación de los decretos fran- 
ceses contra nuestra neutralidad era seguida por una 
intimación remitida al Ministro Británico para que re- 
cibiese una consideración en las discusiones actuales. 
Parece que no se ha recibido esta comunicación. 

En lugar de establecer una actual revocación de las 
ordenes, 6 alguna seguridad de su revocación, no nos 
permitía esperar alguna variación en el Gavinete Ingles. 
Es pues nuestra obligación aguardar, y recibir con cor- 
dialidad pruebas satisfactorias de una variación semejan- 
te, y proceder entre tanto adaptando nuestras medidas 
á las miras que se han manifestado. 

Al manifestarse el espíritu de enemistad se miró con. 
desprecio la fdemnizacion, y satisfacion de los agravios 
que recibimos, y nuestras costas, y puertos fueron tes- 
tigos de escenas no menos derogatorias de nuestros mas 
caros derechos nacionales, que perjudiciales, y funestas 
al curso regular de nuestro comercio. 

Entre las ocurrencias producidas por la conducta de 
los vageles Británicos de guerra que se acercaron á 
nuestras costas, está el combate entre uno de ellos, y la 
fragata Americana mandada por el Capitán Rodgers, 
combate inevitable para este por un fuego comenzado 
sin causa por el Comandante Británico, que solo es 
responsable de la sangre desgraciadamente vertida por 
sostener el honor del pabellón Americano. El proce- 
der' del tribunal á quien recurrió el Capitán Rogers se 
há publicado juntamente con la correspondencia rela- 
tiva á las ocurrencias entre el Secretario de Estado, y 
el emviado de su Magestad Británica. A esto se ha 
unido la frequente correspondencia sobre las ordenes 
Británicas y la correspondencia relativa á las Floridas, 
de lo qual se enterará el Congreso igualmente que de la 
interposición que el gobierno de la Gran Bretaña ha 
.juzgado conveniente hacer acerca de los procedimientos 
de los Estados Unidos. 

Lajusticia y rectitud de nuestra conducta para con la 
Francia antes y después de la revocación de sus de- 
cretos autorizaba la esperanza de que su Gobierno 
quisiese seguir el proceder que se debía á nuestras razon- 
ables pretenciones, y que dictaban las proposiciones mas 
amigables. No obstante aun no ha mostrado intención 
de reparar las injurias hechas á los Estados Unidos, y 
particularmente de reparar los grandes menoscabos de 
las propiedades Americanas condenadas en fuerza de 
edietc s, que aunque no efectaban á nuestras relaciones 
neutrales, y por tanto no incluyen respecto alguno con 
los irtereses de las Potencias Beligerantes, se fundan 
en principios tan injustos, que debían tener una repa- 
ración pronta, y amplia. 

En atención á estas, y otras pretenciones de estricta 
equidad respecto á aquella nación los Estados Unidos 
no pueden estar satisfechos con las restricciones opres- 
oras, é inesperadas con que se há entorpecido su co- 
mercio en el imperio Francés, y si ellas no se suspenden 
se impondrán por lo menos iguales restricciones á la im- 
portación de las produciones Francesas- en los Estados 
Unidos. 



Sobre todas estas materias lleva consigo las instrucci- 
ones necesarias nuestro Ministro Plenipotenciario, que 
ya partió para Paris : el resultado se os comunicará, y 
cerciorándonos de las miras políticas del gobierno Fran- 
cés para con los Estados Unidos, os hará capaces aquel 
conocimiento de descubrir qual conducta debamos se- 
guir respecto á la Eranciá. 

Nuestras restantes relaciones exteriores permanecen 
aun en un pie favorable. Con Rusia conservamos estrecha 
amistad. Los puertos de Sucia dan pruebas de disposi- 
ciones amigables acia nuestro comercio, y lo mismo 
hace el consejo de aquella nación. Los informes de 
nuestro Ministro especial acerca de Dinamarca asegu- 
ran que su misión se ha oido con aprecio acia nuestros 
ciudadanos, cuyas propiedades se han violado, y peli- 
grado tanto por loscorzarios baxola bandera Danesa. 

En medio de los ominosos signos que llamaron vuestra 
atención, es un deber mió exponeros los medios confia- 
dos al Executivo para prover á la seguridad general. 

Las obras de defensa en nuestras fronteras maríti- 
mas se han proseguido con gran actividad, atendiendo á 
las mas importantes; y como par ticulamen te acomoda- 
das á las salidas, y ocurrencias, una porción de lanchas 
cañoneras se hallan listas para el caso. 

Los buques de guerra que estaban antes en comisio- 
nes, con adición de una fragata, tienen por oci-pacion 
principal guardar nuestras costas. Se han dado semejan- 
tes disposiciones acerca de las fuerzas de tierra, de las 
que nos prometemos servicios mas apropiados, é im- 
portantes. Se incluye en estas disposiciones la fue • za 
que consta de los veteranos, y de la milicia, y que ina?- 
cha acia la frontera del Norte en el territorio de los In>- 
dios. Este paso se ha hecho indispensable por ios 
freqüentes asesinatos, y depredaciones cometidas por 
ellos, y principalmente por las preparaciones amenaza- 
doras, y el aspecto de combinación de ellos, y de los 
Wabashes por la influencia y dirección de un fanático 
de la tribu de los Shawanes. Exceptuando á estos, las 
restrantes tribus Indianas conservan acia nosotros sus 
disposiciones pacificas y prosigue su antiguo trato. 

Es preciso añadir que ha llegado el periodo, que exi«e 
del cuerpo legislativo, custodio de los derechos naciona- 
les, un sistema mas extenso de calculo, y providencias 
para conservarlos. Sin embargo de la escrupulosa 
justicia, larga moderación, y multiplicados exfuerzos de 
parte de los Estados Unidos, á fin de que á los peligros 
de la guerra sueeda la paz de ambos mundos, y para que 
la felicidad publica se restablesca por la amistad, y la con- 
fianza;hemos visto que elGavineteBritanico persevera no 
solamente en rehusar impedir los agravios representa- 
dos tan altamente, sino aun en su execucion, manifes- 
tando á los umbrales de nuestro territorio' medidas que 
tienen el carácter y aun el efecto de una guerra á nues- 
tro comercio legitimo. 

Con la evidencia de esta inflexibilidad hostil, y al ver 
conculcar unos derechos, que no pueden ser abandona- 
dos por una nación independiente : el Congreso palpa- 
rá la. obligación que le incumbe de poner estos estados 
en la respetable aptitud que coresponde á la actual 
crisis, y al espíritu, y expectación nacional. 

Yo pues os encargo que deis providencias oportunas 
para que se completen, y aumenten los regimientos de 
tropas regulares : para que los alistamientos de la fuerza 









AURORA DE CHILE. 



W 



auxiliar se hagan por tiempo mas limitado : para que se 
acecen ios cuerpos voluntarios, cuyo ardor patriótico 
solicita participar de los trabajos, y peligros ..: para que 
se exereiten los grandes cuerpos de estas milicias. Esta 
es oeacion de recordaros la importancia de los Semina- 
rios Militares, que en todos los casos pueden formar 
una parte estimable, y frugal de nuestras fuerzas. 

La fábrica de cañones, y demás armas ha seguido 
con suceso feUz: los depósitos y recursos son suficien- 
tes para todas las urgencias. Con todo convendrá, 
que el Consresq; ordene su aumento. 

Un asunto digno de vuestra atención es nuestra fuer- 
za naval sumamente necesaria. Yo sujeto al juicio del 
CoWeso seiialar el tiempo oportuno para el aumento 
de unos materiales permanentes,, por su naturaleza,- j 
que no se obtienen dé una vez. > 

Al contemplar las escenas que distinguen la ingre- 
sante época presente, y que llaman, nuestra atención, 
es imposible prestar todo el cuidado que exigen lasque 
se desenvuelven $M I» fiamas entre las grandes comu- 
nidades que ocupan la porción meridional de nuestro 
emisferio Americano, y que seestiendena susvecmda 
des. Una filantropía extensiva y una ilustrada pruden- 
cia concurren á imponer al Congreso nacional la ob i- 
gacion de tomar un interés profundo en sus destinos ; de 
abrigar sentimientos recíprocos de buena voluntad ; de 
Observar el progreso de los acontecimientos, y no espe- 
rar sin prevención qualquiera orden de cosas que se esta- 
blesca últimamente. 

Entre otras materias que apremian mas inmediatamente 
vuestras deliberaciones está el asegurar por una sa- 
ludable policia á nuestras manufacturas el prospero su- 
ceso que han alcanzado, y que aun van obteniendo 
quanto permite el infiuxo de unas causas no permanen 
tes, y proporcionar á nuestra navegación la extensión 
que le han limitado los reglamentos injustos délas 
potencias extrangeras. 

Ademas de exonerar nuestras manufacturas de 
aquellos sacrificios que la variedad de las circunstancias 
ha inducido, requiene el interés nacional que a lo me- 
nos con respecto á aquellos artículos indispensables 
para nuestra defensa, y. que ademas son de primera 
necesidad, no quedemos en una necesaria dependencia 
de auxilios extraños. 

El ingreso en la Tesorería en el ano pasado hasta el 
30 de Septiembre ha excedido la suma de trece millones 
y medio de pesos fuertes, la que há cubierto todos los 
gastos incluyendo el pago de los intereses déla deuda 
pública ; y se han reembolsado mas de cinco millones 
de pesos del principal, sin recurrir al empréstito autori- 
zado por la acta de la sesión ultima. El empréstito 
temporal que se obtubo el pasado año de 1810, se fia 
satisfecho, y este reembolso no entra en esta quenta. 

La diminución de las rentas públicas, siempre propor- 
cional al estado del comercio, y los gastos extraordina- 
rios, debe ocupar vuestros cuidados, y exige que estendais 
vuestras miras para lo futuro. 

No puedo concluir este razonamiento sin expresar 
que coneibo una idea profunda de la importancia de la 
época en que os he convocado, y sin manifestar mi 
confianza de que el resultado de vuestras deliberaciones 
será sabio y honorable, y sin aseguraros que mis deberes 
cooperativos se exercefan con zelo y fidelidad ; invo- 



cando al mismo tiempo las bendiciones del cielo para 

nuestra amada patria, y para todos los medios que 

puedan emplearse para vindicar sus derechos, y extender 

su prosperidad. 

• JAIME MADISQN. 

Washington, 5 de Noviembre de l&l 1. 



NOCIONES FUNDAMENTALES DE DERECHO 

PUBLICO. 

Orí gen y fundamentos de la Soberanía. 

LOS pactos, fundamentales, que forman los cuerpos 
poli ticos, constituyen también la autoridad suprema, re- 
sultado necesario 'de las convenciones humanas. Los 
pactos fundamentales de la sociedad de ningún modo 
disminuyen ni obscurecen el sublime origen de la alta 
potestad, fundada en principios capaces por si solos de 
hacerla respetable. Los hombres en efecto pensaron 
en el establecimiento de los estados y sociedades civiles 
en conseqüencia de los consejos de la recta razón, que 
les hizo conocer que el establecimiento del poder supre- 
mo era esencialmente necesario á la conservación de la 
tranquilidad, orden, y felicidad do la especie humana. 
Dios solo, autor de nuestra razón y de la ley natural, pu- 
do inspirar á las hombres Ja idea y el deseo de este es- 
tablecimiento: de donde se sigile que el SerSupremo es el 
autor primario de la potestad soberana y de las socieda- 
der civiles. Este es el principio por que los caudillos, o 
xefes supremos de las naciones, sea qual fuere el nombre 
que lleven, sea de Monarcas,' sea de Senadores, Cónsul- 
es, Presidentes &c. basta que estén revestidos de la sobe- 
ranía, para que se consideren constituidos por la misma 
divinidad, y se les respete cómo á imágenes de Dios 
sóbrela tierra; no solo porque se han constituido por 
los pueblos en conseqüencia del dictamen de la razón, 
sino también por que en virtud del poder de que están 
revestidos, Conservan el buen orden, la paz y la harmo- 
nía en el estado, al exemplo de Dios que conserva el 
orden del universo. Este efecto grande y saludable no 
podían los hombres prometerse de sola la ley natural, 
por no tener ella una fuerza coactiva presente y sensí* 
ble como los magistrados, cuya autoridad sostenida por 
la fuerza contiene por el temor les atentados del crimen. 
Hay escritores que sostienen que el gobierno civil 
debe su origen á la guerra. Esta proposición solo es 
verdadera en dos sentidos : por que es muí probable que 
en los remotos tiempos los padres de familia que habían 
vivido separados é independientes, se reuniesen y for- 
masen sociedades civiles para repeler las violencias co- 
metidas por la injusticia armada. Es también cierto, 
que en tiempos menos distantes se femaron imperios 
por la conquista, la usurpación y la violencia. Fero 
no fueron precisamente las guerras las que por si mis- 
mas produjeron el poder soberano. Las guerras se 
hacían por exercitos, los exercitos eran mandados por 
xefes, cuya autoridad debió necesariamente preceder a 
la invasión. En quanto á los que fueron subyugados 
por aquellos exercitos, es evidente que el vencedor no 
tubo sobre ellos autoridad legitima hasta que libre y es- 
pontáneamente se obligaron i su obediencia : es pues 
claro que la guerra no produjo, originariamente el poder 
soberano. 



7 



60 



AURORA DE CHILE. 






Hai pues un poder tan soverano en las repúblicas 
como en las monarquías, y este poder es conferido por 
los pueblos ; y desde el iustante de su instalación tiene 
toda la fuerza y autoridad para exercer las funciones de 
la soberanía. Estos principios son mui claros y óbios, 
no obstante quantas veces se han olvidado, quantas veces 
se han conculcado el derecho y la dignidad de los pue- 
blos ? Estos atentados han sido tan antiguos como fre- 
qüentes. El senado de Roma conferia reinos, v aleu 



las tierras naturales. No pudieran adoptar un sistema seme- 
jante de economía politica los grandes continentes, los grandes 
imperios, las grandes confederaciones democráticas ? Sin 
duda. Este sistema puede llevar el .nombre de comercio 
interno, y externo en un sentido menos extenso; y dando movi- 
miento y circulo á la agricultura é industria, producirá toda la 
utilidad que puede esperarse. Parece que Napoleón lo ha 
adoptado dirigiendo todas sus miras á hacer á la Francia inde- 
pendiente de toda ayuda externa; -y la vasta extensión del 



nos principes cuyos estados eran independientes deV ¡£ Z W^SSTS- T 'T^ * 
autoridad de aquella república, solicitaban de ella el comercio Lo Ti, --gura a prosperidad del 

titulo de reyes, y lo recibían con agradecimiento. A las I ' L ° S . pueblos «*» *»•*»*» é industria están aun 

veces se ha dispuesto con una arrogancia inconcebible 
de los estados libres é independientes, y subiendo como 
por grados de pretencion en pretencion se han dado, 
cedido, vendido los reynos y los imperios de las quatro 
partes del mundo. 

[SE CONTINUARá.] 



en la infancia deben agitarse y desvelarse por ponerse en estado 
de adoptar este gran sistema no menos útil que noble, y nece- 
sario para la libertad y la paz. 

[Se continuará.'} 



Extracto de una Corespondencia Literaria. 

CARTA PRIMERA. 
LAS guerras ocasionadas por el comercio externo han cu- 
buierto de extragos la tierra y los mares : millares de hombres 
se han vuelto anfibios, y pasando la vida sobre la superficie de 
las aguas, aprehendieron del •elemento terrible á tener un 
carácter feroz. La subsistencia de los pueblos se hizo precaria, 
y se vio expuesta a nuevos peligros su independencia y libertad. 
Cada una de las quatro partes del mundo, cada una de sus 
grandes regiones no podia acaso por si sola alimentará sus 
habitantes, satisfacer sus necesidades, y aun llenarlos de plaz- 
eres ? No se han contentado con los bienes que les ofrecía en 
su propia casa la liberal mano de la naturaleza ; no han buscado 
las comodidades en su propia industria, y unos han llevado la 
muerte y las cadenas a climas mui lejanos, y otros no han 
podido vivir sin las comodidades del pais de que recibieron las 
cadenas» Ha habido un gran error en la economía politica de 
casi todas las naciones, han querido elevar su prosperidad sobre 
unos medies cuya actividad no estaba en su poder, y han des- 
preciado aquellos que tenían en sus propias manos, y cuya 
eficacia era independiente de todos los acasos, y vicisitudes del 
tiempo. La China se gobierna por los felices principios de un 
sistema económico mas simple : sin comercio exterior, entera- 
mente concentrada en si misma, y no admitiendo á la participa- 
ción de su riqueza real mas que á sus consumidores nacionales, 
ha elevado su prosperidad a aquel grado asombroso que puede 
esperarse de la agricultura, las manufacturas, y la población. 
En efecto, justamente se representa á la China sin comercio 
externo, porque no merece este nombre el débil tráfico que 
tolera en algunos puntos de su inmenso territorio, y que com- 
parado con la extensión enorme de su comercio interior, puede 
considerarse como las cantidades infinitamente pequeñas, que 
desprecian los geómetras, Y quantos siglos vivió feliz aquel 
imperio sin este pequeño trafico ? Este sistema ha levantado 
su agricultura á los últimos términos del aumento posible. No 
solo cultiva completamente hasta las ultimas pulgadas de su 
superficie natural, sino que exerce la labranza sobre una super- 
ficie mayor que la que recibió de la naturaleza, formando en 
toda la vasta extensión del imperio esas innumerables eleva- 
ciones artificiales, esos prados y jardines suspensos, que pare- 
cen obras de la brillante y criadora fantasía del Taso, y á 
quienes el trabajo y la industria han hecho tan fértiles como á 



NOTICIA AL PUBLICO. 
DURANTE'el ultimo mes de abril han logrado pre- 
servarse de la viruela por el remedio de la vacunación, 
subministrada sin costo alguno en las casas consistoria- 
les, doscientas trece personas de ambos sexos: las ciento 
sesenta, y siete de edad desde uno hasta diez años, 
inclusas las de meses : treinta, y tres desde la de diez 
hasta veinte : doce desde la de veinte hasta treinta ; y 
uno de treinta á quarenta ; todos con buen suceso 'en 
sus síntomas, y periodps, y sin el menor riesgo, ni 
mayor incomodidad. Esta experiencia, fruto de las 
primeras tareas de la Junta de Diputados establecida 
por el paternal desvelo del superior gobierno, para pro- 
porcionar á la humanidad en este vecindario tan grande 
beneficio, convida á que concurran á aprovecharse de 
él todos los que se hallan expuestos al estrago mortífero 
dé la viruela natural, cuyo fomes extingue la erupción 
vacunal. J T 1 R 

VALPARAÍSO 10 de May 9 de 1812. 
ANOCHE á las 8 dio fondo en este surgidero la Fragata 
Tagle procedente del Callao con 16 días de navegación. & Su 
Capitán y Piloto D. Joaquín Ricoma. Cargamento azúcar, pa. 
peí, añil, algodón, miel, hierro de Viscaya, y efectos de la 
tierra. 

OBSERVACIONES METEOROLÓGICAS. 
Termom. 65 de Fareneit, y 14, 8 de Reaumur. 
Barom. 28 pulg., 9 de. linea del pie de Londres. ■ El día 13 de 
Mayo á ¡as llf de la mañana. 



CON SUPERIOR, PERMISO, 

IMPRESO EJY SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Jo/imton, Guillelmo H. Ihirbid<*c, 
y Simón Garrison, 

DE LOS ESTADOS UNIDOS. 



No. 15. 



AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

INISTEKI AL, Y POLÍTICO 



Jueves, 21 de May^dTv^, 



Tomo 1. 



Oficio del Señor Don José Miguel Carrera, Coroml 
de los R R.Exercitos, Focal de la Junta ProvíMA 

, naide Gobierno y su Plenipotenciario en el Canten 
de Maule, 

Exelentisimo Señor *±PÓR mis cartas del estado L 
nuestras negociaciones en la reconciliación de nuestros i 
pretenendos enemigos de Concepción, se cerciorará V 
E. que se acerca el momento de poner punto á la dis- 
cordiay de decidirnos. Si sucede con las intenciones ' 
de U. K. que imito, pondremos en la historia del inun- 
de el día mayor de la felicidad chilena. Lá aurora de 
nuestros bienes es mas clara y de mejor presagio que los 
18. de Septembre y 1. de Abril. Los Pueblos solo son 
íelices quando tienen unión y uniformidad social = 
JSIunca como ahora habíamos disentido los hendaos 
¿nos de Chile; y nunca habian salido las tropas del 
reyno a una campana horrorosa, en que la victoria 
líos derrota, y en que nuestra incolumidad y 
defensa nos anega en nuestra misma sanare. Si nrí 
armamos, y la espada corta nuestras diferencias, el 
mal queda en nuestra casa, en nuestra familia y en 
nuestras personas, qua? sea el resultado de la contiende-i • 
terrible condición de la guerra intestina y disencion^ 
• domesticas ¿ Quantos serian mis recelos y mis cuidados 
por cumplir exactamente en mi comisión con ía natu< 
raleza, con la humanidad, con la patria y con V tí 
aquienes venero, y soy responsable de les medios y del 
suceso ? Por m¡io r-mo r»;;**.* — • J 



suceso ? Por mas que nuestros enemigos comunes 
deseen ensangrentarnos y perpetuar la discordia, todo 
na mejorado de aspecto y promete un fin favorable* En 
e instante que piso las riberas de Maule, escribo al 
otro lado con la espresion alhagiieña de mis ideas pacifi- 
cas : se me contesta : y conozco que el rio, lexos de 
rayar la inmediación de dos enemigos • solo sirve de 
impedir que nos oigamos, mutuamente para acordarnos 
f n ios P«meros pasos de nuestra empresa se retiran las 
dos tropas á sus quarteles, haciendo salva á la unión 
que esperamos fundadamente: y queda el campo libre 
a la razón, para que discuta de la justicia de la causa, y 
naga sola la conclusión de nuestros movimientos No 
pueden haber hechos que convensan mas el deseo que 
tienen las provincias de deferirse sin armas : y quando 
por este principio debían los enemigos de la uínon, y 
partidarios de latirama y de la muerte sufocar sus in- 
tenciones, y cesar en sus invectivas, siguen meditando 
y no paran de sembrar zizaíia. Como era imposible 
conseguir una descofianza en el exercito de este cantón, 
que soio se movió y obra por las ordenes de V F se 
toman las tropas de la capital por blanco de la intriga, y 
se intenta hacer creer que en Ja marcha mas precisa han 
protestado no pasar de la Angostura, mas que perezcan 
sus hermanos, y mas que suceda la ruina del reyno; 
siendo todo tan al contrario, que úhs se disponen á 



penetrar la plaza mas fuerte, si alü existen los enrieos 
de.a carsa común y del gobierno. Acabo de ve fus 
teotefeti Papel' que acompaño á V. E. en 2 
dexando en mi el original para prueba de mi recoce!' 
»niento,y para hacer constar en la distancia lacert e L 
de un hecho, que ahi califican los mismos su bscrib S 
con su innied«acion a V. E. Es conocido el fin de eS 
terrible invención y las miras de su autor ¡ hasta a ou] 

cieeila A . E. f es ando todos bien persuadidos de la re- 
I olucionysubordmacion de nuestros militares ; embfa 
los documentos efectivos de un desengaño par qi « 
publicándose en h gazeta con este oficio, si VE o 
decide, los brazos defensores de ía patria tengan Ja satií 
facción de haber puesto su opinión á cubierto de pre- 
sunciones, que por mas injustas suelen influir en los * * 
ánimos sin crrt.ca.--0 se intentó hacer dudar á V E 
del buen resultado de mi comisión, ó desconfiar ámí 
de poderme sos fencr en un procedimiento caracterizado 

mi cargo. V. ¿..esta sobre las trabas con que se 
en^uanysorprehendenlas almaa pequeñas -y yo 
seguro por mi honor y por mi espada/ que primem 
consentiré me falte la ultima gota de sangre, qué «££ 
cec,er un punto del plan de mi obra, de j/voíultad gen- 
eral y de las instrucciones de V. E. No habría admití- , 
do la comisión que me honrra, si no tubiese resolución 
bastante y consistencia para preferirla á mí vida, aun 
en el caso imposible de hallarme solo, sin auxilio y sin 
la menor esperanza de buen exíto. Repose VE v 
haga descansar los pueblos de sú atención en la 'iústa 
confianza de la respetable fuera que los sostiene I a 
bayoneta no se cala, sino por su seguridad y por su or- 
den .; y Ja vaina que se rasgará á la menor insinuación, 
de necesidad, solo embota la espada, mientras la £S 
T la justicia desmonten los cañones. Dios guarde 4 
V. E- muchos anos. Talca y Mayo 11 fe 1812 
Excelenticimo Señor. J ose ' MigLl de Carrera 
Manuel Xavier Rodriguez^Secretario 
A la Exelentisima Junta Gubernativa del Keyno*, 

Oficio de los Xcft i Mililares, 

ín Q n ,P, E ! DE , el mome / lto en 9 ue I® Patria nos entren 
os lesortes de su defensa, nos enagenamos de núes 
tras vidas para su seguridad, y pretextamos en nuevos 
corazones, que no habian de durar mas tiempo, oue "i 
que su conservación no nesesítase verter nuestra san- 
gré. Creció esta obligación y revalidamos la protexta 
al encargamos del mando de Jos cuerpos Militares En- 
tonces, y al ver que nos igualan todos nuestros com- 
paneros de armas, nos gloriábamos de ser Militares, des- 
eábamos una acción; y quando creíamos firme nuestra 



( ' 



m 



AURORA DE CHILE. 



fundada opinión; la iniquidad espantada del sentelleo 
de nuestro fuego, que se prende por instantes a su in- 
sulto, y solo se oculta para no deborar la subordinación; 
trata de desconceptuarnos, y lleba á V. S. noticias muy 
contrarias, y tan negras corno opuestas -á nuestro proce^ 
der en las actuales circunstancias. Ellas se difunden 
por el exercito acantonado del sud ; y esos nobles guer- 
reros acaso se melancolizan al oír de nosotros nuevas, 
que no esparaban. Si ha habido, quien nos crea capa- 
ces de apartarnos un ápice de la causa común, nos ha 
hecho un agravio, que no borrará jamas de nuestra me- 
moria, y de nuestro justo encono y bisarria. Luego 
que se nos noticiaron los oficios de V. S. para que nos dis- 
pusiésemos á primera orden, hizimos junta de oficiales, 
y todos en medio de la mayor serenidad y sin alterarse 
protextan su desesperación por que aun no llega el mo- 
mento de su marcha, por que no salen, y por que aun no 
se han movido : difúndese la noticia á los soldados, y 
cada uno quiere ser el primero. Ya no hay un enfer- 
mo ; ; y ojalá la experiencia haga alguna vez palpar á 
V. S. lo que ahora escribimos! No se acuerda V. S. 
de las pretextas de todos al despedirse para ese destaca- 
mento con los poderes del Gobierno Superior? pues 
aun han sido mas vivas sus segundas insiuaciones: y 
como V. S. presencio aquellas, nosotro no hallamos 
mejor comparación para acercar nos al entusiasmo de 
estas. = Nuestros baxos enemigos llenos de temor y de 
malicia, son los autores de una intriga, que nos degra- 
daría, si no tubiesemos bien conocido nuestro honor, 
y ellos inventaron al fin este discurso, que les salió 
errado... Las tropas de Talca imaginándose solas y sin es- 
per azas de refuerzo de la Capital, entran por qualquie- 
ra partido y conseguimos ventajas. Asi comviene 
persuadirlas que van & ser desamparadas para que des- 
mayen y transen, antes que llegue la Artillería, Guar* . 

dia Nacional, Voluntarios de la Patria, y Pardos, que mitiva. Si V. E. es servido, mándelo puoncar en la ga^ 
se aprontan aqui con tanto entusiasmo. De este modo zeta. Dios guarde á V. E. muchos anos. Talca Mayo 
raciosinaron quando se atrevieron á esparcir que estos 1 1 1 de 1812.=Exelentisimo Señor, José Miguel de 
cuerpos valientes, se apartaban de esos, que miran con Carrera^ Manuel Xabier Rodríguez Secretario. 



encargado, por mas que me desamparasen los recursos» 
Llegó á ésta la inventiva de que V. V.se quexan en sü 
oficio de 8 de este mes, y llegó junto con su desprecio* 
Que conseguirán los iniquos en sus planes horrendos* 
ni como dexaremos de vencer estando todos unidos r= 
Aprecio la carta que contexto, no como una prueba de 
la resolución y constancia de los valerosos Artilleros, 
Nacionales, voluntarios, y pardos, sino como una publi- 
cación délas quetraxe,y están grabadas en el corazón 
do todo buen Americano.^ Marcharon ya las divisiones 
de este destacamento á. sus quar teles ; y aun que se fue- 
ron antes de llegarlas protextaciones ultimas de V. V. 
también se fueron persuadidas en ellas, invente la mal- 
dad como quiera. Todos nos uniremos muy luego : y 
y en el campo de Marte nunca sin victoria=Díos quar- 
de á V. V. muchos años. Talca Mayo 1 1 de 1812^ 

José Miguel de Carrera.= Manuel Xavier Rodrí- 
guez, Secretario. 

A los comandantes de Artillería, Guardia Nacional, 
Voluntarios de la Patria y Pardos = 

O/icio delSr. Coronel Don. José Miguel Carrera, Vocal 
de esta Junta Provisional de Gobierno, y su Pleni- 
potenciario en Maule. t 
Exelentisimo 'Señor : Hoy no puedo menos que ad- 
vertir á V. E. que Don José Santos Fernandez, vecino 
del Asiento de Minas de Yaqui, ha ofrecido para ayuda 
de gastos de guerra su persona y sirvientes, y el dia 8 
deéste mes se presentó con doce de ellos y donó veinti- 
cinco pesos, exponiéndome que la demás gente que 
trahia, la había despedido del camino, por haber sabido 
la retirada de las que se hallaban en este cantón, y que 
estaba pronto á la primera campaña, y aviso, con protes- 
ta de costear de su peculio todos los gastos de su co- 



la mayor ternura, y á quienes desean unirse por la obh 
gacion de hermanos, y de hermanos que definden una 
misma madre. = Crea" V. S. que jamas los comandantes, 
que subscriben, ni nuestros cuerpos han tenido idea que 
desdiga de la profesión honrosa de la Milicia; que nin- 
gún soldado, por joven y sin reflexión, que sea s alimen 
ta en su pecho intención sin birarria : á lo menos no se 
sabe, quando sus mismos copañeros no le han acabado 
una vida que concebimos la mas indigna. Tal es el 
carácter y disposición de nuestras Tropas, que con li- 
cencia de nuestro Gobierno están dispuestas á las or- 
denes de Y. S. y auxilio de nuestros hermanos, tanto 
mas pronto, quanto tengan el menor apuro que no espera- 
mos.=Dios guarde á V.S. muchos años. SantiagoyMa- 
yo 8 de 1812= Luis de Carrera=Juan Antonio Días de 
Salcedo^ Lucas de Arriaran — Cipriano Varas. 

Señor Don José Miguel Carrera, Inspector General 
de Caballería, Plenipotenciario del Gobierno. = 
•— ■ ©♦©►- 
Contentación. 

Ni se puede dudar la bizarra disposición de los cuer- 
pos Militares que comandan V. V. y exemplarizan ; ni 
soy capaz de ceder un punto de la causa que se me ha 



A la Exelentisima Junta Gubernativa del Reyno. 

SE nos ha favorecido con periódicos de Norte America, 
que comprehenden el mes de Enero, y contienen 
noticias interesantee y curiosas, que se publicarán 
sucesivamente. 

Papeles de Londres recibidos en Nueva-York. 
„ Bonaparte permanece aun en Holanda : todos sus 
ministros están con el : exhorta diariamente á los hol- 
andeses á alistarse en su armada, y recuperar la antigua 
gloria naval del nombre holandés. Ha instado de nue- 
vo á su hermano el Emperador de Rusia, que responda 
á la pregunta de si adopta, ó no el sistema continental. 
Se aguarda la respuesta. Se sabe que quando se le 
hizo esta pregunta por la primera vez, respondió Alex^ 
andró decisivamente, que no ; pero no se ha podido 
traslucir que responderá ahora. Es cierto que aquel 
principe detesta un sistema tan iramoral ; pero algunos 
de sus ministros sueñan con Napoleón, y creen tener á 
la vista su largo sable. Ellos influyen mucho en el 
animo de Alexandro.,, 

Columbian Cenlmel, January 1, 1812. 



AURORA DE CHÍLE, 



6fl 



Noticias relativas a los Estados Unidos. 

SE há decretado que los buques de propiedad ameri- 
cana, y mandados por ciudadanos americanos naveguen 
armados para su defensa y la conservación de sus dere- 
chos. Igualmente ha dispuesto el senado, que las 
tropas veteranas y regulares reciban un aumento de 
Veinte y cinco mil hombres. 

COMBATE CON LOS INDIOS. 

EL resultado de la sangrienta batalla entre las tropas 
de los Estados Unidos y las confederadas de los indios 
Dstá bien insinuado en la siguiente comunicación = 

Mensage del Presidente deE. U. al Senado y cuerpo re- 
presentativo. 

"PRESENTO al Congreso dos cartas del Gove ma- 
dor Harrison al secretario de guerra remitidas desde el j 
territorio de los indios, que incluyen el parte y éxito ¡ 
de la expedición que se le ha confiado. 

Mientras lamentamos la mui sensible pérdida de tan- 
tas preciosas vidas en la acción del día 7 ultimo, el 
Congreso verá con satisfacción el valor intrépido y la 
fortaleza desplegada victoriosamente por nuestras tro- 
pas regulares y por las milicias, que no se lian diferencia- 
do de aquellas en el espiritu y la disciplina. 

Es mui probable que el buen efecto de esta derrota 
decisiva, y la dispersión de la confederación de los 
salvages no solo haga cesar las depredaciones y asesina- 
tos que cometían en nuestras fronteras, sino también 
todas las incursiones quese recelaban. 

EL congreso debe una atención favorable á las famili- 
as de los bravos patriotas muertos en la acción. ? 

JAIME MADISON. 

Washington 18 de Diciembre delhll. 

LA fragata Veloz de comercio procedente de Cádiz 
lle^ó á Valparaiso el lunes 19 del corriente con menos 
de 4 meses de navegación, y buen cargamento. Trahe 
periódicos hasta el 23 de Enero. La gazeta de la Re- 
gencia de dicho dia contene lo siguiente:=Londres SO 
de Diciembre. — Los papeles ministeriales contienen va- 
rios partes de los comisarios británicos en Cataluña y 
Galicia de los quales y otros oficios resulta, que los fran- 
ceses han perdido en solo el mes de Octubre en Cata- 
luna, Aragón, Valencia, Andalucia y Estremadura mas 
de 17000 hombres. 

Madrid 19 deDeciembre. — El convoide coxos, man- 
cos, y estropeados remitido de España á Francia hizo 
tal sensación en el pueblo, por ser resultas de una guer- 
ra que se le ha pintado como concluida, que Bonaparte 
ha mandado que los cirujanos de exercito sean mas 
parcos en cortar brazos y piernas. 

Articulo de oficio — Las cortes para establecer un go- 
bierno conforme á la constitución, han resuelto crear 
una Regencia compuesta de cinco individuos, á saber, el 
duque del Infantado, D. Joaquin Mosquera, D. Juan 
Villavicencio, D. Ignacio Rodríguez de Éivas, y el con- 
de de la Bisbal : entre los quales turnará la presidencia 
cada seis meses. 

Contiene en fin una larga relación de un combate en 
las vecindades de Valencia en que la segunda división del 
tercer exercito hizo una gallarda retirada a pesar de ser 



envuelta por la immensa caballería enemiga, y una fu 1 
erza en todo mui superior. 

El resultado de todas las noticias és que la guerra si- 
gue porfiada y sangrienta, pero que de nuestra parte no 
adelantamos nada. 






EXTRACTO DEL PERUANO 

de Vi de Abril de 1812. 

,j A LAS proposiciones hechas por el Sr. Laguna éñ 
la sesión del 8 precedió la siguiente exposición que nos 
ha remitido el Sr. diputado D. Francisco Salazar y se 
inserta á la letra. 

i, Señor : la velocidad con que Camina la patria á su 
precipicio, me pone en la precisión de preguntar á V. 
M. no solo como diputado, sino también como dudada* 
no, y lo que es mas como militar, { que es lo que hace 
V. M„ y en qué piensa? ¿Se' ha de mantener siempre 
V. M. un mero espectador de las desgracias que afligen 
á nuestra madre patria? ¿Quándo hade despertar V. 
M. del letargo en que se halla? ¿Quándo se hade acor- 
dar del juramento que hizo de conservar á la nación en 
toda su integridad, pues está viendo que lejos de adqui- 
rir lo que se habia perdido, se va quedando también sin 
lo poco que posee? ¿Que hemos hecho en 15 meses, 
Señor ?¿ qué hemos hecho ? Que io diga la patria, que 
yo no me atrevo. Acuérdense las cortes, Señor, que 
son extraordinarias, y que la nación las juntó en este 
santuario para salvar la patria de las extraordinarias ca- 
lamidades que la afligen. Oiga V. M. el grito de los es- 
pañoles, y conduélase de tanta sangre como se ha der- 
ramado. 

„ Yo siento en lo mas intimo de mi corazón los ayes 
de los tristes estremeños que de continuo me repiten : 
cortes tantas veces deseadas ¿ qué hacéis? ¿ dóndo está 
aquella felicidad que nos prometíamos el dia de vuestra 
instalación? ¿Para quién dictáis esas leyes? Si no hay 
España quién las ha de obedecer? ¿Dónde están ios 
caudillos que de continuo os pedimos para que nos 
manden y dirijan ? ¿ Donde están los recursos, y dónde 
vuestra protección ? 

„ Señor, el soldado está desnudo, los exercitos ham* 
brientos 5 y las provincias perdiéndose á toda prisa : todo 
se halla en la mayor confusión y desorden; pero entre- 
tanto V. M. se mantiene traquilo é indiferente. ¿Con 
qué ha de responder V. M. á los cargos que con justísi- 
ma razón algún dia le hará la nación ? ¿ Le servirá á 
V. M. de descargo decir que dividió los poderes, y que 
solo se hizo cargo del legislativo ? ¡ Ah ! yo se que no 
será admitida esta disculpa, y sé también que V. M. 
debe temblar que llegue tan triste momento, pues la 
patria se salva con las bayonetas, no con el código de 
las leyes ¿ No está viendo V. M. palpablemente que á. 
la España insensiblemente se la van llevando los demo- 
nios ? ¿ No observa V. M. el gran abuso y desorden 
que hay en todo, y sin embargo no lo remedia ? 

„ Mi conciencia, Señor, mi conciencia y el pesado 
cargo que sobre mi ha puesto el ayuntamiento de Bada- 
joz por quien represento, junto con los clamores de mí 
desgraciada provincia, me obligan á hablar hoy con mas 
desembarazo que nunca ; pues si asi no lo hiciera, en 
acabándose las cortes, no me atraveria á presentarme 
en mi patrio suelo. 



64 



AURORA DE CHILE. 



,, Observo, Señor, al soldado valiente abandonado á 
su desesperación : veo á los patriotas nías dignos afligi- 
dos y desesperanzados ; veo que Napoleón extiende im- 
punemente sus tropas por el suelo español, y veo últi- 
mamente que solo triunfa la intriga, la maldad y el ego- 
ísmo. Por todo lo qual, y considerando hoy la patria 
en mas peligro que nunca, no puedo menos de romper 
las cadenas del silencio, y suplicará V. M. que para 
salvar la patria, se discutan las proposiciones que voy á 
.presentar bien entendido que siendo ellas las únicas que 
pueden salvar la nación, si no fuesen admitidas ni apro- 
badas,_hade tener Y. M. la bondad de darme una cer- 
tificación, como las he presentado en este dia, y la cau- 
sa porque se hayan desechado.= Gregorio Laguna. 



«¡Novedad! ¡Novedad! Sr. Conciso: gracias á la libertad de 
imprenta (una y mil veces bendita) el pueblo que antes solo 
sabia lo que se le quena decir, á quien se llegó á persuadir que 
ciertas materias no solo eran superiores a sus alcances, sino 
que era caso de conciencia el mentarlas y aun discurrir sobre 
ellas ; este mismo pueblo (repito) ilustrado ya algún tanto sobre 
sus derechos, y sobre sus verdaderos intereses, y desengaña- 
do de que no es ningún pecado el raciocinar y tratar de lo que 
pueda tener relación con estos objetos (pues para eso está 
dotado de razón como cada hijo de vecino) empieza ya á medi- 
tar y explicarse sobre diversos asuntos que en el dia ocupan la 
atención y plumas de los escritores, pero que hasta aqui han 
sido para él como una fruta vedada. 

„ En prueba de lo dicho, no puedo menos de poner en noticia 
de V. Sr. Conciso, entre otros casos el siguiente. Uno de estos 
dias entré en casa de un honrado artesano, y me encontré con 
que él, su familia y otras personas, estaban oyendo leer algunos 
de estos últimos periódicos, y otros papeles en que se impugna 
el restablecimiento del tribunal de la inquisición, por senas que 
el mancebo de barbero que leia, les daba tal sentido que me 
admiró y luego supe que estudiaba para cirujano latino. 

,, Habia de ver V. Sr. Conciso, con que atención estaban todos; 
que reflexiones se hadan al volver de cada hoja ; como se 
irritaban al oir que se les iba á acabar el privilegio de la liber- 
tad de imprenta (de que no quedaría mas que el nombre) pues 
esta era incompatible con la existencia de la Inquisición, que 
indistintamente ha prohibido todo género de obras : como se 
escandalizaban, al ver el uso que los déspotas de todos los 
siglos, y sin ir mas lejos el infame Godoy habia hecho de es^e 
tribunal, el qual con el dignísimo inquisidor general por no 
nombrarle (Arce) le habia servido tan a medida de su deseo : 
como se horrorizaban, al contemplar la amargura en que que- 
daban no solo los que caían en manos de la Inqnisicion, sino 
sus familias y amigos, que ni sabían su paradero ni podían 
subministrarles los auxilios y consuelos que dicta la humanidad, 
careciendo, por último, los aprehendidos de muchos de los 
medios de defensa, que de justicia se conceden á todo reo en 
todos los tribunales: como daban la razón a los escritores que 
declamaban contra esos oscuros procedimientos : como se con- 
vencían de que el modo de enjuiciar en ese tribunal (ya que 
existiese) debe ser el admitido en los tribunales de toda nación 
culta, humana y enemiga de la arbitrariedad y despotismo- 
como, en fin, aprobaban que los Señores Obispos, que son los 
pastores que nos dexo el mismo Jesuchristo (y á quienes toca 
conservar la fe en toda pureza) fuesen los que cuidasen de su 
grey, y velasen para que no fuese sorprendida por sus enemigos, 
ni intestada con las malas doctrinas; en vez de ocuparse en 
esto unos inquisidores, im loa guales se habían pasado muchos 
siglos, y siglos en que la fe estubo mas pura, y conloa guales se 
habían experimentado tamaños males. 

« Por conclusión, Sr. Conciso, si como los que componían el 
corro eran el Sr. R. y el tío P., el voluntario M, el maestro S, 
el aprendiz J, la Señora maestra G, su oficiala D, &c. hubiera 
sido el congreso nacional : nemine discrepante, quedaba abolida 
la inquisición. P. í\„ 



LEY SÁLICA. 
«Llamase ley Sálica aquella que excluye á las mugeres de 
heredar Ja corona. Se dice que Pharamundo, de guien íoman 
el puncipio de su reyno los franceses, en el año de 420 fué el 
que estableció esta ley; y el nombre de Sálica le vino de los 
&OÜOM, o Sahnos, que era el pueblo mas noble de los Francos 

JevnnÍ W^ "° ^ Ha re S Ído esta ^ « varios 

reynos y en vanas épocas según las circunstancias, la fuerza, 
la intriga y el interés. . ' 

„ Es voz general que el congreso nacional acaba de abolir 
esta ley ; y por consiguiente la Sra. infanta Carlota tendrá los 
mas inmediatos derechos al trono de España duiante la cauti- 
vidad de sus augustos hermanos. Si esta resolución está decre- 
tada, dará lugar a infinidad de reflexiones y conjeturas políticas, 
que serán explicadas según los diversos modos que caca uno 
tenga en ver los objetos : no faltarán por una parte razones 
?°!í?' enC0miándo f las ventajas que de esta determinación,, 
lesultan ; y por otra, fuertes argumentos haciendo verlos daños 
y perjuicios que puede atraher. Por ahora no [nos resolvemos 
mas que a hacer estas ligeras observaciones.„= 



„ Vicios de que adolece mu*tro gobierno, y carícter deque con- 
viene e*t e revestida la persona que acaso se ponga a su frente, 
"NO es posible ya dudar de que se trata seriamente de la 
abolición de la actual regencia, substituyéndole un nuevo go- 
bierno. Cosa ardua es, si deseamos el acierto, del que pende 
la salud del pueblo español. En si mismo tiene este esforzado 
pueblo los recursos. ¡Oh, si hubiesen sabido emplearlos los 
que lo han gobernado ! Ni las juntas provinciales, ni la central, 
ni la primera regencia llenaron los votos de la nación. Los 
actuales regentes es verdad que no han sido tan clara y abierta- 
mente censurados, ya sea que la oscuridad de su vida domesti- 
ca no ha dexatío atisbar tanto su conducta, Ó que su poco 
austo y ostentación aleja la envidia, ó finalmente que las cortés 
llaman por su mayor importancia toda la atención ; pero es 
cierto que tampoco han obtenido completamente la aceptación 
publica. Después de tantos desengaños, desconfian alguno» 
hallar los hombres que necesitamos, y los buscan fuera de la 
nación, no habiéndolos hallado en su seno. Pero no nos en- 
gañemos: el mal no está en falta de hombres aptos para el 
mando, S1 no en la subsistencia de una fatal rutina que se 
reciente aun de los vicios y prostitución del reynado de Carlos 
IV ., .taita de energía en todos ramos, desorden en la adminis- 
tración publica, prodigalidad de honores, empleos y o-, a dos 
injusticia en su repartimiento, ningún cuidado con formar el 
espíritu pobhco....Sin duda se necesita al frente del c-obiera» 
un hombre sabio, virtuoso y enérgico, que ni rastro dexe del 
antiguo sistema.,, uei 

"LOS últimos papeles ingleses recibidos en Lima son da 
principios de Diciembre. En esta fecha nada se sabia en Lon 
dres sobre el estado de los asuntos de la Rusia con la Francia 
Asi se debe mirar con desprecio el rompimiento de estas do¡ 
potencias tantas veces anunciado.,, Editor del Peruano 



OBSERVACIONES METEOROLÓGICAS. 
Termom. 61 de Fareneit, y 13 de Reaümur. 
Barom. 28 pulg. 1 linea del pie de Londres. El dia 20 de 
Mayo á las U£ de la mañana. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO MJy SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Johnston, Guillelmo H. Bnréidge, 
y Simón Garrison, 

»E LOS ESTADOS UJKIDOk. 



AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

STE1IAL, Y POLITI 






,gS5S!™ÜíE 



55. 



No. i 6. 



Jueves, 23 de Mayo, de 1812. 



Tomo 1. 



DÉ LAS DIVERSAS FORMAS DE GOBIERNO. 

De los Gobiernos simple y regulares. 

I LAS leyes constitutivas de los Gobiernos dan á conocer sü 
forma : mas debe advertirse, que a veces los estados se apartan 
en la administración actual del método que propiamente con- 
viene á su constitución, sin hacer una variación esencial : asi 
en las democracias suele el pueblo confiar ¿algunas personas 
el examen y decisión de algunos negocios públicos de suma 
importancia, y parece entonces, que se rigiese el estado por 
leyes aristocráticas ; pero como estas personas encargadas de 
una parte de la administración, no gozan mas que de una 
autoridad precaria, que deponen á voluntad del pueblo, el estado 
no de xa de ser democrático. Un estado en que todos los 
ciudadanos son regidos por una sola voluntad, es decir, en que 
el poder supremo no está dividido, y se exerce por una sola 
voluntad e» todas las partes y negocios públicos, es el modelo 
de los gobiernos simples y regulares. El es sueéptible de tres 

formas. 

Quando la soberanía reside en la asamblea general de todos 
ios ciudadanos, de modo que cada uno de ellos goza del derecho 
de sufragio, resulta el gobierno democrático. 

Quando el poder soberano está en las manos de una Cámara, 
q de un consejo compuesto únicamente de algunos ciudadanos 
escogidos, resulta una asistocracia. 

Si la soberanía reside plena, única, y exclusivamente sobre 
la cabeza de un solo hombre, resulta una monarquía. 

El soberano recibe pues diferentes denominaciones, según 
la diferente forma de gobierno. En la democracia el soberano 
es el pueblo; en la aristocracia lo son los principales del esta- 
do i en la monarquía lo es el monarca, ó rey. 
TRATEMOS 
De cada una de estas formas. 
El gobierno democrático es el mas antiguo de todos. 
Es verisímil en efecto que quando en los primeros tiem- 
pos renunciaron los hombres el estado de libertad 
natural, se reuniesen con el fin de gobernar en común 
y Yliri"ir juntos los negocios de la sociedad. Los padres 
de familia fatigados de Lis incomodidades dé una vida 
como solitaria, en que solo podían contar con la defensa 
de sus domésticos, pero acostumbrados á dominar como 
soberanos en sus casas, y no conociendo algún superior 
sobre la tierra ; es verisímil, qué no olvidasen tan pron- 
to las dulzuras de la independencia, que consintiesen 
en sujetarse expontaneamente á la voluntad de v vmo 
íolo. Sostener la opinión contraria es no conocer á los 
hombres. Asi los primeros estados que se vieron en el 
mundo fueron sin duda populares. No podemos afirmar 
dual Gobierno siguió al popular, si el aristocrático, ó el 
monárquico. Sea lo que fuere, la historia nos represen- 
ta á los estados pasando alternativamente de la demo- 
rada á la monarquía, de la .monarquía a la democracia ; 



y la aristocracia ocupando como el interregno de estas 
dos formas, y haciendo siempre un gran papel en lasdos 
restantes. Parece que la falta de luces y de virtudes 
originó el trastorno de los gobiernos, y que las pasiones 
Fian sido la única causa de las revoluciones politicas. 
Es de creer, que en el gobierno popular disgustados I03 
hombres del tumulto de las asambleas, del imperio de 
los entusiastas, y de los fanáticos sobre la ciega muche- 
dumbre, de la influencia de la intriga en las delibera- 
ciones püblicasj amaron mas sujetarse a la voluntad de 
uno solo. Es también de creer que algunos particular- 
es con b esperanza de una brillante y pronta fortuna 
vendiesen los intereses de el pueblo á algún extrangero, 
ú otro que reuniese un gran peder y crédito á grandes 
pasiones. La historia ademas nos presenta la monar- 
quía introduciéndose en muchas partes por la fuerza 
de las armas. Un Capitán feliz en los combates recibió 
el cetro de la mano del exército y de la victoria. Des- 
pués la falta de talentos y de virtudes precipitaba del 
trono á los monarcas; y el poder que cahia de sus 
débiles manos pasaba á los principales ó á todo el pue- 
blo, de quien trahia su origen. Igualmente es cierto 
que vastas colonias se erigieron en repúblicas, después 
de mas ó menos oscilaciones, y convulsiones. 

El carácter distintivo de las democracias bien orden- 
adas, es el establecimiento de una magistratura, que 
.expióla en nombre de el pueblo los negocios ordinarios, 
y que examine atentamente los mas graves, á fin de 
que quando ocurra alguno de gran conseqüencia^ con- 
voque é informe al pueblo, y exponga la resolución i 
su sufragio. El pueblo no puede por si mismo expedir 
i todos los negocios. 

I El carácter distintivo de la aristocracia es que la 
soberanía esté confiada a* un orden de ciudadanos ex- 
clusivamente, sea con respecto á su extracción, sea con 
respecto á su opulencia. Quando el orden es muy ex- 
tenso, se elige una magistratura encargada de los nego- 
cios ordinarios lo mismo que en los gobiernos populares, 
y todo el orden soberano decide exclusivamente en los 
asuntos de gran conseqüencia. 

Todas estas formas de gobierno están expuestas á 
gravísimos inconvenientes : todas están sujetas é gran- 
des) vicios, mas ó menos perniciosos; asi como no hay 
individuo alguno que no esté expuesto á un gran nume- 
ro 'de iMcomodidades y molestias: de modo que un go- 
bierno que por su forma y constitución tiene menos 
vicios, debe considerarse como el mas perfecto, y los 
pueblos deben estar tranquilos y satisfechos con el. 
La perfección absoluta solo existe en los Cielos. 

Los defectos de los estados se dividen en defectos da 
las personas, y defectos de lo¡? gobiernos, esto es, b 
personales, ó propios del sistema. Los defectos per- 
sonales en la monarquía son la falta de luces y virtudes 



63 



AURORA DE CHILE. 



en el rey : quando no es el bien público el único blanco 
de sus operaciones ; quando entregad pueblo á la am- 
bición y avidez de sus ministros; quando trata á los 
vasallos como esclavos; quando los exponed guerras 
injustas ; quando disipa las rentas del estado, &c. 

La intriga, la corrupción, los caminos obliqüos para 
introducir en el senado á hombres pérfidos: la prefer- 
encia concedida á la incapacidad sobre el mérito y el 
amor público: la desunión de los hombres principales : 
las facciones : la dilapidación del tesoro púlico; son los 
defectos personales que mas se han notado en las aris- 
tocracias. 

Quando la ignorancia, la intriga audaz, y la envidia 
dominan en las asambleas : quando la incostanciay el 
capricho hace y deshace leyes, eleva y abate á los ciuda- 
danos, se dice que están corrompidas las democracias. 
Los defectos de los gobiernos consisten en general 
en que la constitución no conviene al caracter°y cos- 
tumbres del pueblo, ó á la situación del pais : ó bien en 
que la misma constitución ocasiona commociones intes- 
tinas, o la guerra exterior : es también vicioso un siste- 
ma quando las leyes hacen tarda y difícil la expedición 
• de los negocios públicos, ó en fin quando encierran 
máximas y principios directamente contrarios á la buena 
e ilustrada política. 

De lo expuesto se colige, que la formación de una 
constitución es la obra maestra de los grandes genios: 
que exige una filosofía profunda, una consumada pru- 
dencia, y vastos conocimientos de la historia. 

La triste experiencia de los defectos y males de los 
gobiernos simples induxeron á los hombres á imaginar 
aquellar formas de gobierno, que llamaron mixtal, en 
que se han adoptado las ventajas de las simples, poni- 
endo un sumo estudio en evitar sus defectos ; en que se 
han dividido los poderes y funciones de la soberanía; se 
nan puesto trabas á la autoridad ; y en fin presentan reu- 
nida Ja imagen de la monarquía, la aristocracia y la de- 
mocracia. Los últimos siglos pueden gloriarse con dos 
grandes y magníficos inventos en política y legislación, 
el unoes déla Europa, y el otro de la America ; ambos 
establecen la libelad sobre las bases de un sistema aco- 
modado a la situación geográfica, á las costumbres y car- 
ácter nacional El uno es el de la gran Bretaña, el 
otro el de los Estados Unidos. Estos dos grandes pue- 
blos llegaron a su actual prosperidad después de dilatados 
infortunios, oscilaciones y combates. La tiranía con- 
duxo a ibertad a la gran isla, que ha sabido reírse del 
furor de las olas del occeano, y de la rabia impotente de 
sus opresores Un estado colonial precedió á la soberanía, 
hber ad y dicha de los Estados Unidos. El asilo de la 
libertad fue profanado por el despotismo; y una ^er- 
ra de once anos, coronada por la victoria, ilustada^ por 
acciones magnánimas é immortales, adquirió á aquellos 
patriotas la dignidad de hombres libres. En laAmericasé 
vio por la primera vez al hombre en el libre exercicio de 
sus derechos, eligiendo la forma de gobierno baxola 
qual quena viyir La razón y la libertad concurrieron 
a formar aquella constitución admirable que hace honor 
a la íi osofia, y de que daremos una breve idea. 

Todos saben que los amigos de la libertad poblaron 
las colomas inglesas cuya confederación ha formado 
aquella república poderos. Hombres escapados de la 
persecución é intolerancia prefirieron los peligros é in- 



comodidades de los des.ertos- americanos á la esclavitud 
mora de la Europa. Sus hijos herederos de sus sentí- 
mientes, principios y carácter, quando se hallaron en la 
precisión de seperarse de la madre patria y crear .estado! 
independientes, delegaron la soberanía del pueblo á sus 
representantes baxo las restricciones especificadas en su 
código constitucional. No admitieron distinción de 
rango, ni privilegios exclusivos ; y fixaron para siempre 
la libertad, segundad, y dignidad popularen su célebre 
declaración de derechos, El congreso está revestido 
del poder de arreglar el comercio, declararía guerra, 
hacer la paz, imponer contribuciones,&c.. El poder le- 
gislativo reside en el senado y cámara de diputados s ei 
poder executivo en elPresidente; el judicial en las cortes 
o tribunales de justicia, independientes de los dos pri- 
meros. Los diputados se eligen por el pueblo cada 'los 
anos a razón de uno por cada treinta mil : los senado- 
res se eligen por el poder legislativo de cada estado á ra- 
zón de dos por cada estado : sus oficios duran seis anos 
El Presidente y vice presidente se eligen por electo- 
res nombrados por el pueblo para este caso especial -du- 
ran sus empleos quatro años. Todos pueden ser ree- 
lectos. Los empleados civiles y militares son nombra- 
dos por el presidente. Este magistrado representa á- los 
Estados Unidos, y majestad del pueblo en todas sus 
relaciones con las potencias extrangeras. No gaza de 
tratamiento especial, y él, lo mismo que todos los fun- 
cionarios públicos, pueden ser acusados, juzgados y sen- 
tenciados por trahicion, cohecho, y otros altos críme- 
nes. 

La forma de gobierno de cada estado es la misma que 
la del gobierno central : retiene todos los pode, es de una 
soberanía independiente que no estén cedidos expresa- 
mente al gobierno central ; pero este dirime las difer- 
encias que pudiesen nacer en algún tiempo entre los 
estados. La forma de esta república federativa, compu- 
esta, y al mismo tiempo una é indivisible y que presen- 
ta un orden nuevo en las relaciones politicas de los es- 
tados, es digna de estudiarse en su misma constitución. 
El gobierno británico es un medio entre la monar- 
quía, que se encamina á la arbitrariedad, la democracia, 
que termina en la anarquía, y la aristocracia, que es el 
mas immoral de los gobiernos, y el mas incompatible 
con la felicidad publica. Es pues un gobierno mixto 
en que estos tres sistemas se templan, se observan/se 
reprimen. Su acción y reacción establecen un equili- 
brio de que nace la libertad. El poder executivo reside 
en el monarca : el legislativo en la nación. Si la mu- 
chedumbre exerciese por si esta alta prerogativa, talvez 
se originaran convulsiones, y medidas imprudentes- 
para evitarlo, el pueblo habla, reflexiona, discute, deli- 
bera por medio de sus representantes, elegidos por el 
mismo. Pudiera resultar una lucha continua entre el 
rey y el pueblo, nacida de la división de los poderes; 
para obiar este otro obstáculo, se ha sostenido un cuerpo 
intermediario, que debe temer la pérdida de su gloria y 
privilegios si el gobierno degenera en puramente monár- 
quico o democrático : este cuerpo es la alta nobleza, que 
uniéndose á la parte mas débil, conserva el equilibrio. La 
porción de la autoridad legislativa, que recobró el pue- 
blo, le está asegurada por la facultad exclusiva de impo- 
nerse las contribuciones. El rey expone á la cámara 
de los comunes las oeceiidades extraordinarias del esta- 



AURORA DE CHILE. 



67 



do: k cámara ordena lo que juíga mas conveniente al 
interés nacional; y después de reglar los impuestos, se 
hace dar cuenta de su inversión. En fin el gran ga- 
rante de la libertad británica es la indefinida libertad de la 
imprenta : ella es la que hace públicas todas las accio- 
nes de los depositarios de la autoridad. La opresión 
del hombre mas obscuro se hace una causa común, y los 
ministros del rey son la victima del resentimiento pú- 
blico. Por su medio se han rectificado las sentencias 
de los jueces. En Ingleterra se hacen al descubierto to- 
das las operaciones del gobierno. Los negocios mas 
importantes se tratan publicamente en el senado de la 
t nación, sin que esta conducta haya jamas perjudicado á 
i sus intereses. Parece que no solo los ciudadanos, sino 
que todo el universo fuese admitido á las deliberaciones. 
De este modo el pueblo toma un interés profundo eri 
los asuntos del estado; la guerra, la paz, las expediciones, 
los proyectos se hacen una causa pública. De este mo- 
do Iu gran isla que ha sabido contrabalancear en medio 
del occeano toda la fuerza y gavedad del continente, 
parece decir á sus gabinetes misteriosos : „ yo no temo á 
toda la Europa. De este modo el gobierno parece decir 
á todos los ciudadanos : juzgadnos, ved si somos fieles 
depositarios de vuestros intereses, de vuestra gloria, y 
prosperidad, 

Resolución de los Estados Unidos de Norte America en 
orden á las Colonias Españolas. 

„ POR quanto algunas provincias de la America es 
pañolahañrepresentado á los Estados Unidos que juzgan 
conveniente asociar y formar gobiernos federativos sobre 
él plan electivo y representativo, y declararse libres é 
independientes , por tanto se ha resuelto por el Senado 
y Cámara de Representantes de los Estados Unidos de 
America, juntos en congreso, que ellos miran con in- 
terés amigable el establecimiento de soveranias inde- 
pendientes formado por las Provincias españolas de 
America en conseqüencia del estado actual de la 
monarquía á que pretenecieron : que como vecinos y 
habitantes de un mismo hemisferio los Estados Unidos 
sienten una gran solicitud por su prosperidad : y que 
quando dichas provincias hayan acendido á la condición 
de naciones por el justo exercicio de sus derechos, el 
Senado y Cámara de Representantes se unirán con 
el Ejecutivo para entablar con ellos como con estados 
soveranos é independientes aquellas relaciones amiga- 
bles y alianzas de comercio que proponga la autoridad 
legislativa de dichas naciones. New-England Palla- 
di um, December 20, 1811. 

Cultura del Tabaco en Chile. 

EL ano pasado se plantaron y cultivaron algunas 
matas de tabaco de semilla del Paraguay, y se ha logra- 
do de exelente calidad : este articulo es demasiado pre- 
cioso para que se mire con indiferencia: el modo de 
cultivarlo y beneficiarlo es como sigue := 

Para sembrar el tabaco de semilla del Paraguay se 
hará el almacigo en principios de Agosto : se tendrá 
f, uidado de taparlo de noche para que no se y ele : en 
«stando el almacigo grande se planta como la lechuga 



en una tierra que sea, buena, bien cultivada y sin 
terrones. En estando un poco grande se descogolla 
todos los dias para no dexar crecer mucho la mata, para 
que salga con bastante fortaleza : se le dexaran á la 
mata ocho ó diez hojas: pero si se quiere que salga con 
menos fortaleza, se le dexarán mas hojas, pero entonces 
las hojas serán mas pequeñas. La planta requiere 
riegos continuados. 

Quando la hoja vaya pintándose con manchas 
amarillas ; se empiezan á agarrar todos los diás aquellas 
•hojas que ya estén manchadas ó amarillas. 

Para su beneficio se colocan las hojas unas sobre 
otras, se arropan bien para que suden, y se cargan ú 
oprimen un poco. Después se sacan de alli, y se 
efetienden para que se oreen un poco. 

Para hacer los mazos, se hierben nnos palos del 
mismo tabaco y algunas de sus hojas inútiles ; quando 
dicho cocimiento esté -frió se humedecen con él las 
hojas, para que no se quiebren y maltraten, y se forman 
los mazos. A. G. 

TAL ha sido el método con que se ha logrado el año 
anterior un tabaco de mui buena calidad. Un autor 
apreciable íraheel método siguiente, que dice estar en 
uso en los lugares en que se coséha el mejor. 

„'E1 tabaco pide una tierra medianamente fuerte, pero 
de buen migajon, y que no esté min expuesta á inunda- 
ciones. Una tierra virgen conviene á este vegetal, 
ansioso de xugo. Las semillas se esparcen en almacigo. 
Quando las plantitas tienen dos pulgadas de altura, y á 
lo menos seis hojas, se les trasplanta suavemente en 
un dia húmedo, y se siembran en un terreno bien prepa- 
rado, colocándolas á tres pies de distancia unas de otras. 

A las 24 horas recobran todo su vigor. 

Esta planta pide un cuidado continuo. Se han de 
arrancar las malas hierbas que crecen al rededor de 
ella. Para impedir que se eleve demasiado. Se ha de 
descabezar á la altura de dos pies y medio. Se le han 
de quitar los brotes inútiles, y las hojas inferiores, las 
que estén algo podridas, las picadas de gusanos, y 
se debe reducir el numero de las hojas útiles á ocho, 
ó diez quando mas. Un solo honbre bien traba- 
jador puede cultivar exactamente dos mil y quinien- 
tas plantas, y ellas deben producir mil libras de ta- 
baco. 

La planta permanece en tierra cerca de quatro 
meses. 

A medida que se aproxima á su madurez, el verde 
risueño y vivo de sus hojas toma un tinte obscuro : en- 
tonces se encorba por si, y exalan las hojas una fragran- 
cia que se extiende á lo lejos. Entonces se arrancan 
las plantas, y se amontonan en el mismo sitio en que 
crecieron. Se les dexa alli sudar una sola noche. Por 
la-mañana se les deposita en quartos en que por todas 
partes tengan ventilación: paralo qual hay en algunas 
partes almasenes, y en otras ramadas. Alli permane- 
cen colgadas todo el tiempo necesario para que se sequen 
perfetamente. Después se les extiende sobre cañas, 
ramas, ó cosa semejante, puestas las dichas cañas en for- 
ma de catres, que en algunos lugares llaman barbacoas; 
se les cubre bien, y fermentan alli por el espacio de una 
ó dos semanas. En fin en este estado se separan las 
hojas, se embarrilan, ó se forman con ellas mazos &«. 



08 



AUROSA DE CHILE, 



' „ Para esto se humedecen como queda dicho en el 
método anterior. 

En Huayabamba, Jaén y otros lugares immediatos, 
que producen un tabaco de un sabor áspero, y olor in- 
grato, remedian este inconveniente apretándolas hojas 
una por una con un palo redondo, que llaman palote, 
sobre una mesa algo inclinada. Un niño estiende las 
hojas, y un peón se ocupa en oprimirlas, pasando una 
sola vez sobre cada una el instrumento mercionado. 
Por este medio se despojan las hojas de la superabundan- 
cia de aquel xugo, que las dañaba, y se logra el tabaco 
de Bracamoros, que hace las delicias de los aficionados de 
Lima y de sus costas. Es de creer, qué- este método 
mejorara el tabaco propiamente chileno, despojándolo 
de la aspereza del sabor y olor, que lo hace desagradable!' 

Este es uno de los casos en que se echa menos una 
sociedad filantrópica, que promoviese la cultura de tan 
importante ramo, y obtubiesedel gobierno las providen- 
cias, franquicias, y auxilios necesarios para su adelan- 
tamiento. Su falta debe suplirse por los padres de la 
patria, y por los hacendados. No es decoroso que el 
suelo mas fecundo de ni America, y que ^produce con 
abundancia exelente tabaco, sea en esta parte tributario 
de otros menos fértiles. Siempre vamos para atrás en 
vez de ir paraadalente. El ano de 1625 celebrró acu- 
erdo el Cabildo de esta Capital para estancar el tabaco ; 
la deliberación estaba casi concluida por el voto unánime 
de todos, quando el gran patriota Luis de Contreras, 
que era uno de los Regidores, se opuso, y libró la cultu- 
ra de este ramo del gran golpe que le amenazaba, dici- 
endo,, el tabaco no debe estancarse porque es fruto del 
reyno.,, Juien hubiera creído entonces que Chile lo 
habia de comprar al Perú ? 

Esta planta es propia del país : los indios la cultiva- 
ban, y era el aroma mas precioso que usaban los Machis; 
la llamaban puten. Pero al paso que las naciones cul- 
tas no han perdonado gastos, ni desvelos para domicili- 
arla en sus posesiones, y no comprarla á los extraños ; 
mientras que sus semillas llevadas de Tabasco prosperan 
en las islas vecinas, y su cultura se exerce en casi todo 
el mundo: nosotros la olvidamos, y hacemos venir de 
fuera á precio de grandes caudales una especie que nos 
fué propia. En verdad el tabaco se cultiva en unas re- 
giones cuyo temperamento parece mui poco análogo á 
una planta propia de los climas ardientes, ó á lo menos 
templados: ella prospera en Hungría, Uckrania, Livonia, 
Prusia, Pomerania, Rusia, Holanda, &c. Aquellos países 
no gozan de terrenos tan feraces, ni temperamentos tan 
blandos como nosotros, pero nos aventajan en industria: 
y¿ porque no hemos de decirlo ? ellos han tenido una 
política mas ilustrada que nosotros, Mas ya las circun- 
stancias se han variado : ya es tiempo de que nues- 
tra agricultura é industria entren en el circulo de las 
revoluciones poéticas, y sientan su impu/so. Cada pais 
debe cultivar todo quanto puede, todos deben gozar de 
su3 propias riquzas. Este es el c/amor de /a justicia, 
y el voto de todos /os pueb/os. La America va entrando 
en el goze de este derecho inapreciab/e ; entre nosotros 
se ha proc/amado, y se ha//a sancionado por el nuevo 
gobierno :, es pues ya tiempo de que una nueva /ibertad, 
y unos intereses mejor conocidos comuniquen fuerza á 
/os brazos, v movimiento á /as a/raas. 



EXPRESIÓN SUBLIME DE PATRIOTISMO. . 

Exposición leída en la sesión de Cortes de 10 de Noviembre <f< 

1811. " 
„ Señor, nuestro miserable numerario, agente impulsivo de 
nuestra defensa, se desliza velozmente de nuestras manos» 
desapareciendo fuera de la península con la misma rapidez que 
corren las aguas del Ebro y del Tajo á confundirse y oscurecerse 
en el inmenso piélago. La patria está de luto, extenuada f 
cadavérica, y sus buenos hijos deben conocerlo así, sin aver- 
gonzarse de confesarlo, y sin dexar de prestarse á la manifestar 
cion de estas aflicciones. 

„ Reprimamos, Señor, nuestros excesos, nuestras veleidades 
y nuestros antojos domésticos y personales ; forcemos nuestras 
inclinaciones pueriles al estrecho espacio de una sencilla com- 
postura, análogo á las angustiadas circunstancias en que nos 
hallamos ; y hagamos padecer nuestra manía de querer aparen- 
tar personalmente una opulencia de que carecemos, con los" 
preceptos saludables de una se'vera ley suntuaria que arregle 
nuestras precisas y juiciosas necesidades, para alejar de no- 
sotros la tentación de echar á manos llenas en el seno de la 
codicia extrangera las grandes sumas de dinero con que des- 
falcamos ahora nuestro aliento político y puestro lánguido 
fomento patrio. La península carece de sus anteriores in- 
gresos pecuniarios, porque está paralizada, y aun sin vida 
pol tica su agricultura, su industria y su comercio interior y 
exterior : las necesidades de esta misma península por las cala- 
midades de la presente guerra son extremosas y multiplicadas v 
y todos sus artículos hostiles, de subsistencia y de abrigo pro- 
ceden de introducción extrangera, fluyendo con jjran rapidez 
hacia extrañas naciones el poco numerario que quedó circulan- 
do de los tiempos pasados ; y finalmente los excesos de luxo y 
de manía pueril subsisten aun radicados y afanadamente escogi- 
dos por los moradores de esta devastada y arruinada península, 
originándose de esto el total decremento de su lánguido nume- 
rario apenas existente y circulante, que desaparece por mo- 
mentos, y se halla ya cercano al instante de su total extinción» 
Las penurias procedidas de los dos primeros estados de nuestra 
situación actual son conseqüencias forzosas de nuestros pre- 
sentes males, cuyo remedio no puede estar tan pronto en 
nuestras manos como lo sugiere el deseo ; pero la tercera 
desventura, por ser sugerida y provocada por nosotros mismos, 
puede y debe remediarse sin dilación si queremos conservar 
algún numerario que vivifique nuestra defensa por medio de su 
pequeña circulación entre nosotros, que nos proporcione algún 
aliento de fomento patrio, para poder lograr las exacciones es- 
tablecidas de contribuciones ordinarias y extraordinarias, y para 
obtener de la generosidad nacional algunos donativos y présta- 
mos necesarios.,, 

OBSERVACIONES METEOROLÓGICAS. 
Termom. 56 de Fahrenheit, y 1 1 de Reaumuf. 
Barom. 28 pulg. 3 lineas, y tres decimos pie de Londres. Él 
dia 27 de Mayo á las íli de la mañana. 

CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EX LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Johmton, Guillelmo íf. üurbidgs } 
y Simón Garriscm, 

»JE LOS ESTADOS UNIDOS. 



AURORA DE CHILE 

PERIÓDICO 

MINISTERIAL, Y POLITIC 



■!■—(« 



No. 17. 



Jueves, 4 de Junio de 1812. 



Tomo 1 



BiB 



EJEMPLO MEMORABLE. 

QUANDO la Inglaterra declaró al Boston en es- 
tado de bloqueo y empezó á oprimirlo con todo su 
poder, los espiritus se inflamaron ya sin medida, y el 
clamor de la religión esforzó al de la libertad. Reson- 
aron los templos con exhortaciones enérgicas contra la 
opresión. Estos discursos producían un gran efecto. 
Quando los pueblos invocan al cielo contra los opresores 
no tardan en correr á las armas. El resto de la pro- 
vincia se unió mas estrechamente á su capital : todos 
resolvieron sepultarse baxo las ruinas de la patria antes 
que sacrificar sus derechos. El afecto de todas las 
provincias se aumentaba á proporción de los infortunios 
del Boston. Como todas eran igualmente culpables á 
los ojos de la metrópoli por haverse opuesto á sus pre- 
tensiones, bien conocian que su venganza habia de 
comprehender á todas, y que tarde ó temprano no 
escaparían del brazo opresor. El decreto contra los 
Bostoneses se circulaba en todo el continente en un pa- 
pel con las margenes negras, emblema del luto y duelo 
de la libertad. La inquietud se estiende : los ciuda- 
danos se congregan en las plazas públicas. Escritos 
llenos de eloqüencia y vigor salen de todas las prensas. 
Uno de ellos contenia lo siguiente := 

„ Las severidades del parlamento Británico deben 
estremecer á todas las provincias Americanas. Es ne- 
cesario que elijan entre el hierro, el fuego, los horrores 
de la muerte, y el yugo de una obediencia baxa y servil. 
Llegó al cabo la revolución importante cuyo éxito prós- 
pero, ó infausto determinará las lagrimas, ó la admira- 
ción de la posteridad. Seremos libres ? Seremos es- 
clavos ? Problema terrible, de cuya solución depende 
por ahora la suerte de tantos millares de hombres, y 
para lo futuro la felicidad ó la miseria de sus innumera- 
bles descendientes. Despertad hermanos mios, pobres 
Americanos ! Jamas la región que habitáis fue cubierta 
de nubes mas densas, ni mas melancólicas. Os llaman 
rebeldes por que queréis ser hombres: que vuestro es- 
fuerzo demuestre que lo sois, ó sellad la pérdida de 
Vuestra dignidad con vuestra sangre. Ya es tarde para 

os está 



deliberar. 



Quando la mano sanguinaria 



forxando cadenas, el silencio fuera un crimon, y la in- 
acción una infamia. La conservación de los derechos 
de la república es la ley suprema. Solo el mas vil de 
los esclavos verá con fría indiferencia tan cercada de 
peligros la libertad Americana.,, 

La fermentación era común, pero en medio del gene- 
ral tumulto era cosa difícil lograr unos momentos de 
reposo para formar una CONSTITUCIÓN, que diese 
dignidad á las resoluciones, fuerza y consistencia á la 
autoridad executiva. Se necesitaba un concierto de 
voluntades para formarla, y todas las provincias cono- 
ciendo esta necesidad enviaron en el mes de Septiembre 
de 1774 sus diputados á Fhiiadelphia encargados de 
este gran objeto. Entonces fué quando las diferencias 
entre la metrópoli y sus colonias recibieron una impor- 
tancia, que antes no tenian. Ya no se dixo que algunos 
particulares ambiciosos turbaban su tranquilidad. Ya 
se miraron aquellos movimientos como una lucha entre 
dos cuerpos, entre el parlamento de la Gran Bretaña, 
y el congreso Americano, en fin como una guerra en- 
tre dos naciones. , 

Ayudó á determinarlos á tomar esta resolución una 
obra que se publicó en aquellos dias intitulada el Sen- 
tido Común: decia entre otras cosas,= „Sea nuestro 
primer paso una constitución que nos una. Este es el 
momento de formarla. Mas tarde se expondría á un 
porvenir incierto, y á los caprichos del acaso. Será 
mas difícil mientras mas nos aumentemos y seamos mas 
ricos. Como conciliar entonces tantos intereses, y 
tantas provincias ? Los hombres se unen por grandes 
desgracias, y grandes temores : entonces nacen esas 
amistades fuertes y profundas, que asocian entre si las 
almas y los intereses. Entonces el genio de los estados 
se forma por el espíritu errante del pueblo, y las fuerzas 
esparcidas forman un cuerpo único y formidable. Po- 
cas naciones se aprovecharon del momento oportuno 
para formarse un gobierno. Este momento no vuelve 
por muchos siglos, y el descuido es castigado por la 
anarquía ó la esclavitud. Aprovechémonos de esté 
instante único. Podemos organizar la constitución 
mas bella que ha conocido el mundo. Habéis leído en 



lo 



AURORA DE CHILE. 



los libros santos la historia cíe la especie humana abis- 
mada en la inundación general del globo. Una sola 
familia escapó, y fué encargada por el Ser Supremo de 
renovar la tierra. Esta familia somos nosotros. El 
despotismo lo ha inundado todo, y nosotros podemos 
renovar otra vez el mundo. Vamos en este momento 
á decidir de la suerte de una raza de hombres mas 
numerosa talvéz que todos los pueblos de la Europa re- 
unidos. Esperaremos ser presa de un conquistador, y 
que se destruya la esperanza del universo ? Sobre no- 
sotros están fixos los ojos de todas las generaciones 
futuras, y nos piden la libertad. Nosotros vamos á 
fixar su destino. Si defraudamos sus esperanzas, si les 
hacemos trahision, ellas algún dia arrastrarán sus 
cadenas sobre nuestros sepulcros, y nos cargarán de in- 
precaciones.,, 

Comenzemos declando nuestra independencia. Ella 
sola puede borrar el título de rebeldes que nos da la tira- 
nía. Ella sola puede elevarnos á la dignidad que nos 
pertenece, darnos aliados entre las potencias, é impri- 
mir respeto á nuestros mismos enemigos ; y si tratamos 
con ellos será con la fuerza y majestad propia de una 
nación. Demos en fin este paso ya indispensable ; la 
incertidumbre causa nuestra debilidad, y nos expone á 
desordenes, y peligros. 



Adelatamientos sucesivos de la patria. 
Mineral de Rungue. 

DISTA 14 leguas de Santiago acia el N. Se han 
hallado en él nuevamente varias masas de plata maziza, 
cubiertas de una película negra, de peso unas de 
cinquenta, y otras de sesenta marcos. Trabajan en él 
mas de cien personas, que descubren masas de diferen 
tes magnitudes. Se han dado 22 estacas. Este mine- 
ral, ó sea placer, está en medio de un llano ; hasta 
ahora las porciones de plata de que se ha hablado, se 
han encontrado en la superficie, quando mas á una 
vara de profundidad. 



Ferk.es.ia. 
EN el Carrizal, á distancia de ocho leguas de esta 

.O 

ciudad, se halla ya corriente la ferreria de la mina abun- 
dantísima de hierro del cerro de Pelbin : ya produce 
tres quintales diarios, y está en adelantamiento pro- 
gresivo siguiendo el de la destreza de los operarios. 
La máquina es digna de verse. Sus adelantamientos 
se deben en gran parte al tribunal de minería que ba 
protegido este ramo interesantísimo, y lleva gastados 
siete mil pasos. Del hierro de esta ferreria se ha forjado 



últimamente una partida de combos de exelente calidad, 
y se venden en la tienda del Benemérito Vildosola. 



ODA. 

YA todo se reúne 
A engrandecer la patria¡, 
A sostener su esfuerzo, 
Su vuelo y miras altas. 
Copiapó, Guaseo, y Rungue 
Le presentan la plata, 

Y en Pelbin halla el hierro 
Para forjar sus armas. 
Hajr juventud valiente, 
Hay patriótica llama, 
Hay honor, hay ingenio, 
Hay deseo de fama, 

Y sangre antigua y limpia, 
Que será derramada 

Si la patria lo exige, 

Y su Junta lo manda. 



EXTRACTO 

Del num. 81 del periódico de Cádiz intitulado El Re. 
d actor General, 3 de Septiembre de 181 L 

HEMOS visto la constitución de Cundinamarca, san- 
cionada por la Representación nacional en la capital 
Santa Fe de Bogotá, á 30 de marzo de este año. Es- 
tablece una monarquía constitucional, reconociendo por 
rei á Fernando?. ; la religión católica con exclusión 
de toda otra; y los poderes legislativo, execut'wo y ju- 
dicial, cuyos funcionarios reunidos componen la repre- 
sentación nacional. El Estado de Cundinamarca con- 
vida á una federación á las demás provincias del virrei- 
nato de Santa Fe, y las comprehendidas entre el mar del 
Sur, océano Atlántico, rio de las Amazonas é Istmo de 
Panamá ; conviniendo en el establecimiento de un con- 
greso nacional á que envié cada una sus diputados- 
La corona cundinamarquesa solo es compatible con al* 
guna de las que componían el imperio español al prin- 
cipio del año de 1808, y aun la unión con estas debe 
entenderse á condición deqne también adopten migo- 
bierno representativo, que modere el poder absoluto, que 
antes exercia el rei. De este sera el poder executivo, 
cuyo principal objeto es cumplir la constitución: el le- 
gislativo pertenece á los nombrados al efecto por el pu- 
eblo, y el judibial á los tribunales. Se declaran nulos 
quantos actos executen los funcionarios de un poder den- 
tro de los límites de otro. Tbdo ciudadano es soldado 



i 



AURORA DE CHILE. 



71 



de la patria, y no gozará de tal consideración (de ciuda- 
dano) sin acreditar que se halla alistado en la leva gene- 
ral de su domicilio.— Por un apéndice á la constitución, 
el Estado de Cundinamarca reconoce por amigos, y ad- 
mite en sociedad á todas las naiones del mundo (sin ex- 
cluir alguna) que reconozcan su independencia. 

Guerra político-— literaria, entre liberales y serviles. 

NO solo Napoleón intenta entronizar el despotismo, 
hollando los derechos del hombre, y acabando con toda 
especie de cultura : hombres haí entre nosotos que qui- 
eren embrutecer, y preparar el yugo á la patria, y corri- 
endo por las imprentas atizan el fuego de la discordia, 
ya que no pueden soplar el de las hogueras inquisitori- 
ales. — Dormían en escolástico letargo estos «óticos si- 
ervos, cuando los depertó la voz de la razón, contra la 
que empezaron á dar bramidos, cual toro aguijoneado 
con banderillas de fuego, formando partidas de bárbaros, 
que al fin componen ya un copioso exército, que pelea 
contra los defensores de la libejtad. De alli viene á es- 
tos el nombre de liberales; y de serviles á los otros, que 
combaten por la servidumbre. El exército de los libe- 
rales se distingue mas por su diciplina y pericia, que por 
su número. Tiene generales de gran mérito, aventa. 
jadisimos en disponer un plan de ataque, y arengar á 
las tropas; pero táchaseles de poco diestros en mante- 
ner alianzas. El estado-mayor se compone de oficial e s 
expertos y valientes, llamados perriodistas y las tropas 
ligeras con el nombre de Volanderos, arrollan siempre 
los cuerpos avanzados del enemigo. Los liberales hacen 
mucho uso del arma blanca, jamas vuelven la espalda, 
y llevan en las banderas por divisa : Libertad de la pa- 
tria. Los serviles son mui numerosos, pero sin disci- 
plina ; gritan mucho, y dan pocos golpes, haciendo 
gran uso de la metralla ; su artillería pierde los tiros en 
el aire, y atrincherados detras de gruesos tomos en folio, 
disparan cohetes incendiarios. No tienen caballería, y 
en' su lugar se valen de jumentos, enseñados á rebuznar, 
y dar coces en medio de la pelea. La calumnia es su 
arma fovorita, y si hacen algún prisionero, le queman 
en parrillas, danzando alrededor como caribes. En su 
negro estandarte se lee : persecución y despotismo. ílán- 
seya dado no pocas batallas entre liberales y serviles: 
un Diccionarista, un Filósofo triunfante, un Censor 
universal acaudillan á estos. Amenaza una catástrofe 
funesta, por lo que propongo el siguente tratado de paz 
^Escriban solo los liberales para instruir al pueblo;recó- 
janse todos los folletos de los serviles. Dos terceras 
partes de estos vayan á pelear á Cataluña y el resto 
sirva en los hospitales para acreditar la religión de que 
tanto blasonan. No impriman masen adelante que re- 
laciones deméritos, esquelas de covite, ó> coplas de cie- 



gos ; y si contravinieren, pierdan (que ya lo pierden) el 
coste de la impresión, y sean denunciados como charla- 
tanes en el Diccionario biográfico, que de ellos va á, 
publicarse. El servil que llamase ateo ó libertino a un 
liberal, sin probárselo, sea tenido por sospechoso de 
':?■? <no, pues que desacredita á los buenos, y sirve 
a Ñapóle n oponiéndose á las reformas. Si los serviles 
renuncian á sus preocupaciones, admítanse á alianza 
con los liberales.,, 



El periódico intitulado The Sun of Baltimore, ó Sol de 
B alli more, contiene las dos cartas siguientes en el 
numero 152. 

Al editor de la Aurora de Philadelphia. 

„ Habiendo arrivado á estas regiones desde Cádiz 
baxo las circunstancias de hallar ser necesario abandon- 
ar el congreso nacional de que fui miembro como repre. 
sentante de la ciudad de S. Domingo, tube el pesar de 
saber que en algunas tertulias, á que concurren agentea ' 
y espías del gobierno español en esta parte de America, 
corrían especies falsas acerca de mi conducía y sucesos: 
por tanto determino no dexar lugar á la duela, para lo 
que es el medio mas seguro satisfacer la curiosidad pú- 
blica publicando mi carta oficial dirigida á mi constitui- 
ente el cuerpo municipal de la ciudad de S. Domingo, 
escrita desde mi arrivo á este pais. 

Incluyo á V. una exacta traslación de ella, y le ruego 
la inserte con esta en su gazeta liberal. Los que deseen 
informarse de los negocios mas Íntimos y ulteriores pue- 
den ver una memoria que acabo de publicar, y que 
vende Mr. Bradford. Yo . aseguro á los que puedan 
tocar mis palabras, que amo con todo mi afecto á los 
buenos españoles, pero que detesto á los malos, y que 
mi odio á la urania es inexplicable. Yo concibo el mas 
profundo interés por el destino de la España, y miro 
con compacion al pueblo español en sus mortales 
agonías. Al verlo oprimido por sus enemigos exteriores, 
y asesinado por su gobierno terco y atroz, que encerra- 
do en las murallas de Cádiz medita y maquina precipi- 
tar la nación á una sujeción y ruina irreparable, me 
asaltó con mas vehemencia que nunca el vivo deseo do 
que se estableciese la libertad, y se declase la absoluta 
independencia en todo el continente é islas, que descu- 
brió Colon. Yo soy americano, y suceda lo que suce- 
diere, estoi pronto á derramar toda mi sangre con. ale- 
gría por contribuir á su feliz y gloriosa regeneración. 
Tales son los sentimientos de mi alma, y estas son las 
ideas queridas de mi corazón; estos deseos ocupan 

siempre á vuestro amigo. 

José Alvarez de Toledo, 

Philadelphia Hde Diziavhrc de 1811, 






AURORA DE CHILE. 



Al Cabildo de la ciudad de S. Domingo. 



Considero ser de mi obligación informar á V. S. de 
las imperiosas circunstancias que me compelieron el 25 
de Junio del presente ano á separarme de Cádiz y la 
península, y abandonar mi asiento en las Cortes en que 
era vuestro representante. Me fué preciso evitar la 
escandalosa violencia, que iva á cometerse contra mi 
persona, y contra el cuerpo representativo por las 
maquinaciones de los descarados ministros, inspirados 
por el despotismo mas violento. 

La carta oficial que tube el honor de dirigir á Y. S. en 
cumplimiento de mis deberes en principios de Diziembre 
del año pasado, fue el pretexto de mi persecución, la 
que también se encaminaba á aterrar á l'Os diputados de 
America, que uniendo al amor de su patria la virtud, re- 
husaban con dignidad prostituir el honor y la conciencia 
á miras parciales y artificiosas. Yo espuse á Y. S. con 
la franqueza debida á su honrosa confianza, y según 
mis instrucciones el verdadero estado de los negocios! 
Yo os exhorté á emplear todos los medios posibles para 
poneros en estado de defensa, y que no os hallasen des- 
prevenidos los acontecimientos infau tos ; á no aban- 
donaros á la discreción de los agentes de este gobierno, 
cuyas miras eran mui opuestas á los sagrados derechos 
de nuestra patria ; á que en época tan peligrosa nada 
omitieseis para escapar de la desolación, y servidumbre 
que amenazaba á la península ; en fin yo os exhorté á 
promover vuestra seguridad y felicidad por todos loa 
medios posibles. 

La sinceridad de aquella carta solo podia ofender á 
los intrigantes, usurpadores, y despotas ; ella fue inter- 
ceptada en esa ciudad después de la muerte del Señor 
Sánchez Ramírez, por el Secritario, y el Asesor de go- 
bierno D. Ramón Santicilia, y D. José Nuñez Caceres, 
quienes la remitieron con toda mi correspondencia al 
consejo de Regencia, acompañándola con una represen- 
tación insidiosa, emponzoñada y machhbelíca no solo 
contra mi, y contra las francas y sensillas expresiones 
de la carta, sino también contra ese ilustre ayuntamien- 
to, que ellos representaban como un cuerpo de estúpi- 
dos y salvages. Los ministros no publicaron ni la 
carta, ni la representación, ni su simple palabra podia 
valer en contra mia ; pero como sus vicios y corrupción 
se han estendido á tal punto que excitan indignación, 
no sin grave peligro de la causa pública, determinamos 
los diputados de America proponer la remoción de los 
tres ministros Bardaxi, Heredia, y Larrumbide ; para 
esto se hizo una moción en sesión á puerta cerrada por 
Don Manuel Rodrigo, diputado del virreinato de 
Buenos Ayres, y se se señaló el C Á de Julio para su dis- 
cusión ; pero el partido ministerial anticipando el resul- 
tado, procuró impedirlo por medio de intrigas, y aun 
amenazas audaces hasta aterrar al congreso. 

El dia señalado para la discusión, los ministros hizie- 
ron una oposición manifiesta, y asegurando estar alta- 
mente quexosos de los representantes de America, or- 
denaron que mi carta se presentase al congreso, pervirti- 
endo iniquamente el designio~de aquel escrito, é insinu- 
ando que sus sensillas sentencias envolvían las mas 
perversas intenciones. Estos documentos pasaron al 
tribunal de Cortes, qual se dice ser una comisión ó 
comitee encargado de recibir informes y querellas con- 



tra los diputados delinqüentes. Fui llamado á recono- 
cer la firma y el contenido en la carta, pero como todo 
ello no era mas que una copia, no pude reconocerlo, 
lodos saben que en este caso no podían hacer mas qus 
pedirme una declaración ; yo repliqué que no me reco- 
nocía obligado á rehusar ni admitir un juicio semejante • 
que mis papeles, y mi conducta eran los únicos y recí- 
procos intérpretes, y que la cuiiosidad é inquisición del 
tribunal debía terminarse alli. Sin ulteriores diligen- 
cias, sin algún respeto á la libertad y seguridad individ- 
ua! de un ciudadano, y mucho menos al carácter de 
representante de que gozaba, se dio orden de ponerme 
preso. Tube oportunamente noticia de este designio, 
y lamentando la desastrosa condición déla España, huí 
de la tiranía, me embarqué en Cádiz y me hallo en 
Philadelphia. 

He juzgado ser un deber mío poner todas estas cosas 
en noticia de mis honorables constituentes, para su in- 
teligencia, y justificación de mi conducta. 

En los dias anteriores di á la prensa en esta ciV.'ad 
una memoria en que expongo con mas individualnh-d y 
extencion para satisfacción da mis constituentes, del 
pueblo de la America española, y del mundo, el orden, 
de los sucesos, sus causas y trámites desde mi llegada á 
España hasta mi partida. ', tí 

Dios guarde á VfS. &c. 

José Alvar ez de Toledo. 
Philadelphia 2 de Octubre de 1811. 

P. D. Espero en la bondad de Y. S. que hará eepar- 
cir copias de esta carta por tocios los cabildos déla isla, 
como testimonios de mi conducta y obligaciones. 



Santiago 1 de Junio. 
LAS divisiones del centro del exercito de observa- 
cion regresaron á la capital : su entrada fué mui lucida 
entre una numerosa concurrencia de pueblo, que veía 
con satisfacción la gallardía de la juventud armada. 
Salieron á recirbirlas como á distancia de un quarto dé- 
legua los Cuerpos deArtilleria, Guardia Nacional, Volun- 
tarios, Pardos, y un Esqúadron de Caballería : se hizie- 
ron las salvas de estilo en su incorporación y separación. 
Hubo iluminación dos noches, y en la plaza mayor una' 
orquestra de música por orden del Ayuntamiento. 



OBSERVACIONES METEOROLÓGICAS. 
Termom. 55 de Fahrenheit, y 10 de Reaumur. 
^ Burom. 28 pulg. 2 lineas pie de Londres. El dia 3 de Juni* 
á las 11^ de la mañana. 



CON SUPERIOR PERMISO, 
. IMPRESO EJV SANTIAGO DE CHILE, 
EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Jofinston, Guillclmo H. Burbidge, 
y Simón Garrison, 

DE LOS ESTADOS UNIDOS. 



AURORA 




DE CHILE 



¡LUCE BEET POPULOS, SÓMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



No. 18. 



Jueves , 11 de Junio de 1812. 



Tomo 1. 



sssab 



EXHORTACIÓN AL ESTUDIO DE LAS CIENCIAS. 

PENTÁMETROS. 

A la margen dei Riraac* tu luminoso genio 
Hacía amar las letras, y excitaba el ingenio, 
Cephalio,t caro amigo, amado de las musas. 
¡ Siguiese yo tus huellas á orillas del Mapocho '$ 

Los talentos de Chile yo te oí que aplaudías, 
Pero su sueno y ocio sempiterno sentias. 
Nuestra juventud hábil, graciosa y bien dispuesta 
Conserva aun tristemente en inacción funesta 
El animo sublime. Ya la época presente 
La llama á grandes cosas, é iluminar su mente. 
Ella es del patrio suelo la flor y la esperanza : 
Ha de hacerlo dicho y salvar sus derechos. 
El fuego que me anima prestara ya á sus pechos ! 

No hay libertad sin luces, no hay acierto, no hay leyes- 
Baxo el pendón sombrío de errores inhumanos, 
Víctimas de si mismos, y de obscuros tiranos 
Viven, y no se quexan los pueblos orientales. 
j Dei error virtud rara adormecer los males ! 
¿ De sociales principios conservaban memoria 
Los' siglos, que de hierro ha llamado la historia? 
¡ Época desastrosa de absurdos y violencias ! 

Progresos sucesivos en las útiles ciencias 
'Jacaron á la Europa de aquel caos profundo 
De errores y de males en que yacia el mundo. 
Empero algunos pueblos, quedaron en el caos 
Tranquilos en sus males, desnudos, y oprimidos, 
Y fueron subyugados por los mas instruidos- 

¡ Q.ue quadro tan hermoso se ofrece aqui á la mente ! 
Ya renacen las letras venidas del oriente ; 
Las musas fugitivas aportan á la Italia. 
O magníficos Mediéis ! quanto os deben los hombres ! 
.Aunque no éstan al lado de vuestros grendes nombres 

f Rio de Lima. 

t Nombre célebre en el Mercurio peruano* 

X Rio de Santiago de Chile. 



Los pasmosos inventos de la filosofía, 

Preparasteis la aurora de la savidüria. 

Las musas embellecen délas letras la infancia. 

j Quien pudiera del genio seguir la marcha augusí 

Y de sus beneficios dar una idea justa ! 

Ve Urania* ser la tierra uno de los planetas 
Los réditos predice de los tardos cometas : 

Y al fin de sus fatigas por preceptos mui fieles 
Con rara certidumbre dirige los vageles. 

i umentan nuestro esfuerzo máquinas ingeniosas % 
Nos ahorra el agua y fuego fatigas laboriosas. 
O quan rica aparece, y con quanta belleza, 
Ornada dé trofeos de la naturaleza 
La quimica, alta gloria de la época presente !f 
Ya rompe el denso velo, que los seres encubre, 
X el reyno de los gazes en el ether descubre. 
Sujeta á nuestros usos incógnitas substancias : 
Nos asombra, y promueve la salud y exterminio. 

Empero de las ciencias al plácido dominio 
Me arrebata la idea en las alas del genio : 
Este es el dulce asilo del juicio y del ingenio. 
Venid, y contemplemos sus sublimes delicias. 
Mirad aquel anciano filosofo profundo 
Observar encantado las rarezas del mundo. 
Sus libros son los campos, las rocas, las orillas, 
Y aun dentro de la tierra encuentra maravillas. 
Sumérgese en las aguas, y verdades descubre 
Mas preciosas que quanto el mar avaro encubre. 
Le revela Botanice, mas bella que las flores, 
Del pueblo de las plantas los fecundos amores.J 
Piedras, conchas,y tierras, y cristalizaciones, 
Los metales, las sales, y petrificaciones 
Le muentran de los seres la constante obediencia 
Al fin y leyes simples de la alta inteligencia. 

* Musa de las ciencias matemáticas. 
f Los progresos de la química en los tiempos modernos 
hacen mirarla como una ciencia nueva. 
% El método sexual de Lineo, 



74 



AURORA DE CHILE. 



Ved aquel refiriendo á atónitos humanos 

De la madre natura la historia y los arcanos. 

El sabe que los montes son obra de los mares.*.... 

Aquel otro contempla con inefable gusto 

Los meteoros de fuego, que nos llenan de susto. 

El quitó el reyo al cielo, y el cetro á los tiranos.! 

Aquel en los anales ve las revoluciones, 

Que hicieron por ser libres, y ricas las naciones. 

El ve, que lo lograron, y fueron florecientes 

Si hallaron en su seno talentos eminentes : 

Si fueron sostenidas en sus vicisitudes 

Por el noble amor patrio, y las demás virtudes. 

* La teoría de la tierra de Buffon. \ Franklin. 



Discurso, que en la Municipalidad de S. Carlos de 
Austria pronunció el Dr. D. José Cortes Madariaga, 
Vocal y representante de la suprema Junta de Vene- 
zuela, el 17 de Enero de 1811. 

QUANDO el cuerpo colosal de la España camina á 
largos pasos al sepulcro, fuera el extremo de la insensa- 
tez perder en llorar su muerte con lagrimas inútiles un 
tiempo precioso, que debemos dar á cuidados domésti- 
cos. Nuestras provincias pertenecian á aquella poten- 
cia, que desaparece en fin de la escena del mundo. 
Que deben hacer en caso tan critico ? Si permaneciesen 
tranquilas en un sueño de muerte, serian presa de algún 
conquistador. Un yugo mas duro se agravara sobre no- 
sotros. Siempre colonos! De dia en dia mas degradados, 
mas obscurecidos, mas miserables ! Que pueblos son 
estos condenados por el destino á una perpetua servi- 
dumbre? No: no hay destino : la divina providencia 
dirige todas las cosas : y no es la voluntad del Ser supre- 
mo que los pueblos sean esclavos. Nuestros corazones 
salieron de su mano omnipotente, y ellos abhorrecen la 
servidumbre. Pero Dios quiere que trabajemos y pen- 
semos. La libertad es obra del esfuerzo, y fruto de la 
prudencia. Estas dos grandes qualidades reunidas liber- 
tan á los pueblos, y los hacen respetables y florecientes. 
La mano invisible nos ha conducido al hombre, que 
necesitábamos : devuelve á los patrios lares al genio 
extraordinario de la guerra, y del consejo : Miranda 
está entre nosotros. La injusticia, la barbarie del anti- 
guo régimen persiguieron á un hombre, cuyos talentos 
pudieron emplearse con utilidad, pero cuyo carácter no 
era de aquellos tiempos; su probidad no podia estar 
entre malvados. Su alma republicana se hizo para 
estos dias. Jamas el valor y la pericia combatieron 
por causa mas justa ni mas bella. Yo me glorié de ser 
americano quando vi, quando traté á este hombre. — 



Esto era lo que necesitábamos. Nuestros jóvenes estáa 
llenos de ardor macial ; la idea halagüeña de la libertad 
ocupa su alma noble ; su corazón ha hecho una de las 
grendes pasiones el amor de la libertad ; pero necesita- 
ban de un General como Miranda, que los conduxese á 
la victoria: de un republicano, que les inspirase el 
amor á las virtudes republicanas. Ya lo lograron : ya 
está á la frente del exercito. Hoi he venido á anunci- 
aros esta plausible nueva. 



Noticia del mineral de azogue de Punitaqui en el parti- 
do de Coquimbo. 

D. José Antonio de Rojas, cuyos conocimientos, en 
las ciencias naturales son tan notorios, habiendo sido 
comisionado para reconocer las minas de azogue de 
Andacollo, las encontró de poco momento, y como es- 
taba tan recomendado por la corte el descubrimiento de 
otras, logró descubrir á 25 leguas de las primeras la 
mina de azogue de Punitaqui, que ofeció las mas lison- 
geras esperanzas por su abundante y rico mineral. La 
trabajó hasta la hondura de ocho ó nueve estados, en 
cuya profundidad se mantenia constante. Hizo un en- 
sayo quemando una hornada de mineral cargada con 
dos caxones, de la que recogió seis arrobas- de exelente 
azogue, habiéndose desperdiciado mucho por los acasos 
inseparables de los primeros experimentos. En este 
estado llegó el sucesor ó acompañado Dr. D. Miguel de 
Lastarria nombrado por D. Tomas Alvares de Acebedo, 
que estaba encargado de este negocio por el ministerio 
con las mas amplias facultades. Rojas entregó á Las- 
tarria la mina, hornos, y demás aparatos y se retiró á 
esta capital. La mina siguió con decadencia, y está 
en el dia casi abandonada. 

Es claro que bien trabajada esta mina hubiera tra- 
hido á la patria las riquezas del Perú, pero necesitaba, 
lo mismo que las otras, de luces y fomento. Es nece- 
sario proteger la industria, y es indispensable domiciliar 
entre nosotros los conocimientos útiles. „ Para tener 
hombres que posean los conocimientos de que pende el 
adelantamiento de las minas, y demás producciones del 
reyno, y que estos sean en numero suficiente á cubrir 
todos los puntos que exigen sus atenciones, y con uno» 
costos tolerables, y sin el riesgo de ser el juguete de los 
charlatanes, es forzoso que se formen aqui,,'* es forzoso 
que este genero de estudios se establezca entre nosotros : 
ellos están comprehendidos en el plan del instituto naci- 
onal : son una aplicación de las matemáticas y de la, 
química, de la qual se necesitan maestros, y es preciso 
que vengan de fuera, 

* Expediente para que se pidan maestrüs de Qiámkeu 



AURORA DE CHILE. 



75 



ARTICULO DE VACUNA. 
LA inoculación de la vacuna practicada en las casas 
del cabildo en todo el mes de Mayo ultimo, ha produci- 
do saludable efecto en 446 personas de ambos sexos : 
las 231 de edad de uno hasta cinco años : 84 de cinco 
á diez : 63 de diez á veinte : 56 de veinte á treinta : 8 
de treinta á quarenta, y quatro desde quarenta hasta el 
termino de la vida : El aumento de progresión del nume- 
ro de vacunados que se observa cada dia, principalmen- 
te de los que estaban sin este remedio, siendo nacidos 
antes de los quatro anos que se dio á conocer, y se sub- 
ministra caritativamente por el gobierno, manifiesta que 
el zelo, y diligencia de la nueva comisión diputada para 
su propagación por la superioridad ha correspondido á 
sus designios : El practicante sale á operar á los subur- 
bios, y barrios donde el registro personal de los diputados 
por casas y quartos encuentra miserables que por des- 
nudez ú otras dificultades rehusan concurir al vacuna- 
torio público i otro vacunador circula por las campañas, 
bajo la inspección, y auxilio de los Señores Párrocos, y 
de dos diputados nombrados en cada uno de los curatos 
exteriores de esta capital. Con tan oportunas propor- 
ciones á vuelta de pocos meses solo restará que socorrer 
con este preservativo á los que nacieren en la succesion 
del tiempo : Santiago 2 de Junio de 1812. 

Judas Tadeo de Reyes. 



EXTRACTO 

Del Satélite del Peruano. 
SI tan justamente se ha reputado en todas las nacion- 
es cultas como el empeño mas honorífico y digno del 
hombre sabio, fomentar los papeles públicos: ¿con 
quantá mayor razón deberá hoy crecer entre nosotros 
este empeño ; hoy que nos miramos restituidos á nues- 
tros augustos derechos de hablar y escribir como hom- 
bres libres ? Tiempo ha que deseábamos concurrir con 
nuestras débiles luces á la ilustración de la patria por 
medio de un periódico ; mas este deseo se nos ha pos- 
tergado por el estado lastimoso de nuestras imprentas. 

Entretanto vimos aparecer el Peruano en medio de 
las densas tinieblas que obscurecían negramente la 
atmósfera civil de este reyno ; vimos que qual astro 
luminoso y radiante iba disipándolas poco á poco, intro- 
duciendo lá benigna y agradable luz de la libertad, de la 
firmeza, de la despreocupación, y de los pensamientos 
útiles y liberales. Al fin, después de cinco meses que 
ha sido combatido por los espesos nublados de la con- 
tradicción, del despotismo y de la envidia, el Peruano 
se halla ya fixo en nuestro orizonte; y á beneficio de 
su viva luz y de su constante influencia hemos divisado 



á lo menos los horribles precipicios adonde miserable» 
mente nos iba á precipitar nuestra obscuridad antigua. 

A pesar del odio, de la envidia, de la calumnia, de la, 
desesperación, y de toda suerte de persecuciones, con 
que algunos fanáticos, que echan menos el antiguo des- 
potismo con que se han nutrido, quisieron y quieren 
aun eludir el establecimiento del Peruano ; él no ob- 
stante, patentizando al público la falacia y ruda insensa- 
tez de sus enemigbs, haciéndonos conocer que estos 
solo son los dignos hijos de Godoy, en cuyo asilo se han 
atrincherado, como en último refugio, la tiranía y bar- 
barie espirantes : él en fin, como trazado sobre las bases 
de la recta razón, y regido por el mas sabio y bondado- 
so de nuestros americanos,* y por el mas despreocupado, 
firme é ilustrado de nuestros españoles, tienta los me- 
dios de desempeñar dignamente todo quanto debe con- 
stituirlo en el ser del primer periódico en la era de la 
naciente libertad del Perú. 

El Peruano es la estrella fixa en que debe clavar los 
ojos de su esperanza todo ciudadano que quiera gozar 
las dulzuras de una constitución sancionada por el voto 
universal y contentamiento de iodos los pueblos. Ella 
anuncia la felicidad é ilustración del Perú, si no des- 
mayan los hombres sabios en sostener y aumentar cada 
dia su claridad y brillantez. Sus grandes ideas, bur- 
ladas solamente por esos fatuos panegiristas de solo lo 
que entienden, y crueles opositores de quanto propor- 
ciona luces y conocimientos á nuestros compatriotas, 
(como si fuesen destinados á ser eternamente esclavos 
embrutecidos) son los rayos luminosos que alegran hoy 
el ámbito de nuestra amada patria, haciéndonos 'prorum- 
pir en los mas puros encomios y bendiciones á sus intré- 
pidos editoras y á quantos lo sostienen. 

Nosotros ya que no tuvimos la gloria de haber sido 
compañeros de estos primeros héroes cívicos á lo me- 
nos queremos ayudarles é imitarlos quanto nos sea da- 
ble, con el fin de aumentar esa luz de que tanto necesi- 
tan nuestro conciudadanos para aprender la gran cien- 
cia de sus imprescriptibles y sacratísimos derechos : esa 
"ciencia, la mas digna del hombre, que por un cumulo de 
desgracias para siempr lamentables, en ninguna parte 
del globo ha sido mas desatendida é ignorada que en 
nuestro suelo 

He aquí el plan y objeto del presente periódico que 
sale hoy á luz por primera vez, y saldrá en la misma for. 
ma todos los meses con el nombre de SATÉLITE DEL 
PERUANO. En la esfera planetaria los astros de pri- 
mera magnitud tienen sus satélites ; y el Peruano, que 
en nuestra esfera política es el primero, debe tener el 
suyo. Honor nuestro es seguir sus huellas, y caminar 



* Cepkalio* 



76 



AURORA DE CHILE. 



por la gloriosa senda que él nos há abierto con mano 
impertérrita. 

Nuestro plan es el mas liberal. Por ahora nos con- 
traherémos con especialidad á dos puntos esencialisimos 
de INSTRUCCIÓN PUBLICA, que son la HISTO- 
RIA, y la POLÍTICA; y por esto es que damos tam- 
tambien ánuestso periódico el sobrenombre de Redacci- 
ón política, liberal é instructiva. Baxo el primero enten- 
demos solo la historia de vuestra edad presente. Que- 
remos que nuestros conciudadanos todos, desde el mas 
elevado hasta el mas ínfimo, estén perfectamente instuí 
dos da quanto pasa hoy en el mundo, para que no vivan, 
como hasta aqui, de simples autómatas : queremosxon 
especialidad que no ignoren ni un ápice de la historia 
presente de España y de toda la América : queremos aj 
mismo tiempo que formen ideas exactas, imparciales y 
verdaderas de todos los hechos ; y así nos dedicaremos 
á entresacar de quantas obras se impriman en Europa y 
América los papeles mas análogos á nuestro intento, y 
que lleven el sello de la filosofía y aprobación universal 
comparándolos con el mas rígido criterio. 

La historia presente y los hechos que la van contin- 
uando tienen un enlace intimo con el principio de la re- 
volución de España desde el cautiverio del deseado 
FERNANDO : por esto nos es preciso tomar el hilo des- 
de esa época, aunque atrasada, y por eso también pre- 
sentamos en este primer número el primer quadro de la 
revolución de España, que comprende desde la prisión 
del rey hasta la instalación del antiguo consejo de regen- 
cia. Pasados dos ó tres números ya nos pondrémas 
con el día, habremos antepuesto, y digamos asi, los anda- 
mios de nuestra historia, para seguir paso á paso todos 
los sucesos mas recientes que se presentaren á nuestros 
ojos A nadie le sea lícito ignorar que el engrandecimi- 
ento futuro de nuestra América depende esencialmente 
de la actual revolución de España; y que roto el equili- 
brio de las potencias de la Europa por el tirano, (sigu- 
iendo la regla universal de física y política, deque las 
naciones crecen en razón de las masas y de las distan- 
cias) es en nuestra cara patria donde se va á fixar el im- 
perio de la razón, de la felicidad y de la filosofía, si to- 
dos contribuimos por nuestra parte á este fin grandioso, 
iluminando nuestros espíritus, y rectificando nuestros 
corazones parar estar prevenidos contra qualquier ata- 
que extrangero y contra la anarquía. 
^ Baxo el otro punto de nuestro periódico que es h po- 
lítica, comprehenderémos en cada número algunos ras- 
gos sacados de los mejores autores antiguos, ó escrito- 
res del dia que sean relativos á nuestros actuales intere- 
ses. Haremos estudio particular en comunicar al 
público, aunque sea compendiosamente, todas las no 
dones de que por falta del estudio del derecho público 



carece la mayor parte de nuestros compatriotas : en fin 
nuestro periódico se encarga muy especialmente de 
formar ciudadanos instruidos en todo aquello que es 
necesario para formar un publicista. El primer estudio 
del hombre debe ser el hombre mismo, tanto en lo 
moral, como en lo físico y politico. ¿ Qué estudio mas 
digno del hombre que el que le enseña lo que se deba 
á si mismo, lo que debe á la sociedad, en cuyo sen» 
vive, y lo que debe á sus magistrado;?, y xefes ? ¿ Q ue 
ciencia mas ventajosa que la que le hace conocer al 
hombre la dignidad de los derechos que posee dentr* 
de si mismo ? 

[se continuar a. ] 



DONATIVOS. 

La Villa de San Rafael de Rosas ha contribuido con 

los Donativos que constan de la siguiente lis¿a. 

D. José del Solar Subdelegado actual de ) Pesos. 

esta Provincia, \ Q5 ' 

El Alférez R. D. José Veles, 12 
El Alcalde Provincial D. Manuel Ruedas 

Cevallos dio una Caravina acondisiona- 

da. 

El Regidor Decano D. José Joaquín Sierra, 4, 

El Procurador General D. Gregorio Ydalgo, q 

D. Narsiso Mendes, ^ 

D. Francisco Camer, g 

D. José Antonio González, j 

D. Felipe Costanso, a 
D. Toribio Tapia, 

D. José Agustín Gatica, e 
D. Manuel Corail, 

D. Bernardo Santana» g. 

D. Juan Urbina, » 

D. José Flores, » 

D. Bernabé Dias, g 

D. Juan Pérez, j 

D. Luis Cevallos, & 

D. Nicolás Caldera, i 
D. Pasgual Senteno, 

D. Cayetano Reguena, g 

D. Ygnacio Caldero, \ 

[Se continuará.] 



OBSERVACIONES METEOROLÓGICAS, 
Termom. 55 de Fahrenheit, y 10 de Reaumur. 
„ Barom. 28 pulg. 3 lineas pie de Londres. El dia 10 de Junñ* 
á las 11¿ de la mañana. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Johnston, Guillelmo H. Burbidse, 
y Simón Garrison, 

"»JS LOS ESTADOS UNIDO*. 



'•£? 






AURORA 




DE CHILE 



i LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS 



No. 19. 



Jueves, 18 de Junio de 1812. 



Tomo 1 



Jleflexones acerca del derecho que tienen a las Aman- 
eas los Españoles Europeos, y Americanos que actual- 
mente las habitan ; y acerca de la conducta de la 
Metrópoli para con ellos. 

FIXANDO los ojos sobre los habitantes de nuestras 
Americas, los vemos divididos en dos clases de hom- 
bres, diferentes en carácter, en temperamento» en vicios, 
en virtudes, en costumbres. La politica, la opinión, y 
la fortuna siguiendo al parecer la marcha y conducta de 
la naturaleza, los hicieron tan diferentes en considera" 
cion, y comodidades, como lo son en la forma, y en los 
demás accidentes corporales, y sensibles. 

Una de estas clases consta de Españoles, ó Europeos 
ó Americanos, y la otra «onponen los Indios, antiguos 
poseedores y habitantes del pais. Una gran parte de 
estos últimos permanece aun en su antigua barbarie, 
independiente, é indómita ; libre pero sin leyes, sin in- 
dustria, culto, ni luces. 

Algunos escritores animados de un zelo excesivo por 
los derechos de los pueblos, sin considerar bien las cir- 
cunstancias, y de un amor inmoderado y fogoso de la 
libertad, desearon que se vengasen en nosotros los hor- 
rores, que á oompañaron la conquista de esta parte 
del mnndo : y por medio de una pluma incendiaria 
procuraron introducir en el asilo de la paz el tumulto y 
la devastación. 

Decendemos de los conquistadores, pero no somos 
cómplices de las violencias, que seguían sus armas. 
Tenemos al suelo, que pisamos, el mismo derecho que 
sus antiguos habitantes, pues unos y otros nacimos en 
el. Los Españoles Europeos, que actualmente están 
entre nosotros, gozan del mismo derecho, que nuestros 
padres, pues unos, y otros pasaron á estas regiones 
baxo la protección de unas mismas leyes, vinieren con 
miras pacificas, y del mismo modo que nosotros nos 
trasladamos de una á otra de las numerosas provincias, 
que componen la monarquía Española. 

Es necesario convenir en que el lapso de los tiempos 
da á los pueblos, y naciones un derecho indisputable 
al pais, que habitan. De otro modo se confundieran, y 
disolvieran los imperios. El mundo ha sido todo revo- 



lución. Unos pueblos han sido repelidos, y remplaza- 
dos por otros : y las mas veces se han mesclado .entre 
si, comunicándose sus opiniones, sus leyes, y costum- 
bres. Este es el origen de esa especie de eternidad, 
que se nota en tantos errores, y de esa confusión y 
estravagancia, que se observa en sus usos, leyes y con- 
stituciones, i Quien no conoce los nombres de los 
Celtas, Alanos, Suevos, Vándalos. Godos? ¿Quien 
puede asignar una región habitada siempre por indíge- 
nas ? Quien penetrará la noche de los tiempos, y deci- 
dirá con certidumbre quales fueron los primeros pobla- 
dores de la America; si la hallaron despoblada; si ex- 
pelieron, si anhiquilaron á sus habitantes primitivos ? 
I Quien dará una razón satisfactoria ¿? ¡} la diversidad 
de idiomas de los Indios de Chile, del Perú, y de loa 
que viven esparsidos en las orillas del rio de las Ama- 
zonas, donde cada familia es una nación, y cada nación 
usa de un idioma diverso y desconocido? 

Abandonemos á la conjetura asunto tan recóndito, 
tratemos de cosas que conocemos mejor. 

La metrópoli ha usado de una misma conducía para 
con los Españoles habitantes de America, sin hacer una 
distinción sensible entre los que nacieron de esta ó la 
otra parte del mar. Asi los Señores Armendaris, Vega, 
Sandonas, y en nuestros dias los Señores Moscoso, 
Carbajal, Aldai, Maran, Cuero, Pérez, Abiles, Reguera, 
Gonzales....se han visto ocupar los empleos mas distin- 
guidos de la iglesia y del estado. Asi pues Españoles 
Europeos, y Americanos fueron á sus ojos una misma 
familia, revestida de unos mismos derechos, y sujeta al 
influxo á veces benigno, á veces asiago, y opresor de 
los varios ministros de los reyes. En unos, y otros ó 
gozaron de una misma consideración, ó padecieron un 
mismo olbido los talentos, el mérito, y las virtudes. 
A unos y otros fueron igualmente ventajosas las ri- 
quezas. 

Es una qüestion curiosa, si fueron mas felices, ó 
mas infelices los Españoles de la Península ó los de la 
America. „ Los siglos de los Felipes, y los Carlos, (dice 
el eloquente Morales en las Cortes) marcados en el, 
seno de la patria por los siglos del despotismo, fueron, 



'78 



AURORA DE CHILE. 



la época del descubrimiento de la America, de su domin- 
ación, y tropelías.,, En verdad la tenacidad, espíritu 
sanguinario de dominación, y profusiones de Felipe II. 
la incapacidad, indolencia, y desgreño de Felipe IV. la 
inhabilidad, y candor del Señor Carlos ÍV. se hicieron 
sentir mas vivamente cerca del trono. Los males de 
la guerra se sufrieron allá en todo su horror. Quanta 
sangre inútilmente derramada ! Quantas viudas, quan- 
tos huérfanos ! Quantas lagrimas/. ..! Los reyes erigi- 
dos como en Deidades, puesta una barrera inpenetrable 
entre la magestad, y los vasallos, entregados absoluta- 
mente á los consejos de los ministros, confiando el 
cetro á las manos débiles, y á las pasiones insensatas 
de sus esposas, jamas oyeron las quexas, ni los 
sollosos de los oprimidos, aunque estubiesen mas cer- 
canos. El ministerio de Manuel Godoy fue sin duda 
mas opresor para los Peninsulares. Siempre es mas 
funesta la cercanía de los lagos infectos, y la de los 
volcanes. 

Con todo, el centro de la autoridad arbitraria colo- 
cado á una distancia inmensa, al paso que decrecía en 
energía, debió hacer mas poderosos, arbitrarios, y for- 
midables á los funcionarios públicos. Los juicios de 
residencia aunque según la voluntad de los reyes 
debían ser mi " rígidos, se reducían á una vana cere- 
monia. Los funcionarios tenian favorecedores en la 
Corte, y quedaban impunes por medio de sus mismas 
depredaciones. El mundo ha sido siempre el mismo, 
y unas mismas circunstancias, y sistemas gubernativos 
semejantes han de producir unos mismos males, ó 
unos mismos bienes. Unas mismas causas producen 
unos mismos efectos. Todos saven las depredaciones, 
las concusiones que exercieron en las provincias de la 
república, y del imperio Romano, sus procónsules, 
questores, y pretores. La excelencia de las leyes de 
la Gran Bretaña no siempre ha podido libertar de la 
codicia, y rapacidad de los mandatarios á sus estableci- 
mientos ultramarinos en las dos Indias. Un abuso 
semejante, y que se creyó irremediable por la distancia, 
arruinó aquel comercio prodigioso en sus principios, y 
aquellas posesiones tan florecientes de la Holanda. 

Distamos mucho de querer calumniar el mérito, y la 
virtud. La imparcialidad nos animas. Mihi Galba, 
Otho y Vitelius : : neo beneficio vec injuria notus. Pero 
si hemos conocido gobernadores desinteresados, é in- 
corruptibles, todos tienen noticia de las fortunas 
ingentes, y rápidas de otros. 

Digamos ya lo que repetiremos muchas veces y lo 
que han demostrado hasta la evidencia consumados 
Políticos : una monarquía de inmensa extensión no 
puede ser bien gobernada. No está en los alcances 
del hombre abrazar objetos inmensos, ni atender á 



cuidados multiplicados inmensamente. Vemos esto 
aun en asuntos de menor conseqüencia. El oomerci- 
ante que entiende á un mismo tiempo en muchos 
asuntos* no tiene acierto en sus operaciones. El lite- 
rato pierde en solidez lo que avanza en variedad de 
conocimientos. Y sin embargo, ¡ O perfección, & 
grandeza de luces adquiridas en la ciencia sublime del 
gobierno ! Los ojos del monarca estaban atentos á todas 
las necesidades de tantos millones de hombres : susoidos 
oían las quexas de tantos millones de infelices. JEI 
sol no se ponia jamas para las posesiones del Señor 
Carlos IV. sus enfermedades, la necesaria distracción' 
de la casa, no le permitían vacar a los penosos afane* 
de la administración ; pero su prudentísima esposa, y 
el poderoso genio del Serenisimo Principe de la Paz 
ni cazaban, ni estaban enfermos, y les sobraba alcances 
y bondad para conducir á sus Vasallos, esparsidos 
en dos mundos, á la mayor prosperidad posible. 

No decimos que huviera sido acertado, mi oportuna 
desmembrar la monarquía, ni romper unos vínculos sa-- 
grados que formaron nuestros padres á costa de tanta 
sangre ; pero podra baver oído el parecer de sus vasallos, 
y conservando su trono como un centro de unidad, adop- 
tar un sistema y una constitución menos incompatible- 
con la dicha de los pueblos. 

Que hombre hay tan insensato que no conos ca que 
la administración y el gobierno se complican á propor- 
ción que se multiplican los dominiosy se aumentan los 
vasallos, y que la administración al paso que se compli- 
ca, exige un genio mas vasto, y nociones mas extensas 
y profundas ? El que no podía gobernar bien á Castilla, 
tendrá mas acierto quando se agregue á Castilla León, 
Aragón, y las dos Sicilias ? El que era el martirio de 
los pobres Españoles quando dominaba solamente en 
España, gobernará mejor quando domine á la Holanda 
y parte de Italia ? y si á estas posesiones, ya tan gran- 
des se unen los Imperios de México, y del Perú, hará 
la dicha de todos? Se habrá hecho mas sabio y mas 
bueno, por ser mas rico y poderoso ? No nos equivoque- 
mos: que nos importaba pertenecer á una imensa monar- 
quía gobernada por unos ministros, ya pérfidos, ya de*- 
vorados por una codicia insaciable, y siempre despotas, 
si todos somos infelices? Es posible que nuestros pa- 
dres alcanzaron tantas victorias, expeliendo á los infie- 
les de la Península, navegaron mares desconocidos, y 
conquistaron imperios, para hacer el tormento de su pos- 
teridad ? Si á lo menos nuestros abuelos, y nuestros 
hermanos, que quedaban en el seno de la patria, huvie-' 
sen sido felices á la sombra del trono :::! si á lo menos- 
Ios tesoros de la America les huviesen proporcionada 
commodidades y abundancia ::! Mas ay ! Que habia al 
nie del trono sino baxesa, miseria, opresión, contribuef* 



AURORA DE CHILE. 



79 



ones baxo mil nombres, y formas ? Las riquezas de dos 
mundos no eran ya bastantes á sostener el luxo del Re- 
al Palacio, y el esplendor del de Ñapóles, y de Hetru- 
íia, y los antojos de la Reyna, ni podían llenar los dese- 
os de los favoritos. Los tesoros de las Indias se dicipa- 
fon en gran paite en guerras enteramente inútiles á la 
dicha de los pueblos. Que importaba á los Españoles 
que sus reyes añadiesen á sus coronas las de los países 
baxos y de algunos territorios de Italia ? Serian menos 
infelices por que fuesen tan pobres, y tan esclavos co 
mo ellos los Holandeses é Italianos? y si se huviese lo- 
grado el proyecto de la monarquia universal que se 
atrevió á concebir un Felipe II. qual hubiera sido la suerte 
de la humanidad ? Españoles : ¿ con que era vuestro 
deseo que no existiese la República de Holanda? Con 
que era vuestra voluntad se extendiese y agravase sobre 
toda la Europa el despotismo del Oriente ? ¿ Qual hu- 
viera sido entóneosla suerte délas letras ? No previsteis 
estos males, ó á lo menos no buvo medio de resistir á la 
fuerza. Siempre se ha abusado de vuestro valor y con- 
stancia heroica. Desgracia ! Nunca haveis tenido uien 
os dirija, ni quien os ilumine. Mas quien había de ilu- 
minaros, si el despotismo os condenaba á las tinieblas, 
y á la estupidez, si famas gozó entre vosotros de liber- 
tad el pensamiento, la palabra, ni la imprenta i La igno- 
rancia es el patrimonio de los pueblos esclavos. Saveis 
por que hai tanta ignorancia entre los Turcos ? Por que 
se decapita al que habla ; y donde no se había, ni se 
piensa, ni hai filósofos* ni hai escritores. Los papeles 
públicos que ha producido la libertad de la prensa en la 
Península, beneficio inestimable de la revolución, dicen 
que se admiraron los pueblos españoles al oir por la pri- 
mera vez que tenían derechos. Los derechos no se con- 
ocen donde no hay quien los reclame. Y quien los 
reclamara desde Carlos V. ? Enriquecidos sobre mane- 
ra los reyes por el descubrimiento de las Indias, se eleva- 
ron sobre el antiguo sistema de las Cortes generales, y 
mandaron el silencio y la ciega obediencia. Los Gran- 
des se envilencieroa. Esta clase augusta, intermedia 
entre el pueblo y el principe, que Velaba sobre las pre- 
ro<*ativas de la nación para conservar las suyas* que de- 
cía al Rey „ tu eres mayor que cada uno de nosotros en 
particular, pero mayores somos todos juntos,, vino á glo- 
riarse con su propio abatimiento, sirviendo en humilla- 
ción, desde que la opulencia del principe lo elevó sobre 

todos. 

Este fue uno de los graves danos, que traxo a v la 
España el descubrimiento del nuevo mundo y la inun- 
dación de sus riquezas. Es un problema de si los males 
Ocasionados por este gran acontecimiento fueron mayo- 
res, que los bienes, con relación no solo á España, sino, 
á todas las potencias de Europa. Merece insertarse 



aqui el juicio, -que hace sobreestá materia un politico 
europeo, que escribió á mediados del siglo pasado. 

„E1 descubrimiento de la America procuró á algunos 
imperios vastos dominios, que aumentaron su poder y 
esplendor. Pero ¿ quanto no ha costado conservar, go- 
bernar, y defender estas posesiones lejanas? qando 
ellas lleguen al grado de cultura, luces, y población de 
que son capaces ¿ no se separarán de una patria, que 
fundaba su esplendor sobre su prosperidad? ¿ qual será 
la época de esta revolución ? se ignora : pero sucederá. 

• La Europa debe á la America aígunás comodidades, 
pero antes de obtenerlas ¿ eramos acaso menos sanos, 
menos robustos, menos felices ? Estas frivolas ventajas* 
conseguidas con tanta crueldad, y disputadas con tanta 
porfía valen una gota de la mucha sangre, que se há der- 
ramado? La conquista despobló á las Americas,* 
pero ¿quantos conquistadores murieron? Si toda la 
sangre, que há empapado aquellas regiones* pudiera re- 
unirse, si pudieran juntarse en un mismo lugar todos 
los cadáveres, la sangre y los cadáveres de los Europeos.! 
ocuparan un gran espacio. 

El descubrimiento de la America dio nacimiento al- 
mas infame, al mas atroz de todos los comercios, el de 
los esclavos. Se habla de los crímenes contra naturale- 
za, y no se cita este horrible y execrable. Casi todas las 
naciones Europeas se han manchado con él : un vil in- 
teréz ha sufocado en sus corazones todos los sentimien- 
tos de humanidad y natural justicia. Pero, se dice, sin 
estos brazos las haciendas quedaran incultas en la zona 
ardiente. Ah ! queden incultas, cúbranse de malezas, 
si para labrarlas se necesita que el hombre sea reducido 
a la condición de las bestias. 



* En 1551 se hizo la numeración de los Indios del Perú por 
el Arzobispo el Sr. Loaisa, el Oidor Ziancas, y Fr. Domingo 
de Sto. Tomas : se revistaron ocho millones, doscientos, cin- 
quenta y cinco mil ; pero en el resumen general, que rige la 
contaduría de tributos, hecho en 1794, solo se encuentran seis- 
cientos diez y nueve mil ciento noventa. En 1600 la Diosesis 
de Mexieo contaba quinientos mil Indios tributarios, pero en 
1741 solo tenia ciento diez- y nueve mil, seiscientos once. La 
Puebla contaba en la primera época doscientos cinquenta y 
cinco mil, en esta última solo cuenta ochenta y ocho mil dos- 
cientos quarenta. La de Oxaca subía á ciento cinquenta mil, 
pero habia baxado á quarenta y quatro mil doscientos veinte y 
dos* Morales en la Scssion de las Cortes de 11 de Enero de 18 1-1. 

f Solo en Chile ea los combates con los Indios se computan 
muertos veinte y cinco mil Epañoles. Pérez Garda en la 
Histor. de Chile. 



so 



AUIÍORA-DE CHILE. 



PLAN 

De organización del Instituto nacional de Chile, escuela 
central y normal para la difusión y adelantamiento 
de los conocimientos útiles. 

POR EL EDITOR. 

El primer cuidado de los Legisladores ha de ser la educa- 
ción de la juventud, sin ía qual no florecen los Estados. 

La educación debe acomodarse á la naturaleza del gobierno, 
y al espiritu, y necesidades de la república. 

Arislot. de refi. 1. 8. 

PRIMERA PASTE. 

Objeto del Instituto. 

EL gran fin del instituto es dar á la patria ciudada- 
nos, que la defiendan, la dirijan, la hagan florecer, y le 
den honor 

PROSPECTO DE LAS CLASES. 

Clase primera Ciencias Matemáticas y Físicas. 

Matemática pura, y su aplicación á la Arquitectura 
militar. 

Matemática mixta. 

Física particular, ó ciencia de los cuerpos en parti- 
cular. 

Esta Clase exige tres profesores. 

Clase segunda ciencias morales. 

Esta clase comprehende la ciencia social, el derecho 
constitucional, los principios de la moral, y de la legis- 
lación, la economía política, y la historia de las leyes, 
revoluciones, engrandecimiento, y decadencia de las 
" naciones. 

Puede servirse por un profesor. 

Clase tercera Lenguas, y Literatura. 

Gramática Castellana. 
Traducción de lengua Francesa. 
Traducción de lengua Inglesa. 
Principios de eloqueneia, poesía, y critica. 

Puede servirse por dos profesores, y aun por unaí 
Articulo I o . organización de la 1. clase. 

El profesor de Matemática pora ensenará la Aritmé- 
tica, los principios de Algebra, la Geometria, y Trigo- 
nometría plana, la practica de estas dos ciencias, como 
medir distancias, accesibles, é inaccesibles, levantar 
planos, la nivelación &c. dará los principales elementos 
de secciones cónicas. Enseñará los principios del arte 
de fortificar, defender, y atacar las plazas, y puntos 
importantes. 

El profesor de Matemática mixta enseñará los ele- 
mentos de Dinámica, y Estática ; la Teoría de las 
fuerzas centrales ; los principios de Hydrodinamica, 
los de Astronomía, y Geografía. 

Quando se encuentre quien enseñe la ciencia parti- 
cular de los cuerpos, será su cargo dar los principios 
elementares y prácticos de Química, y de la ciencia de 
las r^iris. 



Artkulo 2 o . ' Método de la ensenaza. 

En la primera clase no se toma nada de memoria^ 
se reciben, y dan las lecciones al pie de la pizarra y ;' s« 
cuidará que los Alumnos adquieran el habito de expli- 
carse limpia, y fácilmente. " 

La insefíanza durará por la mañana dos horas, f 
una hora por la tarde. 

Articulo 3 o . organización de la clase 2. 

Esta clase desenvuelve los principios que sirvan d«. 
apoyo á la Constitución de Chile : establece los dere* 
chos de la patria : fixa el gran principio del pacto 
social ; y sobre el derecho de naturaleza, y de gentes 
estableze las obligaciones y prerogativas del hombre en 
todos los estados, y baxo todos los respectos. 

Se propondrá el profesor inspirar á los Alumnos por 
el conocimiento de sus eternos derechos grandeza de 
alma, ideas liberales, y el heroico sentimiento de su 
dignidad. 

Les analizará los principios fundamentales de hs 
leyes civiles : les descubrirá las fuentes de la prosperi- 
dad publica, los obstáculos, que la retardan; y por 
medio de la historia les mostrará los errores políticos, 
que arruinaron á unas naciones, y las prudentes theorias 
que á otras hicieron florecientes. 

Desenvolverá las épocas mas interezantes de los 
pueblos antiguos, y modernos ; su conducta en la paz, 
y en la guerra : seguirá sus progresos en las artes, 
ciencias, agricultura y comercio ; y hará notar la influ- 
encia que en todas estas cosas tubo su gobierno politico, 
y civil. f 

Se esforzará en hacer á los dicipulos humanos, y 
compasivos para con todos los hombres. Les inspirará 
el gusto de la historia, que es la mejor escuela de la 
moral, y de ía ciencia del gobierno. 

Articulo 4 o . Método de esie estudio. 
Este exercicio se reservará para las noches, y durara 
dos horas. Consistirá en lecturas, y traducciones 
útiles, y en discursos sensillos del Maestro. Este nom- 
brará la noche anterior á uno de los Alumnos, que en 
la noche siguiente exponga eon brebedad aquello que se 
trató en la noche anterior. 

[SE CONTINUARa.J 



OBSERVACIONES METEOROLÓGICAS. 
Termom. 56 de Fahrenheit, y 1 1| de Reaumur. 
Barom. 28 pulg. 9 lineas, 3. pie de Londre». 

El dia 17 de Junio á las 11£ de la mañana. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EJY SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Johnsten, Guillelmo H. Burbidga* 
y Simón Garrison, 

JV& LOS ESTADOS* UÜIDOS. 









ORA 




DE CHILE 



¡LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



No. 20. 



Jueves, 25 de Junio de 1812. 



Tomo 1. 



B - ir 



r, CONTINUACIÓN 

Del plan de organización del Instituto nacional de Chile, 
escuela central y normal para la difusión y adelanta- 
mentó de los conocimientos útiles. 

POR EL EDITOR. 

El primer cuidado de los Legisladores ha de ser la educa- 
ción de la juventud, sin la qual no florecen los Estados. 

La educación debe acomodarse a la naturaleza del gobierno, 
y al espíritu, y. necesidades de la república. 

ArUtot. de rep. 1. 8. 

Articule » 5 o . organización, y método de la Clase 3. 

ADEMAS de la correpcion que dá al propio len- 
guaje el conocimiento de su gramática,, facilita la in- 
tcli "encía de los otros idiomas. Por tanto se explicará 
la gramática castellana. 

Consta por experiencia que los jobenes se aplican 
con sumo gusto en muchos colegios á aprehender la 
traducción francesa y los principios de bellas letras, 
sin que este estudio los distriaga de otros mas serios y 
dificiles. Por tanto y en consideración á¡ la exelencia 
de, las- obras escritas en aquella lengua, se enseñará su 
traducción, y á hablarlo si es posible. 

El Iñgíe-ses igualmente una Jangua sabia, consagra- 
da á la filosofía, y á la profundidad del pensamiento. 
Se enseñará pues su traducción por principios. 

Las bellas letras son la delicia de la imaginación ; 
aumentan la sensibilidad : dan explendor á los estados; 
y acreditan una educación fina. Se enseñaran pues 
en el instituto por principios ; mas no se emprehenderá 
su estudio, hasta que los alumnos sepan alguno de los 
idiomas sabios, que son de constitución, para evitar la 
distracción y superficialidad. 

Se hará este estudio por Hugo Blair, la obra mas 
profunda, y mejor escrita que conocemos sobre esta ma- 
teria. 

Este estudio se reducirá auna lectura reflexiva, y 
bien explicada, sin pasar de un. tratado á otro, hasta 
estar los alumnos en estado de exponerlo con facili- 
dad. ;-.'•'; 

• Este exersicio seguirá al de lenguas. Se continuara 
hasta el punto en que se concluyan los estudios mate- 
máticos. Durará una hora cada mañana. 

Articulo 6°. Enseñanza publica de lenguas. 
., Los Maestros de lenguas, desocupados por pasar los 
alumnos al estudio de bellas letras, enseñarán en una 



sala del instituto la traducción de dichas lenguas á todas 
las personas que quieran aprenderla. 

Los mismos Maestros, estando desocupados por las 
tardes, darán en ellas hora y media de enseñanza gra- 
tuitamente al público. 

Apéndice a la Clase de lenguas. 

AünqUe el español es la única lengua que se habla en 
instituto, como consagrado á las ciencias naturales, y 
por ser evidente que' asi es mas fací 1 el aprovechaménto, 
se adquiere cultura, y se'; extiende prodigiosamente la 
ilustración ; no obstante, por justas consideraciones 
parece convendrá pertenesca al instituto una escuela 
para los niños, que por su poca edad no estén aun aptos 
para mejores estudios, ó cuyos padres lo quieran asi 
por qualquier motivo. 

SEGUNDA PAUTB. 

Disposiciones generales. 
Articulo \ Q . Tiempos de la enseñanza. 

Las aulas de Matemática se pondrán en exercicio á 
las ocho y media de la mañana. Después de las dos 
horas de trabajo tendrán les alumnos media hora de 
distracción. . 

Dé once á doce concurrirán á la aula de Literatura. 
En las tardes después de la lección, se empleará el tiem- 
po restante en los exercicios prácticos. 

En las noches se emplearan dos horas en los estudios 
de ciencias morales perteneciente á la clase segunda. 

Articulo %°. Exercicios prácticos. 

Hasta tanto que emprehendan los alumnos el estu- 
dio de Arquitectura militar, emplearan la tarde, des- 
pués de la lección de Matemática, en aprehender el 
manejo y exercicio de todas las armas de fuego, evolu- 
ciones militares &c. según las dispociciones del director 
de la escuela militar. 

Luego que sepan la Geomatria practica y los princi- 
pios de la fortificación, emplearan dicho tiempo de la 
tarde en practicar en pequeño las medidas de distancias, 
•nivelar, lenvantar planos, trazar y disponer sobre el 
terreno las fortificaciones, y quanto acerca de esto pue- 
dan hacer conmodamente. 

Aprenderán el manejo de los instrumentos Astronó- 
micos y resolverán prácticamente los problemas. , 

De tiempo en tiempo habrán repazos de los pxerci- 
cios anteriores. 



m 



AURORA DE CHILE. 



Articulo 5°. Exámenes públicos. 

La Matemática pura sedividirá en dos partes, y de 
cada una se dará examen separado. Será el primero 
de la parte elementar : será el segundo de la parte 
practica y de la fortificación. 

La Matemática mixta se dividirá igualmente en dos 
examenes, de los quales será el ultimo el de Astrono- 
mía y Geografía. 

Se celebraran los examenes baxo los auspicios y con 
asistencia del gobierno, del cuerpo municipal, de ios 
Socios del Instituto, y de todos sus profesores. 

Se escribirán en cédulas separadas las proposiciones 
científicas, y los nombres de los examinandos. Se to- 
mará á la suerte un nombre y dos proposiciones, ó mas, 
que demostrará el examinando. 

En los tiempos que jusgue convenientes el Instituto 
sedarán pruebas publicas del aprovechamiento de los 
estudiantes en lenguas, literatura, y ciencias morales. 

La naturaleza de sus estudios excluye del instituto 
todo genero de argumentos y disputas en todas sus 
funciones. 

Articulo 4 o . Relaciones del Instituto. 

Componese el Instituto del Director, Profesores, 
Alumnos, y socios de dentro y fuera del reyno. 

La saviduria es el único y necesario atributo requisi- 
to para pertenecerle, á exemplo de todas las sociedades 
científicas del mundo. 

Solo al gobierno puede pertenecer nómbrale en su 
principio un cierto numero de socios residentes en la 
Capital, y estos que hayan demostrado habilidad, erudi- 
ción, ó ciencia en algún ramo. 

El Director, Profesores, y socios residentes forman 
un cuerpo con el nombre de Instituto de Chile. 

Este cnerpo baxo la protecion del gobierno entiende 
en todos los asuntos relativos al Instituto. Nombra los 
Maestros. 

Sostiene correspondencia con las Academias, y sabi- 
os fuera del reyno. 

Confiere el titulo de individuos ó socios. 

Dirige su propia imprenta, 

Publica las efemérides de Chile. 

Da cuenta en ellas de los examenes de sus alumnos 
con individualización de sus nombres y patria. 

Inserta la lista de sus socios. 

Publica sus observaciones y descubrimientos. 

Designa los libros, por los que han de enseñar los 
Maestros. 

Solicita la provicion y conservación de la biblioteca, 
que hade tener cada clase relativa á su objeto. 

Extiende el mismo zelo á los instrumentos Geomé- 
tricos y Astronómicos. 

Publica noticias útiles á las artes y oficios. 

Solicita y conserva una colección de modelos de 
maquinas, que adelantan los progresos de las artes y 
manufacturas. En fin tal hade ser su zelo patriótico, 
que alcance por sus laudables trabajos y solicitudes, 
que si el ilustre Lineo se gloriaba de pertenecer á la 
sociedad de Filadeífia, de México &c. no se desdeñen 
de llamarse socios de nuestro instituto. 



Articulo 5». Apertura del Instituto. 

Este plan de estudios puede ponerse en practica e» 
el dia, pues por ahora solo necesita de dos Profesores • 
á saber, el de Matemática pura, y el de ciencias mo^ 
rales, que pueden encargarse de la ensenansa de la 
traducción Francesa é Inglesa. Respecto á que la 
Matemática elementar procede necesariamente el estu- 
dio de la Matemática mixta, y entra en este plan el que 
la traducción de una lengua sabia preceda el estudio de 
bella literatura. 



CONSEJO DE GUERRA 

Del Batallón de Valdivia. 

REUNIDOS en el Quarto de Banderas de la Guar- 
dia General de Prevención de ésta Plaza de Valdivia á 
diez y seis de Marzo de mil ochocientos, doce, el Coro- 
nel graduado de Infantería Dn. Ventura Carballo, el 
Sargento Mayor interino Ayudante Mayor Dn. Lucas 
de Molina, el Capitán Comandante de Artillería Dn. 
José Berganza, el Ministro interino de Real Hacienda 
Dn. Juan Gallardo, los Capitanes Dn. José Ulloa, Dn. 
Dionisio Martínez, Dn. Julián Pinner : el Teniente 
Dn. Teodoro Negron ; y los Subtenientes Dn. Narciso 
Carballo, Dn. Manuel Lorca, Dn. Juan de Dios Gonzá- 
lez, Dn. Antonio Adriasola, y Dn. José Antonio Mar» 
tinez, formaron Consejo de Guerra, con arreglo á las 
Reales Ordenanzas, en el que acordaron unánimemente 
siendo presidido por el referido Sr. Coronel Dn. Ven- 
tura Carballo. 

Por quanto el primer objeto de este Consejo de 
Guerra, es extinguir y acabar la Junta que se instaló 
en ésta plaza en primero de Noviembre ultimo, en con- 
sideración á que no hubo orden de la Capital de San- 
tiago para crearla ; qua la formación fue el resultado 
de los gritos de treinta ó quarenta muchachos, adber- 
tidos por la felonía y engaño para que la aclamaron, y 
también á los sujetos que la habían de componer : que 
el reconocimiento en esta plaza se hizo llamando uno 
por uno á los Oficiales, é individuos de respeto, diei- 
endoles que reconociesen la Junta formada por todos 
los demás Señores, á cuyo fin se valieron de ir 
llamando los primeros á sus adictos, con cuyo motivo, 
cada uno que entraba, creía que la Junta era en uná- 
nime consentimiento de todos los presentes, del pueblo, 
y batallón, entre cuya tropa habían hecho creer que el 
Ex-Gobernador Dn. Alexandro Eagar tenia yi embar- 
cado para llebarse el fondo de Mazjta, en el que acada 
soldado le correspondían diez pesos ; ya quarenta sol- 
dados artilleros, que inmediatamente les debolberian los 
descuentos de gran masa lo que en efecto ordenó dicha 
Junta : Que ésta, sabiendo que la Provincia de Con- 



AURORA DE CHILE. 



t$ 



eepcion, de cuya junta, era individua, y en cuya 

ciudad existía el Dr. Dn. Juan Martínez de Rosas, estaba 

en insurrección contra la capital de Santiago, publicó 

•áqui un Bando dirigido á declarar por Presidente del 

Reyno al mencionado Doctor, de lo que resultaba 

hallarse esta plaza unida á la de Concepción y separada 

de la Capital, por mas que para apaciguar los clamores 

„del pueblo y oficialidad dixeren que este no era el ob 

jeto, el qual esta comprobado con no haber remitido 

en el correo de Enero, los documentos del batallón y 

demás ramos de la plaza, ni haber dado parte alguno 

de la situación de ésta por el ultimo barco que salió de 

aqui para el puerto de Valparaíso, comprometiendo de 

esta suerte el honor y existencia de esta ciudad : Que 

la Junta de ella conociendo el descontento casi general 

de la oficialidad que no podia sufrir el dolor de ver que 

la citada Junta tan sumamente incaracterizada tubiese 

á su adbitrio el mando de esta plaza de armas hasta 

llegar á querer disponer dé ella, para lo que mantenia 

siempre dispersos á los oficiales, y armadas las milicias, 

sin conocimiento ni del Sargento Mayor de la plaza, ni 

del Comandante de Artillería ; de forma que no les 

dejaba adbitrio, mi margen para poder reunirse ni obrar 

como en el pr?sente caso : Que no se sugetaba á las 

ordenes y demás providencias de la Capital, valiéndose 

de los casos de justicia para aumentar adictos á Srisj 

ideas: Que el Capitán Dn. Julián Pinuer presentó 

una carta original, en que ofrecía á Concepción las 

bombas y mortero de este puerto cuyo tenor es el 

siguiente. 



„ Concepción y Ncviembre veinte y 
ocho de mil ochocieuts once. 
„ Amado hermano : Hoy por la mañana llegó el 
extraordinario de ésa, y también otro de Santiago : este 
ultimo conduce de oficio los sucesos del dia quince de 
que yá, inclui á V. una razón por el correo. También 
iios anuncian como de positivo la independencia del 
Reyno Mexicano declarada el dia seis de Julio : Que 
Santa Fee, ha auxiliado á Quito con seis mil hombres 
armados para que concluya la rendiccion de Cuenca, y 
también la de Guayaquil : Que en el alto Perú, se han 
sublebado unos quantos pueblos de Indios capitaneados 
por los curas con otras personas de rango para dar con- 
tra las tropas de Goyoneche, á quien le han cortado la 
correspondencia con Lima. Esta noticia es mas 
autorizada que las anteriores pero todo necesita de 
confirmación. 

" De Lima se ha escrito una carta á Santiago baxo 
de mucha reserva anunciado lo siguiente: Que en el 
Callao se estaban preparando varios buques sigilosa- 
mente para conducir tropas ; el designio se decía ser 
para auxiliar las que están en el desaguadero desem- 



barcando en los puertos de intermedios ; pero el quo 
escribe la citada carta, opina que el principal objeto de 
esta expedición, es para la costa de Chile, á fin dé 
apoderarse de alguno de sps puntos de poca resistencia 
para animar á los mal contentos de todo el reyno y dar 
energía á los sarracenos, revolucionarios; esto no debe 
dar mucho cuidado, ni tampoco despreciarse, por que 
acaso el bendito Eagar pudo haber tomado con antici= 
pación una perfidia de esta clase. 

„ Buenos-Ayres á fin de hacer salir de aquellas 
costas á los malbados Portugueses, entró en capitula- 
ciones con Elío, quedando este de Virrey de Monte- 
video hasta cierto punto con lo que se ha franqueado 
comercio y por aquella parte han cesado los cuidados. 
„ Sobre los doscientos hombres que V. medice, son 
necesarios para la fortificación de esa plaza, es necesa- 
rio asi mismo que Ustedes lo representen al Congreso, 
por quanto si se aumenta la fuerza és de consiguiente 
se aumenten los gastos y nosotros aun que tenemos 
<^ente estamos escasísimos de adbitrio para franquearlo, 
pues la Capital hace mucho tiempo no nos auxilia con 
el situado acostumbrado ni tampoco tratamos de exijir 
por él y si, de discurrir otros medios conque hacer mas 
gloriosa nuestra defensa y existencia. 

„ Quedamos adbertidos de las bombas y mortero 
que existen en esa plaza, y si se necesitasen pensaremos 
en auxiliarnos de ellas. 

„ Mackenna se ha manifestado con una adesión grande 
á la patria: en los sucesos del dia quince, lo han 
separado de los cargos que le habian dado, el motivó 
no se dice. Usted y los quatro individuos mas que 
firmaron la protesta contra éste se espusieron asi por 
las criticas circunstancias del Gobierno que seguía, 
como por el corto numero de subscriptores ; y yó temía 
se tomase algún partido violento sobre este particular, 
y luego que V. me lo anuncio, escribí reseí cadamente 
al Presidente del Gobierno executibo que á la sazón lo 
era Marín, mi paysano y amigo para que inmediata- 
mente me diese abiso del resultado del expresado 
procedimiento de Ustedes, con el animo de hacer inme- 
diatamente llegase á V. la noticia para sü seguridad. 

„ Acá no tenemos nobedad ; pasarlo bien y mandar 
á su afecto hermano Q. B. S. U.=Bcrgara.= Remí- 
tame V. á la mayor brevedad una ó dos cañas superio- 
res para bastón, cuesten lo que costaren.=Aqui hay 
una rubrica. =,, 

Que obstentaban una autoridad tan desmedida que 
oprimia los ánimos de todos: Que en la provisión de 
empleos y comisiones que ha dado dicha Junta, no ha 
obrado en justicia ; y que por ultimo en consideración 
á los graves cargos que en general se le hacen, este 



8í 



AURORA DE CHILE. 



Consejo de Guerrra, decreta por ahora y hasta la supe- 
rior determinación, lo siguiente. 

1 Q . Háse por extinguida y acabada desde este mo- 
mento la referida Junta creada en primero de Noviembre 
último. 

2. Se declara por Gobierno interino de esta plaza y; 
su jurisdicción con todo el lleno de sus funciones al 
citado Señor Coronel graduado Dn. Bentura Carballo,: 
Presidente que hera de la extinguida Junta. 

3. Por quanto es probado ser el Previstaiio Dn. Pe- 
dro José Eleyzegui (á quien se escribió la carta copia- 
da) unos de los principales ajentes para pertubar el 
buen orden y paz interior de esta plaza, y que inter 
exista en ella no podrá conciliarse la tranquilidad pu- 
blica causando siempre pleytos y fulminando disturbios 
entre los mismos vecinos y parientes, buscando comuni- 
caciones aun entre los labradores del campo para 
estender el tema de su seducion y oprimir con este 
auxilio, á mas silencio, á los vecinos del pueblo, á 
quienes representaba armado y patru liando de noche 
para hacerse terrible, y aunque conseguía este efecto 
siempre escandalizaba destruyendo el respecto á sus 
ordenes en los que conocen lo opuesto de estas opera- 
ciones á su carácter; salga de esta plaza en el termino 
de seis horas para la ciudad de Concepción la escolta 
correspondiente, hasta dejarlo fuera de la jurisdicción, 
noticiando esta providencia al illustrisimo Sr. Obispo 
suplicándole se sirba sobstenerla y aprobarla. 

4. ííaviendo la extinguida Junta nombrado para 
Ministro Interino de esta plaza al Guarda Almacén Dn. 
Manuel Meno, sin otro mérito que ser adicto á sus 
ideas ; y teniendo presente que tales interinidades las 
ha ocupado siempre un Oficial del Batallón, con arreglo 
á lo prebenido por Su Magestad en esta plaza ; este 
Consejo de Guerra, declara nulo dicho nombramiento, 
y en su lugar nombra al Teniente Dn. Diego Adriasola, 
que por su inteligencia, ha sido anteriormente nom- 
brado en esta comisión. Del mismo modo, respecto 
aquel Subteniente Dn. Antonio Adriasola estaba en 
virtud de orden de la superioridad encargado de las 
Reales obras, sin mas gratificación que el sueldo de su 
empleo, de cuyo cargo lo separa sin causa el despotismo 
de la extinguida Junta, siendo visible el perjuicio que 
ocasiona su falta ; este Consejo de Guerra, determina 
buelba inmediatamente á la misma comisión ; y á de- 
mas por ultimo, que todas las comisiones y encaraos 
dimanantes del Gobierno de esta plaza, buelban á 
ponerse en los mismos sugetos que los ocupaban antes 
de la instalación de la Junta. 

•5. Por quanto es conveniente imponer por menor de 
todo lo ocurrido y practicado para la extinción de la 



Junta al Excelentísimo Señor Presidente del Rejn» 
hágase una relación individual y acompáñese á este 
documento. 

Ventura Car bailo. = Lucas Ambrosio 
de Molina.=Jose Ulloa.=Jose Ber°-auza.= 
Juan Gallardo. — Dionisio Martínez. = Juli- 
án Pinuer.= Diego Adriawla.= Theodoro 
Negron.— Manuel de Lorca.=Juan de Dios 
Gonzalez.= Antonio Adriasola. 
, Anteme. 

José Antouio Martínez, Secretario del Consejo de 
Guerra. 

[SE CONTINUARa.] 

Extracto de una Corespondencia Literaria. 

CARTA SEGUNDA. 

Ric/imond, 27 de Diciembre de 1811. 
LA noche pasada hubo un gran concurso en el teatro, Casi 
al terminarse la representación se incendiaron los bastidores y 
en pocos minutos se envolvió en llamas todo el, edificio. Ya es 
cosa asegurada que setenta y tres personas fueron devoradas por 
el terrible elemento. El descuido de un niño que servia en el 
teatro fué la causa de un accidente tan triste. Al comenzar el 
fuego se aterraron los actores, y no pensaron en cortarlo. Las 
llamas se estendieron con la rapidez de los relámpagos, y avisa- 
ron á los asistentes de su peligro : algunos creyeron que era 
una parte de la decoración ; pero quando vieron tocio el incen- 
dio, quando se vieron envueltos en humo t quien describirá su 
confusión, y sus clamores ? Que solicitud y que dificultad para 
salir ! Sin duda no se ha visto en teatro algurta esena mas 
trágica. Han muerto personas mui distinguidas y amables : he 

perdido amigos de mi íntima confianza Oh ! quan diferentes 

noticias me preparaba para escribiros ! La ciudad está en cons- 
ternación y duelo. El Eresidente y la Junta han dado las pro- 
videncias' oportunas, y han mostrado su sensibilidad y dolor 
paternal ordenando que el Miércoles próximo sea un dia de 
humillación y de luto para todos los ciudadanos : que cesen 
en él todas las ocupaciones : que se ordene la procesión fúnebre 
con asistencia del poder executivo y legislativo : que el mas 
eloqüente de los ministros predique un sermón fúnebre : que 
todos los ciudadanos vistan luto por un mes., &c. 



OBSERVACIONES METEOROLÓGICAS. 
Termom. 57 de Fahrenheit, y 101 de Reaumur. 
Barom. 28 pulg. 3 decimos de linea tiene Londres. 
El dia 25 de Junio á las 11| de la mañana. 



yq"J.' *3C j y 



CON SUTERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUFERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Jolinston, Guillelmo II. Burbidgt, 
y Simón Garrison, 

©S LOS ESTADOS UKIDOS. 







AURORA^^^B^DE CHILE 

¡LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



No. 21. 



Jueves, 2 de Julio de 1812. 



Tomo 1. 



' TI" III IIMIlf 



■a'.^Ti?; 



Continuación de los procedimientos del 

C O N SEJO DE GUERRA 

Del Batallón de Valdivia. 

MANIFIESTO individual de la forma con que el Con- 
sejo de Guerra del Batallón de Valdivia extinguió la 
Junta que con titulo de Gubernativa fae creada en 
primero de Noviembre ultimo, 
éu Presidente, Coronel graduado Dn. Ventura Car- 
vallo ; Vize-Presidente, el cura Don Isidro Pineda ; 
Presbítero Don Pedro José Eleyzegui ; D. Vizente 
'Gómez, y Don Jayme de la Guarda. 
Teniendo la referida Junta, dispersa la Oficialidad y 
la tropa, armadas las milicias de su adesion, y aun al- 
gunos de los oficiales, cadetes, sargentos y soldados del 
Batallón por sus aliados, que cada uno de ellos era un 
Argos que bbserbava el menor rrfovimiento délos opues- 
tos á dicha Junta, tenian tomada la acción á los oficia- 
> les y demás vecinos, de forma que no podian combinar 
sus disposiciones para verificar íaextinsion que tanto se 
deseaba; hasta que el Capitán Don Julián Pinuer, vali- 
do de la combalecencia de una emfermedad, .pudo exis- 
tir en la plaza, y unido con el Sargento mayor interi- 
no, Ayudante mayor Don Lucas de Molina, se resol- 
vieron á hecharse sobre las guardias, quarteles, parque 
de artillería y pólvora ; combinándose con el Ministro 
interino de Real Hazianda de esta plaza Don Juan 
Gallardo Navarro, y los subtenientes Don Antonio 
Adriasola y Don Juan de Dios González ; y estando 
todo dispuesto el referido Don Julián Pinuer y Don 
Lucas de Molina, que fueron los Autores, trataron con 
el Comandante de Artillería Capitán Don JoseBergan- 
za Comandante del puerto donde existe, que la seña de 
dos otres cañonazos al aclarar el dia, seria aviso de 
haber dado el asalto esa noche ofreciendo el referido 
Capitán de Artillería que en el momento que oyese los 
tiros se pondría en marcha á la plaza. 

Unidos pues y armados los cinco oficiales referidos, 
y estando de comandante de la guardia el citado sub- 
teniente González, que les ayudo y franqueo, se hicie- 
ron dueños de la plaza y sus principales puntos, á las 
dos de la mañana de la noche del diez y seis del corri- 



ente, en cuya hora dieron abiso á los demás oficiales 
que abajo firman, que sin perder un instante ocurrie- 
ron al quarto de vanderas, en donde ya tenian tomado 
el mando el referido Capitán Pinuer y Sargento mayor 
interino DmLucas de Molina ; y formando el Consejo 
de Guerra que presidio el Capitán Don José Ulloa, 
como mas antiguo; determinaron que en el momento 
seles pusiese guardia á los vocales de la Junta para pri- 
barles salir de su casa, siendo la mas doble al presbitario 
D. Pedro José Eleyzegui, como cabeza de sus partidairí- 
os, quien dentro de seis horas marchó para Concepción. 
Del mismo modo se le impuso arresto en su casa, al 
Capitán de la segunda compañía, Don Gregorio Enr- 
riquez, que como principal autor y agente de la instala- 
ción de dicha Junta se deshelaba en protejer su exis- 
tencia, declarándose enemigo de los oficiales opuestos 
á su desleal idea. Bajo el mismo orden se tubo á com- 
beniente impedir desde aquella hora, que el Alcalde 
ordinario Don José Lopetegui y el Alguacil mayor Don 
Santiago Vera como adictos y protectores de dicha 
Junta é Íntimos del citado presbistero Eleyzegui pudie- 
sen salir de sus casas hasta segunda orden : Asi mis- 
mo se pribó que pudiera salir de su casa hasta otra pro- 
videncia el presbítero Don Laureano Díaz, como eficaz 
partidario de los Juntistas ; precediéndose á todo lo 
anexo de la mayor seguridad. 

Llegada que fue la luz del dia, se formó la tropa en 
la plaza y se mando tocar genarala é inmediatamente 
se hizo la seña combenida de los coñonazos, sacándose 
las Reales Vanderas, todo con arreglo á las Reales Or- 
denanzas ; en cuya respetable posición no se atrebieron 
los partidarios de la Junta á respirar. A poco rato con- 
currió mucha parte del pueblo, y á su presencia se ratifi- 
có el Batallón en el juramento á las Reoles Vanderas á 
que acompaño el pueblo lleno de alegría á gritar ; Viva 
el Rey Fernando séptimo ; Viva la Suprema Regencia 
Española ; Viva el Excelentísimo Señor Presidente de 
la Capital, Don José Miguel Carrera; y mueran los 
desleales. En el mismo acto se publicó al Batallón y 
al pueblo, la extinsion de la Junta ; declarando por 
Gobernador interino de esta plaza y su jurisdicción al 



SG 



AURORA DE CHILE. 



Señor Coronel graduado de Infantería Don Bentura 
Carballo, á quien por su mayor graduación y antigüe- 
dad le corresponde según lo mandado por S. M. y ulti- 
ma orden de la Capital. 

A las ocho de la mañana, compareció al quarto de ban- 
deras, el referido Coronel, á quien se le habia dado no- 
ticia de todo, á las quatro de la mañana; y volviendo á 
juntarse el consejo de Guerra, que yá presidió el mis- 
mo, se reitero todo lo referido ; decretándose sobre los 
demás artículos anexos al proceder de la extinguida 
Junta. 

Los oficiales tubieron á bien mantenerse en el quarto 
de vanderas, hasta ver cumplido todo lo mandado. 

Inmediatamente se dio providencia, á recoger las 
armas dadas por la Junta, á las milicias. En esta hora 
se presentó Don José Berganza que emprendió su viaje, 
en la misma qne oyó los tiros de canon, acompañado 
del Capitán de Infantería Don Dionisio Martínez y el 
subteniente Don Manuel Lorca, y reforzando nuestra 
tropa se unieron al Consejo de Guerra : el que ha teni- 
do motivos para no disolverse hasta oy veinte ; y según 
varias novedades aunque leves no se disolverá, hasta no 
dejar al pueblo en su debida tranquilidad. A cuyo 
efecto se publicó el correspondienteBando. 

Ventura Carballo. =Lucas Ambrosio 
de Molina.=Jose Ulloa.=Jose Berganza. = 
Juan Gallardo. = Dionisio Martínez. = Juli- 
án Pinuer.=* Diego Adriasola.= Theodoro 
Negron.= Manuel de Lorca.=Juan de Dios 
Gonzales.= Antonio Adri asóla. 
Antemi. 
José Antonio Martínez, Secretario del Consejo de 
Guerra. 



Excelentísimo Señor. 

POR el acta del Consejo de Guerra y relación que 
acompañamos, se impondrá V. E. de lo sucedido en 
esta plaza y de los motivos que nos estimularon. Ha 
sido un hecho que hemos creído absolutamente necesa- 
rio para vindicar nuestro honor. Resta pues Excelen- 
tísimo Señor, se sirba V. E. aprobarlo seguro de que 
en esta confianza hemos obrado. 

Luego que la Provincia de Concepción tubo la 
osadía de armarse contra esa Capital, recelamos no nos 
llegarían las ordenes de V. E., ó por lo menos aquellas 
que pudieran imponernos de su voluntad. Que el 
Gobierno de Concepción querría hacer creer que esta 
plaza era de su desleal partido ; y aun que en esta 
tesorería no alcanzan á siete mil pesos los que tenemos 
nos hemos resuelto á entregarnos á los mayores traba- 
jos, y escaseces antes de ser de otros, que de nuestra 
capital de Santiago donde tenemos la fortuna mande 
V. E. 



Esté pues V. E. persuadido que esta plaza y todos 
los que componemos este Consejo de Guerra esperamos 
con ansia sus ordenes. Sería ésto escusado, sino 
tubieramos fundados motivos para imferir que el Go- 
bierno de Concepción há de interpetrar á otros princi- 
pios nuestro hecho. 

Basta lo dicho para que V. E. conozca nuestro 
objeto. Nos conceptuamos aislados y con la comuni- 
cación cortada con el resto de nuestro exercito que 
está á las ordenes de V. E. En esta situación espera- 
mos que V. E. dará las ordenes convenientes á fin de 
que á toda costa se nos remita el situado, por que de lo 
contrario sin duda pereceremos. Pereceremos Ex- 
celentísimo Señor; pero será por no separarnos de 
nuestra Capital, ni de V. E. lo que hemos hecho punto 
de honor. Por lo mismo, nada tenemos que decir á 
V. E. pues lo esperamos todo de sus conocimiento» 
militares. 

Hemos ofrecido ciento y cinquenta pesos á un pay- 
sano, para que disfrazado pase por la Provincia de Con- 
cepción, y ponga este pliego, en manos del Comandante 
general de las tropas de esa Capital, á quien también 
escribimos para que se esfuerze á dirijirío quauto antes 
á V.E. Repitiremos los medios, hasta que sepamos quedar 
V. E. enterado ; en cuyo caso nos tranquilizaremos. 

Dios guarde á V. E. muchos' años. Quarto de Van- 
deras de la Guardia General y Prevención de Valdivia 
22 de Marzo de 1812. 

P. D. También incluimos para conocimiento de V. 
E. lo acordado ayer en este Consejo de Guerra ; cuya 
providencia juzgamos del iodo necesaria para evitar 
qualquiera desgracia y tranquilizar la plaza. 

Ventura Car bailo. = Lucas Ambrosio 
de Molina.=Jose Ulloa.=Jose Berganza.=* 
Juan Gallardo. = D ionisio Martínez. = Juli- 
án Pin uer. — D/'eg o Adria¿ola. = The odor» 
Negron.= Manuel de Lorca. = Juan de Dios 
Gonzalez.= Antonio Adri asóla. 
Antemi. 

José Antonio Martínez, Secretario del Conseje de 
Guerra. 

Excelentísimo Señor Presidente, 
Dn. José Miguel de Carrera. 



Oficio del Sr. Vocal Dn. José Miguel Carrera á ValdU 
vía contestando el triplicado de sus pliegos, y por 
evitar que se repitiesen á costa de grandes gastos y 
fatigas. 

SE han recibido en este cantón los pliegos oficíales 
de esa Provincia, en que se anuncian las continuas 



AURORA DE CHILE. 



87 



convulsiones, que sufría, el estado decadente, y tumul- 
tuario de su orden político, y todo el germen de males 
que brotaban diariamente, y amenazaba con riezgo de 
la sociedad hasta el 1 6 de Marzo ultimo, en que esa 
resuelta, y braba oficialidad con algunos vecinos de 
honor y de carácter pusieron punto al rebelión, y á la 
tiranía : y derribaron con imponencia las testas atigra- 
das, que se habían levantado con desdoro, y perjuicio 
de la salud publica. El exercito de este destacamento 
en que estoy á nombre de la patria con plenos poderes 
del Gobierno para concluir á todo transe con Concep- 
ción en sus desavenencias, y que no se cansará en 
fatiga continua, hasta que restablesca el sociego, la 
tranquilidad, y seguridad al gran Reyno de Chile ; ha 
estrechado con los .brazos de su deseo á sus valientes 
com paneros de esa plaza, cuya unión ancian, para que 
no haya enemigo capaz de erguirse á su frente: ellos 
se lleban sus votos y su reconocimiento, y no pueden 
menos que electrizarse en el fuego del sagrado patrio- 
tismo, quando vemos que en todos los ángulos de Chile 
se levanta el grito de la razón, y preparan las armas de la 
justicia contra la insurrección abanzada de los malvados, 
que intentaban destruirnos y embolbernos en un millón 
de desgracias que succediendose con rapidez, y de ne- 
cesidad, iban á quitarnos el mas pequeño momento de 
quietud, y hasta la ultima gota de sangre insegura, y 
expuesta en sus manos crueles. La Junta de Gobier- 
no, á quien se han remitido los pliegos, acoge esa 
Ciudad, y sus dignos defensores baxo su protección : y 
ensanchando sus alcanses, no le negará todo genero 
de auxilios. Tengan los nobles Valdivianos valor y 
constancia, que todos nos disponemos por ellos. Recibí 
los anteriores de Valdivia: los remití á la Capital, para 
que se enviase su contestación por el situado, cuyo 
buque á mi salida ya dexé en Valparaíso para darse á la 
vela, y ayer tube noticia que havia sarpado del puerto. 
Por eso se demorará. Pero ella irá á satisfacción de 
nuestros dignos hermanos. Desde el momento, que 
los últimos funcionarios tomamos las riendas del Go- 
bierno, nada se agitó con igual precisión que la remesa 
del situado : asi es que su pronta marcha á todo costo 
ha impedido incluirle las cartas de esta corresponden- 
cia. Los Valdivianos no perecerán-, les llega en tiempo 
el socorro de su Capital : y si alguna vez les causáse- 
mos el menor daño por falta de diligencia, ó inacción ; 
todos nos cubriríamos de un luto mortífero, mientras 
sus males no fuesen remediados, y mientras ellos no 
- tubiesen consuelo. =Es si sensible que aun no les haya 
llegado la opinión de la patria. Discordan nuestros 
pensamientos en el sistema : y Chile que á toda costa 
no perdonará medio que conduzca á su regeneración, 
á su libertad, y á su felicidad ; sufre con dolor la des- 
gracia de no haber alcansado con las ideas de su 
profesión al corazón de los patriotas de Valdivia. La in- 
triga y la infame negrura, .y arrojo, con que V. S. ase- 
gura habérsenos cortado la correspondencia, son cau- 
sa, de que no seamos exactamente unos en nuestros 
conceptos, en nuestros deseos, y aun en la preparación 
de nuestras almas.— El gobierno antiguo del reyno 
está moderado, sucedió á los Presidentes una Junta 
provisional compuesta de cinco individuos. Este debe 
ser nuestro sistema, y nuestro orden, mientras se sella el 
resultado de nuestros movimientos, y somos capaces de 



poner regularmente por obra nuestras justas empresas 6 
y si fueron irregulares los medios ulteriores de nuestra 
revolución ; todo está enmendado, y las cosas volvie- 
ron al principio. Extinguido el congreso en % de Di- 
ciembre, hemos vuelto á gobernarnos por una autoridad 
provisoria, depositada en sugetos de opinión publica, 
para que tenga tanta mayor actividad, y energía, quan- 
to menor es el numero de sus vocales bien escogidos. 
Somos de ella los Señores superintendente de la Real 
casa de Moneda Don José Santiago Portales, Presiden- 
te ; el Coronel de milicias Alcalde Provincial del Ayun- 
tomento de Santiago, Don Pedro Prado Xaraquemada, 
primer vocal, y yo José Miguel de Carrera segundo 
desde el Q. de Abril en que concluyó el termino de mi 
presidencia á movible, y circular de quatro en quatro 
meses. — Este es el sistema del Reyno que deseamos 
abraze la fuerte plaza de Valdivia. Nos son constantes 
su adhesión á la Capital, su decisión por la buena cau- 
sa, y la oposición constante y firme á las insinuaciones 
por armarla contra sus hermanos : y no podemos du- 
dar de la generosa condición de sus habitantes, que 
acaben una obra, que empezaron tan dignamente, y a 
costa de tamaños riezgos. Todos los Chilenos entonces 
seremos unos, y Santiago no estará satisfecho con bien 
aWuno, mientras no sea partido con los nobles Valdi- 
vianos-^ Hoy hasido un dia feliz á Chile, y precursor 
seguramente de mejores sucesos á la patria. En el 
momento, que se retiran las tropas de ambas riberas de 
Maule á sus quarteles, se aclara el orizante de los espan- 
tosos prestigios de la guerra, y se remite á conferencias 
de la razón sola el resultado de las desavenencias de la' 
Junta de Concepción, y su reconciliación : se recibió el 
segundo chasque confirmatorio de lo sucedido el 16. 
en era ciudad. En un momento se repiten avisos de su 
commocion por nosotros, y contra nuestros imaginados 
enemigos ; y en el mismo estos se dan á partido : 
vamos sin armas á conferencia de los derechos, y se 
deshace el formidable ideado coloso de nuestra guerra 
civil ; preciosos instantes que amagan el principio de 
nuestro bien y de nuestra reunión : nunca se desmi- 
entan con los hechos, que siguen, y las ocurrencias 
posteriores hagan cierto el presagio de felicidades que 
ya creo seguras != El Reyno por temperamento por 
constitución, y por la Índole de sus habitantes es des- 
tinado al hombre para un goze completo de todas las 
delicias, y quietud de que es capaz la vida humana : y 
quatro faccionistas arrojados no son bastantes á alterarlo 
todo, y á conmovernos, sino de la mas justa indignación, 
é ira contra sus impotentes tiranas intenciones. Me 
revisto, y nos cubrimos todos de la mayor, y mas debi- 
da, que cabe en el corazón racional, desde que ley en los 
partes del suceso de 16. de Marzo, que se havia pre- 
tendido sorprehender y obligar despota, y negramente 
los ánimos por medio de un bando infanie, y original, 
producción del partido indecente, y servil, á proclamar 
y establecer una obediencia ciega á Dn.JuanRosas, como 
Presidente absoluto de Chile, presidencia que mientras 
vivan los generosos Chilenos y en sus circunstancias, 
no ocupara uno, ni se depositará en otros que los que 
selleben la confianza justa y entera del Reyno, aclama- 
da sin tumulto de un modo legal, y con libertad absolu- 
ta. Entonces se levantará testa, que nos subyugue, 
quando á exanimes nuestros cadaberes estables can en 



88 



AURORA DE CHILE. 



este suelo la mansión horrible de la soledad, de la 
muerte y del espanto; nuestras sombras serán domina- 
das, si hay quien pueda, pero no nuestros ánimos. Lo 
juro por quanto hay mas sagrado en la religión eterna, y 
io juro en eco de mas de un millón de hombres.=Pero 
separemos de nosotros ideas impotentes que solo sirven 
de alarmar nuestras intenciones para un caso que no 
hade venir. Quanto he hablado en lo demás, lo pro- 
texto á esa Provincia bien convencido del proceder, y 
pensamientos de la Junta del Reyno. Hablo en voz de 
ella, que reiterará muy luego de su puño las lecciones 
de este papel. Si conforman con ellas los de los habi- 
tantes de Valdivia, espere esa porción preciosa de nues- 
tra familia y de nuestros hermanos todos los bienes de 
que es capas la unión, y que ella sola puede producir. 
Yo no dudo que bajo tales calidades, quedemos unos 
perpetuamente, y se apruebe todo lo hecho, en cuyo 
dulce momento solo nos resta encargar la mayor vigi- 
lancia sobre los malos, y que prosperen el sistema, y 
todos los autores de la reforma de 16. de Marso sobre 
toda clase de felicidades, que les deseo por la patria, 
para la libertad, y en su nombre. =Dios guarde á V. S. 
muchos anos. Talca Mayo 5. de 1 8 12. = José Miguel 
de Carrera=Manuel Xavier Rodríguez Secritario=Al 
Gobernador, vecindario y tropa de Valdivia. 



Contestación del Gobierno a los mismos pliegos de Val- 
divia. 

EN medio de nuestas mejores esperanzas por la fe- 
licidad de la patria, y quando al leer los papeles oficia- 
les de la revolución ultima de esa plaza, creíamos que 
se disponia el momento de la unión de todos los chile- 
nos, para establecer el sistema de la justicia, de la 
razón y de los buenos Americanos ; no hemos podido 
menos, que resentimos, y cubrinos del mayor dolor, y 
vergüenza, al llegar á la proclamación de la Regencia de 
España, y de un Presidente en el Reyno. Otro es la 
opinión de la patria otro su orden, otro su gobierno, y 
otras sus intenciones. Una oficialidad tan resuelta, y 
decidida, que en una sola noche supo echar por tierra 
la tiranía de su régimen interior, á pesar de riezgos, de 
oposiciones, y de peligros; no entablará su opinión, ni 
concluirá la obra, si entrega en otras manos el poder del 
despotismo. No se derriba la tiranía, si un tirano sucede 
á otro en el cetro de fierro y acaso en la elección se em- 
peoran las manos agentes de la crueldad, y de la dureza. 
En Chile no hay Presidente, ni el Reyno se somete á 
la Regencia de España. Su institución, su orden, y su 
poder están revestidos de las nulidades y vicios, que pro- 
clama Valdivia contra su Junta, y ñor que ladestrosó, y 
acabó. Si los principios de su instalación en I o . de No- 
viembre son justamente reclamados por ese noble vecin- 
dario, y su brava tropa, en virtud de no haberse obrado 
por unánime voluntad de todos : y si la irregularidad de 
sus procedimientos justifica la violenta medida del 16 
de Marzo; la Regencia se estableció también, sin tener 
parte el Reyno, ni pueblo alguno de America; y sus 
hechos, é intenciones no exceden la esfera de proveer 
nuestros empleos en hombres desconocidos, y sin 
mentó, y de perpetuar nuestra infancia, y nuestros 



grillos, ¿ Qual ha sido la ventaja que hemos adquirida 
en nuestro estado desde la prisión de Fernando, y des- 
de la revolución de España, mientras los pueblos 
Europeos se han conducido á su arbitrio, y concentrado 
en si mismos el poder de su dominación? No hémoC 
tenido bien que no nos hayamos formado nosotros mis- 
mos á costa de mil riesgos, y oposiciones : y aun se 
alarman contra nosotros los caducos mandatarios del 
despotismo, porque hemos despertado, y porque nos 
aplicamos á nuestra felicidad. En estas circunstancias 
i no seria un traidor, y un delinquente contra la patria, 
contra la libertad, y contra los sagrados derechos del 
hombre proclamados uniformemente en Chile, el que 
intente alterarlos, destruirlos, y enredarnos de nuevo 
en la esclavitud anterior, en la ceguedad, y en la in- 
acción ? ¿ Y en solo ser otra la voluntad de todos no 
consistía un convencimiento bastante, para que cada 
uno mude de idea, y se una á la opinión general, si 
quieren permanecer'porcion de nuestra gran familia ? 
El reyno y en su nombre la Junta de Gobierno jamas 
ha olvidado, ni dista de sus deberes, y obligaciones acia 
valdivia, como uno de los Países que componen su 
estado, y como el suelo que contiene quatro mil hom- 
bres, quatro mil Chilenos y quatro mil hermanos hijos 
de una misma familia. Está pronta á extenderle los 
brazos de su protección, estrecharla en su intimidad, y 
seguirla prestando toda clase de auxilios, en quanto 
alcansen sus medios: está pronta, y está pronta, sin 
acusar un delito por las protestaciones oficiales, que 
se han alzado al primer tribunal á favor de la Regencia 
de España, y á favor de un presidente; con tal que 
en adelante se modere la opinión, y quede enmendada 
por los principios del manifiesto de 4 de Diciembre que 
repetimos en esta fecha. 

Bien conocemos el especioso campo, y razones que propor. 
cíona a ese vecindario la mejor evasión de qualquiera carero con 
la interceptación, que se anuncia de nuestra correspondencia, 
desde que disconvenimos con Concepción: interceptación que 
dice ha impedido le lleguen nuestros pliegos, y los principios 
del sistema de la patria, que comprehenderá, y ratificará hoy 
que puede beberlos á toda luz resacados de la fuente de la 
razón. Incluimos aquel manifiesto, y esperamos en la unión su 
efecto de justicia. Por el y en su forma se ha establecido la 
autoridad que reconoce el Reyno, de cuya felicidad y bienes 
deseamos, sea participante ese pueblo. 

-Baxo estas advertencias que contiene mas expresivas, y con 
mayor dilación el manifiesto acompañado, que hará V. notorio 
á todo el pueblo y oficialidad', para que nos contesten su recono- 
cimiento, el Gobierno aprueba la interinidad de V. en el de 
esa Provincia: y no puede menos que confesar su adhesión, su 
agrado, y la emoción de su voluntad acia la resolución, carácter 
y decisión con que se rompieron las cadenas de la opresión en 
la noche de_16 de Marzo por los dignos oficiales, y gente que 
les acompañó, de que quedamos advertidos por sus cartas, y 
cuyo mérito no olvidaremos. En todo lo demás reproducimos 
el oficio del Sr. Vocal Dn. José Miguel de Carera fecha 5 x de 
este mes, cuya copia tenemos á la vista. 

Dios guarde áV. muchos años. Santiago Mayo 25 de 1812 = 
José Santiago Portales.^Pedro José Prado Xaraguemada.=Jote 
Miguel de Carrera. — Manuel Xavier Rodríguez, Secretario. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO £JV SJJYTIJOO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por Sres. Samuel B. Jolmstotí, Guillclmo H. Burbidge, 
y Simón Garrison, 

DE LOS ESTADOS UKIDOS. 



AURORA 




DE CHILE 



¡LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



i mm m 



No. 22. 



Jueves, 9 de Julio de 1812. 



Tomo 1. 



DECRETO DEL GOBIERNO 



¡Santiago y Junio6.de 1812. 



¿COMO aunqne no se concluya una óbra¿ podrá al 
Pueblo no manifestarse su estado, si ella tiene transcen- 
dencia, que le toque? Nada le interesa mas, qne la uni- 
ón de los de su familia: y como sin embargo la vuelta de. 
Sr. Vocal comisionado á Concluir con la facción de Con. 
cepcion en sus desavenencias, que exigieron atenciones 
de gravedad.y executivas; aun se sigue tratando por una 
conciliación, que se espera, y de que no es pequeña prüe 
ba la retirada de las Tropas de Maule á sus Quar teles: 
publiquese en la Gazeta, que el Gobierno cree, que es- 
tá muy cerca el momento de presentar él plan de una 
empresa acabada. Las Provincias deben descansar en se- 
guridad, puesto qne los agentes dé la división, entregan- 
d ose exclusivamente á la razon¿ han alejado de si, y en 
B u3 qüesticn slos instrumentos de la fuerza Las circuns- 
tancias concurren por la causa común. No es peque- 
ra satisfacción á todo buen Chileno la proclamaci 
on de Valdivia; quando se creía entregada á otro partí 
do, ñas ha buscado, como refieren sus pápeles; quo 
también van en la Gazeta. ¿Qué tenernos que desear 
si imbuidos los Valdivianos en nuestros principios, de 
qué aun no han podido formar concepto, por falta de 
noticia, y de correspondencia, se nos unen en sistema 
y enmiendan su opinión? ¿Habrá insensatez, que obli- 
gus ó decida á una renitencia terca? Estamos muy pron- 
tos á perdonar, y provocamos á avenencia. Todos sernos 
unos los soldados de la LIBERTAD: y no deben durar 
mas tiempo los sesgos tiranos, con que hipócritamen- 
te se proclamó el patriotismo, ni negamos nuestro au- 
xilio, nuestra unión, y toda la influencia, y alcanzes de 
I, íestros bienes al Europeo que Se decida por la causa 
de la justicia/ v obre por beneficio del suelo, que lo 
gustenta, y en que ha formado su mejor vida. Todos sO- 
mos hijos de una madre, y estamos prevenidos en favor 
de nuestros hermanos. No dexamos de mirarlos con ter 
jjura si ayudan á nuestro plan. Por sola la • liber- 



tad, y contra sus enemigos se suspefiderá el exer» 
cicio de nuestros sentimientos. Kilos no se ocupan 
de facción particular ni de partidos interiores. Nu- 
estros pensamientos están sobre las trabas de un siste- 
ma mesquino.Es mui pequeño é indecente el que no 
tenga ideas generosasy mas altas miras, 



Pártales. = Prado.. = Carrera. 
Rodrigues Secretario.* 



CUM ÁNNUA MEMORIA PROCLAMATAE 

LIBÉRTATE, ET CONDITAE FOEDERA 

LIS REIPUBLÍCAE AMERICAE 

SEPTEMTPJONALIS CHIU 

CELEBRARETURj ITA 

CECÍNÍT HEN-í 

: RIQUIüS. 



EMÍCAT alma dies magno decorata triunpho; 
Et populis dilecta quidem, funesta tyrannis; 
Divinos oculos libertas, et capuí effert 
Augustum, trémüere throni, silüere profanh 
Libertas sobóles animi preclara potentis 
(Sicut vera Iovis proles) obsistere contra 
Grandia moííri, viresque resumere jussit, 
Juraque restituit populo fodicibus armis. 
Tune ita := sera canet laudum monumémta tuarum 
Posterítas: qusecumque facís, quíéqúé ardua tentas 
Témporibus sacris curent celebrare nepotes. 
Esse quoque in fatis crecías ut térra Columbí 
Excusso jugo antiquo, ruptisque catenis 
Pláudat, agatque diem hunc, somno revocata, solemnem. 

Jara satis infcelix,- obscuro squalida lüctü 
íngemuit; fortuna vices alternat in orbe. 
Regna fluunt: series nova rerum surget, et ordo» 
Et nova progenies proprio splendore refulgens, 
Libera, virtutum cultiix, generosa, potensque, 

Inque novo referens munde roiracula Romíe- 



90 



AURORA DE CHILE. 



Dixit, et enituit festivis ignibus fether, 
Quos populi attoniti lumen dixére polare. 



VERSIÓN 



RESPLANDECE el sacrosanto, y triunfal día, cuya 
memoria es grata á los Pueblos, y funesta á los ti- 
ranos. 

LA libertad elevó sus divinos ojos, y su cabeza au- 
gusta; se estremecieron los tronos, emmudecieron los 
profanos. 

LA lidertad, ésta producción sublime del animo fu- 
erte, y poderoso, semejante áMinerva, que salió de la 
cabeza de Júpiter, mando al Pueblo, que resistiese, 
intentase grandes cosas, y recobrase su vigor primitivo. 

ENTONCES le dixoasi: = La mas remota poste- 
ridad celebrará los monumentos de tus glorias. 

TUS descendientes se ocuparán en sus fiestas na- 
cionales de la memoria de tus hechos. 

TUS proyectos arduos, y gloriosos serán el asun- 
to de las solemnes alegrías de tus hijos. 

NO dudes, de que está consignado en los libros 
de los eternos destinos, de que ha devenir tiempo, 
en que éste dia memorable sea célebre, y sagrado en 
todo el continente, qne descubrió Colon. 

EL sacudirá el yugo antiguo, romperá sus cade- 
nas, y despertará del letargo profundo. 

DEMASIADO tiempo ha sido infeliz: demasiado 
tiempo ha vivido en lagrimas, obscuridad, y degrada- 
ción. 

TODOS los pueblos han de tener una época de 
gloria. 

LOS imperios perecen. Comenzará una nueva se- 
rie de acontecimientos. 

APARECERÁ en el teatro del mundo una na- 
ción antes desconocida, que por si misma se haga 
grande, é ilustre. 

RECORDARA en el nuevo emisferio las maravi- 
llas de la antigua Roma por su amor á la libertad, 
y á las virtudes, por su magnanimidad, y su poder. 

ASI habló la libertad; y en señal de aprobación se 
hermosearon los Cielos con resplandores festivos, que 
los pueblos atónitos juzgaron ser alguna aurora 
polar. 



íjbkííhsh****»» 



EXTRACTO 

DEL SUPLEMENTO 

DE LA GAZETA MINISTERIAL 

DE BUENOS=AYRES 

DEL VIERNES 29" DE MAYO DE 1 812, 

EL 25. de Mayo celebró esta capital con pompa, y di" 
gnidád el dia del nacimiento glorioso de la patria, el 
aniversario de su redención politica, y la época gloriosa 
de su libertad civil. Parece, que la Divina Providencia se 
habia complacido de reservar para este dia venturoso 
algunos acontecimientos favorables, que exaltando la 
energía del espiritu publico, añadiesen á la celebridad 
toda la brillantez de aquel fuego sagrado, que inspira el 
sentimiento de la libertad en las almas grandes. Notici- 
as las mas lisonjeras del estado político de las provincL 
as del alto Perú, y de los progresos de la revolución en 
el reyno de Nueva España, y en las cercanías de Lima : 
el arribo á nuestras costas de un lucido armamento en 
los instantes, en que los enemigos redoblaban toda su 
vigilancia, para estrechar el bloqueo de nuestros puertosj 
el anuncio, de que la corte del Brasil, reflexionando so- 
bre sus verdaderos intereses, habia despachado á esta 
capital un plenipotenciario con el objeto de restablecer 
nuestras relaciones amistosas sobre bases fixas, y per- 
manentes, mandando retirar su exército á las fronte- 
ras de su territorio: las marchas rápidas de nuestros ba- 
tallones , para incorporarse al respetable exército, que 
ocupa las margenes del Uruguay: la llegada del Señor 
Vocal de este superior gobierno el coronel D. Juan Mar 
tin de Puyrredon: el temor, y desaliento, que se lee en 
los semblantes pavorosos de este resto de tiranos , que 
con barbara fiereza oprime á Montevideo, á esa ciudad 
desgraciada, que debiendo ser por su localidad una de 
las mas opulentas del continente, la reduce á su ultima 
linea el orgulloso despotismo de sus gobernantes: la se. 
renidad del tiempo: la hermosura de las noches : todo 
parece, que se habia preparado por el Dios de la LI- 
BERTAD, para hacer mas grande, y magestuosa la ce- 
lebridad del memorable dia 25 de Mayo, y manifestar á 
los despotas, que hasta la naturaleza se complace én la fe- 
licidad de los mortales. Un concurso immenso en me- 
dio de una brillante, y general iluminación ocupaba las 
plazas, y calles cantando hymnos á la patria, y fulmi- 
nando execraciones contra los tiranos. En todas par* 
tes reynaba el orden, el aplauso,y el regocijo. El eco de 
un grito universal, y concertado repetia á cada instante 
con entusiasmo heroyco: viva la patria: viva la liber- 
tad: viva la independencia: viva la America del Sud; odio 
eterno a los tiranos. 
En la tarde del 24 acompañado el gobierno de todfS 



AURORA DE CHILE. 



9l 



la» autoridades eclesiásticas, militares, y civiles pasb ai Las familias honestas, é indigentes obtendrán 

1 laza mayor, y colocados todos en el lugar que esta- del mismo modo su socorro, y acabaran de persuadirse, 
h P ' arado- el señor regidor de esta capital D. Anto- que su fortuna es la fortuna pública en un pais, en que 

'Alvares Jante oro al pueblo con el siguiente discur- destruida la insolente, y estúpida prepotencia de una 
1110 clase opulenta, y menos numerosa del gobierno, y el pue- 

*°C'udadaBOS- va á empezarelaño tercero de nuestra blo, no tienen sino un mismo interés, y en donde el 

• Jneracion política, y la obligación de rendir ala pa- pueblo, y soberano no son sino una misma persona. 
tóalos honores que ella pueda perpetuar en esta nueva Últimamente infelices esclavos cuyo destuio 

^ a nos empeña á ofrecer un homenaje digno de voso- 1 ;)er sonal hace gemir la naturaleza, conseguirán el bien 
*™g n ° opio de las circunstancias. Época tan memora- ¡ jrec ioso de que uu absurdo y bárbaro sistema los habia 

btedebesin duda gravarse no en mudos y yertos mar | 

moles, sino en los corazones capaces de conservar aque- 
lla fuerza que no pudo extinguir la tirania. Para celebrar 

tan grata memoria necia, c indebidamente adoptaríamos 

una solemnidad periódica, que confundiera nuestras 

glorias con las fiestas, que han acostumbrado preparar 

los despotas: un pneblo. que buscb su libertad, que es 

digno de ella , solo solemniza sus funciones, llenando 

los altos fines de la sociedad, y ofreciendo sus deberes 

á la humanidad aun afligida. j 

Por tan liberales, como justas intenciones e 



lespojado, y por lo mismo concebirán todas las altas y 
firmes esperanzas de que en el suelo americano desapa- 
recerá en lo sucesivo la imagen aflictiva del mas cruel 
infortunio ydegradacion del hombre. 

He aqui las determinaciones, cuyo resultado 
formará las actas de nuestra solemnización- Ellas se- 
rán el monumento, que consagramos en el ano ter- 
cero de nuestra libertad. Asi podrá asegura s« con ver- 
dad, que si otros pueblos menos virtuosos se empe- 
ñarían, en presentar espectáculos de una pompa bri- 
llante, v frivola, Buenos Ayres siempre grande,siem- 

For tan íiDeraies, «jumu ju^«" *~* - *• v " .. 

Supremo Gobierno oyó la voz de vuestro Senado, y pre generoso solo se ocupa en sens.bles rasgos que 

ajobando tan sublimes designios se sirvió disponer, hablan 4 l a razón y al sentimiento. Si la Grecia en el 

" .... r . ... „ -„-.:„„i^,^«ia un „ „„ j„ cKrio «Inmak Hp Ifliirpl la frente de sns li- 



que la fiesta del aniversrio fuese principalmente un 
nuevo exftrerzo de generosidad, y beneficia. Ai 
efecto, y haciendo nso de la fortuna del Estado, y pu- 
blica, sin embargo de las urgencias consiguientes a 
la elevación de las empresas, se ha determinado, que 
en este dia glorioso se obsequien, auxilien, y recompen- 
sen las personas del pueblo mas intersantes necesi- 
tadas, y beneméritas. 

Es este pues sencillo, pero magestuoso aparate, 
presidido por el inocente placer, que inspira el amor 
á la patria, que hoy reúne á todos, y por medio de un 
sorteo, operación propiamente republicana, serán do- 
tadas algunas jóvenes tan apreciables por su honradez 
como por su decencia, y á que casi tiene inutilzadas, 
una incomparable pobreza. ¡ Felices si su suerte, y cas- 
to poder empleado en la unión conyugal, y en llenar 
las intenciones de la naturaleza solo se hace seutir para 
prosperidad, y aumento del estado. 

Las viudas, madres, y hermanas infelices, de 
los que hicieroon el generoso sacrificio de su vida ante 
las aras de la patria, recibirán igualmente el tributo, 
que pagamos á la afectuosa memoria de tan sagrados 
Manes. Los ilustres defensores de nuestro suelo, y li- 
bertad, reducidos á una sensible impotencia, por haber 
sacrificado parte de su ser en el campo de honor, verán 
palpablemente, que la patria no los abandona en su 
honrosa desgracia, que el dia de sus placeres es el 
dia de sus atenciones, y que se empieza en fin á gozar 
¿e la libertad, que sostuvieron. 



campo de Elida adornaba de laurel la frente de sns li- 
bertadores, y daba á los talentos la palma de hpnprj 
Buenos Ayres en la gran plaza de la Victoria honra á 
la humanidad en sus mas dignos hijos desgraciados, é 
imprime de este modo en el corazón de sus insignes de- 
fensores el sello de.la inmortalidad. Si Roma aunque 
sitiada mantenía en sus fiestas aquella fuerte serenidad 
que la hizo señora de los destinos; Buenos Ayres blo- 
queado de enemigos despechados ostenta tranquilamen- 
te toda su magnanimidad, y difunde con la mas dulce, y 
viva efusión de jubilo los bienes de la Lbertad en cele- 
bración de su augusto aniversario. Quando ía guadaña 
del tiempo abra la tumba á la generación, qne pasa tan, 
honorables, y dulces recuerdos harán las delicias de las 
generaciones siguientes, y la posteridad tocada de la 
mas intima impulsión de gratitud y reepeto leerá con 
asombro, y entusiasmo la serie de estos hechos que fixa- 
ron el reynado de los principios liberales. 

EL Señor Regente de la Cámara de Apelciones dixo 
al gobierno. 
* Excelentísimo Señor. 

,; Afanarse por el bien, unión ,y felicidad de los 
pueblos: promover, y fomentar por todos los medios 
imaginables el comercio , la industria popular , la abun. 
dancia ,y el buen orden en toda administración publica 



AURORA DE CHILE. 



roteger la religión, la seguridad individual, las propie. 
ides, y. la libertad del Ciudadano: premiar en fin ¡a 
rfud, enfrenar el vicio, y aterrar los enemigos de la 
arria; he aquí todo en compendio el elogio, y el 
iracter delicioso de un Gobierno sabio, justo, h m 
o, y liberal; y el retrato ajustado del superior^ que 
briosamente nos rige. Por eso, quando las corpora- 
;iones del noble, y esforzado pueblo de Buenos Ay 
es desplegando su entusiasmo en demonstraciones de 
übiio en el aniversario de su feliz instalación, rin- 
len fervorosamente al Todo Poderoso gracias ¡inmor- 
tales por el débil órgano de mi voz, tributan al mis- 
no tiempo á V. E. el pequeño homenage de la ala- 
banza, y gratitud por el paternal esmero, con que 
procurándole la dicha, y la prosperidad, ha sabido 



tratado que tienen hecho- con la Junta soberana d 
México establecda en Mechoacan. 
, . Se continuará. 



pueblo 



Santiago 4. de Julio de I8I§. ' 

EL 4. de Julio se vio en medio de éste 
>a respetable imagen de los pueblos libres, y d¡7e 
tusiasmo de la libertad. El Sr. Coronel Poinsett, Cónsul 
general de los Estados Unidos celebró con magni- 
ficencia la independencia de aquellos Estados, decla- 
rada el 4. de Julio de 1776. El Gobierno tomó en 
la celebridad de éste dia todo el interés ¡imágrnáb le 



— «"^ '«-'X 1 jj CCJ ^*y 1T1 O (-) ) 

diestramente libertarlo de la horrorosa ruina, que le Preparó los ánimos pai a esté gran objeto dand & 

preparaban los tiranos sus implacables enemigos: Ti- á tod s los cuerpos militares , y empleados de II -i* 

bi sacrificaba hostiom leudis, guia non sumas con- e?,ca a ela tricolor. El ramillete en que se ve' 

¿umpti... He dicho Sr. Excmo. e l pavellon de los Estabos Unidos con p! oct an ,íow !• 

-^ t-v > • . I \ i i i • i- i ^idiiuarie tn* 

Después e¡ señor provisor y governador del obis coolr, los brindis, las expn 8 ones, y alegria de toda 1 

¿5ado á nombre del respetable clero de las provincias, personas ilustres , que asistieron al lucido ambigú t d 



dixo. 

„ Excmo . Sr.= El clero de Buenos Ayres , y yo 
á su nombre felicito este dia á la patria en la persona de 
V. E. Nada tiene, que ofrecer mas apreciable, que los 
"Votos, que incesantemente dirige al Todo Poderoso pa- 
r aquedé á V. E. un espíritu de sabiduría, que presida 
en sus deliberaciones, y un espíritu de fortaleza, con 
•que pueda conducir al fin deseado las grandes empre 
Sas | ['le b'jan hacer la feliciiai general de estas pro 
vincias. 

Carta escrita desde Montevideo con fecha de 16 de 
Mayo de 1812 
Tengo en mi poder la gazeta de Filadelfia fecha 
I8.de Febrero la que ha venido por una fragata que fon- 
deó ayer, en la qual está bien detallada la toma de Va- 
encia por los patriotas Mexicanos que tienen sitiado á 
Venegas y sus sequaces en la capital, sin que tengan 
-speranza deque los tres mil hombres que fueron de 
üspaña , puedan Lb a los del castigo que merecen su¿ 
jiimenes. En Santo Domingo se amotinaron las tropas 
■)or que querian trasportarlas á la Habana á reunirse 
son las que llegaron de España, que arribaron alli por 
'.a imposibilidad que tenían de entrar en Vera -Cruz; 
5 or que se :rataba de formar una expedición para des- 
mbaacar en la costa de Tampico ó la de la Florida; el 
oobiernode las provincias unidas del Norte ha guarne' 
ñdo aquellos puntos con diez mil hombres conforme al 



j aspiraba ideas de libertad. 

POR LA MAnANA CORRYO ENTRE LOS 
CYUDADANOS DE NORTE AMERYCA 
RESYDENTES EN ESTA CAPYTAL 
LA OCTAVA SYGVYENTE,QUE 
SE PRESENTÓ AL PVBLYCQ 
YMPRESA. 

Vuelve el dia feliz,y esclarecido 
De nuestra libertad,y nuestra gloria. 
El monstruo de opresión enfurecido 
Detesta de este dia la memoria: 
El huye,y la vileza lo há seguido, 
Que engaña con promesas de victoria: 
Y exclama la virtud: Americanos 
Donde florecen heroes,no hay tiranos. 



BC 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EJV SJJYrjJQO DE CHILE 

EW LA IMPRENTA DE ESTE SU P £ÍUOR GOSIERNO, 



■**"Xí 







AURORA MMSmi^ ^^ ^ 

^ ¡LLCE BEET FOHJLOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBKASl 



DE CHILE 




Jueves, 16 de Julio de 1812. Tcm _Z± 



hábil, pero está perdiendo el tiempo; la» nocwi.es da 

i derecho pnblico, de legislación, y política son rara,; pan 

r M revoluciones (dice nn político ue nuesttos di- ^ es isle¡ , ;er0 abn.se el Instituto nacona , , y ^ esta 

¿ SSS-i ¿¿-tí? terremotos,que rasgando| soc ,& de b»*»d._l^«^^-^* 

*° ; . . i i c, ic n ntíonos cimie 



fJ^roSTaSS* sos antiguos cbnientos, 
, su extractara interior: trastornando les in.pet.os ma- 
nifiestan lá organización profnnda, y los resortes .mé- 
tenosos de la sociedad: el observador, qne sobrevive a 
IKnUes, y trastorno,, penetra en o ,nter, 
íe las ruinas amontonadas; vé lo que ha mea. porto 
i elrmanece, y entonces conoce, lo que se ppd a ata- 
?to une se debe conservar, y lo que es necesario res- 
ur, io que observaciones ht 



sociedad de nomurt» u C — ~ 

feto interesantísimo, aliviará .al gobierno de este cuida 
do El pueblo vive en pobre** en miseria en medióle 
la mayor abundancia: las primeras materias de las artes» 
6 se pierden, ó no producen todas las ventajas posibles: 
la ociosidad de b plebe es lastimosa; la agricultura por 
si sola no emplea á todos los tabres, m en todos loi 
tiempos; la, mugeres, los niños, los viejos no tienen d» 
posiLe Spa ra S us,t^lamuger .taJjWg 



que per,, ^-.w --■ necesario res- posiciones parasus langas, .a »»s- — ~£- 

tir, lo qne se debe conseivar, y toque e , fe tele «on una carga pesada, por que no hay fabneas, 

lablecer. Eeta época de experiencia, f ^TZner- Zm ocuparse: los propietarios son pocos; ¡como pe 

llegado para nosotros. ? Qne debe extinguir* conser ,„ q m » <^P *¿ , S1J8 taramas> B ¡ M están 

«os de la mas profunda ^f^f^LhL abusos aue hayan manufacturas de lona, uno, cánamo &c, <pc 
1r iba fe felicihad publica. S.n duda hay ^"^ ^SoWl* W Este es el dolorido clamor de noc 
que extirpar en un pueblo, que es hijo he un puello n ojani ^ 3¡n d¡>r „ f 

£ y en el qual hab.a hecho tan pocos P*£^^fe I £££ I dificultades. Quisieran, que en el te 
Íac,on: hay ™cho, que retornar donc te , p le^ « » • « h^ ^ estofe, traba,,, as en el 

fe educación ertuvero» tan endonada y te o p est0 n0 ^ cn el «den de la na- 

labia hallado stf asilo . Debe extmgu.rse W^ ^ fa telas tata3 prece dan . 

* un modo directo, 6 indirecto corrompe l co^m „ «te *qn o P q^ , dean gusto 

hres, por que sin costumbres M*»"***^ to Quieran, que el pneblo sin arbitr.os, ,n cauM > 
publicas, no hay virtudes socales, no hay liberta I no * ^^ lo3 esta blec,m,entos costoso. 

I lo que empobrece al ^^^^^^J^^^^^V^ 3 °" P r0 P Ía3 d = l0 :, h0m 
pase un» vida .acomoda, lo que de qualqu.era mo ££ » ^ | ame ntable, que losqne pueden ense- 

Lne á tos adelantamiento, de la agrien! tura, de la m neo., peto eH nqueeet al país, no hallen 



ñar los irauap> -, liy ^ 7 -- ^ ■ npces i* 

en los ricos el fomento, y la protección, de que necesi 

taD ES una consolación el saber, qttt nd m necesitan 

• j »„ «„ ,™ i-pmod, en que casi iodo esta in- 
gemosenadoteaenunt-empo-e ^q ^ 



«énderan fácilmente á los pormenores, que encielan 

Ltó impertirte deben contar seguramente con H™^ de lo3 Mo9 cultos, y ae «ibnránen el F a.» 

alción delpubliee que bendecirá -- mbres, y -mpte 4 ^^ y ^ abunaucia. El 

«mará un sistema establecido para su .felicidad. h adoptar , e l mas tecl 

* LAS actuales circunstancias de un pueble, en q u n,ed,o mas q ^ ^ pQr „ 

fe'tatodo exigen ciertamente una gran actividad, un d| pfflien P ^.^^ economlca d« 

tto,y una filantrovb, muy extensa. Pero „ vemos ks |e,a es la _ ,- -*áad. uromo 

* c,u *# . . ,c,,ri;™mfls Rin motivo, ümpre 



■cío. V una nianti u V >* »-; p^nn* 

l¿T*k globo, nos confuad remos s.n mot.vo. ^ Empre 

kendanse la, cosas, y poco a ñoco *****£** 
& No. Utau ho.nbrea .lustrados; nuestra juventud es 



ña es la erección ^ »«■».—— 
aX del pais, que busque todo, los medinsde promo 
i ¡ndnatria V haga familiares los mas importante 

¡lubtimi:;:. Vo. ***■»*, *- •» -* 



94 



AURORA DE CHILE. 



n-'g cultas han conocido, que la agricultura, las artes ne- 
cesitan sociedades políticas, que ¡as fomenten, y cuiden 
de su enseñanza, y perfección. Ellas son, las que to* 
n ando noticia de lo mas notable, que hay en los tres 
remos mineral, vegetal, y animal, valiéndose de los So 
cios dispersos por las provincias, llegan á ponerse en es- 
tado de conocer las primeras materias de las artes, tintes, 
minerales, y de todos los usos, á que pueden aplicarse 
Ellas son, las que introducen los texidos, dan á conocer 
la^ maquinas, acogen, y protegen á los extrangeros in 
diístriósOS. (*) 

ESTE ultimo artisulo es de la mayor importancia, 
y de una absoluta necesidad. ¿Como lian de aprenderse 
los tiabajos, y procederes de las artos, sino hay maestros, 
que las enseñen ? La ignorancia en estos objetos 
interesantísimos sera eterna, el pueblo será miserable ; 
degradado, y envilecido, hasta que nos vengan de los 
paires cultos, é indusl liosos hombres dotados de conoci- 
mientos útiles, y acostumbrados al trabajo . Pero 
átravezr inmensos mares, exponerse á los riesgos, 
expatriarse, sufrir las incomodidades del Cabo de Hor- 
nos; no detenerse (si vienen por otro camino) en los 
paises del transito, si en ellos encuentran una acogida 
honrosa, y las dulzuras de la libertad, én que adoran 
Bon en verdad cosas, que en'ibian nuestras esperanzar 
Con todo consta por experiencia, pue un buen gobiern 
hace milagros; y el honor, y una legislación sabia, jnstp, 
y equitativa unida á la feracidad del suelo, y á la bonda< 
del temperamento pueden presentar á los ánimos de los 
extrangeros una perspectiva muy atrayente, y enamora 
dora. Nada debe omitirse p ra engrandecer, y enrique- 
cer la nación, y desterrar el ocio, y la miseria: ella debe 
decir con Virgilio: 

Tentnnda via est, qua me quoque possim 
Tollere humo... 
'Veamos, si podemos levantarnos del polvoí" 

"MUCHO pueblo ocupado utilmente todo, y una 
industria animada incesantemente por todos caminos 
según la calidad de las producciones, y de las diferentes 
utilidades, y ramos de industria, son (dice uno de los 
mejores políticos de España) los dos principios seguros. 
y f-cundos del engrandecimiento de una nación Cada 
pais tiene sus ventajas, y sus desventajas. Saber corregir 
estas, y compensarlas, promoviendo las artes, 6 produc- 
ciones, que le son mas propias, es todo el cuidado, que 

O) Discurso sobre la industria popular. 



debe excitar la atención vigilante de tin gobierno/* 

LA industria trabe las riquezas; y las riquezas formait- 
el poder nacional. La industria introduce el trabajo; y 
el trabajo destierra al ocio, y á los vicios. Los pueblos 
laboriosos tienen costumbres. La riqueza, y las cos- 
tumbres son el apoyo, el recurso, el baluarte de la liber* 
tad. ¿ Como pues han de omitirse los medios indispensa- 
bles, para llamar la industria á nuestro territorio ? ¿Co- 
mo no han de dictarse todas las precisas providencias, y 
removerse todos los obstáculos, para at aher, y domiciliar 
entre nosotros los maestros de las ares ? El pueblo, 
que conosca sus verdaderos intereses, mirará siempre í 
un extrangero útil como un don inapreciable, como un 
instrumento de su prosperidad. Oigamos acerca de esta 
al ilustre Camporaanes, que es el político, que citamos: 
La introducción tle artífices extrangeros es uno de lo* 
fomentos mas seguros dé la industria : con ellos se pue- 
den tener maestros idóneos en las provincias para pro. 
"¡agar la enseñanza, sugetando á ella á los individuo» 
actuales de los gremios, que necesitan de este auxilio 
por faltarles á muchos el dibujo, el aprendizaje necesa- 
rio, y un rigoroso examen publico, que acredite su sufi- 
ciencia. Es necesario borrar de los Oficios todo des- 
honor, y habilitar á los qne los exercen para los ern. 

leos municipa es de la república. Solo la holgazane- 

ia debe contraher la vileza." 

LA prosperidad nacional es incompatible con qual- - 
pjier error político contrario á ella. Reflexionando bi- 
;n sobre esta máxima hallamos la causa de la decadencia 
de nuestra industria, y población. El deshonor afecto 
á las profesiones mecánicas retvahe del trabajo, é intro- 
duce, y arraiga la holgazanería. Se prefiere fácilmente 
el ocio, la trampa» y una vida inútil, y aun perniciosa 
á un trabajo, que es honesto en los pueblos cultos, pero 
que envilece en ! os obscurecidos, y estupidos. Un pue- 
blo sugeto á la funesta influencia de semejantes errores 
jamas saldrá de la miseria, y abatimiento : añadamos 
aun, jamas será libre. Xa libertad no puede subsistir sin 
\ irtudes, y sin pensamientos elevados, y nobles. Pero 
es innegable, que las costumbres se corrompen por el 
ocio; se contrahe el habito de la vileza; y en fin la mise- 
ria es incompatible con la dignidad del animo, y el 
interés nacional. 

MJé suada fames, et turpis egestaa. 
^ ¿De donde salieron los héroes, sino de las naciones 
agriculturas, y laboriosas ? El trabajo endurece, y acos- 
tumbra á la frugalidad ; trahe la sencillez de las costum- 
bres, taü necesaria para la coaservacion de los sistemas 



/ 



AURORA DE CHILE, 



9* 



republicanos Esta frugalidad, esta dureza de cuerpo 
comunican al animo confianza en su propia fuerza; lo 
retienen en los peligros, y en las fatigas de las Armas 
Mientras Roma conservó el aprecio á la agricultura , y 
á todos los trabajos útiles, venció asus enemigos , y dio 
leyes al mundo . Sus Cónsules, Tribunos, y General -f 
ponían sus delicias en la industria campestre, y la litera 
tura. Salían de la labranza para óc iparse de los grandes 
objetos de la legislaeion y del estado, y para mandar las 
legiones. Quando desapareció esta austeridad de costum 
bres> quando se introduxeron el luxo, la afeminación, y 
la desidia, pereció la república, se sepultó la libertad 
con la gloria y fortaleza de Roma. 

Los Suisos debieron su libertad á sus costumbres 
La república de Polonia fue desraenbrada por que el 
pueblo era esclavo é infeliz, y no tenia interés en defen 
der su actual constitución Esa frialdad que se nota en 
algunos pueblos por los intereses nacionales; esa indife 
rencía po-qualquiera forma de govierno; por la libertad 
y la servidubre; por la independencia, y la sugecion co- 
lonial; debe su principio no solo á la ignorancia de sus 
derechos, sino muí principalmente á su actual miseria, 
que no les permite elevar el animo ni concebir mejores 
esperanzas. Ellos creen que siempre han de ser infelices 
y miran con indiferencia todos los sucesos. Para amai 
la patria, para mirar con zelo é inteies los acontecimi- 
entos públicos, es nesesario que tenga el pueblo alguna 
influencia en los negocios públicos; eS indispensable 
que el interés particular de cada familia, de cada cíu 
dadanoesté perfectamente unido con el interés nacio- 
nal. Desengañémonos no hai otros principios, que pue- 
dan dar á los estados aquella sólida consistencia , que 
les conciba re .«peto, fuerza y vigor. Cada uno se intere- 
za por defender una constitución, un sistema que lo ha- 
ce dichoso : cada uno defiende un pais donde goza dé 
consideración, y comodidad. Por esta razón los Solda- 
dos de la libertad, las milicias de las Repúblicas bien 
constituidas derrotaron, de-trozaron siempre á las tro- 
pas mercenarias de los goviemos despóticos. „ C orno en 
, ; las Repúblicas (dice el General Lloid) eada hombre se 
„ se siente vivameete interesado en la conservación del 
, Estado, todos concurren con ardor á su defenza ; to- 
„ dos obran con un zelo y una vigilancia proporcionada 
„ á los peligros, y los últimos campos de batalla se dis- 
'„ putan mas que los primeros. „Este es un asunto de- 
masiado interesante y hermoso, y debe consagrársele un 
discurso especial. 



HIMNO PATRIÓTICO, 

que entre otros varios se ento¡b á la glo'iii de la Am+ 

rica el 4. de Julia en un convite de los Ciudadanot 

de Estido< Un dos, residentes en esta Capital, 

baxo ios sinarios de la libertad, y mOr 

g.stad del Pueblo. 



APLAUDID, aplaudid á los héroes, 
^.Ue á la patria el Cielo otorgó; 
Por su esfuei zo se eleva gloriosa 
A la dicha, que nunca esperó. 

CORONADA de olivas se ostenta 
Llena de gloria, y de bendición: 
v r enid pueblos, volad á su seno, 
Cayó el muro de separación. 

AL Sud fuerte le extiende loa brazo! 
La patria ilustre de Wasington: 
Él nuevo mundo todo se reúne 
in eterna confederación* 
Aplaudid 8Cc. 

RECOMPENSAN triunfales laurele» 
La constancia, el heroico valor 
De Venezuela, Cundinamarca* 
Buenos - Ayres del Sud alto honor. 
¿ Nu ;va España con noble porfía 
\ sus duros tiranos domól 
De sus ruinas se elevó terrible, 
Incl yta, y grande en su aflicción* 

Aplaudid Kc. 
Si de Marte la sangrienta sana 
al robusto Chile respetó, 
Se prepara en la paz á la guerra, 
Aunque nuivu l«*s nesgo.} temió. 

EL Perú Alto, que aborrece el yugo, 
Y q le siempre ser libre juró, 
Tal ardor, y constancia desplega 
'iiue del mundo es la admiración. 
Ap'a>'did SCCé 
VOLVERáN de la paz las dulzura^ 
Cesará de Belona el furor; 
^e oirán de la sabiduría 
Los consejos, y la amable voz. 

DlCTARá las sacrosantas leyeS 
De la mas justa constitución. 
Tales son de la patria los votos, 
Y deseos de su corazón 

SER supremo, padre de los hombre* 
Sostenednos con vuestro favor; 
Dirigidnos en nuestras tinieblas, 
iluminad á nuestra razón. 
VOS detestáis toda tiranía? 



,P £ 



. _■- - ■ . . 



$5 

Nos inspiráis eontra ellaliórro»; 
Sois el principio de nuestras glorias, 
P )r vos canta nuestra humilde voz:» 
Aplaudid, aplaudid álos héroes, 
Qne á la patria el cielo otorgo: 
Por su esfuerso se eleva gloriost 
A ia dicha, que nunca csper» 
C. Hz. 



AURORA DE CÍALE. 



manifestarles las obligaciones en que esfaraos ce* ellos, 
la política debía sugerirnos ideas adequadasá captar la 
voluntad de unos hombres, que en las actuales circuns- 
tancias son y serán siempre útiles en la obra de nuestra 
regene raciou política. 



RL EDITOR. 

APENAS habrá habido una nación man calumniada, y 
oprimida, que la de nuestros compatriotas los indios. ¡ be 
crerá que hubo tiempo en que se dudo de si eran racionales . 
Sus barbaros opresores los tubieron por brutos porque pagaban 
á precio excesivo el cristal y otras especies, en si maravillosas, 
y que tenían el mérito de la rareza. La Europa, dice uno de 
nuestros escritores, ha empleado todo genero de opresión, y se 
ha manchado para esto con horrendos crímenes. Los hijos de la 
America pagaron con la vida, y con la perdida de todos sus 
derechos la desgraciada opulencia del suelo, en que vieron la 
luz. (•) ; Funesta riqueza adquirida con tanta crueldad, extra- 
hida del seno de los montes a costa de tantas vidas, y tantas la- 
crimas ! La humanidad se horroriza, al leer las atrocidades, quo 
sufrieron, y se desea, que hubiese habido alguna hipérbole en 
la descripción. Pero existen incontrastablesmonumentos.de 
aquellos hechos de sangre, y aun nosotros hemos palpado lot 
restos horrorosos de aquellas tropelías- 

Mas si el amor de la libertad, en sentir de Aristóteles, 
caracteriza á las almas fuertes, y generosas, y este amor es fe- 
cundo en sentimientos nobles y sublimes; ;quan grande 
marece el carácter de nuestros hermanos los indios, que con- 
servaron el amor de la libertad en medio del mayor abatimiento* 
reducidos á la clase mas abyecta de la sociedad, y a la hez del 



Articulo 4e tina tarta remitida al Editor por una socie- 
• ; dad de patriotas. 

I^IXTÉ lia sido el indio sino un vil esclavo, a quien 
miraban con desprecio, y altanería hasta los negros» y 
como una bestia de carga, que debia sufrir hasta morir el 
peso, con qué 6e le quería gravar? No se contentaron 
nuestros autores con despojar! s de sus terrenos y pro- 
piedades con la tiranía y usurpación mas inaudita; sino 
que se constituyeron unos amos feroces que los tenían 
sujetos al yugo de la servidumbre, sumergidos en la 
desnudez, hambre, y miseria. Era delito qué un indio 
mírasela cara i, un español , y si hablaba una palabra 
que no fuese la mas sumisa y humillante, era castigado , 

con azotes, y obligado! besar en el acto las manos desu pU eblo ! Quanto ardor, quanto entusiasmo por a gran i causa 
Sg ÑLra L.eto.ora.doradon laque tributaba | *U *-¿ £ £g£ »* g^ 2ESS%S 

frialdad, y una indiferencia extraordinaria acerca de sus mae 
preciosos intereses; quando el estruendo de los acontecimien- 
tos importantes é inesperado» de la época actual no han podido 
despertarlos de su eterno sueno, y comunicar alguna energía A 
sus corasonea insensibles; aquellos hombres arrostran todos 
los peligros, inventan recursos, y resuelven generosamente se* 
libres, ó morir. % 

Si del Alto Perü volvérnosla vista a los que tenemos mae 
cercanos, i quien no admira el ardor y la magnanimidad heroica 
con que combatieron por su libertad los indios Chilenos ?_La 
musa de la historia tomo a su cargo immortaUzar sus baz~n is; 
la trompeta de Clio las ha pregonado por el universo, y mucho» 
escritores apreciables les rindieron el tributo del elogio, 
del honor. Toda la America había ya doblado la cerví» 



á sus\iranos : por consiguiente estaba obligado á con 
sagrarles los días, las horas, y aun los minutos, olvidan 
do enteramente las atenciones de su propia conservaci 
on, que se miran con preferencia hasta en los pueblos 
mas barbaros y envilecidos. Si cansado de sufrir, levanto 
alguna vez la cabeza, solo consiguió por premio de sus 
esfuerzos los cadalzos, las horcas, y los martirios mas 
sangrientos. Alto Perü, Quito, y otros puntos de esta 
America, vosotros estáis bañados de esa sangre mó- 
ceme, que humeay clama por la venganza de tantas 
atrocidades ! Llegó el tiempo de que sus clamcres fue- 
sen oidos:v va el inexorable Juez ha puesto en el anti- j 

g„o Mondan Ministro que os .vengue y acabar| de U¡ ;- ggM £££ «£- -£;---££. 
vengar con justa medida. Entre tanto nosotros qué co- g . i rtduc j dos kla servidumbre : los palacios de sus invasores 
mo hijos de vuestros opresores hemos sido cómplices 
en estas injusticias, estamos obligados á repararlas con 






nuestros mayores esfuerzos. Si, Señor Editor, habitamos 
un suelo, poseemos unos bienes, cuyo derecho no nos 
puede corresponder, sino solo por el disputable que nos 
pned?ndar las relaciones de sangre que tengamos con 
los Naturales. Y si por sostener la lucha con losopreso-? 
res de America, no hemos podido todabia establecer un 
sistema de igualdad entre los Naturales y nosotros, tal 
que no se note la menor diferencia, ¿ por que no les 
damos á conocer siquiera con el trato la disposición en 
en que estamos de realizar este gran proyecto en el mo- 
mento mismo que nos desembarazemos de los tiranos ? 
Llamémosnos lodos indios desde ahora, para que nues- 
tros hermanos conozcan el digno aprecio que hacemos 
<!<* filos; ó si tiene nlgun inconveniente que yo no puedo 
c^npn hender, tratf seles quando sea preciso nombrarlos: 
d¡ ciendo: nuestros hermanos los indios Quandola jus- 
ticia no nos obligara á adoptar este ü otro medio de I Mbvriad! 

'c* ■ - ■■ - ■** „ 



se elevaban sobra la tumba de sus Incas : solo el duro Araucano 
rehusa las cadenas, y anteponiendo todos los males posibles á 
la pérdida de su libertad, y sin intimidarse por la inferioridad é 
imperfección de sus armas, resiste, combate, triunfa a las veces; 
y quando es vencido ni decae de animo, ni pierde la esperanz» 
de vencer. 
• Esvmlot. 



NOTA: 

LA estrechez del tiempo no permite puhVcar en U 
presente Aurora les interesantes y plausibles sucesos 
de Concepci n, ni la liberal, generosa, y magnijica 
contextacinn- de la Exenta. Junta: toda se publicará 
por una extraordinaria con la pasible brebedad. Gra 
cite, immortales a la adorable providencia declarada 
por la libelad de la patria ¡in manu potenti, etin 
hrachio extenso.' laureles de gloria a los héroes de la 








DE CHILE 



AURORA 

No. 24. r> 3 Santiago 18. de Julio de 1812. 



Tomo i. 



SUCESOS DE CONCEPCIÓN. 



EXMO. Sr. 

JLOS siempre fieles, generosos, y cuerdos Oficiales, 
los intrépidos soldados, y noble vecindario de ésta 
Ciudad de Concepción, Conociendo, que la unión, y 
perfecta, tranquilidad de todo el Reino es no solo 
conducente, sino absolutamente necesaria para su 
defensa, su conservación, y sus aumentos sufría impa- 
ciente la división, que entre esta Provincia, y nuestra 
amada madre la Capital habia introducido, y fomentaba 
el espiritu revolucionario, y egoista de algunos individuos 
que aunque no muchos en el numero, por sus intrigas, 
y conexiones se habían erigido en tiranos de la Patria, y 
arbitros de nuestra suerte. 

Si la prudencia mas austera no hubiese dirigidonu- 
estros pasos; mucho hace que hubiéramos despedazado 
las cadenas, sacudido el yugo, y sacrificando quatro vic- 
timas, habríamos dado á V. E. claras pruebas de que nos 
anima una alma ardientemente enamorada de la tranqui 
lidad universal; pero temíamos derramar una sola gota de 
humana sangre, aunque fuese la menos digna de circu- 
lar por venas nobles. Estos respetos, si retardaron los 
efectos del general entusiasmo, no fueron capaces de 
extinguirlo. Asi en la noche, para nosotros gloriosa 
del 8. del presente Julio, unidas con la mayor conformi- 
dad, y sin discrepancia de uno solo las tropas de Dra- 
gones, de Artilleros, y de Infantes baxo el mando de 
los S es. D. Juan Miguel de Benavente, Sargento ma- 
yor del cuerpo de Dragones, D. Ramón Ximenez, Sar- 
gento mayor del Batallón de Infantería, y D. José 
Zapatero Capitán del Real de Artillería, después de 
haber jurado Oficiales, y soldados inviolable obediencia 
á sus respectivos Xefes, se presentaron á un mismo 
tiempo en la Plaza mayor de esta Ciudad escudados 
mas de su intrepidez, y su generosidad, que de sus 
armas, proclamando i una voz, que exigía el bien 



general, se disolviese en el instante la antigua Juní-a 
cuya mala política amenazaba á la Provincia, y al Rev- 
no los resultados mas funestos; se erigiese en su lugar 
una Junta de guerra, que provisionalmente tomase las 
riendas del gobierno, ínterin se daba parte á V. E. 
á fin de que su notoria generosidad se sirva aprobar, ó 
reformar, lo que nuestro procedimiento tenga digno 
de elogio, 6 de censura. 

A conseqüencia de esta resolución se juntaron 
todos los Oficiales de los mencionados cuerpos, y 
por su voto unánime fueron nombrados por miembros 
de la Junta de guerra provisional los Sres. D. Pedro 
Tose Benavente, Presidente; D, Juan Miguel Bena- 
vente, Vice=Presidente; D. Ramón Ximenez, y el 
Capitán de Dragones D. José María Artiga, Vocales; 
y Secretario el Capitán de Infantería D. Luis Gar» 
retón. 

Luego que fué reconocida, y jurada la nueva 
Junta, se destaco por su orden competente numero 
le guardia, para poner en arresto á los Señores 
Brigadier D. Juan Martínez de Rozas, Coronel D. 
Luis de la Cruz, Capitán de milicias D. Bernardo 
Bergara, Licenciado D. Manuel Novoa, Vocales, 
que eran de la Junta ya disuelta; como igualmente 
al Comandante de Infantería D. Francisco Calderón 
por parcial declarado del sistema divisorio. Y este 
Gobierno se interesa con la mayor eficacia, por que los 
sugetos sobre dichos sean mirados benignamente poj* 
V. E. y no experimenten pena, ni vexámen, que 
los mortifique, 6 los deshonre. 

El Cuerpo de Artillería ha pedido, y proclamado 
por su Comandante al Capitam D. José Zapatero, 
el qual lo era por orden de ese Gobierno, y que 
habia sido retirado por la antigua Junta provisional, 
á pesar de su distinguido mérito. 

El nuevo Gobierno deseoso de dar desde 
luego pruebas de su amor á la justicia, y al buen 
orden, ha declarado en esta fecha restituidos á Su 
dignidad á los SS. que obtenían varas concejiles, y 
que habían sido violentamente despojados de ella» 



38 



AURORA DE CHILE. 



y se ha nombrado por Asesor interino, hasta que V. E. 
determine, á D. Juan Estevan Manzano. 

Querer explicar el jubilo, que manifiesta éste 
Pueblo por una revolución, que deseaba, y concebía 
tan necesaria como útil, seria emprehender un imposible. 
Los vivas, las aclamaciones, los plácemes recíprocos 
no cesan, ni cesarán por muchos dias. Esta Ciudad 
por orden del Gobierno se iluminará tres noches 
consecutivas; se obsequiará al soldado, como permite 
nuestra fmza, y nada se omitirá, para, inspirar los 
mas pacíficos, y amigables sentimientos, asi en los 
vecinos de esta Ciudad, como en cada uno de los 
pueblos sujetos á nuestro mando. 

Nos lisonjeamos, que esa Junta Exma. que 
esa 

deí Reino recibirán con tierno afecto á unión, y á 
la mas intima fraternidad á estas leales tropas, y á 
toda ésta provincia, que se sujeta plenamente á ese 
superior Gobierno, que protesta obedecer hasta la 
muerte, y que pide por todo premio de sus desvelos, 
afanes, y peligros se sirva V. E. aprobar sus justos 
procedimientos; comunicándonos las ordenes, que su 
superior discernimiento juzgue conducentes para ei 
bien general, y para la eterna conservación de la 
dulce paz, y unión de ambas provincias, que es el 
blanco de nuestros deseos, y el único fin, á que 
dirigimos nuestras obras, y por el qual estamos 
prontos á sacrificar nuestras vidas en las aras del 
honor. 

DIOS guarde á V. E. muchos años. 
Concepción de Chile 9. de Julio de 1812!. 



mitales V. S. a nombre de la Patria, que representamos 
los homenages de la virtud: penetrelos intimamente de 
la idea consoladora de su libertad, proscripta mas ha de 
tres siglos: asegúreles por los manes de sus zelosos pro- 
genitores los efectos liberales de la fraternidad mas es- 
trecha, yconosca el mundo todo las ideas, que abriga el 
Gobierno superior del Reyno de Chile. 

No seria consiguiente á sus mismos principi- 
os, si no aprobase a la faz del universo la generosa reso 
lucion, que restableció en h memorable noche del 8. lo s 
sagrados lazos, que esencialmente constituyen la fuer- 
za respetable del estado Chileno; estréllense en ella los 
impotentes esfuerzos del despotismo espirante: lean los 
noble Capital, y demás Ciudades, Villas, y Pagos I tiranos en nuestra unión inseparable el decreto de 
- ■ * -su desesperación, y conoscan á su pesar nuestros ene 

migos interiores, que el glorioso sistema de la Ame- 
rica del Sur dirige, y resuelve el espirítu político de 
Chile en todas partes. 

Si han logrado distraher por un instante la Obsa 
grande de nuestra regeneración. Civil, tiemblen des 

le este momento los desnaturalizados: el Gobierno jura 
en las aras de la Patria, que lo constituye a su frente 
reponer a toda costa el tiempo, que le ha robado una di- 
sidencia desgraciada; a cuyo efecto declara Inten- 
dente interino de esa Provincia al benemérito. Co- 
ronel Don Pedro José de Benavente, quien dando las 
gracias a la Junta de Guerra, supletoria déla depuesta 

le Gobierno, funcionará desde el recibo de esta elProvin" 
cial de esa Intendencia. 



No es nuestro animo suprimir las Juntas: 

.por el contrario deben instalarse aun en los partidos 

Pedro José. Benavente. =Jmn Miguel Benavente= del Reino, pero han de ser el resultado de la vo- 

Rampn de Ximenesy Novia = José María Artiga= 'untad general: cada pueblo ha de elegir libremente la 

1 representación respectiva á su población, y para lograr- 
lo se procede inmediatamente á formar el censo general 
del reino, que realizará Concepción de su parte en 90. 



Luis Garreíon, Secretario de g ierra. 
•«• *• * «■ 



CONTESTACIÓN. 

Con el placer, que vieron los Liberticidas nuestras dife- 
rencias, ha celebrado esta Capital los triunfos del Patrio- 
tismo. Tal debe apellidarse el suceso del 8- que fixará 
para siempre la lealtad de la de Concepciou. No podian 
los generosos habitantes del Estado de Arauco poner 
una barrera a su libertad, cuyo eco resuena ya en todos 
los ángulos del nuevo Mundo. O la libertad, ó la muer- 
te es el lema chileno: no es asfquible aquella sin unión 
el que la quiebra jura nuestro exterminio: este es el alto 
crimen, en que han incidido los perturbadores desgracia- 
dos de la tranquilidad interior, y por el que se rastrea f a - 
c ilmente el mérito sublime de sus restauradores. Trans- 



dias perentorios, para fixar los sufragios de la Provincia. 
De este punto ha de partir el sistema liberal de Chile: 
y entre tanto solo está de parte de Us. arrimar á todo 
trance el hombro á nuestra común seguridad. 

Se aprueba justamente la restitución á sus varas de 
los Regidores depuestos á condicionde ser decididos 
por nuestra sagrada causa, que jurarán individualmente» 
como todo funcionario publico. Entre tanto se decla- 
ran electivas como conviene á los altos fines de su 
erección y dignidad de los electos. 

La interposición de V. S. por los vocales, y Coman- 
dante arrestados previno justamente las intenciones del 
Gobierno, que solo quiere su desengaño: para lograrlo 
hará VS. que el Brigadier Dn. Juan Martínez de Rozas 
pase inmediatamente á esta Capital baxo su palabra de 
honor acompañado de un oficia! remitiendo á los demás 
con una escolta, que haga su seguridad individual si» 
mengua de su carácter y destinos. ' 



\ 






AURORA DE CHILE. 






En lo demás hará Y. S. como Intendente de la Pro- 
vincia, y con presencia de las cosas quanto exija la 
gran causa, que sostenemos, la felicidad general, y la 
segundad común, dando los partes oportunos, para 
acreditar á ese digno vecindario, generoso exercito, y 
hasta el ultimo hombre que puebla tan deliciosos países 
las pruebas mas decididas de nuestra sincera fraternidad, 
inseparable unión, y liberalidad inmutable de nuestro 

sistema. 

Dios guarde Vs. muchos anos. Santiago y Julio 15, 

de 1812. 

José Santiago Portales.— Pedro José Prados José 
Miguel Carrera. 

Agustín de Vial, Secretario. 

Señor Presidente y Vocales de la Junta ) 
de Guerra de Concepción. J 



OFICIO DEL ILMO. Sr. OBISPO DE 
LA CONCEPCIÓN. 

EXMO Sr. 



CONTESTACIÓN. 



AUNQUE la ocurrencia de la noche anterior me tie- 
ne tan sob ; esaltado, que apenas acierto á formar unas 
clausulas mal concertadas, no puede presindir mi amor 
paternal de molestar la atención de V. E. para suplicarle 
tenga á bien condescender con los deseos de esta des- 
graciada Provincia, que á nada mas aspira que a la uni 
on y' fraternidad con esa de Santiago; de quien unas 
infelices complicadas circunstancias la tenían separada. 
No puedo persuadirme, á que en los disgustos recipro- 
cos, que han mediado hasta aqui, haian influido sinies- 
tras intenciones de parte alguna; á todos, todos he oido 
constantemente clamar por la paz y la unión ; pero la 
maligna estrella de la discordia, que por todo el mundo 
difunde su apestado influxo, no á perdonado á este deh 
sioso Pais, y sus dignos habitantes, para que equivocando 
sus verdaderos intereses, se tratasen como enemigos los 
que la naturaleza hizo hermanos. V. E. ha sabido liber- 
tar á esa Capital de las com ulciones, que la agitaban, 
y todas las noticias, que de ella se nos comunican estan 
llenas de bendiciones acia e! gobierno, que le ha restitui- 
do, su tranquilidad: difunda,pues, V. E. á esta Provincia 
su espiritu de beneficencia: y si los ruegos de este des- 
graciado Pastor pueden merecerle alguna considerador: 
permítale le suplique no solo por los sujetos, que han 
contribuido á esta crisis delicada, sino también por los 
desgraciados, que erraron sus principios, y equivocaron 

sus ideas. 

Perdone V. E. es f a confianza, y es'é seguro da 
las veras, con que pido á Dios por su acierto, y que le 
guarde y prospere muchos años. Concepción y Julio 

9 de 1812. 

EXMO Sr. 

Diego Antonio Obispo de la Concepción. 

SS. déla Exma Junta Gubernativa del Reyno 

en la Capital de Santiago, 



ILMO. Sr. 
PUEDE V. S. I. serenar su espíritu en el concep 
to decidido que no abrigaiá jamas este Gobierno otras 
ideas que las liberales, que ha proclamado: los prestigios 
mas desgraciados pudieron aventurar nuestra comiin 
tranquilidad poruña di si hn3 : a que si ha puesto á esa 
provincia á la raya de su ruina constituyo al Reyno ente- 
ro en un esUdode convulcion que habría las puertas á. 
los descontentos desnaturalizados y liberticidas: repues- 
ta felizmente la tranquilidad interior solo resonarán en 
adelante los dulces ecos de la libertad civil, fraternidad 

y unión. 

La Capital ha presagiado felizmente los electos 
preciosos de nuestra reconciliación política por las de- 
mostraciones mas sensib es: cada hombre ha singulariza- 
do las efusiones del genio americano, y el govierno ase- 
aura á V. S. Y. que solo quiere el convencimiento de los 
engañados; teme incidir enta débil dad, pero lo manda 
imperiosamente un sistema liberal, que aborrece la san- 
gre, conoce el poder de las preocupaciones sobre el co- 
razón de los mortales, y vé á cada ciudadano con todo 
el interés, que in spira la dignidad del hombre libre. 

Sin ase V. S. I. descansar en los votos mas sa- 
grados con que le aseguramos el alto aprecio de su m 
terposicion pastoral y de su digna persona. 

Dios guarde á V.S. I. muchos años. Santiago y 

Julio 15 de 1812. 

ILMO. Sr. 

Jóse Santiago Per tales. = Pedro José Prado. ~ José 

M:gnel Carrera. 

l Agustín Vial, Secretao. 

ILMO. Sr, Obispo de la Concepción. 



»+c=— 



\ EL EDITOR. 

Tengo los datos mas positivos para asegurar eos 
toda certidumbre de que la generosidad y liberalidad de 
la Exma. Junta le ha ganado los ánimos de todas las per- 
sonas decentes y sensatas de la Capital. Ella posee el 
corazón de todos los patriotas' y en breve se vera una 
manifestación pública y solemne de su inviolable adhe- 
sión, y cordial afecto :to los jurarán por lo mas sagrado 
que hay en los cielos, y en la tierra, y por su honor 
estar prontos y dispuestos á sacrificar sus fortunas y 
su sangre por servirla y defenderla. Todos se dan 
narabenes; todos afirman que están mejor que antes. 
La certidumbre sucedió á las esperanzas; el gran siste- 
ma se ha consolidado, y la vital aura de la libertad 
i alienta y dilata ios corazones, é inflámala imaginación. 
¡ Que sensación tan delisiosaha de causar tan grata 
nueva en las naciones aliadas, y en todo el continente 
americano! Yo me traslado á las edades futuras, y veo 
ala musa de la historia embelleciendo la relación de 
nuestros sucesos con un rasgo tan hermoso, editicativo, 

é ilustre. 

Todo está mejor que antes, y todo favorece nues- 
tros altos designios. Todo se reanima, todo se reun© 
baxo el estandarte de la libertad. 



¡ LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELE AT, ET UMBRAS! 



CHILE 



No. 24 



Jueves 28 de Julio ele 1 8 1 2. 



Tomo 1. 



NO podemos cludar.de la influencia. y eficacia de los 
principios morales! ni de la relación intima que existe 
entre las diferentes.ídrra-as dé gobierno y las operaciones 
y suceso de la guerra." La historia nos presenta 
brandes imperios conquistados con suma fa¿ilidad, y 
<$M¡m reducidos.* despreciables en apariencia, haciendo 
una resistencia increpe, y mychas veces, feliz. Remes 
visto repúblicas nacientes, y pueblos aun en la infancia 
resistir y vencer a naciones antiguas de. Aína potencia 
y de Unos recursos incomparablemente mayores. , Hay 
una diferencia muí notable entre un soldado mercenario, 
que obra como una maquina, impelido únicamente por 
el rigor, y entre un hombre que ha tomado las .awnps 
por la defensa de una gran causa, y que ha concebid" 
un gran entusiasmo, un gran, interés por una opinión.; 
cuya alma ha tomado una dilatación que no puede 
. medirse, y una efervecencia que crece con Icsobstácu 
ios, y se complace crí; medio de los peligros. La ave 
de Júpiter, que Se. goza entre los relámpagos, los rayos 
y los truenos, es la viva imágerí del alma entusiasmada. 
Este estado sublime del alma, fecundo en acciones 
gloriosas, es, el estado, habitual de los hcr.es. 
" Para que éste rapto, esta eferbecencia del espíritu st 
comunique como un fuego eléctrico á una gran masa 
de hombres, á una nabion entera, es necesario que se 
inflame por un interés común, por la esperanza de un 
gran bien, ó por él temor de un gran mal. 
3 .Exaltado el hombre en tina república Hen constituida 
por el amor á ün gobierno liberal, justo, y equitativo, 
que le conserva el sagrado derecho de hacer todo 
quanto no está prohibido" por las sabias leyes, y en el 
qual goza de la libertad política,, que produce en e! 
animo esa tranquilidad preciosa, que proviene de que 
cada uno se halla seguro en su persona,_ bienes, y 
honor; y por el aprecio acia una constitución, que e ¡ 
mismo ha elegido, y que está cimentada sobre princi- 
pios liberales, dictados por la razón y la equidad natura!, 
no hay peligro que no arrostre, no hay obstáculo que 
no supere, no hay acción magnánima de que no sea 
capaz, quando la patria peligra, ó están amenazados 
sus derechos. La idea de la libertad es moi hermosa, 



qliando es bien conocida : presentándose al ánimo 
acompañada de sus bienes y encantos, excita en él uñ 
?ntúsiasmo abrazador é invencible. La historia de las 
; *epú f )licas abunda en hechos, que prueban esta verdad; 
rasgos siíblimés de patriotismo que honran ala naturaleza 
humana," y que parece ensoberbecen nuestra condi- 
ción. ; 

Trecientos Espartarlos detienen á tas innumerables 
tropas de- Xerxes, tropas dé- viles esclavos; y se lee 
sobre una piedra el sentimiento unánime de aquellos 
héroes := pasa gero avisa á Esparta que hemos muerto 
íqui por obedecer á sus santas leyes. 

Roma en su infancia rodeada de naciones enemigas/ 
y poderosas, se vio- en la posición crítica, que solo le 
dexaba la elección de pcecer, ó de conquistar : ella 
invade ; triunfa sucesivamente : su genio se determina 
á la guerra, y las virtudes republicanas, el patriotismo 
divinizado baxo el nombre de Roma, la hizieron señora 
del mundo: 

Las guerras de íos Persas contra los Griegos fueron 
tan largas como infructuosas. El terror, que movía 
á aquellos esclavos, era un resorte mui débil contra el 
entusiasmo de la libertad. 

En tiempos menos distantes la confederación Hel 
hética, la República Batava, los Estados Unidos, la 
República Francesa, parecen haber casi superado la 
intrepidez y la constancia de las Repúblicas antiguas. 

Los Cantones de Ünderwald, de Schwitz, y de Ury 
resistieron felizmente á toda la potencia de la casa de 
\ustria por el espacio de tres siglos. Quinientos 
republicanos derrotaron en el pasage de Moi gathen á 
un exérciío de veinte mil hombres embiado por el 
Emperador Leopoldo. 

La Holanda en el espacio de setenta años de uña 
obstinada guerra resiste á todo el poder de la monarquía 
Kspañola, que habia crecido inmensamente con los 
tesoros de las Indias. La República le hace sufrir 
pérdidas incalculables en el mar, y en las quatro partes 
del mundo. 

Las riquezas, el poder, los recursos de la Gran 
Bretaña son bien conocidos -en la guerra contra sus 



■ 



102 



AURORA DE CHILE. 



colonias: sin embargo después de once años de com- 
bates y de esfuerzos dispendiosos, pero inútiles, tubo 
que reconocer Ja independencia de los Estados Unidos. 

¿ Presenta acaso la historia de la guerra, del valor, 
y de las calamidades humanas sucesos ¿lias admirables, 
impetuosidad mas irresistible, triunfos mas memorables 
y numerosos, que los que ofreció á la admiración de 
todos los siglos la República Francesa ? 

En las pro-inpias Americanas, suj-tas antes al imperio 
Español, se abre en la época actual una escena muí 
brillante. El valor, la resolución de los héroes, eí 
entusiasmo de los Republicanos antiguos, y modernos, 
se han desplegado gloriosamente por la gran causa de 
la libertad nacional. La espada de la tiranía expirante 
ha inmolado en algunas partes muchas víctimas ; pero 
de su sángrele han levantado nuevos héroes. £1 genio 
de la libertad presenta en aquellas regiones una frente 
amenazadora y terrible: el ardimiento y la coníianz 
llenan el corazón de los patriotas ; el terror y lo*- 
remordimientos ocupan el de sus tiranos. Las cruel- 
dades con que la dominación antigua se despide dei 
nuevo mundo, su desesperación y rabia sanguinaria 
aun en sus últimos halientos, la han hecho mas odiosa, 
han descubierto todo su carácter, y han puesto á los 
hombres en la necesidad de vencer ó, de, morir. Por lo 
demás la revolución, Americana se asemeja á todas las 
revoluciones en el movimiento que imprime a, 'los 
espíritus: el entusiasmo público, el nuevo orden de 
cosas, van descubriendo talentos desconocidos, y hom- 
bres singulares. El fuego patrio prende con mas 
facilidad; y hace notar mas su presencia en la inflamable 
juventud. La juventud es la edad de la .energía, del 
vigor, y la magnanimidad. Si es capaz de grandes 
pasiones, lo es también de grandes virtudes, y grandes 
intentos. En las revoluciones se agrandan las almas, 
se muestran los héroes, y ocupan el lugar que Jes 
correspondía. En las revoluciones se ven esos hechos 
inmortales, esos exemplos de generosidad admiración 
de las edades futuras. 



humillante idea de los mercenarios, que vio el despotis- 
mo como a los satélites de la tiranía. Para decidido 
usarán todas las ciases del estado secular la Escarapela 
TiucolÓr, que se dispensó al Exercito: con sola la dife- 
rencia de no traher las presillas de oroy plata, que han 
sido privativas de los militares. Publiquese por Bando., 
dése en la orden, é imprimase. 

José Santiago Portales.** Pedro lose Prado.^J osc 
Miguel Carreja. 

Agustín de Vial Secretan*. 



' 






-: 



I " I 



NOTICIAS, 

AMERICA. 



; PwagML Una persona muí distinguida dé Asump- 
cion del Paraguai escribe con fecha' de 30 de Mayo í 
iin W!¡ ¿ de caV aCter dé esta Capital lo siguiente :- 
El Paraguai permanece constantemente unido i 
Buenos-Ayres. Ha ayudado al General Artigas con 
mil y novecientos hombres bien armados. Velasco 
permanece en arresto. En el Brasil hay insurrección. 
El Paraguay le ha tomado algunos pueblos. Las 
recientes noticias de la firme' adhesión de Chile al 
sistema continental han regosijado mucho í los Para- 
guayos. 

EUROPA* 

GRAN BRETAnA. 

EL Gobierno acaba de recibir oficios de Esfados^ 1 
Unidos, que respiran un ánimo hostil, o intenciones 
de guerra. 

FRANCIA. 



ARTICULO DE OFICIO. 

Santiago y Julio 16 de 1812. 
^ FL emblema de la patria debe señalar al ciudadano 
virtuoso: estamos obligados indistintamente á comprar 
su existencia a todo costo: en el sistema de la libertad 
civil cada hombre es con la fuerza de la expresión solda- 
do de su pais: se acabaron felizmente las odiosas diferen 
cías del estado; los militares son ciudadanos armados, 
} cada ciudadano es un guerrero para sostener los de- 
recnos de la sociedad. Desaparesca enteramente la 



París. Bonaparte ha creado una orden imperial, 
| llamada de la Reunión, para premiar los servicios de 
j'os grandes oficiales de estado, juezes, y empleados, 
¡civiles del imperio. 

| Tolón. Han anclado en este surgidero 14 navios de 
iline^, 4 fragatas, y muchas corvetas al mando del 
Almirante L'Hermite. 

RUSIA. 

EL descontento que existia entre Rusia y Francia 
se asegura haberse terminado por la sumisión de aquella 

* Estas noticias se extractan del Periódico the Times 
publicado en Londres, comprehende todo el mes de Fe-, 
brero : en d se insertan los , periódicos Franceses. 



AURORA DE CHILE. 



105 



Potencia. Se asegura igualmente que Alexandro ha 
aprobado las proposiciones de Napoleón en orden al 
comercio. 

ESTAÑA. 

Cádiz. Uno de los primeros actos de la nueva 
Regencia ha sido tomar una razón exacta de toda la 
fuerza militar de la Peninsüla. Se ha hallado no pasar 
de ciento viente mil hombres, muchos de los quales 
componen las guerrillas. 

Se lia mandado que las tropas regulares de Cádiz 
pasen a la isla, y las de la isla marchen al campo de S. 
Roque. 

El General Lacy ha sido nombrado ministro de 
guerra. 

Tarragona. Diez mil hombres, Catalanes é Ingleses, 
marcharon contra Tarragona alas ordenes del General 
Lacei, y del Barón de Eróles. El General Decaen 
embió contra ellos inmediatamente la división de 
Lamarca, que junta con una parte de la guarnici n 
de Barcelona baxo las ordenes del General Mauricio 
Matbieu el 24 de Enero atacó al exercito enemigo en 
Altafovilla. El exercito combinado de Ingleses y 
Catalanes fué derrotado con pérdida de dos mil hom- 
bres entre muertos, heridos, y prisioneros ; y se dispersó 
de tal modo que no parece posible vuelva á organizarse. 
Dexó casi todas las armas con- la artillería y bagages. 
Eróles fué herido de peligro. 

Madrid. El Mariscal Suchet en su carta de 13 de 
Enero dirigida al Rey avisa que los pueblos de S. Felipe, 
Alcira, y otros del reino de Valencia han prestado el 
juramento de fidelidad al Rey con gran solemnidad, y 
que los habitantes de Valencia se preparaban para lo 
mismo con la mayor pompa : que el exercito victorioso 
era recibido en todos los pueblos con general aclama- 
ción, y que la conducta de los Franceses iba á disipar 
la opinión que había contra ellos. Añade el Mariscal 
que entre sus prisioneros cuenta diez y seis mil hombres 
de tropa de linea. 

Murcia. El General Soult ocupaba á principios de 
este ano con sus cuerpos de observación las fronteras 
de Murcia. El avanzo y atacó unas partidas enemigas, 
que ocupaban el campo de Lorca. El enemigo se puso 
en fuga después de un vivo fuego ; fue perseguido, y 
tubo mucha pérdida. El General Lallemand ha pene- 
trado hasta Murcia por Veas y Zegura. Ha derrotado 
quantas partidas encontró. Después dirigid su marcha 
, sobre Moraseta, y Caravaca, poniendo siempre en fuga 
á las divisiones enemigas. i 



Tarifa y Compo de S. Roque. Las continuas llnbias 
y tempestades obligaren a. Mariscal Duque de Belluno 
á dilatar el ataque de Tarifa. JLas tropas del General. 
Berrois tomaron una posición detrás de S. Roque. 
Habiendo cesado algo el mal tiempo, comenzaron a 
moverse las divisiones contra Tirifa. Ballesteros 
engañado con aquellos movimientos se presento en 
Puerto Ajen. Los insurgentes fueron atacados con tai 
viveza, que, fueron completamente derrotados. Su 
pérdida fue considerable. El General Ballesteros no 
quedó prisionero por la ligereza de su caballo. Tarifa 
tiene una guarnición de 1500 Ingleses, y 3000 Es- 
pañoles. Ésta hizo una salida general, y fué repelida. 
Pero el sitio se ha suspendido por ahora por el rigor de 
la estación. 

Ciudad Rodrigo ha sido reconquistada por los alia- 
dos. 

Merida 8Cc. En conseqüenck del sistema de diver- 
sión del General Hilí sobre Merida, el General español 
Morillo avanzo á la f rende de dos mil hombres hasta 
lo interior de la Mancha imponiendo contribuciones. 
El se presentó á las puertas de Almagro, cuya guarni- 
ción lo recibió eon vivo fuego. El General Treelpaz 
informado de su marcha llego á los pocos minutos con 
quatro cientos hombres y dos piezas de cañón. Morillo 
fué atacado con extraordinaria intrepidez, completa- 
mente derrotado, y perseguido hasta qué huyó f» 
Portugal. 

CHILE. 

COQUIMBO. 

CON fecha de 12 del corriente ha avisado el Goberna 
dor de Coquimbo que al abrigo de la obscuridad de la 
noche del 8 del mismo dos embarcaciones menores que 
vinieron de fuera cortaron las amarras de la Fragata 
Anglo - americaua renombre que estaba á la ancla y 
fuera de tiro da Canon, aun que en la Bahia para 
zarpar el 9, y que colige fuesen las embarcaciones apre- 
hensoras mandadas por una corsaria de Lima que desde 
el 2 cruzaba aquellas alturas, en las que tomo la denomi- 
nada minerva de los mismos estados. 

MÉXICO. 

*' El 10 de Febrero se recibieron cañas dé la Hava- 
na en Londres fecha hasta él 12 de Diciembre, que con- 
tienen noticias de México hasta el 29 de Noviembre, por 
las quales sabemos que las fuerzas de los insurgentes 
se han aumentado mucho por la revolución de las pro- 
vincias septentrionales del mismo reyno. Consta por 



104 



AURORA DE CHILE. 



una proclama de aquel Virrey que los insurgentes ha- 
bían obtenido armas, municiones, y otros auxilios de 
los Estados Unidos de Norte America, y que algunos 
de los Generales eran naturales de aquellos Estados. 
En conseqüencia de las instancias del Virrey algunas 
tropas pasaron de la Havana á México. Estas tropas 
entraron en algunos pueblos castigando, pero al instante 
que salían de ellos, ó que su fuerza se disminuía, se 
levantaban de nuevo los insurgentes, atacaban á los 
realistas, los subyugaban, y les imponían contribucio 
nes.„ 



NOTA. 

ASI es como el fuego patriótico está cada dia mas 
vivo/ se difunde mas, y con los obstáculos adquiere 
mas fuerza. No se esperaba tanta energía en unos 
pueblos, que por tantos años vivían baxo un gobierne; 
indolente, y sin luces; cuya ciencia consistía en con- 
servarse por medio de una tiranía lenta, y un sistema 
mesquíno, digno del Asia. Las revoluciones despier- 
tan, encienden á las almas, y descubren » por todas 
partes genios republicanos, virtudes fuertes, y corazo- 
nes libres. El Alto Perü tiene en píe una fuerza 
increíble ; tiene armas ; y sus recursos, y entusiasmo le 
prometen un éxito feliz. Las riveras del Rio de la 
Magdalena han sido un teatro de combates entre 
liberales, yserviles, de que daré noticia en otra ocasión; 
el honor del triunfo corono á los patriotas. Estas 
contradicciones, esta oposición eran necesarias para 
darnos actividad después de tanta inacción, indolencia, 
y placeres. Convenia, que se nos amenazase, y que 
la tiranía expirante nos mostrase su semblante espan- 
toso, y su aptitud devoradora, para que nos uniésemos, 
meditásemos, y nos acostumbrásemos á la fatiga, y los 
peligros. 



INDUSTRIA. 

DE pocos años á esta parte se hace en Chile un 
gran consumo de aguardiente Ron. Se trahe de 
fuera contra las ordenes saludables del Gobierno, é 
interés del país, cuyo numerario se minora por el luxo 
unido á la falta de industria nacioal. Esta falta es 
principalmente sensible en un articulo, cuya importa- 
ción subsiste por solo desidia, pues no hay cosa mas 
fácil que hacer el Ron en abundancia, y con pocos 
costos. El siguiente método es de un Autor de gran 
crédito. 



" La miel (dice) es aun muí útil por él secreto, que 
se ha hallado de convertirla por medio de la destilación 
en un aguardiente, que los Ingleses llaman Rum, Esta 
operación es muy sensilla, y se hace mesclando 
y disolviendo un tercio de miel con dos tercios de a<ma. 
Dexanse fermentar estas dos substancias suficiente- 
mente, lo que se logra á los doce, ó quince días; enton- 
ces este liquido fermentado se pone en alambiques 
limpios, y se destila por el método ordinario. El Ron, 
que se saca, iguala en cantidad á la cantidad de miel 
que se ha empleado. " ■ 

Es pues evidente que unabotija de nucí dará otra de- 
Ron. 



Articulo de Vacuna. 

EN el próximo pasado mes de Junio se ha inocu- 
lado en ios Quarteles indita es, y en el vacunatorio pr> 
blico con feliz' suceso a 590 personas de ambos sexos: 
las 153 desde uno á cinco años de edad ; 187 desde la de 
cinco á diez : 151 desde diez á Veinte: 76 de veinte á 
treinta, 14 de treinta, á quarenta, y "4 desde quarenta 
hasta ¡a. vejez. Se observa que va en aumento duplo la. 
progrecion del numero de vacunados adultos, y mayo- 
res "de edad, respecto de los meses anteriores, y estq per- 
suade que se van desimpresionando las preocupaciones, 
que el yülgp habia concebibo de la ineficacia de este 
-aludable preservativo. 

Judas Tadéo.- Reyes, 
Santiago y Julio 6 de 3812. 



ADVERTENCIA 
Que hace al publico ellUmo. Sr. Obispo Auxiliar. 

DESPUÉS de que sin exemplo he selebrado ordenen 
en nueve meses once veces distintas, por justísimas 
causas me veo precisado á no repetirlas, sin embargo 
de serme lo mas sensible esta obliga¡oria resolución. - 

Lohagosaberal publico con el objeto de evitar los 
costos, é incomodidades que inútilmente habían de 
sufrir en venir al pueblo de mi residencia los ordenan- 
dos, En esta inteligencia, en lo succesivo sacarán Di- 
misorias para Concepción, ü otro Obispado. Quilíotá 
Julio 15 de 1812. 

Rafael Obispo de Epifanía, 

OBSERVACIONES METEOROLÓGICAS. 
Termom. 57 de Fahrenheit, y 1 1, 7 de-Reaumur. 
Barom. 28 pulg. 3 lin. pie de Londres.. 

El dia 23 de Julio á las \\\ de la raaf¡ana. 

CON SUPERIOR P-F.RMISO, 

IMPRESO. EjY SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por losSres. Samuel Bürr Johnstoii, y Simón Garrison* 

T)E LOS ESTADOS UNIDOS. 




AURORAJTJBBWLDE CHILE 

¡ LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



zk 






No. 25. 



Jueves SO de Julio de 1812. 



Tomó 1 



ESTADO DE LAS FUERZx\S PATRIÓTICAS, 

Y de los de los enemigos di la América en él Alto 

Perú, sin incluir en las primeras las 

auxiliadoras de Buenos- Ayres. 

Eti> Palca grande — General Dn. José Ximenes 



Pintado. 



Fusiles 

Cañones 

Caballería 

Infantería 

Indios 



190 

2 

1500 

900 
5000 



Misque — General Dn. Esteban Arze, que debe ayudar 

á Oruro. 

Fusiles - 7 * J 30Ú 

Cañones - - -• 100 

Arcabuzes de Estaño - - 15 



Caballeril 



S500 



En Mosa — General Dn. Frcncisco Cartiblo. 

Fusiles - - - - 46 

Cañones - - - í 

Granadas - / 200 

Caballeria 300 

Infantería - - - 4000 

Indios ♦- - * 3000 



Paria — General Dn. Mariano Antezana. - 

Fusiles - 800 

Arcabuzes de Estaño - - 200 

Granadas . '*' ..'■■- 440 

Caballeria - -.} - 2000 

Infantería - - - - 4000 

Indios - ■ - - - 3000 



En Zacaca — General Dn. Manuel Muñoz Terrazas. 
Fusiles - . - - 46 



Cañones 

Granadas 

Caballeria 

Infantería 

Indios 



; 6 
6oo 
500 
600 
3000 



Chat/anta — General Dn. Domingo Guznian. 
Fusiles - ■ - - - • 140 

Cañones - - * " u 14 

Caballeria - - 800 

Infantería - - - 300 

indios - - ;■* 10000 



Angostura de Uniré á Potosi^-Genernl Dn. Matee 
Zenteno. 

Fusiles - - . ° 32 

Cañones ¿"[ - - 14 

Granadas - - - 1000 

Españoles - - - - •' 200 

Indios - * " 300 



En Ayquile— -General Taboada. 
Fusiles .- - * i55 4 

187 



Cañones - 

Granadas 

Arcabuzes 

ludios - 

Caballería - 

Infantería 

Españoles - * -' 

Resumen de estas Fuerzas. 
Fusiles - 

Cañones *"...* 
Granadas 
Arcabuces de Estaño 



4240 

215 

34000 

9600 

5800 

200 



,3108 

324 

6480 



> 



106 



AURORA DE CHILE. 



Caballería 

Infantería 

Indios 

Españoles - 

FUERZAS DE GOYONECHE. 

En Potosí 

En Chuquisaca del Real de Lima 

Caminando para Oruro baxo el mando del 
Coronel Lombera 

Siguiendo la misma ruta baxo el mando del 
Coronel Astete 

Potosinos que están en Oruro 

Negros de Lima 

Enfermos que quedaron en dicho lugar 
quando pasó el General á Cocha bamba 
todos baxo el mando del Sordo Don 
Indalesio - - - 

En el Desaguadero mal armados 

En la Paz inclusos voluntarios Patricios, 
y Arequipeños de los quales salen para 
Tungar 150 el primero del que entra 
Omasuyor mandados por Benabente 



19400 

9800 

33700 

400 



2000 
700 

800 

680 

150 

80 



Total 



30 

400 



300 

300 

54.40 



SI alguno dice hay mas ño sabe lo que se habla. 
Sirva de gobierno con teda responsabilidad. Buenos- 
Ayres, 23 de Junio de 1812. A. A. J. 



GUERRA DE ESPAñA. 

EL Mariscal Duque de Ragusa, cómo consta por 
su parte dirigido al Principe de Neufchatel, habia á 
mediados de Enero recogido quatro divisiones, trahido 
dos mas del exército del Norte, y la división del General 
Bonnet tenia orden de evacuar á Asturias ; todo con 
el intento de reconquistar á Ciudad Rodrigo. Estas 
fuerzas reunidas acendian á sesenta mil hombres, y el 
Mariscal se prometía un suceso glorioso. La reunión 
debía efectuarse el 2 de Febrero. Ademas de ésto 
habian de agregársele las tres divisiones del General 
Montbrun, y un grueso de caballería. 

El Mariscal solicitó empeñar al General Wellington 
en un combate decisivo ; el lo evitó y se retiró á sus 
fortificaciones de Portugal. 

A principios de Febrero, según se conjeturaba en 
Lisboa, el Lord Wellington pensaba dirigirse contra 
Badajoz, que se decia padecer escacéz de viveres. 



La ocupación del Reino de Valencia habilitaba al 
General Suchet, cuyo exército se habia reforzado para 
aquella conquista, á emplearse en otras operaciones. 

El exército del Sud esperaba la primavera para conti- 
nuar las suyas. 

I Qual pues será el suceso de la siguiente campaña? 
Quando llegara el término de guerra tan sangrienta ? Y 
en fin ¿ que interesa mas á las provincias revolucionadas 
de America, el termino, ó la duración de la guerra de 
la Península ? Estas questiones son no menos curiosas 
que interesantes. 

Si pueden aventurarse conjeturas acerca de los 
sucesos varios y dudosos de la guerra, y lo pasado 
anuncia lo futuro, parece que la siguiente campaña no 
será mas ventajosa para los aliados que la anterior. 
Que suceso tubieron en ella ? La empresa del General 
Hill sobre Girard fué una sorpresa sin conseqüeucia 
alguna. Pusieron sitio á Badajoz, pero tubieron que 
suspenderlo luego que se acercaron todas las fuerzas 
imperiales. Sus conatos para sostener á Valencia, sus 
tentativas contra Tarragona, sus anuncios del buen 
estado de Alicante, han tenido el éxito infeliz^ que 
todos saben. Hasta ahora las fuerzas Británicas han 
evitado un combate decisivo; innumerables veces se han 
acogido á sus lineas de Portugal, apareciendo y des- 
apareciendo rápidamente eñ el terrible teatro. , La 
.suerte de Ciudad Rodrigo puede ser semejante á la de 
Figueras, reconquistada después de un sitio de quatro 
meses. Asturias fué ocupada con suma facilidad el 
año anterior, y no hará mas resistencia en el actual. 
Es de creer que entren refuerzos de Francia, como lo 
persuade la tranquilidad interior del imperio, y el estado 
del Norte. El Turco llama toda la atención de la 
Rusia, y aunque se declarase contra la Francia, hay 
datos mui positivos de la firme adhesión de los restantes 
Poderes del Norte. 

Por lo que hace á la duración de la guerra, no es 
fácil conjeturarla. Por una parte los esfuerzos de las 
tropas españolas han sido tan ineficaces y de poco 
! momento en toda la campaña anterior baxo los celebra- 
dos Generales Castaños, Ballesteros, Blake, Morillo 

las heroicidades del Empecinado, y de las Guerrillas 
han sido tan infructuosas ; la escacéz del numerario 
ha de ser tan grande por les rápidos progresos de la 
revolución de ambas Arnericas,; puede esperarse tan 
poco de un Gobierno puramente aristocrático, qual es 
el actual de Cádiz, el que ademas no goza de la confi- 
anza y adhesión de todos los españoles, como consta 
por sus proclamas ; que casi pueden considerarse las 
fuerzss españolas como no existentes. Por otra parte 
es cierto que como sus conatos, aunque débiles, pcupaíi 
v tienen en movimiento á las columnas movibles de: 1 . 



exército francés, y este debe conservar en muchos 
plintos gran numere? de guarniciones ; y como le resta 
que atacar á Portugal, y expeler á los ingleses de sus 
atrincheramientos ; parece que las armas francesas no 
se desocuparán tan breve en la Península. 

La duración de estos conflictos es un tiempo mm 
precioso para las provincias revolucionadas del nuevo 
mundo ; y apenas habrá quien ponga en duda que 
mientras mas tiempo duren, se les ofrece mas propor- 
ción-, mas facilidad para concluir y consolidar la gran- 
obra que han emprehendido. La fortuna se les sonríe- 
y les estiende la mano en todo este tiempo. En él el 
fuego de la revolución se difunde á mayores distancias: 
despiertan los pueblos aun aletargados : los obstáculos 
se remueven : se organizan los sistemas gubernativos : 
se adquiere experiencia; y las autoridades adquieren 
esa cautela, esa precaución de los grandes políticos, 
que confundiendo á los enemigos interiores afianzan la 
duración de los gobiernos. En él se diciplinan las 
milicias, se organizan las fuerzas militares, y se con- 
trallen alianzas. En otro tiempo la política pudiera 
retraher á dgunas Potencias de prestarles auxilios ; 
ahora por interés nacional, y por la naturaleza de la I 
presente guerra están prontas á sostener sus esfuerzos, 
y á darles todos los socorros necesarios para hacerse 
independientes, y cimentar su libertad. Es pues con- 
stante que mientras los restos de una nación moribunda 
se esfuerzan por resistir al poder colosal de un imperio, 
que está en la juventud de las Potencias, pueden 
nuestras provincias hacerse naciones, y ponerse en un 
pie formidable. Por tanto si están resueltas á no volver 
jamas al yugo antiguo, sea qual fuere el suceso, y el 
ultimo resultado de la guerra peninsular, no tienen que 
hacer otra cosa sino aprovecharse de la coyuntura. 



AURORA DE CHILE. ío7 

ARTICULO DE OFICIO. 



REPÚBLICA DE CARTAGENA* 

LAGazeta Real de Londres refiere que los habitantes 
de la provincia de Santa Martha declararon la guerra 
á Cartagena por que no reconocia la autoridad del- 
Gobierno de Cádiz: que se han dado muchos combates 
en las orillas del rio de la Magdalena, en las que se han 
costruido muchas fortificaciones: que se ha derramado 
alguna sangre, y que después de una alternativa de 
sucesos ya prósperos, ya adversos, Cartagena se ha 
declarado independiente, y erigido en República por 
el consentimiento unánime de todos los ciudadanos. 



* Continua el extracto del Periódico de Londres 



EXCELLENTISIMO SeHoE. 

LOS subscriptores de esta representación tenemos 
el honor de elevarla á las superiores manos de V. E. 
con el objeto de felicitarle por la unión de las Provincias, 
que vá á formar una época nueva en el orden de los 
acontecimientos políticos del Reyno. Así ¡o anuncia 
!a Aurora extraordinaria de Chile de 18 del corriente: 
.y a su luz apacible brillan los sentimientos generosos 
con que V. E. se manifiesta á los pueblos, quando, 
removido el obstáculo de las diferencias domesticas, 
puede ya mirarse la Capital como el punto céntrico de 
¡a unidad, cuya firmeza sirva "de apoyo al sistema de 
nuestra independencia, y libertad civil 

Seriamos responsables á la Patria, sí, al presentarse 
un aspecto tan lisongero de los negocios públicos, 
mantubiesemos en silencio el plazer y entusiasmo que 
nos anima : y haríamos una injuria á nuestra probidad 
y patriotismo, y á la dignidad que caracteriza a V. E. 
si temiésemos que este paso se interpretase á una adulad 
cion servil é incompatible con los ánimos nobles y 
decididos por la prosperidad general. 

Nosotros, Señor Exmo. congratulamos á la patria 
en persona de V. E. por un suceso que fijará su destino, 
y le pretextamos la adhesión inseperable que ha de 
Éoner terror á los obstinados enemigos de la sacro santa 
causa de la America del Sud. Sírvase V. E. descansar 
en la seguridad de estos sentimientos á que sacrificamos 
todo interés personal. 

Sean, Señor Exmo. los verdaderos patriotas las únicas 
columnas que sostengan el edificio magnifico de la 
libertad Americana : estréllese en sus muros hasta el 
funesto fantasma de la discordia: antes se niegue la 
luz a nuestros ojos, que ver á la patria comprometida 
al empleo de sus ribales ó indiferentes: la confianza 
reciproca entre el Gobierno y el pueblo consolida una 
recta administración, traiga los dias de una paz mper- 
turbabley en medio de ellos la voluntad general sancione 
leyes sabias que perpetúen las glorias del país, y le 
Un figurar entre las naciones con el respeto y 
¿gestad á que le llaman la naturaleza, y las ventajas . 
de su localidad. Hé aquí el voto sincero de los hombres 
de bien y la expresión de los ciudadanos que 

Suplicamos á V. E. se digne aceptar como la mejor 
prueba de nuestro amor á la patria. Santiago, QO de 

Julio de 1812. 

Francisco Antonio Pérez. Dr. Juan Pablo 
Fietes. Josef Antonio de Roxas Fernando 
' Márquez de la Plata. Dr. Joaquín de Echa- 
varria. Dr. Juan Francisco León de la 
Barra. Dr. Pedro Vivar. Dr. Hipólito de 



10* 



AURORA DE CHILE. 



Villegas. Nicolás Matorras. José Mariano 
de Astaburuaga, Mariano de Egana. Fran- 
cisco Prast. Dr. Timoteo de Bustamante. 
Antonio de Hermida. Manuel Mena. Ramón 
Valero. Josef de Campino. Miguel de 
Ovalle. Nicolás Antonio Lois. José Igna- 
cio dé la Quadra. Pedro Nolasco Valdez. 
Francisco Astaburuaga. 



DE LA OPINIÓN PUBLICA. 



Santiago 22 de Julio de 1812. 
SE accepta la gratulación antecedente con todo el 
interés que arrastran los generosos sentimientos de su 
contexto, é importancia de los subscriptores : asegúrese- 
les asi á nombre de la patria, y al efecto imprimase. 

Portales.— Carrera. = Vial, Secretario^ 

EL EDITOR. 

LA premura del tiempo, y el vi tro deseo de elevar 
a las superiores manos de nuestro amable gobierno, 
esta representación han impedido que la subscripción 
fuese copiosísima con gran sentimiento de los patriotas- 
pero el gobierno y la patria los conocen; les son rnui 
gratos y amados sus nombres; son su confianza; y sobre 
sus nobles sentimientos y fuertes virtudes han de cimen- 
tar la libertad, idolo de las almas generosas, y espanto 
de las serviles, degradadas, tenebrosas, y adictas á inte- 
reses miserables. En efecto la historia de los siglos y 
délas revoluciones prueba que el amor de la libertad 
es inseparable de los corazones nobles, de los pensami- 
entos elevados, de los hombres de luces, y de los talen- 
tos distinguidos; pero el amor á la servidumbre solo 
puede habitar en espíritus muy viles, muy ignorantes, 
y muy interesados. Preferir unos intereses pequeños, 
y quiméricos las mas veces, al bien general, á la dicha 
de millones de individuos, ¿ donde puede caber sino en 
corazones corrompidos, perversos, oprobrio de la natura- 
leza humana ? Desear la devastación, la ruina, y la 
humillación eterna de un pais donde reciben tantos 
favores, y que los acoge con bondad; mostrar vivas 
ansias por ver correr la sangre de sus conciudadanos, 
que no les hacen mal alguno, y con quienes tienen 
intimas relaciones; descubrir un odio implacable, y 
sanguinario contra un gobierno, que tolera su furor : 
declararse algunos enemigos mortales de la America, en 
que nacieron, de esta dulce patria en que vieron la luz; 
¿que manifiesta todo esto sino las disposiciones mas 
abominables ? oponerse tanto á la difusión de las luces, 
perseverar en ideas tan serviles, en preocupaciones tan 
plebeyas ¿ que descubre sino talentos de Ínfima clase, 
y que en sus cabezas se ha anidado la ignorancia de los 
siglos barbaros, y que desaparece de ambos mundos 
por los progresos rápidos de la ilustración universal ? 



JAMAS en nuestras regiones se presentó á íos 
hombres de estado coyuntura mas aproposito para 
mostrar sublimes virtudes, desplegar grandes talentos, 
hacer brillar un genio poderoso, y adquirir un eterno 
renombre, que la época en que estamos. Que empresa 
mas ilustre que elevar á su patria de su antigua de<rra- 
dación , y oprobrio, rompeí sus cadenas y consolidar su 
libertad ? La antigüedad decretaba á semejantes hom- 
bres estatuas y altares : siempre se han considerado 
como seres extraordinarios, . extrahidos por el eterno de 
los tesoros de su providencia para impedir con conato 
heroico que no se baga el mundo una cárcel eterna de 
victimas,,. de miseria, horrores, y desesperación. Pro- 
tectores y defensores de los derechos mas preciosos del 
genero humano, todos los pueblos de la tierra los miran 
con interés, con ternura-, y aun con envidia, y sus nom- 
bres rodeados de honor y de alabanza llegan á los siglos 
mas distantes. Nuestro actual Gobierna camina á 
largos pasos á la inmortalidad por estas sendas de gloria; 
pero es necesario confesar con dolor que sus miras 
benéficas se contrarían, sus intentos paternales se 
trastornan sordamente por enemigos interiores. La 
opinión pública no puede formarse, ni fortalecerse; 
mientras se esparsan en lo interior principios serviles, 
ideas contrarias al Gobierno, y proposiciones destruc- 
toras del sistema patriótico. Este asunto ocupará sin 
duda la vigilancia de la alta policía. Los males, que 
causa el partido de oposición secreta, son incalculables : 
por él el amor ardiente de la libertad se entibia en unos, 
en otros se extingue . el entusiasmo no se difunde por 
toda la masa del pueblo; las luces no se comunican. 
Conviniera por tanto, que se les opusiese una fuerza del 
mismo genero. Porque si es indispensable una magis- 
tratura, que vele sobre los enemigos interiores, sobre los 
emisarios de la tiranía, y sobre los subversores del orden, 
no lo es menos el establecimiento de una Sociedad de 
laOpinion, compuesta de pocos y escogidos individuos, 
cuya función única fuese formar la opinión popular 
por todos los medios imaginables. 



qbser Vacióles meteorológicas. 

Termom. 57 de Fahrenheit, y 11, 7 de Reaumur. 
Barom. 28 pülg. 3 lin. pie de Londres. 

El dia 30 de Julio á las 11£ de la mañana. 



CON -SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EJV SANTIAGO DE CHILE, 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por losSres. Samuel Barr Johnston, y Simón Garrison> 

DE LOS ESTADOS UNIDOS. 



Suplemento a la Aurora de Chile. 



Jueves 30 de Julio de 1812. 



NOTICIAS RECIENTES DE BUENOS-AYRES. 



EL extraordinario de ayer 
trahe la gravísima y plausible no- 
ticia de haberse descubierto el dia 
1 del corriente una infernal con- 
juración, decretada, y tramada 
por el espacio de 5 meses por los, 
europeos residentes alli unidos 
con los de Montevideo, cuya es- 
quadrilla estaba a la vista. El 
detestable complot debía rebentar 
el dia 4. El plan era que en 
apareciendo, y haciendo una di- 
versión la esquadrilla, habían de 
entrar por cierta puerta 500 hom- 
bres en el fuerte : tomarlo ; y sino 
lo lograban violentar al Sargento 
Mayor a que les diese el santo; 
apoderarse de los quarteles: pro- 
clamar Virrey a Alzaga ; imponer 
pena capital a todo europeo que 
no se presentase armado, y al 
americano que saliese de su casa. 
Las cartas afirman que contenia 
el plan degollar a todos los ameri- 
canos de siete anos para arriba , 
que habían de armar a los escla- 
vos, y que los reos lo han declara- 
do todo antes de morir. Se añade 
que la patria debe su salvación a 



una muger. Se conjetura por lo 
antiguo de la trama que tenga 
muchas ramificaciones. El tres, o 
el quatro estaban ya en la horca 
tres de los principales cabezas, 
hombres muí ricos. Alzaga des« 
cubierto el dia 5 en casa de un 
gallego eclesiástico, y conducido 
por un numerosísimo pueblo, que 
cantaba himnos patrióticos, fue a 
las 15 horas abaleado y colgado. 
Quedaban presos 30, y se pre- 
paraban prisiones para un numero 
indefinido. Ningún americano re- 
sulta complicado en el crimen dia- 
bólico, circunstancia mui notable. 
Aquel Gobierno desplega una 
energia asombrosa ; ha ganado toda 
la confianza del pueblo cuyo entu- 
siasmo es inefable, y parecido al de 
la antigua Roma ; todos los espír- 
itus se han reunido, y se esperan 
grandes resultados de este aconteci- 
miento en toda la America libre, y 
que asi mismo de gracias solemnes, 
y por demonstr 'aciones de miseri- 
cordia a la adorable providencia 
que nos defiende. 




AURORA* 




¡LUCE BEET POPULOS, SOMÑOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



No. 26. 



Jueves 6 de Agosto de 1812. 






Tomo 1. 






parte del ocaso parecía mas bello, que el de la aurora,, 
quando la filosofía habló asi á un joven héroe, a quien 
parece anima la alma de Tito, amor, y delicias de la 

especie humana. 

«La providencia puso en vuestras manos los destinos 
del pais, en que visteis la luz; ella quiere, que sea 
dichoso, y os confia la execücion de este alto designio 
Vuestro corazón generoso arde por llenar las miras de 
ía providencia: el se complace en empresas arduas, y la 
superioridad de vuestros talentos os ofrece recursos, y 
os asegura Un éxito feliz. Yo apruebo, y os felicito por 
k excelencia de vuestros planes. Yo admiro en vuestra 



pelearán con entusiasmo por su libertad; y la tiranía 
desanarecerá de la faz de la tierra. Pero que es lo que mas 
esencialmente caracteriza la libertad de los pueblos ? sin 
duda el derecho de hacer sus leyes : mas no conservaran 
esta prerogativa inapreciable si todos los ciudadanos no 
están dlpuetos í repeler por si mismos los' insultos hosti- 
les. LaRepublicaRomana fue invencible por que toda era 
militar, y por que no conferia las magistraturas á quien 
no se hubiese distinguido en las armas. No admrtiendo 
ella en sus legiones sino á hombres interesados por sü 
doria y por la salud de la patria, logrb establecer aque- 
lla diciplina rígida y prudente á que debió sus sucesos 



,a e^enoia de vuestros ptae, *£££%£ sf.E estado Uanosu o defender, y eonse, 
^■entud U experi enc.a de £~<*¿ J %*$*% , ibert ad, por oue sabia combatir po, su ^.U 
pensa.s como Cario Magno, cuyo asto, y p commi • precipitarse, la destrozaron las facco- 



pensáis wiuu ««"^ -«--a 

genio advirtió, que la nación reunida por sus represen 
tontea es quien conoce loque ie conviene: que si ella 
misma forma sus leyes, sufrirá sus defectos con paoien- 
cia, y ella amará las leyes como una obra propia. 
Qtíanto mas grande era aquel Principe, tanto mejor 
conocia la ^tensión de los deberes de un Legislador, 
y estaba tanto mas persuadido, de que le era imposible 
llenarlos por si mismo. ¿ Como (decia él) adquiriré yo 
todos los datos precisos? como al corregir abusos, no 
violaré los derechos de alguno.? como podre tomar 
todas las medidas, para que no se introduscan nuevos 
excesos, nuevas artes de dañar ? Todos tienen ínteres 
en lisonjearme ¿como puedo fiarme de sus relaciones. 



Grecia comenzó á precipitarse, la destrozaron las faccio- 
nes» quando los t ciudadanos ricos, que habían perdido la 
fortaleza varonil por los placeres y el ocio, distinguieron 
las funciones militares de las civiles, abandonaron la* 
armas, y se contentaron con contribuir á los gastos de 
ía guerra La Polonia duró demasiado; los vicios de su 
aobierno se contrabalanceaban con el espíritu militar 
de su nobleza. En el Cuerpo Helvético hubiera desapa* 
repido la imparcialidad délas leyes, si el genio militar de 
los ciudadanos no hubiese conservado la libertad inte- 
rior ¿Xa libertad Germánica no hubiera sucmbido 
baxo la potencia de Carlos V. y de sus sucesores, si lo» 
Principes del Imperio jio hubiesen podido oponer la fuer- 



en lisonjearme ¿como pnedo liarme de sns relac.onesr rnnc :m~. «fflff^c y ^ ¿jj^ esfcerzo3 
¿Quien me asegura.de que a f ellos, qmeue, yo Mm^M^i^g^^ 



consulte, no han de ver la situación del pueblo al 
travéz de sus preocupaciones, y pasiones?' lodas las, 
clases dedos ciudadanos tienen sus particulares intereses, 
necesidades, y opiniones' diversas; lo que me hace 
concluir, que solamente en un Congreso nacional 
pueden examinar sus derechos, sus prerogaüvas, y 
pretenciones reciprocas, y en fin convenirse, y concill- 
arse, para ser todos dichosos, quanto permite el destino 
de los mortales. 

Vos pensáis como los mayores hombres, quando os 
esforzáis á hacer militar á toda vuestra nación. Oh . 
eonoscan los pueblos, que son libres^y que deben serlo, 



de Inglaterra contra la tiranía, si la nacían armada no 
hubiese sido mas fuerte que Carlos I. ! 

No son, Señor, las costumbres, no es el tatito de ta 
decidla, y. de los placeres, quienes impiden, que puedan 
formarse militares todas las naciones. Son si las ideas 
serviles, son los principios absurdos, es el mngun intere* 
aue concibe el pueblo en defender una patria, que no lo 
hace dichoso, las causas, que, se oponen poderosamente a 
esta transformación necesaria y regeneradora, dester- 
radlos absurdos, iluminando & los pueblos; impedid, 
que difundan ideas de servidurndre vuelos enemigo, 
secretos; y veréis vivificarse, reanimad vuestra nacuo* 






lío 



AURORA DE CHILE. 



Haced, qne conozca, que es libre, y que debe Serlo* 
haced, que conozca, que la libertad la pone á cubierto 
de males incalculables; haced, qne comienze á gustar 
algunas de sus ventajas, á lo menos una pequeña parte 
de sus grandes bienes, y entonces Una revolución* cuyo 
objeto es la libertad, dará á los espíritus un movimiento 
nuevo, y nuevas ideas, y á loa corazones nuevos senti- 
mientos. Entonces resplandecerá en vuestro pais el 
patriotismo escoltado de las virtudes republicanas, y 
aspirando á acciones inmortales. Los que duden de 
estos principios, no tienen ídéa de la libertad, no cono 
¿en su fuerza mágica* ni su asombrosa virtud: elloé 
ignoran, lo que han hecho en todo tiempo 1*6 republi* 
cas militares.,^ 



ARTICULO t>£ OFICIO. 

Santiago y Julio 1 3 ¿<r 1 8 í 2. 

VISTOS loa fundamentos de pública utilidad y con- 
veniencia del erario, que expórie el Sr. Superintendente 
cíe lá Casa de Moneda en su informé de 13 de Enero 
ultimo;. se establece desde luego un Banco dé Rescaté 
cíe Pastas de Plata en la Vilíádel GuáSco, señalándose 
por ahora, y hasta qUé los progresos futuros de éste 
proyecto hagan entender Sé necesita aumentar, ía suma 
de veinte Jr cinco mil pesos, que se tomará del fondo 
de la tíiisma casa, por la analogía que tiene esta nego- 
ciación con el instituto y réglág de amonedación y 
compras dé los metales de oro y plata, según sus 
peculiares ordenanzas, y á exeraplo dé iguales negocia- 
ciones entabladas en las Casas de Moneda dé Potosí y 
México. 

Para lá mayor claridad, y reconocimiento animal de 
las utilidades, que puede reportar al erario éste nuevo 
árbitiio en él producto dé los dos reales quatrOy medio 
maravedís, y Un quinto de otro én marco de las platas 
qué llegaáén á la ley dé once dineros veinte y dos 
granos, o el liquidó, que puede haber én las de menos 
ley ál respective, después de pagado el precio de siete 
pesos por marco al Minero, los tres reales al Adminis- 
trador, y demás derechos de diezmo tf: dispondrá el Sr. 
Superintendente, que en el libró general de la Contadu- 
ría, y Tesorería se abra un Ramo aparte, eri dónde se 
testifiquen las partidas con la explicación, y Claridad, 
que corresponde, á fin de que igualmente Sé guarde la 
consonancia debida én los cargos al Tesorero de la 
Casa, y en la cuenta general, qué por bienio presenta 
arreglado á Ordenanza. 

* Y con consideración á la buena conducta y servicios 
de IX Manuel Antonio Luxan, se le nombra y se le 



despachará el titulo de Administrador del Banco, afian- 
zando Stí manejo y responsabilidad, con la quota de seíe 
mil pesos designada á los Ministros de Real Hacienda, 
baxo las formalidades que prescribe el f. 5. cap. 24. de 
las citadas ordenanzas. Y para que el negociado dej 
^anco, que baxo la seguridad, y claridad que es conve- 
niente i favor de los Mineros, y del circulo que debe 
haber en la existencia del Banco, compra dé pastas, re* 
mesa dé barras, y retorno de su importancia en nume- 
rario, observará el Administrador, sin prescindir en par- 
te alguna, el reglamento siguiente. r ': 

1. Él Administrador del Bsnco es un Administra- 
dor dé Real Hacienda, necesariamente sujeto á las le- 
yes, y ordenes, que prohiben comercios incompatibles* 
coirió peligrosos contra la puridad de los intereses que 
se le confian. 

2. Afianzará su responsabilidad con la quota de 
seis mil pesos, con sugetos legos, llanos, y abonados y de 
bienes raices conocidos, en donde recaiga una especial 
hipoteca, conforme está mandado en diversas Reales 
ordenes para todo Empleado de Real Hacienda que 
tenga responsabilidad inmediata. 

3. Todas las platas que compre el Administrador 
serán pagadas á dinero efectivo de contado sobre tabl» . 
arprecio de siete pesos maTCo, después de refogada la ;, 
pina á su satisfacción. 

4. No podra empeñar al Minero, ni verificar et 
cambio con efectos anticipados, ni comprar con otra es- 
pecie que no sea numerario corriente, «i disminuir por 
si mismo el precio estipulado. 

5. Llevará un libro en donde forme asiento de la» > 
partí Jas de compra, con explicación de cada una en eí 
numero de pebeteros 6 pifias, con el peso de marcos, - 
onzas, y ochavas, la fecha, nombre y apellido del vende- 
dor, quien subscribirá la partida por si, ó á su rúes© % 
otro, si no Supiere éSaibír, cómo se practica corriente- % 
mente en las Tesorerías de Real Hacienda en cumpli- 
miento de la by qué así lo determina. \ 

6. En cada remesa de las platas rescatadas, acom* ' 
pañárá en forma dé cuenta ordenada, y jurada todas 5 
las partidas conforme se hallan en el libro, con el visto- 
bueno del Juez territorial, 6 Diputado de Minería, '** 
que pof ordenanza debe haber en aquel Asiento, certi- 
ficado por el Escribano, ó por dos testigos en su defecto, i 
especificando asimismo la existencia que quede por 
liquido en hürherariojde modo que puedan Comprobarse 
ser las mismas partidas que se hallan sentadas en el libro, 
y balanzear el cargo con la data. 

7. Verificará las remesas por tercios de ano, ó antes 
si lo tubiere por conveniente, corriendo de su cuenta eí 
costo, y riesgo, como asimismo el retorno del numeran* 






AURORA DE CHILE; 



111 



üjue produzcan al precio dé siete pesos tres reales marco 
en peso bruto. 

8. Presentara las platas en la basa de Moneda en 
farras de a ciento y cincuenta marcos, fundidas, y ensa- 
yadas; siendo de su cuenta los gastos necesarios, y las 
tnefrtias de fundición. » ■ ■..,.-. 

0. Le será prohibido comprar ó vender platas desií 
euenta, por si, ni por interponías personas, ni al pretestb 
de introducirla eri-la casa de Moneda, baxo la pena de 
perdimiento de érripleo, y mil pesos de multa aplicados 
por mitad, la una al denunciante siempre que comprue- 
be el denuncio, y la otra al fisco. 

10. Nombrará una persona de su satisfacción, que 
precisamente recida efa ésta Capital, con poder bastan- 
té* y" eñ especial para que atienda á evacuar las diligen- 
cias que ocurran bástala entrega de las barras; presen" 
«¡ando én la sala de libranzas el peso dé ellas, el pago de 
derechos en la Tesorería General, percibo del liquido 
en la Tesorería de la casa* firma de su recibo en el libra, 
miento de ordenanza, y retorno de los caudales hasta 
dirigirlos á su destino. 

11. Siempre que el Minero pida Uíl Certificado de 
las platas vendidas, se lo dará el Administrador,con de- 
claración de la fecha en que las cOmpró¿ especificando 
el^numerb de triar coáj onzas, jr ochavas, con el fin de 
que asi haga constar en bastante forma el correspondido 
dé marcos al tiempo de solicitar azogues. 

12. Vltimámente formará üh estado mensual de 
los cargos/ y datas, en donde resulte el numero de los 
ínarcos comprados, y que se hallen én caxa, con la 
existencia del numerario Corriente; todo lo qual reco- 
nocido, pezado, y recontado por él Juez Diputado de 
aquella Minería* y con su visto bueno* lo remitirá infa- 
liblemente por mano del mismo Juez al Gobierno, quien 
en testimonio ó copia certificada lo transmitirá al S. 
Superintendente de la , casa dé Moneda, á fiin de que 
Jjaga éste én caso necesario ante el mismo Gobierno 
las gestiones que tenga por convénienfe á benefició de 
la mayor seguridad, y progresos del Banco, 

V para que tenga su mas puntual, y debido cuttübli- 
miento én todas sus partes está benéfica resolución, 
comuniqúese en testimonio al indicado S. Superinten- 
dente» á los Ministros de Real Hacienda, al Tribunal 
de Minería, al Godierriode Coquimbo, y Juezes Dipu- 
tados de las Minas del Guaseo, y Copiapo* quienes 
cuidarán se publiqué por bando» con anuencia de los 
Subdelegados ó subalternos de sus respectivos territOri. 
os, cuya diligencia se practicará igualmente en ésta 
Capital. 

£ Prado** Carrera^ 

> Fhli Secretario* 



DEL PATRIOTISMO, ó DEL AMOR DE LA 
PATRIAi 

EÑ las grandes revoluciones, en las críses violentas 
de los estados, quando, ó los amenaza una ignominiosa 
servidumbre, ó los halaga la fortuna éori lá esperanza 
de la libertad, se descubre en todo sú brillo el amor dé 
la patria, y produce milagros de magnanimidad, f 
fortaleza. Si entonces es quando se descubren loa 
héroes, es porque el patriotismo los anima. Este sentí* 
miento tierno, y vivo» qne reúne la fuerza del amor 
propio á toda la belleza de la virtud, le dá t< 1 energía, 
;qüé viéhe á ser lá nías heroica de las pasiones. Esté 
fué el principio de esas acciones inmortales, que admi- 
ramos en los pueblos ilustres; este fue el móvil de 
aquellos Generales, de aquéllos Magistrados, cuya» 
antiguas virtudes resucitan en las repúblicas nacientes* 
Los hombres corrompidos por él interés iriiran i 
estos prodigios, corrió fábulas: asi los trasnportesde los 
corazones tiernos parecen quimeras á las alma» 
insensibles. El amor de la patria es él mas eriérgicc* 
y delicioso dé todos lds sentimientos, 1 su ardor es siérrí* 
pré sublimé, y se aviva y aumenta en medio de las con- 
tradicciones. Ya no existia lá magestad deí pueblo Ro- 
mano* pero Roma vivia siempre en el alna de Catón. 
El combate por la libertad y pof las leyes con loto 
conquistadores del rriündd, y perece baxo las ruinas dé 
la libertad, quando ño existe la patria á quien servía. 

Mas si las grandes commócíohés políticas manifiesta!* 
virtudes extraordinarias, suelen también" descubrir vicio* 
horribles, üñ desnaturalizado egoísmo, un vil interés* 
qué forman mosttuos abominablesj La revolución amé* 
ricana ha visto estos seres odiosos, escándalo del mundo; 
Ellos desean, que lluvan todas las calamidades sobré él 
suelo americano éh que nacieron: ellos éstendieron una 
mano sacrilega á sus opresores, aplaudieron sus planee 
sanguinarios, y se entristecieron, quando los vieron frus- 
trados. Quiméricas esperanzas sufocaron éh ellos loe 
sentimientos más dulces de la naturaleza. Una ansie 
insensata dé honores les impidió conocer ¿ tjue se 
cubrían de infamia. Ciegos ! lloráis por las cadenas, 
por la servidumbre ignominiosa, por la miseria inse- 
parable de un estado colonial ? Echáis menos lá 
soberbia insultante de lOs magistrados antiguos, la 
rapacidad, concusiones, é incapacidad de tantos fun- 
cionarios ? Ós horrorizáis de ver á vuestros compa- 
triotas ocupando la primera magistratura ? Ño deseáis, 
qué vuestros hijos sean llamados á los empleos públicos? 
Suspiráis por él antiguo monopolio, y por las trabas 
del comercio, y de lá industria ? Pero la pluma rehusé 
proseguir asunto tan ingrato. 



-W^w^= 



ahrqeat:.de.;ghiiiE. 



112 

Sí eLamar.de' la patria no iesitañ general como se 
deseara, es en consequencia de la antigua opresión. 
Ninguno tenia patria, por que á ninguno dexaba de 
oprimir, y por que no se interesaba en la dicha de nin- 
gún ciudadano; Para que- los ciudadanos amen la patria, 
ó digamos mejor, para que, hay a patria y ciudadanos, es 
preciso, que ella sea una madte tierna,; ?y <Sojícíta de to- 
dos: quebs.bienes de que gozan en su.- país se lo haga 
amable : que todos tengan alguna parte, alguna influen^ 
cia en la administración de los negocios públicos, . para 
que no se consideren como extrangeros, y para que las 
leyes sean ásus ojos los garantes de la libertad civil. 
•Pero lo qne.es aun mas nesesario,, lo que e,s mas difícil 
de existir fuera de las repúblicas, es una integridad seve- 
ra en hacer justicia á todos, y en protege^ al debi.l 
contra la tirania del rico. Si la debilidad no está siempre 
protegida por la fuerza publica, resulta un estado suma- 
mente infeliz, y que induce la indiferencia por el bien 
común; entonces los individuos sufren el peso del es- 
tado civil, sin gozar de las ventajas del de la naturaleza, 
"donde podían emplear su fuerza física para defenderse. 

En el afecto de los hombres la patria se confunde e 
identifica con su gobierno. Se ama á la patria, quando 
m ama y estima á la suprema magistratura que la pre- 
side, por que de la administración publica emanan los 
b'.enes, y los males bel estado. De aqui es que en ha- 
cerse amar ha consistido siempre lo sublime de la poli- 
tica. El genio superior, el talento de la magistratura 
posee la magia de dominar las voluntades, y de estender 
su amable imperio sobre los corazones. La autoridad 
del magistrado, que es amado de los pueblos, es.mil- veces 
inas absoluta que toda la tiranía de ios déspotas. Pero 
este arte no consi te en disimular, ni tolerar vicios, ni 
crímenes, sino en promover la prosperidad publica, y 
en usar del poder con justicia. La historia nos presenta 
i. cada pagina magistrados perdidos por la ambición, y 
la pusilanimidad, y jamas por la justicia, y la moderación. 
Tero la moderación no debe confundirse nunca con la 
negligencia, ni la dulzura con la debilidad. Para ser 
justo,°es necesario ser severo : sufrir los atentados, es 
hacerse culpable, librar á la sociedad de las maquina- 
ciones de los perversos es beneficencia. S/cuti est\ 
aliquando misericordia puniens, Ha. est crudelitas 
parcens* 
- 



quitaba todas: las esperanzas dé b'salvf.cíon de la Femif* 

sula. . • % 

México. El 19 de Febrero se publicó en Londres una 
carta fecha en el astillo dé -Golbbrne, frontera de los 
Estados 'unidos,., asegurando haber llegado alli dos 
OJciales republieaííQS de ^léxico* que decían conjetura- 
ban que á la fecha estaría tomada la Capital por el 
General Rayón, cuya artillería estaba mandada por qua- 
tro anglo-americaríosVque habían recibido los patriotas 
doce mil fusiles deHo'anda: que la Rusia habia declarar 
-Jo que admitirá en sus puertos como neutrales á todas 
las banderas de los nuevos Gobiernos de America, con 
tal que lleven patentes de sus cónsules mas inmediatos. 

CHILE. r 

Santiago. Habiendo espirado los quatro meses de la 
Presidencia de la Suprema Junta Representativa del 
Sr. Vocal D. José Santiago Portales, comienza por su 
turno- la del Exilio. Sr.^D. Pedro José Prado Xara- 

quemada. 

BUEÑOS^AYRES. 
EN tres de Julio estaba firmada la amistad y con* 
vención entre Buenos- A y res y el Brasil. 

Proclama del Gobierno de Buenos-Ayres. 

CIUDADANOS : Algunos españoles enemigos de nuestra 
libertad habían combinado con los xefes de Montevideo el iniquo 
proyecto de dar un golpe mortal á la vida de la patria, sorpren- 
diendo nuestros quarteles, destruyendo al gobierno, asesinando 
á vuestros magistrados, proscribiendo á los ciudadanos bene- 
méritos, y disuelto el estado, entregar estos paises cubiertos de 
la sangre americana al yugo ominoso de los déspotas. La, 
conjuración ha sido descubierta : tres de los conjurados han 
recibido en el patíbulo el premio de su horrenda alevosÍA; y 
todo se prepara para satisfacer á la -venganza públicTa con el 
castigo espectable de los que resulten culpados en esta coalición 
criminal. El gobierno esta altamente complacido de ver el entu¿ 
siasmo con que los ilustres patriotas de la capital corrieron á las 
armas en el momento que sospecharon el peligro. Conseavad, 
ciudadanos, tan nobles sentimientos, y nuestros enemigos todos 
desaparecerán á la vista sola de vuestras semblantes irritados. 
Tranquilizaos, volved al sosiego de vuestras amables familias, 
y confiad en la justicia del gobierno, y en la rectitud y zelo de 
vuestros dignos magistrados. 

Buenos- Ayres 4 de Julio de \8\*:=Feliciano entorno de CAz¿ 
clana.=Juan Martin Puyrredon.^ Bernardina Rib adavia =M* 
colas Herrera, secretario. 



■ 



ftfl 






NOTICIAS. 



■ 



■ 



¡Lima. Las cartas que conduce la fragata Nueva 
Mexicana, que llego á Valparaíso el Si del pasado, 
refieren=que se sabia por dos extraordinarios que 
Goyoneche habia entrado en Cochabamba, y derra- 
maba torrentes de sangre. No se sabia, según 
parece, en Lima el estado de las fuerzas patrióticas, 
ni la inmediación á Potosi del General Belgrano: tam- 
poco se sabia nada acerca de los progresos de la revolu- 
ción en México, cosa indubitable por los papeles de 
Londres referentes á avisos de la Havana, y Norte 
America. =que la noticia de la pérdida de Valencia 

* S. Jug. E/iist. 54. 



CÁDIZ. 

LA Gazeta ministerial de Buenos-Ayres de principio» 
de Julio refiere que en Londres se sabía ya por oficio? 
qué el Gobierno de Cádiz no ha querido admitirla 
mediación de Inglaterra en la causa de America con 
las condiciones propuestas por el ministerio Británico, 
por cuyo motivo se habia supendido la salida de los 
mediadores. 

ESTE periódico sera de mayor utilidad publicando 
las ventas, traspasos, alquileres de toda especie, pér- 
dicas, SCa. Los que quieran comunicar tales noticias 
las llevaran escritas á la imprenta. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EN SANTIAGO BE CHILE, 

EX LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por los Sres. Samuel Burr Johnston, y Simón Garrison* 

DE LOS .ESTADOS UNIDOS. 




CH 



,-LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 

Jueves 13 de Agosto de 1812. 




Tomo 1. 



No. 27. 

colonia! y nulidad política se deja ve, "^°H 1 " pero hasta ahora nos han sido saludaba. La 
ü horizonte americano, ¡que Aferentes ^W|^ *¿¿ ¡a anece> su salud es mas robusta y 

^^^^^S2S; P ¿,¿ -Wrá de la infancia con febcdad. 
Las almas abyectas condenadas a ^'¿^^ Su átem , se c0 „s«lida, y ella se apresura a aparecer 

<fr^p^**W*M oo„ dignidad y consideración en la gerarqu.a de las 
por la ignorancia y. a pnsilan,m,dad, 11 amn-nd q|^g 4X ^ , 

libertad aquella á que aspiramos Que <no pu majestuosa, es aplaud.da por 

existir la verdadera hbertad en este mundo ílSoh. \ZhZbrí 1 be rales" qne nos observan El nombre 
exisüdo y aun existe en nuestro S^S^ £^ e s tan dulce, d.ce un filosofo, que los qne 
En el momento en que los pueblos decía, »« ? ™¿ £* . ,„ deben estar seguros de que mteresan 

so independencia, gozan de la ^°|g¿f ' e ^ se P cret „ s de todo, Su eausa es >a>l genero 
U^ácMjVomc^on^i^c^^J^ b]os se VMga „ d e sus opresores 

sns leyes. ¿Y quien puede negarnos a PP^|||| n " sn odio contra los opresores extrangero,. 
establecer nuestra libertad mtermr, o lo cpu o uta ¿ ^^ ^ y de6pedazan se oree que 

mcelbuen.ordeny la just.c.a? Aun no, resent, no sd ¡a , Aunque el umverso cuenta 
los defectos del antiguo s.tema ; la '^«¿í» — - ^J, menos , parece que se resp.ra un ayre 
siglos de barbarie estásobre nosotros; nos ha ue en.dc . ^ ^ to(Jas ¡ a¡¡ rev0 , acl0ne9 

^resolución natural á un pueblo esclavo , por t, - W . ^nJhombres de luces, quantos hom- 
años, y que jamas tubo la menor '»%»f^^| £*£ ^ ^ la Europa . Ellos adornaron nuestra 
laoion ni en los negocios púbhcos : han ju* do c; a .J ^ ^ de ^ ^ debl ,, dad 

clones momentáneas, prop,as de la .ufane »» de 1 . P naoion dom¡nante> y de los progreso» 

naciones;, pero en medio de estos rustan tas de c gj e ■ ^ luceB entre nosot ros, predrxeron 

. medio demuestra inexpermnca, y opronndosbaxo^el pe I ¿.nuestro» dia ? . El sentmuento de ta 

"de nuestros heredados defectos, hemos 7^*^^^" ro ,, ^^ en ««.p^ 1« »6»ta»o. 
sido inviolable para nosotros la equ>dad, y ±$?$&8&^ J„ prosperidades futuras, se prometa que esta 
Nuestros mismos enemigos deben haber ^ "fc^mLto subyugada con tantas atrocidades; 
m edio de su ingratitud y obstmaoon la 1 mdad ya P ab¡smada en la ¡ gnor anoia por. una ürama 

mansedumbre propias de los pechos americanos. Esta de p . d ? 

misericordia ha sido en verdad exces.va: ha entarn^ do g| g^.^^v, que creia que se arrumaba 
la marcha de nuestra revolucon ; P e ^'" ni ¡ nosotros prosperábamos; por todo este se prometa 
san gre humana no ha deslustrado nuestra g a m\« ¿J en que esta parte del mundo 

hemos dudo al mundo el espectáculo escandaloso de que 1 ._ _ a ,„ an7 , r0n lo8 

nenus u i n.^nnpa tí baivenes 



humes uauu tu """"" -■ i , . ■ . 

ni pueblo en anarquía. Muchas oscilaciones y ba.vene 

preceden al equil.brio de lodos los cuerpos. . Que 

Te I de las cois humanas, decia Millón, s, de qnando 

Tunando no se commoviesen ? Todo se encanuna 

% & * la corrupción y áhn aladis.luclor ,: ta 

euerpos políticos no están esentos de esta ley de la natur- 

mi< el movimiento restablece el orden, y canse vd 

£Si osares. ■ Las.evoluciones son en el orden 



Pereciese. Pero lo que parece que no alcanzaron los 
sabios, lo que excede toda la fuerza del pensamiento y 
aun de la imaginación, es que hayan en América alma, 
tan serviles que se horrorizan al aspeetode la hbertad 
q ue les ofrece la fortuna. Tantos pueblos prefinen» 
l libertad á todas las calnmidades; pero estos hombres 
se exponen á todos los peligros por la m anua de ser 
esclavos. Las urnas varoniles se envuelven en los 






1U 



AURORA DE. CHILE. 



ORDENES DEL GOBIERNO. 

Santiago 30 de Julio de 181& 
QUANDO todas las clases del estado secular se 
apresuran á señalar su patriotismo con el emblema 
Chileno, solo se ha notado una frialdad retazante en 
algunos empleados y funcionarios subalternos, que 
viv,endo del pan de la patria, deben cifrar toda su 

trlnrm or% lo l? i • 



horrores do la g, erra por sacudir el yugo de los tiranos; I pedirá su retiro i L. r y.- 

estos toan á los tirauos para oue desüerren de la \l l íZ2 c ^ *?**" , *" r P«« P«ra su corte 

patria las dulzuras de la paz. r, . ^ l * os ' 

„En d Janeiro ha habido mucha mutación: á l a 

■■■•■' g¡£ han redUCÍd ° ' terffiÍn ° S *» »* P-de 

Buenos- Jyres 15 de Julio. 
„ Hasta ahora son diez los ajusticiados, y uno 
afrentado, la cuna está llena de Europeos 

* Se han desterrado á todos los frailes europeos, que 
eran los un.cos que quedaban con vida si se lograba 
el pan de los demonios, corriendo la misma fr e 
los clengosy frailes patricios por ser fieles á su pat r 
... r .«. ya^u, ueuen clIrar toda . Estamos en las once del dia • ph oot 

la diguidad de, ÍZZ e» KS^T K -f? ' " " ^ haC¡C,,d ° *" *"« - «— 



— r u "™ uii "»u wuc merece 
la dignidad del Gobierno en la observancia de sus 
resoluciones, los Jefes de los Tribunales, Oficinas y 
Corporaciones no abonarán sueldo al que en qualquiera 
clase de sombrero que use no traiga ésta «preciable dis- 
tinción Tómese razón, y encargúese á la plaza, que la 
de puntual de los empleados y funcionarios que no usen 
en adelante la Escarapela tricolor. 

P ^ah^Prado^Carrera^ Vial, secretarios 



Santiago y Julio 30 de 1812. 
EN ninguna clase del estado deben sufocarse los 



Buenos- Atjres 1 6 de Julio 
La comisión de justicia encargada de enjuiciar ¿ los 
conjurados fallo según las leyes la confiscación de su* 
bienes ; k sentencia fue reprobada por Ja Junta, que 
declaro que no era justo que los hijos innocentes se 
envolviesen en la pena de los padres criminales. Solo 
eJ que supo la conjuración tres meses antes, y que ha 
sido afrentado, sufrió la confiscación de la mitad de sus 
bienes. Confúndanse pues nuestros calumniantes 
enemigos interiores. 

K tirados de Papeles Públicos de Buenos Ayres. 



«ov+;~- 4. v^'cai cuacarse ios n rr >, , o 

«entinnentos generosos: no hay una sola, q Ue no la , ^8$?"* T Fatrícios ^'^ ahora quanto tiempo 

conpongan ciudadanos enlazados por los vínculos del T" ^ Separad ° ,a escOTÍa > W* una líber 

contrato mas sagrado de la asociación ■ por consiguiente T*^ debÍa 3rr °J ar á ,a orilla ; 1 "¿ dexaros aluci 



t^. iuo vjhuuíos aei 

contrato mas sagrado de la asociación ; por consiguiente 
deben tracender a todas las resoluciones del estado en 
general, y señalarse con la divisa del mismo; por tanto 
y cooperando , a los deseos, que han m L ít 2 
muo os md.v.duo, del estado ecleciastico secular, y 
regu ar de remarcar su patriotismo con la Escarapela 



nar de unos hombres que solo permanecían en núes- 
tro seno para despedazarlo. Mirad ahora lo que os vale 
el nombre de Fernando VII. No es este un Ludo su- 
ficiente para poneros á cubierto de la venganza euro- 
pea. No es compatible este nombre con nuestra existen- 
cia Salid de una vez á figurar en el mundo : este es 
| el destino a que os llama el presente orden de las cosas- 



^irseco^elemblemadelapatrr^^:); 1 , 



p w r«i« ^ uc io circule 

Prelados religiosos, y publicado por bando, fixese 

Portales Prado. == Cfe^U /W, f «^-^ 



. _ - v MC5> Lia aosoiuta 

independencia. La patria está bien persuadida que 
conocéis la naturaleza de la gran causa que defendemos 
Ministerial de 10 de Julio. Que motivo han tenido 
estos españoles desnaturalizados para maquinar núes- 
tro exterminio? Por que razón los americanos hos- 
pitalarios, francos y compasivos no recogen otro fruto 
de estas apreciabies virtudes que la ingratitud de los 

Butnos-Ayres, 16 de Julio de 181 ¿I e 7 s 7cXn ^7 " " ^ ? " ' ' ^ Íngrat ° S d¡Ce » 

r 1.HA :-,.. en f corazon » Los americanos han establecido una 

perfecta igualdad con los europeos, y este atentado 
cometido contra nuestro orgullo se mirará como un 
crimen .nperdonabte : es necesario recobrar el antiauo 
esplendor de los conquistadores nuestros antepasada 



NOTICIAS. 

AfiTICULOS DE CARTA8. 

i A mtp Buenos-Ayres, \Q de jmh j, « ; ¡, > 

J R fu dG ^T SalÍÓ Un COraision ^o del embiado 
ÍipSTÍ hac f do .^Ponsable al General Sousa de 
1 lentitud en la retirada de sus tropas, y que si no 
cumple con brevedad con los articulo* del armisticio! 



AURORA DE CHILE. 



115 



y lavar en la sangre americana la injuria que se ha 
hecho al nombre español. Nosotros los hemos educado 
en la servidumbre, hemos conseguido que el nombre 
de criollo se confunda con el de un esclavo: les hemos 
persuadido que los españoles forman una raza privilegi- 
ada de la naturaleza, y que en diciendo español todas 
las naciones tiemblan. ¿Que se dirá de nosotros si 
consentimos en que los crillos nos sean iguales? 

Ellos faltos de recursos para trastornar el sistema, 
manifiestan en los semblantes su desagrado. Se niegan 
á prestar el mas ligero socorro á las ungencias de la 
patria, celebran los triunfos de nuestros enemigos : 
inventan calumnias contra nosotros: invocan fuerzas 
extrangeras, prodigan sus bienes para ayudar á los 
tiranos, y viendo la ineficacia de estos arbitrios, traman 
conjuraciones para derramar la sangre de sus propios 
hijos, &c. &c. 

El 26 de Mayo se celebró el armisticio entre las dos 

Potencias beligerantes de Buenos-Ayres y Brazil. 

Estado de las Fuerzas de Cockabamba, y puntos donde 

se hallan situadas, según el parte comunicado por 

el General Belgrano en 17 de Junio. 

D. Esteban Arze se halla situado en los altos de 

Pocona con mas de veinte mil hombres. Tabeada, 

Padilla, y Aguilar diariamente presentan batalla á 

Goyoneche. Este no ha pasado un punto de Misque, 

y se presume tomará la ruta para Santa Cruz. En el 

punto de Totora se halla con tres mil hombres el 

Comandante Rebollo; este permanece en dicho punto 

para impedir las marchas de Goyoneche á Santa Cruz, 

V en caso que esto no se verifique, y siga á Cochabamba 

le tomará la retaguardia: en el punto de Arque se 

halla el Comandante Puebla con su división reunido 

con el Comandante Terrazas. En Caleapigua se halla 

Antesana, Pizarro, y Azebey con mas de cinco mil 

hombres, esperando á Lombera que venia de Oruro por 

Sacaca con una división de mil hombres. P. Gavino 

Tetan con mil doscientos hombres, y 13 cañones se 

dirige por Toracari á tomar la retaguardia de Lombera. 

En Santiago se han recibido cartas de Jujui y de 
Salta que aseguran, que una división de Goyoneche, 
compuesta de ochocientos hombres, y al mando de 
Picoaga, fue derrotada en las cercaniasde Suipachapor 
el General Belgrano. 



LONDRES. 

LOS periódicos están llenos de los debates y actua- 
.iones acerca de la justa pretencion de los Católicos de 



Irlanda. Se sabe que sí su población se divide en cinco 
partes, las quatro son de católicos. Este gran numero de 
ciudadanos está despojado del derecho de obtener em- 
pleos públicos por causa de religión. La ley los preci- 
sa á prestar antes de recibir algún cargo el celebre 
juramemto del Test, en que se niega la obediendia al 
Papa, no reconociéndolo por cabeza visible de la iglesia, 
negando igualmente el dogma de la transubtanciacion : 
todo lo qual importa una abjuración de la religión 
católica. La ley es tan rígida que los Oficiales militares 
católicos necesitan anualmente obtener del parlamento 
una dispensa para no prestar el mencionado juramento. 
Los católicos irlandeses formaron una junta general 
para elegir diputados que llevasen su pretencion de la 
revocación de esta ley odiosa á la Corte ; el Virey de 
islanda declaró la asamblea ilegal; ellos insistieron, y 
muchos fueron aprisionarlos. Llevada en fin la causa 
á la corte, la perdieron los católicos. El Principe de 
Gales, Regente, aunque adicto á los católicos, nada 
hizo en favor suyo por no disgustar á los protestantes, 
y perder su preponderancia en el parlamento. Los 
papeles publicados acerca de esta causa abundan en in- 
vectivas mui injuriosas á la iglesia Romana ; y aunque 
se dice que el asunto es meramente politico, puede de- 
cirse lo mismo de todas las proscripciones, y persecucio- 
nes religiosas ; y es una conducta mui estraña en el si-;. 
glo de las luces, en, que se creyera que la filosofía hu- 
biese ya curado nuestras infelices cabezas de sus anti- 



cuas locuras. 



ARTÍCULO COMUNICADO. 

Santiago y Agosto 7 de 1S12. 

SEñOE EDITOR DE LA AUEOBA. 

MUY Señor mió : he observado el gran empeño, que 
se tiene de puplicar con repetición por carteles impre- 
sos, y en sus gazetas los progresos, y como cosa nueva 
el feliz resultado de la vacuna, del que estábamos de 
antemano suficientemente impuestos, para desimpresio- 
nar al vulgo de palabra, y por cartas del temor infunda- 
do de ese gran preservativo contra la viruela; pero con 
dolor he notado, que hasta aqui nadie proyecta el esta- 
blecimiento de un Vacunatorio cívico contra la gran 
epidemia, que nos acomete en toda la America, y pro 
naaan varios leprosos, que nos han venido de España, 
á Quienes unos llaman Saracenos, algunos los Empeci- 
nados, y otros los Embreados. El contagio crece cada 
dia, v ¿ transcendental á los Americanos porel conti- 
unorozo que tenemos con tales apestados, o por las 
relaciones de familia, dependencia, e m terses particula- 
res de aquellos acia estos. A cada paso palpamos los de- 
sastres de pueblos enteros, que sucumben por tal epide- 
mia, 6 han estado al borde de su ruina ; y con tantos 
exeraplares advierto, que no nos preparamos a buscar 






.116' 



AURORA DE CHILE. 



U 



con tiempo el antídoto político, que ños preserve de esa 
plaga mortífera. Los mas expuestos á perecer con su 
familia y fortuna son los verdaderos, y declarados Patrio- 
tas, como >as experiencias nos lo han demostrado; y 
con todo nadie proponee! seguro remedio específico del 
establecimiento de un Vacunato.io -cívico, donde se 
acopien los utensilios de fuego y fierro, únicos que cau- 
terizen, y separen de raiz la gangrena, que por vanos 
modos, y artificios se difunde en el cuerpo politico. 

Los leprosos, ó Empecinados, quetodavia nos juzgan 
idiotas, y supeisticiosos como ellos, nos corren con des- 
vergüenza, que Caracas con su puerto la Guayra han 
desaparecido dé la superficie dei globo el mismo dia, en 
que completaban dos arios de su revolución, ó libertad, 
por la muerte de solas 17,000 almas, que causó un terre- 
moto, quedando ilesos los pueblos inmediatos, que no 
eran de su sistema, y por colmo del prodigio aun los 
mismos Españoles de Caracas. Dos mes antes nos anun- 
ciaron, que Buenos- Ayres iba á ser convertido en cenisas 
por Julio, hasta correr una apuesta de veinte y cinco 
pesos de su vaticinio, por el santo que tenían aqui, y 
entre si ocultaban de la trama, que alli se meditaba para 
el dia 4. En las papeletas, y gazetas, que reciben 
mensualmente de Montevideo, y se han leído en sus 
cinco Logias, ó Clubs de esta ciudad, nos han publicado 
la llegada á España de 40,000 Griegos para su defensa, 
la insurrección de la Cataluña, y de otras provincias, 
los sitios de Badajos, y de Sevilla, la reconquista de' 
otras ciudades, las derrotas de los exercitos de Mar- 
mont, y de lo? otros Generales franceses, el retiro dé- 
los sitiantes de Cádiz, que por política sabemos no lo 
quieren tomar, y la próxima venida de 4,000 'leprosos 
de España á Montevideo, que no acaban de llegar 
para coronar las glorias de Artigas. 

Todas estas patrañas, aunque hacen reír á los Ameri- 
canos instruidos, alucinan el vulgo incauto, y á los 
ignorantes egoístas, que esperan á lo menos, por mila- 
gro, que la España salga de las garras de la Águila 
imperial, y que por el partido que sostienen de los 
tiranos, se les premie con mitras, canongias, gobiernos, 
togas, y otras piltrafas. Para precaver pues el contagio 
político, que esparcen aquellos fanáticos cabezillas, °de 
que son excepción de regla unos pocos europeos ilustra- 
dos, que conocemos, y el que seamos sorprendidos por 
esos nuestros enemigos domésticos, que invigilan, y nos 
asechan, se hace precisa una subscripción de donativos 
voluntarios pero indispensables, para que el Gobierno 
nos provea con tiempo de buenos bisturíes, y medicinas, 
con que nos defendamos en tierra, y por mar. El 
verdadero patriota debe acreditarlo con hechos, para 
estimular á los que no son, á que concurran á vacun- 
arse por evitar la infamia de que los tilden de indiferente* 
de egoístas, ó de Sarracenos. Estos, que nos contagian,' 
y deben sei por su culpa los mas pensionados á la con- 
tribución patriótica, como han sido los mas aprovechados 
con el antiguo monopolio, que intentan sostener, y por 
su imquo deseo de conservarnos en la esclavitud col- 
onial, aunque sea á costa de hacernos verter arroyos 
desangre, concurrirán sin falta á subscrivirse, 6 to- 
marán el partido de retirarse de nuestro país, en lo que 
nos harán un beneficio inefable, en especial si se les 
hace dejar provisionalmente parte de sus bienes en 



rehenes, 6 seguridad de que no intrigarán contra el 
suelo, qué los ha hecho felices. 

El Gobierno no puede hacer milagros de conservar 
el Reyno, nuestras -vidas, y las propiedades con solos 
los impuestos ordinarios, sino le sostenemos para las 
necesidades extraordinarias con una parte de nuestros 
bienes á proporción de nuestros haberes, ó renías, aun- 
que estas ya estén gravadas. En el antiguo sistema de 
nuestros pretéritos amos por congraciarnos con elíos, 
y sin el gran ínteres de comprar nuestra inestimable li- 
bertad, eramos muy generosos, y nos sacrificábamos ann 
sin la menor insinuación, y sin temer el menor peligro, 
en oblar voluntarios donativos para sostener á 3,000 le- 
guas una guerra de sucesión que no nos importaba como 
la actual de mero capricho é infructuosa que pretextan 
por Fernando Vil. 6 para otra que se antojaba al - 
Ministro de España declarar á la Inglaterra por agra- 
dar a la Francia, ó contra esta por sostener losj'ntere-es 
y pretericiones de aquella ¿y será posible que seamos 
tan indolentes, quando se trata de nuestra propia con- 
servación en el país, y de nuestra honrosa, é inapreci- 
able libertad, é independencia, que no concurramos á 
porfía al sosten de causas tan preferentes, á nuestros 
intereses mal entendidos? 

Lejos de nosotros los ambiciosos aristócratas de las 
propiedades, que se esconden en los campos por acumu- 
lar tesoros, y para que no los tengan presentes -en ¡as 
contribuciones que necesita la patria, ó aquellos, que 
están a nuestra vista, pero que quieren sin un sacrificio 
individual que se las defiendan. Lejcs de nosotros y dei 
país de la igualdad los aristócratas de blazones, geroalí- 
íicos, o talismanes de sangre de gerarquia, que la prefie- 
ren al bien de la patria, y no se alistarán de soldados- 
defensores de ella, sino se les dan galones, para no 
hombrearse con los artesanos, á quienes tienen en 
menos, aunque sean mejores por sus virtudes patrióti- 
cas, por sus_ talentos, ó por su industria benefka al 
publico. Lejos en fin de nosotros los egoístas, ,é indi- 
ferentes ; y mientras todos ellos subsistan entre no- 
sotros, que contribuyan con su dinero al sosten dei 
estado. 

Propenda V. pues, Señor Editor, con sus solidos y 
brillantes discursos ai establecimiento de ese vacunatorio - 
cívico, o subscripción general de donativos, que se en- 
cargue á un patriota de consideración, para que se nos 
provea de armas, municiones, y peltrechos navales, que 
defiendan nuestras costas, y comercio. Tenga V. la 
bondad de consignar en la tesorería general del estado 
esa oblación tenue de cincuenta pesos, que le remito 
según mis cortas facultades, sin señalar mi nombre para 
no libertarme por ellos de la contribución gratuita', que 
pienso tener el honor de hacer después en la subscrip-' 
cion, que propongo; y quando llegue el tiempo de 
sostener con las armas los derechos dei estado, y de 
nuestro actual buen Gobierno, propóngame V de 
granadero voluntario, y á mi costa entre los soldados' 
artesanos mis compatriotas como ciudadano amante dei 
suelo que le alimenta, y de V. C. M. B. su afmo. 

% C. D. T. L. Nevtn nn. . 

CON SUPERIOR permiso', 

IMPRESO EJV ¡MJVTMQO DE CHILE, 

EX LA h&XtiWTA. DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 






d n 




JCj 



¡ LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



No. 28. 



Jueves 20 de Agosto de 1812. 



Tomo 1. 



LA dependencia colonial, y la nulidad política son 
una misma cosa. Un pueblo que depende de una me- 
trópoli, no figura entre ías naciones; no es mas que una 
provincia ; y si es una colonia, no es mas que un fund^, 
un patrimonio de la metrópoli, destinado á enriquecerla 
Como el luxo de un propietario crece á proporción de 
lo opimo, y rico de sus fundos, las profusiones de la cafa 
de España crecieron inmensamente con la posesión del 
patrimonio americano. Mas este fundo puede conside 
rarse baso dos aspectos : él consta de dilatados territo 
rios, habitados por pueblos numerosísimos. Es yá una 
.verdad mui palpable, que un pueblo no puede sor des 
pojado del terreno, que habita sin violencia, é injusticia. 
Todos los p-etextus aparecen vanos y ridiculos, en pre- 
sencia de las leyes de la naturaleza. La injusticia es 
' mas execrable si*los primeros habitantes se reducen á ¡a 
miseria y á la servidunbre. Los primitivos hijos de la 
America fueron reducidos á este estado con tanta cruel- 
dad, tal barbarie, tales atrocidades, que el V. D. Fr. 
Bartolomé de las Casas anunció, que en castigo de ejjas 
había de ser la España arruinada, destruida de tal modo 
que había de perder el nombre de nación desaparecien 
do asi de la faz del mundo.* 

Reducidos á la miseria los indios, y casi exterminados 
perseveró la America en la condición de patrimonio d- 
la España. Se tomaron todas las precauciones para que 



* „E1 daño e jactura, que á la Corona Real de Castilla y 
León por esta causa ha venido, y á toda Kspafl* vendrá, despo^ 
blando y matando como por ella misma se matara y despoblara 
todo el resto que de ellas {las naciones americanas) queda, lo- 
••cie-os lo veían, los sordos lo oyrán, los mudos lo clamaran, y 
íos°mui prudentes lo juzgaran: y por que nuestra vida no 
puede ser ya larga, invoco por testigos a todas las anarquías y 
Joros de los Angeles, a todos los Santos de la corte del cielo, j 
á todos los hombres del mundo, en especial los que iue.e., 
vivos, no de aqui á muchos años de este testimonio que. doy, y 
descargo de mi conciencia que hago, que i si el reparamiento 
infernal y tiránico susodicho y que se pide, dando los indios « 
cualquiera manera á los españoles que tengan entrada y sal fia 
con ellos con quantas leyes, y estatutos, y penas que se les pon- 
gan, S. M. les concede, y hace que todas las India's en breves d s 
Lan vermas, y despobladas, como lo esta la grande y teUcis m 
isla Española, y las distantes de ella, y comarcanas, y que po« 
aqiiellds pecados por lo que leo en la sagrada escritura. Do .ha 
de castigar con horribles castigos, é quizá totalmente dest.uua 
tod x España. Año de mil é quinientos y quaremta y dos. rro- 
tes ¡ación del Oíhjio Dn. Fr. Bartolomé de las Casas. 



en ningún tiempo se separase de la metrópoli, y estas 
precauciones se cubrieron á las veces con un velo sagra- 
do. Como el trono tenia igual interés en que todos los 
vasallos le prestasen una ciega obed ; eneia, no se omitió 
medio alguno para que toda la inmensa monarquía per- 
maneciese envuelta en un;' noche tenebrosa de ignoran- 
cia : de aqui es que en medio de la ilustración de la Eu- 
ropa la España perseveró sumergida en los siglos de la 
barbarie, siendo la mas estúpida de las naciones: de aquí 
jsos estudios infelices ; esa ignorancia del derecho natu- 
ral; esa carencia de sobdos pricipios; esa persecución de 
los libros luminosos; ese olbido del nombre y del signifi- 
cado de la .libertad nacional y civil. La America era 
un fundo Español, de aquí ese monopolio de Cádiz, ese 
cuidado en que no conociese los procederes de la indús- 
iria : esa prohibición del establecimiento de fabricas. 
La America debía obedecer siempre ; de aqui las^ ordenes 
ara que sus habitantes estubiesen desarmados. A la 
sombra de la ignorancia la doctrina del despostismohlzo 
*ales progresos, que los pueblos se consideraban como 
destinados por el Altísimo á obedecer y callar como re- 
baños miserables. Todos estaban persuadidos de que 
la monarquía tenia un origen divino, y de que jamas 
podían elegir una forma de gobierno menos incompati- 
ble con su prosperidad. Los motivos que induxeron á 
los hombres á formar la sociedad civil ; la libertad de las 
-melones de reformar los gobiernos, y aun sobsfituirles 
otros sistemas menos perjudiciales ; eran absolutamente 
ignorados del cuerpo de la nación. No corrían les 
libros en que pod an beberse estas verdades; y el horror 
ile la muerte y de los cálanosos, imponían silencio á los 
despreocupados, que no aspiraban al martirio. 

Estas y" otras observaciones nos manifiestan que sin 
la gran revolución de la España la America hubiera 
sido miserable eternamente. La ilustración, la in- 
dustria, el comercio solo florecen baxo la dulce n flu- 
encia de la libertad civil. Pero es un absurdo creer 
que exista en algún punto de la tierra la libertad civil 
sin la libertad nacional. Ya se ha repetido innumera- 
bles veces: las metrópolis son siempre opresoras de sus 
posesiones distantes: aspiran al imperio; y el vasailage 



118 



AURORA DE CHILE. 



jamas se unió con la libertad. Preocupaciones pues ¡ 
mui rancias, todos los vicios, y los miedos de los escla- 
vos oponian á la emancipación de la America un muro 
inexpugnable. Estaban tan arraigadas en las cabezas 
en que habitaban por tantos anos, que cuesta una 
dificultad indecible el que se desprehendan de ellas, 
apezar del sacudimiento y commocion violenta que 
reciben por los sucesos de la época actual, é infortunio 
de la metrópoli. Aun se defienden con no sé que 
subterfugios escolásticos, con no se que temperamentos, 
que jamas admitió la verdadera política, ni pusieron 
á cubierto á los pueblos de las calamidades: tempera- 
mentos ilusorios, y vanos, que no pueden extinguir 
al odio vengativo, ni tranquilizar á la desconfianza. La 
tiranía jamas perdona los primeros pasos délas revolu- 
ciones. Todos quantos influyen en ellas solo pueden 
esperar ó la muerte, 6 la inmortalidad; 6 una eterna 
vergüenza, ó una eterna fama. Ellos deben tener 
ante los ojos ó el sepulcro, 6 el augusto monumento de 
la libertad naciona , en que estaran escritos sus nom- 
bres para recibir las alabanzas de las generaciones 
futuras. Estas máximas han estado siempre en los 
labios de los héroes de la libertad en las revoluciones 
mas célebres del mundo. Oh ! Los puñales de las 
cóívjuí aciones han brillado sobre las cabezas de los 
patricios ; en muchas de nuestras regiones han corrido 
torrentes de s ngre americana ; el suelo que pisamos 
está empapado en la sangre de los primeros hijos de 
la America; arde el corazón de sus enemigos con un 
odio implacable, é hidropesía sanguinaria; ¡y aun se 
encubre con los velos del miedo servil el sistema patrio- 
tico! La fortuna, 6 digamos mas juiciosamente, la pro 
videncia vengadora nos ofrece la coyuntura mas favora- 
ble ; no puede ya volverse atrás sin ser el escarnio de 
todas las naciones; sin ser la indignación de la America 
por una vergonzosa apostasia ; y aun no se eleva al 
descubierto el estandarte americano ! oh ! quando entre 
los himnos, que entone la gratitud pública á sus héroes, 
baxo el pabellón tricolor, y al sonido de las músicas 
militares podrá decirse := 

Ya la patria se eleva gloriosa 
Sin el yugo de viles tiranos. 
Liberales principios y humanos 
Han de darle la felicidad. 

La razón, la justicia, y las leyes 
Establecen su placido imperio. 
Solo suena en el nuevo hemisferio 
La, voz dulce de la libertad. 



OBSERVACIONES 
Acerca de algunas Provincias de America. 

QUE son las provincias revolucionadas de America ? 
Son un vasto edificio en que prende el fuego por diversos 
y mui distantes puntos. No es posible atender á todos 
ellos para apagarlo Como no tienen un centro de uni- 
dad donde resida la autoridad y la fuerza, no se puede 
sufocar el incendio de un solo golpe, ni por un solo 
esfuerzo, aunque fuese desesperado. Su salud y se- 
guridad consiste en las actuales circunstancias en que 
cada parte de este gran cuerpo se sostenga por si. Como 
cada una de estas partes es tan vasta y abunda en recur- 
sos, siendo capaz de figurar como un estado, debe consi- 
derarse como una potencia, y ser el centro de sus pro- 
pias relaciones. 

Mientras á mayores distancias se difunda el incendio, 
están mas seguras. 

La constancia, el valor, el espíritu de cada una es para 
las otras un exemplo, un apoyo contra el deshaliento, un 
estímulo de acción. Los peligros de cada una, las cons- 
piraciones que en ella aborten, son lecciones de precau- 
ción para las otras Las atrocidades que algunas de ellas 
han sufrido; los horrendos males con que pagaron su 
credulidad; han de inspirar á todas constancia y firmeza. 

¿Estas provincias no tienen algún centro en qualqiera 
sentido ? Si. Su centro es moral : es el blanco, y fin á 
que aspiran ; este es la libertad. Puede añadirse que lo 
es también el defenderse de las espantosas calamidades 
con que las amenazan la ambición y codicia de unos, 
y el odio y venganza de otros. 

Alguna vez un congreso general americano, una grrh 
Dieta no hará veces de centro ? Eso está mui distante, 
y será una de las maravillas del uño de dos mil quatro 
ciento qnareitn; pero yo no soy profeta. La America es 
mui vasta, y son mui diversos nuestros genios, para que 
toda ella reciba leyes de un solo cuerpo legislativo 
Quando mas pudiera formarse una reunión de plenipo- 
tenciarios para convenir en ciertos puntos indispensa- 
bles : pero como los de mayor interés y necesidad son 
una protección reciproca, y la unidad del fin é intentos 
y todo esto puede establecerse y lograrse por medio de 
embiados de gobierno á gobierno, no parece necesaria 
tal asamblea. Ella verdaderamente se presenta á la 
fantasiá con un aspecto mui augusto, pero no pasará 
de fantasía. El Abad de S Pedro deseó cosas mui 
buenas, pero no se realizan los proyectos mas útiles. 



APÓLOGO. 
ERROR, hijo mui caro de la noche sombría. 
Furiosos e insensibles á los hombres hacia. 



I 



AURORA DE CHILE. 



Respiraban los unos sangre y atrocidades ; 
Toleraban los otros insultos y maldades. 
Estos entre los riesgos mui tranquilos vivían, 

Y en su seno y sus lechos las vivoras dormían. 
Incautos ! ET malvado dicen que se ocultaba 

, Detras de un quadro antiguo de uno que se llamaba 
Don Sebastian. Apolo decreto que el perverso 
Saliese de estampida del mísero universo. 
Sus luces le dirige, mas ¡quan inútilmente ! 
Porque el error se oculta tras el biombo indecente. 
Apolo invoca entonces á Marte generoso. 
Marte, que odia á los viles, se presenta glorioso, 

Y de un golpe (oh ! qne golpe !) echó aquel biombo 

á tierra. 
Asi auxilia á las luces el numen de la guerra. 



119 



la gratitud común se dirige sin equívocos á los ciuda- 
danos armados, al virtuoso exercito, al benemérito 
Vecindario de la Concepción : á esos restauradores 
inmortales de la unión inseperable; á esos héroes de 
la patria, que penetrados de sus verdaderos intereses, 
volvieron las bayonetas á la funesta preocupación de los 
extraviados. Reciban de el Gobierno que la representa 
los, votos de la comunidad entera, que sellará á todo 
trance su fraternidad, cordialidad, é inseparable unión, 
Prado. = Carrera.^ Portales.^ Vial, secretario.^ 



PROCLAMA 

De la Exma. Junta Representativa del Reyno á los 
habitantes de la Provim ia de Concepción. 

. HABITANTES del estado de Arauco: nuestra 
libertad está escrita en el libro de los destinos: no lo 
dudéis. El Arbitro Supremo ha extendido su omnipo- 
tente mano sobre nosotros : ya solo resuena en todos 
los ángulos de Chile el dulce eco de la unión : los Ma- 
nes del sabio Colocólo, del intrépido Caupolican, 
del impertubable Rencií reviven el germen precioso, 
-que no pudieron extinguir tres siglos de devastación y 
tiranía. Si, Ciudadanos déla inmortal Concepción: 
vosotros que habéis anudado en la memorable noche 
del 8 los lazos sagrados de nuestra fraternidad, pusisteis 
el atrincheramiento mas fuerte á nuestra sagrada causa: 
en el se estrellarán eternamente los impotentes es- 
fuerzos del despotismo espirante: verán con asombro 
las naciones lo que puede un millón de hombres libres 
unidos y generosos : reviviremos las glorias de nuestros 
progenitores, y se abrirán de par en par las puertas al 
honor, á la virtud, al mérito. No tendréis que en- 
corbar vuestra cerviz al falso brillo de unos mandatarios 
en que solo lucian los bordados: solo se someterá el 
habitante Chileno á la ley que el mismo se dicto :"ya 
no se profanará el santuario de la justicia • y huyendo 
despavoridas de nuestro agradecido suelo las pasiones 
mezquinas, el baxo interés, el egoísmo aniquilador, la 
traición y la intriga, llegará á resucitar en la America 
el siglo de oro que cantaron los Poetas. Y á ¿quién 
encomiará la posteridad agradecida el goce mas lleno 
de su felicidad 3 ¿Quiénes ocuparán las paginas mas 
augustas de nuestros fastos ? No trepidéis un punto : 



NOTICIAS. 

CHILE. 

LA Exma. Junta continua dando palpables pruebas de 
la liberalidad de sus principios, y pureza de sus in- 
tenciones, como se colegirá por el oficio siguiente. 
La ocupa la seguridad pública. Los ciudadanos 
deben reposar sobre su patriotismo, y política. 

YA es improrrogable la expectación en 'que se ha 
mantenido el Reyno por tres anos, y se sienten á cada 
momento los funestos efectos de la incertidumbre poli- 
tica : para evitarlos, se ha pasado al Gobierno el proyecto 
de constitución provisoria, que se acompaña con esta 
fecha al Señor Decano Don Fernando Márquez de la 
Plata : y aunque nunca podrá sancionarse sino por la 
voluntad general que se consúltala en el lleno de su li- 
bertad ; no permite la delicadeza de un Gobierno, que 
no quiere traspasar una linea sus estrechos deberes, que 
aun se presente á la aprobación sin el examen mas dete- 
nido y maduro : al efecto ha comisionado á V. para 
que en unión de los SS. dicho Decano D. Fernando 
Márquez déla Plata, D. D. Pedro Vivar, D. José Santi- 
ago Rodrigez, D. Francisco Antonio Pérez, D. Francis- 
co Cisterna, y D. Manuel Salas lo examinen, discutan 
y rectifiquen, concillando con la gravedad de su impor- 
tante transcendencia la executiva urgencia de su insta- 
lación. Asi lo espera esta autoridad, que noticia en la 
misma fecha la comisión á los demás nombrados. Dios 
guarde á V. muchos años. Sala de Gobierno Agosto 12 
de 1812.= Pedro José Prado Xaraquemada.^Jose Mi- 
guel de Carrera.— José Santiago PortJes.=Solr. D. 
Juau Egaña. 



PORTUGAL. 



EL periódico de Londres ya citado publicado en 12 
de Febrero trahe la notable orden siguiente dirigida por 
el Gobierno del JBrazil al supremo tribunal relativo á 



AURORA DE CHILE. 



120 

nhraa librarlas establecido en Lisboa.^ Algunos exem- 
w'd ; do s obras publicadas en esa capital con perau- 
t d e la futoridad/han aparecido cu R,o Janeiro; la una 
es una traducción de una historia del Gabinete de b 
PlniíH nue contiene una carta &* sumamente mjuí losa 

han diíundWo contra &££$&$£& Z 

fnllpto en aue se describe ¿aV°o= muüluU11 » , „ „„ 
loiieto tü nuc recomendar su 

colores mas brillantes, tratas negai nos jble 

ídoDcioii á la nación portuguesa (-como si fuese pos. Dio 
IX de gobierno sin gravísimos inconvenientes ,) es 
ademas rnui pecosa en tiempos tan calamitosos. S. 
A T haSo P CO n indignación que se diece Ucencia pa- 
» la impresión de tales obras ; y para lo sucesiv .orde- 
na aue se eliia para censor un hombre de talentos y 
pXda política, y que no se impriman ni poique* 
las obras siguientes:=á saver, lasque seanmjuí osas a 
la reputación de qualquiera Soberano y I^cipata«rte 
de los parientes y aliados de la Real familia. »-. Las 
obras aue ataquen directa b indirectamente la religión 
fe EstaLTetualmenté las que del mismo modo sean 
hiriólas á las otras religiones ó sectas de la cristiandad 
eHecidas en los grandes Estados de Europa o , . ta 
formas de su gobierno ; por que el ¡ff™ ™ 1 *™™^ 
ento es inducido en errores por tales obras, y puede 
armarse cantea su prosperidad. ff>. El tribunal fav« £ 
cera el proceso de las ciencias, artes e industria, y con 
e paeiaUdad las obrasque inculquen los ptog- 
cipios de la administración, y propongan u ules re ; nna 
Lps obras, cuya publicación se prohibe, por el entona* 
toque introcfucen, comunican ideas que en a presen te 
crisis no pueden prometer buenos resultados. JNoe. 
Becesano P recordar al tribunal que elPrincipeRegenteh, 
prohibido que se imprima ó publique V^»**™» 
en favor ó en contra de las cortes actuales de España. 

&a. &a. 



cerviz oloríosa sobre una turba de seres enanos, de cate- 
ólas v cabezas huecas. Que hay que temer ? solo la 
tecertidunbre hace nuestra debilidad. Si no hay una 
opinión sola, es por que hay variedad en las esperanzas. 
Resolved. Tened la audacia de ser libres, y los seréis. 
Fn los grandes negocios en que solamente se presenta 
un partido que tomar, la demasiada circunspección dexa 
de ser prudencia. Nos ha conducido la fortuna a la 
orilla de un rio, y es necesario pasarlo. Nada se opone 
a este tránsito indispensable. El león os rmrarara pa- 
sarlo con ojos morimundos : su debilidad solo le permite 
deseos impotentes, y rugidos inútiles. El aguda os 
airará con complacencia desde su elevación. Neptuno 
se desentiende : sus ojos están fixos en el águila, cuyo 
vuelo es cada dia mas audaz. 



fíayti, ó Isla de S. Domingo. 
EL Emperador Cristóbal se preparaba en Enero para 
atacar á Porto-Príncipe, cuya plaza se había puesto en 
buen estado de defensa Petion no tenia buques de 
ouerra, pero había fortificado perfectamente toda la 
costa: La armada de Cristóbal estaba repartida en sus 
varios puertos. Há establecido el papel moneda, y los 
que rehusan su uso son castigados severamente, algunos 
han sido ahorcados por esto. 



SOBRE LA LIBERTAD DE LA PRENSA. 

SES: DE LAS CORTES. 

H'\BLO después el Sr. Muñoz Torrero por la li- 
bertad de la prensa, manifestando que la nación tiene el 
derecho de celar y examinar la conducta de todos sus 
mentes y diputados, como juez único que debe saber si 
cumple sus obligaciones, derecho del que no puede des- 
prenderse mientras sea nación : que era locura pensar 
oue es'a daba á sus diputados unas falcultades absolu- 
tas sin reservarse este examen: que es necesaria una 
salvaguardia para enfrenar la voluntad de las Cortes y 
del poder executivo, en caso que quisiesen separarse de 
la voluntad de la nación : que esta salvaguardia no 
podía ser otra que el tribunal pacifico de la opinión 
Ubíica, es decir, la falcultad de hablar y de escribir, 
aue es la barrera del despotismo, y del poder inmenso 
le la corona; lo qual se conseguía con la libertad po- 
lítica de la imprenta. Trató después de las ventajas 
de esta libertad, alegando que si la hubiera habido, no 
se hubiera visto encarcelado el Sr. D. Fernando VIL 
siendo Principe de Austrias ; ni habría quedado oculta 
la sentencia que dieron aquellos dignísimos magitrados 
an el Escorial, ni se hubieran verificado los destierros de 
los que padecieron por Fernando; y por último, no 
hubiera llegado Godoy al estado de poder en que le vi- 
mos desolando esta nación generosa. Anadio que los 
tan ponderados males de la libertad de la imprenta 
*ran infinitamente menores comparados con los*bienes 
v ventajas que de ella resultaban ; y asi que era cosa de 
justicia el establecimiento de dicha libertad. 



EL EDITOR. 

Nunc animis opus, Aenea, nunc pectore firmo. V. 
AHORA que podéis no nos dexeis esclavos :„ sonó 
un'patriota que le gritaban unos niños. Este es el 
grito en America de millones de infelices ; este es el cla- 
mor de las generaciones futuras. Esta es la voz de los 
pueblos, y el instinto de la naturaleza. Vos, en cuyas 
manos estantes destinos de tantos hombres, no sentís 
enternecerse vuestro corazón? Os es indiferente apare- 
cer circulados-^ gloria en nuestros anales, ocupar un 
lucrar distinguido en las memorias de la época actúa , y 
concluir la obra mas grande que ha visto el mundo i 
1 os que nacieron para empresas tan ilustres lebantan la 



ARMAS DE LA PATRIA. 
DE Quito marchan sobre Cuenca diez mil hombres. El 
General Montes solo pudo sacar de Lima 400 voluntarios y 
reclutas. La noticia de la última opresión de Cochabamba es 
falsa. Goyoneche estd en Oruro con 1800 hombres acezado 
por innumerables Cochabambinos ; una división del exercit* 
auxiliador estaba ya sobre s u retaguardia. 

CON SUTERIOR PERMISO, 

IMPRESO EjY SANTIAGO DE CHILE, 

E N I K IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por ¡os Sres. Samuel Burr Joltrision, y Simón Garrison, 

DE LOS ESTADOS UNIDOS. 



o 



ORÍ 




DE CHILE 



LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



No. 29. 



Jueves 27 de Agosto de 18lá. 



Tomo 1. 



ASPECTO 

¿e las Provincias Revolucionadas de /huerica. 
Hx\STA ahora la historia de la America ha sido bien 
insulsa é infeliz. La mitad del universo ofrecia la unifor- 
midad y la humillación de los pueblos orientales, los 
fcgas .abyectos del mundo. Las generaciones después 
de haber vegetado en la obscuridad, caminaban al 
sepulcro en un triste silencio, sin tener jamas una parte 
activa énlos grandes acontecimientos que trastornaban 
la tierra. Mudóse en fin este orden uniforme y degra- 
dante de cosas: la patria presenta un aspecto mas anima- 
do i se muebe, se agita, piensa ; y el blanco de sus pen- 
samientos y agitación es el mayor interés que puede 
ocupará las naciones, es la libertad nacional. No es 
pues el interés de una provincia, es la prosperidad, es 
la gloria de un continente inmenso, y de innumerables 
ishs, es la libertad de una gran parte del globo la que 
se pretende. La America quiere ser libre para trabajar 
por si misma en su felicidad : quiere que sus tesoros le 
Sirvan á ella misma : quiere que florescan en su seno 
las ciencias, las artes ; aspira al esplendor que dan á 
las naciones cultas la cultura de los talentos, y la aplica- 
do a de sus recursos: quiere en fin elegir sus magistrados 
y sus leyes. Es palpable que esta felicidad no es para 
ím dia, sino para muchos siglos. Oh! lo presente ha de 
decidir de un porvenir mui largo ; y muchos años des- 
pués de nuestra muerte se hablará en el mundo ó de 
nuestra vergüenza, ó de nuestra gloria; ó de nuestras 
virtudes republicanas, ó de nuestros vicios serviles, con 
elogio ó con exsecracion. Si triunfamos, la musa de 
Ja historia nos contará entre los héroes. Si somos ver- 
daderos patriotas, Melpómene expondrá en la escena 
nuestros hechos, y nuestros sentimientos para exemplo 
de desinterés, de generosidad, de magnanimidad, de 
constancia. Si volvemos atrás, si somos superados por 
nuestros propios defectos, los anales de los tiranos 
eternizarán nuestro oprobrio; nuestros nombres serán 
«ua pirámide de la fama encargada de recibir el tributo 
de las maldiciones de la posteridad; se precipitará 
sobre la patria un torrente de calamidades. Entonces 
solverá á decirse de la America : 



,, Gran comarca, fértil en desdichas, 

Que produce tesoros, y delitos, 

Tan nuevos como grandes.,,* ' 
Los designios dé la America son en verdad dignos y 
sublimes ; y aunque se trastornasen nuestras esperan- 
zas por una inesperada serie de infortunios, bastaría la 
gloria de la empresa para que la generación actual 
apareciese en la historia con mas dignidad que las 
anteriores. Mas ¿ porque hemos de concebir ideas tan 
melancólicas qüando el aspecto de las coras nos pro- 
mete el resultado mas feliz? Si trasportados con la 
fantasía al equador estendemos la vista sobre la vasta 
extensión de la patria, todo predice el triunfo de la 
libertad. 

Quito se levanta por la unión del cúmulo de des» 
gracias en que lo abismaron las divisiones intestinas. 
El 6 de Junio se hallaba la falange compuesta de diez 
mil hombres, y al mando de D. Feliciano Checa pasado 
el Asuay en las immediaciones de Cañar, respirando 
patriotismo é intrepidez. Los de Cuenta tienen quatro 
mil hombres, y aun que el General Montes les ha man- 
dado de Guayaquil algunos auxilios, no se encuentran 
capaces de resistir, por loque la mayor parte de los ve- 
cinos se han retirado al campo, y los restantes están resu- 
eltos á entregarse lisongeados por un gran oficio que 
recibieron de Quito convidándolos á la unión y concor- 
dia, y proponiéndoles enviasen sus representantes para 
restablecer la amistad. La política del Gobierno de 
Quito le conquista los corazones. El Presidente Dr. 
Dn. Guillermo Valdivieso da providencias oportunas 
desde Riobanda, y el Sr. Obispo f)r. D. José Cuero 
y Cayzedo, gran patriota, y gran americano, Vice- 
presidente conserva el orden y el entusiasmo de la Capi- 
tal con su amabilidad y prudencia.j- 



* Tragedia de los Americanos* 

t En el conflicto de la amenaza y aborto de una terrible conju- 
ración se publicó en Lima que el 23 de junio D Antonio Valle 
atacó á uaa división de los Quiteños compuesta de 2000 hombres 
y al mando de Calderón, y que depues de un vivísimo fuego de 
canon y fusil por espacio de una hora, tubo dicho Valle que reple- 
garse á Verde Lomas, por haberle escaseado las mumsiones, se- 
gún el dice. Pero que á las once de la noche rompió Valle un 



122 



AURORA DE CHILE. 



Cundinamarca promueve su prosperidad sin riesgo de 
enemigos por su situación ventajosísima. Colocada entre 
Quito y Cartagena, la defienden por el primer punto los 
caminos mas ásperos que se conocen, y que presentan 
unas defensas fáciles é insuperables; y por el segundo 
el rio de la Magdelena, cuya navegación en pequeñas 
embarcaciones y sumamente laboriosa es de tres meses. 

Cartagena es el pueito de Cundinamarca, su situa- 
ción es mui ventajosa para el comercio, y es la plaza 
mas fuerte de America, á lo menos ella escarmentó á 
alguna de las naciones de Europa. 

Venezuela ha manifestado tal resolución y sabiduría 
en sus principios; sigue tan de cerca los pasos de Norte 
America ; su constitución es tan liberal, equitativa y hos- 
pitalaria, que al paso que descúbrela prudencia profun- 
da y grande animo del senado y del pueblo,,da esperan- 
zas de ser un estado mui floreciente. A principios de 
este ano se sabía en Londres que los disidentes de 
Maraeaybo y Coro estaban en suma debilidad, y ya 
fatigados de una guerra inútil. El General Miranda 
esperaba restablecerse pronto para continuar sus expe- 
diciones. Su fuerza armada era considerable, é inalter- 
able el patriotismo. 

México ha sufrido oscilaciones proporcionadas á su 
grandaza, población, y tesoros. Los que conocen la 
singular desigualdad de fortunas de sus ciudadanos, el 
gran numero de aristócratas, la opulencia del erario, la 
cantidad de tropas regladas de la Corona, no pudieron 
esperar que la revolución prosperase. El éxito manifestó 
lo contrario. Los patriotas sufrieron quebrantos terri- 
bles, pero inferiores á su constancia. El incendio se 
difunde diariamente y según afirman I03 papeles de 
Londres, la revolución ha recibido una fuerza inmensa 
por la adhesión á la causa de la libertad de las provincias 
septentrionales del mismo estado. El Nuevo México, la 
ík Nueva Galicia, la Nueva Vicaya— han entrado, en la 
revolución. Consta poruña proclama del Virrey de! 
México que loa patt iotas han recibido délos Estados 
IJ judos armas,, oficiales, y otros socorros. Por cartas de 
Ja Habana se sabe que ocuparon a Veracruz. Por el 
Sud la provincia de 4 Nicaragua, persevera en la defensa 
de lalibertad ; la principal' fuerza está en León, y Gua- 
temala, se halla en la imposibilidad de atacarla. Algunos 
auxilios que en Noviembre obtubo el Virey, Yueron de- 
sechos, y en Marzo eran los patriotas dueños de toda la 
costa del Norte. 

[SE CONTINUARd.] 



fuego de fusil, disparó dos cañonazos de metralla, y dos de bala 
rasa por la quebrada que se dirigía al campo Quiteño ; todo lo 
qual tubo tal acierto en la obscuridad de la noche, que los Qui- 
teños, que con luz sufrieron un vivísimo fuego por una hora, 
abandonaron el campo, dexando 16 cañones, 33 fusiles &a. 



ASPECTO 

De ¿os sucesos y de la Guerra de los Aliados en la 

Península según un discurso pronunciado en 

el Parlamento de Inglaterra el Qlde 

Febrero del presente ano. 

„ EL Lord Welüngton tiene cinquenta y quatra 
mil hombres de tropas inglesas, y treinta mil de tropas 
portuguesas, que asegura ser iguales á las mejores del 
mundo: consta pues su exército de ochenta y quatro 
mil hombres. Se dice que ademas de esto hay diez y 
y ocho mil portugueses armados, y que las milicias del 
pais acienden á ochenta mil hombres. Con toda esta 
inmensa fuerza á su disposición el General británico 
sufrió que un General francés penetrase en Portugal 
con un exército de sesenta mil hombres : y que se 
mantubiese en el pais hasta que se vio precisado á 
abandonarle por el hambre : y no pudo ser acosado en 
su larga retirada por espacio de trecientas millas, aun- 
que padecía suma escacez de vivere3. Decendamos á 
la presente campaña. Ciudad Rodrigo se há recon- 
quistado, pero es la opinión de los mas sabios militares 
que para que aquella plaza se tomase no se necesitaba 
mas que acercarle el exército. En verdad esta plaza 
no tenia obras exteriores ; y aunque por su naturaleza 
exige una guarnición á lo menos de quatro mil hom- 
bres, en las circunstancias de su invasión solo tenia 
mil y quinientos, y esta tropa estaba en mui mal estado. 
Con todo se puso a la plaza un sitio de doce mil hom- 
bres, y se ha mirado su rendición como una empresa 
mui ilustre, celebrando altamente el valor de nuesrras 
tropas. Si comparamos estos sucesos con -los de lo* 
exércitos imperiales, vemos que el Mariscal Süehet há 
tomado en la misma campaña á Tarragona y Valencia, 
y actualmente embia á Francia qua renta y siete mil 
prisioneros, inclusos "entre ellos -Biafce y los mas dis- 
tinguidos Oficiales españoles.* Este es el aconteci- 
miento mas importante del día, el qual ni puede ponerse 
en duda, ni disimularse. Recordemos aun que en ia 
campaña de Massena el enemigo tomo á Badajos, plaza 
de mayor importancia que Ciudad Rodrigo. Aquella 
solo dista de Lisboa ciento veinte millas con fácil co- 
municación; esta dista del mismo punto trecientas millas, 
y su comunicación es mas difícil en todo sentido. No 
incurramos pues en el atentado de engañar á la patria, 
no demos ocasión de que se alegre vanamente, ni con- 
ciba esperanzas quiméricas. La acción de Ciudad 
Rodrigo tiene la relación que se pretende con el gran 

* Solo del Reyno de Valencia se condüxeron diez y seis mil 
prisioneros. La primera columna de esta división desgraciad* 
se componía de mil y seis cientos Oficiales. 



AURORA DE CHILE. 



125 



objeto do la guerra? Ha compensado los gastos que cos- 
teó el pueblo? Desengañémonos el patriotismo se acaba 
si <¡e los sucesos no resulta la utilidad popular. Pero 
vemos que el despotismo se ha establecido en Portugal, 
y detestara el pueblo una guerra, que el mismo llamó- á 
su seno con ot as esperanzas. Si los recursos del pa.s 
se aplicasen á promover la prosperidad y libertad de la 
nación* justamente se congratulara; pero ¿ por que se 
malbaratan nuestros recursos, de modo que son tan inú- 
tiles para nosotros como paia los demás i 

Por lo que toca á la España hay un hecho digtttt de 



tros intereses, de vuestros derechos, de vuestra dignidad 
He trabajado solo, solo me he expuesto al od.o de U 
tiranía, y del error.* 

Mis deseos fueron infinitamente 3Uper¡orés á mis fit* 
érzas J y la época de la expectación y de la incertidunbre 
detubo el vuelo del genio, y la llama del espíritu republi- 
cano, Los crepúsculos son propios de la Aurora ; la 
plenitud de la luz pertenese al dia perfecto. Oh ! pueda 
yo algún dia gloriarme de haver preparado las mejoras 
de vuestra suerte ! pueda el primer escritor de la revo- 
lución Chilena ver el triunfo de la libertad americana, 



i l« en d¿» I'"''- -ti en las 6 inspirado ó .teClin, ó d,Melp6meM.oM»¡»í. a «MM 
pipa uigaio i i _ ; ¿.m^i^Yá* a* ivrftnflfls hechos, rmeda celebrar a 



observación 

tóanos de los ingleses se iestab|ecen las instituciones 
contra la libertad del pensamiento y folla palabia -.pe- 
ro en los lugares «a que candan los franceses estasins. 
lituclones son al pistante abolidas. Tales la libertad 
con que nosotros favorecemos á los españoles. Esta es 
lá libertad, que les han adquirido nuestra sangre y núes-: 
Iros tesoros. -Aun hay otra consideración, que hacer,! 
y es la dificultad de que contribu va con dinero el pueblo 
en la situación infeliz enque se halla. Se hanexpedído^ 
decretos para reprimir aquellos actos á que impelen á] 
Ciertas clases el hambre y la desesperación; vero no han 
tenido todo su efecto, y aun han habido indicios de una 
traision. Oh ! el pueblo pide socorro á la cámara de los 
Lordes, y nosotros le damos sogas para ahorcarse ! 



Ntinc anbiñs c>pus, Amca, mine pretor Jrttp. 

PUEBLOS Americanos: os he puesto ante los ojos I 
vuestros sacratísimos derechos. Oh ! y si os fuesen tan 
caros y preciosos como ellos son amables ! si conocieseis 
la ignominia dé vuestros cadenas, la miseria de vUestra 
situación actual ! inmensas regiones han dé depender de 
una pequeña comarca de la Europa ? En vano la na- 
turaleza puso entre «lia y vosotros la inmensidad del 
.oeceáñó ? Ha veis de surcar los mares para mendigar 
favores, para comprar la justicia de las inipúras manos de 
unos ministros perversos ? Mil veces os puse á la vista 
la infamia de vuestra degradación. Mi alma -detesta 
la titania y se esforzó por trasladar á las vuestras este 
odio implacable : la halienta el amor de la libertad y de la 
gloria, y no omitió medio alguno ¡.ara- despertar en vues- 
tros pechos esta pasión sublime, fecunda en acciones 
ilustres, y tan necesaria para regenerar á los pueblos, 
y elevar los estados. Educado en el odio de la tiranía, 
' pasada la mitad de la vida en estudios liberales, volví 
al nativo suelo después de una ausencia de veinte años, 
quamio crei poderle ser útil. Emtrrehenüi el arduo desig. 
nio tíé la ilustración pública, decendi a! campo peligroso, 
éoínbati -contra las preocupaciones, os hablé de vues- 



de la admiración de grandes hechos, pueda celebrar a 
los herores patrios ! Pero mientras permanescais en 
irresolución é incertidunbre, fluctuando entre temores y 
esperanzas sois un asunto b:en pobre para las musas, y 
aun para la historia. Al contrario, inflaman la fantasía, 
oresentan escenas interesantes, son nna materia esplen- 
dida los héroes de la libertad. Han ocupado á grandes 
ingenios los araucan' s antiguos. Han aparecido estos 
hombres libres en los teatros mas célebres, y los pueblos 
mas cultos han admirado sus sentimientos y carácter, 
y han dado lagrimas á sus i nfortunios. Desde entonces 
la historia de la patria ofrece un paréntesis de silencio, 
y ün vacio desanimado y melancólico. El amor de lá 
libertad perece acaso con la cultura? Se cansa él 
Clima de influir en los hombres ? Plasta quando pen- 
sáis ? Resolved; bastante se ha pensado. Pasad el 
Rubicón, y seréis dueños de un mundo. La fortuna 
se oá sonríe, y desdeñáis sus gracias. Soís provincias, 
ludiendo, ser potencias, y contraher alianzas con la 
dignidad, y majestad que corresponde á una nación. 

Camilo tíenriquci* 



ARTICULO DE OFICIO. 

Santicgo 21 de Agosto de 181*3* 
LA indiferencia con que miro el antiguo Gobierno 
la educación del bello sexo, sino pudo ser un resultado 
del Sistema depresivo, es el comprobante menos equi- 
vocó dé la degradación con que era considerado el 
Americano : parecerá Uña paradoxa en el mundo culto, 
que la capital de Chile poblada de mas de cinquenta 
mil habitantes, no haya aun conocido una escuella de 
mugeres ; acaso podría" creerse á la distancia un com- 
probante de aquella máxima bárbara, de que el arnera 
cano no es susceptible de enseñanza ; pero ya es 
preciso desmentir errores, y sobre todo dar exercicio a 
los claros talentos del sexo- amable ; y para verificarlo 

* Quanto eh las Auroras ésta sift él notübre, ó cifra Üe 8Ü8 

autores, es obra del edítoí¿ 



m 



AURORA DE CHILE. 



con la decencia, religiosidad, y buen éxito que se ha 
prometido el Gobierno ordena que á exeraplo de lo que 
se ha hecho en los Conventos de Regulares, destine 
cada Monasterio en su patio de fuera, 6 compazes una 
Bala capaz para situar la enseñanza de niñas que deben 
aprehender por principios la religión, á leer escribir, y 
los demás menesteres de una matrona, á cuyo estado 
debe prepararlas la patria ; aplicando el ayuntamiento 
de sus fondos los salarios de maestras que baXo la 
dirección y clausura de cada Monasterio sean capazes 
de llenar tan loable como indispensable objeto. Trans- 
críbase al Cabildo, y Monasterios, é imprimase. 

Prado. = Carrera. = Portales. = Vial, secretario. ,= 



NOTICIAS DE BUENOS-AYRES. 

Bitevos-Ayres 31 de Julio. 
CONSTA por partes oficiales que ya habia marchado 
la retaguardia del exército portugués, y nuestras tropas 
se alistaban para marchar sobre Montevideo. Ministe- 
rial, 31 de julio. 

artículos de cartas. 

I o . DESPUÉS de los diez y siete executados, sufri- 
eron igual suerte otros diez mas. El Gobierno, que 
habia resuelto hacer cesar las execusiones, tubo que 
revocar su decreto por la oposición del pueblo, y de los 
cuerpos cívicos. En conseqüencia se han apresado varios, 
se han escapado otros, se han descubierto algunas armas, 
y se hace manifiesta la necesidad de continuar. El C han 
tre de esta catedral Dr. Dn. Melchor Fernandez sale 
desterrado para la punta de S. Luis. Salen igualmente 
desterrados los clérigos Europeos. 

2 o . Frailes y clérigos europeos no han quedado quatro, 
por que todos han ido á volar por esos mundos, sin mas 
licencias, que las de celebrar. 

El nombre del mortero fundido será Tupac Arriar o. Se 
van á fundir otros 4 cañones de á 24, obuces, granadas, 
balas. El horno es admirable. El fabricante es un Espa- 
ñol emigrado, y fugitvo de Montevideo por perseguido 
á causa de su amor á la libertad : vive entre nostros como 
un hermano en medio de su familia : asi tratamos á los 
que siguen de veras nuestra causa, quando los otros son 
pubicamente ultrajados aun por los negros. 

Extracto de los Papeles Púdicos de Buenos-Ayres. 

Por el resultado de los descubrimientos que se hacen 
cada dia sobre la conjuración, se penetra de un modo evi- 
dente, que el plan se habia concebido en tiempo, y sobre 
las meditaciones de un calculo combinado. Ei padre 
Fr. Joe de las Animas confesó de plano el proyecto 
asegurando, que Martin Alzaga era el autor y el director: 
que en su casa tubie-on varias conferencias sobre la 
materia con asistencia de un Francisco Valdepares, y 
otros sugetos á quienes no conocía: que la fuerza cons 
taba de dos divisiones, una del Norte, y otra de Sud : 
Jque la primera se habia confiado al mando del declaran- 
te : que tenían varios emisarios de opinión y respeto, 
encargados de seducir y citar todos los españoles euro- 



peos de los suburbios de esta capital : que en la ultima 
junta le d.xo Alsaga que nada temiera : que le sobraba 
la m.tad de la gente : que tenia quinientos fusiles ; que 
entraban en el proyecto Teleehea y muchos hombres de 
™ ra / lg ° J : qUG c ? ntaban c ™ una división de tropas de 
Montevideo auxiliadas por los portugueses : oue encar- 
go a todos no volviesen á su casa para evitgrtóda sospe- 
cha : que en la noche del dia dos pasó Alzaga á la con- 
valecencia, y le dixo al declarante, que era necesario ci- 
tar la gente, y dar el golpe en aquella misma noche, por 
que estando ya descubierta la conspiración, no queda- 
ba otro recurso que abandonarse á la ventura sin perdi- 
da de instantes; pero que en los apuros de! conflicto no 
pensaron mas que en salvarse. Maniíetó al mismo tiem- 
po, que en el pajar de la convalescencia existían las 
armas del deponente, y habiéndose mandado una partida 
para registrar la casa se encontraron debaxo de la paja, 
cmco fusiles, una carabina, tres sables, algunas pistolas, 
y una tina con pólvora, balas, y algunos cartuchos 
Posteriormente, y á conseqüencia del zelo infatigable 
de los dignos y virtuosos patriotas de esta capital, se ha 
encontrado porción de armas de chispa y blancas en la 
mejor disposición, y colocadas en subteraneos y lugares 
ocultos. También se han pillado varios cartucheras, y 
uniformes de nuestros soldados desertores, lo que prueba 
!a seducción de estos pérfidos. Se sigue el juicio á los 
ocultadores p:;ra castigarlos oportunamente según cor- 
responde. Asimismo entraba en las meditaciones el 
proyecto de clavar en las verjas que sirven de adorno á 
la base de la pirámide las cabezas de los americanos 
patriotas, magistrados, é individuos del gobierno para 
inducir con el terror el escarmiento. 



NOTICIAS DE LIMA. 

_ LA ciudad está en gran cuidado por que puede rea- 
nimarse el fuego de la conjuración que abortó. Lcís 
negros, sambns, y mulatos la habian formado. Era su 
plan apoderarse de todos los quarteies con puñal en 
mano : asesinar al Virrey ; confiscar, los bienes de los 
Europeos, y desterrarlos; y publicar un bando imponi- 
endo la misma penaá los patricios. que no se declarasen 
por ellos, por la libertad é independencia. Sé escribe 
que dos eclesiásticos eran autores del plan, y que , uno 
de ellos es in üo. Quedaban en calabozos 18. 

De Montevideo piden auxilios á Lima : reiterados ex- 
presos se han recibido de Goyoneche pidiendo auxilios 
de tropa y dinero. El Gobierno se confunde por no ha- 
llarse recursos. De Guayaquil y Cuenca se repiten los 
clamores por subsidios. La supresión de tributos ha 
causado un vacío, que se aumenta por el infeliz estado 
del comercio, y minas. 

— o*e»— 

LONDRES. 
EL Ministro de Hacienda Mr.Percival ha sido muerta 
de un pistoletazo en la Cámara de los Comunes, el 
pormenor de este hecho sedará en Ja si quente Aurora. 



CON SrFEílIOR PERMISO, 

IMPRESO EJY SAJVTlJlQO DE CHILE, 

EX LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por los Sres. Samuel Burr Jokhston, y Simón Garrison, 

DE LOS ESTADOS UNIDOS. 




AURORA*. 

¡ LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



DE CHILE 



No. 30. 



Jueves 3 de Septiembre de 1812. 



Tomo 1. 



ASPECTO 

De las Provincias Ecvohxionadcs de America. 



EL estado y sucesos de las restantes provincias sdn 
bien conocidos. Fállanos ver qual será la suerte del 
genero humano en esta parte del mundo baxo el pabe- 
llón de la libertad nacional ; y si los altos designios de 
las provincias serán coronados por la fortuna. 

La emancipación americana es el objeto mas risueño 
•que se présenla á la imaginación. Se olvidan las anti- 
guas desgracias ; se consuela la filosofía y la humanidad. 
Se cree que el ruido, que hacen nuestras cadenas al des 
pedazarse, convoca al seno de la patria á todos les des- 
graciados del mundo : qué ella va á hacerse la morada de 
la paz, impeturbable donde no hay tiranos, ni pasiones 
devastadoras : que va a ser el asilo de los talentos y de 
las luces : que en ella la sabiduria y justicia de las leyes 
serán el garante de la felicidad pública. Sin duda, los 
tres reynos de la naturaleza aun intactos, y que provocan 
á la industria ; inmensos terrenos que repartir y que 
poblar ; su feracidad, lo salubre y vario de sus climas ; 
/le prometen una población incalculable. Una inmenra 
cultura, lo precioso de sus producciones,la provocan á un 
comercio vastísimo. La reunión de estas ventajas le 
aáeguran un gran poder. Talentos delicados en unas 
regiones, profundos en otras; hombres allí penetrantes, 
aqui reflexivos ; aqui firmes y vigorosos ; allí extraordi 
variamente sensibles ; lalizonjean con el imperio de las 
ciencias y las artes. La naturaleza nueva y rica pone 
en las manos del hombre todos los elementos de la feli- 
cidad. Pero estos dones del cielo, estas ventajas precio- 
sas son 'bastantes por si para hacer al hombre venturoso ? 
< No, Solo es feliz el hombre libre ; y solo es libre baxo 
una constitución liberal, y unas leyes sabias, y equitati- 
vas. Poco importa la libertad nacional, si no se une 
con la libertad civil. Quantos pueblos gimen baxo un 
yugo de bronce, aunque forman estados independien- 
tes"! La libertad debe rodear al hombre baxo la garantía 
déla ley: la libertad debe penetrarlo, ó estenderse has- 
ta su alma. La libertad dede de parte del estado asegu- 
rar á todos los ciudadanos una gran consideración y 



dignidad. Debe ser una qualidad inapreciable la ciuda- 
danía ; ha de ser una dignidad el ser ciudadano. Es lo 
en efecto entre las naciones libres y generosas. La his- 
toria nos ofrece grandes exemplos del respeto y conside- 
ración, que el estado debe á cada uno de sus miembros ; 
pero estos exemplos solo se hallan entre las mas ilustres 
y valerosas naciones de la tierra ; y solo entre los pueblos 
hbres se conoce lo que es, y lo que vale un ciudadano. 
Se sabe qual érala perplexidad en que se hallaba toda la 
república de Esparta, quando había que castigar á un 
ciudadano culpable. En Mecedonia la vida de un hom- 
bre era una cosa de tal importancia, que Al?xandroen 
medio de toda su grandeza y poderío no se atrevió á con- 
denar á muerte á un criminal, sin que el culpado com- 
pareciese para defenderse ante sus conciudadanos, y í ue* 
se sentenciado por ellos. Los Romanos se distinguie- 
ron sobre todos los pueblos del mundo por la atención 
escrupulosa de las autoridades en respetar y conservar 
inviolables los derechos de todos los individuos de la re- 
pública. Alli nada habia mas respetable que la vida de 
un simple ciudadano: para condenar á uno se necesita^ 
ba convocar toda la asamblea del pueblo. La magestad 
del senado, la autoridad de los cónsules estaban en esta 
parte muí terminadas por la ley. Todo respiraba den- 
tro de Roma, y en sus exercitos aquel respeto por ei 
nombre Romano, que exaltaba su v;üor,y lo sostenia en 
los peligros. De aqui ese amor á la patria, ese interés 
por su gloria, que hicieron á Roma la señora del mundo. 
Concluyamos pues que la libertad civil es tan necesa- 
ria como la libertad nacional al pueblo americano. Esta 
doble libertad, semejante á las blandas influencias de 
ios cielos, restituirá al corazón el vigor primitivo, disipa- 
rá la indolencia, y comunicaí á actividad á un pueblo á 
quien la naturaleza y la fortuna abren un campo tan 
amplio para la gloria. Mucho le falta; mucho tiene que 
emprehender, y que crear ; los elementos pues de una 
eterna fama están comprehendidos en la muchedumdre 
de sus necesidades. De aqui es que las actuales circuns- 
tancias de la America exigen genios criadores; y convi- 
dan con un renombre eterno á sus gobiernos, y á sus 
hombres de estado. Quanto hay que hacer ! Sobre que 



126 



AURORA DE CHILE. 



objeto fixaremos la vista, que no nos pida un estableci- 
miento! Las ciencias piden escuelas, institutos, bibliote- 
cas, observatorios, laboratorios, museos : las artes piden 
academias; la industuria sociedades, maestros, premios: 
el mar ofrece un ramo precioso en la pesca y aceite : : 
Pedro el grande no tubo mas cosas que crear : á los mi- 
nisterios mas activos de Europa no se ofrecieron jamas 
tantos objetos reunidos : fundar un rico comercio sobre 
una inmensa cultura é industria : establecer ciudades 
en llanuras tan vastas, como fértiles: atraher habitantes 
útiles: propagar máximas desconocidas, y aun la urbani- 
dad y el gusto por la educación, los libros, los papeles, 
los teatros: establecer leyes y costumbres sobre la base 
eterna de la razón y la equidad natural... .Este es el 
único medio de elevar provincias obscuras á la dignidad 
de naciones : y el interés nacional exige que obras tan 
grandes y tan arduas se emprehendan á un mismo 
tiempo. Las naciones forman la gran sociedad del 
mundo, como los ciudadanos forman las sociedades 
civiles. Hay opinión pública, hay crédito, hay fama 
para los estados, como la hay para los particulares. Sin 
este crédito, sin e-ta opinión no hay protección, no hay 
alianzas, en especial para los estados nacientes. 

Estos nuevos estados tendrán duración y consistencia? 
Vivan: y por la sabiduría, la actividad, y las virtudes 
conserven su vida política. Los estados nacen por su 
independencia. La independencia extrahe á los pueblos 
del seno de la obscuridad, los coloca en la escena del 
mundo, para que 6 por las virtudes y los talentos sean 
gloriosos é inmortales ; 6 por sus propios vicios vuelvan 
á la nada de que salieron. 



EXTRACTO 

Del celebre Discurso de Milton sobre la Libertad de la 

Prensa, pronunciado en el Parlamento 

de Inglaterra. 

NO pretendo, Señores, que la vigilancia del gobierno 
no comprehenda á los libros lo mismo que á los ciuda- 
danos : si son culpables, sobre unos y otros debe caer la 
espada de las leyes. Un libro no es una cosa absoluta- 
mente inanimada ; él tiene vida como la alma que lo 
produxo. Yo considero á los libros tan vivos y fecundos 
como los dientes de, la serpiente de la fábula : sembrados 
en la tierra, pueden producir hombres armados. No 
puede pues atentarse contra su existencia. Un buen 
libro es la esencia pura de un espíritu superior : es como 
una preparación que el genio da al alma, para que pueda 
sobrevivirle. 

La censura fué desconocida de los gobiernos mas 
célebres. En Atenas solo los libelos y los^escritos blas- 



femos fixaron la atención de los magistrados. Ni Ept- 
curo, ni la escuela de Cyrene fueron llamados á su pre- 
sencia. Aristophanes hacia las delicias de Platón. 

Los Romanos, pueblo gerrero, marchando largo 
tiempo sobre las huellas de Esparta, solo conocíanlas 
artes militares. Pero Nevio y Plauto pusieron sobre el 
teatro de Roma las escenas de Menandro y Philemon. 
Aqui se abre el bello siglo de la literatura latina, la 
gloria de las letras se une á la de las armas. Sufocada 
la literatura renace siempre baxo la influencia de la 
libertad republicana. Todo el mundo aplaudió los bellos 
versos de Lucrecio, por que la libertad pública reposa 
sobre la libertad del pensamiento. Cesar respeto los 
anales de Tito Livio, aunque celebran el partido de 
Ponpeyo. Si, á pesar de tantas causas reunidas para 
minar el vasto edificio de la grandeza Romana, si Roma 
hubiese conservado la independencia del pensamiento, no 
habria venido á ser el oprobrio de las naciones : no habría 
sufrido el jugo de los mostruos que la envilezieron, si la 
servidumbre intelectual no hubiese preparado la servi- 
dumbre política. Llegaron los siglos de opresión en 
que el despotismo estendio sus atentados hasta los pen- 
samientos, encadenando las almas. Tácito describe de 
una pincelada aquellos tiempos deplorables. „ Supri- 
mido por las inquisiciones el libre comercio de oír y 
hablar, habríamos perdido la memoria con la voz, si fuera 
mas fácil olvidar, que guardar silencio. Mas no quiera 
recordar mayores violencias; y dexo a la erudición las 
autoridades, los exemplos ; yo me elevo á la natnraleza 
de las cosas 

La censura es un desayre, y un gran motivo de desa- 
liento para las letras y para los que las cultivan. Si 
habéis concebido el raro pensamiento de desanimar ¿ 
aquellos que escriben por amor de la fama, y cuyas obra» 
se dirigen á promover la prosperidad pública, yo os ase- 
guro que no podíais hacerles mayor ultrage que descon- 
fiar de su juicio y probidad. 

Que diferencia habrá entre un literato y un niño de 
al escuela, si lo sujetáis á la férula censoria ? Si seme- 
jantes á las composiciones de un muchacho, las obras 
trabajadas cuidadosamente, no pueden ver la luz sin la 
aprobación pronta ó tarda de un censor? 

Un autor llama á su socorro todas sus potencias. 
Aun no contento con sus largas meditaciones consulta 
á sus amigos. Si todas estas precauciones en el acto 
menos equivoco de la madurez de su alma, después de 
sus largos estudios, y pruebas de su habilidad, es nece* 
sario aun que la aprobación censoria de un hombre tai- 
vez mas joven, talvez de menos opinión, sirva de cauci- 
ón al fruto de sus vigilias ; si es necesario que el impri- 
matur asegure al público que el escritor no es ni corrup- 
tor, ni imbécil; es envilecer á los literatos, es desli ■> 



AURORA DE CHILE. 



1«7 



trhr'la dignidad de la literatura. Como baxo este orden 
humillante se elevarán los ingenios ? Exminad los libros 
cargados de aprobaciones, no hallareis en ellos mas que 

ideas comunes. 

Si continua este orden odioso de cosas, opiniones de 
grandes espíritus no pasarán á la posteridad, y será infe- 
liz la condición de los seres raros y admirables que nacen 
con ingenio. Dexarán de escribir, volarán á otras re- 
giones. Y que gana en esto la nación? Permitid que 
os refiera lo que vi y oi en los países en que reina esta 
suerte de tirania. Las gentes de letras de aquellas na- 
ciones me felicitaban por haber nacido en un país, que 
juzgaban libre, y deploraban la condición servil en que 
ello°s vivian. De este modo, decian ellos, se ha perdido 
la "loria de las letras en Italia ; por esto ya no aparecen 
ma°s que adulaciones, y folletos insulsos. A líi vi al im- 
tnortal Galileo, que encaneció en las prisiones por que 
descubrió verdades astronómicas. Aunque yo sabia que 
la Inglaterra gemia baxo el jugo censorio, recibía cómo 
un gage de su felicidad futura la libertad que yo veía es- 
tablecía entre las demás naciones. Yo ignoraba aun 
que mi patria ensenaba en su seno á los dignos autores 
de su libertad, cuyos nombres vivirán eternamente, sean 
quales fueren las revoluciones del mundo. Mas ay . 
lando hubiera yo creído que en la actual revolución 
un proyecto de censura me precisase á pronunciar este 
discurso en vuestra augusta presencia ! Milores : yo 
no defiendo mi propia causa : yo reclamo los derechos 
de las ciencias, y de los que se consagran a la ilustracu 

on pública. . , 

Que vais á hacer ? Suprimiréis esa brillante mies de 
luces, que de dia en dianos promete una cosecha tan 
feliz * Vais á cortar el curso de vuestra beneficencia. 
Por que si se busca la causa inmediata de la libertad de 
pensar y de escribir, solo se hallará en la liberalidad hu- 
mana de vuestro gobierno. Esta libertad, fruto de vu- 
estro valor y sabiduría, fue siempre madre del genio. 
Ella es la que ha elevado y vivificado nuestros espíritus. 
No trastornéis la grande obra de vuestro valor, y mag- 
nanimidad excelsa, derribando con vuestras propias 
manos el edificio de la libertad. 

Podemos todabia volver á la ignorada, al enbrutecimi- 
ento, á la servidumbre j pero antes, lo que no es posible, 
es necesario que os hagáis opresores, déspotas, t.ranos, 
como aquellos de cuyo poder nos librasteis : si somos ya 
mas inteligentes , si nuestras ideas han tomado mas vue- 
lo- h somos capazes de grandes cosas: todo es un eíecto, 
una serie de vuestras virtudes, que de vuestros corazo- 
. , nes se comunicaron á los nuestros. Queréis sufocar- 
las ? Renovareis la ley bárbara, que daba a los padres 
derecho sobre la vida de sus hijos. Quitadnos todas las 
libertades, pero dexadnos la de pensar y de escribir. 



| Jamas hubo un tiempo mas favoiable á la libertad de la 
prensa. Cerróse el templo de Jano, es decir, ya no se 
matan los hombres por palabras. Se injuriaría á la ver- 
dad si se creyese que puede arrancarla el viento de lis 
opiniones. Conbatan, y veréis deque parte queda la 
victoria. La verdad triunfa, quando se le ataca al des- 
cubierto, y se le dexa la libertad de defenderse. El 
medio mas seguro de destruir el error es reiutandolo 
libremente. Quien duda de la fuerza eterna é invenci- 
ble de la verdad? Necesita acaso para triuníar de la 
policía, ni de las prohibiciones ? Estas son la. armas 
favoritas del error. Combátase al descubierto : acoger- 
se baxo la fortaleza de las leyes prohibitivas, y de la 
censura, es un signo de debilidad, y hace sospechosas las 
causas. Permitid que la verdad se desenvuelva libre- 
mente, baxo qualquiera forma que se presente; no in- 
tentéis encadenarla mientra reposa, porque enmude- 
cerá. 

En fin, Milores, los errores no son menos comunes en 
los buenos gobiernos, que en los malos. Quien está 
libre de ser sorprendido, sobre todo si no hay libertad 
de imprenta ? Pero enmendar las equivocaciones, pre- 
ferir al triste plazer de encadenar los espíritus la gloria de 
ilustrarlos, es una virtud que corresponde á la grandeza 
de vuestras hazañas, á la que solo pueden aspirar los 
| mortales mas dignos, y mas sabios. 



NOTICIAS. 

POR cartas mui fidedignas, dirigidas á personas de 
carácter, se save lo siguiente. 

FRANCIA. t 

SE ha confirmado la noticia de que una esquadra fran- 
cesa se hizo ala vela, ignorándose su destino ; escapo 
felizmente de los buques ingleses ; se dice que ha lle- 
gado á Veracruz. . 

Napoleón descubrió que uno de los secretarios del 
departamento de guerra revelaba de quando en quando 
el estado y disposiciones de sus exercitos al Envajador 
de Rusia : en el momento mandó pasarlo por las armas. 

GRAN BRETAnA. 

M BILLINGHAM, negociante del Báltico había 
estado preso en Rusia, y para que lo librasen había 
hecho sus instancias á dos agentes ingleses; no tubieron 
efecto: escapó : llegado á Londres presentó una petición 
al Principe Regente, otra al ministerio, otra al parla- 
mento, sin efecto: decidió sacrificar á uno de los mi. 
nistros, y entrando álos 14 días ai corredor de la cámara 



i 28 



AURORA DE CHILE. 



de los comunes, encontió á M. Percival, ministro de 
Hacienda, á quien mató de un pistoletazo. Eillinghám 
pudo haber escapado fácilmente ; pero en vez de hacerlo 
se sentó á calentar al fuego con gran tranquilidad. 
Ocurrieron los miembros de la Cámara y preguntando 
por el agresor, se les presentó diciendo que creía haber 
hecho un gran servicio al público. 

ESTADOS UNIDOS. 

M. BREWER salió del Boston el 16 de Abril, llega- 
do á Buenos-A yres refiere, que habia llegado á Boston 
un extraordinario de Washington en 60 horas avisando 
al comercio que el gobierno pensaba dar una orden 
para que niguh buque saliese de los puertos por espacio 
de tres meses, cuyo tiempo se señalaba al gabinete in- 
gles para que respondiese categóricamente si revocaba ó 
no sus ordenes contrarias á la libertad del comercio- 
En conseqüencia de este avisóse habían cargado y des- 
pachado en solo Boston Q6 buques en 18 horas. 

BRAZíL. 

Es cierta la revolución de todos los pueblos de Minas. 
Este acontecimiento es de mucha gravedad si se consi- 
dera la posición ventajosa de estos pueblos en lo interi- 
or del pais, defendido por montanas, rios, y caminos di 
ficiles ; y su población ; y si se hace memoria que los 
Paulistas se hizieron inconquistables con menores ven- 
tajas. Se asegura que las milicias de aquellos pueblos 
acienden á sesenta mil homhres, de. todas castas; que 
están bien armados, y tienen gran numero de caballos. 
Se asegura que la revolución tiene muchos partidarios en 
las costas. 

MÉXICO. 



Se tiene en Lima por cosa fuera de toda duda, que 
Alcapulcro está tomado por los republicanos ; por lo que 



las navegaciones se hacen á S. Blas 



»■* *»-:;«:?»&***« 






„ LA energía de la virtud republicana, y el zelodela 
verdad deben crecer en proporción del furor del crimen, 
y de la obstinación del error „ Con lodo hay hombres 
que caen de animo al momento en que reciben alguna 
nueva infausta. Estos hombres no son para estos tiem- 
pos. Las revoluciones piden almas mas grandes. La 
constancia y la magnanimidad deben aumentarse con los 
infortunios, y los peligros. La libertad es la recompensa 
de la constancia ; la servidumbre y la eterna deshonra 
son el premio de la cobardia. Que hubiera sido de la 
causa de la libertad en Grecia, en Roma, en Holanda, 
en Estados Unidos si la magnanimidad hubiese cedido 



a las adversidades ? No fuera tan respetable su aspecto 
en la America del Sud sin la perseverancia admirable de 
los Cochabambinos : ni México se viera ya cubierto de 
gloria si hubiese ya doblado la cerviz á la áspera for- 
tuna. Buenos-Ayres en vez de desmayar'con los 
acontecimientos adversos, consagra á la inmortalidad 
los nombres de sus ínclitos en la pirámide de la fama. 
Quando en los campos de Bunker-Hill fué muerto el 
valeroso Warren, dixo ai pueblo el orador del cuerpo 
legislativo := Volved á vuestras casas á inspirar á vues- 
tros hijos odio a la tirania. Hacedles de los crimenes de 
los tiranos una pintura justa y horrible : al oiría se eri- 
zen sus cabellos ; sus ojos se inflamen; sus miradas sean 
amenazadoras; solo respiren indignación. Entonces 
dadles armas; volverán vencedores, ó morirán como 
Warren.,, 

_ La obstinación del error es grande, por que la ignoran- 
cia es inmensa. Las nociones útiles, las verdades, que 
por su naturaleza inflaman el corazón de los pueblos, 
son raras. Todo es el resultado de un sistema tan opre- 
sor, comoestúpido : todo es fruto de tres siglos, no se si 
de barbarie, de incuria, ó de una lenta tirania. Ello es 
cierto que baxo un gobierno absoluto pocos se fatigan 
en estudiar los derechos del hombre, por que de nada les 
sirven ; ns en reflexionar sobre la política, por que estos 
pensamientos están prohibidos á los esclavos, y- solo 
convienen á los habitantes de los paises libres. La ex- 
periencia atesgua que las regiones sujetas á un poder ar- 
bitrario solo contienen hombres ó embrutecidos, é frivo- 
los, igualmente incapaces de reflexión. Una total indi- 
ferencia por la patria, una incurría, una indolencia es- 
tupida, una arversion para todos los asuntos serios, son. 
los efectos naturales de una administración, que confia a 
favoritos despreciables los negocios de mas importancia. 
Los hombres se habitúan á la esclavitud con admirable' 
facilidad : llegan á estar mui contentos, y aun soberbios 
con sus cadenas : sus espíritus perseveran en una eterna 
infancia. 

Que remedio pues puede oponerse al enor, á la igno- 
rancia, á todas esas causas odiosas, que producen el 
letargo y aun la deprevacion de los cuerpos sociales ? 
Solo hay un remedio, y es la manifestación de la 
verdad, y la profesión pública y solemne déla 

OPINIÓN DE LA PATRIA. 

En efecto, generalizando la instrucción, esparciendo 
os principios útiles y sólidos en toda la masa del pue- 
blo, cultivando la razón publica, se debilitará segura- 
mente la funesta influencia de las antiguas causas de 
error, yembrutecimiento. Lo que nos hace conocer 
la necesidad de que se embiasen por las villas y demás 
poblaciones misionarios patriotas encargados de iniciar 
á los pueblos en los principios de la revolución, y en 
todo lo re/ativo á la gran causa de la America. 

[Se continuará.'] 



CON SUPERIOR PERMISO, 
IMPRESO E.Y SJJYTTJQO DE CHILE, i 

EN LA IMPRENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO, 

Por losSres. Samuel Burr Johnston, y Simón Garrison, 

DE LOS ESTADOS UNIDOS. 



xx^áá 




DE CHILE 

LUCE BEET POPULOS, SOMNOS FXPF.LL AT, ET UMBRAS ! 



jgtTTEBU.', *.ü£2Xm*JKSB 



Ko. 31. 



Jueves 10 de Septiembre de 1812. 



Tí'MllO 1. 



ARTICULO DE OFICIO. 
. Santiago l.° de Septiembre de 1512. 

ESTANDO resuelta la creación de intendente Gene- 
ral de Hacienda, que conosca en primera instancia 
todo lo contencioso de este Ramo, baxo las atribuciones, 
y en la forma que lo sirvieron los antiguos Presidentes 
del Reyno con arreglo á las Leyes, Ordenanza, de 
Intendentes, y ultimas resoluciones; y concurriendo 
en el Señor Vocal D. José ¡santiago Portales, Superit en- 
denté de la Real Caea de Moneda, sobre los mejores cono- 
cimientos de Hacienda en que ha hecho su Carrera, la 
integridad, desintciés, y demás calidades que aseguran 
una judicatura de tanta transcendencia, como su patrio- 
tismo, por que ha reusado toda asignación compensato- 
ria de tan laboriosos cargos, se elige y nombra Inten- 
dente General de Hacienda, que exercerá con arreglo al 
nuevo Reglamento de este ramo, y en todo lo que por 
razón de su empleo no se hallare implicado legalmeute : 
exúdasele el correspondiente despacho, con inserción 
de este decreto, que se publicará, imprimiéndose con el 
reglamento. 

Prado*— Carrera.— Vial, secretario. 



REGLAMENTO PROVISIONAL 

Par-a el despacho de las cansas de Hacienda y sus 
grados. 

I o . HABRÁ un Intendente General de Hacienda, 
«ue conozca en primera instancia todo lo contencioso 
de éste ramo, baxo las atribuciones y en la forma 
que lo sirvieron los antiguos Presidentes del Reyno, 
con arreglo á las Leyes, Ordenanza de Intendentes y 
ultimas resoluciones. 

2 o . Será Asesoí nato de Intendencia el que lo es 
General de Gobierno, yexpedhásus funciones con 
arreglo á lo dispuesto en el articulo anterior. 

8°. Las sentencias déla Intendencia serán apelables 
á la Junta de Hacienda, que se formará conforme á, lo 



prevenido en ei articulo 3 o . de la Ordenanza de Inten- 
dentes, explicado en la Rer.l Orden de 3 de Diciemb'e 
de 1787 y sus ultimas declaraciones, suhrogrand'- al ,' 
Regente el Decano deí tribunal de Apelaciones y al Oi- 
dor mas antiguo el tercer !\ isnisfro del mismo. 

4 o . Habrá un Relator y Escribano de la Junta, oue 
absolverán sus cargos confoime á la precitada Ordenan- 
za. 

5 o " De las sentencias de la Junta habrá alzada por 
ultimo recurso á la Superior representaba del Reí no en 
los casos y baxo las calidades que era admisible al í;ey 
por su consejo de Hacienda: se suhfanci-rá el recurso 
por el Presidente de ella asesorado del Subdecano del tri- 
bunal de Apelaciones con citación del Fiscal de los d© 
segunda suplicación é injusticia notoria, y arreglo á lo 
p'evenido para los que se veían en la Corte. 

6 o . P ra la resolución definitiva se unirán ala junta 
el Decano del Tribunal de Apelaciones y dos Letrados 
de Estudio conocido y probidad, nombiados por la Jun- 
ta, que no hayan entendido ni patrocinado en los a.. te- 
nores grados: será Relator el menos antiguo del Tribu- 
nal de Apelaciones, y Escrivano el mas antiguo de loe 
de Cámara. 

7 o . Los Vocales de la Junta de Gobierno no impe- 
didos, el Subdecano, y dos Letrados que se nombraren, 
serán votos decisivos en las definitivas, que no tendrán 
mas recurso ni por viade suplica, injusticia, ú otro que 
sea ordinario ó extraordinario. 

Hágase saber, publiquese é imprimase. 

Santiago 27 de Agosto de 1819. 

Prado.= Carrera.** Portales.— Vial, secretarios 



CONTINUACIÓN 

Del ultimo articulo del numero precedente. 

LA manifestación solemne de la opinión de la patria 
producirá bienes incalculables Se conocerá entonces 
que ya no hay que esperar de fuera ;que la fuente de lai 



ISO 



AURORA DE CHILE. 



graciaf? está en el pais ;ya no se omitirá medio alguno, I 
que contribuya á sostener el edificio que se ha, levanta- I 
do. El pueblo acostumbrado á la obediencia, y que 
veneraba el nombre de un magistrado invisible por que 
de él se le hablaba, respetará un sistema^ que tiene la 
sanción de la autoridad. Haciéndose de este modo la 
opinión respetable, -se hace mas persuasiva. Sostenido 
ya el patriotismo, se difunde, por que trabaja al descubi- 
erto en comunicarse. Los indiferentes se d-ciden ; los 
disidentes ó se encorban baxo la mano poderosa déla 
necesidad ; 6 ceden á la evidencia de los principios, i n* 
culcadns entonces libremente y con freqüencia; ó tiem- 
blan, y huyen déla ley inexorable contra los obstinados. 
En fin la aserción siguiente es de una verdad palpable : 
necesariamente se ha de hacer universal una opinión, 
que tiene en favor suyo la protección de la autoridad ; 
la sanción de la ley ; la eloqüencia de los hombres ilustra- 
das ; gl entusiasmo de un gran numero de personas re - 
pe'ables; la evidencia de los principios; y contra la 
qual ninguno habla pop temor. 






* DEL ENTUSIASMO REVOLUCIONARIO. 

ESTE entusiasmo es el interés y el zelo por la defen- 
sa, y eltriunf i de una gran causa. La energía de este 
sentimiento sostiene las revoluciones, y hace que sean 
tan, fecundas en acciones ilustres. Tranquilizadas las 
cosas, sucediendo la calma y la estabilidad del orden á 
los movimientos revolucionarios, quedan para exercicio 
de los ingenios, y para argumento de la historia los acón 
tecimientosy los hechos de la revolución El entucias- 
mo es el apoyo único de las revoluciones. . Haciéndose 
universa!, el triunfo es infalible Entonces es quando 
todas las clases brotan genios sublimes; quando salen 
del seno de la obscuridad hombres eminentes. Parece 
v que ía naturaleza trabajaba en silenco en formarlos ; 
y que fatigada de aqne; largo reposo, tan uti! á la tiranía, 
preparaba mui de antemano los elementos de las revolu- 
ción s. L T na grandeza, una fuerza de alma superior á 
todas las cont adición- sy obstáculos; una firmeza, que 
se goza entre los riesgos^ y desprecia el dolor, y la mu- 
erte ; un fuego, que no sé si es el amor sublime de la pa- 
tria, el odio exaltado de la tirania, ó el deseo heroico óp 
gloria ; son los caracteres que han distinguido siempre á 
los hombres de la revolución. Empero este gran sen- 
timiento noseexcit:i en todos ni aun mismo tiempo, 
ni en un mismo grado. Algunos corazones nacieron pa 
ía la mediocridad, otros para 1 sublime : unos nacieron 
pata ser • móbtles, y otros para ser mo\ idos. Algunos 
conservan una insen ibdidad estúpida, una indiferencia 
asombrosa en medio de las fermentaciones de ia libertad. 



Otros tienen una? vista fan corta, que solo ven el inferes 
del momento, sin poder jamas estenderla á lo futuro. 
Generalmente la libertad es tempestuosa en sus princi- 
pios, y po- tanto es poco agradable á muchos hombres, 
ó acostumbrados á una larga y brutal inercia ; 6 habitua- 
dos ala servidumbre ; ó tan estúpidos y 1 mitados,que 
son incapaces de percibir grandes ideas, y de formar 
altas esperanzas. ¿Qual será el secreto de hacer universal 
el entusiasmo; ó deque nos valdremos para interezar 
á todos en la defensa de una gran causa ? De lo que 
influye sobre los hombres de un modo mas fuerte, y 
mas notable : es'o es de la esperanza, y de ¡a opinión. 

La esperanza es el.mobil l e l corazón humano: per- 
suádanse los hombres qué del nuevo orden de cosas ha 
de resultar un aumento de prosperidad pública, y todo* 
serán sus ardientes defensores. Interésese su amor pro- 
pio ; esperen tener alguna influencia en los negocios pú- 
blicos, y defenderán como propia la causa común. 
Esta es la razón de la admirable actividad, ardor, y fir- 
meza que han mostrado los pueblos en las revoluciones 
republicanas. No se pelea entonces por los intereses 
de un rey, sino por la parte de soberanía, que correspon- 
de á cada ciudadano. El hombre, este rey de la natura- 
leza, une á sus grandes debilidades un deseo muy vivo 
de mandar: todo se confundiera, si todos mondasen; 
pero su amor propio se consuela con que una parte de 
ia soberanía, por pequeña que sea, oprima sus débiles 
hombros. 

Esta es igualmente la causa por qu? los vasallos de los 
gobiernos absolutos viven en una perfecta ignorancia de 
la política, de los intereses públicos y de los derechos del 
hombre y del ciudadano. Mientras mayor es el despo- 
tismo, mayor y mas tenebrosa es esta ignorancia : de 
modo que quando se conmuevey derriva el coloso de la 
autoridad despótica, se hallan los hombres ignorando lo 
que mas les convenia saber. Entonces creen los pue- 
blos despetar de un sin ño en que durmieron .por siglos : 
entonces se ven algunos que habituados á las sombras, 
cierran obstinadamente los ojos á la luz. Generalmente 
en todas partes se opone á Ja difusión de las luces una 
nube densa formada de preocupaciones y delirios. Al 
contrario, los ciudadanos del is estados li ores, como tie- 
nen infíuencia en los negocios públicos, procuran ins- 
truirse en la ciencia del gobierno y a legislación, y medi- 
tan en las máximas de la economia política. Por esto 
decia un republicano : „ por débil que sea el influxo de 
mi voz en las deliberaciones públicas, el derecho de votar 
en ellas me impone la obügcion de instruirme.,, Por 
esto en dichos estados los papeles públicos tienen un 
. consumo increíble. En Estados Unidos, por exemplo, 
• soio en Nueva-York se publican diariamente siete perió- 
dicos, y se expenden mas dejeiate mil exemplares. E» 



AURORA DE CHILE. 



íes 



Boston se publican tfes dos veces cada semana, y cada 
periódico despacha Inas de cinco mil. 

La opinión influye sobre el espíritu humano mas fuer- 
temente que todas las demás causas morales. Como 
ella es el. agregado de las ideas inspiradas y perpetuadas 
prrla-cducacion, los discursos familiares, y el gobierno, 
y fortificadas por el exempio y el hábito, posee la eficacia 
de todas estas causas reunidas. La opinión verdadera 
se funda en la experiencia, y la razón : la opinión falsa 
tiene por base la ignorancia y las preocupaciones. Es- 
ta es la que ciega á los hombres acerca de sus intereses 
mas palpables, y enciende su fantasia con quimeras pue- 
riles. En fin ella es la que degrada las almas, y las hace 
cobardes, tímidas, serviles, é insensibles. 

Es pues del mayor interés, que á las opiniones absur- 
das, y perjudiciales se sostituyan las verdaderas y pro- 
vechosas : y que se adopten todos los medios posibles 
pava rectificar la opinión pública. 

La política considera á los ciudadanos, ó como ya 
existentes, ó como que están para existir : las miras pa- 
ternales de la administración comprehenden á la genera- 
ción actual, y á la generación futura. La opinión de la 
generación actual se rectifica separando valerosamente 
aquellas causas, que comunican en secreto el error ; 6 
reduciéndolas á la imposibilidad de dañar : y difundi- 
endo al mismo tiempo la instrucción. La generación 
futura se forma por la educación politica de la juyéni i/j 
La instrucción se comunica de muchos modos: 
Los discursos patrióticos, la lectura de los papeles públi- 
cos, las canciones, la representación de di amas políti- 
cos y filosóficos, deben ocupar el primer ¡ugar. Si 
existiese algún día la Sociedad de la opinión, de que ya 
se ha hablado, ella se ocupara con prudencia en la adop- 
ción de estos medios, cuja eficacia está tan comproba- 
da. La autoridad executiv'a no puede por si é inmedia- 
temente ocuparse de objetos tan multiplicados : su san- 
ción y su protección son suficientes p;.ra dar la vida y la 
actividad á las instituciones mas útiles. Bastante re ha 
tratado ya en este periódico de la instrucción popular, 
y de la educación de. la juventud: asuntos de tanta 
importancia deben repetirse, y no dexarse de la mano, 
hasta que hagan toda la impresión que se desea. Ya 
es tiempo de decir algo acerca de la gran escuela públi- 
ca, dirigida por la sabiduría, y depurada por el gusto y 
la decencia. 

Si yo considerase al teatro como una distracción útil 
en las en andes poblaciones, me bastaría recordar aquellos 
hermosos" versos de Triarte. — 

El hombre a la verdad no de otra suerte 
Que sintiendo, ó pensando se divierte : 
Pues si el entendimiento no medita, 
U ocioso el corazón apenas siente, 



Caden á Una tristeza displicente. 

Por eso hay quien ancioso se exercita, 

En especulaciones 

De las profundas y agradables ciencias. 

Por eso hay quien se entregue á las pasiones 

Sin temer sus amargas conseqüencias : 

Y todos con afán buscan el medio 

í)e desechar la languidez, y el tedio. 

Pero entre las civiles distracciones 

Dignas de los curiosos racionales, 

Las representaciones teatrales 

Son quines del ingenip y los sentidos 

Los deley tes ofrecen reunidos. 

Asi logran Melpómene y Talia 

Tantos secuaces en los pueblos cultos. 
Yo considero al teatro uniramente como una escuela 
publica ; y baXo este respecto es innegable que la nmsa 
dramática es Un gran instrumento en las manos de la 
política; Es cierto que en los gobiernos despóticos, 
como si se hubiesen propuesto eliniqüo blanco de cor- 
romper á los hombres, y de hacerlos íribolos, y apartar su 
ánimo de las meditaciones serias, que no les convenian, 
era el objeto de los dramas hacer losvicios amables. 
Sublimes poetas, uniendo á grandes talentos grandps a» 
busos* lizonjeando el gusto de cortes Cribólas y corrompi- 
das, atizaron el fuego de las pasiones, y alimentaron de- 
lirios dañosos. Empero para glorja de las bellas letras 
autores mui ilustres, cuyos nombres serán siempre ama- 
dos de los pueblos, y cuyas obras vivirán mientras hayan 
hombres que sepan pensar y sentir, conocieron el objeto 
del arte dramático. En sus manos la tragedia noble y 
elevada mostró á los dueños del mundo los efectos for- 
midables déla tiranía, de la injusticia, de la ambición, 
del fanatismo. Puso ante sus ojos las revoluciones san- 
grientas producidas por las pasiones de los reyes : procu- 
ró enternecerlos con la pintura de las calamidades huma- 
nas : les hizo ver que su tronó podia trastornarse, y que 
podían ser enfelices. Oh ! y si un horror saludable por 
la negligencia y los crimenes, que han causado la deses- 
peración délos pueblos, hubiese estorbado que ellos 
mismos viniesen á ser triste asunto de nuevas tragedi- 
as ! Mas los imperios, lo mismo que los hombres, pare- 
ce que adquieren eon los años una irresistible tendencia 
á la muerte. 

Entre las proeluciones dramatices la tragedia es la mas 
propia de un pueblo libre, y lamas útil en las circunsta- 
ncias actuales. Ahora es quando debe llenar la escena 
la sublime majestad de Melpómene. respirar nobles sen- 
timientos, inspirar odio á la tiranía, y desplegar toda la 
dignidad republicana. ¡ Quando mas varonil, ni mas 
grandiosa, que penetrándose de la justicia de nuestra 







< 



132 



AURORA DE CHILE. 



causa, y de los derechos sacratísimos de los pueblos ! 
Quando mas interesante, que enterneciendo con la me- 
moria de nuestras antiguas calamidades! Ah ! entonces 
no eran estériles las lagrimas ; su fruto será el odio de 
la tiranía; y la execración de los tiranos. 



»*-#«&»•&*#< 



NOTICIAS 



CÁDIZ. 

ARTICULO DE UNA CAETA. 

ESTA Plaza espera al exercito enemigo cuyos mo- 
vimientos ya se traslucen con la primavera. Hay tres 
opiniones: Una por capitulación con los Franceses 
quienes ofrecen un acomodamiento ventajoso al comer- 
cio: otra por los Ingleses cuyo capucho prevalese por la 
prepotencia de 11. mil hombres que tienen armados 
inclusa la guarnición de la Carraca en donde no hace 
servicio español alguno: los artesanos, y demás pleve 
ofresenmou'r sobre las murallas; pero estos infelices 
ignoran las leyes de Maquiabelo, y la política del dia. Los 
auxilios últimamente ofrecidos de Londres no han lle- 
gado, y la obscuridad de este Gavinete tiene al Gobier- 
no en perplexidad. Las tropas inglesas tienen todo lo 
necesario : las nuestras caresen de sueldo, vestuario, y 
municiones de voca. Los recursos del comercio han 
desaparecido: el Consulado ha hecho una representaci- 
ón muy patética para que el gobierno tome providencias 
activas contra los fondos ultramarinos de esta plaza que 
ascienden á 12 millones de pesos fuertes. Entre tanto 
el Comerciante oculta el numerario que le queda, el ofi- 
cial español vive deseperado, pidiendo limosna. Todos 
los dias se hacen discursos muy eloqüentes para salvar 
la patria, mudando las Cortes. Unos á Gibraltar, otros 
á Mallorca, y muc os á la Habana. Los Quixotes que 
noconocen los peligros que nos rodean con el enemigo, 
y la alianza, solo tratan de establecer leyes, y regla- 
mentos quando no hay archivos donde depositarlos. 
Cádiz 28 de Febrero de 1812. j) jj 



fico, para /a enseñanza del dereeho pub/ícc, economía 
po/iüca, agncu/tura, ciencias exactas, geografía, mine- 
ralogía, dibujo, /enguas &a, Ha embiado por profeso^ 
res extrangeros. Nos resta, dice, que" destruir /as 
tinieb/as en que hemos estado envue/tos por mas de 
tres sig/os : nos resta conocer /o que somos, /o que 
poseemos, y /o que podemos adquirir; nos resta sacudir 
el tardo de /as preocupaciones y absurdos que hemos 
recibido en patrimonio. 



artículos de cartas. 

Guayaquil Febrero 21 de 1812. 

EL dia 13 del corriente desde las dos de la mañana 
tubimos la gran desgracia de que empezó un incendio 
tan voraz de la casa de las Flores, que hasta las 10 del dia 
consumió 35 casas que se hallaban en las tres mansa- 
nas principales de aquel barrio, á saver : la una la de 
dichas llores hasta la casa de D. Pedro Haro frente 
de Ja de Liona : ¡a otra la de la casa de Elizalde, y la 
otra la del difunto D. Silvestre Gorostiza en la que antes 
vivió el Dr. Bruno, hasta la de Olmedo, de modo que 
estas tres quádras han quedado lo mismo que la sabana 

Creímos todos que ardia integramente la Ciudad :1a 
fortuna fué, que el viento estubo favorable, que de no* 
estubieran en la calle muchas familias, como les ha su- 
cedido á todos los que constan en la razón siguiente &a. 

Fuera de esta perdida se agrega el deterioro de mu- 
chas casas que por favorecerlas han quedado muy estro- 
peadas y necesitan de mucho gasto pa a componerías. 

De Quito nada se sabe con certeza : solo se dice que 
han declarado la independencia, y en Cuenca no hay 
r 'edad. * 

'Amigo, parece que ya el azote de la Justicia Divina b 
tenemos ensima, pues quasi todas las noches tenemos 
novedad de nuevos fuegos : la Ciudad esta consternada 
por que se recela que quieren acabar con ella. 



ALTO PERÚ. 

EL' General D. Manuel Belgrano en su oficio de 28 
de Julio comunica á su corte, que la fábrica de fundici- 
ón establecida en aquel exercito á la dirección del Barón 
de Olemberg se adelanta con los mejores resultados ■ se 
han fundido ya dos morteros de 8 pulgadas, y dos oou- 
ces de á 6 y 3 lineas, y se siguen amoldando culebrinas 
de á dos. 



BUENOS-AYRES. 
EL gobierno en medio de sus gravísimas atenciones 
esta promoviendo el establecimiento del instituto cienti- 



LIMA. 

Las noticias, que comunica /a fragata Victoria pro- 
cedente de/ C a//ao, y que arrivó á Va/paraiso en estog 
.urtimos días, convienen con /as que nos vinieron por /a 
fragata Do/ores desde Ta/caguano. E/ vecindario de 
l^ima se ha//a sumamente cuidadoso por que /a conju- 
ración descubierta no era de so/os negros, sino de mu* 
chos españo/es, y aun se dice, de muchos nob/es. Es- 
taban presos 7 y habían fugado 4. E/ gobierno se des- 
ve/a, se agita y está lleno de desconfianzas. El atraz« 
de/ comercio causado por /a guerra civil del Alto Perú • 
sus grandes gastos, costeados en gran parte por el veeín-' 
daño ; no pueden dexar de introducir descontento El 
espíritu de /ibertad que se ade/anta tanto en /as provin- 
cias vecinas; el exemp/o de tantas capita/es ; el triste as- 
pecto de /a Peninsu/a ; /a i/ustracion difundida por pa- 
pe/es pub/icos ; /a meditación, que despierta con acon- 
tecimientos tan ruidosos, como interesantes; deben in- 
fluir a/ cabo en aque/ gran pueblo, sino inflamab/e á lo 
menos extraordinariamente sensib/e. 



CON SUPERIOR PERMISO, 

IMPRESO EJY ¿MJVTIJGO DE CHILE, 

EN LA IMI-RENTA DE ESTE SUPERIOR GOBIERNO. 





U? IV Z*-.« ^mmmm^~-~- UMB RAS! 

LUCE BEET F °™f^2^^^-— =^ S= " 

S¿& deSeptkmbrejk^^ 



Tomo 1. 



„ ,., rran causa americana nol 

algunos c^Me'p^ grandes M ^a;| 

r ., de «rlerse » tonas £ '« » leva s ;, bre( , !pa 

A svritó'. 61 F ; ¥ 1" <le ■ esokrc.on heroica de los 
ir . i( , r ,„ ; y « sostiene por h^ m fuertes y re . 

lon.t-.n-. ^W^^Jfiii la naturaleza cam- 
ote U > l ° á m lie una admimstracon 
pos f. cu id*. *™ l..« ^ S ^ c . udadanos f!eles , ,„. | 
«íuílénW.'V.gotflfc) an , mfel , os duran siglos 

W? t ,I U ,e rlTia sahfclúl y del amor de ¡a pa- 
b "° í T^'d" a administración, la corrupc.onde 
U ,a. Los e, re.es . «edic-ron siempre a la 

tíilia de los éstaúiW „„„e iado |» próxima disoluci- 

t , de Mito Pf ftSetBol -oque poseía 
» * ^T^: X 1f «acU-s (nerón pre- 
los tesoros del ™™° aim , e no teman oro, 

sa de los pueblos p*. es q. p .^.^ uela i ibe , ta d,'lq 
tenian hierro par, vence, U. ■ ^ 

. ro isoro que la «^^^elven los principios de 
blos opulentas -y 9 ' » - oimclUos de! luxo ¡ qnan vic- 
uña revolncon en .^ ■ . llems de atrocnia 

des yde ,nce.tiuu.nt>.c. 7 circuladas 

es.asson ^J^'^'t^i !oa o, del ocio, del 
8i e,npre de la extrema "«ser», k !«*>. 

voho, la neme, y **» '» S£o¿« el ocio en les 
tace, hoces * unos hombres se hnd ^ 

^^SS^Wrica. W 

se ocupa en forraa.se n sacnfi . 

-™ de '' CT tno: S ^n'sd:ndeha y ze.opitrio, 

y amor puUico y si.m ,. 

ím ahieycco„om,co. Er „en • m . 

i sus enemigos una nac.on bren o 

p03 sC ooUivan con esmero- y e, a qu^ se . p ^ 

fomentan as C^aM» rt* ^ ^ 

la rntc-grulad. La _* ¿^düria do su cons.,- 

■ WrdadOT :re:X'-^no:adesugoH e rno,yen 



¿Fu */£%» M ¿f /,£/ziBL0S iffiA ' £S - 



Palmaque nótnlis 

Terrarutn ciónúnos evehit ad Déos, 
fcune si tnobUium turba Quiritium 

Cena, te^enünis toll.r. hon^u.. ftf- 



v i i o o rt ÍÍp la estimación publica ; el 
EL honor, o e des o el a e .^ 

z.lopor una .eputac.on .lustre, y un 

es ¿y .digno de los pffiHj U Notod „ s 
Pbeblosyalengr»ndec..n,no g*^ ^ 

los sistemas gubffn. t.vosson JH ^ ^^ 

quas no puede unrse , con 

alma con la degradaeron que se = ' 

las humillaciones y ha = q„ ff-^^^ 

P ^ h r;> "ueleL y^conrpensarla haxeza. En 
cía Salusao, basta eleva, y t tentación 

un gobierno -barar.om.nguno. «^^ , os 
de adquirir mentó, ni cientos po q ,. 

intriga, y aun ¡í^, ciu ,W„no que a 
Una -ompen ■ -- b ; ^ ^ ^^ s de 

mere ce, i'"™ ™ de todos aquellos que lo imíta- 
los servicios y talentos n . , e la 
ran . No hay verdadera ««^^mJ** del 
ca bal.a,el favor, aoprfenc.a d«* -yen ^ ^ 
me rito y la. n. tai En lo e ^ & ^ 
aeiende á la fortuna por medio de i 
dlocridad , y aun 'a .neapaedad se sosü 
m edio le baxezas, ^"^S^Hfo/óriW» 
Baxo la .irania «¡^ ^Sauíe, no es m á9 
bre que benpa la magis ^a^ ua m ^^ 
que un esclavo astuto q.e te ^^ 
l la tropa de los opr,m. ; s y , ^ . ^ . 

re s. Un P''"°'J™f; o e iin y a educación perversa, e» 
prep rado para el trono po o . 

un [nez bien incompetente de 1 *^¿ ros fcs ma3 
yi-^^^^^aa.n.aanchH 

! "^ maU 'í "i- Id ytesían la adulación , ni favore- 
iqueamanlaveiuauy Fd honor acom- 

| ier á los talentos que los ^".' s! "> n . j, - d de al . 
I pana al merito i el meato esta unido a la .ran 







Í34 



i ■ 






AURORA DE CHILE. 



ma : y Ifl grandeza de alma se respete a«¡ ™; e ™ 

elevad» ^"^ ™ a rez s * «W , mente unida con la puridad' SW BeCeSarÍa ' 

L"S pueblos libre* i lo „,„„„„ J , . P"le sus decendientes I « ;„ ' • , * Cada uno > 

por objeto en ha P | fl oo; /i '? mei "e pi oponerse j á su sensibili'VJ ,- a , en § rancies ™, de accioií 

y Uglonade, r S °" e í SeSl ' ndad ' ' ap ™'* ñdad ' ! hfcitaíS^ ** VaS '° Cam| '°' ** '*•*<*" 

«,»,.,„ ,:,„:yL site " i '* , ™' i,, ' i - i «"mí. i.¿i™::r"'í-*"» 

M república es guerrera, si esfá amena-ada <t« ' lS miras destables de los mnlW , ' 

pe%ro brota héroes anciosos 71^ t.^T ^ ^ tó>^ ^.wS^Í^W 
tiempos florecientes dé h ,-» «■ » 6D Ios í muchos nombre- S,al i Me Mortales 

y cuitas I 6 " aC10D emre U W *UpS 






Lñs palmas y laureles 

De eterna gloriil cubren , Jos ^ ^ - . 

Muchos ciudadanos de los m™ n n,,i i 

Aquel se halla dichoso si consigue 
Esplendidos honores, 

Que el incostante pueblo distribuye 

ntra I I i ... *:: ' 



| y cultas 

NOTICIAS ÚTILES. 

Capítulos de una Carta d> 9 M; 

.< de S ' Blas «™rca de los suce- 
sos de ¿o interior de México. 



-•—— «niepueDio distribuye f c P M , 

- toZ !:r £?M^ «- |- enemigos de ,a liberta £k~ «<" í» 



íquantas obras pd Micas „„, , , maS recient « 

ongen á aquel noble principio r P deben SU 

-n.generoso^igno'deZl^r^^ 6 - 
que puede adquirirse mas considerac ™ IL ^^ 
ver la felicidad general v ™ . CIO!1 ^ en Promo- 
ciudadanos ? ¿K »£. "'l 06 ' 86 am ar * s üs con . 
**ue co^a puede haber en el mnm)„ 

:xrp:r!^ a ^»-e,„ene,:r n t F^^s^^r^ 1 »^ 

.preelfruJo^yleengab-asedecsVCtrerZtr:: 31 ^ 



hombre ? Pe ro esta /„ ^, SUel ° «» •' cora Z o„ W 



'« -migos de ,a Hb.3 S^ 'íf?» p' 
íuvo en su mano el salvarse él y safe ?' Esteh ° rabre 
« i Pero la cobardía en el lan Jl' T T"** 

tó en e, cadalso. Se hato a con ZZZ '„ '^^ 
cercanías de Guadañara • t r «■ bKS en ,as 

media de su Oa^^S^ est * * «*» y 

<« h orden d emU; 6 rCZe~c:r 
mas astuto quanto mas urdido hizo nn. JaS 

§o, ami.0 falso de ZL^^™*^**9»k 



otro; y le engañase de esVíoZ í ^7*° ** deI 

era conocido, ó que omnrlo n« ♦ de no 

que quando no tomase este arbitrio, capi- 



-ucionsino.-^-P-P^rl! 
• t Horat 



AURORA DE CHILE. 



135 



luíase con Callejas, embiandole un trompeta al camino vexaciones y muchas inquietudes en aquellos -pacificos 



antes que llegase y viese la diferencia de fuerzas. Idal 
go se dejó seducir por la falsa amistad ; y como era un 
hombre que solo aspiraba á revolucionar sU patria por 
sacar de ella ventajas particulares, y no por un heroico 
. patriotismo, creyó que se Is perdonaría la vida, y aun le 
darían las gracias pbr su traición, ó entrega, que todo es 
lo mismo. Consiguió una capitulación honrosísima para 
*é¡ mientras estubo entie su fuerza; pero después lo pren- 
dieron, lo ahorcaron y desquartizaron los mismos que 
antes temblaban de oir su nombre ! Que lección tan 
patética para las almas débiles que cifran su seguridad 
en la misericordia de los que no pueden ser sino eqerni- 
gos" mortales ! j Y que lección también tan triste y de- 
sagradable para los que oyen mejor las voces dulces del 
consejo de un contrario encubierto, que ruega por que 
no -puede mandar, y desprecian los gritos enérgicos de 
sus compañeros empeñados én la misma causa. Las 
mismas causas producen Ir s mismos efectos. Americanos 
alerta que el enemigo es diestro en azechanzas y noso- 
tros somos inocentes. De mo¡ ir afrentado en un Cadal- 
so, ó entre las filas de los libertadores de la Patria, hay 
una diferencia inmensa. El que se entregue al enemigo 
ese deberá ser ¡a primera victima ;y el que no advierta 
que 'entregándose covardemente después de declarado, 
le da á conocer al contrario que no es su adecion sino 
miedo quien lohace mudar de condición, ese es el hombre 
mas pobre de entendimiento que nació de madre. Aque- 
llos que tu hiero n alguna parteen la variación del Gobi- 
erno antiguo; que fueron colocados por el Nuevo en 
empleos civiles y militares, y en fin los que siendo Ame- 
ricanos no fueron mostruos toda su vida, no esperen su 
salvación de su covardia, pues nada ignoran sus enemi- 
gos, que lleban e¡ diario exacto délas ocurrencias, y un 
Diccionario histórico de los héroes de la revolución. 

Dando al sentimiento de la lástima el lugar debido 
confesemos que la revolución ha ganado con la \é dida 
de Idalgo, en vez de perder. Este hombre rio era 
patriota, no era republicano, no poseía virtudes re- 
publicanas. Si le faltaban los talentos de un Gene- 
ral, tampoco tenia el desinterés, ni el zelo puro por 
la causa de la patria que hacen á un buen ciudada* 
jio. Idalgo entró en Huanaxuato población de 80,000 
amias en medio de las aclamaciones del numeroso pue- 
blo, habiendo tenido la gloria de ver que todas las> tropas 
de aquella provincia volvieron las armas contra sus 
gefes por seguirle á el, quando. creyeron que su causa 
era de la Patria ; pero apenas conocieron aquellos habi- 
tantes, que este mal hombre no seguia las banderas de la 
libertad, sino que su interés personal era el mobil de sus 
operaciones ; que solo el deseo de engrandecerse le mo- 
vía á la revolución, como lo acreditó causando graves 



patriotas; todo esto causo tal variación, que por ella se 
vio obligado á salir de Huanaxuato bien de otra suerte 
de como habia entrado. Lo mismo sucedió en varias 
otras Capitales donde fue recibido con general aclama- 
ción» 

Después de su muerte la revolución ha tomado un 
vuelo increíble ; las provincias septentrionales la han 
abrazado; laitnasa de la nación es republicana; está llena 
de fuego, y una protección muy grande se ha unido á los 
recursos domésticos. 



ES de la mayor importancia en las circunstancias 
presentes conocer la fueiz t y el estado de las provincas 
revolucionadas de America. Antes de todas se pre- 
senta México por.su gran población y recursos. Las 
noticias que he de dar, son sacados de Alexandro 
Ilumboldí, y de los mejores documentos. 



Provincias. 


r< „ •, 7 roo nnón de 
Capitales. , ,, , 

las Cap: la les. 




México 


México 


214,000* 




Tlascala 


Puebla 


108,000 




Mechoacáíi 


Valiadolid 


47,000 




Oaxaca 


Antequera 


40,000 




Guadalaxara 


Guadalaxara 


89000 




Yucatán 


Merida 


35,000 




Nueva Viscáya 


Dmansío 

p 


88,000 




Nuevo Rey no de León Linares 


29,000 . 




Sonora y Sinaloa 


Sonora 


26,000 




S. Luis 


Potosí 


35,000 




Panuco 


Panuco 


22,000 




Campeche 


Campeche 


18,000 




Nueva Galicia 


Com postela 


21,000 




Guanaxuato 


Guanaxuato 


83,000 




Santander 


Santander 


25,000 




Tabasco 


Tabaseo 


30,000 




Nuevo México 


Nuevo México 


19,000 




Coahuila 


Coahuila 


17,000 




Zacatecas 


Zacatecas 


27,000 




Acapulco 


Acapulco 


8,000 




Yiíla Hermosa 


Villa Hermosa 


12,000 


1 


Bacalar 


Bacalar 


15,000- 




Californias 


Loretq 


6,000 




Texas de la frontera 


Texas 


9,000 




Cocotlan de la frontera S. Luis 


10,000 


¡1 


Querétaro 


Querétaio 


62,000 


li 



* Consta por los ultirílos padrones. 



1 



136 



AURORA DE CHILE. 






Acámbaro Aeámbaro 40,000 

Celaya Celaya 19,000 

Ademas de las veinte y ocho Provincias mencionadas, 

hay otras 80 menos importantes. Las ciudades de 

Nueva España son 42. 



EXTRACTO DEL ESPAnOL. 

Mr. Humboldt ha calculado la actual población de 
Nueva España según la proporción de bautismos á en- 
tierros, sacada de los libros parroquiales, y según un em- 
padronamiento efectivo, hecho en 1793 por el conde de 
Revillagigedo, virey de aquel reyno. Según este censo, 
la población de todo el virreynato subía entonces á 
4,483, 559 de a'mas. Pero tantos eran los motivos de 
sospecha, miedo é interés que concurrian en el pueblo 
para hacerle ocultar del gobierno su verdadero número* 
que, según los empicados en el padrón, la población re- 
al del reyno excedia en una sexta, ó por lo menos, en 
una séptima parte á la que constaba por las listas. Mr. 
Humboldt solo pone un décimo por este error; y calciv 
lando el aumento de población en los anos gíg.uie'Mes á 
razón de la mitad del número que dan los libros parro- 
quiales, saca que la población en 1803, era de 5,800,000 
almas; y creo muí probable que en 1808, llegaba á seis 
millones y medio. Por el examen de los libros de dife. 
rentes parroqmas infiere, que la proporción de nacidos 
á la población entera, es como uno á diez y siete, y la de 
los muerto:, como uno á treinta : y halla que el numero 
de infantes varones excede al de hembras en la propor- 
ción de 100 á 97, algo menos que laque se observa en 
Francia. 

No es necesario recurrir á informes de aduanas, ni 
acumular detalles estatisticos para convencernos de que 
Nueva España se halla en un estado de adelantamiento 
progresivo y rápido. La extensión y mejora de su agri- 
cultura y manufacturas, el aumento de sus ciudades, y vi- 
llas, el embellecimiento de su capital y ciudades princi- 
pales, las sumas expendidas por sus habitantes en esta- 
blecimientos benéficos ó de adorno, los progresos de la 
educación, y el cultivo de las ciencias útiles, 6 agrada- 
bles, por su juventud, son indicios nada equívocos de un 
estado de prosperidad y progreso ; como lo contrario es 
sintonía de decadencia y ruina. La dudad de México 
se ha mejorado y embellecido mucho, desde que la vio 
el abato C ha ppe en 1769- Debe una exelente policia, y 
las ventajas de un buen enlosado y alumbrado, al conde 
de Revillagigedo ; los vireyes sus succesores, ayudados de 
la munificencia desús habitantes, la han adornado con 
edificios públicos magnificos. El edificio destinado 



para la escuela de minas, erigido por el tribunal de mi- 
neros, á co-ta de tres millones de francos*, honraría las 
mejores plazas de Londres ó París ; y considerando el 
objeto á que está destinado, acredita igualmente el juicio, i 
y gusto de sus fundadores. La estatua equestre de Car- 
los 4°. en bronze, obra de Tolsa, artista mexicano, es di- 
urna de fama por la grandeza de la empresa, como por la 
excelencia, y dificultad de laexecucion. Esta estatua, 
que pesa 450 quintales, está colocada sobre un pedestal 
de marmol, y en la opinión de Mr. Humboldt, excede en 
belleza á qualquiera monumento de este genero en Eu- 
ropa, exceptuando la estatua de Marco Aurelio en Ro- 
ma. Ninguna ciudad de America tiene establecimien- 
tos científicos tan grandes y sólidamente planteados co- 
mo la ciudad de México. Los ramos superiores de las 
matemáticas, de física, química» mineralogía y botánica 
se cultivan felizmente por sus'habitantes; y en muchas 
ciudades de provincia se encuentran sugetos adelantados 
en estas ciencias. De tres astrónomos que se han dis- 
tinguido últimamente en Nueva España, dos de eiios, 
Velasquesy Gama se nombran con el mayor respeto en 
la obra que examinamos; y el tercero, Álzate, parece que 
ha sido útilísimo á sus paysano?, exitandolos á estudios 
científicos. Quando Mr. Humboldt entró en el salón 
de la academia de pintura y escu/tura de Mex.co, se 
sosprendió al ver la co/eccion de vaciados de estatuas 
antiguas ; colección que asegura ser superior á qua/qui- 
era de este género que puede ha//arse en Alemania ; y 
notó que h atención que se dá á estas artes, y h arqui- 
tectura, aparece mui visib/emente en todos ¿es edificios 
nuevamente erigidos en /acapita/, ó en /as provincias 
Halló que aun /a pequeña ciudad de Xa¿apa tiene una 
escuela de dibuxo, estab/ecida por los vecinos pudientes, 
donde ¿os hijos de los pobres se educan de valde. 

*' Sobre 125,000 lijaras esterlinas; sobre 600,000 duros. 



ADVERTENCIA 

BEL ILMO. SK. OEISPO AUXILIAR. 

ASPIRANDO por todos los medios posibles al bien 
espiritual y temporal de mis semejantes : meditando los 
perjuicios que suelen resultar de las demoras en el goze 
de las Capellanías : las dificultades que ofrece una larga 
distancia, para que los Padres remitan á sus tiernos hi- 
jos á ella: y los peligros que median para los de poca 
edad, quiero evitarlos ; y al efecto hago saver al publico, 
que sin embargo de la advertencia que trabe la Aurora 
N°. 24 del Jueves 93 de Julio próximo pasado, con- 
feriré Ordenes menores, cada quatro meses, ó antes, 
si media alguna urgente necesidad. Qui Ilota 9 de Sep- 
tiembre de 1813. 

Ha fací, Obispo de Epifanía. 

IMPRESO EJY ÜJJVTIjíGO DJZ CHILE 
E>í LA IMPRENTA DE GOBIERNO, 

Por los Sres. Samuel Burr Jokmton, y Simón Garriscn* 




A U R O R A JT JSaBMLD£ CHILE 

¡ LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS ! 



No. 33. 



Jueves 24 de Septiembre de 1812. 



Tomo í. 



LA revolución americana lleva en todas partes como 
dos años; y en las mas de ellas ofrece un aspecto no 
muy diferente del que tuvo en sus principios; riesgos que 
pudieron haberse aniquilado; una marcha lenta é inci- 
erta ; fluctuación entre esperanzas y temores; irresolu- 
ción, y á las veces frialdad. En muy pocos puntos se 
presenta robusta y majestuosa. Qual fue el blanco de 
estos grandes movimientos ? Parece que la libertad y la 
prosperidad nacional. La libertad está proclamada, 
sancionada ? La majestad del pueblo está reconocida ! 

El entusiasmo por la gran causa ; la opinión pública, 
sobre cuyas bases estriban aquellos altos fines ; se han 
difundido umversalmente ? Son bien conocidos de toda 
la masa del pueblo los derechos inapreciables del hombre 
y del ciudadano, y los verdaderos intereses de la patria ? 
Sa ha disipado ya esa estólida indiferencia por el bien co- 
mún ? Se entiende bien el sentido de estas palabras : 
patria, libertad, sistema americano; y hacen en el ánimo 
una impresión profunda ! Si ello es asi bastante se ha 
liecho ; sino lo es, nada se ha logrado en dos anos. 

La prosperidad nacional no es obra de tan corto 
tiempo ; pero á lo menos deben haberse esparcido sus 
semillas. Será un síntoma funesto, pero no de desespera- 
ción, sino se han dado acia ella algunos pasos, ó si se ha 
tomado un movimiento retrógrado. La prosperidad na- 
cional, se confunde é identifica con el esplendor y fuer- 
za^Iel estado ; y envuelve una idea mui compuesta : ella 
encierra las ciencias, las letras, las artes, la agricultura, 
la industria, el comercio, la milicia, la marina, la econo- 
mia, las leyes. En algunos puntos han habido enemigos 
que combatir, insultos que repeler ; y sin embargo sus 
gobiernos,- circulados de solicitudes gravísimas, no han 
hechado en olvido objetos tan importantes Otros poseí- 
an de ante mano establecimientos florecientes, y ademas 
la revolución ha sido en ellos una guerra civil continua, 
y sangrienta ; asi ha sucedido en México. Donde las 
coyunturas no fueron tan apuradas, las autoridades 
deben haber tenido ante los ojos, que el mas sagrado, 
y aun el único desús deberes es la seguridad pública, 
j ; dar reputación á unos pueblos obscuros, y considerad' 



on á unos estados nacientes y desconocidos, para hacer- 
los respetables, y concillarles relaciones ventajosas. 

Algunos de estos pueblos hacen ya su papel en el tea- 
tro del mundo ; los periódicos extrangeros refieren sus 
sucesos con interés ; viven ya en el orden político, y se 
presentan con decencia y dignidad en las corles anti- 
guas. De otros no se habla una palabra. Es por que aun 
no han nacido ! Es acaso porque los envuelven tinie- 
blas tan densas que los hacen invisibles ? Sea lo que 
fuere, ellos siempre deben decir= 

Veamos si podemos 
Levantarnos del polbo. Virg. 

La naturaleza de las cosas presagiaba i la revolución 
un progreso lento y difícil. Un gobierno indolente, y 
tenebroso ;' una corte corrompida juna larga serie de 
tiranos subalternos ; tres centurias de ignorancia, de 
indiferencia por la educación popular ; el habito del ego- 
ísmo, y de pasiones tan serviles como miserables... .todo 
se reunia para que fuesen los pueblos una masa muí 
irregular é informe. Las costumbres, y hasta los dese- 
os y los pensamientos debían llevar impreso el carácter 
de la administración. Entre todas las causas capaces de 
influir sobre la especie humana, ninguna obra dé un 
modo tan notable como el gobierno. Los hombres se for- 
man. Los arboles de una misma especie varían por la 
diversa cultura, que reciben. Peré el dar la razan de 
los acontecimientos tristes ni consuela, ni debe Iízonjéár 
la incuria y la desidia : antes debe ya crecerla actividad 
á proporción de lá grandeza, y gravedad de las causas 
infaustas, cuya influencia hay que destruir* 

■ ■-:'• ; i ' 



Continuación del Estrado del Español. 

' ■ ' ■ . ■ 

LA Nueva España aparece, desde luego, perfecta- 
mente adaptada para ser el centro de un extenso comer- 
cio extrangero. Situada entre Europa y Asia, solo ne- 
cesita cinco semanas para tener comunicación con 
aquella, y seis, para teneila con esta Si el comercio 
deChina, y el de la r?\t>+ a r'tr<* se dirigiesen ñor este canal- 



158 



AURORA DE CHILE. 



se ahorrarían 2000 leguas en el transporte de los géne- 
ros de luxo á Europa. Pero quando este prospecto se 
examina por menor, se halla que las ventajas de esta situ- 
ación no dexan de estar acompañadas con inconvenien- 
tes. Las costas de Nueva España son sumamente peli- 
grosas para los navegantes, á causa de los temporales, 
y vientos recios que alli reinan, durante la mayor parte 
del año: su costa de poniente está enteramente despro. 
vista de puertos, y apenas ofrece acogida a navios de 
mucho buque. Es verdad que en la costa de poniente 
se hallan los tres excelentes puertos de San Francisco 
de California, San Blas, y Acapulco; el último de los 
quales es uno de los mejores puertos del mundo, y el 
. mayor, sin comparación, del mar del sur, si se exceptúan 
Coquimbo y Chile. Pero la navegación de esta costa 
es en extremo peligrosa, en los meses de julio y agosto, 
á causa de los violentos temporales del nordeste ; y aun 
durante los meses de septiembre y octubre, es difícil to- 
mar qualquiera de estos puertos. Desde octubre hasta 
mayo, esta costa es mas accesible ; pero aun está expues- 
ta á los vientos impetuosos del mordeste, conocidos de 
los marineros con el nombre de Papagallos. En la 
costa oriental, no hay ni un solo puerto, desde el rio 
Alvarado hasta el rio Bravo. Vera Cruz es un puerto 
muy malo y peligroso. Se han indicado quatro puntos 
en esta costa, que pudieran hacerse puertos cómodos 
para grandes navios; pero no se ha demonstrado que 
esto sea practicable. La Hayana es el; único puerto 
seguro para navios de guerra; y asi es tan. necesaria la 
posesión de Cuba para la defensa de , Nueva España por 
el lado de,, Europa. . El golfo de México está expuesto 
á huracanes violentos del norte, lo qual encaso de que 
este pays se hiciera el emporio de un comercio extenso 
haría muy .sensible, á los mercantes la falta ele un puer- 
to cqmo^o y seguro. El rio Huasacualco es acaso la 
situaqíon mejor, si no es la única que pudiera aplicarse 
á este c-bjeto. Este rio es de 70 a 80 varas de ancho: 
-tiejae l^.piesde ¡agua en la barra en menguante, y 221 
en plenamar... Dentro de la embocadura del. rio hay 
buen anclage, y fq^do de 7 a 8 brazas. Cinco leguas 
mas arriba hay un antiguo dique, y el menor fondo en el 
espacio interrnediq* es de 4 brazas. Una de las ventajas 
que habría en escoger este rio para depesósito de comer- 
cio, es su situación en la parte mas angosta del itsmo de 
América, que está dentro del reino de Nueva España. 

Tehuantepec, en la provincia de Goatemala, es el puer- 
to correspondieute en el mar del sur. Se ha propuesto 
reunir los dos mares en este punto» por un canal ; y apro- 
vechándose de los rio? Huasacualco y Chimilapa, hasta 
donde son navegables, el canal tendrá que hacerse de 
solo 6 a 7 leguas de largo. Pero, mientras que se estaba 
tratando de la posibilidad de este plan, se hizo un camino 



desde Tehuantepec al rio Huasacualco, por el qual se 
conduce el añil de Guatemala al mar del norte. 

Entre los otros puntos por donde se ha propuesto 
abrir comunicación entre el Atlántico, y Pacifico, el golfo 
de Nicaragua, dado caso que bien examinado fuese prac- 
ticable, -seria casi inútil para los objetos de comercio, por 
ser la costa de Nicaragua inaccesible, a los navios, en 
los meses de agosto, septiembre y octubre á causa, de 
las tronadas, y lluvias extraordinarias, y en enero y fe- 
brero, á causa de los vientos violentos del nordeste. 

El golfo de Panamá, tantas veces recomendado par a 
abrir un canal entre los dos mares, no ha sido aun .bien 
examinado con este objeto. La posición relativa de Pa- 
namá y Portobelo, no está exactamente determinada. 
Desde Panamá á Cruces, donde empieza el rio Chagre 
a ser navegable, hay una distancia de cinco leguas; 
pero la elevación de las montañas intermedias no se ha 
medido todavía. Pero es evidentemente imposible hac- 
er un canal -en este punto, capaz de admitir navios del 
buque necesario para atravesar el Atlántico y Pacifico. 
Mr. H. indica otro mas cómodo para la comunicación de 
los dos mares, en la babia de Cupica Esta bahía, que ni 
aun está señalada en ninguna de las cartas de la Ame- 
rica del sud,* está entre el cabo de san Miguel y Cabo 
Corrientes. Entre Cupica y el rio Naipi donde empie- 
za á ser navegable, hay una distancia de cinco á seis le- 
guas, por un terreno baxoy llano, mui á p oposito para 
un canal. El rio Naipi termina en el rio Atrato, o rjo 
Darien, cerca de puya embocadura estubo situada la cele- 
bre colonia de Nueva Celedonia, fundada por nuestros 
desgraciados paysanos a fines del sigio 17 y sacrificada 
por sus gefes, del. modo mas escandaloso, á la emulación 
de los holandeses é ingleses. Es mui notable que estos 
aventureros escogieron para su establecimiento el único 
punto en qne parece enteramente practicable la comuni- 
cación entre los dos mares. Es mui triste el pensar, y 
ocioso el detenerse sobre la política pérfida y mezquina 
a que fué sacrificado este proyecto magnífico. Si este ' 
establecimiento, fundado por nuestros paysanos se hu- 
viera mantenido, aun quando fuera por pocos mas años, 
la guerra de succesion, que sobrevino casi inmediata- 
mente, nos huviera asegurado la posesión del pays,y abi- 
erto una comunicación con el mar del süd, que la casa 
de Borbon, nuestra inveterada enemiga, no huviera 
podido jamas cerrarnos. Entre la bahia de Cupica y 
el rio Atrato, está el solo punto de la America Meri- 
dional en que se interrumpe la cadena de los Andes. 
Cupica es una pequeña bahia, y puerto, y el pays que 

* En la carta de la costa de Nueva Granada, publicada en 
1800 en el Defiósito Hidrográfico de Madrid-, hay una baahia 
llamada de Tu/iica, como otro nombre del puerto llamado 
comunmente Puerto Quemado. 



AURORA DE CHILE. 



1S9 



rpflea abunda en excelente madera de construcción. 
En el interior de la provincia de Choco, célebre por 
sus minas cíe oro, hay un arroyo llamado Raspadura, 
que está entre las fuentes del rio de san Juan y el rio 
Quito, y va a desaguar en el rio Atrato. Un cura ha 
excavado un canal en este arroyo, navegable en la esta- 
ción de las lluvias, por el qúal han pasado de un mar á 
otro, canoas cargadas con cacao. Esta comunicación 
por agua, entie ei mar Pacífico y el Atlántico, ignorada 
enteramente en Europa, ha existido desde 1788. 



ARTÍCULO COMUNICADO. 

HE visto en los últimos números de este periódico al- 
gunos trozos sobre la opinión publica, y teniendo yo 
que decir sobre ella algunas cozas, voi á hacerlo con la 
satisfacción que me impira el deseo de hacer un servicio 
á mis semejantes. 

Si la opinión es aquel concepto que nosotros forma- 
mos de las cosas, es preciso que esta opinión sea el resul- 
tado de las ideas que se nos comuniquen por los senti- 
dos, y de esta suerte es demostrable que 3a voluntad no 
tiene la menor parte en la formación de este concepto. 
El entendimiento es el laboratorio, en donde cada qual 
analiza sus conocimientos por las ideas que recibe, se- 
gún el método que á todos nos enserió la naturaleza: alli 
séeómoaran estas ideas y de alli salen los resultados, que 
depiles abraza ó deshecha la voluntad. Si se padecen 
equivocaciones, ó por falta de exactitud en los análisis, 
ó por que las ideas, ó medios de comparación, no eran 
convenientes,- todo el nial es causado por defecto del 
entendimiento poco diestro en estas operaciones. 

Sucede ordinariamente que depues de examinar mu. 
chos hombres un solo objeto, cada qual forma diverso 
concepto de su naturaleza: todos van de buena fe á 
buscar el resultado; y cada qual saca el suyo diferente. 
Solo aceitó el que tuvo mas ideas auxiliares ; amejor mé- 
todo, y mas exercicio en las falcultades del alma; mas 
no por esto se dina que los. otros quisieron equivo- 
carse, porque también pudieron acertar. Semejante 
modo de raciocinares tan absurdo como arbitrario, y es 
preciso rio haberse observado á si mismo para pensar de 
esta manera. Ahora pues contrayendonos á nuestro ob- 
r to, .veamos lo que es la opinión publica, de que se ha 
tratado en la Aurora; examinemos el orden de su for- 
mación, los medios de auxiliarla ; los obstáculos que se 
ononen, y los arbitrios para removerlos: en una palabra, 
veamos si hasta aqui ha ávido opinión publica, y si no, 
bi^querms "los medios seguros de formarla. 

Los Pueblos deC.hile no podían tener otras ideas sobre 
el Gobierno, que las que les prestaban sin sentidos. Ha- 



bían oido hablar á sus mayores de un Rey que habia 
del otro lado de los mares, como de una persona divina: 
habían visto á un Presidente, una Audiencia y otros 
tribunales, cuyo3 individuos Ls enviaban una idea co- 
losal del poder por el orgullo de que los veyan revesti- 
dos: infiinitos son los que ignoran el nombre de Monar- 
quía, y si pudiera contarse mas alia de lo infinito, diría 
que eran mas lo que no sabian su significado- No po- 
día ser menos exacta la idea que estos Pueblos tenian 
de su Gobierno, ni tampoco podia esperarse que diesen 
Un salto desde la ignorancia á la sabiduría. Era pre- 
ciso que se les diesen ideas de política* donde son 
rarisimos los que las tienen ; y no era menos necesario 
que viesen por experiencia la utilidad de los nuevos 
establecimientos. Solo de esta manera se puede 
contar con la opinión publi a en favor del sistema gu- 
bernativo, sea el que fuese. El hombre; que en todas 
las cosas que le rodean, solo consulta la utilidad que le 
pueden producir, jamas ha sacrificado su reposo ni su 
satisfacción por alcanzar un daño que amenaza, ni por 
sostener un establecimiento que le oprime. Por el 
contrario, la memoria nos acuerda incesantemente el 
bien que perdimos, ó el mal que tememos, y solo sé 
puede conciliar la tranquilidad con la esperanza. Estos 
sentimientos^ como derivados de lá naturaleza, sort 
comunes á todos los hombres, lo han sido de todos los 
tiempos, y lo serán de todos los siglos. En vano sé 
cansan los políticos en devanarse los sesos Con discur- 
sos elegantes, con pinturas hermosas de la libertad, ni 
con presentar exemplos de pueblos heroicos, que nó 
hacen mas que causar admiración, y creerse exagerados: 
eri vano se fatigan los legisladores queriendo mover en 
el Corazón de los hombres los resortes, que no hay, 
despreciando los que mejor se manifiestan : en vanó 
serán,, en fin, todas las medidas que se tomen para 
enmendar á la naturaleza, pues no hay mas partido 
que tomar, sino el de observarla para seguirla. Era- 
pezemos, pues, algún dia á dirigir nuestros pasos por 
las huellas de esta maestra sapientísima de los hombres: 
ella nos dará las mas seguras y provechosas lecciones 
de política, como de todos los demás ramos de sa- 
biduría. 

Tenemos sentados dos principios que hb pueden 
disputarse : el uno es la falta de conocimientos eri lá 
masa de los pueblos, y el otro la propensión innata dé 
todos los hombres á buscar su felicidad, ó los medios 
de adquirirla en quaritos otjetos chocan á sus sentidos. 
Ahora podemos discurrir que no siendo fácil, ni posible 
instruir en Una ciencia complicada á, una muchedum- 
bre educada en el seno de la barbarie; es preciso emplear 
en el logro de nuestro fin aquellas mismas pasiones que 
parecen oponerse á nuestro intento. La voz del interés 



104 



AURORA DE CHILE. 



individual, para la que no hay sordera ni en los brutos, 
esa es la mejor y mas enérgica eloquencia que deben 
emplear los Gobiernos para con los pueblos; pero tam- 
bién es menester advertir que estas voces no hieren los 
oidos sino el corazón de los hombres. La esperanza es 
virtud que solo puede existir con la paciencia, y como 
esta desfallece casi al instante de nacer, quando su ob- 
jeto, es demasiado interesante, por eso mejor entienden 
los hombres por las obras que por las estériles promesas, 
Vean, sientan, toquen todos su conveniencia : adviertan 
que mejor les está este que el otro establecimiento, y yo 
aseguro que sin mas estudio, sin mas lógica, ni argumen 
tos todos quedaran persuadidos de que este govierno es 
útil y benéfico, y contaremos con la opinión publica en 
su favor. 

Qualesquiera otras teorías que se escrivan sobre este 
particular, jamas podran, pasar por otra cosa que por 
una miserable trama de delirios, que solo engañan al 
que piensa engañar con ellos ; pues el hombre nunca 
podra creer otra cosa que aquello que le testifican los 
sentidos : por ellos debe juzgar, y sus juicios siempre 
serán conformes con las ideas que perciva de ias cosas, 
Los ingleses son zelosos observadores de sus leyes 
constitucionales, son valientes defensores de su Gobier- 
no misto, y son seguramente los mas Patriotas de todos 
los Europeos, por que están persuadidos á que sus leyes 
son las mas justas, las mas favorables á los sagrados 
derechos de propiedad, libertad y seguridad ; y de esta 
suerte nogs extraño que aquel punto pequeño de la tier- 
ra produzca tantos hombres celebres en todas materias. 
No cuenta la Turquia entre los individuos de diez siglos 
tan solo un sabio de los que la gran Bretaña forma cada 
dia. En esto está cifrada la gloria, ó el descrédito de los 
Goviernos : este deberá ser el objeto de sus cálculos y 
meditaciones: este al fin el único modo de conseguir el 
renombre de beneficio. Todo lo que se aparte de estas 
ideas liberales es caminar á ciegas por en medio de 
infinites precipicios. [se co^tinuarí., 



»**«•«■ 



NOTICIAS. 

ARTÍCULOS Di CARTA*. 

Buenos-Ayres, l 9 . de Septiembre de 1812. 

AYER ha salido una diputación con pliegos para 
Montevideo. Su objeto se oculta á los ojos del publico : 
porque aqutl gran sigilo que previde á las deliberacio- 
nes del Gobierno asegura el éxito de unas medidas de 
importa cia que se frustarian sisedilvulgasen. En los 
Gobiernos populares la generalidad quisiera saberlo 
todo : pero es menos interesante la murmuración del 



vulgo, que la prédida de un suseso por falta de secreto. 
El tiempo nos desengañará. Lo cierto es que entre- 
tanto marcha el exercito ordenadamente acia las mu- 
rallas de Montevideo. El del Perú cobra un nuevo ser 
conelentuciasmo que han desplegado IosJujeños:yel 
Señor Belgrano piensa hacerse firme en los lugares que 
ocupa mientras Goyoneche desde Poton refuerza su 
vanguardia que está en Suipacha. 

Otra dice : Nuestro exercito de operaciones de la Ban- 
da Oriental se disiplina y toma con progreso maravillo- 
so una inportancia espectable al mando del Señor Sa- 
rrateá y otros buenos oficiales : ya marcha ordenadamen- 
te acia Montevideo. 

Nuestra fabrica de fundición de toda Artillería aumen- 
ta sus efectos con el mejor éxito y la mayor rapidez. 

El nuevo Regimiento de granaderos de á caballo se 
incrementa aceleradamente y su nueva táctica y dicipli- 
na hasta hoy desconocida en America, conciba respetos 
y fixa digdas esperanzas. Las primeras familias se dis- 
putan ya el honor de ingresar en este cuerpo con prefe- 
rencia á sus hijos. 

Nuestras relaciones exteriores se consolidan y tienen 
adquirida una ventaja y opinión superior á laque podría 
esperar una República naciente. En prueva de ello in- 
cluyo á V. esa gazeta de la Bahia,,por que vea el con- 
cepto que hacen de muestras negociaciones con el Bra- 
zil. 

El articulo de la gazeta dice 

BAHÍA. 

„ A esperanza, que temos de negociar en breve con o 
Rio da Prata he tanto niel hor fundada, he a certeza que 
temos de bonacolhirríento é affago, con que foi ricibicío 
en Buenos-Ayres ó inviadodeS. A. R. 6 qual savemos, 
que ainda la íicaba á concluir todos os ajustes de pacifi- 
ca zaon, é amizade depois da retirada donoso exeacito. 
Aquelleinviado foi escolhillido por S. A. R. como digno 
de tal empreza par suas luces, é prudencia, cujo resulta- 
do ha de ser tanto da sua honra, domo donoso interese.,* 
Idade d'Ouro ¿Ce. num. 60. 



Valparaíso 19 de Septiembre de 1812. 
Fondeo en este surgidero el Bergatin Potrillo d ü 
comercio de Norte America, armado, procedente . ae 
Cantón con 95 dias de navegación ; habia arrivado á 
Coquimbo. Cargamento : manufacturas de China. Su 
Capitán Munson. 



ADVERTENCIA. 
HENRIQUE ROSS> con su mayor respeto avisa ¿ 
sus amigos y al publico que esta pronto á recibir obras 
de su arte y á dar instrucción sobre la Architectura 
y Fortificaciones, en su casa en la calle de Morande, 
en frente de la Moneda. 



IMPRESO EJV SANTIAGO DE CHILE 
EJí LA IMPRENTA DE GOBIERNO, 

Por los Sres. Samuel Burr Johmton, y Simón Garrison 




¡ LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



o. 34. 



leves 1 de Octobre de 1812. 



Tomo 1. 



Al 



EL ÁRBOL DE LA LIBERTAD. 

pueblo Chileno en él Aniversario de la instalación 
del Nuevo Gobierno en el mes de Septiembre. 

FLORIDA primavera á vuestros campos 
La pompa y la opulencia restituye ; 

Y la madre natura se sonrio, 

En el tiempo solemne y memorable 
De vuestra libertad y vuestra gloria. 
Todo se anima; y el celeste fuego, 
Que liquida las niebes de los montes, 
Dé nueva fuerza al corazón sensible : 
El se engrandezca, y anhele por hazañas, 
Mas ínclytas, mas arduas, mas gloriosas. 
La sensibilidad, y el amor tierno 
Cedan á ardor mas fuerte, y mas ilustre, 
Al amor exaltado de la patria, 

Y al deseo de gloria, y alto nombre. 
Mientras naturaleza los amores* 
Modestos y fecundos de las plantas 
Protege con esmero cuidadoso; 
Los principios morales den fomento 
A ternura mas noble, y mas activa, . 
Propia de pueblos libres y virtuosos. 
Baxo de su influencia criadora 
Crezca y descuelle el árbol venerable 
De patria libertad é independencia ; 
Cuyos preciosos frutos son las leyes, 
Las ciencias, y las artes, y la industria, 

. ««Madre de la riqueza, y las virtudes. 
A su sombra prosperan las familias 
Laboriosas, frugales e inocentes, 
Origen de naciones poderosas. 
En el robusto tronco de aquel árbol 
Se veneren escritos vuestros nombres 
Por la mano del pueblo agradecido, 

* Alusión al sistema sexual de Lineo. 



O jóvenes amables y animosos, 
Nacidos para acciones inmotales. 
La patria libertad es la obra digna 
De vuestro corazón y vuestra espada, 
Que en la historia del Sud vivirán siempre* 

CONTÍNUACÍON 

Del Articulo comunicado del numero precedente. 

¿ QUE puede interesar á los pueblos que sean uno ó 
veinte los Gobernadores? ¿Que utilidad percebirán de 
que se llame el Gobierno J. 6 H. ni el Gobernador Pe- 
dro ó Francisco ? Lo único que buscan, y lo único 
oue les interesa es que seles gobierne con sabiduría y 
v con beneficencia : todo lo demás ni lo entienden ano- 
va, ni los entenderán jamas, como tampoco ha habido 
pueblo alguno en el mundo que lo entienda, por 
que nada tiene que entender. Si hubiese algún 
tan necio que dude de estas verdades abra las paginas 
de la historia y vea si el hombre en algún dia se 
ha sacrificado por otra cosa que no sea su felici- 
dad. Observe que aquellos pueblos que han deja- 
do el modelo de una heroica defensa, de unos nobles 
sacrificios, de un increible entusiasmo, no lo hubieran 
hecho si el enemigo en vez de desgracias les tragese 
aumento de comodidades y riquezas ; y adbierta que los 
mas célebres y los mas heroicos países, han sido 
aquellos en donde el Gobierno ha favorecido mas la se- 
guridad individual y el mérito de las virtudes. Los nom- 
bres de Aristides, de Pericles, de Alciviades, de Temis- 
tocle?, deCimon, deSocrates, de Focion, y otros muchos, 
no hubieran hecho la historia de Grecia tan famosa, si 
un Solón, héroe inmortal, no hubiera sabido formar la 
opinión publica de Atenas á costa de una corona que 
renunció voluntariamente, y á costa también de mil 
piivaciones, de que son capaces solamente los hombres 
inmortales. La Rusia seria hoy un pais obscuro y bár- 
baro si Pedro í. y Catalina íí. no hubiesen empleado 
sus desvelos en el grande objeto de civilizar su pais ; y 
esta muse? angelical abolió en sus estados la pena de 
muerte para hacer ver al mundo la filosofía de que es 
capaz el sexo femenino, al mismo tiempo que infundía 



142 



AURORA DE CHILE. 



la dulzura en los feroces corazones de sus vasallos. 
La España no hubiera hecho el efuerzo heroico y casi 
increible contra el poder formidable de Francia, si los 
Pueblos mismos no hubiesen formado sus Gobiernos con 
el objeto de sacudir para siempre el yugo oneroso del 
despotismo : y en una palabra, nada se habría hecho en 
el mundo en los siete mil años que cuenta, si en cada co- 
sa no se hubiera encontrado alguna conveniencia. 

Esto suspuesto, convegamos en que no habrá jamas 
opinión en favor de un Gobierno, que no es benéfico á 
los Pueblos ; y pasemos á decir lo que mas urge para 
acreditar la beneficencia. Siendo la seguridad individu- 
al, la libertad civil, y el derecho de propiedad, los lazos 
que nos unen á todos los hombres en sociedad, es pre- 
ciso que el Gobierno los respete como la cosa mas sagra- 
da que hay para el hombre moral; y como hasta ahora no 
tenemos un reglamento justo y equitativo, que nos ponga 
á cubierto de la arbitrariedad délos Jueces, debe formar- 
se si se quiere conseguir la opinión publica. El hom- 
bre nació libre para pensar, hablar, escribir y obrar se- 
gún las reglas de la sana moral ; y por tanto la socie- 
dad no puede ser un verdugo que con el azote este con- 
tinuamente imponiendo silencio á los hombres, ni libán- 
dolos á sus antojos por donde no quisieran ir. La segu- 
ridad la anhelan las fieras de los boques ; con quanta 
mas razón el hombre de carácter dulce y de corazón 
sensible ! La propiedad es una conseqüencia de la liber- 
tad y de la seguridad; y todas tres cosas son dependien- 
tes é inseparables. No ha habido hasta hoy un tirano 
tan descarado, que no haga el papel de respetar estos 
derechos ; pero por fortuna tampoco ha habido un pue- 
blo tan rudo, que deje de conocer si corresponden las 
obras con las palabras. 

¿ Que cuesta formar todas estas instituciones por el 
modelo de los países ilustrados ? ¿ Que cuesta esta- 
blecer varias sociedades de hombres de letras, que medi- 
ten proyectos útiles á la agricultura, al comercio y a las 
artes ? ¿ Y que menos se puede exigir de un Gobier- 
no que solo se formo con este objeto ? 

Ya hemos visto varias veces que nuestros magistrados 
se han inclinado á hacer todas estas bellas instituciones; 
pero por desgracia aun no ha llegado el dia feliz en 
que las veamos executadas, y contemos con la opinión 
general en favor de nuestro sistema. O vosotros hom- 
bres felices, que tenéis en vuestras manos la suerte de 
mil pueblos ! Ellos y sus generaciones venideras derra- 
marán sobre vuestras tumbas, si sois benéficos, las lagri- 
mas que exigirá vuestra memoria, y las flores que os rin- 
da en homenage el agredecimiento. Y vosotros Patrio- 
tas de Chile, oid las voces de un Conciudadano. El 
hombre que estando en disposición de labrarse un renom- 
bre eterno, se contenta con las comodidades de una vida 



de quatro dias, no tiene mas pasiones que un Asno esln- 
pido j mas aquel que anhela á merecer la fama ■postuma, 
ese es el solo acrehedor á la atención de los mortales, h 
los elogios y la memoria de los siglos. Asi lo siente 

A. J. I. 



EXTRACTO DEL SATÉLITE. 

I SOBRE que otros fundamentos mas solidos que la 
igorancia pudiera haber cimentado su sangriento trono . 
la tiranía ¿ ?C'omo pudiera explicarse sino ala luz de 
este principio la opresión en qne muchos pueblos yacen 
sumergidos de largos siglos á esta parte ? ¿ Como la cie- 
ga obediencia que prestan á la caprichosa voluntad casi 
siempre contraria á sus intereses, y siempre onerosa, de 
un hombre solo, que generalmente en nada se diferencia 
de los demás, como no sea en el mayor número de vici- 
os, y medios para satisfacerlos,, y en la impunidad con 
que puede soltar la rienda á sus paciones, y abandonar- 
se á todo el horror del crimen? 

Solamente la ignorancia de los hombres pudiera haber 
recibido y consagrado en todos tiempos por principios 
eternos, las absurdas máximas inventadas por la ambici- 
ón, para exercer libremente el despotismo y perpetuar 
la esclavitud de los pueblos. Quando estas máximas 
son puramente políticas, su imperio no suele ser de muy 
larea duración : una centella de luz basta para descubrir 
la falsedad en que se apoyan ; mas quando se envuelven 
y disfrazan con el velo de la religión ¡ desgraciado de 
aquel que intentase correrle! sus ministros clamarían ; 
al blafemo ! al ímpio ! El pueblo siempre supertisioso 
ie calificaría de sacrilego y perturbador de Intranquili- 
dad publica ; y una persecución inexorable seria el fru. 
to de tan gloriosa empresa. 

A esta clase de máximas pertenece la de que los rey- 
es son puestos por Dios en la tierra : máxima abominable, 
que por haberse mirado generalmente entre nosott é 
como una parte del dogma, labró el vergonzoso yugo 
que cobardemente hemos sufrido por tan larga serie de 
años, y que no hubiéramos sacudido tan fácilmente, á 
no ser por la extraña combinación de circunstancias 
que han mediado. La ambición no es menos fértil en 
recursos y medios, que sagaz en aplicarlos. Los reyes 
poco satisfechos con el alto honor de ser los primeros 
honbres del estado, y aspirando siempre á salir de la es- 
fera de hombres, digámoslo asi, y formar otra especie 
superior aparte, se han valido de todos los ardides imagi- 
nables para romper las trabas de las leyes, y hollarlas á 
su salvo : que tal es la propensión y natural tendencia 
que tiene la autoridad á ensanchar sus limites, que no 
puede sufrir freno ni sujeción alguna. Pero ¿como in- 



AURORA DE CHILE. 



v 



culcar á los pueblos la obligación de obedecer ciegamente 
c US mandatos, hora les viniese en voluntad disponer de 
las haciendas, hora se les antojase jugar con las vidas de 
los ciudadanos ? 



SANTIAGO 30 de Septiembre. 
EL Aniversaria déla instalación del Nuevo Gobier- 
no, trasferido del 18, se celebró este día con una 
Pompa y esplendor singular, digno del alto asunto de 
aue se hacia memoria. No podia solemnizarse con 
menor magnificencia el gran paso con que la patria se 
2 -a á su libertad; ni podia enarbolarse su están- 
H te con menor magestad, y decencia. anaco, 
tinuacion los himnos que se cantaron, y las mscrip- 
t nuacion - en los arcos triunfales: su 

rX d^ lardea \ la liberalidad de principios, 
d IdoVo de las honorables personas que 
LigLron esta función brillante, hasta ahora única para 

nosotros. 

HIMNOS PATRIÓTICOS. 

PRIMERO. 

Coro... .EN diatan glorioso 
Coronad de laureles 
Eternos y triunfales 
De la patria las sienes: 
Dadle perpetuo honor. 
HOY sale de las sombras, 

Y del sueño profundo ; 

Y se presenta al mundo 
Rodeada de esplendor. 
Sacudió el yugo indigno, 
Que sufrib por costumbre: 
La dura sevidumbre 

En Chile feneció. 

En dia, &c 
Detestan las cadenas 
Los hombres animosos ; 
Ni pechos generosos 
Sufren tal condición. 
Aspiran al renombre 
Los ánimos marciales : 
Hazañas immortales 
júnela el corazón. 

En dia, &a. 
La libertad augusta. 
Hoy decien de del cielo, 
De los hombres consuelo, 
Fomento del valor. 



! Quan varonil se muestra ! 
!Quan robusta y gloriosa! 
Enarbola gozosa 
El patrio pabellón. 

En dia, &a. 
Resplandece en su rostro 
Ardor republicano, 
y en su candida mano 
Divisa tricolor. 
Respira independencia, 
Denuedo, y heroismo : 
Inspira patriotismo, 
Y disipa el temor. 

En dia, &a. 



C.Hz. 



HIMNO SEGUNDO. 

YA de Chile los genios ilustres 
Le preparan las sendas de honor, 

Y resuena con noble entusiasmo 
De la patria la intrépida voz. 
Conociendo sus altos derechos 
Los proclama con fuerza y valor, 

Y al gran dia de su independencia 
Se apresura con paso veloz. 

¡ O progenie de Arauco gloriosa! 

Respirad el heredado ardor ; 

Que el ocaso del vil despotismo 

Es la aurora del mas bello Sol. 

De su vuelta terceía en memoria 

El gran pueblo triunfos decretó, 

Y en los fastos de sagrados ritos 

De Septiembre el diez y ocho escribió. 



HIMNO TERCERO. 

QUE viva la patria, 
Musas entonad, 
A la luz preciosa 
De la libertad. 

SALVE hermoso dia 

En que la unidad 

Principió las glorias 

Del reyno feraz. 

¡ Que las sabias leyes 

Le alcancen a dar 

Con su independencia 

Su felicidad! 

Que viva, &a. 



144 



AURORA DE CHILE. 



El augusto dia 
Empezó á brillar, 
En que los esclavos 
Pueden respirar. 
Yacen en la tumba 
El poder fatal, 
Y duros designios 
Del plan colonial. 

Que viva, &a. 
Del poder infausto 
La sombra estará 
Rodeada del odio 
Público y tenaz. 
El hombre recobra 
La gran majestad, 
Que naturaleza 
Le quiso donar. 

Que viva, &a. 
Las generaciones 
Nos bendecirán, 
Quando á nuestro esfuerza 
Libres se verán. 
De padres á hijos 
La voz pasará ; 
Y esta amable historia 
¡ Que honor nos hará ! 
Que viva, &a. 






B. V. 



INSCRIPCIONES. 
^ Enzalsad de la patria el nombre claro 
Hijos del Sud : despedazad cadenas : 
Apareced gloriosos en el mundo 
Por vuestra libertad é independencia. 
En triste obscuridad pobres colonos 
Por tres centurias os miro la tierra, 
Indignada del baxo sufrimiento, 
Que toleraba oprobrios y miserias. 

¿ Derechos sacrosantos é inmutables 
No recibisteis de la naturaleza ? 
Pues por que tan esclavos habéis sido, 
Viviendo obscuros en la dependencia ? 

Sois hombres ? pues sed libres, que los cielos 
Al hombre hizieron libre : sus eternas 
E imprescriptibles leyes lo prescriben, 
Y ia razón lo dicta y manifiesta. 

Y el celebre derecho de conquista ? 
Puede ser un derecho la violencia? 
Llamar derecho al robo, al exterminio í 
Derecho es de ladrones, y de fieras. 



Si da derechos la conquista, somos 
Solo nosotros dueños de estas tierras, 
Pues todos somos, sin haver disputa, 
De los conquitadores decendencia. 

Titulos mas sagrados y mas nobles 
Tiene la patria por que libre sea: 
Poblada de hombres libres, gozar debe 
Toda su libertad é independencia. 

Hasta quando en papeles miserables 
Se buscan los derechos ? La suprema 
Mano los escrivió en los corazones; 
Esta es la voz de la naturaleza. 

En fin gracias al cielo ; ya la patria 
De su sueño y letargo se avergüenza: 
Maldice el sufri miento de tres siglos, 
Siglos de obscuridad, y de cadenas. 

Revive el fuego patrio : en nuestros pechos 
La ¡lama de los héroes ya se muestra: 
Se ama la libertad : se ama ía gloria; 
El gran nombre, y la fama se desea/ 

En donde en otro tiempo elyugo indigna 
De servidumbre se sufrió por fuerza, 
Hoy de la libertad republicana 
El estandarte tricolor se eleva. 

Arde la juventud en marcial fuego ; 
. Ardor republicano es quien Ja alienta; 
Todo predice el triunfo de la patria, 
El gran nombre y libertad eterna. 

El estruendo, que forman al romperse 
Vuestros pesados grillos y cadenas, ' 
Quanta conrolaci'on, quanta esperanza 
Derramará en los pueblos, que os observan ! 

De libertad los triunfos no acompañan 
Ni suspiros, ni lagrimas, ni quexas. 

Las alegrías, si, de los tiranos 
Quantos clamores, quantos llantos cuestan! 

Quando de la opresión cae un coloso 
Toda la especie humana se consuela ; 
Los nobles gozos de los Pueblos libres 
La razón preconiza, y los celebra. 

Este dia solemne y sacrosanto 
De una vida mas noble no peresca ! 
Se eternize en los fastos : y la fama 
Se encargue de extenderlo por la tierra. 

C. Hz. 

IMPRESO £jY SANTIAGO DE CHILE 
EN LA IMPRENTA DE GOBIERNO, 

Por losSres. Samuel Bttrr Jo/iriston, y Simón barriron. 



AURORA 



méÉ 



DE CHILE 



H 



i LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS ! 



No. 35. 



Jueves 8 de Octobre de 1812. 



Tomo 1. 



YA es tiempo de hablar libremente, de exponer sin 
velos los intereses públicos, y de que en medio de un 
pueblo, que debe ser libre, se eleve la voz intrépida de la 
verdad. ¡ Época feliz en que se ostenta la administraci- 
ón amable y honorable por la liberalidad de sus principi 
os ! Yo me propongo tratar del mayor interés de la 
patria; y este nombre dulcisimo me promete que mis 
palabras se recibirán con agrado; y yo espero que bien 
meditadas han de hacer una impresión profunda. La 
verdad nació para reynar sobre todos los seres racionales, 
y debe ser noble, y varonil. Ella exalta el espíritu é 
- inspira valor ; pero si se necesitan almas fuertes para 
anunciarla ; se necesitan también espíritus rectos y 
fuertes pata resibirla y sufrir su presencia. Anunciar 
la verdad, es la manifestación mas sensible, que podem- 
os dar á nuestros semejantes del afecto que les profesa- 
mos ; recibir bien la verdad es señal palpable de una 
alma recta y sincera: cerrarle los oidos, sufocarla, temer- 
la, es el carácter indeleble de la impostura, de la ignoran- 
cia, y del endurecimiento en el crimen. 

Tiempo es ya de que cada una de las provincias 

revolucionadas de America establesca de una vez lo que 

ha de ser para siempre :que se declare independiente 

y libre, ó que proclame la justa posesión de sus eternos 

derechos. No me detendré en probar que debemos 

ser libres. „ Seria un insulto á la dignidad del pneblo 

americano, dice uno de nuestros políticos, el probar que 

', debe ser independiente: este es un principio sancionado 

•' por la naturaleza, y reconocido por el gran consejo de 

r las naciones im parciales. No nos liga pacto alguno ; 

* ni hay convención, que esclabiee indefiinidaraente á 
todas las generaciones ; ni hay ceremonia religiosa , 

í* prescripta por la violencia del despotismo, que anule 

,' „*. los derechos de la naturaleza. El pueblo, se dice en los 

.• preliminares de Elola ala constitución de España, el 

i"-, pueblo es libre é independiente, y no es ni puede ser el 

. s '^patrimonio de ninguna familia, ni persona ; y en el reside 

esencialmente la soberanía, y por lo mismo le pertenece 

' /exclusivamente el derecho de establecer sus leyes fun- 

; .. ídarnentales, y de adoptarla forma de gobierno que mas 

• - íe convenga.,, La sociedad civil se estableció para la 



dicha de los hombres ; los gobiernos para el bien de la 
sociedad; pero la prosperidad americana es incompati- 
ble con el antiguo orden de cosas ; y las circunstancias 
actuales son el momento favorable, que nos ofrece la 
providencia para cimentar nuestra libertad y prosperidad. 
Quan infausta fuera nuestra suerte si nuestro estado 
de nulidad, de irresolución é incertidumbre se alargase 
hasta el momento en que la antigua España, ó caiga 
del todo en las manos de los franceses, ó llegase atriun- 
far en tan desigual contienda por uno de los acasos 
imprevistos de las conbinaciones humanas ! En quanto 
á lo primero, és constante que el Emperador ha convi- 
dado á las Americas en sus proclamaciones á entrar baxo 
un gobierno fraternal j pero les promete su protección 
en el caso que quieran mas ser libres ; en señoreándose 
enteramente de la península, y estando nosotros envu- 
eltos en la causa de los Borbones, intentaría hacer valer 
contra nosotros los derechos que pretende tener contra 
sus antiguos dominios, y no tendría en inacción su poder 
para conservarnos baxo el yugo : pero mientras dura la 
gran contienda en el continente europeo, él sostendrá, 
su palabra, y empleará todos sus recursos para que 
permanescamos libres, y no sean nuestros tesoros presa 
de sus enemigos. ¿ Quien nos defendería entonces de 
un poder colosal, que se aumenta diariamente hasta un 
grado admirable, y reúne del mismo modo las combina- 
ciones políticas, y una felicidad tan rara ? Los esfu- 
erzos Británicos á nadie han salvado en Europa, y sus 
recursos deben irse disminuyendo á proporción que 
crece en el continente el poder y la influencia francesa. 
En quanto á lo segundo, infelices de nosotro si salvada 
la España por un acaso insólito, nos hallasen sus triun- 
fos en el estado de colonos! Al principio ella publicara 
constituciones, hermosas proclamas, fingiera apreciar y 
conocer nuestros derechos ; pero en teniendo suficiente 
fuerza, nos oprimiera con un cetro de bronce mas pesado 
que el que hemos sufrido. ¿ Hay cosa mas escandalosa, 
y mas aproposito para abrirnos los ojos que el espíritu 
que han manifestado las cortes de Cádiz contra las 
Americas ? Este asunto es demasiado extenso, lo toca- 
remos mui brevemente. Es cierto que la Junta Central 



I 



146 



AURORA DE CHILE. 



para evocar á su socorro «rl oro de nuestras minas, y que 
la America tiranizada no se le escapase, resolvió procla- 
mar las antiguas leyes favorables á America, ya olvida- 
das y holladas ; pero las quebrantó ella misma en el 
momento, llamando dos vocales de cada provincia aun la 
mas pequeña de España á participar del solio, y uno 
solamente de cada Capitania General de America, aun- 
que el virreynato de México tubiese mas de siete millo- 
nes de habitantes. A renglón seguido fué instituida la 
primera Regencia con cinco Regentes, uno solo ameri- 
cano. Esta Regencia convocó las cortes, y mandando 
concurrir á ellas un diputado por cada cinqüenta mil 
almas, elegido por el pueblo de cada parroquia en cada 
provincia de España, no quiso que viniese sino un dipu- 
tado de cada provincia de America, y ese elegido á la 
suerte entre tres por solo el cabildo de la Capital. 

Aun asi no se creyeron seguros de darnos la ley, y baxo 
el pretexto de que las cortes urguian, ordenó la Regen- 
cia que no asistiesen sino veinte y ocho por todos. 

Que sacó el eloqüente Mexia de perorar tan larga- 
mente y con tanta moción de rodillas en la tribuna, im- 
plorando piedad para los mulatos ó castas ? El enterne- 
ció al publico, pero los diputados Europeos se mantubie- 
ron inflexibles. 

Las célebres once proposiciones de los diputados de 
America, una de las quales era la erección de una Junta 
de siete americanos en cada Capitanía Genral, consul- 
tiva de las propuestas en terna para los empleos, y 
otra el comercio libre; todas se negaron, ó difirieron ; 
lo mismo que la igualdad de la representación, que solo 
se otorgó para otras cortes, por ser las actuales consti- 
tuentes, para que no tubiesemos parte en el pacto social 
de la naciou. 

La representación ingenua del honorable diputado de 
México para que se formasen alli juntas provinciales 
de patricios con una representativa del poder executivo 
de la Península, para contener la autoridad ilimitada de 
los mandatarios, no mereció ni aun el honor de que se 
leyese en sesión secreta. 

En Abril y Mayo se trató en secion secreta del comer- 
cio libre á instancias de Inglaterra, pero se negó en 
Agosto por un informe absurdo del consulado de Cádiz. 

Nada hay mas escandaloso que la representación diri- 
gida á las Cortes por el consulado de México, compuesto 
de los europeos Agreda, Echavarri, y Miño, en que 
aglomeran todos los dicterios, calumnias, y horrores que 
el odio mas negro y el encono mas profundo pudo vomitar 
contra los hijos de America, sin perdonar á estado, ni 
clase alguna. Dos horas y media duró la lectura de 
tan atroces insultos mandada hacer en sesión publica el 
15 de Septiembre.* 

* rp.rta ck un Americano al Español sobr» el num. 19. 



Qual pues fuera la suerte de la America baxo la do- 
minación de tales hombres ? La Inglaterra ayudaría 
á agravar su yugo, y acrecentar su miseria. A la Ingla- 
terra le importa nuestra sujeción á la España, igualmen- 
te que el monopolio de Cádiz, para opoderarse de este 
modo de las riquezas americanas por medio del comer- 
cio. Poco importa que el comercio no sea libre, si sus 
manufacturas se venden á las colonias españolas por el 
conducto de los moropolistas gaditanos. Examinemos 
este asunto baxo dos respectos. 

Es necesario solamente examinar el sistema Colonial de 
la Gran Bretaña y su interés á conservarlo, para formar 
una idea de su politica acia las Americas, y de la nin- 
guna esperanza que hay, de que ella favorezca su 
libertad, ó proteja su independencia. Sabemos por una 
vista comparativa del producto y de la población de la 
Gran Bretañ¿i que su fuerza es facticia, que su impor- 
tancia entre las naciones proviene únicamente de su 
comercio, que tubo su origen, y se mantiene por sus 
colonias. La Gran Bretaña es el emporio de los pro- 
ductos y el centro del comercio de la Asia, de la África, 
y de la America ; los productos de las colonias de la Gran 
Bretaña deben entrar en la Europa por los puertos de 
la madre patria, y deben ser extraídos en sus propios 
buques, de donde previenen sus recursos y su fuerza, 
crea sus marineros, forma su marina, y los medios para 
mantenerla. 

Privada de sus colonias la Gran Bretaña pierde para 
siempre su importancia, y si no llega á ser la rapiña de 
sus vecinos ambiciosos decaerá, y reducida á su poca 
población y á sus pocos recursos interiores, será nin- 
guna su influencia en la esfera de las naciones. De 
que modo la libertad de estos países obraría sobre el 
sistema colonial de la Gran Bretaña debe ser evidente 
á qualquiera que considere el impulso ya dado, por el 
exemplo de los Estados Unidos, y la proximidad de sus 
Colonias las mas importantes. La llama sagrada de la 
libertad una vez encendida sobre este vasto continente 
atravesará y vivificará las partes mas remotas de la 
tierra. 

Supongamos por un momento que la España pueda 
ser conservada por los esfuerzos de los Ingleses ; en 
este caso pueden ellos conciliar su politica Colonial con 
sus intereses comerciales, erogando de la gratitud de los 
Españoles unos previlegios de comercio, que reducirían 
á este pais al estado del Brasil. Vemos qual era su 
politica por las instrucciones del Rey á los Generales 
Crauford, y Witelock quando vinieron á conquistar esta» 
Provincias. 

„ La consideración predominante que ha detenido por 
tanto tiempo á S. M. la invasión de alguna parte del 
territorio enemigo en la America del Sud era el peligro 



AURORA DE CHILE. 



147 



de exitar en este país un espíritu de insurrección, yde. 
.rebelión, que conduxese á los exesos los mas sanginari- 
o?, motivado por la impaciencia bien conocida que sien- 
ten los habitantes, el qual puede hallarse imposible con- 
tener excepto por una efuerzamuy superior: para impe- 
dir este peligro es la voluntad de S. M. que sean emplea- 
das todas las medidas que estén en vuestro poder, ó de 
la autoridad, 6 de la conciliación, y que vuestros efüezos 
principales sean siempre dirigidos al mantenimiento del 
orden interior, y de la tranquilidad en los territorios 
ocupados por sus armas y en los paises contiguos, 
donde no debéis por ningún modo, proteger ningún 
asunto de insurrección, 6 de rebelión ó medidas que 
pueden conducir á otra mudanza que la de poner el 
p-ais bazo la protección del Gobierno de S. M.„ 

Si esta era la política entonces, quando estaba en 
querrá' contra la España, ¿que esperanza debemos 
tener, quando es su aliada? ó quando que por ella 
se salvase del naufragio ? 

En el caso que la España caiga en las manos de los 
Franceses ¡ qual entonces será la política de la Gran 
Bretaña? Es evidente que su sistema colonial ha dé 
predominar siempre. Su existencia política está entre-^ 
texida con e!, y todo el tiempo que haya una Junta, 
una Regencia, ó un Principe de la familia de Eorbon, 
cuyos derechos puedan sostener, y en cuyo nombre 
puedan governar á estos paises, los han de avalorar con 
la'esperanza de governar directa ó indirectamente á 
estas Americas. Esto, parece claro, por la caita ¿e 
Lord Estrangford, y por las instrucciones de los Minis- 
tros ingleses á los comandantes de su marina que están 
sobre Caracas. „ Tanto tiempo que la nación Es^ 
panola persevere en su resistencia á sus invasores, y 
~qm quede una esperanza razonable al buen suceso .de 
su causa en España, S. M. siente de su deber por 
toda obligación de justicia y buena fé desalentar todo 
asunto que pueda producir Ja seperacion de las provín- 
' cías españolas en la America de la madre patria en la 
Europa, la integridad de la monarquía española sobre 
principios de justicia, y de verdadera política siendo 
■no menos el objeto de S. M. que de todo leal y patri- 
ótico- Español ; pero si al contrario de los deseos de S. 
M. y de sus esperanzas bien fundadas los dominios es- 
pañoles en Europa caen en mano§ del enemigo común, 
"s. M. se sentirá obligado por los primeros principios que 
han influido á su conducta en la causa de la Nación 
Española de conceder todos ¡os auxilios á las provincias 
en la America que pueden hacerlas independientes de 
la España Francesa, para que puedan servir como un 
lugar de refugio á estos Españoles, quienes desdeñando 
someterse á sus opresores, pueden mirar á la América 



como á su asilo natural, y pueden conservar los restos 
de una monarquía para su soberano desgraciado, si 
llega á ser su suerte el recuperar su libertad baxo de 
tales circunstancias.,, 

Los antiguos odios, y el espíritu de tiranía han creci- 
do inmensamente con la revolución americana; y asi la 
degradación, el desprecio, los insultos ge aumentaran 
sobre toda medida. Infelices entonces de los hombres 
ilustrados, y de los hombres de bien, que se han decla- 
rado por las perogativas de los pueblos ! Por que { ha- 
brá hombre racional que no conozca que todos quantos 
han tenido parte en estos movimientos revolucionarios, 
todos quantos se han manifestado penetrados de sus dere- 
chos, y que han querido serlibres, si acaso renuncian 
poruña vil apostasia á e3tos principios generosos, serán 
en verdad' los instrumentos déla opresión, y de la escla- 
vitud de su país ; serán considerados por algún tiempo: 
pero sera solamente mientras el gobierno español nece- 
site de ellos; mientras los mire como á unos criminales 
útiles ; por que ningún gobierno prudente confió jamas 
en los hombres indignos que vendíerojí á su patria. 
Ellos decenderán al sepulcro cubiertos de oprobrioy de 
ignominia ; y sus nombres, que pudieron haber sido cele- 
bradoneníos fastos de la historia, y enzalsados por la 
posteridad como los héroes y libertadores de su patria* 
serán execrados por las generaciones futuras. 

Los que tegan la cobardía de someterse, sin tener lá 
baxezade servir de instrumentos del despotismo, no go. 
zarán de mejor suerte. Ellos pagarán bien caro su 
antiguo patriotismo, y su debilidad. Sobre ellos se 
vengará la España de la deserción de las Americas en 
sus mayores apuros ; y estos débiles, que con valentía 
pudieran haver solvado á su patria, adquirido un nom- 
bre inmortal, y esa vida inapreciable de la fama y déla 
historia, perezerán miserablemente, y sus odiosos norn- 
bres serán sepultados en el olvido. 

Grandes son pues los males que nos amenazan, sino 
nos aprovechamos dé la actual coyuntura. Ahora es 
quando laihcostante fortuna se nos sonríe, y nos exti- 
ende una mano favorable. En efecto, una de las circuns- 
tancias que mas no convida á dar el paso necesario de 
la declaración de la independencia, és la actual impoten- 
cia de los poderes de Europa para oponerse á nuestra 
libertad. Esta impotencia es bien conocida, y bien vi- 
sible. Entre aquellas potencias la España, si merece 
todabia este nombre, y sus inmediatos aliados son los 
únicos, que en el momento presente mirarían con un 
disguto' infrutuoso nuestra libertad. Pero ellos están 
empeñados en la desigual contienda contra el coloso 
del poder. Necesitan de todas sus fuerzas, de todos 
sus recursos para alagar su vida algunos momentos ; á 
lo menos en su actual crisis, debilidad, peligros, y de^ 




148 



AURORA DE CHILE. 






f 



sordenes en sus gobiernos, y negocios domestidos, son 
muy poco temibles. 

La Francia tiene una política muy profunda, y esta 
dirigida por una cabeza muy iluminada, para no propen- 
der á nuestra independencia, y sostener del modo posi- 
ble nuestro vuelo para que no seamos presa de la Ingla- 
terra, ó de la España, que todo es lo mismo, y para que 
no las ayudemos con nuestras riquezas. Bien que es 
verdad que no necesitamos de ningún auxilio, siendo 



gozemos de una administración ilustrada 

Habiendo tomado nuestro asiento, y ocupado la gerar- 
quia, que nos señalan las leyes de la naturaleza entre 
las naciones del mundo ; siendo reconocidos como un 
pueblo soberano por la Francia, la Rusia, los Poderes de 
Alemania, y por los pueblos libres de America ; siendo 
independientes como todos ellos j los insultos, los ata- 
ques que se nos hiciesen, serian contrarios á los dere- 
chos de las naciones, y una parte de la Europa se ar- 
maría contra la otra para defendernos por el'intercs dic- 
tado por una política sensata que enseña estorbar que 
ninguna Potencia se haga demaciado poderosa- Este 
ha sido, y aun es el motivo de tantas guerras. Los es- 
tados débiles se conservan por el interés reciproco, y por 
los zelos de las Potencias grandes. 

Las alianzas, que entonces contrageramos, y que nos 
serian fáciles de contraher por una conformidad de in- 
tereses ; la vigilancia, la actividad, el arreglo interior, á 
que entonces nos precisara mas nuestro peligro, y reso- 
lución, nos podrían en un pie de defensa muy dife- 
rente de aquel en que nos tiene el estado triste de colo- 
nos: vacilantes entre la esclavitud y la libertad; espuestos 
á destruir nuestros recursos por disensiones civiles ; es- 
perando á que qualquier enemigo tenga lugar para ata- 
carnos, y que nos halle debilitados por nuestros desacier- 
tos, y en tan mal pie de resistencia, que opondremos unos 
efuerzos impotentes, ó tendremos el dolor de hacer una 
capitulación deshonorante, y vergonzosa, que no nos sal- 
vará de horribles desastres, persecuciones, y calamida- 
des. 

Amada patria mia ! ya es tiempa de que des el gian 
paso que te inspira la naturaleza y la fortuna, y que ha 
preparado tan de antemano y tan felizmente el orden 
de los sucesos. Proclámate independiente. La inde- 
pendencia te librará del titulo de rebelde, que te dan tus 
opresores con insolencia. Entonces, entonces es quan- 
do serán cabecillas tus enemigos ocultos. Esto es lo 
único qee puede elevarte á la dignidad, que te es debi- 



da, adquirirte protectores, conciliarte repetos, y la ina- 
preciable ventaja de tratar con las Pontencias antiguas 
como con tus iguales ? Por que estamos débiles ? 
¿Por que no és una, ni universal la opinión? Sin du- 
da por que hemos vacilado entre la libertad y la escla- 
vitud, envueltos en eternas incertidumbres, recelando 
siempre los unos de los otros. Ya no es tiempo de pen- 
sar : demasiado hemos pensado. La fortuna nos con- 
duxo á la orilla de un rio, que es necesario ó pasar b 



j. , x ,,., ' UUAW * m UIIlia ue un rio, que es necesario ó nasar f 

nuestros enemigos 6 nulos 6 muy débiles, y con tal que De r P rPr v n^tm. A amno i . . " , P ( 

, .--,..•,, ■ P erecer > y nosotros damos el espectáculo ridiculo de a ue 

ffozemos de una administración ilustrada. i , . ^ ulu ue 4 ue 



darnos á la orilla mirándonos las caras unos á otros, dan- 
do oydos ya á unos sofistas despreciables, que llaman 
prudencia al extremo de la imprudencia, de la cobardia, 
y la locura; sin arvertir que en las grandes deliberacio- 
nes en que solo hay un partido que tomar, la demasia- 
da circunspección solo sirve para perderlo todo, y de que 
en tales casos solo la audacia salva á los pueblos : ya á 
unos enemigos encubiertos, que solo pueden darnos con- 
sejos pérfidos. La independencia destruirá esa idea, 
inspirada por la tiranía, y recibida por la esclavitud, de 
que nuestros enemigos gozan de mejores derechos que 
I nosotros y de que nacieron para mandarnos. Nuestra 
independencia y la sabiduría de nuestras leyes confun- 
dirá i los mentecatos ;y á los perversos, que ó creen ó 
figen creer que la libertad es un fastasma creado é 
imaginado por los sabios, y usado por los ambiciosos 
para elevarse, y establecerse sobre su ruina : desengaña- 
dos por la experiencia, llegaran á penetrarse de las ven- 
tajas de la libertad, ó serán contenidos por el rigor déla 
ley. El pueblo se acostumbrará al gobierno de su pais ; 
sabrá que no tiene mas magistrados que los que eligió 
el mismo ; y que siendo libre, y siendo necesario que 
haya una autoridad, que vele sobre la conservación del 
orden, el debe elegirla ; y ya electa, esa es la legitima 
autoridad, esa es la magistrtura sacrosanta de la patria. 
Entonces el gobierno se ocupará en el gran objeto de la 
i/ustracion publica; y haciéndose esta universal (lo que 
ha desmostrado la Aurora ser muy fácil) se opondrán 
todos con otro espíritu í la invasión de sus naturales 
derechos. 

Asi lo sienten y esperan con confianza los dos amigos 

Julio Públio. 
Cayo Hokacio. 



IMPRESO EJV SJMTIAQO DE CHILE 
EN LA IMPRENTA DE GOBIERNO, 

Por losSres. Samuel Burr Johnston, y Simón Garrison. 



AURORA 

• LUCE BEET POPULOS, SOMNÓS EXPELL.VT, ET UMBRAS! 



DE CHILE 



No. 36. 



Jueves 15 de Octubre de 1812, 



Tomo 1. 



ESPECIES FINAS. 



EXTRACTO DE MLTON. 

ADVERTENCIA. 

ESTE hombre célebre nació en Londres en 1608. 
E Todisaben que es uno de los genios mas bellos que 
ba producida !a Inglaterra, y uno de los mayores de- 
fensores de la libertad, que ha conocido el mundo. 
De pues de haber recorrido la Francia y la Italia, de- 
terminaba pasar á Sicilia, y ala Grecia, quando supo 
nuTeí faeio de las gemas civiles había prendido en 
1 patria y que se armaban sus conciudadanos ;P or a 
Su» de a libertad. En coyuntura tan critica le 
■ precio su ausencia una verdadera deserción ggft 
Les á Inglaterra en el momento que el infeliz Car. 
Cl° acababa de intentar infructuosamente una se- 
g°unÍa expedición contra Escosia. ^ to^tro 
, glosólo no entro en facción alguna. C^serwr**! 
patria mas utilmente ilustrándola. El «#& %^ 
■Srandes hombres á quienes dew la Inglaterra la 
bertací de la opinión, la libertad domestica y la civil. 
En fin despues P q ue en medio de f^™^ 
memorables de aquellos tiempos salieron .much-. obras 
importantes de su pluma fecunda (*«>« W¿« 
dseno de -las facciones,en el estruendo de 1. Use d as 
v los baibenes de la libertad, compuso aquel eterno 
monumento de su genio; aquel poema .sublime ^cuyo 
r,Wn concibió en Italia; adviniendo que -muerto 
C'romwel, e inclinaban los ingleses á llamar al trono al 
S Carlos I o . publicó con valor heroico una obra, 
en que presentaba un plan de Repúbl.ca, y seeforsa- 
£ en Tanisfestar á sus Paysanos quan pe ^oso 
nocivo, é indecente era el proyecto de retablecei el 
aZuo sistema. Su extracto es el que se presenta. 
YA que estáis decididos i qué volvamos i ser 
esc'íavos, á lo menos aprovechémonos del corto tiempo 
«ue nos resta para despedirnos de la libertad. 

„ Dentro de pocos dias seremos el oprobno de los 
pueblos libres, y el ludibrio de los que no lo son. 
Donde está, dirán los extrangeros, l aquel la nueva Ko- 
¿¿ En que há parado el edificio famoso de la libertad, 
oué edificaban, ios ingleses con tanto estruendo ? Ape- 
nas pusieron sus cimientos, quando.se envolvieron en 
tal confusión (no de lenguas, sino de facciones, e intere- 
ses opuestos) que la de Babel era nada en comparación 
suya Que han hecho de útil y memorable, que han 



adelantado en tanto tiempo? Solo han tenido acierto, 
solo han trabajado en hacerse para siempre ridiculosa 
los ojos de toda la Europa....En efecto que falta para 
cubrirnos dé ignominia? Para convencernos, no tene- 
mos que hacer mas que hechar la vista á nuestros vecinos- 
esos generosos Bátabos, colocados en circunstancias in- 
finitamente menos favorables que las nuestras, y privados 
de casi todas nuestras ventajas, formaron el mismo pro- 
yecto que nosotros : Y ben ! ya su suerte es segura: 
ellos forman una república feliz y floreciente : ellos son 
libres ! Que espectáculo tan exemplar y tan grande ! 
Del fondo de sus pantanos se elevan Ciudades soberbi- 
as: han encadenado, han superado al elemento indoma- 
ble- prospera la industria, abundan las riquezas en 
unas regiones conocidas antes por su extrema miseria : 
el haliento divino y creador de la libertad esparce la vi- 
da y la abundancia por todas partes, y por med.o de un 
comercio muy activo y muy útil conduce de los puntos 
mas lexanos á aquellos estériles payses todos los frutos 
todas las comodidades, todos los placeres. El pabellón 
holandés tremola en todos los mares con terror y daño 
de su antigua opsesora la España, Potencia tan inconsi- 
derada como opulenta, siempre débil en medio de todos 
los recursos. 

„Quanto tendremos que arrepentimos, quantos re- 
mordimientos nos aguardan, quando por el tstablecimi- 
ento de la monarquía, todos los males, que hemos sufri- 
do, vuelvan á agravarse sobre nosotros ! En un pays 
libre los ciudadanos mas distinguidos abandonan sus 
propios negocios, olvidan sus propios intereses por los 
de la nación ; ellos son oficiales del pueblo, y le hacen á 
sus propias expensas los servicios mas generosos. Con 
todo ellos no elevan su soberbia cabeza sobre sus herma- 
nos ; viven con sobriedad en sus familias pacificas, don- 
de reyna la sensillez, y las virtudes domesticas : andan 
por las calles como los demás hombres, qualquiera pue- 
de hablarlos, tratar con ellos con libertad, familiaridad, 
amistad. Y sucederá lo mismo si tenemos un rey ? 
No paysanos mios. Será preciso adorarlo como á un 
sémi-Dios, no solo i & sino i los mas viles penon.se. 
de su eorte, 



150 



AURORA DE CHILE. 



Los individuos de arabos sexos, que la compondrán, 
serán corrompidos por el luxo, la disolución, y por las 
ocupaciones serviles, que por exercerse en el Real Pala- 
cio, se juzgarán honrosas. Tendremos una reyna que 
no costará poco á la nación ; será extrangera, y afecta á 
disipar tesoros. Tendremos una real familia, que solo 
servirá para multiplicar la tropa de esclavos, y la nobleza 
áulica, cuyos hijos inútiles á la patria, pondrán toda su 
gloria en servir en la corte los oficios mas abyectos. Sin 



nos en virtud de las ordenes de Milán y Berlín Esto 
exige alguna explicación. El Emperador creó un nue- 
vo ministerio para la dirección especial del comercio y 
manufacturas: M. Colín, conde de Cussy, f ue nombra- 
do ministro con grande extencion de poderes. Los ne- 
gocios, que antes pertenecían. al ministro délo interior 
están ahora baxo la dirección de Cussy, y no son mas 
que zeros los individuos der tribuna] de presas. El hace 
las relaciones finales, según las quales el Emperador 



e „b ai . 8 .,es tO sp : ete n d¡,los„0b. T sehari„ maS o rgu |,„ s „s en su consejo de U&1^&$Q 
al paso que estén „ envdeados: Las contribucones Conoceréis con facilidad el inmenso poder de oue es ¿ 
s,n ser jamas de uülalad alguna para nosotros, pagadas revestido el Conde j c imaginareis tan bien oueesmucho 

como e InbutodeshfinnrantP Hp in ii«tr a co «,; í i„ n ,k.« j." r ., .. ° »""-» que es mucho 



como el tributo deshonorante "de nuestra servidumbre, 
solo servirán para el. alimento de vicios, y de pasiones, y 
para fortalecer mas y mas la fuerza que ha de oprimir- 
nos. Se verá entonces el contraste horrible de la grande- 
za y ¡a mendicidad ; las pi ofusiones mas escand.Ja.sas en 



mas fácil negociar con un hombre solo que con todos 
los miembros de un tribunal. 

Quandoseha pronunciado una confiiscasion, se'pier 
de el tiempo en averiguar la causa. Muchos buques to- 
mados en el Báltico, cuya mayor parte estaba cargada 



ZS S-ÍS S^iÉSi " IJr0d — ^ «^ -. loaron ; se 
recordaran con do. r y cm P ,ceneia, g^f ^ ^^ I ^o P%^ ?? ^ 
la memoria de Jas alexias S^L kZ±£¿Z ÍCZ' P SK8? G " el CaltlC0 de otro mod ° "que baxo el 



la memoria de Jas alegrías pasadas, agradables y tristes 
al ánimo, ¡ ¿ ¿ 



. rr 



NOTíCIAS. 
Extracto de la Gazeta de Jersey de 12 de Mayo de 1812. 

„ HEMOS recibido diarios de París hasta el 4 del 
corriente, y nada dicen de la Península, ni hacen men- 
ción de la toma de Badajoz. Han habido muchas sesio- 
nes en el senado; pero no se dize sobre que. En la 
Prusia, y Austria se preparan grandes almazenes para 
la subsistencia de tropas. Los exercitos austríacos se 
concentran en un solo punto. Las trojas francesas 
continúan sus marchas á Polonia, donde se halla Geró- 
nimo Bonaparte con su exercito de Wes¡ halia. Los 
reyes de Baviera, y de Witemherg también hacen pre- 
parativos para entraren Alemania. Todo anuncia el 
rompimiento de las host lidades, mas los codeos han si- 



, ti'-- • — -j~.~ uuau « 

comboy Británico, de suerte que debieron tener relacio-' 
nes con Inglaterra. Los Capitanes, y sobre-cargos qui- 
sieron- adivinar el motivo de aquel decreto : yo lo creo 
fundado en la determinación decidida de Napoleón de 
prevenir toda especie de comercio con, Pmsia, y Rusia. A 
no ser asi de donde pueden originarse esos grandes mo- 
vimientos que han habido de algunos meses á esta parte, 
y que siempre continúan, de tropas francesas, que se" 
ponen en marcha para el Norte de Europa? No será 
todo esto para que se cierre el Báltico ? Si elEmoera- 
dor Aiexandro no adhiere eficazmente al sistema con- 
tinental, Bonaparte le declara una gerra cruel. 

No consideréis mis opiniones como sueños; yo no me 
dexo fácmarpor el esplendor militar de este gran gerrero; ' 
pero sé qve el nop-erde momento para dar nueva fuerza 
al plan arruinador de vuestro c mer ció ; para lograr es- 
te Jirii el no respeta amigo ni enemigo. 

Bertier manda el centro del gran exercito del Norte, 



------- swiwu m- - -. "--' s'au cacicilo uei iNorte, 

do íreque.ites entre Petersburgo, Viena. y París, y esto Mncdonald la derecha, Ney la ala isquierda, y Oudinot 



cen mucho sosiego 

Los exercitos Rusos apostados sobre las margenes 
de! Danubio se han reforzado, pero no han emprehendido 
operaciones contra los Turcos ; se espera deCostantino- 
plael tesqltado de las ultimas conferencias.,, Jdade 
d'Ouro do Brasil, man. 60. 



las tropas ligeras. El Emperador saldrá en Junio. 
Bel periódico del Brazilya citado. 



Extracto de Papeles Públicos de Buenos- Ayres. 
NOTICIAS DEL PERÚ. 



Extracto de uva Carta escrita por un Americano desde i *b ^"f™™ ^ acaba de ,Ie ^ ^ exercito 

Par s á un comerciante de I," j f\ SS ^ ,M ^' M * * fa -nsta, 

DF n1«n <-• n ' \ l pflrte del Sn General D. Manuel Belgrano, que se 

alguno cont,a loa buque» amenca- , 8atlS faccion que .lias deben producral pueHoameriean, 



AURORA DE CHILE. 



■ - ' • 22XMO. SÉriOR. 

AYER á las 2 de la tarde cargo el enemigo en 
número de 900 hombres con tanta furia sobre mi reta- 
guardia, que se mezcló con ella, y llego al frente de 
mi posición, al sud del rio de las Piedras, casi aun tiempo; 
en conseqüencia hice jugar la artillería que se hallaba 
al mando del Barón de ííolemberg, y mandé que por 
el costado derecho saliese D. Carlos Foret capitán del 
número primero con parte de l¿r división de cazadores 
que tiene á su cargo, D. Miguel Araoz comandante se- 
gundo del número sexto por el costado izquierdo con 
100 hombres de pardos y morenos, y la caballería por 
el centro al mando del mayor general D. Eustaquio 
Diaz Vele?, y de su segundo el teniente coronel D- Juan 
Ramón Balcarce ;todosavanzaron con intrepidez, xcfes, 
eficialesyy tropa y la victoria coronó sus nobles y gene- 
rosos esfuerzos, poniendo en fuga^vergonzosa al enemigo, 
quien dexó en el campo de batalla 2 oficiales, y 58sol- 
dados muertos, ÍÓO fusiles, y 40 soldados que seiiicie- 
ron prisioneros ; no habiendo tenido de nuestra parte 
mas que 6 heridos, entre los qualcs el digno D. Miguel 
Araoz, y muertes gloriosamente D. Manuel Mendoza, 
un sargento de húsares^ y un soldado. 
r Dios guarde á V. E. muchos años..,, Piedras 4 de 
septiembre de ISl'S.^Excmó. Sr.' M nucí Belgrauó.= 
Excmo. Superior^Gobierno de las provincias unidas del 
Rio de la Plata. 



EL Gobierno Superior de acuerdo con el Excmo. 
Ayuntamiento há determinado levantar el plano topo- 
gráfico del territorio de esta provincia con inspección de 
]a naturaleza de los diferentes terrenos que emprende» 
y que dará una idea de la estatistica de este precioso sue- 
lo, desconocido hasta de sus mismos habitadores. A es- 
te fin ha nombrado una comisión de sugetos inteligentes. 
Tiene por objeto esta medida repartir gratuitamente á 
sus hijos suertes de estancia proj>orcionadas, y chacras 
para la siembra dé granos, baxo un sistema político, que 
asegure el establecimiento de poblaciones y la felicidad 
de tantas familias patricias, que siendo victimas de la co- 
dicia de los poderosos, viven en la indegenciay en el 
abatimiento con escándalo de la razón, y. en perjuicio 
4e los verdaderos inie ¡ eses del Estado, 

DECRETO. 

« 

, Buenos- A yr es 4 de Septiembre dé 1812. 
Siendo la poblacio el principió déla industria y el fun- 
damento 'de la felicidad de los estados, y. conviniendo 
promoverlo en estos payses por todos medios posibles, 
há acordado el gobierno expedir y publicar el siguiente 
decreto. 



1 °. El gobierno ofrece su inmediata protección á los in- 
dividuos de todas las naciones, y á hus familias que quie- 
ran fixar su domicilio en el territorio del estado, asegu- 
rándoles el pleno goce de los derechos del hembre en 
sociedad, con tal que no pertuben la tranquilidad publi- 
ca, y respeten las leyes del páys. 

A los extangeros que se dediquen á la cultura de loa 
campos se les dará terreno suficiente; se les auxiliará 
para sus primeros establecimientos rurales; y en el co- 
mercio de sus producciones gozarán de los mismos privi- 
legios que los naturales del pays. 

A los que se apliquen por si solos ó eíi componías al 
beneficio de minas de oro, ¡;lata, y otros metales se les 
repartirán gratuitamente las suertes baldías para cultivar" 
en los minerales que eligan: se les permitirá la introduc- 
ción de los instrumentos necesarios para la explotación, 
de minas, libre de todo derecho, conforme á lo preveni- 
do en decreto de 26 de Febrero del presente año: y 
podrán extraer los productos de su industria del mismo 
modo que los naturales del pays,==.Y para que este de- 
creto se cumpla en todas sus partes, comuniqúese á 
quienes corresponda, pubüquese en la gazeta ministe- 
rial, y archívese en la secretaría de estado* 



RELACIONES EXTERIORES. 

EN gazeta de filadelfia de 15 de mayo sedan las mas 
lisonjeras noticias de los pog<esos de la revolución, del 
reyno de México : la mayo,- parte de las provincias se haíl 
puesto en armas contra sus opresores. El reino de la 
Nueva Granada está bien organizado y en perfecta har- 
monía, á excepción de S. Marta, plaza de ninguna conse- 
qüencia. También refiere, que el virey Venegas habia 
mandado salir tropas al mando del general español 
Callejas, con el designio de- batir al general americano 
Rayón, pero habiendo observad i sus tuerzas y fortifica- 
ciones en Zitaqüaro, no quizo aventurarse á atacarlo, 
y tomó el camino de Toluca á Zitaqüaro; para aguardar 
refuerzos, ann que desesperaba, fuesen todos inútiles, 
por que por momentos se aumentaba el exercitó de los 
patriotas. 

Devalde se cansan los tiranos ; eí cielo há echado 
una mirada apacible sobre el nuevo mundo, y ha alzado 
su brazo poderoso para detener los esfuerzos de la i ni* 
quidad : los españoles se habian creído que el continente 
americano efa un patrimonio conque podrían soldar las 
quiebras que la desgracia les ocosionase en la Europa. 
En mebio dé las ruinas de una guerra destructora en la 
metrópoli, se daban los parabienes, de que pudiese que- 
darles á salvo de conquistados un país en que valiese su 
prepotencia y señorío : fundado en los títulos con que la 



152 



AURORA DE CHILE. 



Providencia había autorizado á sus abuelos, pero queja dedico al Santísimo Sacramente. Hasta el 26 del 
mas pudieron mostrar.... Tiranos, os habéis engañado, la | mismo Septiembre aun no se sabia lo demás que hay a 
America conoce sus derechos, y si hasta aqu¡ una Cade- 



na ha ligado las manos de sus hijos para ser el juguete de 
la ambición y del capricho, hoy el orden de los aconte- 
cimientos del mundo viejo, y la justicia de sus reclama- 
ciones los ha puesto en estado de quebrantarlas. Todos 
los pueblos americanos serán libres i pesar de los esfu- 
erzos del despotismo ; y sí aun gimen algunos baxo el 
yugo de la esclavitud, sus hermanos les ayudarán á des- 
truir al coloso, y por todas partes, serán ineficaces los 
recursos de unos tiranos tan injustos como impotentes. 

Noticias Interesantes. 

SANTIAGO 12 de Octubre de 1812. 
A LA una de este dia llego á esta Capital un extra- 
ordinario de Mendoza conduciendo las plausibles 
y gravísimas noticias, que constan por el siguiente 
Oficio, y que han causado una alegría inexplicable en 
el Gobierno, y en todo el vecindario : se anunció al 
publico de orden del Gobierno con un repique general 
de campanas, siguió una salva que durb casi toda la 
tarde, en la noche hubo iluminación y músicas, y co- 
menzó una subscripción entre los Patriotas para rendir 
gracias al Todo Poderoso, y solemnizar un suceso tan 
importante. 

EXJÍO. SEIÍOR. 

Con fecha de 3 del que rige comunica á este Gobi- 
erno el de la Rioja las mas plausibles noticias conteni- 
das en Oficio del tenor siguiente. 

En el dia de la fecha ha recibido este Gobierno un 
expreso del de Catamarca en que me comunica las 
plausibles noticias siguientes. Que el M del próximo 
pasado Septiembre atacó el exercito de Goyoneché que 
se componía de cinco mil hombres, poco mas ó menos 
al pequeño nuestro de doble menor fuerza, y que aun 
se estaba formando en el Campo de las Carreras, ó Ma- 
nantiales en donde fueron derrotados completamente los 
enemigos, quedando en el campo de batalla mas de mil.y 
y quinientos entre muertos, y heridos, mas de ochocien- 
tos prisioneros,exclusive mas de cien mugeres,que talvéz 
trahian para sus escándalos, cincuenta y cinco Oficiales 
desde Alférez imelusive hasta Coroneles, diez y ocho 
carretas de equipages, mas de mil fusiles, y dos cajones 
intactos que traían de reserva, siete piezas de artillería, 
todas las municiones, mucha plata, y riquezas, pues 
uno de los soldados no mas fuera de otros tomó hasta 
quatrocientas onzas de oro ; también se tomaron muchas 
muías, y un famoso coche, el que inmediatamente se 



nuestro favor, por no haber vuelto el famoso General 
Diaz Velez que iba en seguimiento de los prófugos 
entre ellos Picoaga, y Tristan. El Coronel Barrera, 
primo hermano de Goyoneché, ha declarado que habi- 
endo vencido este exercito, ira sin mayor inconveniente 
se puede internar el nuestro hasta el propio Lima. 

Y lo copia á V. E. para que como tan interesado ea 
la suerte de estos países, felicite á los habitantes de ese 
reyno pot el honor que hace tan heroico triunfo á las 
armas americanas. 

Dios guarde áV.E. muchas años. Sala Capitular 
de Mendoza, 9 de Octubre de 1812. 
bxmo. sr. 

José María García.— Antonio Suares.^= Francisca 
Moyano.=Jose Prudencio de Castro. =»= 

Exmo. Superior Gobierno Provisional 
del Reyno de Chile. 

NOTA. 
SE dará á luz la comunicación que hace al Ministe- 
rio el Embiado de Chile desde Buenos-Ayres, acerca 
del estado ventajoso y brillante de las armas patrióticas 
en México. 



ARTICULO DE OFICIO. 

Santiago 12 de Octubre de 1812. 

DEBIENDO concillarse el libre exercicio de las 
facultades del hombre con los derechos sagrados de la 
religión y el estado, cuyo abu30 funesto é inconsidera- 
do puede envolvernos en desgraeias, que no calcula la 
animocidad afogada de los amantes exaltados de la liber- 
tad ;y deseando cortar todo motivo de quexa entre los 
estados amigos y desididos protectores de la Nación, 
como que no se equivoquen los sentimientos del Gobi- 
erno con las producciones personales de los genios fuer- 
tes, al abrigo de una Gazeta que aun que se titula Minis 
terial, separa los artículos dictados por el epígrafe de ofi- 
cio ; se nombra internamente, y hasta que se publique el 
respectivo reglamento, para que revea y censure previa- 
mente, quanto se imprima al Tribunal de Apelaciones, 
que designará por turno el Ministro revisor especial de la 
Aurora, sin cuyo pase no se dará á la prensa y será 
inmediato responsable de lo impreso : trascríbase al 
Tribunal de Apelaciones, hágase saver al Redactor de la 
Aurora en el dia, é impramase en el numero de esta 
semana. 

Prado.*= Portales. = Carrera.=* Vial, secretario. = 



IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE 
EN LA IMPRENTA DE GOBIERNO, 

Por los Sres. Samuel Burr Johnsion, y Simón Garrí son* 



RORAj 



DE CHILE 



¡LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



Jueves 22 de Octubre de 1812. 



Tomo 1* 



DISCURSO 

Dirigido por la Aurora de Chile a tos Patriotas de 
nombre. 

EL amor á la Patria es una de aquellas innumera- 
bles cosas que se dicen sin entenderse. Por eso todos 
quieren llamarse Patriotas, quando son muy pocos los 
que en el discurso de setenta siglos han merecido este 
renombre glorioso. A la verdad, quando oygo á algún 
necio que se jacta de merecer este titulo, me parece que 
en su concepto el nombre de Patriota es tan genérico co^ 
mo el de animal, 6 quando nb, tanto como el de hombre; 
pero este error produce males infinitos eíi la Sociedad ;y 
yo he creído que es un deber mió el combatir estaigno. 
rancia, definiendo el amor de la Patria como lo han en- 
tendido los sabios, y como Id debe entender el que as- 
pire al renombre de Patriota verdadero. 

Por Patria entienden algunos, ó los mas, aquella 
área de tierra en que nacieron; pero como esta idea so- 
lo cabe en un talento muy inculto y limitado, éspreci 
so decir á estos hombres : que la patria no es el suelo 
que pisan, ni son los cerros, ni los rios, ni los arboles, ni 
las casas : que es otra cosa mas digna ; la mas exelente 
que salió de las manos del Autor Universal ;los hombres 
reunidos baxo un gobierno y unas leyes que á todos fa- 
vorecen igualmente. Esta es la Patria según las ideas 
de la razón y de la Sabiduría ; de manera que en todo 
el rigor de la palabra, solo entenderemos por amor á la 
Patria, el amor á los hombres : pues el Gobierno y las le. 
yes en tanto se deten amar, o aborrecer, en quanto sean 
útiles ó perjudiciales á la Sociedad. De aqui se deriva 
aquel principio tan sabido como demostrado de que solo 
en los pueblos reside la soberanía, y con ella la facultad 
de instituir y revocar las instituciones quando se juzgue 
conveniente. Salas populi suprema lex eto. 

Ahora pues, teniendo ya una idea exacta de la Patria 
es necesario que advirtamos las obligaciones reciprocas 
de los hombres que la componen. Nadie debe ser gra- 
voso á otro, ni al común, por que entonces seria como 
los Zangaños de la colmé na, -que viven á espensas del 
trabajo ajeno ; y las Sociedades en este caso vendrían á 



ser útiles solamente para el vicioso, y muy perjudiciales 
para el hombre de bien. En los Pueblos todos se auxi- 
lian mutuamente, pues de lo contrario seria imposible 
que cada qual diese por sus manos el debido cumplimien- 
to á sus necesidades. Él Pastor depende del ganadero, es- 
te del Agricultor, y este ultimo del Sabio que observa la 
naturaleza. El Comerciante de todos losArtistas.de 
todos los Agricultores, de los Sabios y de todos los con* 
sumidores; todos estos necesitan del Comerciante, sin 
el qual no tubieran en sus casas ¡as medicinas, los rega= 
los, y las demás producciones de las tierras mas remotas. 
En una pa!abra s todo hombre que siente necesidad de 
alguna cosa depende del trabajo de aquel que se emplea 
en lo que necesita; todo el que trabaja en alguna cosa 
útil ó necesaria, da provecho á la Sociedad. De aqui 
podremos deducir, que según la naturaleza de la Patria 
y lo que ella exige, la primera calidad del Patriota de- 
be ser el amor al trabajo, á que somos condenados en 
qualquiera circunstancia de la vida. El ocioso, el que 
vive encenagado en los vicios, no es hijo, sino Iad.oa 
asesino de la Patria ; es indigno de la Sociedad, y acre» 
hedor al vituperio de los sensatos. 

Los hombres tenemos en nuestra constitución el 
principio del bien y del mal, que son las pasiones. El las 
en el bueno son la causa inmediata de las virtudes, y en 
el malo son el origen de sus vicios ; de manera que solo 
la razón cultivada del hombre, és la que hace que las pa- 
siones sean útiles 6 perjudiciales en la Sociedad. Son 
lo mismo estas en el cuerpo político que la cicuta, el su- 
blimado, el opio, y los demás venenos en el cuerpo físi- 
co : elciodp de prepararlos, su actividad y la constituci- 
ón del pasiente son quienes hacen que produzcan extra- 
go 6 provecho. El deseo de engrandecerse y de ser fe- 
liz es la pasión que en el corazón humano, sofocando las 
demás pasiones, las debilita y dirige según las ideas dé 
en padecimiento y felicitad que hubiese concebido. 
Giges que mato á su Rey Candaules, cometió el asesina» 
to por engrandecerse y ser feliz ; Solón, que renuncio 
mil veces la corona de Atenas, que le daban sus conciu- 
dadanos, no lo hizo sino por engrandecerse también y 
§er feliz ; pero si este se engrandeció efectivamente, y si 



; 



154 



AURORA DE CHILE. 



este se hizo tan dichoso, que vive au» amado en el mun- 
do ; el otro jamas mereció el afecto de un solo hombre, 
y siempre será mirado como un mostruo de inmorali- 
dad. Washington fue el héroe de la guerra. en Norte 
America, por dar la libertad á sus paisanos. El héroe 
Americano siempre fie cubierto de gloria, y sus 
alabanzas se oyeron en boca de sus mismos enemi- 
gos; y se oirán por todos los siglos en la tierra. 
Por esta razón, el que quiera llamarse Patriota debe 
tomar por modelos á Washington y á Solón : debe 
tener un gran amor á la gloria ; unas ideas exquisitas 
de genersoidad, desinterés, heroismo, y solo debe aspi- 
rar á que su nombre se oy *a con alabanzas de los buenos, 
qnando en el mundo ya no quede memoria desús con- 
tení poraneos. Esta es la noble ambición de los espíri- 
tus sublimes; estas deben ser sus ideas de engrandecí- 
miento, y este el objeto de la felicidad á que aspire. Asi 
se hacen los heroo-s, los hombres inmortales, los amigos 
de la humanidad y de la Patria ; por la senda opuesta se 
camina al desp' sti rao, a la titania, á las-baxezas, y á 
todos los exesos que afligen al genero humano. 

La religión es el resorte poderoso de las pasiones, que 
g abe sacar provecho de donde solo pudieran producirse 
males. Las ideas de un Ser Eterno, justo y vengador, 
las de esperanza del premio y de temor del c stigo, son 
las mas aproposito para retirar a! hombre del vicio é 
inclinado á la virtud. Por esto, y por todo lo demás 
que llevo expuesto, se conocerá que no hay cosa mas 
cierta que la sentencia de Focion, aquel celebre Orador 
y famoso General de Atenas. No puede haber a n.or á 
la Patria d»nde rio hay ftéhgiov, templanza, y amoral 
trabajo y á la gioi ia. Refl xióoese sobre la multitud de 
cosas que encierra c sta sentencia ; y convengamos en que 
el amor á la Patria que se cacarea por esas calles, mejor 
llamado estaría amor á los bienes de la Patria. Yo enti- 
endo por Patriota un hombre ilustrado y virtuoso; y por 
tanto formo muy mal concepto de aquel que se practa de 
merecer este titulo de gloria, pues en ello acredita su 
orgulloso é ignorancia. Menos despreciable se haría 
viviendo en medio de sus excesos, sin osar á una preten- 
cion ran injusta. 

Los compatriotas son los únicos jueces que deben 
decidir si se merece ó no el titulo be amante de la patria ; 
pero sobre todo, el corazón de cada uno es la mejor infor. 
macion deméritos para saber si se podrá conseguir este 
inmarcesible laurel. Examine cada qual sus accio- 
nes : si halla que puede compararlas sin rubor con las 
de un Washington, de un Sólon,de un Aristides, de un 
Sócrates, y otros como estos, que son el honor de su esoe- 
cie, gloríese en secreto, de que las generaciones venide- 
ras oirán su nombre con el mismo respeto y amor, que 
ahora oimos nosotros los üe aquellos héroes ,; perq si en 



vez de bailar algunas virtudes, solo se descubre una par 
te de interés personal mal disfrazado, tenga entendido 
que su nombre ni pasará del sepulcro, ni se extenderá 
mucho por la tierra : le sucederá lo mismo que á los 
Asnos, que su existencia en el mundo a c aba con su 
vida. 

Feliz seria Chile si sus hijos se hallasen penetrados 

de estas verdades tan sene lías como claras ¡ y felices mil 

veces de nosotros si persuadidos de nuestro verdadero 

ínteres, no atendieremos mas que al provecho univeisal 

de los conciudadanos : pero desgraciados todos, y. cada 

j uno en particular, si se fomentan entre nosotros las 

disensiones, los enconos, las envidias, las desconfianzas, 

| el interés baxo individual, y todo el cúmulo de causas, 

¡que precipitan á los Estados en el abismo de su ruina, 

1 mas cierta quanto parece mas distante. 

Si los Americanos tenemos enemigos que nos in- 
comoden, tenemos también los medios de vencerlos. 
Las armas con que debemos vencerlos son nuestras 
vntudes; los brillantes exemplos de un espíritu .pub- 
lico, generoso, humano y desinteresado; los bienes 
reales con que les brindemos, y las demostraciones 
mas claras de su conveniencia. El corazón del hom- 
bre no es de diamante ni de. acero, sus membranas 
son la obra mas exquisita y delicada de la natura- 
leza : en ellas se graban las impresiones de! bien d-i.il- 
ce y claramente; las de! mal entran con violencia, y ja- 
mas quedan bien grabadas, ó á lómenos, del modo con- 
veniente. La experiencia de las desgracias del genero 
hnmano nos ha demostrado ya bastantements lo inútil 
y dañoso de! terrorismo, y nos ha convencido de la nece- 
sidad de la dulzura para manejar á los hombres. 

I Mas como podremos no tener enemigos dentro y fu- 
era de nuestra Patria, si dejamos de ser virtuosos, y si 
acaso damos pruebas de que nuestro patriotismo no es 
mas que un velo negro y es pan toso, con que cubrimos 
el feo aspecto de nuestras pasiones ? ¡ A'h ! es preciso 
entonces que todo ente racional nos abomine, nos 
aborresca, nos deteste y nos maldiga: es preciso que 
confundan la idea que formen de nosotros con J a que 
anteriormente hayan formado de los espíritus infernales; 
y á f e que tendrán razón de hacerlo. 

Muchos hay que vinculan el patriotismo en solicitar 
los empleos de la Patia : otros se qu^xan de que no les 
den á ellos las plazas que ocupan otros, que dicen no 
ser de este sistema : otros cometen md b xezas por po- 
ner enemistados á aquellos de cu , a desgracia esperan 
su propio probecbo. ¿ Y quieren estos hombres que les 
llamemos Patriotas ? Entonces también seria patriotis- 
mo la rapiña de las águilas en el aire, la ferocidad car- 
nicera de los tigres en los bosques, y la voracidad mons- 
truosa de los tiburones en ios mares. Llamemos de 






AURORA DE CHILE. 



155 



una vez patriotismo á todo lo horrendo y despreciable, 
y_no profanemos la virtud dándola el mismo nombre que 
al viejo. . Seamos malos sin que preciemos de ignorantes. 
Dispensad, hermanos mios, este fogoso deseo de vues- 
tro bien : mirad que no pudierais corregiros sin que hu- 
biese uno que os desagradase con la eritica de vuestros 
vicios ; y advertid que si en todas partes lia habido hom- 
bres viciosos, tampoco han faltado espiritus fuertes que 
combatan los errores. El bien de mis semejantes, y la 
oloria de C hile dirigen esta pluma, que en algo se parece 
á .la de Tácito ; aun que no en lo sublime de los pensa- 
mientos, si en el motivo de sus rasgos. Los buenos 
encontrarán aquí sus elogios ; y los malos, los medios de 
no serlo. Amor á la virtud, y odio eterno á la inmora- 
lidad : este es mi mote, y debe ser lo de todo el que 
quiera merecer el titulo de buen Patriota, de amigo de 
los hombres. A. J. I. 



5R. EDITOR DE NUESTRA AURORA CHILENA^ 

CON que magestuosa bisarria se nos van presen- 
tando succesivamente cada dia los mas fehees momen- 
tos de nuestra exaltación ! Que indumentos de honor 
y gloria el de susadomos ! Que semblantes tan alagúe- 
nos, con los que nos prometen la seguridad eterna de 
nuestra fortuna! Respetemos pues con dignidad los 
decietos de la Sabia Providencia, pero al mismo tiempo 
gravémoslos en nuestros corazones en desempeño de la 
mas obsequente gratitud. Repasemos el registro de los 
acontecimientos de nuestra época Chilena, y en el ins- 
tante nos hallaremos apricionados de esta prodigiosa 
cedena, cuyo primer eslabón pende de aquel dedo infini- 
tamente poderoso. Pero sobre todo reflexionemos con 
profunda meditación aquella hora délas 2de la tarde 
de ayer 12 de Octubre, de aquel dulce momento, en que 
la plausible noticia del memorable triunfo del pabellón 
del Rio de la Plata sobre las armas impías de Goyoneche, 
de aquellas armas aun melladas ya de tanto embazarlas 
en los virtuosísimos pechos de innumerables Peruanos; 
y no trepidaremos en convenir, que esta ultima benefi- 
cencia es el sello, con que igualmente ratifica su divina 
disposición, que asegura nuestra suerte. 

Mas no por esto le dejemos todo el costo á su provi- 
dencia. Sigamos nuestro destino al tra! ajo : inflame- 
mos nuestras almas : conquistémonos todos : unamos 
nuestros votos ¡desenrollemos nuestras ideas : todas son 
iguales, sino son unas mismas ; y si hubiesen algunas 
divergentes, reetifiquemos'as : y manos á una obra hasta 
ahora adormecida. Pues no supo electrizarse ayer tarde, 
y noche esta ciudad tanto, que quando unos se saluda- 
ka reciprócame ate con solada festividad do sus semblan- 



tes medio-abstractos : atros vertian liquido de placer 
su corazón por ojos : todos con fuegos artificiales, ilu- 
minaciones, músicas, vivas, y aclamaciones exterioriza- 
ban„sus nobles sentimientos, hijos legítimos de sus gene~- 
rosas almas? 

Si : pues sírvanos de estimulo la memoria de tan justas 
demostraciones. Sobre todo dígnese Vmd. Sr. Autor 
de la Aurora, predicarles, y aun conjurar á nuestros pai- 
sanos en sus escritos, no ya con tanta contemplación, 
y política como hasta aqui su prudencia le ha dictado, 
y'bien practicado según las circunstancias ocurrentes ; 
sino en un tono de maestro político-civil general del 
Reyno, como lo es por su empleo. Hágales ver Vmd. 
que en verificar con prontitud lo resuelto, está el acier- 
to, y ¡a seguridad de este : que si el consejo es conveni- 
ente, lo que se tardare en la execucion, se perderá en la 
conveniencia : que no debe haber dilación en aquellos 
consejos, que no son laudables, sino después de execir 
tados, según Tácito. Presto, dixo Aristóteles, se hade 
executar ío deliberado, y tarde se ha de diliberar; para 
dar á entender, qne después de bien consultada una co- 
sa, se ha de executar, sin perdida ele tiempo. Jacobo 
Rey de Inglaterra aconsejaba á su hijo, que fuese adver- 
tido, y atento en consultar : firme, y constante en deter- 
minar : pronto, y resuelto en executar. Consultores 
políticos, y executores celérrimos los hay en nuestro pais- 
pero entre todos, hay dos de este genero, decorados con 
esos preciosos dones, que se descuelgan sobre los demás. 
Todos los que sepan recorrer el planisferio desde el Bó- 
reas al Austro han de encontrar sus cunas casi en los 
extremos del mundo moderno. 

Del mérito sobresaliente de ambos está satisfecha la 
Patria : por lo mismo agradece sus oficiosidades cerca de 
ella. En estos héroes tiene afianzada su esperanza. 
La Aurora próxima del 8 de Octubre numero 35 ha 
inflamado demasiado la nación, para que no se decida 
á este oportuno transito. Por lo mismo sera import- 
antísimo inspire Vmd. nuevas convincentes demon- 
stracíones á tan amable objeto. 

Reconvenga Vmd. con lo que decia Saavedra : que 
quando un maduro Consejo, y una pronta execusion 
se hallan en un Principe, no se aparta de su lado la 
fortuna, la qual nace de la ocaciou, que ahora tenemos 
nosotros y esta pasa presto, y nunca vuelve. Por esto 
reprehendía Demoshenes á los Atenienses, diciendo 
les, que gastaban el tiempo en el aparato de las cosas, 
y que las ocaciones no aguardaban á sus tardanzas. 
La celeridad es de Principes, por que todo lo vence el 
poder. Por que los Romanos fueron conciderados,y 
prontos, todo lo vencieron. En las grandes Monarquí- 
as es ordinario el vicio de la pereza en executar, nacido 
de la confianza en el poder despótico, como según Taci- 



I5f 



AURORA DE CHILE. 



to, sucedió al Emperador Othon,enel gobierno Monár- 
quico lo que es flojedad se tiene por prudencia, como fue 
tenida la del Emperador Galba. Asi creyeron, dice Tá- 
cito, todos conservarse, y se perdieron. La juventud 
de los nuevos Goviernos se hace robusta con la celeridad 
hasta que después llagando á edad de consistencia, el 
respeto, y autoridad adquirida es bastante á mantener- 
los, aun cesando el ardor le la fama, y el apetito de glo- 
ria, como el mar conserva algún movimiento, aun des- 
pués de calmado el viento. 



F. J. M. B> 



»»**»**« 



NOTICIAS. 
Parte del Sr. General Belgrano. 

EXMO. SR. 

LA PATRIA puede gloriarse de la completa victoria 
que han obtenido sus armas el 24 del corriente diade 
N. S. de Mercedes bajo cuya protección nos pusimos ¡ 
7 cañones 3 banderas y un estandarte : 50 oficiales 4 
cape'Lmes, 2 curas, 600 prisioneros; 400 muertos, las 
municiones de canon y de fusil, todos los bagages, 
y aun la mayor parte de sus equipages son el resultado 
de ella. Desde el ultimo individuo del exercitó hasta 
el de mayor graduación, se han comportado con e! 
mayor honor y valor. Al enemigo le he mandado per- 
seguir, pues con sus ¡estos va en piesipitada fuga ; daré 
a. V. E. un parte por menor luego que las circunstancias 
me lo permitan. Dios guarde &c. Tucuman, Sep- 
tiembre 26 de 1812. Exmo Sr. Manuel' Belgrano. = 

Exmo. Superior Gobierno } 
de laf Provincias Unidas > 
del Rio de la Plata. S 



toda la caballería, y el Regimiento de Dragones de la 
Patria para las operaciones contra Montevideo por tie- 
rra, y para hacerlo por mar se esperan las resultas del 
Embajador ingles que está en el janerio. Estos foraon- 
es han levantado que Belgrano ha sido derrotado, y 
prisionero, &a. 

Han llegado en estas horas la Nereus de Londres, 
y un Bergantín del Biazil ; ignoro aun sus noticias. 



ARTICULO DE CARTA. 

Birenos-Aí/reSy 1 de Octubre de 1812. 

„ YA sabrás que las tropas de Goyoneche están á 12. 
leguas del Tucuman, y que aquellos habitantes no han 
querido que nuestro oxercito se retire. Es indecible el 
entusiasmo de aquellas gentes, y á mas de nuestras tro- 
pas de infantería y caballeria, se han juntado hasta ocho 
mil de milicias de caballeria deTucumanos, Santiagueños 
y Cordovezes, armados. Llegaron asi mismo los dos 
cientos Artilleros con los quatro mil cartuchos, que iban 
deaqui, y sin duda losdocientos Patricios, que marcha- 
ron por la posta, ya se habrán incorporado. Estos son 
de los que estaban en la baxada de santa Fé,y el testo 
hasta quinientos no estara mui lexos. De aquí salieron 
otros doscientos cinquentade los Rebaxados con el mis- 
mo objeto. El exercitó de In banda oriental, esto es la 
infantería pasa toda al Perú, y solo queda Artigas con 



Cuenca 14 de Agesto de 1812. 
NOTICIAS que en el presente Correo vienen de Guay- 
aquil, y lo ocurrido en esta Ciudad de Cuenca. 

El Señor Montes hizo su viage por Babahoyo á Gua- 
randa con 600 hombres de Infantería y Caballeria. 
LosQuiteños q¡>e guardaban el fueite de camino-real so 
retiraron para Guaranda, dejándoles el camino franco 
por donde entraron las tropas del Señor Montes á Sn. 
Miguel de Chimbo, que está situado en una hondonada 
ie a tu as, q le te do minan por el lado de Guaranda. 
Qu .ndo los insurgen es los tubieron encerrados en este 
punto, les acometie on por 5 partes, haciéndoles algu- 
nas embestida--, y atrayéndolos á otras tantas emboscadas, 
que tenían con fuerzas superiores, y haviendo consegui- 
do cortar y desunir el exercitó de Guayaquil, consiguie- 
ron los insurgentes la victoria, haviendo perdido de las 
tropas del Rey S oficiales, y entre ellos el Comandante 
Eagar, antes Governador de Valdivia, y el Capitán Fro- 
mista con 350 soldados, todo el bagaíie, mniciones, y 
300 betias de trasportes, y dragones de Guayaquil. El 
Señor Mentes haviendose quedado en las bodegas de 
Bobahoyo, y recivido estas funetas neticias, enfermo 
condiséntena de sangre, que le causo la pesadumbre. 
Dicho Señor Montes no hubiera hecho su expedición 
para Guaranda, pues se hallaba resuelto á venir á Cuen- 
ca; pero el buen Obispo Quintian, causa de tantos é 
irremediables males, le aseguro la fácil entrada en Gua- 
íanda. 

La acción fue el 25 del pasado fiesta del Sr. Santiago, 
á las dos de la tarde y duró hasta las cinco. 

En esta Ciudad de Cuenca se sabe que el dia 4 del 
presente Agosto entraron nuestras tropas en Riohamba 
comandadas por el Coron. Valle, haviendo encontra- 
do esta Provincia desierta de gentes, víveres, y guna- 
dos. Los insurgentes de Quito que se hallan en Mocha 
que es la runion de los ( aminos, que van de Cuenca, y 
Guaranda, se ietiraron á Ambato, donde tienen su quar- 
tel general. Hay noticias muy privadas que nuestras 
tropas de Cuenca se hallan sitiadas, como el que los 
Quiteños se hallan con un entuciasmo sin igual, y mas 
con el auxilie eiertoque iban entrando las tropas de Ca- 
li, Buga, Papayan, y Santa Fe.* 

* Kola de una Corta muy Jide digna de Lima. 

„ Se han publicado aquí noticias mui contrarias a estas pof 
la Secretaria, pero estas son ciertas, certisimas, las ministeriales 
son del todo falsas. 



IMPRESO EJV SJJVTIJOO DE CHILE 
EN LA IMPRENTA DE GOBIERNO, 

Per los Sres. Samuel Burr Johnston* Simón Garrían. 






AURORA* 




DE CHILE 



i LUCE BEET P0PUL03, SOMNOS. EXPELLAT, ET UMBRAS! 



No. 38. 



Jueves 29 de Octubre de 1812. 



Tomo í. 



3255 



DISCURSO 

Sobre la necesidad de sostener el sistema de la America, 
y sobre la injusticia de sus enemigos. 

Q.UANDO escribí sobre la opinión publica, leyeron 
todos con gusto mi papel, por que solo trataba de las 
obligaciones del Gobierno : después trazé en otro 
discurso los deberes del patriota, y se alegraron nuestros 
enemigos, por que vieron retratados al vivo los defectos 
de una parte de nosotros : ahora voy á tratar sobre la 
injusticia de nuestros enemigos, no para que guste á 
unos* ni desagrade á otros, sino para que conociendo 
su error lo detesten y corrijan. Yo no escribo para 
agradar á nadie, ni espero que por premio de una vil 
adulación me den empleos que desprecio, rentas que 
no necesito, honores que me infamarían, ni elogios que 
me envilecieran. La verdad y la razón dirigen mi 
pluma contra el error, donde quiera que se encuentre : 
procuro examinar las opiniones, y sin tomar un partido 
caprichoso, solo busco sus fundamentos para aprobarlas 
ó combatidas ; mas entiéndase que en esto no llevo 
otro interés que el de la sociedad. 

El sistema de las Americas es salir del estado igno- 
minioso de colonias, y elevarse á la gerarquia de 
naciones, como lo fueron en otro tiempo; ó mas claro, 
taiir de la esclavitud para entrar en la libertad. ¿ Es 
este por ventura un delito, ó una virtud en el orden de 
lá naturaleza? Veamos lo que dice sobre esto el 
Procurador General de Asturias, en su examen impar- 
cial de las disenciones de la America con la España en 
las paginas 74 y 15. „ La ley de la conveniencia debe 
ser siempre la base en que estrive ¿oda sociedad civil. 
La primera ley, que el Aut:>r de la Naturaleza impuso 
al hombre es la de la propia conservación, ó lo que es 
lo mismo, la de su felicidad. Por esta ley, superior á 
Guantas pueden existir, todas las sociedades titften la 
facultad inamisible de variar la forma de su Gobierno, 
de elegir sus gobernantes, y de deponerlos.,, 

? Pero que necesidad teníamos de que esto lo digese 
un español quando la naturaleza lo escrivio con caracte- 
res indelebles en los corazones de todos bs mortales ? esta otra. ¿ Como componemos, pues, la igualdad ct@ 



A lo menos servirá para que lo entiendan aquellos, que 
despreciando la voz de la madre común, solo escuchan 
los acentos que salen de un órgano de su partido. Res- 
taños solamente examinar si pu üeramos ser felices baxO 
él actual govierno español ; y para esto no tenemos mas 
que abrir los ojos á su conducta pasada y presente, de 
donde inferiremos qua! seria la futura. 

Yiose la España repentinamente embuelta en mil des- 
gracias, de las quales debia esperar su cercana ruina» 
Invadida por muchas partes con poderosos exercitos ene- 
migos, y encontrándose sin soldados, sin armas, sin era* 
rio, solo podía conservar una sombra de esperanza en los 
auxilios pecuniarios de la America ; ¿ pero como esperar 
auxilios de un esclavo oprimido, maltratado y mas inte- 
resado que nadie que en la ruina de su dueño? Sin era- 
largo de esto, creyó la inocente America en los halagos 
que la urgente necesidad arrancaba de! orgulloso despo- 
tismo español: oyó con placer aquellas voces de frater- 
nidad, de igualdad y de reformas : solo resonaban clamo- 
res de compasión por los hermanos Europeos en quantos 
países abrazan el frío Misisipi y el caudaloso Plata :olvi- 
danse en un momento los agravios de tres siglos, y todo 
Americano se desprende de parte de sus bienes para 
auxiliará la España su opresora: llegan á Cádiz los na- 
vios conductores de las riquezas de la America, de aque- 
llas riquezas que son el objeto de la codicia, y el motivo 
de las injusticias de ¡a que quiere llamarse Madre Patria. 
; Y que sacamos de todo esto ? Lo mismo que sacó la 
Cigüeña delsocorro que presto á Un Lobo que se ahogaba» 

Consiguen nuestros pretendidos hermanos algunas 
bentajas sobre su enemigo, y creyéndose por esto in- 
conquistables, se van arrepintiendo poco á poco de haber- 
se mostrado con nosotros tan humanos: no se halla en- 
tonces bien su orgullo con la declamación que su necesi- 
dad nos hizo en un momento a¡ urado.; y como no pue- 
de recoger sus palabras, se contenta con dejarlas sin 
efecto. Asi es que habiendo algunos pueblos de Ameri- 
ca criado sus juntas provinciales, á exemplo de la Espa~ 
ña, se mira esto como un crimen, y se sostiene descara- 
mente que lo que es licito en aquella es un crimen en 



158 



AURORA DE CHILE. 






derechos? En vano se fatigaran los partidarios del nosotros tan ignorante que dexe de conocer esta 
error en buscar sofismas con que obscurecer verdades política tan injusta. 

tan cía; as como el sol: jamás conseguirán otra cosa q«e | Desde el momento en que laCentral señalo el numero 
demostrar mas y mas la debilidad de sus miserias, y la ' de diputados á cada reyno, comenzaron los clamores 
obstinación de sus caprichos. Pero pasemos adelante, de la America: clamores de un hijo ofendido á una 



Fórmanse en la Península unos Gobiernos tras 
otros, sin que los pueblos Americanos tubiesen mas voz 
pora ellos que la de la obediencia. En España se pue- 
de dudar de la legitimidad de las elecciones y pueden 
suscitare compenteneias entre las provincias sóbrela 
superioridad de los Goviemos, quando en America se 
11. va al Caídaso al pobre insurg nte, que no cuenta en- 
tre los misterios de (é 'a infalibilidad de los Españoles. 
Que bella igualdad ! ¡Que fraternidad tan cariñosa i 
Es*a es la misma fraternidad, la igualdad misma que ¡la- 
bia entre los Lacedemonios y los Ylotas, ó la que hay 
entre el esclavo y el Señor; ron la diferiencia solamen- 
te de que los Españoles de Europa, ni nos han conquis- 
tado, ni ws han comprado á nosotros los Españoles de 
America. Mas todo esto es nada en comparación de lo 
que resta. 

Se trata en España de dar una apariencia de legiti- 
midad á sus govbrnos, y [-ara esto se apela á la autori- 
dad de los Pue 1 bs, sosteniendo que por la falta del Rey 
se hallaba la Nación en libertad para establecer la forma 
de gobierno que juzgase conveniente. Yo entiendo 
que esto era lo mismo que decir: el parto social (¡ve 
ades tei:i n/irs se ha di sudto, y deb mbs los Pueblos 
concurrir de nuevo á íormarh. Esta es la obra mas 
gande de los hombres ; y quanto tiene de solemne 
y magestuosa, tanto mas debe tener de justa y saláa. 

En cons< qüencia de esto, las Americas debían con- 
c rrir á la formación del nuevo pacto con el numero 
de sufragios correspondiente á su población, á su 
riqueza, y á su importancia. Como la mayor parte de 
la Nación Española, debia llevarse la mayor representa- 
ción en las Cortes ; pero nunca pretendió tanto nuestra 
moderación, y asi solo exigimos la igualdad. Preten- 
dimos menos de loque podíamos, y solo nos concedieron 
lo que de nada nos importaba. Asi es que la España 



madre desapiadada é injusta, mas todos fueron en vano. 
El nuevo Reino de Granada dirigió sus quexas á Es- 
paña en una sabia representación, en que manifestaba 
la desigualdad arbitraba entre las diputaciones europeas 
y americanas, y hacia palpable la injusticia ; pero este 
papel no podia dar vista á quien quería ser ciego. 
Después en repetidas ocasiones han clamado los pocos 
Americanos que hay en las Cortes, sobre este mismo 
punto, qi¡e por ser el mas interesante, es a4 mismo tiem- 
po el mas tenazmente negado por los Europeos : mas al 
fin de todas las ¡sesiones, el único fruto que hemos 
sacado de ellas es, qi<e se hagan callar en las Cortes á 
nuestros diputados, c n mo si fuesen muchachos de 
escuela; que se arresten, ó se envíen á un Castillo a 
los que defienden los derechos de la Americ;) ; y que 
un diputado de la Península, por fortuna de uno de los 
reinos que domina Bonaparte, digese á los americanos: 
á ustedes se les dio el dedo, y guie -en yi tomarse la 
iiiow. Es lo mismo que si hubiese dicho: les hicimos 
la gracia de llamarlos iguales, y ellos tubieron la sandez 
de erre L.* 

Heaqui como nos hallamos sin seguridad, sin igual- 
dad, y sito 1 s medios de conseguir la felicid d, que son 
las vaáes en que debe estrivar la sociedad divil : he aquj 
como la primera ley de la naturaleza pugna contra la 
dependencia de la America á una autoridad compuesta 
de enemigos suyos , y he aq'i como los Americanos 
debemos preferir la mu erte, los suplicios de los héroes, 
todas lasdeg'*acias de una adversa fottuna, á 'ávida ig- 
nominiosa de los escla os. Si : no debe acovardarnos ¡a 
desconfianza del éxito, r-ntes bien debemos considerar 
que nuestros cuerpos cubiertos de c idas ó- colgados de la 
h >rca, al mismo tiempo que serán un monumento mag- 
nifico de la grandeza de nuestras "almas, serán el testi- 
monio de la injusticia, y de la ferocidad de nuestros 
opresores. ¿ !S*as de donde vendrán estos verdugos, y 



tubo un representante porcada cinqüenta mil personas qual ser 'á su fuerza? Ellos soio confian en nuestra de- 
y la America uno por cada mdlon. ¿ Podia esperarse viíidad: seamos esforzados y no temblemos por unas 
que en medio de esta desigualdad, sacásemos los A me: i- 1 vanas sombras de un poder soñado. Oygamos las voces 
canos la menor ventaja á nuestro favor? Por una I tristes de nuestros hijos que nos piden les dexemos labra» 
parte el gran numero de diputados europeos, y por otra 



la tuerza en un pais extraño, siempre arrollarian á los 



* En este discurso no se pueden apuntar todos los agravios 
que la America ha recibido de España por que de hacerlo era 
Americanos, y ha. ían al embode nuestros i epresentantes preciso esciibir un tomo, y pueden vei^e por menor en los 
unos estafermos sin acción pa»a oponeise a la voluntad üialios de ,as Goite .Si e » Ia obl 'a del Español impresa en Lon. 

f . ' r . dres, en el examen imparcial de Estrada, sin embargo de que 

de 'os Pemnsulanos. Ellos no se descuidaron eil este esios pagan su tributo nada escaso al amor de su pais : y sobre 

punto, pues sus medidas están tomadas con esta con- 1 todo en un tümit0 c l ue com> por ahl ™ ui SlCiament0 V. se thula 

. . i_i» „ Carta de un Americano ul Español. Abrir los ojos y pof 

sideración; pero tampoco creo que habrá uno entre i todos partes enconíaifcn documentos Üé la justicia americana. 



AURORA DE CHILE. 



159 



da su felicidad : veamos á las generaciones futuras que bre libre : si no se les concede un comercio franco si 
desde el seno profundo de la naturaleza nos hacen res- ! se les niegan los recursos para poder llegar algún d.a 
oonsables de sus desgracias, ofreciéndonos sus maldicio- 1 al estado de prosperidad que desean- las naciones, y 
nes si las hacemos infelices, ó su agradecimiento si les que solo se consigue por una sabia administración, por 
preparamos su dicha : temblemos al considerar que por ; el fomento de las artes, de las ciencias, después del de 
urJ fon* serie de siglos no cesaran de juzgarnos todos la agricultura : ¿ no seréis vosotros comprendidos en el 



losdias nuestros descendientes, y en cada instante llove- 
rán maldiciones sobre nuestras cenizas, que en vez de 



numero de los perjudicados ? ; Que bienes recivis con 
que los Españoles de la Península se engullan nuestros 



ran maituciunt's sume uuvmi™ ^ v «.*■«-, ^ — --- * - . _ . 

ser un objeto de amor y veneración, lo serán del odio tesoros, si vosotros mismos os hacéis indigentes para 
v del desprecio. Pero si queremos cerrar los oidos á la ' que aquellos sean opulentos ? Diréis que el amor a la 

, • • ' n L' a «Tonta ¿riln naví cvpcpv v 1 patria: mas no es tal amor, sino un delirio, lino de la 

natura eza, y vivir como una planta solo pai a ciecer y. \« ' k , . 

morir, no esperemos tampoco que nuestro fin sea muy poca reflexión ; es ¡a falta de amor a vuestros deberes 
l¡Í&h Sobra con lo hecho en Chile para que el Govier- mas sagrados ; es un espíritu de partido que se oculta 
no Español haga desaparecer de esta región bellísima al examen de vuestra razón, y es al fin un crimen con- 
la mitad de los hombres que la habitan, y al fin vendria- 1 ira la naturaleza Si vosotros vivís en España, en hora 
mos á padecer mas de lo que padeceríamos si nuestro ! buena pretended oprimir a la América, para 1 

* r .... I íj:„„„ . ,,„,.,-^ <m inhalo rln i'ii'ir v rnnnr 



arrojo fuese absoluto. Entonces maldeciríamos nuestra 
pusilanimidad, pero sin fruto. 

¿Quien seria aquel habitante de la America que no 
sintiese el peso de las desgracias que oprimirían á estos 
payses baxo la dominación Española ? ¡¡ Sera bastante 
escusa para evadir los males generales el decir son Eu- 
ropeo, ó soy del partido de la España ? No por cierto: 
la cadena de la esclavitud se repartirá entre todos los 
moradores de America: su peso abrumará á todos por 
igual, y aunque la culpa sea de pocos, la pena caerá 
sobre todas las cavezas: la desesperación será general y 
el remedio solo se podrá encontrar en la muerte. En- 
tonces los enemigos de nuestra causa conocerían sus 
errores, llorarían su equivocación, se arrepentirían del 
cisma que introdugeron ; pero ya seria tarde y habría 
huido para siempre la presurosa ocasión, que nunca ó ra- 
ra veces vuelve. 

Estos enemigos de la causa de la America son de dos 
clases: la una es de Europeos y la otra de Americanos. 
Voy á hacer á cada qual las reflexiones convenientes 
para que entren en su deber; mas como mi intención no 
es zaherirles sino convencerles, no usaré de dicterios 
inútiles sino de razones poderosas. Yo soy Europeo 
por mi origen y Americano por mi nacimiento: si hablara 
mal de los primeros indistintamente, no haría mas que 
escupir al cielo, y si de los otros, no podria quedarme 
afuera: por tanto la razón nos dicta que precindaraos de 
preocupaciones, y solo busquemos la substancia de las 
cosas. Entre unos y otros hay mucho bueno y mucho 
malo, como entre todo el numero de los mortales. 

Decidme hermanos Europeos :¿ los agravios que el 
Govierno Español hace á las Americas, quienes son les 
que los reciven? ¿No entráis vosotros en el numero 



felices; pero si habéis de vivir y morir con los Ameri- 
canos, si habéis de partir con ellos de la desgracia 6 de 
la felicidad de su país ¿' seréis tan locos que pudiendo 
haceros dichosos os empeñéis en haceros desdichados? 
La naturaleza, que habla en un mismo lenguage a 
todos los seres animales, inspiró á todos igualmente el 
placer de la reproducción, acompañado del amor á los 
hijos, que es el amor mas tierno de quantos caben en 
un corazón sensible. El hombre que ha sido la causa 
visible de la existencia de otro, reconoce los deberes 
que contraxo acia aquel nuevo ser: advierte que mejor 
le estaría no haber salido del cahos de la nada, si su 
vida debe ser miserable, y por tanto emplea todos sus 
cuidados en hacerlo feliz. Por esto un padre se arroja 
al riesgo de los mares, y atraviesa distancias inmensas 
con el objeto de adquirir tesoros de que disfruten sus 
hijos : otros se privan de lo necesario, por que estos 
vivan en abundancia: en fin, puede decirse que casi 
todos los trabajos de este mundo caen sobre los padres 
por el amor á sus hijos. ¿ Y como vosotros, padres de 
los Americanos, preferís el interés injusto de vuestros 
paisanos á la justa felicidad de vuestros hijos ? ¿ Pueden 
en vosotros mas la razón de paisanage, y el espíritu de 
partido, que las voces de la naturaleza ? Si asi fuese, 
seriáis peores que los tigres, que á todos hacen daño 
menos á sus hijos ; pero no os quiero hacer un agravio 
tan grande como creeos capaces de tamañn inhumani- 
dad, Mostrad en vuestras obras que se engaña el que 
asi piensa ; mas permitid que acabe de poneros á la 
vista el quadro de las desgracias, que origináis con la 
tenaz oposición al sistema de la libertad americana ; 
cosa en que tal vez no habréis pensado hasta ahora. 
Suponed que conseguís ver'destruido este sistema» 



de los ataviados ? ¿ O estáis creyendo que no podéis que ya esta demasiado gravado en los corazones Ame J 
aer ofendidos por vuestros paisanos? Si ee niega á loa ¡ canos : ¿Y que bentajas sacabais de esto ? Yo os lo 
habitantes de America el goze.de ios dereefeositei tan- 1 diré en breves razones, Vuestros tinos acabañan su 



ICO 



AURORA DE CHILE. 



temprana vida en un suplicio, y los que tubieran mejor 
fin, se verían errantes de pueblo en pueblo, ambrientos, 
desnudos, miserables y maldiciendo á la naturaleza, por 
haberles dado padres tan crueles. Vuestros hijos serian 
los traidores, los rebeldes, los insurgentes ; aquellos 
mismos que con otra fortuna hubieran sido los héroes, 
los virtuosos defensores de su libertad, los beneméritos 
hijos de la Patria. Vuestros hijos serian los que encor- 
nados baxo el yugo pesado de una esclavitud afrentosa 
y cruel, clamarían al cielo por la venganza de vuestras 
culpas contra la naturaleza, y el Ser eterno no podiá ser 
injusto. 

I Queréis ahora oponeros á la salud y á la vida de 
vuestros hijos ? ¿ Queréis que la historia lleve hasta el 
fin del mundo la noticia increíble de que hubo una época, 
en que se aparecieron sobre la tierra cieitos monstruos, 
que con figura humana demostraban un corazón mil 
veces mas feroz que el de los tigres. ? No puedo crer 
que haya una obstinación tan acérrima que no se doble- 
gue al poder de estos convencimientos. 

¿ Y vosotros Americanos, enemigos de vosotros mis- 
mos, en que fundáis vuestro partido anti-patroíico ? 
Abrid esos labios sellados por la ignorancia y la injusti- 
cia : romped ese silencio que os impone la vergüenza 
y el crimen : hablad para correros mas, y para que con- 
fundidos con vuestras mismas necedades aborrescais 
vuestros errores. ¿ No veis que vuestro corto numero 
es la señal mas evidente de vuestros injustos designios? 
¿ No veis que la misma providencia, dándoos desen- 
gaños cada dia, os advierte el camino que habéis equivo- 
cado ? i No advertís que el camino opuesto al que 
llebais es por donde van todos los hombres de letras que 
tiene la Madre America ? Pues si nada puede ocultarse 
á vuestra razón ¿por que hacéis profesión de insensatos? 
I Es acaso, porque baxo un govierno tiránico pensabais 
dominar á vuestros hermanos ? Advertid que para esto 
no faltarían pretendientes mas. poderosos que vosotros 
¿ Sera por haceros hombres originales, de distinto modo 
de pensar que vuestros paisanos ? Para esto podríais 
haber tomado otro medio mas laudable : podíais haber 
cultivado el talento y la virtud; y en la noble emulación 
de saver mas que otro, ó de ser mas virtuoso, lograríais 
vuestro empeño con mayor utilidad. ! Ah !....¡ Quien 
pudiera borrar de nuestra historia; que hubieron entre 
nosotros algunos hombres tan injustos, tan necios, ó tan 
egoístas que se opusieron á la felididad de su patria. 
! Quien pudiera hacer que estos malos Americanos leye- 
sen en los papeles Europeos los agravios, que sufriendo 
ellos mismos, no pueden conocer! ¡Quien pudiera 
hacerlos justos y con esto serian patriotas ! Pero que, 
¿ sera creíble que duren estos hombres sumidos en su 
error? No lo creo ; pero si tal sucediese, era preciso 
formar con ellos un pequeña república de <"aines, para 
separarlos de sus hermanos, á quienes declararon la 
guerra mas injusta y mas tirana que vieron los siglos. 
A la verdad me faltan expresiones para pintar dignamen- 
te el agravio á la Patria, la traición á si mismos, y todos 
los crimines horrendos, que cometen los Americanos 
antipatriotas : por tanto corramos el velo del silencio 
sobre un quadro tan miserable, tan horroroso, tan 
inmundo. 

Concluyamos de una vez diciendo : Que el sistema 
de libertar á la Patria es justo y necesario, y que sus ene- 



migos lo son de la justicia, de la naturaleza, de Dios, de 
los hombres y de si mismos. A. I. Y. 



SANTIAGO 28 de Octubre de 1812. 

EL' dia 25 del corriente se celebro en la iglesia de 
N. S. de la Merced una solemne Misa de Gracia y Te 
Deum con asistencia déla Exma. Junta, Corporaciones, 
Gefes Militares, su Oficialidad, y el mas lucido concurso 
de Ciudadanos, en demostración del regocijo conque los 
Patriotas de Chile celebran los triunfos de sus hermanos 
de Buenos Ayres por la completa victoria que el 24 de 
Septiembre obtubieron sus armas contra Goyoneche. 
En la noche se iluminó la Plaza con arboles de luces, 
y fuegos artificiales costeados por los amantes de la liber- 
tad. Entre estos deben contarse con especialidad el Sr. 
Brigadier D. Juan José de Carrera que obsequio con 
cinquenta pesos al extraordinario que condujo tan plau- 
sible noticia, y sus hermanos los Señores D. José Miguel 
y D. Luis que igualmente le gratificaron con un volsi- 
11o de dinero. Todos los Ciudadanos distinguidos por 
su adhesión á la sagrada causa de la America han demos- 
trado aprófia su generosidad, y el justo interés que toman 
por las glorias de la patria. Ella sera invensible mien- 
tras nosotros conociendo el precio de nuestra indepen- 
dencia trabajemos unidos en ¡a gran lucha con los últi- 
mos esfuerzos de la tiranía espirante. La siguiente * 
Aurora dará la subscripción de los Patriotas que contri- 
buyeron para eátas festivas funciones. ¿ No seria una 
omisión criminal dejar de comunicar al publico los nom- 
bres de los Patriotas que en esta ocasión se han señalado, 
demostrando su adhesión á la libertad y su odio á la 
tiranía ? Justo y debido es que se sepan para alabarlos, 
y para que en esto recivan el mayor premio que puede 
pretender una alma generosa y amiga de la gloria. 



AVISO AL PUBLICO. 

EL dia de hoy es el ultimo en que sereciven subs- 
cripciones en una de las Salas del Cousulado para la 
elección de los Senadores, que ha criado el pueblo en 
su constitución presentada al Gobierno. Esta consti- 
tución fue subscrita por todos los Comandantes de 
armas, por todos los Tribunales y Corporaciones, por 
todos los Padres de familias, y por todos los ciudadanos ; 
de suerte que por lo que toca á esta Capital, puede 
decirse que es la voluntad general, en todo rigor ;y para 
que lo sea de todo el reyno se espera la subscripción de 
sus Provincias, que no tardará mucho. 

ADVERTENCIA. 
GUILLERMO CHASE, 

NATURAL DE BOSTON, 

CON su mayor respeto avisa al publico, que ha 
abierto una TONELERÍA en la Calle de Moneda 
vieja: y que está pronto á recibir obras de su profession. 



IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE 
EN LA IMPRENTA DE GOBIERNO, 

Por losSrcs. Samuel Burr Jü¡insto:b y Simón Garriícn. 



/ 



LUCE BEET POPÓLOS, SOMNOS EXPELLAT, ET ÜMBRAS! 



<ío. 39. 



Jueves 5 de Noviembre de 1812. 



Temo 1. 



'jfjjg K Y^***±¿i»^¿^*mw*f«m t 



DISCURSO 



SGBEE EL SISTEMA. 

EL que ama la verdad, la busca sin prevención : esto 
es lo que yo exijo de los que lean este dicurso para que 
no se escandalizen antes de examinar despreocupadamen- 
te sus fundamentos. Si ellos son ciertos y solidos, con- 
vencerse : y sino, impugnarlos para enmendar el error 
que nunca será, de voluntad, como el de los que se obs 
tinan para no ver la luz. Otro ha explicado antes, que 
es Patria; y yo intento ahora averiguar, que esSiste?na, 
para que todos seamos conformes en la opinión del que 
adopta la Patria. 

Desde el principio de nuestra i*ei T olucion han clama- 
do los amantes de la Patria por la necesidad de formar 
la opinión publica: pero sus clamores serán siempre 
nulos, si ellos mismos no especifican la escencia de la 
opinión que apetecen. Desear que todos convengan en 
un Sistema sin explicar qual sea éste; es lo mismo que 
intentar que los hombres sean adivinos, ó que cada uno 
manifieste sus sentimientos con el valor de que carecen 
los mismos declamadores, ya que no se atreven á fijar el 
objeto á que terminan sus instancias por la uniformidad 
de la opinión. 

Si pretenden que esta consista en que el Pueblo 
entero se contente con haber depositado en muchas 
manos el Gobierno qiie antes se administraba por una 
sola ; la solicitud me parece extravagante : por que la 
felicidad general jamás se afianzará en el numero de las 
personas, sino en la beneficencia y virtudes del Gobi- 
erno sea de uno ó de muchos ; y en siendo malos los 
CTubernates, no habremos hecho otra cosa que separar 
al tirano para multiplicar la tiranía. 

Es verdad que entonces nos quedarla el consuelo de 
enmendar nuestro error en la elección siguiente, y tener 
siempre la esperanza de un termino señalado que no 
teníamos en el despotismo antiguo. Pero también 
entonces no será la pluralidad de Guberaantes, sino su 
periódica mutación eso que se llama sistema: y me 
parece cosa ridicula y muy pequeña apoyar nuestra 
<¿icha en las repetidas elecciones que cuesta tanto 



acertar como desprender á los hombres del espíritu de 
partido, é infundirles aquellas virtudes cívicas que 
sofocan la facción y la intriga. 

Ademas : ¿ que podran servirnos los reglamentos que 
metodicen este derecho electivo^ siempre que no este- 
mos seguros de que el es efectivamente un derecho de 
que nadie podrá despojarnos ? Y ¿ lograremos esta se j 
guridad estando dependientes de un estraño que podrá, 
despojarnos de la ley á su arbitrio ? Yo creo que me ac- 1 
erco á el objeto único y esencial de la opinión publica, si 
consigo convencer que el sistema consite en GovernarnoS 
absolutamente por nosotr s mismos, y remover los obsta* 
culos que deban influir en la imaginación de cada uno 
para dudar de este derecho, que es mejor executarloen 
muchos por que es difícil que todos quieran b logreo 
ser despotas. 

No quiero subir á la conquista, y empeñar los argu-" 
mentos que desmuestran que la fuerza y la violencia, 
nunca autorizaron la usurpación de lo que era ageno: 
quando todos saben que el dominio no se adquiere sincí 
por un pacto con qué el propietario legalmen te lotrans^ 
fiera : y los Pueblos de Chile no sabemos' que hubiesen, 
celebrado semejante contrato con sus Conquistadores* 
cuyos derechos (si tubiesen algunos) nos corresponden- 
ran como á su descendencia ; por que habiendo salido 
libres del seno de naturaleza, no hemos pertenecido a" 
patrimonio de una casa, ni hay autoridad sobre la tierra 
que pueda aplicar á. cierta familia las generaciones que 
se reproducen, se succeden, y forman pueblos de hom- 
bres que nacieron con la misma libertad que un Rey, 
que no ha sido regalado en el vientre de su madre con un 
diploma celestial paia gobernar á sus semejantes si ellos 
no lo quieren. 

Desde la prisión de Fernando 7 o . se ha repetido mil 
veceá por las plumas españolas, y no era necesario que 
ellas lo enseñasen, para que fuere cierto que ¿as Accio- 
nes no se hicieron para los Reyes, sino esto- para las 
Naciones : que ellos son unos Oficiales del Pueblo, mayor- 
domos de sus intereses, y depositarios de la Soberanía 
popular Con solo estos axiomas dogmáticos de la 
Política y el cautiverio de Fernando, hay sobrada mate-- 



162 



AURORA DE CHILE. 



ría para que el derecho de gobernarnos los Chilenos por 
nosotros mismos sin dependenc ia alguna de afuera, sea 
una de aquellas verdades que se entran por los ojos hasta 
el celebro. 

Fernando 7 o . fue jurado Rey en la forma que se acos- 
tumbrada por un Alferes Real que habiendo rematado su 
vara, no compró los poderes invendibles del Pueblo ni la 
voluntad agena para sugetarla á la suya. ¿ Podrá obli- 
gar mi conciencia el juramento que yo no he prestado,. 
ni otro á quien yo haya comisionado pa ,_ a jurar en mi 
nombre ? Los Teólogos mas rigoristas responderán 
que no, y la razón natural lo está dictando. 

Por otra parte : el juramento de obediencia y fideli- 
dad es de la clase de aquellos que los Canonistas, 
Ministros de la Moral, y Doctores de la Iglesia llaman 
promisorio-, y que según su doctrina embebe las condi- 
ciones tacitas é impresindibles de que los contrayentes 
se hallen en posibilidad de Henar sus repectivos deberes, 
y las cosns permanescan en el mismo estado en que esta* 
dan quando se juro. Por exemplo : Yo he pactado 
con Diego una Compañía de Comercio y nos hemos 
juramentado de poner dentro de dos meses el capital de 
dos mil pesos: antes de este plazo cayó Diego en esclavi- 
tud, varia de estado, y el queda inhábil para la Sociedad 
como yo desobligado de cumplirla. Fernando libre fue 
jurado Rey ; después se muda su condición en la de cauti- 
vo; desatándose por consiguiente en el vasallo el vinculo 
del juramento y la obligación ó pacto de obedecer al que 
juro libre y no cautivo. 

Pero supongamos, que Fernando sea la Monarca de 
Chile, por que así lo acepten sus habitantes. Este Rey, 
después de cautivo ¿que clase de poder civil exercerá en 
un Pays que no sabe si su Principe vive ó ha fallecido, y 
que no duda que se halla civilmente muerto ? ? Como 
podrá ser el resorte de su vida civil el que no la tiene, 
y acaso carece de la natural ? ¿ Que leyes, que refor- 
mas podrá embiarnos desde el Castillo de Ualensey? 

¡ Ha ! si por ventura ha muerto yá este infeliz joven 
¡ Qua-nta será nuestra vergüenza, quando (corrido el 
el velo que oculta su «ombra, y convina ndo el fin de sus 
dias) viésemos que nos hemos estado conduciendo en 
nombre de un ente imaginario y sin existencia ! La h is- 
toria será para nosotros un monumento de rubor, y de 
la influencia infamante que han ganado sobre nuestro 
espíritu los hábitos del respeto mas servil, y mas imperio- 
so que la fuerza misma del instinto. ¿ Que se diria de 
un Propietario, que habiéndole preso á su Mayordomo, 
necesitase manejar la Hacienda en nombre de este para 
hacer valer sus disposiciones domesticas? ¿Quede 
aquel que, cautivado el depositario de su caudal y vol- 
viendo á recivirse de sus intereses por este accidente, se 
juzgarse sin facultades para negociar sino en nombre del 



Depositario ? Pues si el exercicio de la Soberanía ha 
recaído en el Pueblo, por que se halla preso el Rey que era 
el Mayoral en quien estaba depositada ¿ habrá cosa mas 
ridicula, que un Pueblo que administre el Govierno de 
que es dueño en el nombre de este mismo Rey inexisten- 
te á quien lo había confiado ? 

Ahora bien : sino es necesario invocar el nombre de 
Fernando para gobernar, ¿ por que principio estamos 
sometidos á los que en su nombre pretenden sojuzgarnos? 
Chile, un pueblo libre y de iguales derechos á los demás, 
se encuentra capaz de una administración independi- 
ente, la desea, toma sus medidas para consolidarla pasi- 
ficamente : ni Dios, ni la naturaleza se lo impiden ; 
antes bien, su libertad la debe al Ser Supremo y no es 
donación de los hombres : luego tampoco hay obstáculo 
ni en la Religión ni en la Política que le enbaraze este 
deseo, este derecho de gobierno por si mismo con 
independencia de otra Autoridad que no sea la territo- 
rial. 

¿ Y D. Fernando ? ¿ Y las Cortes ? ! Y la Regen- 
cia de España ? De D. Fernando he dicho lo suficiente: 
de las Cortes y Regencia lo han dicho otros : y yo 
añadiré que ellas se hicieron sin nosotros, por que nos 
llamaron con bypocresia, con mala fe, con desigualdad, 
y últimamente con engaño hasta darse tiempo para 
pretextar un apuro y no aguardarnos. Sobre todo, 
nosotros también vamos á tener nuestras Cortes en el 
Congreso Chileno : tenemos ya nuestra Regencia en la 
Junta : no necesitamos de pasar anchos mares para bus- 
car la feliz Constitución y los destinos que aqui nos 
daremos con mejor conocimiento del mérito, y de las 
circunstancias que están presentes á nuestra vista : y 
mientras se prepara Ja representación legitima de 
nuestros pueblos, Fernando sera nuestro Rey hasta que 
aquella fixe nuestra suerte. 

Confesemos pues que podemos, y debemos gobernar, 
nos por nosotros mismos : y este es el sistema que debe 
contraher la opinión publica, sin que la mera imagen de 
un Monarca se oponga al derecho efectivo de nuestra 
independencia : y este convencimiento habrá disipado 
las sombras, y removerá los obstáculos que pudiesen 
influir un escrúpulo en la imaginación. 

No dudándose del derecho, menos puede dudarse de 
la conveniencia de este sistema, que sera tanto mejor, 
quanto mas claramente se ve lo que esta dentro de nues- 
tra casa, que á una inmensa distancia. Con la misma 
prontitud se crearan y fomentaran los bienes, que se 
enmendarán y aniquilaran los males que están inmedia- 
tos : y si al principio no gozamos de una administración 
perfecta, la experiencia la rectificará : y en fin : ó pro- 
varemos lo que podemos ser ; ó seremos lo que quera- 



AURORA DE CHILE, 



mos, y nunca esclavos de amos foráneos que siempre 
son menos caritativos que los compatriotas. 

Paisanos : unión, uniformidad en la opinión, paciencia, 
constancia, amor á la virtud, á la ilustración, al trabajo, 
y á la libertad. Teñe quod hades, ve alius coronan, iuám, 
aconsejo San Pablo :y en buen castellano quiere decir : 
has recuperado tus cosas ; no hay que soltar la presa. 

Patricio Leal. 



AVISO AL PUBLICO 

DE resultas de las subscripciones que se tomaron 
en !a Sala del Consulado desde el 27 hasta el 29 del 
pasado para el nombramiento de los Senadores, Exe- 
cutores y Regidores conforme á la Constitución san- 
cionada, han salido electos los Señores de la lista que 
abaxo se presenta al publico; los quales se recivieron 
en sus empleos, previo el juramento de estilo, el dia 
3 del corriente, y quedan exerciendo las funciones de 
sus ministerios. 

Para el Senado elegidos. 
Dr. Dn. Pedro Vivar, Presidente, 
Dr. Dn. Juan Egaña. 
Dr. Dn. Gaspar Marin. 

Supliente — Dn'. Joaquín Chabarria. 
El P. Camilo Henriquez, Senador secretario. 
Dn. Francisco Tagle. 
Dn. José Nicolás de la Cerda. 
Dn. Manuel Araos. 
Suplientes para el Senado por qualquiera evento. 
Dn. Ramón Errasuris. 
Dn. Joaquín Gandarillas. 

Para el Poder Executivo. 
Dn. José Miguel de Carrera. 
Dn. José Santiago Portales. 
Dn. Pedro Prado. 

Secretarios. 
Dn. Manuel Salas, de relaciones exteriores. 
Dn. Agustín Vial, de lo interior. 

• 

Para el Cavildo. 
Dn. José Agustín Xara. 
Dn. José Antonio Valdez. 
Dn. Anselmo Cruz. 
Dn. Antonio José de Irisarri. 
Dn. Antonio Hermida. 



Dn. Tomas Vicuña, 
Dn. Nicolás Matorras. 
Dn. José Manuel As torga. 
Dn. Baltazar Ureta. 
Dn. José Maria Guzman. 
Dn. Ysidoro Errazuris. 
Dn. Juan Francisco Larrain. 



DECRETOS DEL GOBIERNO. 

Santiago Octubre 31 de 1812. 

PARA cumplir la voluntad del pueblo, contenida en 
las Elecciones que manifiesta conforme al nuevo regla- 
mento provisional póngase inmediatamente en noticia 
de todos los que en ella han merecido su confianza, para 
que el dia 3 de Noviembre próximo, se presenten á 
prestar juramento en la sala de Gobierno y aceptar allí 
la distinción que de sus personas hace la Patria. De 
todo lo actuado se dará cuenta á las Provincias cuya 
sanción debe darle la consistencia que necesita para 
acreditar la unión, que ha de ser la base de la común 
felicidad de los Ciudadanos de este Reyno. 

Prado. = Portal. s.=:Carrera.— 



Santiago 29 de Octubre de 1812. 

AUNQUE la experiencia enseña, que puede fácil- 
mente separarse el salitre en quasi todos los lugares de 
Chile, y que esta sensilla operación presenta un articulo 
seguro de indutria á las manos débiles y talvez involun- 
tariamente ociosas : las travas que siempre han embara- 
sado el progreso de nuestras labores obligándonos á com- 
prar como nesesarias muchas materias que como super- 
fluas debian ser el objeto de un Comercio activo y de 
ocupación peregne han frustrado su logro ; por tanto el 
Gobierno que se desvela por la común felicidad ordena, 
que no solo no se oponga el menor estorbo a la elebora- 
cion de estas sales sino que paguen quantas se extraigan 
de buena calidad en la Fabrica de Pólvora á veinte y 
quatro pesos quintal, proporcionalmente el de menos 
actividad y clase, y para facilitar tan importante ocupa- 
ción las autoridades subalternas prestaran quantos 
auxilios estén a sus alcances, y seministraran instrucio- 
nes en los periódicos,* Imprimase en la próxima 
semana. 

Prado.— Portales. .== Vial, secretario.— 



* Quantlo haya proporción se dará en la Aurera una instruc- 
ción sobre este particular sacada de los mejores métodos 
conocidos hasta ahora en Europa, 



Wi 



AURORA DE CHILE. 



NOTICIAS 

RELATIVAS á BUENOS-AYKES. 

De Papeles públicos. 

ESTADO que manifiesta la Artillería; Armamento, 
Municiones, y otros útiles tomados al enemigo el 24 
del corriente, y existentes en el parque de artillería 
de este exército. 

Cañones de Bronze. 
De calibre de á 4 - - 4 

Id. de á 2 - - 2 

Id. de á 1 - - 1 



, 


Total 7 


Armamento. 


- 


Fusiles 

Bayonetas 
Lanzas enastadas 


358 

133 

39 



Total bcO 

Municiones. 

Caxones de municiones de artillería 40 

Id. de fusil 30 

Id. de Lanzafuegos - 1 







Total 71 


Utensilios 


de Artíller 


ia. 




Caxas de guerra 


- 




5 


Tiendas de campaña 


• 


81 


Azadas 


-- 




17 


Hachas 


. 




19 


Partesanas 


- 


- 


27 


Resmas de papel 


- 




2 


Caxones de Herramienta de armería 


2 



153 

Quartel General del Tucnman, sepulcro de la tiranía, 
Septiembre 29 de 1812. 

Francisco Villanueta. 

Se recoge armamento, y he expedido bando para que 
el paisanage presente el que ha tomado. 

Belgrano. 



Artículos de Cartas fidedignas. 

EN Maldonado se levantaron cincuenta marineros 
Americanos con algunos del Campo asesinaron la Guar- 
nición, y reconocieron e! Govierno de Buenos-Ayres. 

Las hostilidades de los Marinos con algunos puebleci- 
llos indefensos de esta Banda se hacen casi increíbles 
por su barbarie y crueldad. Yo he visto cartas y par- 
tes de estas atrocidades que recientemente han perpe- 
trado en S. Nicolás de los Arroyos. Después de haverle 
saqueado completamente asesinaron á algunos entre 



ellos á un Sacerdote de setenta y nueve arios, se lleva- 
ron los vestidos y vasos sagrados déla Capilla arrojando 
las formas sobre el Altar: conduxeron con sigo los escla- 
vos que habían, y los trastes que no pudieron transportar, 
los inutilisaron. 

La Campaña de los Paraguayos contra los Portugue- 
ses terminó felizmente. Luego que estos supieron que 
marchaba la expedición, entregaron el fuerte Borbon y 
se retiraron á sus fronteras. 

El Obispo de Salta ha sido conducido preso á esta,, 
se ha depositado en la Merced, y se le está formando 
causa por inteligencia con Goyoneche. 



HOSPITAL DE S. JUAN DE DIOS. 
Octubre 31 de 1812. 

HA llegado al numero de quatrocientos un enfermos 
de todas clases los que se han asistido en este mes, in- 
clusos ciento cinquenta y uno, que quedaron por fin 
del anterior. 

ARTILLEROS. 

Entraron 30. Sanaron 31. Murió I. 

ASAMBLEAS. 

Entraron 3. Salió 1. Ningún murió. 

GRANADEROS. 

Entraron 96. Sanaron 98. Muiieron3. 

GRAN GUARDIA. 

Entraron 33. Sanaron 29. Murió I. 

PAISANOS. 

Entraron 87. Sanaron 28. Murieron 22. 

Nota. La mayor parte de los que resultan muertos 
ha sido de la Viruela; este perverso mal, cuyos estragos 
había hecho cesar en gran parte á los principios la 
inoculación de la Vacuna, es hoy epidémico, y de una 
malignidad tan infaltable, que es muy raro el que no 
trahe aun tiempo con la necesidad de morir : fecha ut 
supra. 

Manuel Joaquín Valdivieso. 



AVISO AL PUBLICO. 

El Lunes 9 del corriente saldrá á la luz la 
CONSTITUCIÓN PROVISORIA DEL REFNO, 

Subscrita por el Vecindario de esta Capital, y acep- 
tada y mandada circular por el Gobierno. 

IMPRESO EAT SAJVTIJQO DE CHILE 
EN LA IMPRENTA DE GOBIERNO, 

Por los Sres, Samuel Burr Johnstoiu y Simón Qarrifon: 



f LUCE BEET P0PUL05, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



No. 40. 



Jueves Í2 de Noviembre de 1812. 



Tomo 1. 



ESPÍCIES FINAS. 
ORACIÓN INAUGURAL 

BE TOtfAS JEFFEKSON, PRESIDENTE DE LOS ESTADOS 
UNIDOS, AL PUEBLO. 

Traducida del original por C. Hz. 



AMIGOS, Y CONCIUDADANOS, 

LLAMADO á tomar sobre mí Lis obligaciones del 
primer oficio executivo de nuestra patria, me aprovecho 
de la presencia de la porción de mis conciudadanos que 
está aqui reunida, para expresarles mi profundo agrade- 
cimiento por el favor 'que se han dignado hacerme poni- 
endo en mi los ojos: y para declararles que conosco 
intimamente que este cargo es muy su penor a mis talen- 
tos • y que me acerco á el con aquel presentimiento 
fuñido y cuidadoso, que deben inspirarme la grandeza 
del empleo, y la debilidad de mis fuerzas. 

Elevar una nación esparsida sobre tierras extensas y 
fértiles— atravesar todos los mares con las ricas produc- 
ciones de su industria-que tiene relaciones comerciales 
con naciones, que imaginan derechos según las fuer- 
zas-que se avanza rápidamente á sus detmos, coloca- 
dos mas alia de lo que alcanzan los jos mortales ;— 
quando contemplo objetos de tanta trascendencia, y veo 
el honor, la prosperidad, y esperanzas de estas amadas 
rejones dependiendo del éxito, y auspicios de estos días, 
no°puedo dexar de humillarme á vista de la magnitud 
del cargo, que me confiáis. En verdad yo me abatiría, 
si la presencia de muchos de los asistentes no me recor- 
dase que en las otras autoridades establecidas por la 
Constitución, he de encontrar recursos de sabiduría, 
virtud, y zelo á que ocurrir confiadamente en todas las 
dificultades. Vos y yo, hombres del Estado, hemos de 
dirigir con seguridad el vagel,enque nos hemos embar- 
cado todos, entre el conflicto de los elementes y actual j 
tempestad del mundo. 

Durante la contienda de opiniones, al animarse y 
acalorarse las discusciones hemos ofrecido un aspecto 
no" muí edificante á los extrangeros engañados, no acos- 1 
tnmbrados á pensar libremente, ni á escribir con liber- 
tad Té que piensan. Pero habiéndose decidido todo por j 



la voz de la unión, anunciada según las leyes? constitu- 
cionales, todas las voluntades se colocan por si mismas 
baxo la voluntad de la ley, y reunirán sus efuerzos para 
el bien común. Asi todos debemos llevar gravado en el 
animo este sagrado principio : que aunque la voluntad 
de la mayoridad del pueblo debe prevalecer en todos los 
casos, esta voluntad para ser recta debe ser rasonable:— 
que la minoridad, que posee iguales derechos, debe ser- 
protegida por leyes iguales, que no pueden violarse sm 
opresión. Unamos pues nuestros ánimos, y nuestros co- 
razones.— Restablescase el comercio social, la harmonía, 
y el afecto, sin lo qual la libertad, y aun la vida misma son 
aborrecibles*. Y reflexionemos que habiendo desterrado 
de nuestra patria aquella intolerancia que envolvió en 
sangre y en lagrimas al genero humano, habremos ade- 
lantado poco, si protegemos la intolerancia política,* 
tan despótica como injusta, y capaz de producir unas 
persecuciones no menos sangrientas. 

Mientras duran las convulsiones del antiguo mundo, y 
los mortales espasmos del hombre furioso, que busca entre 
la sangre, y los estragos, la libertad que ha perdido ; no 
será extraño el que la agitación de las olas se extienda 
hasta estas remotas, y pacificas orillas ; que se dividan 
las opiniones, y las medidas de seguridad ;. pero la dife- 
rencia de opiniones no trahe siempre una diferencia de 
principios. ' Todos somos republicanos todos somos 
federalistas. Si hay alguno entre nosotros que opi- 
ne que fuera mejor variar la forma republicana, quede 
tranquilo, como un monumento de la seguridad con que 
toleramos los errores de opinión : sean libres los errores, 
para que sean combatidos con libertad. Yo sé que 
algunos hombres honestos juzgan que el gobierno repu- 
blicano no puede ser bastantemente vigoroso: que no es 
bastantemente fuerte para lo exterior. Pero querrá 
un patriota honrado, después de t- do quanto nos dice la 
experiencia, abandonar un gobierno que nos ha conser- 
vado libres y firmes, por el theoretico y visionario temor 
de que esta forma de gobierno, que es la esperanza del 
niundo, pueda talvez no tener toda la energía neessa- 



í irania contra la libertad de ©pinar en asuntos políticos. 



166 



AURORA DE CHILE. 



ria para conservarnos ? Yo no soy de éste parecer : al 
contrario, yo ereo que esta forma de gobierno es la mas 
fuerte de la tierra. Yo creo que cada hombre al llama- 
miento de la ley corriera al estandarte de la ley, y raira- 
ria la invasión del orden publico como un daño propio y 
personal. — Se ha dicho, que los pueblos no se gobiernan 
bien á simismos. Pero ¿ pueden ser bien gobernados 
por otros ? Acaso decendicron alguna vez de los cielos 
angeles en forma de reyes para governarlos ? Yo dexo 
á la historia que resuelva esta question. 

Sigamos pues amigos, nuestros principios federativos 
y republicanos — nuestra adhesión á la unión, y al govi- 
erno representativo. Separados felizmente por la natu- 
raleza y por un inmenso oeceano de las ruinas y desastres 
de unfi parte del globo — donde la ambición ve con frial- 
dad la degradación de los mortales — poseyendo unos 
payses fecundos, con exelentes y dilatadas tierras y cam- 
pos para nuestros decendientes hasta la milésima gene- 
ración— conservando cada diamas claro el conocimien- 
to de nuestros derechos, y el exercicio libre de nuestras 
facultades— el honor y la confianza de nuestros conciuda- 
danos, fundada no en el nacimiento, sino en nuestras acci- 
ones y en su gratitud — viviendo baxo una religión benig- 
na, profesada, es verdad, y practicada en varias formas, 
pero que todas ellas inculcan, y predican la hosnestidad 
la buena fé, la templanza, el agradecimiento, y el amor 
del próximo*— reconociendo y adorando una Providen- 
cia universal, cuyos inefables beneficios y disposiciones 
prueban que se deleyta en la felicidad presente del 
hombre, y mucho mas en su felicidad futura :— Con 
estas bendiciones, ¿ que nos falta para ser el pueblo 
mas feliz y próspero de la tierra? Sí, amigos, 
nos falta otra cosa : necesitamos de un gobierno sabio, 
y económico, que impida que nos dañemos los unos á 
los otros,— que nos conserve libre el exercicio y uso de 
nuestro bienes é industria, y que no nos quite el pan 
de la boca. Esta es la suma de un buen gobierno, y 
estoes necesario para completar el circulo de nuestras 
felicidades. 

Antes de entrar en el exercicio de mis nuevos debe- 
res, juzgo conveniente exponer con brevedad los princi- 
pios esenciales de nuestro gobierno, y que dirigen su 
administración. Estos son pues :— justicia ijual y 
exacta para con todo hombre, sea qual fueren su estado, 
y sus persuasiones— paz, comercio, buena amistad con 
todas las naciones— establecer alianzas con ninguna : 
conservar los gobiernos establecidos en todos sus dere- 



Ch\¿ í bene í C10 «estimable del cielo goza nuestro amado 
Chic de la moral pura, santísima, y amable de Jesu-Christo 
unida a | a fe incorrupta e inalterable de los dogmas Apostólicos' 
Ventaja, que reunida i tcdos los dones maí preciosos Te lá 
1 eTd íor'b ° C ° n8UtU y en " na de U- «Sienes nL recomendé 



chos como la administración mas conveniente para los 
negocios domésticos, y como el firme baluarte contra las» 
miras anti-republicanas— conservar el gobie'rno central 
en todo el vigor de la constitución cómo la ancla de la 
paz domestica, y seguridad exíerior-un zelo escrupuloso 
en conservar al pueblo el derecho de las elecciones : 
corregir los abusos tranquilamente, los quales se cortan 
con la espada de la revolución, quando no tienen fuerza 
los remedios comunes y pacificos— obediencia á las 
decisiones de Ja mayoridad, principio vital de las repúbli- 
cas, del qual no hay apelación sino á la fuerza, origen del 
despotismo— una milicia bien diciplinada, nuestra 
confianza en la paz» y en los primeros movimien- 
tos de Ja guerra para dar tiempo á que se acerquen 
las tropas regulares— la supremacía de la autoridad civil 
sobre la militar— economia en los gastos públicos— pa- 
gar honradamente nuestras deudas-conservar como una 
cosa sacrosantala fé publica— alentar la agricultura, la 
industria, y el comercio— proteger la educación, difun- 
dir las luces, extirpar las preocupaciones, y perfeccionar 
la razón publica— libertad de opinión— libertad de la 
imprenta— libertad y seguridad individual baxo la protec- 
ción del habeas corpus, y ser juzgados por jurados elec- 
tos con imparcialidad. Estos principios forman la bril- 
lante constelación, que hasta qui ha ido delante de 
nosotros, y ha guiado nuestros pasos en la edad de la 
revolución y de la reforma. Al establecimiento y de- 
fensa de estos principios se consagraron la sabiduría 
de nuestros sabios, y la sangre de nuestros héroes. Ellos 
deben ser el catecismo y el credo de nuestra fé política, 
el texto de la instrucción civil, y ¡a piedra de toque de 
nuestros servicios y confianza. Sinos apartamos de 
ellos en ios momentos de error, y de alarma, volvamos á 
ellos nuestros pasos, y recobremos el camino de la paz, 
de la libertad, de la seguridad. 

Me presento pues, amigos y conciudadanos, en el 
puesto que me destináis, con la experiencia adquirida 
en empleos subalternos, en que he palpado las dificul- 
tades de los unos, y la grandeza de todos : yo he cono- 
cido que es cosa mui rara el que un hombre, ser tan 
imperfecto, se retire de los cargos públicos con la misma 
reputación con que entró en ellos. Sin pretender 
alcanzar aquella alta confianza, que justamente pu- 
sisteis en el mayor y primer carácter revolucionario, 
cuyos preeminentes servicios le han designado el primer 
lugar en el amor de estos pueblos, y la página mas 
bella, y brillante en el volumen de la fiel historia, solo 
os pido que confiéis que administraré vuestros negocios 
con justicia, firmeza, y actividad. Yo pido indulgencia 
para mis hierros, que jamas séran intencionales. La 
aprobación, que envuelven vuestros sufragios, me con- 
suela altamente en orden á mi pasada conducta j y 



AURORA DE CHILE. 



167 



para lo futuro será mi cuidado conservar la buena 
opinión con que me favorecéis, promoviendo por todos 
ios medios posibles la prosperidad y libertad de todos. 

Confiando pues en vuestro afecto y en el patrocinio 
cíe vuestra buena voluntad, avanzo con obediencia á 
ettas nuevas fatigas, pronto á retirarme del empleo 
siempre que conoscais que podéis hacer una elección 
mas acertada. Entre tanto el Poder Infinito, que 
dirige ios destinos del universo, guie nuestros consejos 
a lo mejor, y les de un éxito favorable á vuestra paz 
y felicidad. 

Tomas Jeffcrson. 
Washington, 4 de Marzo, 1801. 



JUBILO PATRIÓTICO. 

LUEGO que llegaron los detalles de la victoria del 
Tucuman, el Diputado de Buenos-Aires cerca de éste 
Superior Gobierno Dr. D.Bernardo Vera dispuso se 
celebrase en la Iglesia de Mercedes una solemne misa 
de gracias, que cantó el Canónigo Dr. D. Juan Pablo 
Fretes. Los hermosos adornos del Templo perfumado 
de ricos olores y flores exquisitas, que sobresalían entre 
una copiosa iluminación, parece que habían llamado 
todas las gracias de la naturaleza y del arte para que el 
Santuario respirase aquella aura magestuosa que no se 
dexa sentir en las fiestas profanas. El concurso de 
todas las Corporaciones, Gefes Militares, y lucido pueblo 
de ambos sex6s no permitía un lugar vacio: y en los 
semblantes se leian aquellos sentimientos generosos con 
que la libertad dilata los corazones á la presencia adora- 
ble de su Divino Autor. Al escucharlos déla eloqüen- 
cia del Orador sagrado (el P. Presentado F. Ramón 
Romero,) que hermanando harmoniosamente la religión 
y el patiiotismo, presento el quadro sangriento de las 
victimas sacrificadas al furor de los despotas ; los ojos 
de los ciudadanos se encontraban con miradas ¡as mas 
importantes, que les arrancaba éste contraste de ideas 
nobles : la memoria de tantos horrores inspiraba ternura 
y venganza : el esfuerzo de los defensores de la America 
y sus triunfos excitaban valor, alegria, unión y constan- 
cia : la protección de la Providencia en favor de nuestra 
justa causa infundía un espíritu de confianza y gratitud. 
Estas pasiones se exaltaban al concierto de la música 
en medio del estruendo de tres salvas de artillería,- y de 
las aclamaciones con que la juventud entuciasmada 
recibió en el atrio al numeroso gentío que salía del 
Templo. Tiranos : ese Viva la Patria, que jamas 
resonó en las funciones periódicas del despotismo, es 
lá imperiosa, voz de los Pueblos, que han jurado vuestro 
exterminio,* y que lo conseguirán á pesar de los últimos 



empeños de vuestra impotencia agonizante, Rotas las 
cadenas con que habíais apricionado á la America, toda 
ella se confedera en vuestra ruina, con los vínculos mas 4 
íntimos que han de consolidar su independencia, y el 
feliz destino que no podéis borrar de los decretos eter- 
nos. Para vuestra confusión, y en prueba de la alianza 
del opulento Chile con la valerosa Buenos-Aires, ved el 
oficio con que el Gobierno contexto al convite de su 
Diputado. 



OFICIO DEL GOBIERNO.. 

ESTE Gobierno acompañado de las Corporaciones,, 
y Xefes Militares, concurrirá gustoso á dar reverentes 
gracias al Dios de Jas victorias, por la que ha concedido 
á las armas de la Patria. El Illustre Cabildo se 
honrará dando a VS. el primer lugar entre sus huespe- 
des distinguidos, no solo en la asistencia á la Misa 
solemne que há determinado se celebre el Dominga 
próximo, sino en todos los actos públicos en que quiera 
personarse. Este gran suceso en que há tenido, sin 
duda, tanta parte la virtud del General, exigía una 
demostración piadosa de reconocimiento, y este Reino, 
á quien interezan las felicidades de sus aliados y 
heroicos vecinos, debe manifestarles de todos los modos 
posibles su intima adhesión y vivos deseos de que la 
Providencia sea siempre favorable á los justos em- 
peños, que tan gloriosamente sostienen. 

Dios guarde á VS. muchos años. Santiago 6d& 
Noviembre de 1812. 

José Santiago Porta!es.=Jose Miguelde Carrera.^ 

Señor Diputado de Buenos-Ayres, ) 
Dr. Dn. Bernardo Vera Pintado, j 



ARTICULO COMUNICADO. 

OFICIO DEL CABILDO, 

EXJIO. S£ñOR. 

ÉL Juez de abastos ha hecho presente á este Cuerpd 
la suma escasez de trigos, y harinas, que se advierte en la 
Capital, de modo que están paradas varias panaderías* 
y que está el pueblo expuesto á quedarse sin pan den- 
tro de quinze diaz : el primer motivo de la falta del trigo* 
procede necesariamente de la escacez de la Cosecha, 
pero puede influir en gran parte el temor, que tienen los 
Arrieros de que se les aporraten las Muías. 

Para remediar la falta de este alimento tan preciso, cree 
el Cabildo debe proponer á V. E. que si lo hallare por 
conveniente, mande publicar la immunidadde las tro- 



. 



1-üá 



AURORA DE CHILE. 



pas conductoras de trigos y harinas, y juntamente la 
libertad de todo derecho real, y municipal hasta con- 
cluir el año, por que no sea tan crecido el descuento, 
que han de pedir á la Aduana los Subastadores de 
Alcabalas ; y en caso que por estos dos medios no se 
consiga dentro de un termino prudente el surtido que se 
necesita para el cosumo, será preciso pensar en violen- 
tar la libertad sagrada del Propietario, y obligarle áque 
no pueda conducir trigos para embarque, mientras el 
Pueblo no esté abastecido. Si áV.E. agradase lo propu- 
esto por este Cuerpo, se ha de dignar mandar circular 
sus ordenes superiores en los Partidos de Rancagua, 
Colchagua, y Aconcagua: y ordenar á sus respectivos 
Juezes, que indaguen si acaso se han hecho acopios, ó 
estancos de éste abasto, para que sean castigados ios 
monopolistas, como corresponde. 

Dios guardé á V. E. muchos anos. Sala Capitular de 
Santiago de Chile á 6 de Noviembre de 1812. 

Exmo.Sr. Manuel ¿eBérros.— Antonio deHermida.— 
José Marta de Gusman.^ Nicolás Méorfas.= Tomas de 
Fiama. = José Manuel Astorga. = Ysidoro Errazuriz. = 
Antonio José de Yrisarry.= 
Exma. Junta Gubernativa ) 
del Reyno. ) 

DECRETO, 

Santiago 7 de Noviembre de 1812. 

CONTEXTESE al Illustre Cabildo, que ha cesado 
la necesidad de las bestias de Carga, y Carretas para las 
obras publicas, y por consiguiente el motivo que indica 
déla escasez de conductores de trigos. Que se hará la 
prevención, que solicita á los Subdelegados, que indica 
para que velen sobre el monopolio de granos, que rezela, 
escusandose por ahora la minoración de derechos por 
los inconvenientes, que producirá necesariamente, y 
comuniqúese al Redactor de la Aurora, para que se 
publique. 

Prado. — Portales. — Carrera. — 

iHL < í 



ARTICULO DE OFICIO. 

Santiago, Noviembre 1 1 de 1812. 

AUNQUE existen en el Reyno suficientes armas 
para su defensa : se adquieren y construyen continua- 
mente: como importa que hayan en abundancia y de 
repuesto : para excitar á que su fabrica sea tan común 
como conviene, y que la seguridad del expendio aliente 
á perfeccionar este articulo de industria, para que hay 
todas las proporciones, y de que se han visto ya muy 
buenos ensayos : Se comprarán porel Gobierno quan- 
tos fusiles con sus bayonetas se presenten del Calibre, 
dimensiones y peso que tienen los del exercito al precio 
de viente pesos : y las pistolas de iguales calidades á 
diez y ocho pesos el par. Los que emprendan este 
trabajo serán auxiliados por las autoridades de qualquier 
lugar donde residan, y para que lo sepan, imprimase. 

Prado. — Portales. — Carrera. — 



NOTICIAS. 

Por Cartas de B nevos- Ay res de 16 de Octubre se dice. 
„ El Exercito de la Banda Oriental se apresura acia 
Montebideo : y el Nuevo Héroe Multa, que ha levantado 
de su orden 300 honores á las inmediaciones de las 
murallas, quitó á ésta Nueba-Cadiz mas de 4000 caba- 
llos, y todo el ganado vacuno y lanar, para presentarlo 
al Ínclito Artigas.,, 



POR cartas fidedignas de Cordova del Tacuman de 
fecha \6de Octubre ultimo se escribe lo siguiente. 
„ AYER llegó á ésta un extraordinario del Sr. 
Belgrano, que nos asegura quo Tri&tan con el corto 
resto que salvó de la victoria del 24, se halla cercado 
entre Salta y el Tucumam y que el General Dias Velez 
remite diadamente de 30 á 50 prisioneros de los que 
van huyendo. 



Oficio del Gobernador interino de Salta al Sr. General 
Be/grano. 

HOY á las 5 de la mañana, ha logrado esta ciudad 
sacudir el yugo de las armas que le oprimían asaltando 
gloriosamente el quartel y centinelas de su guarnición: 
por el orden regular, ha recaído en mi provisionalmente 
el gobierno, y considerando que puede convenir á V. S. 
esta noticia, tengo el honor de participársela, y la 
satisfacción de no haber sucedido desgracia alguna, 
quaiido con las mayores veras, y sinceridad, me repito 
á sus ordenes, de quien las espero con ansia para todo 
ulterior procedimiento en su obsequio. 

Dios guarde V.'S. muchos años. Salta 28 de Sep- 
tiembre de 1812. — Juan Antonio Alvarez de Arenales. — 
Sr. Brigadier General Don Manuel Belgrano. — Es 
copia. — Manuel Jase de la Baquera. 



LIMA. 

Las cartas que acaban de llegar por los últimos 
buques procedentes del Callao, confirman las noticias 
de los triunfos de los Quiteños y de sus aliados sobre las 
tropas del Virrey de "Lima. Las armas patrióticas se 
cubren de gloria por todas partes. 

Articulo copiado á la letra de la Gazeta de Lima deldi& 
14 de Octubre de 1812, publicado allipor un 
acaso singular. 
„ EL Exmo. é Illmo. S. D. D.José Cuero y Caycedo dignísi- 
mo Obispo y Presidente del Estado de Quito para consuelo de 
los- fieles que tan heroicamente se han sacrificado por la salud 
y defensa de sus hermanos, se ha-dignado concedir indulgencia 
plenaria á todos los que confesando y comulgando saliesen a 
auxiliar la defensa de la patria en la urgentísima expedición 
del Sud,' en los puntos en que se halla el exercito. ==D. Jane 
Manuel de los Reyes.— Es fiel copia de su original, á que me 
remito. Ambató y Agosto 16 de 1812. Ante nú=Pablo Hoyos, 
Notario Publico y del Santo Oficio. »/ 



IMPRESO EJV SjíJYriAQO DE CHILE 
EN LA IMPRENTA BE GOBIERNO, 

Por los Srcs. Samuel Burr Johnston> y Simón Garriicn. 



A U R O R A^ J6aSNMfc>DE CHILE 

i LUCE BEET POPULOS, SOMNOS ÉMLLAT, ET UMBRAS 



No. 41. 



Jueves 19 de Noviembre de 1812, 



Tomo 1 



ARTICULO DE OFICIO. 

Santiago 12 de Noviembre de 1813. 
APARECIENDO por la ultima declaración docu- 
mentada de un diario de navegación, que ha manifestado 
D. Felipe del Castillo Albo, del Certificado que sigue, 
de' haber dado fondo en Valparaíso el 16 de Agostoulti- 
mola Fragata Resolución que le trajo de Lima, que la 
obligación de 3 del mismo Agosto de concurrir con díñe- 
lo páralos gastos de la conspiración meditada contra el 
Gobierno, es íiicontextablemente supuesta, quando lo 
nomina entre los 35 convenidos al efecto, á tiempo 
que se hallaba navegando ese diay á la distancia de 31 
grados \6 minutos de latitud ; y resultando por el dete- 
nido examen que por ese antecedente se ha hecho del 
papel anónimo defoxas 55 con que se acompaña aque- 
lla obligación firmada de siete sugetos de los 35 que enu- 
mera el cuerpo de ella, que ha sido una maniobra de 
algún enemigo de la tranquilidad publica, como ademas 
lo convence el ser esa obligación de foxas 58 de letra 
disfrazada quando no habia motivo para ello si sus auto- 
Tes se habían convenido en subscribirla á continuación ; 
*l estar reglado con lapis ó plomo el papel anónimo del 
delator, como lo está también la obligación que acompa- 
saba : el no hallarse mas que siete firmas desde él 3 de 
Agosto, quando si habia la connivencia, ó comvenio que 
se supone, hubo tiempo sobrado para que todos la subs- 
cribiesen y el designar el papel anónimo la causal, ó 
escusa no pedida, de verse trémulas algunas de las siete 
firmas, atribuyéndolo al efecto del crimen, para qué no 
se sospechase la verdadera causa deltrabajo de remedar- 
las ; por estas, y otras consideración- s que ministra el 
sumario en orden á la inconseqüencia, y perfidia^del 
autor, y á la inocencia de los que reconocieron de bue- 
na fé en sus confesiones las firmas antes de leer la obliga- 
ción, que no lo habrían hecho si estubieran instruidos pre- 
viamente de su contenido, como negaron ser de su puño 
luego que la leyeron, suspéndase el curso de esta inves- 
tigación, siguiendo solamente el del asunto principal, 
en que concurren otras pruebas, é indicios contra otros, 
insertándose esta providencia en la Gazetapara satisfac- 



ción de los que fue on arrestados, confusión del auto* 
de la calunia, y justificación impareial de esta comisión 
del Superior Gobierno. 

Carrera. — Dr. Villegas.— Ante mi Torreé.-** 



QUANDO por un beneficio inestimable de ba Proví* 
dencia resplandecen en la primera magistratura las virtu.- 1 
des republicanas, y al rriismo tiempo entiende en los 
negocios económicos del pueblo un Cabildo ilustrado, y 
filantrópico, es oportuno recordar lo que se ha repetida 
tantas veces, la necesidad de promover la educación, de 
generalizar los buenos principios, y perfeccionar, y auü 
formar la raZon pública* 

Nuestra juventud hábil, graciosa y bien dispuesta. 
Conserva tristemente en iaucciun funesta 
El animo sublime. 
Aun ésta sin establecerse el Instituto Nacional, ap^ 
bado por las autoridades constituidas j y su falta escoda 
dia mas sensible. Su plan comprendí le los objetos mas 
interesantes, y mas indespensaMes ; y no es posible 
adquirir y comunicar en menos tiempo, ni con m^nos 
gastos tantos conocimientos. El Gobierno está ocupa- 
do en grandes, y multiplicadas atenciones y solicitudes j 
mas como el Instituto consta de dos paites, la una la 
Sociedad dé Sabios, y la otra los alumnos, si se crease 
la Sociedad, esta entendería en realizar y organizar toda 
Id restante del Instituto. 

Uncatesisnlo patrió". ico, escrito con la mayor sensiÜeZ* 
Claridad y brevedad* repartido á las escuelas para que 
los niños lo tomasen dé memoria, y lo recitasen en las 
plazas, convidando antes á la plebe por carteles para que 
asistiese, fuera sin duda muy útil ; y estas escuelasseri- 
ail de mayor utilidad p ira las familias, y menos pesadas 
para los niños, si se sujetasen á la inspección de perpo- 
iias sabias, que areglasen el plan de la enseñanza» y 
economia interior. Es innegable que se enseñan en !a9 
escuelas cosas no necesarias ; que lo bueno que sé ense-< 
ña se puede enseñar de mejor modo ; por exemplo, los 
principios aritméticos se enseñan generalmente muy malj 
pudiendo los niños en el mismo tiempo y mas fácilmente 



AURORA DE CHILE. 



170 

adquirir todos aquellos conocimientos aritméticos, que se. 
ice tan tanto en la vida civil, y en qualquiera prete- 
rí que se dediquen. El actual gobierno interior de 
télelas no es aprobado ^ las personas sensata. 
Fuera mui de desear que el catecismo patriotí o se 

* n A*« las clases de la Sociedad, por todas 
esparsiesc por todas las cia.seb ue r 

las villas y pueblos, entre los artesanos, y entre las mili- 
cias, V cuerpos del exercito. 

Toda» estas cosas son mny fáciles de hacerse, y 
deben contarse entte las de la mayor in.portanca, y 

necesidad. , , 

Todos están convencidos de la negligencia de los 
antiguos gobiernos, 6 de sus funestas intenciones acerca 
de este asunto. Aquellos gobiernos miraban como 
nna cosa indiferente el que los hombres fuesen ilustrados, 
ó ignorantes: por mejor decir, el despotismo, enemigo 
de las luces, procuraba conservarlos en una estupidez 
permanente, se desvelaba en dividirlos para mejor escla- . 
vizarlos, oponia obstáculos continuos -á la difusión de 
los buenes principios, y á a perfección de la razón pubh- 
c, Es oues tiempo de que una política ilustrada y libe- 
ral, una administración virtuosa y prudente, y una muni- 
cipalidad tan activa como amante del pueblo,. extirpe 
abusos, establesca lo que nos falta, y mas necesitamos. 
Por aho.a podemos dividir en tres clases á las perso- 
nas que han de ser el objeto de la educación, é instruc- 
ción \ la de los niños se consulta por medio de loque 
se ha dicho sobre 1 .s escuelas ; á la de los jóvenes de 
familias honestas se consulta por medio :del Instituto'; j 
y la instrucción de la plebe puede promoverse por medio 
del catecismo patriótico, aprehendido, y recitado por los 
Birlos, y esparcido entre todas las clases, y ademas por 
el medio eficacísimo, insinuado ya, délos misioneros 
patriotas, que Ueben y "difundan por todas partes los 
conocimientos mas útiles, y disipen las preocupaciones 
y engaños funestes. Un gobierno ilustrado y econó- 
mico puede sacar grandes ventajas de esta clase precio- 
sa y venerable de ciudadanos, entre los quales hay 
talentos desconocidos, y un patriotismo desnudo de 
interés. Parece que el antiguo régimen -se había propu- 
esto envilecerlos, pudiendo haber sacado de un cuerpo 
tan numeroso maestros, ministros, y pastores. Ellos 
son en todos los payses los únicos doctores, y moralistas 
del pueblo, y la piedad, el carácter, y la opuuon del 
saber, dan un gran peso á sus palabras y leciones. 
Encargúeseles pues la útil, y necesaria empresa de difun- 
dir lospiucipios saludables de nuestro sistema entre las 
clases del estado llano y de la plebe de todo el territo- 
rio del estado, y todos respirarán el amor, y el zelo de la 

gran causa. 

' Hasta ahora ha sido difícil hallar hombres instruidos 
y virtuosos, á quitiies confiar las escuelas de primeras 



letras. Si se diese á esta.digna ocupación el honor que 
merece, y se conociese su importancia ; si á los Sacerdo- 
tes quese consagrasen áellaá exemplo de los monges 
y pastores de la venerable antigüedad, seles concedie- 
sen é hiriesen guardar los honores, prerogativas y emo- 
lumentos de que gozan los graduados en sus comunida- 
des, reputándose los años empleados en este exercicio 
como si se hubiesen gastado en las lecturas de la cátedra, 
entonces, entonces se hallaran en las comunidades 
religiosas exelentes maestros. 



CARTA AL EDITOR. 

DEMASIADO se ha dicho ya, amigo mió, acerca de 
asuntos grandes v de utilidad general, es ya tiempo de 
que hablemos de negocios domésticos y económicos, que 
no influyen menos en la comodidad, salud, luenmento, 
y seguridad del publico. Hemos entrado, gracias a Dios, 
en mía época en que la municipalidad concibe buenos 
pensamientos, y los adopta el Gobierno, lleno de buenas 
intenciones. La ciudad necesita de alumbrado, cosa 
que no puede faltar, sin incurrir en la nota de desgreño 
abaldono, é incuria, en un pueblo culto : el alumbrado 
, es una cosa de ornato, y de comodidad, y es muí favora- 
ble al orden, porque la obscuridad es muí amada de los 
c-imenesylos expesos, Elaseode las calles y asequias. 
está mui descuidado ■ hay algunas muí asquerosas ; 
y todos saben quanto icílaye esto en la salud de la 
población. El ayre se carga de partículas matadoras, 
de semillas de corrupción y muerte ; y quando no suce- 
diese tanto mal, es cierto que la visita de estas partículas 
es mui desagradable á las narices. Es necesario cuidar, 
de que no falte agua ni en nuestras casas, ni en las cabes. 
Mui bueno fuera que se imaginase un arbitrio para que 
las calles se regasen todas las tardes, y que cada uno 
barriese su pertenencia, tomándose providencias parala 
extracion de basuras; asi respiráramos un ayre mas fres- 
co y mas húmedo. El paseo de los Tajamares, el de la 
alameda, y Cañada, son mui frecuentados, y en verdad 
que son gratos; pero los tajamares se ponen intole raoles 
por el acopio y vecindad de basuras, 6 inmundicias; 
y la alameda, y Cañada exigen un cuidado especia . 
Ltimaesque la larga estencion déla Canadá, que de 
dia en dia se puebla mas, no haga el mejor de nuestros 
paseos ; teniendo tocias las proporciones para ser tan 
hermoso como saludable. Yo creo que ahora le 
bastaba para tener estas ventajas, el que se p* 
'curase su aseo, se compusiese su piso, y se plantasen 
I algunos arboles ; yo tengo razones para no proponer e ^ 
I plantío del estéril sauce; mejor es el naranjo, y otos 
arboles que unen a la belleza y permanencia de J tf 



AURORA DE' CHILE, 



171 



hojas la producción de frutas de que se aprovechan los | sanidad, y después cuidar de que viviesen honestamente 
niños y los pobres. — LáChimba es una selva á donde no separándolas del ocio, y de una libertad funesta. Dirá. 



lia entrado aun la policía; y aquel punto puede hacerse 
mui hermoso. — Los hospitales son un objeto, que debia 
llamar toda nuestra atención, y excitar nuestra miseri- 
cordia. Estos domicilios de las miserias y calamidades 
humanas, estos asilos de la pobreza enferma, de nuestros 
compatriotas infelices, y forasteros desamparados, debian 
hallarse en mejor estado de aquel en que se hallan. Por 
ciertas causas está en mejor pie el hospital de mugeres. 
Sea lo que fuere, nuestra población es ya mui grande, 
para que un solo hospital sea suficiente para los hombres 
enfemios. El pueblo necesita, y esta necesidad debe 
contarse entre las mas urgentes, el pueblo necesita de 
un hospital grande, cómodo, de varias salas, con buena 
ventilación, baños, y otras cosas, y que esté a! cuidado y 
baxo la direcion de los principies vecinos. Mientras no 
demos algunos pasos para lograr su establecimiento, 
llevamos un paso mui de tortuga en la carrera de las 
reformas útiles. Pero donde hay fondos para eso ? Si 
los hay, si se aplica á la caridad y misericordia una parte 
de los fondos de la piedad. El Aposto! Santiago llama 
religión pura y sin mancha á las obras de caridad en 
favor de los desvalidos. Dirá Vd. que hay su misterio 
en estas cositas que digo; diga Vd. lo que le de gana, 
que yo lo que deseo es ser útil al pueblo. Todavía 
no es bastante este hospital, mi buen amigo, necesita, 
mos de "tro. Válgame Dios, por tanto como necesita- 
mos ! No nos acobardemos ; paciencia, y trabajar : 
menos había quando se fundo la ciudad. En el hospL 
tal de hombres, que debemos establecer tarde ó temprano, 
■se destinará sala para el gálico, ó mal venéreo, ó á lo 
menos habrán proporciones para curarlo; pero en el 
hospital actual de mugeres no se que hayan todas estas 
proporciones, ni que tenga toda laestension que para 
ellas se necesita. Ello és que este veneno horrible 
tace cada dia progresos mas rápidos y destructores, 
comunicándose mas, inutilizando la milicia, atacando 
á la juventud, y envenenando la fuente de la población. 
A los mayores sabios de las naciones cultas solo se ha 
ofrecido un arbitrio y un remedio para atajar este gran 
mal, quando ya existe en un pueblo, y és el establecimi- 
ento de un hospital en que solamente se reciban y curen 
mugeres enfermas de gálico. Se cita para exempló el 
magnifico hospital de Vicetra. Nosotros no necesitába- 
mos de un hospital tan grande ni tan suntuoso ; nos 
bastaba un hospital pequeño, pero con todas sus como, 
didades para llenar su objeto, y en el qual se observasen 
las constituciones del hospital de Vicetra en orden al 
secreto y régimen ; quedando al cuidado de una magis- 
tratura el remitir por fuerza y en secreto á dicho hospital 
á las mugeres galicadas, encerrarlas en el hasta su 



Vd y donde hay plata para eso ? Si la hay, mi amigo, 
pues por la bondad de Dios tiene nuestra patria Gobier- 
no, que tiene facultades rara proporcionarla. 

No estoy de humor para dexar en paz á los sastres, 
para quienes conviene mucho que se trabaje un aranzeh 
En 9 del pasado Junio D. Anselmo de la Cruz hizo pre- 
sente al Calbildo que el Gremio de sastres seguía en su 
exercicio una arbitrariedad, que tocaba en la raya de 
sacrificar al publico en el precio que pedia por hechuras, 
y en el exceso de los géneros, que se necesitan para los 
vestidos : que esta nota no comprende á todos, pues hay 
maestros de notoria honradez : que fuera oportuno se 
informase el Cabildo de quatro de estos para la formaci- 
ón de un aranzel, que aprobado por el Co h iernn, fe 
publicase en la Aurora. El Cabildo comisionó en 10 
del mismo mes al Regidor D. Joaquín López de Sbtbrna- 
yor para que oydos quatro maestros de sastrería, infor- 
mase. No he tenido noticia del resultado.— Muchas 
otras cosas tenia que decir, que quedan para otra ocasi- 
ón. De Vd. afmo. &c. 

Cayo Horacio, 



CONTINÚAN 

LAS NOTICIAS DE QlITO DE 7 DE AGOSTO. 

Articulo de la Gazeia Minist r/al út Lima de 14 ¿fe 
Octubre, o pi do á la letra. 
ADVERTENCIA. 
EL contexto de este articulo manifiesta haberse publi- 
cado por alguna equivocación. Hay papeles de r 
que la atribuyen á una causa bien infamante parí 
aquel gobierno. El pueblo de Chile ni da asenso, á 
semejantes anécdotas, ni es propio de su dignidad 
carácter perder el tiempo en dicterios y sarcasmos',, 
signos de una educación grosera, y de una cabeza espi- 
ritada, y de un pupulacho afeminado. 

NOTICIAS DEL NORTE. 

CON motivo de los crímenes y hechos atroces de los 
pueblos de Pasto y Patia se conmovieron todas ¡as ciu- 
dades coligarías del Cauca de ¡a provincia de Popayan, 
con el fin de castigar y perseguir á estos infames pueblos. 
En efecto no hubo hombre que no tomase ¡as amias : 
niños, mugeres y ancianos corrían con precipitación y 
alegría á alistarse bajo ¡as banderas de Ja libertad, y con- 
currir cada uno por su parte á castigar á los perversos. 
Se desplomo pues en masa toda aquella provincia res- 
petable de Popayan dirigida y comandada por Dona 
Juana de Camacho, dignísima esposa del Exmo. Sr. Pre- 
sidente D. Joaquín de Caycedo y Cuero, con el objeto 
de arrazar, demoler y destruir ese úa&me pueblo Pastu- 



m 



AURORA DÉ CHILE. 



so que pretendía hacer vacilar nuestra opinión, y 1. Los almacenes 6 graneros deberán construirse 
ho'llar declaradaine nte vuestros sagrados derechos. en parages secos, hures de toda humedad en todo tiem«- 

Se acercó pues, aquel valiente exército á las fronte- po. 
ras de Pasto con tanto ardor y entuciasmo que á su vista | Q. La madera que se emplea en estos edificios deb© 
hubiera temblado el mismo Bonapárfe ; siete mil valien- 1 ser cariada á tiempo, curada y que no sea ni verde ni 
tes popayanensés,y caleños arrollaron ía audacia délos j vieja. ; 

enemigos': una matanza general dejó expedito el campo 3- Debe cuidarse mucho de guardar las reglas s:gm- 
á discreción de nuestros aliados, y destruyendo á sangre j entes en la construcción de estos edificios : sus paredes 
v fue^o quanto se les oponía, entraron á Pasto, pusieron j serán bien revocadas paiaimpe lir la cria de insectos en 
en libertad ásu Presidente, oficiales y soldarlos prisio- j las rendijas ó escabrosidades: el techo deberá ser raso 
fieros, y tratan de hacer un exemplar con aquellos tero- 1 por la misma razón : en sus vecindades no debe haber 
ees habitantes que ha de sonar en todo el continente caballerizas, corrales ni n aterías que corrompidas 



americano, y oculta se bajó de la tierra á todos los ene- 
migos de nuestra libertad; puebio Quiteño, ¡ que pia 
certan Completo y agradable, nos ha dispensado en este 



atiaben ios insectos, como los vegetables podridos y ani- 1 
males muí rtos. 

4. Se abrirán dos ben tanas grandes en estos almacenes 



dia el piadoso Cieloj ! Habitadores de Caracas, Santa Fé, ¡ que estando una tiene á otra mirando á los vientos 
Cartagena y Buenos Ayres, recibid de nosotros los mas reynanteVy que ofresCan una renovación pronta al ayre, 
tierno! abrazos! Ya por fin, hemos quitado este estorbo ¡ queden colocarlas mas bien al fíente y fondo que á los 
que pretendía privarnos de vuestro influxoy correspolr- ¡ costados de ios edificios: estas ventanas tendrán su puerta 
dencia :-ya somos una misma persona y una misma de madera y su bastidor de tehz ¡ ara di "jar asegurado el 



alma, asi como solo tenemos unos mismos sentimientos 
que protestamos mantener á expensas de nuestra sangre. 

Vengan todos los bajaes del Perú : Abascal, Ayme- 
ric'h, y Montes, redoblen desde luego todos ios esfuerzos 
y ardides diabólicos : nada, nada, nos hará torcer nues- 
tra opinión ; y por fin dentro de pocos días, reunidos 
con las fuerzas de nuestros amigos del Cauca, y Cundí 
namarca, marcharemos precipitad mente á confundir 
las maquinaciones de aquel I os déspotas, que apenas exis- 
ten en un coito cantón del desg aciado Perú. 

En're tanto, ó amable Amazona, digna esposa del 
inmortal Caycedo, ven breve á nuestros brazos á recibir 
los mas tiernos holocaustos de amor y reconocimiento; 
aquí te aguardaremos con ellos abiertos, y te hemos 
erigido un altar en nuestros corazones en que vivirás 
eternamente. 

Teniendo noticia de qué los indios de Gualvani se 
están aprontando á hacer vi a ge á Gua; anda, deberá 
poner espías en los caminos desviados para trincarlos 
co-i todas las cargas y bestias que llevasen, y mandárme- 
los á este juzgado, como también á un Julián Cayambre 
de sU Pasagrande, y todos los mas que considerase delin- 
quentes en nuestra causa, y si les disimula queda des- 
comulgado, y cuidar de eso que es muy delicado. Su 
aiec ; 'v — Juan Manuel Vazeones — S Teniente de Pasa. 

Habiéndose dignado ei superior gobierno de Quito 



futo quando convenga, y poder dejar la ventilación 
Corriente quando sea necesario. 

5 Se deberá entarimar el suelo de los edificios, des- 
pués se construirá una armazón firme de madera de 
buena calidad', como en la forma de un tablero, dejando» 
unos quadros que puedan sostener cada uno un saco de 
granos ; y esta armazón se haiá guardando una propor- 
ción tal, que los sacos colocados en sus quadros queden 
separados entre si, para que el ayre pueda bañarlos por 
todas partes. 

ti. Que se dexen entre los pumeros sacos de las filas 
y las paredes de¡ edificio como dos tercias de vara para»' 
que pueda pasar un hombie por allí, y no se impídanlas 
operaciones de almacenar y sacar del almacén. 

Medítenlos Agricultores sobre esto, y sacando sus 
Cuentas del gasto y provecho} tomen su partido sin 
echarme á mi la culpa del daño que les puede venir por 
alglito disparate que hagan, ó por mala inteligencia, ó 
por poca meditación. Queda de \ . Sr. Editor, su affmo. 
servidor* Q. S. M. B. A. J. Y. 



Santiago 17 de Noviembre de ISIS. 

AYF.R larrle se celebió una Junta de Corporaciones y Gefct 



nombrarme poi Capellán y Comandante de los Cuchille- | Militares pi es.dirta por el lixmo. Gobierno, en la qual se ley* 
ros se servirá la bondad de V. S. prevenirme quartel para " na c " lta del vi,e - v clé Uma dirigidas los Vocales de la Junta. 
Ciento y qnafró hombres para el l'b del qie rige, favor Gubernativa; y habiendo convenido todos los Cuerpos y GeFea 
á une quedaré olh.'ado. ' e " ( t ,,e ' os insultos del Virey pedían se Je cerrasen los puertos, 

Pios Ríanle á V. S. muchos años. Taeunca y Agosto soto ee tuDO en consideración para no hacerlo el conocimiento* 
l6i!elolá. — Fr. Francisco de Sau, Capellán y Coman- de q iie eI P l ' ti)0 dc Li ma, compuesto de hermanos nuestroí 



dante. 



Sr. Edi'or de la Aurora. 

Leyendo una obrita sobre policía, encontré un meto- 
do biStante ¿ensillo y seguro párá conservar largo tiem- 
po los granos y atinas sin 'esi'm de polilla ni otio insec- 
to ; lo que me pareció digno de comunicar al pubi e> por 
lo que puede contribuir a la iqu<za de nuestro país. 
El me Lodo es el siguiente de M. da Parmeutier. 



no debia ser hostilizado por solo la culpa dtl Virey. Sin em» 
bargo de esto, se le haiá ver á este Señor que se equivoca erj 
sus cálculos, fundados sobre informes despreciables, y podran 
descansa!' todos los habitantes del Reyno en qne su enérgica 
Gobierno no atiende mas que á la seguridad y felicidad general» 



IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE 
EX LA IMPRENTA DE GOBIERNO, 

Por los Sres. Sumuél Burr Jo¡imton> y Simón Garrison. 



h!¡ ! ¿ 






rp 



Tomo 



Ho. 42. 

DISCURSO rOLlTlCO-MORAL 



, io «1 triisvo de k obediencia, sea piará j 
Quaii o se sacude el yugo ul 
, , to oíos e« el primer o.endido. hl e , el 

' $£ *■ <• -y 2£SK ;<±^ s;r b :u— s -.» ,—» 

«::„« *i 4--' »- ^ *-< "*"*■ "" • I ¿ ,..,iaMe ,,,* -;-« i ':,;;,::: , ;;;,r;: .;, 

p,uá epUt. ad Rom- cap. I», v. 1. 



esta salúdame ui««.h« — , 

1a Divinidad U»l.g.oir* ^.^ e;tV Ít^ 

•i r 4 .-. ni ora rulo los 1 ' l ^ c i ^ 

,0,1a santa. »od,perfec.*-- ; , |a¡)¡iis 

»^«™» C,aSeS Tlf;.Lo, I l e8 uvol„ntá.i; 



Qoando no alen abusando de 

e!1 ano 5 di,¡a, q neas,co m o -, ^ ^ 

¿i, poden tofefen, y o p, unen , eciín , !o 

f^stad,qae resiné en ejlos 

Quitad la ^¡o explicarme 

meV ,r, un b<m*g ^ , ^ ^ 
inductor, gua ^^^' s ^-^ los desatina 



e„ ellos a i^n ., . - - ¿ ^ f ^ ^ , ^ ,„, 
una car-a^uyncain,^ rece * • - ■ ftlÍMf 

clausulas mas- prudenciales,} ungK.a.u 
,Jacavid:d. «a empieza i Ma9 

* fí Tod4 criatura racional e-a w 3 ,tf 
potes ades: no hay autoridad que no '--ed P^. 
v ^si las que existen, por el son ordenadas. Po, t^to 
y asi las que r _ ordenación de 

i nno resiste a la oie^au, it 
el n« e 1< - sí ... ■- „ tQ ,„,, , p eterna cande- 



riWt*9pbn* conirauíi'icnuvi - — ^ -, resiste a ia l,lCÍ " u "' " , 

jaste a su obligación, v e i que res¡, i conde , 

'""*" congos buenos,, inocont^mad * 

feior Art, amigue- alterco, que- ^- - - _ pu „ : la E,,„a. Janta, m y .^^^ 

eouducto-, g na >« « £ ^J^ M^^^ X^o» . JW* 

tó ^^:s::s2:Sde.y— ^^^:^^f^ 

T i P ,-i ade ' i Q«e de una Ciudad, si los que a ™ l»P l , jo „ ¿ „„, „ ,, r Dio s : de oons,- 

¿ t, t • •', -.7 nara crn S1ÉO mismo f I^ as UL uli 

COll 1.1 Religión, y P^' ac S aunque . f ,,, „, , nM ;núor ; ,1»us subdita -sit: nonesfe 

■* 1* rl-^dcnfes, V enemigos déla fatria, H • omnis anima potestaubus sul.Umior u brdüíat» 

exeicito ele d,s.«« >_ eX)e rto, y valeroso : las de enin) p(UesUS , m. a De, : q ^ - ¿ » oni ve ^ vu 

mandados por un General «per ,y _ t . m u ., tttl , j i a uirunf ; n ra 

• Hn indócil, ysin lealtad, aunque dorran« do í h ies - lsnin , ipsi stb- dan. y i.a«_ne ^ 

un pueWo .ndooil y verda(i „, i*» ¡ non suliS üm.a bu» op«»^ - tl l 



"■i felicidad publica. 



i 74 



AUHORA DE CHILE. 



ahora? /gemirán „ k , Que me ««ponderan c ,n tanta -grosería v ,f , ' ° '° est0 PK'e&an, 
en aSn v , -''^ T ""í*" ' h in8t '»* U» * ' ,«11 n 7' ' * -*«*»*. -S 

Pa-a que » o», JL. i , ¿ *'* "eceSario i gusto? Pü „ s „¡ , "j . osnod ^ ««OMer, ni dormir 

^i.nmr s e c r " ,COhCarl " SenlM -P!^' -estro ele , ,L T""' ™ Mtro *-** V 

I- P"mer as »Z" n m ™°' ™ ° S *">«ta™ i dio, asi como (rae el da, '^"'^ Postro reme- 
no ni a fcrazon-jamas han tenido que responda v * d„ P 8 Son sus Palabras f,„ i, 

: :::r á ,a *i tóí - <- * «¿K£ «, " e,s no ,e " ,er ,a — j •■ • : 

d nue™ 8 ■ " CT " S! "' a Ca0!i ' 1 ' ' a : 1« '«mandaíar 
üel nuevo sistema ™ f í;i„ m> . "•': 



*» Queréis no ,om e r la pote ta JT ™ f °™ ri « B ¡ 
Obrad bien, j, conseguid lit t "' e , D1!, - ¿dan > 
«os (proaig ,e en el v 4 1 L .ÜÍ "f p0r " ' lo - *«<» 



Bogotá, Ql >,,o, Mex ™ ¿ W ' f ~^a. Caracas, , ara q„ e „„ r eI)as ánJ^^oTT"^"^' 
y ladrones. Y sobre J*. , 7' Saníl " n "' ! ■»• * " a >" r feciJidad en el el ' " " '° S ra8, °* 

todos estan »¿*" *! a f Cs,a fW™ > -,« *arei 8 mal, tt , me(1 J ~f y W ' UA * S si 
eoitinnameme „, ' , * Pe "™ de inores: esperando en vano llevan cnada T 3 "'" ' <""' 1"e no 

oa respo™:": ri^ Wa^ haC; ""' a :, A H™^ ^ '<* *'C*T """"^ ^ ^ ^ 
tan iniquos C on,o ,1 1U f L r .'.1 a e aun quando f ue ,a r Unios, p or - s e „,i, m „ rv 

¿rJés,T ™ltr ! 7 " C ° nCÍra ™ *de- nuestroa P ¿^ 1^2^°' C ° B n °°° 1 ™' h ™»™ 
P¡nc,pe*^ o] f, C 7' anS " e '° I" dina el h ,. aborrescai de Z ™ "" *** * eíl ° : *"*- 

n.ano^ot.dec d ;„; rpí:,:: 8 ma,eria : * •• Her - ,!e amar: « ^"^w-rcr'; ' ° s -^ 

J buenos, sino , amblen „afrT' f D ' ,S0 ' IeS,W r alienil0n0S de ' -ns-j, d I I»sM V ^^ 
«*o de la ln>ocree aVal me'n 8 ' '" le «* «' ar «»^»-'e° . 7 "prche mliend o r„ ' f r? 8 " 1 ' ™' 

* es.o, a„„ q ando uera^an i aP !, to, . ia - A "" " ¿ '« ^ ¡ ' '" "* 7 W thST!!" ," '^^ 

hn habido, y hi ,„ u , SíirL- ^ ""' q,Se fUer?a de ^'"rtunaros, aUoTmos f ' W * 

C hristian,smo ? Lns O,' , aUn .P ers e.?u,remos el , Jer i nuestro amor :„ue habei ? ,.», r C ° rre8p ° n - 

¡gual. Qm *-P»1 Pues vaislo nosotros la proximidad," *X ^ '' C **«** e» 

En quanto al irado í , vida '"^tra, nos unió á te Z . <I " e Jcsu - Cris '<> 

«I* voso,r„ s misl s 's ,r ,° e ° SegUn,l ° ,USa ' ,: S¡ ¿ '° C3 P ero ' P»es vo ro „ i, 

J. t Argu,, ob!Mr% ^^ fct eis v , 



AURORA DE CHILE. 



ílí 



lares tanto hombre provecto, virtuoso, circunspecto, vicioso no debsn s'átf aballe!* o§ en U confesión, va jo ía 
sabio, y por lo mismo digno del glorioso titulo de Futrió- 1 misma, y soc rgo de réspon.sibilídtfd os C' uksoipf, qfié 
&/, descubriendo al mismo tiempo esta divina exortacion lo practiquen, por que amas deque se supone ia gran 
bajada del Cielo, con unas promesas tan dignas, y tan dificultad en el venbcativo de su promesa, causa males 
misericordiosas para con nosotros; y al contrallo coa incalculables en el resto le la CnnlU"u'.«!-< f { Conque 
unas sentencias tan terribles para vosotros, nada menos es necesario, que lealzcn p'rth en p ik-bas de v< icíu e o 
que de condenación eterna, repito, que no es persuasible, anepe.it, miento, aboieciendo de i do cordón al tai 
que por terquedad, y puro capricho, y como dicen por ' pecado mortal; 

lio dar su braso á torcer, queraÍ3 padecer esas inc uno- j He dicho, que no deben ser absUeltos en ía "con fes jo a 
didades: vivir en inquetudes, sin paz, sin unión, sin Osparecera temeridad, y aun beregia hija iegituiía dej 
^amistad, y lo que es mas en pecado mortal, confesando, I sistema. La pasión os ciega ; no íOceo: el cap-icin e3 
y co ¡i ulgando sacriiigamente, por resistir a la ordenad- el único promotor en materias de tanto interés asi espi- 
ón de Dios en no amar el sistema de ia patria, y obedecer j ritual, como femporab Y de no, decidme ¿deesas 
de corazón á sus autoridades; remachándoos la otra ¡ diferentes teo ias, y p actics en ambos partidos, que 
chabeta de esclavitud eterna, como es la del Demonio : resultará pues sino trabas a quanta medida benéfica 4c? 



qui autenresístiñit, ip;-isi'ji damnaiionevi adqttir'uvt 

* „ Por lo mismo, prosigue el Santo Apoto!, de nece- 
sidad debéis obedecer á estas autoridades, no tanto por 
temor de su? castigos, quanto por ia consideración, de 
que estáis obligados en conciencia por orden de Dios. 
por esto mismo tenéis obligación de pagar los tributos 
en señal de reconocimiento, y para que os defiendan 



en esta administración. Sed pues exactos en dará cada 

uno loque debéis : á quien corresponda t¡ ibuto, tributo : 

á quien alcabala, alcabala ; á quien temor, temor: á 

quien honor, honor.,» Ea: ¿ Que decis ahora ? ¿ Puede 

el Dr. de las gentes hablar mas terminan 'e á nuestro 
° p 

favor ? Puede compromoíer de otro modo mas espreso 
vuestras almas, vuest' as conciencias ? No: no podéis 
negarlo. Pues voi á haceíos otra gacia, q e o conven- 
za mejor, para que todo vaya de gracia ; por que justi- 
tii.¡; confesarlo, que no ía tenéis. Ya no quiero que e¡ 
Santo Aposto! hab'e precisamente del gobit rno popu- 
lar. Supongo, que habla de todos los gobiernos, con 
esta calidad : que donde quiere el pueblo Reyes, habla 
de la obediencia á los Reyes : donde se avienen con 
Zares, y Emperadores, de ellos habla : en donde con 
gobierno Aristocrático, por consiguiente; y nosotros, 
fjue queremos el gobierno, que tenemos, Labia de 
nosotros. Por tan' o, íesulta siempre lo mismo. El 
que resiste á este Gobierno, contradice ía ordenación de 
Dios, contrayendo por este medio el reato de pecado 
mortal. Aisi es, que mientras no den estos testimonio 
de su arrespentimiento en este pecado por los mismos 
medios, y modos que enseñan los moralistas, deben darlo 
los que viven en ocasión próxima, ó en algún habito 

* Ideo necesítate subditi estote, non soium propter iram, 
sed etiam propter conscientiara. Ideo enitn et tributa préesta- 
tis: minisiri eriini Dii bimt, in hoc ipsum servientes. Redite 
ergo ómnibus debita: cui tribütum, tributum : cui vectigal, 
Tectigal : cui úmorem, timorsta: cui Síonotet», honorem. 
Escod. cap. 13. _vv. 6. 7. #, 



tome cerca de la Patria ? Lo que el uno determina ; el 
otro lo entorpeze Nec variamente las personas contra- 
rias al sistema en todos m míenlos están á la mira para 
eludir quanta idea contemplen Opuesta á la sil ya N o v 
por impotente que pares -a pa a obrar con perj ic o,qMÍ« a 
notengtisu ía'cuitad espéraaiá-propor-cion de su ra.ig ;V 
de c msiguente voluntad pa a la rxecuciou, á I is veces 
que con disimulo pueda m. niob'ar,y asi es itteoíioevi le 



como Ministros constituidos por Dios, á quien sirven fc j daño, que resulta Muci^s .eces'ochantqs merlos la 



execucion de un Orden expedido muchos días ,¡n'es; io 
esperamos: se retarda: prevenirnos su falta^ y iri advertí- 
mos, que es muy dificultosa el penetrar lastini -b.Us,que 
ocultan la mano maestra, que tune tirante la c uei-la, , 
qUe impide el progreso de orden tan aneíado'del pué lo. 
. A h! Y entonces que magisterio, <d< xtrez,-'* que >■] -9 
de linse no se neccsi an pa a aceita , á córta-i c n bl.z 
exilo ¿ quel vincnl , cua tirantez iba-á causjvr esé^y 
otra cadena de males aun capitules. Coi te pues de ua 
golpe el Exmo. Gobernó, que es 1 muco arbitro fnda.9 
esas manos maestras : corte uya c^nla divergenc a d© 
opiniones ; acabe los partidos, é imponga silencio. Por 
que, ó se debe mandar, que volvamos nosoiroSal siste- 
ma antiguo, y seamos unos con aq<¡ell s ; ó qUe aquelíoá 
se coadunen con nosotros. Si el puepio, que es el 
Soberano quiere lo primero, bien lo puede hacer y mudar- 
de sistema, quantas veces quie<a ; no es necesario que 
alguno lo diga. La libertad civil es la lase del sis- 
tema, perO no conviene por principio alguno, el 
permitir def-union, enemistad, y aun contad» dad ih 
menor entre unos, y otros por los gravísimos perjuicios,, 
y males, qué resultan igualmente espit únales, que tem- 
poral - s. Acábese de una vez ->sta distinción pop ¡< r. 
Hasta qnando permanesemo? en < s a mmoialid. d escau* 
dalosa ? Si el pueblo man uia liallasepor canvemVíi e, 
que fuésemos todos Mon:rch'"cos, seria un crimen irre- 
misible el vivir desunidos: luego mientras este Sobera- 
no quiera con lucirse bajo sus leyes actuales", aun ¿fué 
provisorias todavía, dictadas por si, es iguafmente'sü 
renuencia delito imperdonable. La caridad es e¡ fr.qío 
de la unión, y aquella Virtud la mayor de todas, es el 
vinculo con que nuestro Sobei ano Criador q"iso ligar- 
nos, y de que tan difusamente ir»s habla nuestro sao a- 
do p¡ utico Maestro autor del capitulo trece ba^o íá 
pena de condenación eterna. 



175 



AURCKA DE CHILE. 



* Oídle,' que' prosigue* su epístola, y*y a concluye I RAZONAMIENTO INAtTGVRA'L 

„ Procurad, d.ce, no leber. á nadie mas q e ios oíiciqs i ^que hizo al secado 

dccarida 1 en cu\a practica debéis esmeraros sumamea ; su PRESIDENTE el Sr. Dr. D. fedro de rir.i'x, 
te : por que ( 1 que ama á su próxima, cumple en la ley. | JÍL D]A 10 DE NOVIÍiMBilK DK 181 3. 

Pues en solo'él precepto, que manda, a, riar ó próximo] ' . "' 

, . . ' . , ,, * i ii ■ +. „„ TT Amigos, y Conciudadanos Senadores, 

cmnási mismo, se ha dan omor dimduios ios tros, y ¡ * '' . . 

" vii í?i ™„ „,i« EL! li() finalmente el dtaen que empiezen nuestras sasmnes.. 

quantos-*nas Hayan a arar del próximo, -lilaraoi que | Li .. comp¡uCenda qü3 podid ^spíi-arme &i lugar tóguidV 
se debe tañer al próximo, n ) permite, que se le naga el j que ocup0) y | a alta con fi a nza que me dispensa el sufragio de 
menor daiío. El qoe ama ¡mes al próximo, cumple c n mis compatriota», cede ¡ti sentimiento i timo de mi in.spfki* 
laleV á lavoide e tf.„ O a io v pos'ol 'A masdigUO, pO) encía, principalmente quando están tan agoviadas mis fuerzas 

~ • -J i » ■ i 4-,-, .,1 .ti„i-,i„ A a !.,CTTiao baxo ti peso de los años Yo elevo al ci. lo los oíos, de donde 

tiieomedad por tu sa aduna n t'J al,v re!v -lana, de las mas. i J . ■ 

•■ U1 - l i" I .y ¡ espero el acierto. — L.\ honoi, que io<o here la pal la, ca 

¿,\c seniocmnesdeiiuestrescorazones. ¡ A ti Santísimo . * u ., ldo ¡j grandes áe'beres, reposando en nosotros la-, esperanza» 
Gtie claramente nos hace ver el Sant > queituestro sistema ¡ c ¡ e ur¡ pueblo libre y i irafoso, debiendo entenier en sus as-unte» 

* . ii e ■ \ 17-1 i ■ I _ t ' '->_. j " .. /<_!__. i . . .1 .. i ■ .. _ _i .1.1.- 



es^l mase mexo COtl el de Cielo J Vd ; no decidme !que : mas graves y arduos. Colocados e'.itrte el^obierno y el pm 

¿ñalosiza mas con estos ¡vece.* S del Deea'ago ? el primero debe -hallar en nosotros los consejos de la p, ,,dcu - 

" ". , vil ■■■*'* t\u„; l°s pareceres de la -experiencia, de la i erkxion y la sabmun .. 

? Que ideas se ■acerca.Dmaí'ala-obsei-vaccia^ esta Divi- 1 e¡ H Sf>s?undo del)e e »Untfc*r en llOSOlros p ,,w.on,. *: .o, 

na ley. que prescribe .bene icia'se mñtu-am ntts quanto ; y vigilancia por sus intereses hiejí entendidos. ! Dichosos bi 
mas se 1 üe !a, 1<"S unos con iris otros hemíonos -? ^Sej-a como somos los -primeros en e-te cargo componiendo aqui él 
qí ,, s08 ¡ M >narq li :o, en e¡<me un solo feombre,Sea lj¡iÜ0, I primer s'enado^ nombre graiihinto á los pueblas, p-udiese nuestra 



b bueno, ign rante. 6 sabiojia de se" rl que ha le m indar 
necesariamente hasta la nvüerte ? ^e a aquel ssstemá.-j 
en que siendo uno solo el Monarca, hayan tantos ar'nt o- , 
que manden á su a'rttop, y conveniencia, resultando de 

■aqui una confusa Bobihiria ? Será aqt; 1 en que éxigie'n- 
d 1 el 01 den natural, que 1 'sGoTternan'.t s sean al rusto de 
todos, para el logro de la paz, y caridad f.'ater na, 1^ 

"n icio. a para alcanzar esta virtud sp.i ¡a de manos ? Ab 

•hombres cristianos ! Pe'Fraitidn e, qo-=> os diga, que no 
procedéis con equidad. Nosotros hefeges- ? Noso- 
tros? Aun os haréis dése tendido; de las ventajas df 
nuestro nuevo g bierno? Pe' o qnando las hab?is de 
cónfes , a p , aun quando (por imposi'-l ) vierais este papel 
¿No es cierto, que en este sistema todos , arfen ; qnando 
en el vuestro uno solo se lleva Todo? ¿ Que en este, 
nosotros mismos elegimos á los que n is lian de mandar ; 
quando en el vuestro tf ii' is qiret'ibutar c n vue tras 
rodillas parte del cuUo débalo á sida la Deidad al feto 
aun inanimado? ¿ lúe aquel dura eternamente-, si 
pudiera; quando estos son am >bibVs, quando conviene? 
One en el vuestro se obedece á un hombre mi tamañas 
distancias tan difíciles de superar, para lograr la suspi- 
rad justicia ; q lando en el nuestro losteeem ,c f ént< , 
y aun dentro de nuestras mismas ca«as? ¿ r )ue < r< 
aquel, \ ,o el retrato siquiera lo conocemos, pue q 
auii|á este n s lo mandan agraciado, 6omo todo ¡o 
dem is, quaado < n este sm hermanos, parientes, amierre, 
paysano , y condicipidos ? ¿ ' > no últimamente en e 
vuestro, ^s acaso el que menos |o mereze en origen:, \ 
descendencia ; y en el ñm s f ro ■Rosotr-cís mismos somóé 

' á un mismo tiempo los vasallos, y el soberano ? Vava : 
¡que dignidad la nuest a ! ¡ Que desigualdad eiitn 
linos, y otros' Que uno ri ismo se a quien ha de 
mandar, y obedecer; merecer, y premiar; delinquir, 
y castigar, con solo diversos res: eefós. Mucho se 
acerca éste á la raya de Divinidad !F J.M. B. 



* Nernini quidquam (Jebe a tis, r>°<ó ut irv'cem dil'gatis: qni 
enim dillgit proximüm, legem implevit. Nam:::-: et i qiiod 
est aliud mandatum- in hoc verbo, instaumtur i.Dilige.s proxi- 
n.um tuum sicui teipsum. Dilectio proximi malurh non 
operatur. Plent'audo eigo legis esl dileclÍQ. tx coáeni cap. 
filiit. VV. 9. 10. 11. 



que r.os 
[> si al decendep 4I 
je 1 o p-r el tuturo 



conducta.* y utilidad coprespondi r á :a expectación publica^ ser 
el txeni[)lo de nuestros sricéííores, y mereci'es v. o 
citase por modelo la posteiid id i ' Dichoso 
sepulcro, llevase la consol cion de huí ei 1 

i engiande;cimiéntb de mi patri , dex ndoía { u --¡> r.., fuerte 
y opulenta, y \ u ici do l»,xn la dulcí u.flu: neja cu-: las institucio- 
nes republicanas, siendo ei asilo d :js vi ttnl s > los itilent í.-, 
gozando de los biene-s ( e en..- ley . s bi¡ s y d« una dfni'nistra- 
cion paternal, cL- l.¡s aries > ius c.enei<..s, 'C¿ue son ia. columna 
de la iiüei'tuü üe los .pueblos 1 



NOTICIA?. - 

GAZETA DE WASHINGTON, 25 DE JUNIO. 

J\ACIOjYAL 1XTELIGEXCER. 
LA siguiente -relación, del leciliiniiégcq de nuestro Cónsul 
General en Cliilc&c. no puede dexar de ser mui grata á todos 
.os que aprecian como deben el valor deun tratoamigable con h i 
naciones con las qpe nuestras relaciones se-an probablemen é 
lata interesantes como con los estados n:icieiites de U America 
del sud l-s giv o s.btr que ' ICob'einodj Chi.e «cl.e con a* 
ijUcza la mano de amistad que le oh c ■ el e,o/tei nóck- .0- t'stado-A 
Unidos, aligue l¡ r la ion fiübttcuda. cr, ¿a Aurora dU reci 
aumento del br.Poinsxcil. & . ;:' 



REGISTRO SEMANAL DE BALTIMORE. 

Departamento de la Guerra, Marzo i2, de 1812. 



S 1 -. ñ o R 



Tenido el honor de participar en c «nestacion á su 
Carta oei 7 dfel corriente, que las fabric s de armas de fuego- 
están e¡í acción y en buen estado ; que en el año de 181 1. dieron 
22029 ¡asiles, y últimamente *e lian dado ordenes para aiimem r 
ei nUme.ro de armeros p ra extender las operaciones' Hasta. 
|ue ríen 30 000 fusiles anualmenú — ¡.os -'nales comprados de 
labncas privadas llegaron en 811 ".11801 pero por el estado 
rloreciente de las fabricas prívu\d ys se pm.de Calcular que e"n 1»' 
lütaro piuduciían un numero ni yor. 



LOS franceses han tomado ])o-' s'oi de IaPomerania Sueoa 
para cerrar maseficainsente toda iu costa meridional doi Báltico 



contra los Ingleses. 



DE CHILE 



IMPRESO EX SAXTIAG 

EN LA IMPRENTA DE GOBIE? SO, 

Por los Sre's. Samuel Burr Jcimáoiú ¿. Sz non Garrid 



¿mm 



¡LUCE JBEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



NO. 43. 



Jueves 3 de Diciembre de 1812. 



Tomo 1. 



Santiago y Noviembre 24 de 1812. 
La libertad de opinar y de discurrir no debe exten- 
derse hasta ser nociva á la Sociedad. Los que discor- 
deñ del resto del Pueblo acerca del sistema de Gobierno 
.-establecido para seguridad de la Patria, se deben 
abstener de impugnarlo, y sembrar noticias que lo 
combatan. La primera vez que se les justifique en 
una semiplena prueba haber quebrantado este precepto, 
serán amonestado: en la segunda serán expulsados de 
Ja ( ñ| ital, ó lugar de su residencia : y á la tercera, del 
Keyno. Publiquese por bando: circúlese alas Provin- 
cias é imprimase. 

Prado. = Portales.— Carrera.^ Vial Secretario. 

CIRCULAR á las avtorvh des provinciales. 
AUNQUE se reconoció en Chite la necesidad de 
una convención social, desde que para su segundad sepa- 
ró las Autoridades que abusivamente ocupaban el ugar 
de la general voluntad, bajo cuyo imperio solo debe vivir 
el hombre libre y civilizado, y setenian todas las ideas 
y sentimientos, que inpelieron á otras Provincias leales 
de la Nación á un paso semejante ; pero era muy difí- 
cil, y arriesgado entre las angustias de la incertidumbre, 
de la novedad y de los urgentes cuidados que llamaban 
•con preferencia la atención, detenerse a dar formas 
de instituciones, y elebar á reglas las máximas y princi- 
pios en que ya todos estaban de acuerdo. Esto es lo 
que acaba de hacer el Pueblo de la Capital; y lo presen. 
ta á los demás para que en uso de aquel derecho impres- 
criptible y precioso de regirse, y con aquella franqueza 
noble que constituye el carácter ( hile no, y que es el 
vinculo fuerte que une esta gran familia, lo adopten 
llanamente ó lo modifiquen para que acordado una vez, 
sea por ahora la expresión del consentimiento común, 
que alejando recelos dearbitiariedad en el interior, dicipe 
las sombras que puede haber esparcido en la distancia 
contra el honor del Paiz, ó la ignorancia, ó la malicia. 
Este Reglamento prepara la formación del que perpe- 
tuamente ha de afianzar nuestra prosperidad ; mientras 
tanto será el santuario de las inmunidades de los Pue- 
blos el Símbolo de la justa libertad, de la fraternidad, y I 



de la firme resolución de sacrificarlo t^cío á la dicha de la 
Patria. Este Gobierno lo ha recibido de manos de los 
Diputados del Pueblo: lo ha aceptado y jurado cumplir: 
han hecho lo mismo todas las Corporaciones y funcio- 
narios públicos : los Militares sean obligado del propio 
modo á sostenerlo, y en su execu ion se practicaron 
las elecciones de los individuos que han de exencer los 
emplos creados en él: *e ms ha confiado el Poder éxecu- 
tivo:D. Agustín Vial fue electo Secretario del despacho 
intcaior, y D. Manuel de Salas délas correspondencias 
de fuera. Para miembros del Senado se eligieron el D D- 
Pedro Vivar Presidente : el Padre Camilo Enriquez Sec- 
retario; D. D. Gaspar Marin ; Supliente de este el D. D. 
Joaquín Echeverría y Larrain ; D D. Juan E.gana ; D. 
Francisco Ruiz Tagle ; D. José Nicolás de ¡a Cerda ; y 
D Manuel Antonio Araoz. Suplientes para qualquier 
evento, D. Joquin Ganda-idas, y D. Ramón Errazu- 
riz. Para el Cabildo D. José Agustin Xara, D. José 
Antonio Valdez, D. Ancelmo de la Cruz, D Amonio 
de Yrizarri, D. Antonio Ermida, D. Tomas Vicuña, D._ 
Nicolás Matorras, D. José Manuel Astorga, D Bal 'azar 
Ureta, D José María Gusman, D. Ysidoro Errazunz, 
D. Juan Francico La' rain. 

A conceqüencia hará V. convocar á todas las personas 
de esta Provincia, que por qualquiera respecto sean 
dignas de concideracion, para que impuestos detenida- 
mente en este asunto, en su espíritu, y objetos, expon- 
gan con plena libertad, quanto crean convenir á solidar 
la igualdad de los otros, ¡a unidad indivisible de los 
Pueblos, y la felicidad publica é individual ; recordándo- 
les al mismo tiempo que es una facultad, y una obliga- 
ción de todo buen ciudadano concurrir siempre al bien 
de la Sociedad de que es miembro, y que asi pueden y 
deben dirigir sus advertencias en todos ramos á esta 
Junta, al senado, y después al Congreso de Represen- 
tantes, cuya reunión será uno de los primeros objetos 
de las tareas de este nuevo Magistrado digno por qual- 
quier aspecto de la general confianza. 

Nuestro Sn guarde á V. muchos años. Santiago 14 
de Noviembre de 1819. 

Prado. = Por hiles, = Carrera. = 



177 



AURORA DE CHILE. 
CFiriO AL ILUSTRE CABILDO. 



distinguir aun lasque no turban ni perjudican al orden 
social, siguiendo lo que enseña la experiencia en los 
SOLO la ilustración y las ocupaciones util«, perem- cult libreSj las que 1 turban, invierten y 

ne s, y fáciles pueden hacer virtuosos, felices, y zmme- ^ m ^^ m ha contadf) con estas d ; fe . 

rosos á los Puebl >s. L as causas del ocio involuntario, ^J^__ E , Goh[erm ]¡0 puede prooeder cori raayor 
y de los vicios- ya han besado, y es tiempo .que los L ^ on los qu8 promulgan doctrinas politi- 

MagistraHos instituidlos | ara el bien publico trabajen sm ; .'_ , ^ _ i ^ nrn#ilain . fín ^ 7 ; , irísrln 

emh razo en hacer sen' ir queconocen y desean desem- 
peñar efitódasu extenison los deberes que se impusie 



cas contrarias á las que ha proclamado y jurado. 

El decreto acerca de esto, inserto en la presente 
Aurora, es conforme á la practica de los payses mas 
liberales y cultos, y á los consejos de los escritores mas 



rorí ai aceptar la confianza dé sus Conciudadanos. 

F i-n<3 ¿»9hi»íaíí rrréiofar de suerte báxo la dirección de las 

fcstos esperan mejor, « zelosos por la libertad de la opinión ¿ Que cosa hay 

nprfinnasen auienesconeurren ucesj racultaaesy pa-trio- 

personasen quienes ^u , mas iusta que publicar* solemnemente que los que no 

+i- ..o Son laboriosos y docues s rero carecen de J > « 

t, ¡no. oon id t» .> i estén contentosc-m el sistema político del pays, salgan 

i striirri^in v de óblelos en eme emplearse, unos la . ' ... 

instrucción, y uujei t | c«e su territorio ? Esto estaba prevenido implícitamente. 

m ■> tornarte del tiem oo, v otros toda su vicUu V í>. acné _ , . 

1 y n Nada hay mas equitativo que amonestar por la primera 

vez, v en caso de reincidencia expeler del pays á los que 
simulando adoptar su sistema gubernativo, lo combaten 
é intentan destruir cEutelc££mente,aumenta'nelriume 
ro de sus enemigos interiores, introducen en losanimos 
la indeferencia y otros sentimientos perjudiciales. — El 
suceso del 12. del corriente de que se ha hablado tanto, 
no fué ocasionado pOr que las honorabl :s personas, que 
se arrestaron fuesen ó no f esende la oj inion del gobi- 
erno, sino por que h biérnn no se si recelos, ó indicios 
de una <* au coniurac'ón : felizmente estos iudicios 
se desvanecieron ; ¡a c misión de justicia lo publico 
para su sastisfaCciori ; y mientras procura descubrir al 
falsario malvado, y delator infame entre las sombras 
cori que se envuelve e! crimen, los hombres de bien, 
zelosos de la justicia, de la seguridad, y gloria de la 
patria, deben ayudaría c^n sus avisos. El Gobierno 
dex'¡ á los tiranos ; él cuidado de exercer inquisiciones, 



i. cubar en desarrollar las raras proporciones^ que presen 
ta la naturaleza, ya por si, ya excitando los sujetos que 
tengan sentimientos y aptitud pava concurrir al bien 
de sus semejantes de u^t modo solido y probado con la 
experiencia de las naciones civilizadas, qual es consta- 
t ir e en una Sociedad Filantrópica. Este Gobierno, 
que urgido de atenciones graves, no puede entender en 
todos los artículos de beneficencia, que quierp, apoyará 
q ¡auto promueva elzelode VS. Dios guarde á VS^ 
m. a. Santiago, Noviemb e 25 de 1812. 
perira J se Prado Xara Quemadas José Súritwgfl 
Po-ta/e-=Jose Migue' de Carrera— Señores del Ilustre 
Cabildo de esta Capital. 

EL REDACTOR. 

He recibido un anónimo en favor de la tolerancia 
ci\ il, esc ito con elegancia, gusto, y filosofía. Lastima 



El 

se 



q'r-etKii liíera'es principios rO puedan adoptarse por espionáges, y Otros medios execrables é indignos. 

un estad» naciente, y que dos arios de tolerancia y aun camina al descubierto, no se introduce, ni ninguno 

ií sensibilidad política hayan demostrado su ineficacia j introducirá en el pays por su aprovacion en el secreto 

para reunir las opiniones,y la hayan manifestado funes- de los ánimos, y corazones : solamente procura que los 

t a ¡a seguridad pública ! Quando son de una misma ] enemigos interiores nc dañen con la palabra, ni conspi- 

o¡ mion ri Hilares de hombres, poco importa que dos ó ¡ ren contra nuestra seguridad. 

fres •éngan ideas particulares": hay asuntos en que no i — **»*#**#**'■■■ 

es peligrosa la divergencia de opiniones*: pero qtiándo NOTICIAS 

»n difusión y. promulgación forman m deferentes á los in ¡ „ Los papeles de París últimos á firman que el 

teiéses mas graveisde lapatría y din nawmienro ó fortifi- ¡cEx-Ret de España Carlbs-lV. ysu consorte han 

en mía facción sanginaria, que anhela por un momento sido trasladados de Marsella á Roma, y que 

favorable á sus m ras atroces, y dispuesta á unirse con j residen en Villa Bbrghese, G-azeta de Londres 'de 4. 

los enemigos <xt 'riores . .entonces debe caer sobre los ¡ de Julio en la noche, de 1312. 

d sidenl.es la espada de la autoridad, — El an omino no se 



Tice ^aig' «te la naturaleza de ías opiniones, ni ríe su 
¡m »oi t.-ncia é : r fl 



Se circularon ordenes á todoslos Estados de Norte 



importancia é ; i fluencia sob e la tranquilidad, y seguri- 1 America para que apronten su qubta de iropa hasta cien 
dad general. Sus aserciones son vagas, suspretenciones ¡ niil bobres de milicia. 
ii t< mpestivp.s — Hay que distinguir entre las opiniones 



qt;e Re corservíui ocultas en ti 'ánimo, y entre lasque 



„ La desgraciada y fértil isla de Santo Domingo 



su qomuuicaa c.n m palabra. Entre' estas hay que est á baxo la dominación de tres rivales. El norte está 

1 baxo Cristóbal, que se titula primer Monarca coronado 



178 



AURORA DE CHILE, 



del nuevo Mundo : el Presidente Petion manda el 
occidente; el general Borgela manda el medio dia. 
Esta guerra triangular está acompañada de todas las 
calamidades, y horrores de las guerras civiles. Ningu- 
no de los tres >:efes goza de la confianza y amor del 
pueblo. Habiéndose amotinado !a tripulación de una 
fragata de 44. cánones de Cristoval, la cond uxo á un 
puerto de Borgela; es'e la hizo salir para tomar á dos 
buques pequeños de guerra, que la acompañaban, lo que 
se lo<u-ó. Ala vuelta al puerto encontró ala fragata 
inglesa South ¡un ¡ton ) que rehuso reconocer ¡a bandera 
del general Borgeh, y qtnsp c uiduor los busques aja 
malea. El capitán rtiiró con indignación la propuesta 
y se trabo el combate que du' ó dos horas, y venció ti ca 
pitan ingles, perdiendo los de haiti 150 hombres, Vna 
matanza horrible de los iügleses/siablecidos en ti depar 
tamento de Borgela se siguió á la noticia de la derrota 
de sus buques.,, Weekiy register Baltimore, 4 de Abrí: 
de 1813. 

Se ha recibido en philadelphia una carta de Londres, 
fecha 13. de Marzo.de 231 l t que asegura que por un 
tratado secreto entre la Gran Bretaña y la Regencia de 
España las islas de Cuba, Porto Rico, y Santo Domin" 

gó se entregan á la Gran Bietaña baxoel titulo de pro- 
tección. „ 

„ El diez de Marzo salieron de las costas de Francia 
quatro buques de linea y una fragata, cuyo destino s 
jgnora.,, 

„ El pueblo de la parte de Ha y ti donde mandaba ei 
General Borgela, se revolucionó, y se puso baxo ¡a obe- 
diencia de Petición.,, 

Hay glandes commociones en el pueblo del Canadá ; 
una orden mi'itar obliga á cada uno á presentarse á 
pasar revista seis veces al mes, y á prestar juramento de 
fidelidad : a los contraventores se impone la pena de 
prisión, multa, y destierro de la provincia : muchos han 
abandonado el pays, Hubo un motin entro la tropa en 
Kiston por haberse castigado á un soldado por poco mo 
tivo ; mataron á un comandante, y á otras SO. perso- 
nas, y se hicieron dueños del fuerte. El mismo pericr 
¿ico. Baltimore 15. de Abril de 1813. 



El 23, de marzo ác 1812 se celebró una junta general 
dé los cuida-danos de Bal! rao ey sus distritos en la que^e 
ordenó que cada barrio y distrito nombrase cinco diputa- 
dos para una asamblea en que habian de expresar sn 
parecer sobre el estado de los negocios públicos.- Ei 
concurso para esta segunda junta fue mui numeroso, se 
adoptaron algunos medio? y se resolvió que se alentase 
al gobierno para que no difiriese ocurrir al ultimo recur- 



so de las naciones para la de r ersa de sus derechos.-* 
Casi en el mismo tiempo se tubo i na Juntada! pueblo de 
Phiiadelpbia en el patio de la casa de Petado. Asistie- 
ron á eda cerca de doce mil ciudadanos, su resolución es 
á la ietia como sigue, y que mainlksta el espíritu publi- 
co. 

,)No hay otro remedio para los graves y dilatados 
males, que afligen a nuestra patria, que una guerra pron- 
ta, vigorosa y abierta contra aquella Potencia cuyos 
edictos bloquean todo el continente de Europa ; que 

solicita que circulemos sus producciones ; cuyos 

buques no solamente roban á nuestros comerciantes eri 

1 amar, sino que bloquean nuestros propios ¡ uertos, y 

¡oían la libertad de nuestros conciudadanos apr.sionan- 
íolos ; cuyo ministerio tiene la audacia de confesar estos 
crimines llamándolos el sistema permanente delosdere- 

hos marítimos, y que provocan á nuestros ciudadanos 
á actos de fraude y de violencia por snbtraerse de suírir 
^u mostruoso plan de universal mrm.poiioy pi ate* 
ria.., 

„ Pronra y vigorosa guerra ! no para el aludo de! afli- 
gido comercio del dh, S'rn para sostener nue tr >s impres» 
cnptibles derechos de soberanía.,, La ¡ibeitnd (ie nuestros 
•udadanos,y la futura circulación libre del n menso cú- 
mulo de producciones de este 1,1 r ,^it]-!\ t leisoccníi* 

tente. Estos son legítimos é ine vita bits cases de gué- 

rá. 



Fsíá puesto el s : tio á Montevideo ror 7^ n hornhréé 
il ruando de Róndese, que i.o I s ha peiñ >1,it o saíidí! •' la- 
guna, y les córtala comunicación rara recibi¡> at x : "<?. 

Los Marinos se preparan á< ! a¡ i n¡- !.i".; s nifjr.nte 



alai asada del boindardeo 



iu< au r'"' 



B 



( iv s-. A \ 



.> 



De Europa uo hay ..otra leticia Comprobada qU-< ¡a ecu- 
cion do Alicante por los F :ai coces. Se diceq e suFm 
perador marchaba con 6.00000 hombíésc tina la Rusia 
coligada con la Puerta y la Suecia. P e le la Kusia 
recibir un golpemorta!, si la rebelión de Bernardote es 
disimulada corno se sospecha. 

Crece el descontento dt I pueblo ingles por la con- 
tinuación de la guerra en España. Los reiterados sub- 
sidios, las consecuciones y ía obstrucción casi absoluta 
de su comercio, le han puesto varias veces la tea en la 
nano para iucendiar algunos pueblos de la Isla : hasta 
en e! mismo Londres se han doxado senti- éstas con- 
mociones. Millares de Artesanos arruinados han pedido 
destino al Parlamento, y la ultima guerra con los Esta- 
dos Unidos los ha acabado de exalta r . 
De México se dice que ya ha creado un Gobierno Centr- 
al, que ha organizado sus fuerzas : que todo da tontada 
mas orden y energia ;han cesado las derrotas, Psdevast- 
res y la carnicería de tantos Americanos. í>s eeq<»ac< e < ! e 
la opresión se han encerrado en la Ca^iUt», que presto 
será el ? ^pulcro de los tiranos." 



m 



AURORA DE CHILE. 



EL 31 Marzo de 1S1Q se celebró en Birminghan (de 
Inglaterra) una Junta de comerciantes y artesanos, y 
otros hab.tr ntes p ra tomar en coucideracion las peticio- 
nas que dehian haceise al Parlamento en orden á las 
disposiciones dadas últimamente con ra el comercio de 
Estados Unidos. Las resoluciones principales de la 
junta son a la letra las siguientes. 

„ Es un alto previlegio, y el mas importante deber 
del pueblo Británico recurrir al C uei ( io Legista'ivo, 
qnando concibe que alguna medida política es subersiva 
de la salud y segundad nacional. El erario y aun la 
existencia de la p tria dependen de ¡a prosperidad de 
nuestras manufacturas y comercio. Vemos con pro- 
fundo dolor ei estado ruinoso de las -manufacturas y 
c^mccio de Inglaterra, y somos de opinión, que los 
d^C r etos, que cierran nuestro trafico con los Estados- 
Unidos, es la principal causarle ios males que lamenta- 
mos Que q uaudo casi todos los puetos de Europa 
están cerrados á nuestro comercio, y el comercio de 
levante poseído por un monopolio exclucibo, juzgamos 
que nos incumbe fa obligación de advertir á nuestos 
legiladoiesque es nectario revocar sus medidas, que 
son contrarias á las leyes que reconocen todas ¡as nació- 
n s, inconsistentes con los principios de sana política, y 
propios para envolvemos en la guerra con el pueblo de 
America con quien tenemos las mas preciosas relaciones 
de come, ció, y á quien nos unen las afinidades mas fuer- 
tes «le parentesco, lengua, costumbres y leyes. Que los 
decretos mencionados tienden á obligará la America 
á usar de todos sus recursos, y /a compe/en á que se 
haga una nación manufactora, mucho antes de ¿o que 
O'denaba el curso natura/ de /os sucesos. Que si per- 
sebera este sistema destructivos, mi//ares de nuestos 
laboriosos y honorables artistas quedarán sin trabajo, y 
mientras /amentamos su miseria, agrabada por e/ subido 
preco de todas /as cosas necesarias á /a vida, el capital 
de nuestros artistas y comerciantes se consume rapida- 
i) ente por fa baxa de precio de /as obras y efectos, /o 
qua/ /os inhabilita para // var /as cargas y pechos que 
crecen con /as necesidades de/estado, de modo que se 
agotarán todos /os medios de continuar con vigor /a im- 
porta ntisinifi guerra en que estamos empeñados en Eu- 
ropa, &c. &c. 

MORTERO FRANCÉS. 

TBADUCCION DE PAPELES FRANCESES. 

La Fcre 20 de Noviembre de 181 1. 

«DE todoslosinventoshonorificosal cuerpo de Artillería 
i) nguno le es tan glorioso como el mortero de Villantrois, 
asi llamado por el nombre de su inventor, Coronel de 
Artillería. Este mortero despide la bomba á distancia de 
3000 toesas, 6 legua y media francesa. El Cuerpo de 
Artillería de la guardia imperial hizo experiencias por 
orden del ministro de guerra en el ¡ oíygono de la 
Fere baxo la dirección del General A boville, y de Mr. de 
Villantrois: el resultado excedió la expectación posible ■: 
mumerables espectadores admiraron los efectos de esta 
máquina extraordinaria, y sus dimensiones. El morte- 



ro con su aparato pesa diez mil líllogrammas, 6 poco 
j mas de veinte mil libras, y no obstante este enorme peso, 
I se maneja con la misma facilidad que 1 s morteíos co- 
I mimes, y para esto no exige Tin numero mayor de hom- 
j bres. ilsta singular ventaja es debida al aparato, in- 
ventado por Villantrois. La carga es de 45 libras de 
pólvora : el peso de ia bomba es de ¿30 libras : y lo que 
es mas raro es que el estruendo de Ja detonación es 
menor que el de los morteros ordinarios, lo que nace 
I de la forma particular de la máquina. El proyectil gas- 
I ta de 35 á 40 segundos en describir su curba. Le 
'mayor altura del tiro es como 600 toesas, y en este 
espacio se pierde de vista. 



Oficio del Exm*. Sr Conde dos Galveas Mimstro4e 

relaciov.es exteriores efe ia cor' de 1 B azü al 

Sitperi r Gobierno de las Provirn las 

Unidas ciel ¡lio d la PIulu. 

EXMOS. SEnOKES. 

HACE pocos días que por conducto de una embarcación á& 
guerra inglesa, recibí la respuesta de V. E fecha 17 de Julio 
pasado sobre el resultadode la comisión del Teniente Coronel 
Ju,n Rademaker; y habiendo entonces llevado á la presencia 
de S A.R. el Principe Regente de Portugal, mi amo, la con- 
vención del armisticio, que allí se ajustó entre ese gobierno, y 
aquel negociador portugués en 26 de mayo, se dignó S. A,R. 
aprobar los términos de aquella convención, cuyos saludables 
electos tubieron luego su execucion. pues que habiendo 
cesado las hostilidades entre los dos exercitos, las tropas 
portuguesas comenzaron sin pérdida de tiempo su retirada, 
para dentro de sus respectivos liniius, del modo que el rigor 
de la estación y alguna falta de transportes se lo han podido 
p rmitir. 

Esperando pues S. A. R. que a este pasóse sigan, por tm 
electo de la buena fe. con qm él cedió, todas las ventilas, que 
con este arbitrio se proeura>on á los dos países, renov ndose> 
aquellas relaciones de amistad, y buena inteligencia, que tanto 
convienen a los recíprocos intereses de dob naciones vecinas, 
y unidas por vínculos tan sagrados; ha determinado que se 
retire el n&gociadoi pomigues, como que no es ya necesaria, 
ahí su permanencia: y ordenándome que asi Jo participe a V. 
E tengo yo con esta gustosa ocasión la de renovar a V E las 
poi estas de la inas distinguida consideración con que teiigo el 
honor de ser.^rje \ . E. mayor y mas seguro servidor. = C'onde 
das Galveas. = Exmos. Sres Presidente y Vocales de la Junta, 
Gubernativa de Buenos-Ay res. = Paiacio del Rio del Janeiro á 
13 de septiembre de 18i2. = Duphcado. 



EL General Belgrano ha marchado con 4000 hombres poco 
masó menos para Salta donde está tristancon mui poca fuerza: 
la de Goyeneche en lo interior es mui débil, y se halla disemi- 
nada en varios puntos : diariamente se reúnen Patriotas al 
exercito vencedor — En el Brazil hay revolución, y dá gran 
cuidado á aquel gobierno — La Gran Bretaña garante 1 armis- 
ticio celebrado entre el B azil y Buenos-Ayres — Se apresura 
el momento en que ¡as provincias del Rio de la Pi<.ta se decla- 
ren Estados Unirlos, soberanos, e independientes Lo-> papeles 
públicos respiran ya la majestad y fortaleza de los pueblos 
libres. 



IMPRESO EAT ÜJJYTIJGO DE CHILE 
EN LA IMrREXTA DE GOBIERNO, 

Por los Sres. Samuel Burr Jo!in.>to¿i> y Simón Garrii-m. 




' ■ :■ , 






DE CHI 

LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



O. 44. 



Jueves 10 de Diciembre de 1812. 



Te 



mo 1. 



DISCURSO 

DE 

JORGE WASHINGTON, 

AL PUEBLO DE LOS ESTADOS UNIDOS, 
Anunciándole sus 1 intenciones de retirarse del 

SERVICIO PUELÍCO. 

Traducido por C. Hit 

AMIGOS, t CONCIUDADANOS, 

ESTANDO ya cérea el periodo de la nueva elección 
de un ciudadano, que administre el poder executivo de 
los Estados Unidos, y debiendo ya emplearse vuestros 
pensamientos en designar la persona sobre quien ha de 
reposar tari importante confianza, me parece oportuno 
manifestaros mi resolución dé retirarme, si me coheide- 
rais eii el humero dé'los qué pueden §er electos. 

Yo os suplico me hagáis la justicia de estar seguros de 
que no he tomado esta resolución sin considerar todas 
las relaciones que ligan a un obediente ciudadano de 
este pays ; y de que en ésta tierna despedida que pro- 
nuncio Con dolor, conservo las intenciones de influir en 
vuestros futuros intereses, y guardaré siempre la memo- 
ria de vuestra antigua amistad, llevando una convicción 
plena de que pueden unirse la amistad y el respeto. 

La aceptación y continuación hasta aqui en el oficio 
á que me han llamado dos veces vuestros sufragios, han 
Sido un sacrificio uniforme de mi inclinación á la opini- 
ón de mis deberes, y una deferencia á vuestros deseos. 
• Hubiera yo querido que hubiese sido posib'é, sin 
desantender a graves razones, volverme mas temprano 
á aquel retiro de qué me separé con dolor. La fuerza 
de mi Jnclinacion habia antes de la elección pasada 
preparado un discurso en que os declaraba esto ; pero 
uña madura reflexión def estado dudoso y critico de 
nuestros negocios entonces con las naciones extrange- 
ras, y él parecer unánime dé personas de mi intima 
confianza, me impelieron á abandonar aquélla idea. 

Las impresiones con que el primero dé iodos tomé 
sobre mi vuestra ardua confianza, se expusieron en su 
©cas:oíf propia, Al exonerarme de esta confianza, 



quisiera que dixeseu todos si con buenas intenciones 
he contribuido á la organización y administración del 
gobierno, eceptuadas las faltas de que es capaz un 
juicio falible. La experiencia de mi mediocridad, 
grande á mis propios ojos, y talvez á los ojos ágenos, ha 
mantenido los motivos de desconfianza de mi mismo; 
y el peso de los arlos, que crece con los dias, me amo- 
nesta mas y mas que la sombra del retiro me es tan 
necesaria como deseable. Llevo la consolación de 
creer que mientras la elección y la prudencia me invitan 
á abandonar la escena política, no lo desaprueba el 
patriotismo^ 

Contemplando el momento que esta señalado para 
terminar mi vida publica, mis sentimientos no me permi- 
ten suspender la manifestación del reconocimiento 
profundo de aquella deuda de gratitud, que debo á mi 
pays por los muchos honores con que me ha decorado ; 
mucho mas por haberme conservado sü confianza, íá 
que me ha proporcionado ocasiones de mostrarle mi 
inviolable afecto por servicios fieles y continuos, aunque 
siempre inferiores á mi zelo. Si de ellos resultaron 
á nuestra patria algunos bienes, recuérdense siempre 
para vuestra gloria, como un exemplo instructivo en 
nuestros anales de que en circunstancias en que las 
pasiones, agitadas de todos modos, exponían ai engaño, 
en medio de apariencias á las veces dudosas, en situa- 
ciones de fortuna á las veces desolantes, en vicisitudes 
en que la falta de suceso favorecia la censura, la constan- 
cia de vuestro apoyo sostenía mis esfuerzos, y los planes 
que los dirigían. 

Penetrado profundamente de esta idea, ía llevaré 
hasta el sepulcro, y su memoria me hará siempre rogar 
al cielo que continué en favor vuestro las mas preciosas 
demostraciones de su bondad, entre las quales es ía 
primera el que vuestra unión y cordial afecto sean 
inalterables : — el que la liberal constitución, obra de 
vuestras manos, se conserve religiosamente :— -el que 
su administración en cada departamento se haga con 
sabio! ;ria y virtud :— el que en fiíi, la felicidad del pue¡- 
bto de 3stos estados, baxo los auspicios de la libertad, sea 
ían completa, que por el uso prudente de esta libertad 



lS3 



AURORA DE CHILE. 



se adquiera este beneficio la gloria del aplauso, y el afecto 
y adopción de las naciones que ñola conocen tadabia. 

Aqui debia talvez terminar mi discurso ropero la soli- 
citud por vuestra seguridad, que solo se acabará con mi 
vida, y la aprehensión dei peligro, natural á esta solici- 
tud, me impelen en la ocasión presente á ofrecer á vu- 
estra solemne contemplación, ya recomendar á vuestra 
memoria algunos sentimientos: ellos son el resultado de 
la reflexión y de una larga experiencia, y me parecen 
sumamente importantes á la conservación de vuestra 
felicidad como un pueblo. Os los expondré con i anta 
mayor libertad, quanto está mas a! descubierto ser los 
desinteresados avisos de un amigo, que se despide, en 
cuyos cosejos no pueden influir motivos personales. 

Hallándose el amor de la libertad tan profundamente 
esculpido en vuestros corazones, no son precisas mis 
palabras para fortificarlo. 

Amáis la unidad del gobierno, que os constituye un 
solo pueblo ; y la amáis justamente, por que es la 
principal columna del edificio de vuestra real inde- 
pendencia, el sosten de la tranquilidad domestica, 
y de la paz exterior, de vuertra seguridad, pros per i 
dad, y de aquella libertad que apreciáis tanto. Pero 
como es fácil prever, que por diferentes causas, y por 
varios lados se trabajará mucho, y se emplearán muchos 
artificios para debilitar en vuestros ánimos la convicción 
de esta verdad; como en vuestra fortaleza política este 
es el punto contra quien se dirigirán lasbaterias de 
vuestros enemigos interiores y exteriores con constancia, 
y actividad, aunque á las veces oculta y cautelosamente; 
es de un momento infinito qi¡^ estiméis el valor inmen- 
so de vuestra cñion nacional para vuestra felicidad indi- 
vidual y cojee t iva :, que abriguéis en favor suyo una 
adhesión cordial, habitúale immutable ; acostumbrán- 
doos á miraría como el paladíum de vuestra seguridad y 
prosperidad poütica ; desvelándoos por su conservación 
con unaaasiedad zelosa,y cortando aun la sospecha de 
que en olgun caso pueda abandonarse ; y mirando con 
la mayor indignación aun las apariencias de los atenta- 
dos cometidos para separar una porción de nuestra 
patria de lo restante, ó para debilitar los sacrosantos 
vínculos que á todos nos unen. 

La sinpat.ia y el interés nos convidan á esta unión. 
Ciudadanos de una patria común ó por elección, ó por 
nacimiento, el amor de esta cara madre debe concentrar 
nuestros afectos. El nombre de americano, que lleva 
cada uno, y todo el pueblo en general, debe exaltar 
siempre el corazón y el patriotismo mucho mas que 
todas las denominaciones derivadas de las diferencias 
locales. Con corta diferencia nuestras opiniones, 
y costumbres son las mismas, y seguimos unos mismos 



y triunfasteis juntos; la independencia y libertad, que 
poseéis, son obra de vuestros cansejosy es fuerzos reuni- 
dos : corristeis una misma fortuna, sufristeis unos mismos 
trabajos, lograisteis juntos un mismo suceso. 

Mas aunque estas consideraciones hacen por si mis- 
mas una profunda impresión en vuestra sensibilidad, 
adquieren nueva fuerza por otras que se fundan en 
vuestros intereses.— Cada porción da nuestra patria tiene 
poderosos motivos qaraamary guardar la unión de tado 
el cuerpo nacional. 

El Norte en su ilimitado comercio con el Sud, prote- 
gido por las iguales leyes de un gobierno común, halla 
en las produciones de este ultimo grandes recorsos para 
negociaciones maritimas, y materiales preciosos para sus 
manufacturas. En el mismo comercio el Sud aprove- 
chándose de la actividad del Norte ve á el mcr -mentó de 
su agricultura y trafica Se aleiibiá la navegación, 
del Norte, y mientras de varios modos contribuye á 
aumentarla masa de la navegación nacional, promueve 
la protección y fuerza marítima para la quai no tiene 
en si suficientes disposiciones.— El Levante en el co- 
mercio con el Occidente hallará en el adelantamiento 
progresivo de las comunicaciones interiores por mar y 
tierra un expendio mas útil de los efectos que importa 
Je fuera, y ios de su propia indust ia. -El Occidente 
recibe del Levante subsidios para su incremento y 
fuerza. Todo reunido contribuye á dar peso, influencia 
y fuerza maritim a á las costas Atlánticas, con tal que 
se dirija por una unión indisoluble de intereses como 
una nación. Qualquiera otra ventaja que pudiera espe- 
rar el Occidente ó por el uso de sus propias fuerzas, 6 
por las alianzas con Poderes extranjeros seria intrínse- 
camente precaria. 

Asi pues, mientras cada parte de la patria recibe de 
la unión un interés inmediato y particular, todas unidas 
no pueden dexar de hallar en la conbinacion de medios 
y esfuerzos un gran poder, grandes recursos, y por 
consiguiente seguridad, y la esperanza de una paz 
inalteiable. — De la unión se deriva otra ventaja de in- 
calculable precio, y es no estar las -provincias expuestas 
entre si á disensiones y guerras, lo que sucedería si 
faltase un gobierno central.— -Esto mismo las liberta de 
la dura necesidad de mantener grandes cuerpos mili- 
tares, establecimiento que baxo todas las formas de 
gobierno es funesto á la libertad, y principalmente á la 
libertad republicana. 

Estas considiraciones hablan un lenguage pesuasivo á 
todo animo reflexivo y virtuoso, y le muestran la conti- 
nuación de la unión de las provincirs, ó Estados, como 
el objeto primario de los deseos patrióticos.— Pero un 
gobierno central puede convenir á tantos Estados, puede 



principios públicos. Peleasteis por una misma causa, abrazar una esfera tan grande? Resuelva la experiencia 






AURORA DE CHILE. 



183 



«sta cuestión. Aun ójf estas especulaciones es un haya sido un beneficio secreto de la Providencia para 
*it¿L listamos arborizados para esperar que la per- j gravar indeleblemente en nuestros corazones el deseo 
fecta organización del gobierno central, con el auxilio de de ser libres 



los gobiernos de los Estallos respectivos ha de tener el 
éxito mas feliz Esta experiencia es hermosa, y capaz de 
hacer venturoso a! genero humano. Con tan poderosos y 
oíros motivos para la unión, que tocan á todas las partes 
de nuestra patria, mientras la experiencia no descubre 
que un sistema semejante es impracticable, debemos 
siempre mirar con la mayor desconfianza el patriotismo 
de aquel, que en q Malquiera Estado solicite debilitar 
loa vínculos déla unión. 

[Se continuará.'] 



-■X£>— 



ARTICULO DE OFICIO. 

UNO de les objetos de ocupación útil para los 
habitantes deesa Provincia puede, incontextablemente, 
ser él cultivó de! algodón, que remplazaría con ventaja 
el cue se trabe de fuera del Reyno, y hace el doble 
perjuicio de extrañé r su numerario, y condenar á la 
desidia las muchas manos que emplearía la cosecha de 
esta materia primera, y su beneficio. Hay repetidas 
experiencias, de que ese suelo lo produce de exélente 
calidad, y V. hará oí mas importante servicio á la hu- 
manidad, y á la Patria, dando de que vivir á ¡a parte 
mas numeroan y necesitada de la Sociedad, fomentando 
esta labor. Para estimular á ej!a hará publicar, que 
está ubre de todos derechos el algodón, que produscan 
esos terrenos, y que á mas se gratificará al dueño con 
quatro pesos por cada quintal que presente, acom- 
pañado de ia certificación, que compruebe el lugar de 
su origen. Dios guarde á V. muchos años. Santiago 
S6 de Noviembre de- 43 12. " 

Pedro José Prado Xar -a-quemado. .= José Miguel 
de Carrern.=^Joe Santiago Portales.** 

Ai Góbérnádó'r de Coquimbo. 

Al Subalterno del Guaseo. 

Al Subalterno deCopiapó. 

Al de la Ligua. 



CARTA 

De una persona mui fidedigna por su conocida veraci- 
dad, y carácter público. 
Buenos-Ayres 16 de Noviembre de 1819. 



Aunque no ha llegado el grueso del exercito á poner 
sitio vigoroso á Montevideo, han habido algunas guer- 
rillas de poca consideración con ventaja siempre por 
los Patriotas. El General D. Manuel Zarratea ha 
hecho renuncia de el mando, y no se le ha admitido. 
De este exercito no se ha desmenbrado ni un solo hom- 
bre de Infantería para pasar al Perú, á excepción de 
quatro cientos sesenta Patricios que se hallaban en la 
baxada de Santa Fe y han caminado para el Tucuman. 
Tres días hacen que salieron de esta con el mismo 
destino trescientos soldados de el regimiento de Arri- 
venos. No ha habido noticia alguna importante de el 
Perú en este intermedio, solamente la mucha deserción 
de las reliquias del exercito de Tristan, y el mayor 
cntuciasmo en las tropas de la Patria. 

Los marinos continúan bus piraterías en los pueblos 
inermes de la costa en donde han perpetrado las cruel- 
dades inauditas que detalla el grito del S'tid. 

Cartagena de Indias se ha hecho República indepen- 
díente, cuya acta yo mismo he visto en el Español. 

Hay una carta de una persona respet ¡ble de Lon- 
dres la que refiere tres hechos del ministerio de - 
Inglaterra que favorecen nuestra causa. El primero 
las ordenes al Lord Strangford para que se opusiese á 
que la Corte de el Brazil tomase parte activa en favor 
de Montevideo, en términos que se retirase, si no se 
hacía volver la expedición. El segundo á su Exbaxa- 
dor en Cádiz para que se oponga y haga esfuerzo á 
desvaratar qualquiera expedición que se intente mandar 
á México ; y el tercero las ordenes para que regresen/ 
á Londres y se concluya la mediación, siempre que las 
Cortes inculcasen en no conceder á las Provincias de 
America las mismas prerogativas que á las de la Penín- 
sula. La mediación no ha tenido efecto por no haber 
cedido las Cortes un ápice en estos puntos y han regre- 
sado los encargados á Inglaterra. 

Se escribe generalmente de Londres, que á la salida 
de los últimos buques de Cádiz quedaba este sufriendo 
un horroroso bombardeo de los Franceses. 

En esta se ha fundido otro Mortero, y Un Canon de 
á viente y quatro; queda todo preperado para baciar 
otro dentro de tres ó quatro dias de el mismo calibre. 

Incluyo el siguiente extracto, mui recomendable por 
el periódico en que se contiene. 



LA patria recibe cada día nuevos grados de engran- 
decimiento, y ya su emancipación completa de la 
tiranía debe asegurarse por un calculo seguro. Acaso 
k serie de infortunios que han paralizado sus progresos, J redonda por estrn todos los caminos interceptados, y 



EL ESPAñOL, N°. 2Ü 

NOTICIAS DE LA AMERICA ESPADÓLA. 

México, 7 deMarxo de 1812. 
NUESTRAS noticias no llegan á treinta leguas á la 



184 



AURORA DE CHILE. 



asi solo sabemos lo que se inserta en la gazetay de lo 
que trabe algún otro mozo que escapa con mil trabajos. 

En el corto circulo que nos comunicamos hay lo 
siguiente. Callejas con el exercito que traxo de tierra 
adentro salió de aqui el 12 del corriente para Quaultla 
Amilpas donde se hábia fortificado Morelos. Llegó 
á sus inmediaciones el 18,y las avanzadas de el enemigo 
se fueron retirando sin hacer oposición. El 19 se 
dirigió al pueblo, persuadido de que huirían i su inme- 
diación; pero q uando ya se hallaban dentro, les hicieron 
un fuego tan terrible de las azoteas y ventanas, que 
tubo que retirarse perdiendo mucha gente, entre ella 
Rui que murió á las dos horas, Oviedo, Sarraga, Teni- 
entes Coroneles, y otros varios. El mismo dia salía de I 
Puebla el Brigadier Llano con 1900 hombres de los' 
recien venidos de España, á atacar á Yzucao, donde se 
Labiaii hecho fuertes con otra división de More los; pero 1 
La hiendo tenido igual suerte que Callejas (aunque i^no- I 
ramos el pormenor) recibió ordenes de venir á reunirse ' 
con es'e en el campo delante de Quautla. Lo verificó 
el Domingo I o . de este, en cuyodia recibieron el socorro 
de víveres y municiones que se les remitió de aqui. 
Ahora están disponiendo el ataque en forma, de cuy s 
resultas pende la suerte del Gobierno, pues no le que- 
dan otras tropas de que echar mano para resistir á 
More les. 

Mientras Callejas se ocupa en la boca de tierra cali- 
ente, se ha formado una reunión numerosísima en el 
monte alto de Tanepantla que La establecido su campa- 
mento en las lomas de Santa Monica, y ha prohibido en 
todas las haciendas el traher nada para México. Esta 
reunión se trataba hasta ahora de gabilla; pero da 
mucho cuidado desde que se sabe, se hallan con ellos 
Laison el dé los caballos, miD. Dionicio Francés que 
enseñaba el éxercicio á los patriotas de el 3 o . batallón, : 
Velasco el Canónigo de Guadalupe, Cañedo Teniente 
de los Verdes, y otros que se han desaparecido de '' 
México estos dias, y dicen se han reunido todos en la 
Villa de el Carbón. i 

En Toluca está Porller con mil hombres, reducido I 
a estar encerrado en la ciudad por que ha tenido malas I 
resultas, en quantas salidas ha hecho, y ahora esta con : 
mas cuidado, por que la Junta que echaron de Zitaqua- ; 
ro, se ha establecido y fortificado en Sultepeque. 

En -Apa se ha formado otra reunión que exige contri- 
buciones de todas aquellas haciendas, y solo por ellas 
logran sus dueños el permiso de sacar los pulques y 
puercos que se consumen aqui. Esta reunión extiende 
sus avanzadas h sta Teoteihuacan. En una palabra 
nos hallamos rodeados de manera que nadie se atreve 
á salir de Jas garitas, y el único correo que está corrien- 
te, que es el de Puebla, sale con escolta de 80y 100 hom- 
bres. El 6 por 100 de Alcabala produxo el mes pasado 
8,000 fuertes, quando antes era de 100,000. Los tri- 
gos valen 20 fuertes, y no los hay. 

Por otra carta de la misma fecha se sabe que había 
temores de una conspiración dentro de México. 

En otra de el 8 de Abril se dice que los insurgentes 
habían hecho varias salidas contra el exercito que 
sitia á Quautla, y que el dia 4 habían tomado todos 
los cañones de el fuerte de Vira ; pero que habían al 
nii sido rceehasados, y dos de los cañones recuperados. 
brer - u . Callejas estaba gravemente malo, y su per- 



dida se considera irreparable en caso que se verifique. 
También se hace mención de que la Junta, llamada 
Soberana de los Americanos, mandó proposiciones 
de paz ai Virey. El Canónigo Velasco, que se habia 
pasado a los insurgentes, también escribía á Porlier 
haciéndole proposiciones. 



ENCÍCLICA 
Del M. R. P. Vicario General del orden de Sto. Do- 
mingo á ¡os Religiosos de todos los Con- 
ventos de su jurisdicción. 

NOS Fay Domingo de Felasco Lector ; preV- Califi- 
cador drl Santo Oficio, y Vico. Gral de esta Fron- 
de San Lorenzo Mártir de Chile, Ord'i- de Pred*- SCc. 

Carísimos Hermanos, el Pueblo de Chile, ese pueblo reli. 
gloso a quien la Tribu del Señor mereció siempre los mas 
sinceros y respetuosos homenages, oprimido de los peligros, 
lia establecido su seguridad en su sistema de Gobierno,' qur» 
nada puede sindicarle la moral mas austera. Respeto á la Religi- 
ón, fidelidad á Fernando libre, idemnidad, y prosperidad parala 
Patria, son las bases que constituyen este precioso edificio,forma- 
do por la expresión libre de sus habitantes— Estoy seguro, que 
no exisie un verdadero Ciudadano, ni un hombre, queWier.do 
uso de su razón, desapruebe tales medidas. Sin embargo, hay 
ignorancia, y hay mala te, que sabe disfrasar los objetos mas 
puros, con el color de s'u* pasiones Si oyeseis alguna vez, 
prostituir las palabras del Sefor con malignas interpretaciones, 
aplicar doctrinas, y deciciones tritmeadas, o dichas en distintos 
casos, y derechos; si el hombre tímido, os consulta sobre sus 
opiniones; no dilatéis un momento el manifestarle la probidad 
de los principios consagrados al bien publico.. — No dudo que 
todos estáis penetrados de la Justicia de nuestro Gobierno, y de 
la obligación que tenéis de sostenerlo ; pero si alguno vacila, 
abstengase de producir sus opiniones, comprehendá los bueno» 
objeTos del actual sistema, y averguensese de haber pensad» 
contra eljos. Vuestro ministerio, que os da tanto influxo sobre 
la moralidad de los pueblos Christianos, os haria responsables 
de todas las calamidades de la Patria, perjudicando las conci* 
encias con tales preocupaciones. No os llaméis desgraciados^ 
sino queréis sentir los golpes de una razón despreocupada, que 
os alumbre la verdad — Por lo que toca á nuestra autoridad, y 
jurisdicción desde luego ordenamos, y declaramos, que el Reli- 
gioso de nuestra Pi ovincia, que por ministerio del Confesonario* 
ó por consulta, ó por conversaciones particulares asiente, ó diga f 
que el es'ado, el Rey, la religión, ó la moralid d Christiana se 
perjudican con los actuales principios del Gobierne, será suspen- 
so perpetuamente del Ministerio sacerdotal, privado de todos 
sus honores, castigado severamente, y excomulgado; asi por 
la Substancia del hecho, como la infracción del precepto formal 
de obediencia, que les imponemos, para que se abstengan de; 
sostener semejantes perversas opiniones, que atraherian con la 
anarquia los mayores males. Mandamos, que de estas nuestras 
letras, se pasen testimonios á todos los Conventos, y Casas de 
la Provincia: Que cada Superior de ellas, lo publique, y remita 
uno igual á los Religiosos, que se hallan ausentes. Y les ex- 
ortamos á que en el pulpito, y demás funciones de su ministe* 
rio manifiesten la justicia de los principios del Gobierno. 

FR. DOMINGO DE VELASCO, 

Prior y Vico. Grah 






Convento Grande de Preds. de San» 
tiago, Septiembre 20 de 1811. 



IMPRESO EJV ÜJJYT1JGQ DE CHILE 
EN LA IMPRENTA DE GOBIERNO, 

Por los Sres. Samuel Burr Johmioiu ySi.nón Garrijotí, 






.1 R A 



'ff^/WM 



CHILE 



LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAT, ET UMBRAS! 



No. 45, 



Jueves 17 de Diciembre de 1812 



Tomo 1. 



CONCLUYE EL DISCURSO 
DE 

JORGE WASHINGTON* 

AL PUEBLO DE LOS ESTADOS UNIDOS, 

ANUNCIÁNDOLE SUS INTENCIÓN FS DE RETIRARSE DEL 

SERVICIO PUBLICO. 

Traducido por C. FIz> 

PARA la eficacia y permanencia de vuestra unión es 
indispensable un gobierno central — Las mas estrechas 
alianzas entre las partes componentes no se le pueden 
adequadamente substituir. La experiencia de todos los 
tiempos lia manifestado infracciones é interrupciones en 
todas las alianzas. Se, sibles á estas verdades elegisteis el 
gobierno actual, obra de vuestra elección, sin que nadie 
os hubiese violentado, después de una investigación 
plena, y de una madura deliberación ; gobierno comple- 
tamente libre en sus p-incipios, y distribuciones de 
poderes ; que une la seguridad cenia energía, y que en si 
mismo tiene los medios de reformarse: por todo esto 
tiene drecho á vuestra confia riza» y á su conservación.— 
El respeto á las autoridades, la observancia de las 
leyes, son deberes que imponen las máximas funda- 
mentales de la verdadera libertad. La base de vuestro 
sistema politico es el derecho que tiene el pueblo de 
hacer y alterar la constitución y forma de gobierno.— 
Pero la constitución existente, mientras no se varié por 
la voluntad explicita y autentica de todo el pueblo, es 
religiosamente obligatoria para todos. La verdadera 
idea del poder y derecho del pueblo de establecer su 
propio gobierno, presupme la obligación de cada 
individuo de obedecer a! gobierno establecido. 

Todo Jo que impide la ex^cucion de las leyes, todas 
las conbinaciones y asociaciones baxo qualquier motivo 
plausible con designio de turbar, oponerse, violentar las 
regulares deliberaciones de las autoridades constituidas, 
son destructivas de los principios fundamentales» y dé 
una tendencia peligrosa. Ellas dan nacimiento á las 
facciones, y les prestan una fuerza extraordinaria. 
Ellas colocan en lugar de la voluntad delegada de la 
Dación la voluntad de un partido, y las miras pequeñas 



y artificiosas de unos pocos, y siguiendo los alternativos 
triunfos de las facciones diferentes, dirigen la adminis- 
trácion publica por mal concertados é intempestivos 
proyectos, no por panes consistentes y saludables, 
dirigidos por consejos comunes, y modificados por 
intereses recíprocos— Por ahora no temamos tan tristes 
acasos, pero en la serie de los tiempos y de las cosas, 
pueden aparecer hombres astutos, ambiciosos, y sin 
principios, que logren tra'stonar el poder del pueblo, y 
usurparlas riendas del mando, arruinando después a 
aquel Jas mismas ms quinas que les proporcionaron ele- 
varse á una injusta dominación. 

Para la conservación de vuestro gobierno, y perma- 
nencia de vuestra actual felicidad, se requiere no solo 
que estorbéis las oposiciones á las autoridades, sino que 
resistáis con zelo el espíritu de innovación acerca de 
nuestros principios, sin deslumb aros con pretextos 
especiosos. El plan de asa.lt ros será altera, la con- 
stitución, para debilitar el vigor del sistema, minándolo 
yaque no puede combatirse al descubierto. En todas las 
alteraciones á que S3 os invite, debéis acordaros que el 
tiempo, y el hábito fi>an el ver dadetó carácter de los 
gobiernos, y de todas las instituciones humanas : — que 
la experiencia es quien descubre la tendencia de la 
constitución de un p; is;--que la facilidad y ligereza eij 
hacer variaciones, fiándose dé opiniones hipotéticas, 
expone siempre a que no haya nada estable, nada 
cierto, según la v riedau eterna de las hipótesis y de 
las opiniones ;— acó: daos especialmente que tanto para 
un pais tan extenso como él nuestro» como para la 
seguridad y libertad general, es indispensable un go- 
bierno enérgico. La misma libertad, y los poderes 
bien distribuidos, son los garantes de ella misma. No 
existe mas que el nombre de libertad, quando el gobi- 
erno es tan débil que no (Hiede impedir los atentados 
de las facciones, contener á cada urio en los limites 
señala los por las leyes, y conservar á tocios el seguro 
y tranquilo goze de los derechos de los individuos y de, 
las propiedades. 

Os expuse en otra ocasión los riesgos de las facci- 
ones i seame licito fortaleceros &1&3, y de uanaoci© 
1 f 









186 



AURCItADS CHILE. 



solemne contra los perniciosos efectos de las facciones, corazones para que miremos esta advertencia con 
.-Desgraciadamente el espíritu de partido es inseperable descuido. Quesea necesaria la emulación entro las 
de nuestra naturaleza, teniendo sus rayzes en las pa- i magistraturas y poderes políticos ; que estos se di- 
iiones humanas. El existe en todos los gobiernos baxo ¡ vidan y distribuyan para que unos eviten que no 
diferentes formas, mas ó menos descubierto, mas 6 se hagan despóticos los otros; son cosas que conven- 
menos reprimido; pero en los sistemas populares se ce la experiencia de todos los tiempos, y que nosotros 



muestra con masosadia, y es su mayor enemigo. 

La alternativa dominación de una facción sobre 
otra, aguzada por el espíritu de venganza, natural á 
los partidos, el qual en diferentes edades y payses ha 
perpetrado las mas horribles atrocidades, es en verdad 
un despotismo espantoso, y que á la larga conduce á 
un despotismo mas formal y mas permanente.— Los 
desordenes y miserias, queresultan 5 inclinan gradual- 
mente los ánimos de los hombres á buscar !a seguridad 
y el reposo en la autoridad absoluta de un individuo : y 
tarde ó temprano la cabeza de alguna de las facciones 
mas hábil, ó mas afortunado que sus rivales, encamina 
estas disposiciones á los intentos de su propia elevación, 
y á la ruina de la libertad publica —De aqui se oiigina 
el que los consejos públicos se distraygan y que la admi- 
nistración se debilite. La comunidad se agita con mal 
fundados recelos, y falsos alarmas: se aviva la animosi- 
dad de un partido contra otro, y ocasionalmente se 
fomentan tumultos é insurrecciones. Todo esto abre 
la puerta á la influencia y corrupción de los extraños, 
que hallan un acceso fácil al mismo gobierno ent:é las 
pasiones y delirios de las facciones Desde entonces 
la política y la voluntad de una potencia queda su! or- 
diuada á la política y voluntad de otra.— Yo se que 
algunos opinan que los partidos son utilef en los pueblos 
libres para avivar la administración, hacerla vigilante, 
y conservar activo el amor de la libertad. Esto puede 
ser verisimil con ciertos limites, y sobre todo en las 
monarquías el patriotismo puede mirar con indulgencia, 
si no con agrado, el espíritu de partido. Pero en los 
gobiernos populares, y puramente electivos deben 
ínirarse con recelo y disgustólas facciones. Siempre 
debe temerse el exceso en causas que por su naturaleza 
se encaminan al exceso por la violencia de las pasiones 
mas inflamables. La fuerza de la opinión publica debe 
adormecer este espíritu. Es difícil apagar los incendios 
quando han tomado un cuerpo demasiado. 

Conviene también en los pueblos libres la modera» 
eion en los que obtienen la publica confianza, y que 
cada magistratura no salga de los confines que le señala 
la constitución, evitando introducirse en la esfera de las 
otras. De lo contrario se originarán competencias, 
y estas reúnen el poder de todas las magistraturas y 
departamentos en una sola, y entonces la administraci- 
ones despótica. El deseo demandar, y la inclinación 
a abusar del mando predominan demasiado en nuestros 



hemos experimentado. Tan necesario es conservar, 
como instituir los buenos establecimientos.— Jamas se 
carrijan abusos, ni hagan variaciones por medio de la 
usurpación, porque aunque en algún caso pued« ser 
instrumento de bien, es de ordinario la arma destructiva 
de ¡os gobiernos libres. Los beneficios pasageros suelen 
conducir danos permanentes. 

De todas las disposiciones y hábitos que traben la 
prosperidad política, la religión y la mora idad son la 
columna. No es patriota, no es juicioso e¡ que trabaja 
por derrivar este firme apoyo déla publica dicha, y de 
las obligaciones hamanasy civiles. El hombre político 
ye! hombre piadoso convienen en respetar la religión. 
y las costumbres, Para exponer su conexión con la 
prosperidad pübl'ca se necesitaría un libro. Que 
seguridad habría para jas propiedades, reputación, y vida 
si la opinión y fe de la obligación religiosa se separase 
de Sos juramentos, que son los instrumentos de las 
investigaciones judiciales ? Concedamos generosamente 
que la moralidad pueda existir sin religión. Concédase 
la influencia, que se quiera, á la mejor educación, y al 
carácter peculiar del ánimo ; la razón y la experiencia 
nos advertirán siempre que ea pe remos la moralidad 
nacional de solo los principios religiosos. 

Conservad el crédito publico como un manantial dé 
fuerza y seguridad. Usad de la posible economía, evitad 
los gastos cultivando la paz ; pero tened presente que 
un gasto á tiempo evita un gran desembolso para lo 
futuro; y es mas como prevenir un peligro que repelerlo. 
Guerras inevitables pueden Ocasionar deudas, deben 
cubrirse en la paz, y no trasmitir á los venideros el 
peso odioso que nosotros sufrimos. Estas máximas 
tocan al Congreso, pero debe cooperar la opinión 
publica. 

Guardar buena fe y justicia con todas las naciones, 
cultivar con todas paz y harmonía, dirigiéndose siempre 
por la religión y la moralidad : la verdadera política 
esta hermanada con estas disposiciones. Fuera digno 
de tan brillantes días, y de una nación libre y grande 
dar al genero humano el m -gnanirno é inesperado exem- 
plo de un" pueblo naciente guiado por una exaltada 
justicia y benevolencia. Nadie dude que en el curso 
de los tiempos y de las cosas un plan tan hermoso 
recompensaría ricamente los sacrificios que hubiese 
costado. Creeremos que la divina Providencia no haya 
unido con estas virtudes la felicidad permanente de las 



AURORA DE CHILE. 



I8t 



naciones ? Haced la experiencia ; á esto nos invitan 
y conpeler los sentimientos que ennoblecen á la natu- 
laleza humana. Ah! no lo hagan impracticable sus 

vicios. 

Para lá execucion de estos planes es indispensable 
que se excluyan y disipen las antipatias inveteradas 
confa naciones particulares, y el afecto apasionado para 

con otras Harmonía', comercio liberal con todo el 

mundo, es la conducta recomendada por la política, la 
humanidad, y el interés. Seamos siempre imparciales, 
y jamas pretendamos favores, ni preferencias exclusivas. 
Consultemos el cuiso natural de las cosas. Difunda- 
mos y diversifiquemos nuestras relaciones por medios 
pacíficos, sin forzar á nadie. Establescamos reglas 
convencionales de comercio) acomodadas á las circuns- 
tancias y al estado .de la opinión, pero variables según 
estas se vanen. Acordémonos siempre que se pagan 
con una porción de in lerendencia los favores que se 
reciben. Nada se di fin 'ntei es de nación á nación. 
L Al presentaros, ó pisónos rajos, estos consejos, 
propios de un amigo aj tig.uó y tierno, no concibo la 
esperanza de que hagan una impresión tan duradera 
y fuerte, que manden á las paciones, e impidan que 
corra nuestra patria el destino de todas las naciones. 
Todo tiene su curso inmutable. Pero si pudiera yo 
lisonjearme de que mis avisos habian de ser de algún 
modo útiles ; que habian de contener la furia del espíritu 
de facción : si os armasen contra las intrigas extrange- 
ras, y contra las imposturas clel falso patrioti mo ; esta 
esperanza seria una plena recompensa de mi solicitud 
y amor. 

Yo confio que trayendo á vuestra memoria quarenta 
y cinco años consagrados á vuestro servicio con ternura 
paternal, consignareis al olvido mis yerros, mientras 
yo conservándoos todo el carino tan natural á quien se 
ha envejecido en el suelo patrio entre las cenizas de sus 
mayores, »ozo' en medio de mis conciudadanos de la 
dulce y benigna influencia délas buenas leyes baxo un 
Gobierno libre ;— este ha sido siempre el blanco de los 
desos de mi corazón, y ha de ser, como lo espero, la feliz 
recompensa de nuestros cuidados, fatigas, y peligros. 

_ G. WASHINGTON. 
Estados-Unidos, 17 de Setiembre de 1796, 



NOTICIAS. 

Extracto del periódico The Times, de S de Agosto 
de 1812. 

PAPELES FRANCESES. 

mina, Julio 11 de 1812. 
EL rey de Ñapóles continua persiguiendo la reta- 
El dia 5 halló la caballería enemiga 



guardia enemiga. 



en una posición sobre el Dziana. Los regimientos 
Prusianos, los de Wirtemberg, y Polacos, que forman 
parte de la brigada de caballería libera, atacaron al 
enemigo con gran intrepidez. Fue rota la linea de ¡03 
dragones y usar s Rusos, se tomaron 900 pricioneros 
con sus caballos. Apoderándose de la orilla, ronip ó 
el puente, mostrando querer impedir él trau ito <lel rio. 
El General Conde Mo'ntbruin coló cinco ba:enas de 
artillería ligera, las quales por muchas horas llevaron 
la destrucion á las lilas enemigas, la perdida de los 
Rusos fue considerable. 

Nuestra vanguardia esta sobré Dvvina. 

Él General de Brigada Roussel pasó el rio Dzuina 
con el 9 o . regimiento Polaco de caballería ligera, y el 2°. 
regimiento de húsares Prucianos, derrotó seis esquadro- 
nes llu-,08, mató gran numero, y tomó 45. prisioneros 
con muchos oficiales. El Emperador ha premiado a 
Roussel co la insignia de la Legión de honor. Nansouú 
tomó leo dragones y húsares Rusos con sus caballos. 
El Mariscal Principe de EcKmidil se apodero de Minsk, 
donde halló considerables almacenes. 

El rey de Wesphalia,y e¡ General Regnier se apode- 
raron en Nousogro y Koni na de almacenes, bagages &a. 
Las dimisiones Rusas andan en el | ais extraviadas, 
perseguidas por todas partes, dexando sus bagages, 
quemando sus almacenes, inutilizando su ar! iberia, 
y abandonando las |)¡azas. En VileiKa el General 
Colbert se apodeió de ouoalmazen de gran impoitan- 
cia. 

Estas ventajas no han costado á los franceses pérdidas 
de alguna atención. Desde la apertura de la campaña 
apenas habrán ¡legado á 30 sus muertos, á 100. sus 
heridos, y se han tomado al Ruso como 2,500 prisione- 
ros. 

El Principe de Schwartzenberg persigió al enemigo 
en todas direcciones quitándoles muchos carros de 
provisión. 

Casi toda la Lithuania, que contiene q nafro millones 
de habitantes, ha sido conquistada. Las operaciones de 
la ouerra comenzaron en el transito del Vístula. Los 
proyectos del Emperador se desenvuelven, y ao pierde 
momento en ponerlos en egecueiun. Parece que los 
Rusos se concentran en Duna! urg. Han abandonado 
la Polonia sin hacer resistencia como si Ioh compeliese 
la justicia, y el conocimiento de su antigua usurpacion s 
no habiendo tenido en su fabor tratados, ni títulos de 
conquista. 

Por todas partes se commueve el pueblo de Polonia. 
La Águila Blanca (antigua insignia de la Polonia)se 
eleva en todos sus puntos. Sacerdotes, nobles, paysa- 
nos, mugeres, todos proclaman la independencia de su 
nación. Los ¡raysanos se muestran mui envidiosos de 
la felicidad de los paysanos de Lithuania, que son libres, 
y tienen á la libertad poruña bendición preciosísima de 
los cielos. Los paysanos de Lithuania no son mas 
ricos que antes, pero sé ha obligado á los propietarios 
á que sean moderados y humanos, y á que nn puedan 
impedirles salir de sus pocesiones y serví donde les haga 
mascuenta. Esto no daña á los propietarios, á quienes 
solo se obliga á ser justos; y el paysano mejora de con- 
dición. Sin duda el corazón del Emperador debe sentir 
un placer mui delicado al ver, quando atraviese la 
Lithuania* los transportes de goso y agradecimiento que 



133 



AURORA DE CHILE, 



exitan e-n quatro millones de hombres las bendiciones 
de la libertad. Se les ha establecido un gobierno provi- 
sional compuesto de siete miembros. La creación del 
nuevo Gobierno se consagró con un acto de humani- 
dad relativo á la gran reunión, dotando y celebrando ¡as 
bodas de qu .tro esposos de los dos pueblos el de Polonia 
y el de Lithuania; siguióse una iluminación magnifica. 

El teatro nacional se abrió á todos gratuitamente 
representándose una pieza alusiva al asunto : terminóse 
la función con un bayle que honró la presencia del 
Emperador y muchos Generales. 

La Gazeta de Lituania de este mismo dia anuncia 
que el Gran Señor ha desaprobado el tratado de paz 
celebrado en Bucharest por los Plenipotenciarios de 
Rusia y Turquia. 



„ SOBRE la autenticidad de una correspondencia 
muy importante aseguramos que S.S. el Papa habiéndose 
conformado con las miras de Bona parte en orden á 'a 
nominación para los Obispados vacantes en Francia y 
sis dependencias, ha sido puesto en libertad, y se le ha 
obsequiado con un palacio en Parma en Italia.,, 

De un papel de Londres. 



„ POR el presente aspecto de los neg cios es mas que 
probable que los EstadosUnidos reconocerán en breve á 
las Repúblicas de la America del Sud por estados libres, 
soberanos, é independientes. 

Y si nuestros Ciudadanos occidentales quieren, como 
pueden, ayudar á los Patriotas de México, expelerán 
mas fácilmente á sus sanguinarios titanos. Se les pre- 
senta pues un v«stb campo de gloria y de utilidad á estos 
bravos republicanos, y el suceso les abrirá un comercio 
mucho mas lucrativo que el que han gozado hasta aqui 
de tos Estados Unidos, ellos y sus conciudadanos de 
los Estados Atlánticos: se establecerán nuevas relacio- 
nes comeic'ales, y nosotros gozaremos de sus primeros 
frutos „ Baítimvre, Marzo 28 de 1812. 



Mr N. de Estados-Unidos asegura haber sabido en 
Cantón que en Manila se ha depuesto á las antiguas 
autoridades, y se ha erigido un gobierno representativo 
y provisorio sin obediencia á las Cortes, ni Regencia de 
Cádiz. 

ARTÍCULOS DE' OFICIO. 

Santiago Noviembre 05 de 1812. 
ESTANDO cierto el Gobierno de que se encuentran 
en poder -le particulares fusiles, pistolas, espadas, y otras 
armas ó prendas | ertenecientes al exeieito, y siendo 
necesario recuperarlas; ordena, que todos los que las 
tengan, las restituyan en el termino de un mes, en la 
Capital al Comandante de Artillería, que les dará reci- 
bo para que con el ocurran á esta Superioridad, que 
les gratifica- á según la importancia de la entrega, ya 
sea de armas completas ó alguna parte de ellas, esti- 



mándose el fusil en diez pesos, y lo demás á proporción : 
á la misma recompensa sera acredor el que avise el lu°-ar 
donde se oculten, ó persona que las retega y retase 
entregarlas; y estas pasado el termino serán condenadas 
á una multa doble del valor de las especies que seles 
encuentren, y á mas sufrirán las penas de que los haoa 
dignos su inobediencia, mucho mas maliciosa en las cir- 
cunstancias presentes. En las Villas y lugares ocurri- 
rán á las Justicias, á quienes se circulará este decreto» 
que se publicará por bando y se imprimirá. 

Prado. = P críales. = Carrera. = Vial Secrt tario. = 



Santiago Noviembre 24, de i8i2. 
HA llegado á éste Gobierno el rumor de que varias personas 
han sido insultadas por algunos jóvenes deinmodeíado patrio- 
tismo, que dan con esto ocacion á que sigan su exemplo ó se 
sirvan de su nombre gentes, que con sus excesos los deshon- 
ran á ellos, y al mismo sistema, que pretenden sostoner por 
medios que hacen el efecto contrario. Por esto se doblará l» 6 
vigilancia de las Justicias y patrullas ; y qúalqüiera que se», 
encontrado perpetrando este delito, será castigado según su 
clase de manera que escarmiente, y cese la inquietud, resti- 
tuyéndose la seguridad personal y el sosiego, cuya protección e« 
el primero de los deberes de la autoridad spbre cuyo cuidad» 
des-ansa el pueblo. Todo individuo podra quexarse ó delatar: 
se le hará justicia y guardará secreto. Imprimase y publiqueso 
por bando. 

Prado. = Pórtale*.— Carrera.^. 



Santiago 3 de Diei mbre de 181£. 

EL buen orden exige que el Govierno tenga noticia 
de las personas que vienen á la capital, ya sea de transito, 
ó para fixarse en ella: para esto han de presentarse ai 
Presidente de la Junta el dia de su llegada y para que 
no omitan este deber por ignorarlo, se los advertirán en 
Coquimbo, Valparaíso y Concepción, los Gobernadores 
al entregarles sus licencias ó pasaportes, y los guarda: 
de los caminos de cordillera, al paso por sus puestos, 
previniéndoles, que su omisión los haiá sospechosos y los 
expondrá á reconbenciones. Comuniqúese este De- 
creto é imprimase. 

Carrera. = Pártales. =» 



ADVERTENCIA. 
Quien quisiere comprar un PIANO ocurra á casa, 
del Canónigo Fretes, Plazuela de la Compañía : se dará 
con equidad. 



IMPRESO EAÍ SJATTIJOO DE CHILE 
EX LA IMJRESTTA DE GOBIEKNO, 

Por los Sres. SdmuélBurr Je/insten» ¿/ Simón Garriwn. 



yr 



DE CHILE 



¡LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELE AT, ET UMBRAS! 



No. 46. 



Jueves 24 de Diciembre de 1812. 



Tomo 1. 



V 



DISCURSO 

SOBKE LA 

TRAISION, REBELIÓN, Y REVOLUCIÓN. 

Inserto en el periódico Regisíer of Baltimore, de 

S8 de Marzo de 1812. 

TRADUCIDO POR C. HZ. 

LA mayor páríe de! genero humano juzga del mérito de 
una causa por la fortuna y el éxito. Hancock, y Adams, 
de gloriosa memoria en la historia de su patria, y que 
ocupan un lugar tan distinguido en Jos corazones Ame- 
ricanos, ^proscriptas por el Rey de Inglaterra, habrían 
expiadoiSu noblgdsa.ua en un "cadalso como traydores, 
éí la r.evolucion.no se hubiese proseguido con tan gallarda 
constancia, .y^no hubiese sido coronada por la victoria. 
fia posteridad habría leydo el carácter y los hechos de 
# est s hombres ilustres en las hi'torias de nuestrosconquis- 

i tactores, y ellos los hubieran colocado entre los malvados, 
y pérfidos. 

yt Si 'quisiéramos traher á la memoria algunos pocos 
sucesos de la guerra de ¡a revolución, ocurrirían los 
cobardes homicidios de Paoli, Wyomung,y pueiío Egg, 
que sufrieron los nuestros como* rebeldes. Aun viven 
Tvlgunos* *q.we vieron las crueldades cometidas en los 
buques*, ^ue servían de cárceles en Nueva Yorck: 
existe eí monumento erigido por piadosas manos en las 

. orillas 1 del Wallabout: él cubre los huesos de once mil 
y quinientos Americanos, que perecieron de hambre y 
miseria-: s£ les amontonó en las bodegas délos buques 
comohazes de leña; Seles impidió toda comunicación; 
se, les psivó de la laz del cielo, .y de la repiracionde 
ay.re libre ; no ños fue posible darles un pedazo de pan 
riíohoso, ¿y un poco dé* agua podrida. La historia dj5 los 
tiempos* modernos* no ofrece exem piares de tanta y ten 
deliberada crueldad, perpetrada por los genprvsns ingleses 
á. bordo de sus buques. La carnizeria de Suswarfof tiene 

- alguna, disculpa por que sucedió al calo» de un Combate. 
Los horrores de la revolución francesa pueden atribuh- 

• se a 'la efervencia fiera délos tiempos; pero en. las 
•atrocidades cometidas con nuestros paysanos vemos 
'una crueldad meditada y fría, desusada en el mundo. 
Ella duró algunos ítu os.... las victimas eran rebeldes. 



No es mi animo individualizar horrores : ellos están 
frescos en la memoria de muchos. ...pero el pueblo de las 
Colonias era rebelde, y era la voluntad de los Lores que 
nuestra patria se desolase por el fuego y por la espada. 
En el Sud el ingnorante esclavo es incitado á que de- 
güelle á su amo, á quémate su familia, y queme su casa. 
En el Norte se provoca, se solicita con dadivas al salvage 
para que nos sorprenda, y destruya. Que sentimientos, 
que intenciones tan dignas de una nación cristiana ! 
Pero la rebelión es alto crimen, y justifica todas las cosas. 
La naturaleza aprueba contra los rebeldes todos los 
atentados, y aun la perfidia. Por eso no se les guarda la 
fe de los tratados ; se violan para con ellos los pactos 
mas solemnes. No recordamos estas cosas para desper- 
tar animosidades antiguas, sino por que son semejantes 
á las de la época actual ; bien que nada hay nuevo en 
el mundo; pero todo es contradicción Los Ingleses, 
que se opusieron tan cruelmente á nuestra revoluccion, 
destronaron á un rey, lo juzgaron como á un malhechor, 
y lo pusieron en un cadalso. 

El pueblo francesi enfurecido por sus largos sufrimien- 
tos, condenó á muerte á Luis XVI. que era un buen 
hombre, aunque la administración estaba mui corrom- 
pida. Estableció un gobierno republicano, y llevó el 
estandarte tricolor triunfante entre la sangre y la muer- 
te, y humilló hasta el polvo á los reyes confederados para 
dividirse su territorio, y los castigó como á rebeldes. 
Aquellos grandes movimientos en medio de los sucesos 
pasmosos, que siguieron sus armas, se llamaron revolu- 
ción^ los que permanecieron adictos á los Borbones, se 
declararon rebeldes. Contra esta forma de gobierno, 
sellada con arroyos de sangre, se rebeló Napoleón. 
Olvidado de todas sus profesiones en favor de la liber- 
tad, el aspiró á la corona y tubo fortuna. — Millares 
de aquellos mismos que al tiempo de su usurpación 
hubieran querido atrabesar su pecho con un puñal, no 
solo bendicen ahora en su presencia el trono y la monar- 
quía, sino que pidieran la destrucción del republicano 
animoso, que profiriese que la asumpcion de Napoleón 
al trono no había sido una revolución gloriosa. Si el 
designio de Bonaparte se hubiese frustrado, su cabeza 
hubiera expiado el crimen de alta traision, 






AURORA DE CHILE. 



190 

Si hay algún pueblo á quien las leyes de la naturale- 
za, leyes sacrosantas, esculpidas en los corazones huma- 
nos por el Dios de la naturaleza, autorize á romper los 
lazos, que lo ligan á otro pueblo, es el comúnmente 
llamarlo America Española. Quantos ultrajes, quan 
tos insultos se han acumulado sobre las cabezas de estos 
nfélicesl Pobres en medio de las producciones mas 
preciosas ! Sin agricultura, rodeados de campos en qu¿ 
la naturaleza se complace de sonreírse, y de ser madre ! 
Sin induí tria en medio de la abundancia de las materias 
primeras! Un monopolio infernal lo hacia todo 
estéril. Un gobierno estupido y -opresor inutilizaba 
todas las ventajas naturales.— Los ingenios mas bellos, 
la imaginación mas florida, el ánimo profundo....eonde- 
nados al ocio innoble, privados de la luz de las verdade- 
ras ciencias, del gusto y talento de las artes!— Un 
enjambre de empleados devoraba su substancia, semejan 
tes i las langostas qué de los áridos desiertos se 
precipitan sobre las fértiles regiones del Asia.— Si ya 
que se les despojaba de la libertad de acción, se les 
h biese dexado la del pensamiento.. ..pero seles negó 
el comercio y trato con todos los puebla déla tierra, 
para que no se les hiciese sensible su infeliz condición, 
é intentasen variarla. A que hombre se le prohibe el 



condenase al ultimo suplicio á Blake, y á los ¡numera» 
bles oficiales españoles, que tiene prisioneros, y senten- 
ciase á otros á presidios, clamará por la venganza todo 
el mundo, y se conjurara al Cielo, á la tierra, y hasta 
los infiernos contra tan infamé tiranía, contra este hecho 
dé sangre y de atrocidad ; peroles patriotas mexicanos, 
hombres de animo esforzado y sublime, y de intentos 
ilustres, decendieron al sepulcro sin que nadie los haya 
llorado : y si sus paysanos no hubiesen jurado vengar su 
muerte, quedaría sin venganza. 

Si la cantidad de su causa les hubiese asegurado el 
suceso, e^tos ilustres no hubieran perecido. Empero el 
revés de aquella fortuna que preservo de la muerte á 
Hancock y Adama, precipitó á Hidalgo y a sus fieles 
amibos. Sin tan adversas ciscunstancias ya fuera 
México una República augusta ; y es de creer que Hidal- 
go hubiera sido puesto por sus compatriotas á la frente 
¡lelos negocios, encargado como Washington de condu- 
cir su pays á destinos nuevos y feiizes. Pero mientras 
lamento su pérdida, doy gracias al cielo por la luz de 
es jeranzáque ofrecen las ultimas noticias, que aseguran 
que el asiento de la autoridad sanguinaria se estremece 
y bambolea en el centro de México y qué en breve 
pagarán los perversos sus atrocidades. Entonces se 



C lili tillasen voi ¡ai iu. "*i — ■•-— r~ I o • j-tii • • v 

tratar con los sabios? A que pobre se le prohibe el rendirán honores á la memoria de Hidalgo ; se engiran 



mausoleos á los manes de los difuntos ilustres; se 
consagrarán monumentos á les venerables nombres 
de los despreciados rebeldes ; se les citará en las gene- 
raciones futuras como exemplos de patriotismo, de 
virtud v de constanc ; a; mientras los nombres fie sus 
enemigos estarán condenados a una inmortalidad 
infame "• -^* 

BatiimoreZS de Marzo de 1812. 



aprender de quien sabe, para ganar un pasar lionest 
y cómodo? Pero á estos infelices se les prohibió el 
trato con los pueblos ilustrados, y adelantados en las 
artes. La estupidez llegó á tal punto, se introduxo 
tanto en los espíritus, que estos pobrecitos llegaron á 
temer y á mirar con horror el trato con los extrangeros 
Como si ó el infierno, ó el error se hubiesen puesto de 
parte de la opesion, y de la política dura y barbara, 
hubieron hombres que se dedicaron á fortalecer en los 

ánimos estos miedos, y estos horrores.- En fin casi 

todas estas colonias se han i evolucionado : algunas ocu- 
pan ya su 1 ngar y han tomado su nómbae entre las 
raciones : otras conbateh por sus derechos. La guerra 
se ha encendido entre republicanos y realistas, entre 
¿mercónos y godos* entre oprimidos y opresores. 

Las Cortes y la R gencia de Cádiz, que se han llamado arma s, y todas las regiones de America van siendo suce- 
¡ herederos de los* Borbones, apellidan rebeldes á los divamente campos de Combate, es evidente la necesidad 



Pai*tcer del Senado en orden á la erección de un Cuerpo 
de Irgeniercs. 

EXELENTISIMO SEnOK. 

EN Coyuntura en que todo universo está sobre las 



Americanos al mismo tiempo que los Franceses, y los 
españoles adictos á José, llaman á las Cortes, á la 
Regencia ya todos los de su bando, sean Generales, 
Geí'es &a. reheldes, insurgentes, asesinos, ladrones, y 
cabezillas. Entre tanto Hidalgo, Camargo, Carrasco, 



de que se formen entre nosotros oficiales,"que posean la 
ciencia de fortificar, atacar, y defender los puntos de 
importancia, uniendo á las ventajas, que por todas partes 
nos ofrece la naturaleza, los recursos del arte. Se espera, 
que su formación sea uno de los frutos del Instituto 



Allende, Ximenes, y otros muchos Generales, y oficiales nacional, ó del nuevo Colegio, entrando en el plan de 
de ¡as tropas revolucionarias de México, han perecido su organización, el que este interesante estudióse siga 
en los cadalsos. Si el Emperador de los franceses a j de Geometría practica y Trigonometría. El Director 

¡ de la Academia remite hasta este termino la execucion 
*¿¿d.° MeX í C ° 86 d * 6SU h ° mbre * l ° S enemÍS ° S ^ laU "j del plan propuesto por el subteniente D.Francisco Lafo^ 



AURORA DE CHILE, 



191 






i n nn A» Tna..hirro«> ! Oficio del GohiervO al Consulado. 

rest, r» r « ,a lección de un Cuerpo de lng'-hieros. j , 

Pero el Procurador General de Ciudad advierte, que , £ NTRE , QS , ieneS que Vdita el Gobierno y desea 
este termino es muy largo, y que el tiempo urge con la l c ¡ onar á es1a Capita |, son el alumbrado <le sus 

necesidad, y el peligro, El opina.que el m -Jor pa ti lo, ^ gu cuSto(lia> por medio <!e l establecim« ato de 
que se of ecé, es ordením que los mas adelántalos en ^^ , ogqUe c , e nmi faC ;i efl y de Una utilidad c no- 
las Matemáticas eSUidi n en fa Academia ciertos trata- ^ ^ ^ practicados en quasi todas loa Ciudades 
Artille- ia. Este pan manye dos ^ . iníerio , €S á es'a, V. S. que en el modo pos b 8 
es, unir las dos facultades la del ^ ¿^.^ amh ,, 8 ol) j etoB| sosteniendo dos guardias de 



dos de fortificación y 
\ defectos ; el primero 



In^nier^v la del Arlillero, siendo ambas en el día tan ^.^ |& j!üm ; naclon de los barrios de! come cío, 
U, que é'da Urja pide la vida de un hombre para ^^ 



manifestando en ello la jersuviou d^las ventajas que 
coriio iidád publica, y pf»i conse» 
■•-, disposición á concurrir con sus i.is- rucóos, 
dc-ía ouerra. En fin en qüalquierá plan.que se adopte ^ -^ ef , fueraoS á |„ dotación de un b n lie ...da 
p-a lograr este gran designio, se ofre:e una d.hcultad, l ^ ^^ ¿^ ^ Alltori .i a I „ > duda, que le 



Vab'ctM, iju<- v- ■•"" "•: ¡ niamieKiaiHK) cu cu" ■« 

poderlas eon perfección ; el ^ es, que no abrááa el arte ^^ ¿ J¿ . ^-^ y C( 
de acopar los exercitos.cosa tan indispensable eit e a te .^ ^ ; ^ , c 

— f - ,.,!,-,. nova hlüli.nilP SPfll ')l)tt J ^ 



dencia, conqrehenden muchos y diverso ramos* 
v entre ellos no hay un¿ solo, que Se pueda apre- 
hender de un modo útil, y capaz de -.educirte ventajosa- 
mente á la practica, sin la voz vi. a de un maestro 
Uno de estos ramos es la Ciencia del íug' mero. En 
su ( stut'ío se adviene, lo que es comú h á los otros ramos, 
ja inmoíssa difancia existente cutre la theorica, y la 
practica, la dificiStad de formarse la idea de la figura 



de los cue-pos por e 



aspecto de las figuras de las lami- 



nas, y estas diPcultudes Fe hacen hitó \ al| .ajiles en la 
fo t'incncion, castra-.if litación, t an itos de ríos &c, 
,haviendoR S do ta\ij -r J¡ dar disposkimes á las veces 
baso loa f e^os i-nemigoaj en las mayores angustias de 
una re«rada; yotms cas-s dificües. 

En -isttxle t >db: So expuesto, opina el Senado, qué e| 
p im4paso, que hay que dal en este importantísimo 
rP or,:io, es büWa'r uv. nv.estro, que explique esta parte 
do ¡a ciencia matemática á los jóvenes, que ya posean la 
Geometría elementar, y practica: el segUn<fo qne íij 
pi-hüque, y circule de parte de VE una propuesta de pre- 
cios de pnmero, y-segundo hígkp para fe jóvenes, que 
a l cabo de cierto tiempo obtengan, ó la preferencia, o el 
accciU en los examenes públicos: asegurándoles igual- 
mente empW'los, v acomodarlos con dis'incion. El 
honor y la utilidad son les estímulos de los buenos estu- 
dios : y sin la espera nza Jel premio caen los libros de las 
manos, principalmente en las ciencias difíciles, secas^ y 
penosa*, Tjles son las Matemáticas. 

Dios guarde a V. E. muchos arios. Sala del Senado 

vW-íeTrrbré 1/ de 1819.- - . 

Dr fcdm Fivur^C-u^oKennqvez.^FranmO 

■ j—~ tSS ;j ia UM Lita- 



nos 



fí.¡ : r<ig!e.=-McüVid Ai.touio Ara 
veírria — 

Exma. Junta Gubernativa del Rcyiicfc 



A PETICIÓN de "el lluítre Cabido conrsinnóel 
Superior Gobierno al Reidor Dn. Tomas V.c Ha 
para la visita general de Es Escuelas, cuya d.i.g nci* 
exacta y punctual pasó al Ilustre Cabildo en u- p-o.jo 
por menoi \ por no m jeto con tan larga kctu.a, se 
anuncian los últimos parágrafos. 

„ De toda estade!i;rneia se manifiesta que solamen- 
te hay 7. escuelas ensenand > s y d ia prTojs mas á hacé.4 i : 
que en todas las 7 se ensenan el numero de 6?>4 n.aoa 
que es tupi pequ no en pro^rcon á h poblae.on que 
«ecrun calculo de matriculas Parioquiales pasa de 50^ X) 
habitantes; que esta falto «le escuelas deg-a 'a sobre 
manera ¿este cuerpo encargarlo de la baxa policio ; que 
asi mismo influye en la falta de .luvrac-on puhlici: 
que imposibilita á los hombres para imjo.e« «lertmos: 
es unes de necesidad que se arbitren medios de anmen* 
tar las escuelas, y de obligar á l> Padr.sde farft; \m 
pobres que los destinen precisamente á que aprendan 
4 ! ee r y escribir y contar, de este mo lo tendríamos mejo- 
re» artesanos, tendríamos Mayordomos para , Ha,- • .««• 
v chacras, tendríamos gente^ra el «xerptn.m.iB ia 
kpstíy todos estarían mejor mst. u.dos en nuestra 

^C^omven'ira pues que necesariamente se rstablesca 
escue'a en Santo Domingo de el modo insinuado, y que 
se ponVa de maestro al R. P- Fr. Xabier Gusm.n, 
"JiniSno recomendable P or su V^^V^JZ 
el mismo estilo se funden dos mas en la Canaria, ima « a 
e ^üle,;o de los Padres Agustinos ; j M nnsmo o ra 
en eí convento de San Miguel ; despue* ríe o -gan zadas 
Z 12 escuelas uvera '4 wuuwo de *>*.*»*» V* 






188 



AüEOílA DE CHILE. 






si 



es de necesi 



<J*d que 



concurran, 
otras. 

Corruendria queeste mismo orden se mandase obser- 
var en todos los conventos del Reyno á efecto de que 
se aumentasen las escuelas, y en todos los curatos 
igualmente, de manera que el Sóía Cura se hiciese cargo 
de la escuela, y en teniendo mas de 20 niños le-corriera 
el tiempo para jubilar de lector siendo Religioso ; y sien- 
do Clérigo le serbia su mérito en igual grado que al 
cura teniendo mas de los 20 niños á enseñansa de leer 
escrivir, y contar. 

Para auxiliar alos pobres seria comveniente que el 
Cabildo costease la impresión de mil cartillas y mil cato- 
nes para distribuir de quando en quando en las escuelas: 
que asi mismo se nombre un Sr. Rexidor protector de 
escuelas que mensualraente las visite y avise dequanto 
juzge couveniente ¡informar ai Cuerpo. Santiago y 
Noviembre 25 de 1812. 



Fuerzas Navales de la Francia en el Mediten* ano en 
Abril de ÍS1V. 





Cí 


mones. 






Cañones. 


Majestuese 


. 


120 


Adrien . . 


. 


. 40 


Austerliz . . 


.. 


120 


Danse . . 


. 


40 


Commerce de Paris 


120 


Flore . , 


. 


. 40 


Donaurert 


• 


80 


Proserpine 


. 


; 36 


Ulm . . 


n 


74 


Themise . 


. 


■. 36 


Danube 





74 


Naviere 


. 


. 30 


Breslaw . . 


D 


74 


Baleine 


. 


. so 


Suffrein . . 


. 


74 


Dürance . 


, 


30 


Genois . . . 


, 


74 


Girafe . . 


, 


. 30 


Magnanime . 


. 


74 


Caravan . 


. 


. SO 


Ajax . . . 




74 


Victorieuse 


. 


, 22 


Boree . 


. 


74 


Tactique . 


. 


. ' 20 


Hannibal . . 


# 


74 


Abeilíe . . 


, 


. 18 


Pénelo pe . . 


B 


40 


Courier 


, 


. 16 


Pomone 


. 


40 


Endimyoü 


. 


. 16 


Paulina . . 


, 


40 


Janus . . 


o 


. 16 


Amelia . 


# 


40 


Laguaye . 


. 


. 10 


Incomptible . 


. 


40 


Fleche 


• 


. 10 


Después se hecharon al í 


tgua el Monar 


ca, 


y el Cetro, 


de linea, y una 


fragata. 


1 






Se estaban consti 


uyendo < 


^uatro buques 


de linea y una 


fragata. 




» 








No sabemos e 


1 aumento c 


¡e esta fuerza 


hasta el tiem- 


po presente, ni 


quantos b 1 


íques de guerra 


tendrá la 


Francia en*el 


:eano. » 









Ar liados de una Carta de Lima de 12 de Noviembre 

ultimo. 

EL 8 del corriente llegó un expreso de4 Perú alto confirmando 
]a derrota del Exercito de Pió Tristan, y amas de que en Jujui 
había sido atacado dentro del Pueblo el Coronel D. Yndalesio 
Gonzales con perdida de gente, y siendo socorrido por cien 
hombres, los Tucumanos se habi'an situado fuera del Poblado 
para rehacerse de alguna mas gente ; y escribe Yndalesio que 
tamia le volbiesen á acometer, afiadiendo.que hasta las mugeres 
-fie Jujui se habían trepado á los techos' desde donde le apedre- 



aban á los soldados, y que los mas de los vecinos se habían' 
unido contra él, El detalle de la derrota no se quiere dar á 
luz por melancólico: lo cierto es que inmediatamente seminando* 
aprontar la Fragata Neptuno para embarcar en ella peltrechoS • 
de guerra: se paso oficio á los brigadieres Cucalón. y" Baldeó- 
yos que se han escusado, y al Coronel Gil que -tambieTÍ- se*'-., 
escusó por corto de vista. El Coronel Tacón que 'salió* huyendo 
de Popa-van-, el Teniente Coronel de '-Ingenieros M|«'dizah < á}, y ' - ¡ 
otros Subalternos de Milicias, que por ociosos unos, f otros por •* ' 
huir pe sus acredores, quieren probar fortuna. EJ* barto/debe - 
ir al Puerto de Cobija, y desde alli cíeminar ellos á' Potos}?. S© 
esperaba la llegada del Correo del Cuzco para verificar, su s'dfida. 
Este llegó el 7, y hoy que somos 10 que escribo, no se h*deter-, 
minado: Señas evidentes de que la-cosa no anda liscmgjera. 

Con haber supuesto un expreso -el dia 28 del pasado v^iíid© 
de Piura con las noticias de la reconquista de Caracas, -se l£rgó*t«'' 
a secas un repique con que se rajó la campana de la*Caredral r '- ¿i 
y la principal razón que se tubo según los maliciosos, fue pa\a«¿ r "'S 
sofocar las noticias infaustas, siendo una de ellas la perdida d^ * 
Navio Salvador, qae se ha tenido en gazeta de Montevideo,* ...5. 

Las cartas del Cuzco aseguran haberse enlutado alli mucha» ^t». 

sas por las muertes de sus deudas en las batallas de Piedras/' ' \ 

1 Tucuman. ••*'• 



• 



casas 
del 



-y.. 



Ningyno muñó. 



.>• 



HOSPITAL DE S. JUAN DE DIOS, 

Noviembre 30 de 1812. ** ** 

HA llegado al numero de quatrocientos treinta y sin* ; 
co enfermos de todas Clases los que se han asistido 
este mes, inclusos ciento Ochenta y seis, que quedaron' f 
por el fin del anterior. 

ARTILLEROS. 

Entraron 10. Sanaron 24. Ninguno murió. 

ASAMBLEAS. 

Entraron 3. Sanaron 4. Ninguno murió. 

•GRANADEROS. 

Entraron 89. Sanaron 98. Murió 1. ' 

GRAN GUARDIA 

Entraron 22. Sanaron 18. 

PAISANOS. 

Entraron 93. Sanaron 27. Muft&ojJfá&. 

NOTA. = Han creído algunos equivoc^aada^a^zoíi 
del mes pasado, por que vieron en una lineare Retente- 
la salda á la entrada: seguramente no leyeron l*a*pfirVé' : 
ra partida del exordio relativa al resago, que quedahívpbr.^ 
fin del anterior. Si como en el presente, v. g\ entraron.' , 
10 Artilleros, y sanaron 24 bien pueden ser los cat'erce ^ 
restantes, los mas, 6 tal vez todos deja porción aquella ■' 
resagada, y no de estos ; hacese presente^qui para satis- 
facción d^l Publicó j fecha utsüpra* . */ 

*¿ ',*.'* - Manuel Joaquín Valdivieso.^ '»• 

»' ' . : •«•</ 

LA siguiente Aurora no saldrá hasta el dja 7 de Enero 

por disposición dé la Superioridad, atendida. la santidad 

de los dias de la Paseua. • ' • , , /• 



IMPRESO £ÁT SJJVTIJOO &£ CHILE y 

EN LA IMTRENTA DE GOBIERNO, ' • - 

Por los Sres. Samuel Barr Jofupton> y Sb'nón Garri;on. 



— : — •-— - -^ .:^.-~~-< - ' 





DE CHILE 



i LUCE BEET POPULOS, SOMNOS EXPELLAf, ET UMBRAS! 



No. -2, 



Jueves 14 de Enero de 1813. 



Tomo 2. 



"■rt—ii-mnr 



¿¿^■■.-..-¡T^-<aE:;;sa zr,:s¡Zr£xar* 



ARTÍCULOS de oficio. 

éi niiogo, Enero 12 i& 1313. 
LOS cuidados que incesantemente ocupan al 
Gobierno no han bastado ádistrahér su atención del 
objeto que debe influir mas segura y directamente en el 
bien publico, cuya prosperidad pende de la formación 
de Ciudadanos ilustrados, y nutridos en los principios 
de virtudes que inspira la buena educación. A ese fin 
ha reedificado el antiguo Colegio de S. Carlos, y unido 
á él la Academia de matemáticas, el Seminario de Indi- 
os, y las aulas de primeras letras, y latinidad, para que 
todos los jóvenes de la capital y de las provincias, que 
quieran recibir enseñanza* ó en calidad de alumnos, ó 
de solo concurrentes, oygan lecciones desde los rudi" 
mentos de la religión, y el alfabeto, hasta la conclusión 
de las ciencias abstractas, y las de demostración. El 
dia o de Marzo próximo se abrirá ; y para entonces se 
habrán presentado los que aspiran á aprovecharse de las 
luces que allí se ministrarán : y los Gobernadores, Jueces, 
Párrocos, y Prelados, que faciliten el acceso á los que por 
3a distancia, falta de resolución, ó de medios para venir, 
están expuestos á malograr talentos* ó aplicación, que 
cultivados puedan ser útiles á la Patria* le harán el mayor 
servicio facilitándoles los arbitr'i s de aprovecharse de la 
Doctrina, que se les prepara : en la inteligencia de que 
no losretraherá ni el luxo, ni las preferencias, que solo 
Se dispensarán al mérito y á los Indios, para reparar la 
dura humillación á que los redujo la injusticia. Para 
que llegue á noticia de todo el Reyno, imprimase. 

Carrera. — Portales.— 



PARECER DEL SENADO 

EíT ORDEN á LA SOCIEDAD FILANTRÓPICA. 

EL Señado ha concebido las mas halagüeñas esperan- 
zas acerca del adelantamiento progresivo, prosperidad 
y riqueza de la Patria, al leer el plan de'oganizacion dé 
la Sociedad Económica de Amigos del País, pre- 
sentado por el ilustre Ayuntamiento. Los estatutos son 
los mismos -que han hecho florecientes los establecimi- 



entos de este genero, y que han domiciliado la industria, 
y todas las artes útiles en las naciones cultas, laboriosas, 
y opulentas. No obstante, el titulo V. parágrafo 3° 
que trata de la duración de los oficios, parece que debe 
reformarse, y reducir dicha duración por ahora á dos 
anos. La escasez de sujetos aptos no es tanta como 
se dice ; se irán formando otros con los exercicios de la 
sociedad ;lessevirá de estimulóla esperanza de obtener 
los primeros lugares; conviene que se experimenten los 
talentos y la aptitud ; en fin los ofiiciales idóneos pue- 
den ser re-eleetcs. 

Después de esta ligera mutación propuesta, el Sena- 
do no puede hacer mas que desear muy vivamente la 
pronta erección de un establecimiento tan útil, cuyas 
fiincioves han de ser pacificas y amigables, dirigidas 
al bien de los hombres, sin incomodarlos. No es accesi- 
ble á ningún Gobierno (decia el ilustre Campomanes) 
velar immediatamente en cosas tan extendidas, que 
abrazan todo el Reyno y esto obliga á pensar en socie- 
dades económicas, que vean lo que conviene á cada 
provincia ; quales impedimentos lo retardan ; y los 
medios seguros de removerlos ; y establecer los modos 
solidos de dirigir ia industria. Y. E. al proponer al 
Cabildo este proyecto saludable en su oficio de 25 de 
Noviembre ultimo, acredita su dicernimíento, beneficen- 
cia, zeloy amor patrio. „ Por medio de esta instituci- 
ón nuestra nobleza ocupará utilmente el tiempo en las 
funciones de la sociedad, en experimentos, é indaga- 
ciones ', y sin desembolzo alguno del estado serán los 
nobles ó ¡as gentes acomodadas los promovedores de la. 
industria, y el apoyo permanente de sus compatriotas. 
El pais tendrá un gran numero de personas ilustradas» 
á quienes consultar y emplear según su talento ; y ellas 
mismas disiparán las preocupaciones políticas que la 
ignorancia propaga en grave daño del pueblo. La 
prosperidad y la abundancia se seguirán como fruto de 
una policía sagaz; la población crecerá, y estará bien 
alimentada ; el erario se aumentará, y la pujanza publi- 
ca dará confianza para resistir ó combatir ventajosa- 
mente á los enemigos ; en fin el contento general reuni- 
rá a todos para afianzar e¡ desfrute de una policía seme- 



6 



AURORA DE CHILE. 



Jante á la que imaginaron los hombres mas respetables 
de todas las naciones.,, 

Dios guarde á V. E. muchos años. Sala del Senado 
7 de Enero de 1812. 

D. Pedro Vivar —Camilo Ihnriqíiez. — Francisco 
Ruiz Tagk.— Manuel Antonio Araos. — Joaquín Cha- 
var r i a.-— 



Santiago IQde Enero de 1813. 
Apruebanse los Estatutos presentados por el Ilustre 
Cabildo, para el régimen de la Sociedad de amigos del 
pais, que desde luego s? erige á nombre de la Patria, 
como el medio de que concurran á su prosperidad los 
buenos Ciudadanos, que reuniendo sus luces, zelo y fa- 
cultades, podran rea'izar la propensión de ser útiles á la 
humanidad que caracteriza su indnle generosa, y que has- 
ta hoy ha estado sin uso, por defecto de una Compañía, 
que combine, y dirija al bien general los esfuerzos, que 
aislados soló pueden producir ventajas efímeras y parcia- 
les. Se designa para sus sesiones la sala que elija en la 
casa destinada para la Academia, cuya librería se le fran- 
queará, para que sirva de principio á la que se propone 
formar;}^ mientras se prepara aquella habitación, podra 
congregarse en las casas capitulares, o en la posada de su 
Presidente Se nombra por esta vez para dicho cargo 
al Dr. D. Francico Pérez, Conjuez del Tribunal de Ape- 
laciones: para Vice- Presidente á D. Manuel Manzo, 
Administrador de Reales Derechos : Tesoreros á D. 
Francico Ruiz Tagle, y ai Conde de Quinta-alegre : 
Secretario á D. Antonio José de Yrisarri, y D Pedm 
Lurquin, Administrador de Temporalidades: Censor D. 
Anselmo de la Cruz, y D. Joaquín López de Soto mayor, 
del Orden de Carlos 3 o . Para Socios á D. Juan Egaña } 
D. Mateo Arnaldo Heevel, el Presbítero D. Joaquin 
BesaniUa, D Domingo Eyzaguirre, D. Joaquin Ganda- 
rillas, el Presbítero D. Manuel Vicuña, D. José Antonio 
Roxas, D. Joaquin Chavar: ia, D- Ysidoro Errazuriz, D. 
Antonio Hermida, el Márquez de Casa-Larrain, Fray 
Fernando Garcia de S. Francico, D. José Miguel Infante? 
P. Francico Cisternas, D. Fernandn Márquez de la Pla- 
ta, D. Francico Prats, D. Hipólito Villegas, D. Ramón 
Erazuriz, D. Manuel Valdivieso, D. Judas Tadeo Reyes» 
T). Juan de Dios Vial del Rio, D. Gerónimo Medina, Dr. 
D. José Echaurre, D. Manuel de Salas, D. Agustín Vial. 
Los que durarán el tiempo de dos años, como dice el 
Ilustre Senado en su adición al articulo 3 o . del titulo 5 Q . 
Esperándose de estos beneméritos Ciudadanos, que 
aceptarán con placer cstaocacion de procurar á !a Patria 
la felicidad de que es susceptible, contando siempre 
entre los recursos para realizar sus designios benéficos, 
con toda la protección e influxo de esta Autoridad. Uña- 



se esta providencia al expediente original, que se devolví. 
rá al Ilustre Cabildo, para que lo haga colocar en el 
archivo de la Sociedad ; é imprimase. 

Carrera. —Portales.** 



'EXMO. SEñOR. 
SIEMPRE he considerado la insírucion de la juven- 
tud desvalida como uno de los primeros deberes de un 
ciudadano religioso, que aspira, como debe, á la felici- 
dad de su Patria. Yo que me glorio de colocarme en 
esta clase, no he omitido establecer tiempo ha una 
escuela publica dé primeras letras, y principios de lati- 
nidad en los extramuros de este pueblo; la que visitada 
por el comisionado del ilustre Cabildo, ha merecido su 
aprobación, y sus elogios. 

Pero no contentándome con esta sola, obra, he 
meditado dias ha establecer otra en esta Casa Grande 
para educación de solo jóvenes pobres. Se está traba- 
jando con ardor y esmero en lomateri 1 del edificio, 
cuya conclusión se espera el mes siguiente. Tengo 
nombrado por su preceptor al R P. Predicador General 
Fr. José Antonio Maquilla, cuya preciosa letra, religio- 
sidad, patriotismo, y catorce años de una plausible 
practica en nuestro Combento de Valparaíso, merecen 
emplearse en este establecimiento tan piadoso. Le 
hemos asignado por ahora, para estimular su aplicaci- 
ón, y la de ios demás, quantos premios nos son posibles } 
reservando para el definitorio del año que viene, esta* 
blecer un premio fixo, honroso* y considerable á quantos 
trabajaren en esta materia en todos los conventos déla 
Provincia. Ademas tengo j?a instituida en esta nuestra 
iglecia los Viernes por la noche una explicación clara, 
y sensilla de Doctrina Crist'ñva para instruir á los rudos 
en los deberes de Católicos, y de Ciudadanos. De este 
modo creo, que satisfago á los justos deseos que V. E. 
me significa en su oficio del 29 de Diciembre del año 
próximo pasado y creo también, que importa al honor de 
mi comunidad el que V. E. se sirva mandar, (si lo halla 
por comveniente)que esta mi contextacion se imprima en 
la Gazeta semanal, á fin que llegue á noticia del publi- 
co», y se satisfagan algunos infundados rumores, que 
sobre este asunto se habían esparcido contra nosotros. 

Dios guarde á V. E. muchos años Convento Grande 
de Predicadores de Santiago de Chile y Enero 8 de 
1813. — Exmo. Sr.— Fr. Domingo de Velasco.~— 

Exmo. Sr. Presidente y Vocales 
del Poder Executivo. 

DECRETO. 

Santiago Enero 8 de 1813, 

Agregúese al expediente de la materia, é imprimasen 

Carrera.— 




AURORA DE CHILE. 



AVISO AL PUBLICO. 

DESDE que la guerra és una profesión y una ciencia, 
es preciso cultivarla aun en los paises mas moderados 
y pacíficos, para precaverse de la ambición de los demás. 
Chile, con este designio sostiene cuerpos militares per- 
manentes, para que sean modelo de los que han de 
defenderlo, y un seminario de oficiales, que contra, 1 
hidos exclusivamente á esté arte, sirvan en la ocasión 
para conducir á la victoria el resto de sus compatriotas, 
cuyo valor exije la dirección, que únicamente pue- 
den atinadamente prestarles los que á un continuo ¡ 
anticipado estudio han unido la habitud de mandar. 
Para conseguirlo en toda ía posible extensión, ha obte- 
nido el zeloso comandante del cuerpo de Granaderos 
el permiso y aprobación del Gobierno para formar una 
Compañía de jóvenes, desde la edad de doce años hasta 
la de diez y siete, que reducida á una especie de Colegio, 
íes proporcione una crianza cristiana y militar, que los 
haga aptos para llenar los deberes de un buen soldado, 
cabo, sargentea oficia!, según su idoneidad, aplicación 
y conducta lo merezca progresivamente. Se les asistirá 
con el prest de un soldado : se les ensenara á leer, escri- 
bir, contar, y los deberes de su carrera, á lo que podran 
añadir la demás instrucción* á que los incline su genio, 
y que se les franqueará en ía Academia. Los que 
teniendo un decente nacimiento, salud, costumbres, 
y disposición, aspiren á estos destinos, se presentarán 
jal ' xéfe del Cuerpo, para que elija los mas idóneos. 
Igualmente, el sujeto que sea capaz de enseñarles 
aquellos rudimentos, y cuidar de su educación, al que 
con el carácter militar que lo autorize se le dará el. 
sueldo de 25 pesos mensuales, y las demás comodidades 
que permita el establecimiento, amas, el desempeño de 
esta confianza, le hará acrehedor á la gratitud publica, 
v á las recompensas consiguientes al mérito. 



EXTRACTO 

Bel Boletín duodécimo del Ejercito Grande de Francia. 
Witepsk 7 de Agosto de 1812. 

„ DUNABOURG, que el enemigo había estado 
fortificando por espacio de cinco anos, donde ha consu- 
mido algunos millones, y que le ha costado mas de 
veinte mil hombres durante el trabajo, ha sido abando- 
nado sin un tiro de fusil, y está en nuestro poder, como 
las otras obras del enemigo, y como el campo atrinche- 
rado, que tenia en el Drissa.,, 

El exercito grande se compone de 122 regimientos 
de infantería de linea, cada uno de 5 batallones, y cada 
batallón de cerca de 600 hombres: 32 regimientos de 
infantería ligera : lo regimientos de caballería, que haeen 



el total de 528,400 soldados. Los departamentos de 
artillería á ingenieros 50,100. Las trapas auxiliares al 
servicio de la Francia, incluyendo la infantería, caballe- 
ría^ artillería, suben á 107,700, resultando una fuerza 
total de 686,200 hombres. 



EL gobierno de los Estados Unidos, según se dice:) 
no ha faltado asacar ventajas del presente estado de 
cosas negociando con los establecimientos Hispano- 
americanos. Inmediatamente después del terremoto? 
que esparció tanta ruina y horror en Caracas, el Execu- 
tivo americano envío á M. Scott en calidad de agente 
con socorros de un valor de cincuenta mil libras en 
provisiones, y con la promesa de ulteriores auxilios en 
artículos de guerra, y subsistencia. The Engiishman t 
30 de agosto, de 1812. 



„ SE hallan en Suecia dos hombes del mas distinguido 
mérito. El primero es el celebre Moreau, que salió de 
Nueva Yorck el 21 de Junio de pasage en Powhattan¿ 
para unirse á su amigo y compañero Bernardote. Se 
afirma que será empleado en el exercito luego. El 
otro personage es el General Prusiano Bulcher, que 
ha abandonado su patria por no poder tolerar su escla- 
vitud. Se ere que será empleado en el mismo exercito. 
Otros juzgan que ambos se unirán al exercito de Rusia* 
Gazeia del Janeyro de 14 de Octubre de 18L2. 

SE refiere que Napoleón, después de haber empleado 
con Bernardotte ya las amenazas, ya las promesas, le- 
ofreció la restitución de la Pomerania, Finlañdria, y 
los territorios, que le habia concedido en Francia é 
Italia, trayendole igualmente á la memoria su antigua 
amistad, y buenos ofidios. La contextacion de Ber- 
nardotte fue como sigue. 

La Pomerania puede ser restituida á la Suecia por la 
suerte de las armas : en quanto á la Fdandia ño os toca 
á vos disponer de ella. Por lo que mira á los bienes que 
se me dieron en Francia é Itafia, conté renunciarlos 
quando me hize Sueco. Habíais de nuestra antigua; 
amistad ! Peleamos juntos* y nuestros talentos y valor 
han sido largamente recompensados, los vuestros con el 
trono de la Francia, y los mios con el cetro de la Suecia., 
En quanto á las obligaciones, diré solamente, que los 
motivos de reconocimiento son casi iguales. Gazetá 
del Janeyro de 10 de Octubre de 1812, 









AURORA DZ CHILE. 



EL comercio, esta alma moral del mundo, este gran 
vinculo con qué el autor de la naturaleza ha ligado los 
pueblos dándoles produciones,genios,y climas diierentes, 
es un bien, cuyo incremento es proporcionado ó á su 
extensión, ó á su rapidez, á la manera del exércicio cor- 
poral que puede haceise, ó andando un largo espacio de 
terreno, 6 recorriendo muchas veces una habitación 
reducida. Esto mtimo sucede en el trauco interior y 
que se hace con pequeño principa!, y sin el qual no pue- 
den pasar los ciudadanos. En él suple la celeridad por 
la magnitud, y veinte compras y ventas chicas produ 
cen lo que una venta ó compra de una gran factura. 
El dinero, que por su lubricidad se introduce en todo, 
convierte en todo, y todo lo franquea es, decia Hume, 
el aceite que conserva el movimiento íacil de esta maqui- 
na Por eso los buenos economsias desean que lo haya 
de todos tamaños, para que mas fácilmente se convierta 
en todas las cosas, acomodándose á ellas¿ y no ellas a él. 
Asi en todo el mundo la cantidad de dinero se propor- 
ciona al numero, peso, y medida de las cosas comprables, 
y no estas á la moneda, como sucede en nuestro Chile. 
Por eso se dice en todas partes : la libra de pan vale tan- 
tos quartos, la de carne vale tantos, la vara de chorizos vale 
tantos maravediz &c. y no : véndame Vd. medio de papas, ' 
un rea! de carne, medio cíe pan &c. equivocando la medi- 
da con la cosa medible, y poniendo el signo en lugar 
del significado, ó la representación por lo representado. 
Por eso se ha procurado que se selle cierta porción de 
moneda menuda, y en cada estado hay su raeneda peculi- 
ar, y aun en las provincias suele haber una que solo circu- 
la en ellas; con lo que se consigue, que no extraj endose, 
no falta jamas. Este mismo objeto tiene la plata macu- 
quina, y con el mismo fin se acuñan los quartülos, de 
tanta utilidad, que bastaría á manifestarla el empeño 
que hacen por llevarlos fuera del Reyno, pagándolos á 
un precio que nos priva de la comodidad de su uso, & 
pesar de las grandes sumas que se han amonedado. 
Antes de su introducion se palpaba la necesidad de 
hacerlo en el arbitrio deque usaban los bodegoneros 
forjando unas monedas de plomo, de zuela, y de made- 
ra que llaman senas, pasa dar á los compradores, que 
llevaban de sus tiendas alguua especie que importaba 
menos de medio real, que era la moneda menor que 
habia entonces. Esta misma necesidad se palpa ahora 
por que si aquella disposición fue buena, también lo será 
adelantarla, y acabar de extinguir el mal que p